Skip to main content

Full text of "V.I. Lenin - Obras Escogidas"

See other formats


OBRAS, TOMO VIII (1918) 



V. I. Lenin 



Edicion: Progreso, Moscu 1973. 

Lengua: Castellano. 

Digitalizacion: Koba. 

Distribution: http://bolchetvo.blogspot.com/ 




Indice 



Prefacio 1 

VII congreso extraordinario del PC(B) de Rusia..2 

Las tareas principales de nuestros dias 23 

IV congreso extraordinario de los Soviets de toda 

Rusia 26 

Las tareas inmediatas del poder sovietico 38 

Borrador del plan de trabajos tecno-cientificos. .54 
Discurso en el soviet de Moscii de diputados 

obreros, campesinos y soldados rojos 55 

Seis tesis acerca de las tareas inmediatas del poder 

sovietico 58 

Acerca del infantilismo "izquierdista" y del 

espiritu pequenoburgues 60 

Tesis sobre la situacion actual 73 

El hambre 75 

La academia socialista de ciencias sociales 79 

Discurso en el I Congreso nacional de los 

consejos de economia 80 

Observaciones al proyecto de "reglamento para la 

administracion de las empresas nacionalizadas" 84 

Reunion conjunta del CEC de toda Rusia, del 

soviet de diputados obreros, campesinos y soldados 

rojos y de los sindicatos de Moscii 85 

Discurso en el I congreso nacional de maestros 

internacionalistas 95 

Sobre la organizacion de bibliotecas 96 

Discurso en un mitin que se dio en el Club de 

Sokolniki 97 

IV conferencia de los sindicatos y de los comites 
fabriles de Moscii 99 

Palabras profeticas 112 

El caracter democratico y socialista del poder 
sovietico 115 

V congreso de toda Rusia de los Soviets de 
diputados obreros, campesinos, soldados y 
combatientes del ejercito rojo 116 

Discurso pronunciado en la reunion conjunta del 
Comite Ejecutivo Central de toda Rusia, del soviet de 
Moscii, de los comites fabriles y de los sindicatos de 
Moscii 127 

jCamaradas obreros! jVamos a la lucha final, a la 
lucha decisiva! 135 

Carta a los obreros norteamericanos 137 

Discurso en un mitin que se dio en el museo 
politecnico 143 

Discurso en el I congreso nacional de instruccion 
piiblica 146 

Discurso en un mitin celebrado en la vieja fabrica 
deMichelson 148 

El caracter de nuestros periodicos 150 

Sesion conjunta del Comite Ejecutivo Central de 
toda Rusia, del soviet de Moscii, de los comites de 
fabrica y de los sindicatos 152 

Discurso en la reunion solemne del consejo 
central de toda Rusia y del consejo de Moscii de los 
sindicatos 158 



VI congreso extraordinario de los Soviets de toda 
Rusia de diputados obreros, campesinos, cosacos y 
soldados rojos 160 

Discurso en la inauguracion del monumento 
erigido a Marx y Engels 173 

Discurso en una reunion de delegados de los 
comites de campesinos pobres de las provincias 
centrales 174 

Discurso en el I congreso de obreras de toda 
Rusia 178 

Las preciosas confesiones de Pitirim Sorokin. 180 

Reunion de los cuadros del partido celebrada en 
Moscii 184 

Notas 195 



PREFACIO 



En el presente volumen de las Obras Escogidas 
en doce tomos se incluyen articulos, discursos y 
libros de Lenin escritos entre marzo y noviembre de 
1918. 

Al comienzo del tomo se insertan los informes 
presentaos por V. I. Lenin al VII Congreso del 
partido, que se celebro en marzo de 1918. En este 
congreso, lo mismo que en el IV Congreso 
Extraordinario de los Soviets, se discutio la 
ratificacion del Tratado de Paz de Brest. La inmensa 
mayoria de los delegados a los dos congresos apoyo 
el acuerdo del CC del partido de firmar este tratado 
de paz que, si bien fue concertado en condiciones 
durisimas para Rusia, proporciono la tregua necesaria 
al pueblo, atormentado hasta el extremo por los 
cuatro anos de guerra, el desbarajuste economico y el 
hambre. La postura de los eseristas de izquierda y de 
los comunistas de "izquierda", que exigian que no se 
firmase el tratado de paz y se declarase la "guerra 
revolucionaria" a Alemania, obtuvo tenaz resistencia. 
El IV Congreso de los Soviets ratifico el Tratado de 
Paz de Brest. 

Nada mas haberse concertado la paz, Lenin 
propuso en el articulo Las tareas inmediatas del 
Poder sovietico y en el informe homonimo que 
presento a la sesion del CEC de tosa Rusia el plan de 
restablecimiento y transformacion de la economia de 
Rusia, basandola en los principios socialistas. Las 
tareas principales que Lenin formulo; elevacion de la 
productividad del trabajo, introduccion de la 
contabilidad y el control mas rigurosos en la 
produccion y distribucion de los productos, el 
fortalecimiento maximo de la disciplina laboral y el 
desarrollo de la emulacion socialista. 

Al problema de las vias de paso del capitalismo al 
socialismo estan consagrados asimismo el articulo de 
Lenin Acerca del infantilismo "izquierdista" y del 
espiritu pequehoburgues, los discursos pronunciados 
en las sesiones del CEC de toda Rusia, del Soviet de 
Moscii y del I Congreso de los Consejos de 
Economia Nacional, etc. El pueblo sovietico, decia 
Lenin, tiene planteada la tarea de "transformar toda la 
suma de riquisimas reservas de cultura, de 
conocimientos y de tecnica acumuladas por el 
capitalismo e historicamente necesarias, 
indispensables para nosotros, de transformar todo eso 
de instrumento del capitalismo en instrumento del 



socialismo". 

Entonces se planteaba en primer piano la tarea de 
combatir el hambre, esta herencia del regimen 
autocratico y de los durisimos cuatro anos de guerra. 
En la alocucion a los obreros de Petrogrado El 
hambre se expone el plan leninista para combatirlo: 
crear destacamentos de obreros avanzados para 
organizar el suministro de comestibles e incorporar a 
los pobres del campo a esta labor. 

En el presente volumen se incluye la carta de 

Lenin a los obreros norteamericanos, escrita en 

agosto de 1918 cuando los imperialistas de 

Inglaterra, Francia, los EE.UU. y el Japon 

comenzaron la intervencion armada contra Rusia con 

el fin de destruir el Poder sovietico. Esta carta 

denunciaba con la mayor evidencia y fuerza de 

conviccion la voracidad y la hipocresia sin par de la 

politica de las potencias imperialistas que habian 

atacado a la joven Republica Sovietica. Si bien el 

propio envio de la carta de Lenin a los EE.UU. era 

algo complicado y dificil, debido al bloqueo de la 

Rusia Sovietica y a la intervencion, cruzo el oceano 

y, en diciembre de 1918, se publico en la prensa del 

ala revolucionaria del movimiento obrero 

norteamericano y luego en la prensa izquierdista de 

Francia e Inglaterra. La Carta a los obreros 

norteamericanos contribuyo a que se intensificase en 

esos paises el movimiento de protesta contra la 

intervencion armada de los imperialistas en la Rusia 

Sovietica. 
* * * 

Todas las obras incluidas en el tomo van en orden 
cronologico. Han sido traducidos de la 5 a edicion en 
ruso de las Obras Completas de V. I. Lenin, 
preparada por el Instituto de Marxismo-Leninismo 
adjunto al CC del PCUS, indicandose al pie de cada 
trabajo el tomo y las paginas correspondientes. 

LA EDITORIAL. 



VII CONGRESO EXTRAORDINARIO DEL PC(B) DE RUSIA. 



1. Informe politico del Comite Central, 7 de 
marzo. 

El informe politico podria consistir en la 
enumeracion de las medidas adoptadas por el CC; 
pero lo que requieren los presentes momentos no es 
un informe de esta naturaleza, sino un bosquejo de 
nuestra revolution en conjunto; solo un bosquejo asi 
puede ofrecer la unica argumentacion marxista de 
todas nuestras decisiones. Debemos examinar todo el 
curso precedente del desarrollo de la revolucion y 
esclarecer las causas por las cuales se ha modificado 
su ulterior desarrollo. En nuestra revolucion hay 
virajes que pueden tener inmensa importancia para la 
revolucion internacional; me refiero precisamente a 
la Revolution de Octubre . 

Los primeros exitos de la Revolucion de Febrero 2 
determinados por el hecho de que no solo la masa 
campesina, sino tambien la burguesia seguian al 
proletariado. De aqui la facilidad de la victoria sobre 
el zarismo, que no pudimos conseguir en 1905. La 
creacion espontanea de los Soviets de diputados 
obreros, por iniciativa propia de las masas, durante la 
Revolucion de Febrero repitio la experiencia de 1905 
y nos obligo a proclamar el principio del Poder 
sovietico. Las masas aprendian las tareas de la 
revolucion en su propia experiencia de lucha. Los 
acontecimientos de los dias 20 y 21 de abril 3 
constituyen una combinacion peculiar de una 
manifestacion con algo parecido a una insurreccion 
armada. Fue lo bastante para que cayera el gobierno 
burgues. Comienza entonces un largo periodo de 
politica conciliadora, derivada de la propia naturaleza 
del gobierno pequenoburgues instalado en el poder. 
Los acontecimientos de julio 4 no podian traer todavia 
la dictadura del proletariado, pues las masas no 
estaban aiin preparadas. Por eso, ninguna 
organizacion responsable las invito a ello. Pero los 
acontecimientos de julio tuvieron una gran 
importancia en el sentido de que constituyeron una 
exploracion realizada en el campo enemigo. La 
korniloviada 5 y los acontecimientos posteriores, que 
fueron ensenanzas practicas, hicieron posible la 
victoria de octubre. El error de quienes querian 
compartir tambien el poder en octubre 6 consiste en 
que no supieron establecer un vinculo entre la 
victoria de octubre y las jornadas de julio, la 
ofensiva, la korniloviada, etc., etc., acontecimientos 



todos ellos que llevaron a la mente de la masa de 
millones de hombres la idea de que el Poder 
sovietico era una cosa inevitable. A continuacion, 
viene nuestra marcha triunfal por toda Rusia, 
acompanada por el anhelo de paz que invadia a 
todos. Sabemos que con una renuncia unilateral a la 
guerra no obtendremos la paz. Esto ya lo habiamos 
senalado en la Conferencia de Abril 7 . En el periodo 
que va de abril a octubre, los soldados se dieron 
perfecta cuenta de que la politica de conciliacion no 
hacia mas que prolongar la guerra y provocar 
intentos salvajes y absurdos de los imperialistas de 
emprender la ofensiva, de enzarzarse aiin mas en una 
guerra que duraria anos y anos. En este terreno era 
preciso pasar a toda costa y lo antes posible a una 
politica activa de paz, era preciso poner el poder en 
manos de los Soviets y barrer por completo la 
propiedad terrateniente. Esta ultima era apoyada, 
como sabeis, no solo por Kerenski, sino tambien por 
Avxentiev, que llego incluso a ordenar la detencion 
de los miembros de los comites agrarios. Y fue esta 
politica y la consigna de "jEl poder a los Soviets!", 
que nosotros ibamos inculcando a las grandes masas 
populares, las que nos permitieron en octubre triunfar 
con tanta facilidad en Petrogrado, las que 
convirtieron los ultimos meses de la revolucion rusa 
en una marcha triunfal ininterrumpida. 

La guerra civil se convirtio en un hecho. Lo que 
nosotros predeciamos al comienzo de la revolucion, e 
incluso al comienzo de la guerra, y hacia lo que gran 
parte de los medios socialistas manifestaban entonces 
su desconfianza o incluso su ironia, es decir, la 
transformacion de la guerra imperialista en guerra 
civil, el 25 de octubre de 1917 se convirtio en un 
hecho para uno de los paises beligerantes mayores y 
mas atrasados. En esta guerra civil, la inmensa 
mayoria de la poblacion estuvo a nuestro lado, y en 
consecuencia, la victoria se nos dio con 
extraordinaria facilidad. 

Adondequiera que fuesen, las tropas que 
abandonaban el frente eran portadoras del maximo de 
decision revolucionaria de acabar con la politica 
conciliadora; y los elementos partidarios de dicha 
politica, la guardia blanca, los retonos de los 
terratenientes quedaron privados de todo apoyo entre 
la poblacion. Con el paso de las grandes masas y de 
las unidades militares, que avanzaban contra 



VII congreso extraordinario del PC(B) de Rusia 



nosotros, al lado de los bolcheviques, la guerra contra 
dichos elementos se convirtio en una marcha triunfal 
de la revolucion. Esto lo hemos visto en Petrogrado, 
en el frente de Gatchina, donde vacilaron los cosacos 
que Kerenski y Krasnov intentaban lanzar contra la 
capital roja. Esto lo hemos visto mas tarde en Moscii, 
en Oremburgo y en Ucrania. Por toda Rusia se 
encrespaba la ola de la guerra civil, y en todas partes 
triunfabamos con extraordinaria facilidad 
precisamente porque el fruto estaba maduro, porque 
las masas ya habian pasado por toda la experiencia 
de la politica de pactos con la burguesia. Nuestra 
consigna de "jTodo el poder a los Soviets!", 
comprobada en la practica por las masas a lo largo de 
una gran experiencia historica, prendio con fuerza en 
ellas. 

Por esta razon constituyeron una marcha triunfal 
tan rotunda los primeros meses de la revolucion rusa 
que siguieron al 25 de octubre de 1917. Esta marcha 
triunfal relegaba a segundo piano, hacia olvidar las 
dificultades con las que la revolucion socialista 
tropezo desde los primeros momentos y con las que 
no podia menos de tropezar. Una de las diferencias 
fundamentales entre la revolucion burguesa y la 
revolucion socialista consiste en que, para la 
revolucion burguesa, que brota del feudalismo, se 
van creando gradualmente, en el seno del viejo 
regimen, nuevas organizaciones economicas que 
modifican poco a poco todos los aspectos de la 
sociedad feudal. La revolucion burguesa tenia una 
sola mision: barrer, arrojar, romper todas las ataduras 
de la sociedad anterior. Al cumplir esta tarea, toda 
revolucion burguesa lleva a cabo cuanto de ella se 
exige: intensificar el desarrollo del capitalismo. 

Muy distinta es la situacion en que se halla la 
revolucion socialista. Cuanto mas atrasado es el pais 
que, en virtud de los zigzags de la historia, ha tenido 
que comenzar la revolucion socialista, mas dificil le 
resulta pasar de las viejas relaciones capitalistas a las 
relaciones socialistas. Aqui, a las tareas destructivas 
se anaden otras nuevas, de inaudita dificultad: las de 
organizacion. Si la iniciativa creadora popular de la 
revolucion rusa, que paso por la gran experiencia de 
1905, no hubiera creado ya en febrero de 1917 los 
Soviets, estos en modo alguno habrian podido tomar 
el poder en octubre, pues el exito solo dependia de 
que el movimiento, que abarcaba a millones de 
personas, contase con formas de organizacion ya 
plasmadas. Estas formas ya plasmadas fueron los 
Soviets, y por ello, nos aguardaban exitos tan 
brillantes en el terreno politico y una marcha triunfal 
ininterrumpida como la que hemos realizado, pues la 
nueva forma de poder politico estaba ya dispuesta y 
solo nos restaba transformar mediante algunos 
decretos aquel poder de los Soviets que en los 
primeros meses de la revolucion se hallaba en estado 
embrionario, en forma legalmente reconocida y 
afianzada en el Estado ruso: en la Republica 



Sovietica de Rusia. Esta surgio de golpe y con tanta 
facilidad porque, en febrero de 1917, las masas 
crearon los Soviets, antes incluso de que ningiin 
partido hubiese tenido siquiera tiempo de lanzar esta 
consigna. Ha sido el mismo genio creador del pueblo 
el que, despues de haber pasado por la amarga 
experiencia de 1905, aleccionado por ella, diera esta 
forma de poder proletario. La consecucion de la 
victoria sobre el enemigo interior fue una tarea facil 
en sumo grado. Fue de una facilidad extraordinaria 
crear el poder politico, pues las masas nos 
proporcionaron la armazon, la base de este poder. La 
Republica de los Soviets nacio de golpe. Pero 
quedaban todavia dos problemas de una dificultad 
inmensa cuya solucion en modo alguno podia ser 
aquel camino triunfal por el que avanzo en los 
primeros meses nuestra revolucion. No nos cabia ni 
podia cabemos la menor duda de que, en lo sucesivo, 
la revolucion socialista iba a tropezar con tareas de 
una dificultad gigantesca. 

Primero, las tareas de organizacion interna que se 
plantean a toda revolucion socialista. La diferencia 
entre la revolucion socialista y la revolucion 
burguesa esta, precisamente, en que, en el segundo 
caso, existen formas plasmadas de relaciones 
capitalistas, mientras que el Poder sovietico, poder 
proletario, no se encuentra con relaciones plasmadas, 
si se prescinde de las formas mas desarrolladas del 
capitalismo, que en el fondo abarcan solo en pequena 
medida a los sectores superiores de la industria y 
muy escasamente a la agricultura. La organizacion de 
la contabilidad, el control sobre las empresas mas 
importantes, la transformacion de todo el mecanismo 
economico del Estado en una sola gran maquina, en 
un organismo economico que funcione de modo que 
centenares de millones de personas se rijan por un 
solo plan: he ahi la inmensa tarea de organizacion 
que recayo sobre nuestros hombros. Dadas las 
condiciones actuales del trabajo, este problema no 
admitia en absoluto una solucion improvisada, como 
las que soliamos dar a los problemas de la guerra 
civil. La propia naturaleza del asunto impedia tales 
soluciones. Si habiamos triunfado con tanta facilidad 
sobre las fuerzas de Kaledin 8 y creado la Republica 
Sovietica con una resistencia que no merecia siquiera 
gran atencion fue porque tal curso de los 
acontecimientos habia sido prejuzgado ya por todo el 
desarrollo objetivo precedente, de manera que solo 
faltaba pronunciar la ultima palabra, cambiar el 
rotulo y, en lugar de "los Soviets constituyen una 
organizacion profesional", poner "los Soviets 
constituyen la unica forma de poder del Estado"; si 
esto era asi, en el terreno de los problemas de 
organizacion las cosas se presentaban de modo muy 
distinto. Aqui encontrarnos dificultades inmensas. 
Aqui, desde el primer momento, fue evidente, para 
todo el que quisiera examinar con detenimiento los 
problemas de nuestra revolucion, que la 



V. I. Lenin 



descomposicion que la guerra habia llevado a la 
sociedad capitalista solo podia ser vencida con una 
tenaz autodisciplina durante un periodo prolongado; 
solo con metodos extraordinariamente duros, largos y 
tenaces podremos superar esta descomposicion y 
veneer a los elementos que contribuyeron a 
acrecentarla y tenian la revolucion por un medio de 
desembarazarse de las viejas cadenas, procurando 
sacar de ella la mayor tajada posible. La aparicion de 
estos elementos a gran escala era un fenomeno 
inevitable en un pais de pequefios campesinos y en 
unos momentos de indecible ruina. Y nos espera una 
lucha contra estos elementos, lucha cien veces mas 
dificil que no promete posiciones efectistas de 
ningiin genero, una lucha que apenas hemos iniciado. 
Nos hallamos en el primer peldano de esta lucha. Nos 
esperan todavia duras pruebas. En este caso, dada la 
situacion objetiva de las cosas, en modo alguno 
podremos limitarnos a marchar triunfalmente a 
banderas desplegadas, como lo hicimos contra las 
tropas de Kaledin. Todo el que intentase trasladar 
este metodo de lucha a los problemas de 
organizacion que se alzan en el camino de la 
revolucion sufriria un fracaso rotundo como politico, 
como socialista y como dirigente de la revolucion 
socialista. 

Y la misma suerte les esperaba a algunos de 
nuestros jovenes camaradas que se entusiasmaban de 
la inicial marcha victoriosa de la revolucion en el 
momento en que ante esta se alzo la segunda 
dificultad gigantesca: la cuestion internacional. Si 
hemos podido acabar de manera tan facil con las 
bandas de Kerenski, si hemos instaurado con tanta 
facilidad nuestro poder, si hemos conseguido sin la 
menor dificultad los decretos de socializacion de la 
tierra y del control obrero 9 si hemos logrado de 
manera tan facil todo esto se debe exclusivamente a 
que las condiciones favorables creadas durante breve 
tiempo nos protegieron del imperialismo 
internacional. El imperialismo internacional, con 
todo el poderio de su capital, con su maquina belica 
muy bien organizada, que constituye la verdadera 
fuerza, la verdadera fortaleza del capital 
internacional, en modo alguno, ni bajo condicion 
alguna, podia acostumbrarse a vivir al lado de la 
Republica Sovietica tanto por su situacion objetiva 
como por los intereses economicos de la clase 
capitalista que el encarna; y no podia en virtud de los 
vinculos comerciales, de las relaciones financieras 
internacionales. Aqui el conflicto es inevitable. En 
ello reside la mas grande dificultad de la revolucion 
rusa, su mayor problema historico: la necesidad de 
resolver los problemas internacionales, la necesidad 
de provocar la revolucion internacional; la necesidad 
de realizar el paso de nuestra revolucion, como 
revolucion estrechamente nacional, a la revolucion 
mundial. Este problema se nos planteaba con toda su 
extraordinaria dificultad. Repito, una gran parte de 



nuestros jovenes amigos, que se consideran 
izquierdistas, ha comenzado a olvidar lo mas 
importante, a saber: la razon por la cual, durante las 
semanas y meses del grandioso triunfo que siguio a 
Octubre, hemos podido seguir marchando de triunfo 
en triunfo con tanta facilidad. Y, sin embargo, esto ha 
sido posible unicamente porque la especial coyuntura 
internacional que se habia formado nos ha protegido 
temporalmente del imperialismo. Otras cosas le 
preocupaban mas que nosotros. Tambien a nosotros 
nos parecio que otras cosas debian preocuparnos mas 
que el imperialismo. Y a algunos imperialistas les 
preocupaban mas otras cosas que nosotros 
unicamente porque toda la inmensa fuerza 
sociopolitica y militar del actual imperialismo 
mundial se hallaba en ese momento dividida en dos 
grupos por una guerra intestina. Enzarzados en esta 
guerra, las fieras imperialistas han llegado a extremos 
increibles, a empenarse en una lucha a muerte hasta 
el punto de que ninguno de estos grupos ha podido 
concentrar fuerzas de alguna importancia contra la 
revolucion rusa. En octubre coincidimos 
precisamente con este momento: nuestra revolucion 
ha coincidido precisamente -esto es paradojico, pero 
justo- con el feliz momento en que sobre la gran 
mayoria de los paises imperialistas se habian abatido 
inauditas calamidades en forma de exterminio de 
millones de vidas; momento en que la guerra 
extenuaba a los pueblos con estragos nunca vistos; 
momento en que, en el cuarto ano de guerra, los 
paises beligerantes se encontraban en un callejon sin 
salida, en una encrucijada; momento en que se 
planteaba objetivamente la cuestion de si podrian 
seguir luchando unos pueblos que habian sido 
llevados a semejante situacion. Solo gracias al hecho 
de que nuestra revolucion ha coincidido con este feliz 
momento en que ninguno de los dos gigantescos 
grupos de fieras se hallaba en estado de lanzarse 
inmediatamente el uno sobre el otro ni podia 
agruparse contra nosotros; solo aprovechando, como 
efectivamente aprovecho nuestra revolucion, este 
momento en las relaciones politicas y economicas 
internacionales pudo recorrer su brillante camino 
triunfal en la Rusia europea, pasar a Finlandia y 
comenzar a conquistar el Caucaso y Rumania. Solo 
asi puede explicarse el que entre nosotros, en los 
circulos avanzados de nuestro partido, aparecieran 
militantes, intelectuales superhombres a quienes se 
les subio a la cabeza esta marcha triunfal y los cuales 
decian: nosotros venceremos al imperialismo 
internacional; tambien alii el camino que se ha de 
recorrer sera un camino triunfal; alii no existen 
verdaderas dificultades. Esto diverge de la situacion 
objetiva de la revolucion rusa, que ha aprovechado 
solo las dificultades temporales del imperialismo 
internacional, pues la maquina que debia lanzarse 
sobre nosotros, lo mismo que un tren se lanza contra 
una carretilla y la destroza, se detuvo temporalmente, 



VII congreso extraordinario del PC(B) de Rusia 



y se detuvo porque habian chocado entre si dos 
grupos de fieras. Tanto aqui como alii, el movimiento 
revolucionario iba en crecimiento; pero en todos los 
paises imperialistas sin excepcion este movimiento 
revolucionario se hallaba todavia, en la mayoria de 
los casos, en estado incipiente. El ritmo de su 
desarrollo era distinto por completo del de Rusia. 
Para todo el que se de tuviese a meditar sobre las 
premisas economicas de la revolucion socialista en 
Europa no podia menos de resultar evidente que en 
Europa es muchisimo mas dificil comenzar la 
revolucion, mientras que en Rusia es 
inconmensurablemente mas facil comenzarla, pero 
sera mas dificil continuarla. Esta situacion objetiva 
ha sido la causa de que tuvieramos que dar un viraje 
historico extraordinariamente dificil y brusco. 
Despues de una marcha triunfal tan rotunda como la 
que nemos hecho en los meses de octubre, noviembre 
y diciembre en nuestro frente interior, combatiendo a 
nuestra contrarrevolucion, a los enemigos del Poder 
sovietico, hubimos de chocar con el verdadero 
imperialismo internacional, rebosante de verdadero 
odio a nosotros. Del periodo de marcha triunfal 
tuvimos que pasar a un periodo en que la situacion 
era de una dureza y una dificultad extraordinarias y 
de la que, naturalmente, no podiamos salir con 
simples palabras o consignas brillantes -por muy 
agradable que esto fuese-, pues en nuestro 
desorganizado pais teniamos unas masas 
terriblemente cansadas que habian llegado a un 
estado tal que no habia posibilidad alguna de seguir 
luchando, con unas masas tan extenuadas por tres 
anos de guerra agotadora que, desde el punto de vista 
militar, se hallaban un estado de completa inutilidad. 
Ya antes de la Revolucion de Octubre habiamos visto 
como representantes de las masas de soldados, que 
no pertenecian al partido bolchevique, no tenian 
inconveniente en proclamar la verdad ante toda la 
burguesia, diciendo que el ejercito ruso no 
continuaria la guerra. Esta situacion del ejercito fue 
causa de una crisis gigantesca. El pais de pequenas 
haciendas campesinas, al que la guerra ha 
desorganizado y conducido a un estado calamitoso, 
se halla en una situacion de extraordinaria gravedad 
no tenemos ejercito, pero hemos de seguir viviendo 
al lado de un feroz bandido armado hasta los dientes, 
que era y sigue siendo por ahora un bandido y al que, 
naturalmente, no se puede persuadir con predicas de 
paz sin anexiones ni contribuciones. Era como si un 
manso animal domestico estuviese al lado de un tigre 
y tratase de convencerlo de que la paz tiene que ser 
una paz sin anexiones ni contribuciones. Pero una 
paz sin anexiones ni contribuciones no podia 
conseguirse mas que atacando al tigre. Ciertos 
circulos dirigentes de nuestro partido -los 
intelectuales y algunas organizaciones obreras- 
intentaron deshacerse de esta perspectiva sobre todo 
mediante frases y evasivas: las cosas no deben 



suceder asi. Esta paz constituia una perspectiva 
demasiado inverosimil para que nosotros, que hasta 
ahora habiamos ido al combate a banderas 
desplegadas y que con nuestros gritos habiamos 
derrotado a todos los enemigos, pudiesemos ceder, 
pudiesemos aceptar unas condiciones humillantes. 
jjamas! Somos unos revolucionarios demasiado 
orgullosos, y, ante todo, decimos: "Los alemanes no 
podran atacar". 

Esa era la primera salvedad con la que se 
consolaban dichas gentes. La historia nos ha 
colocado en los momentos presentes en una situacion 
extraordinariamente dificil; al mismo tiempo que 
realizamos una labor organica de inusitada dificultad, 
tenemos que pasar por toda una serie de torturantes 
derrotas. Si examinamos la situacion a escala 
historica mundial, no cabe la menor duda de que, si 
nuestra revolucion se quedase sola, si no existiese un 
movimiento revolucionario en otros paises, no 
existiria ninguna esperanza de que llegase a alcanzar 
el triunfo final. Si el partido bolchevique se ha hecho 
cargo de todo, lo ha hecho convencido de que la 
revolucion madura en todos los paises, y que, a la 
larga -y no a la corta-, cualesquiera que fuesen las 
dificultades que hubieramos de atravesar, 
cualesquiera que fuesen las derrotas que tuviesemos 
deparadas, la revolucion socialista internacional tiene 
que venir, pues ya viene, tiene que madurar, pues ya 
madura y llegara a madurar del todo. Nuestra 
salvacion de todas estas dificultades -repito- esta en 
la revolucion europea. Partiendo de esta verdad, 
verdad completamente abstracta, y orientandonos por 
ella, tenemos que cuidar de que esta verdad no se 
convierta con el tiempo en una frase huera, ya que 
toda verdad abstracta, aplicada sin sometimiento a 
ningiin analisis, se convierte en una frase huera. Si 
decis que tras cada huelga se oculta la hidra de la 
revolucion y que quien no lo comprende no es 
socialista, habreis dicho una verdad. En efecto, tras 
cada huelga se oculta la revolucion socialista. Pero si 
decis que cada huelga constituye un paso directo 
hacia la revolucion socialista, habreis dicho una frase 
huera. Hemos oido esta eterna cantinela hasta la 
saciedad, hasta el punto de que los obreros han 
desechado todas estas frases anarquistas, pues tan 
indudable es que tras cada huelga se esconde la hidra 
de la revolucion socialista como absurda por 
completo la afirmacion de que de cada huelga se 
puede pasar a la revolucion. Tan indiscutible en 
absoluto es que todas las dificultades de nuestra 
revolucion solo podran ser superadas cuando madure 
la revolucion socialista mundial, que esta madurando 
ahora en todas partes, como absurda por completo la 
afirmacion de que no debe preocuparnos cada 
dificultad determinada, concreta, del momento, de 
nuestra revolucion, diciendo: "Baso mis calculos en 
el movimiento socialista internacional y, por tanto, 
puedo hacer toda clase de tonterias". "Liebknecht me 



V. I. Lenin 



sacara de apuros, pues el triunfara de todas las 
maneras". Organizara las cosas de tal modo y 
senalara todo de antemano de tal modo que no 
tendremos mas que tomar los modelos ya acabados, 
de igual manera que tomamos de Europa Occidental 
la doctrina marxista ya acabada, quizas gracias a lo 
cual haya triunfado esta doctrina en Rusia en unos 
cuantos meses, mientras que para su triunfo en 
Europa Occidental nan sido precisas decenas de anos. 
Asi pues, este trasplante del viejo metodo de resolver 
el problema de la lucha mediante una marcha triunfal 
al nuevo periodo historico constituye una aventura 
que no conduce a nada; este nuevo periodo historico 
que ya ha llegado, nos coloca ante un bandido 
internacional, el imperialismo de Alemania, donde la 
revolucion madurando, pero donde, indudablemente, 
no ha madurado todavia, y no ante esos baldragas de 
Kerenski y Kornilov. La afirmacion de que el 
enemigo no se decidiria a atacar la revolucion era 
una aventura de esta naturaleza. Las negociaciones 
de Brest no representan todavia el momento en que 
deberiamos aceptar cualesquiera condiciones de paz. 
La correlacion objetiva de fuerzas correspondia a una 
situacion en la que la obtencion de una tregua era 
poco. Las negociaciones de Brest tenian que 
demostrar que los alemanes iban a atacar, que la 
sociedad alemana no estaba lo suficientemente 
prenada de revolucion para que esta pudiese estallar 
inmediatamente. Y no podemos achacar a los 
imperialistas alemanes el que, con su conducta, no 
hubiesen preparado todavia esta explosion o, como 
dicen nuestros jovenes amigos que se consideran 
izquierdistas, una situacion en la que las tropas 
alemanas no pudiesen atacar. Cuando se les dice que 
no tenemos ejercito, que nos hemos visto obligados a 
desmovilizarlo -y nos hemos visto obligados, a pesar 
de que no hemos olvidado ni por un momento que al 
lado de nuestro manso animal domestico se 
encontraba un tigre-, no lo quieren comprender. Y si 
nos vimos obligados a desmovilizar el ejercito, en 
modo alguno habiamos olvidado que no es posible 
poner fin a la guerra con la orden unilateral de clavar 
las bayonetas en tierra. 

^Como ha podido ocurrir, en general, que ninguna 
corriente, ninguna tendencia, ninguna organizacion 
de nuestro partido se haya manifestado contra esta 
desmovilizacion? ^Nos habremos vuelto 
completamente locos? Nada de eso. Los militares, 
que no eran bolcheviques, decian ya antes de Octubre 
que el ejercito no podia luchar, que no habia 
posibilidad de retenerlo en el frente unas cuantas 
semanas. Despues de Octubre, esto fue evidente para 
todo el que quisiera ver los hechos, la amarga y 
desagradable verdad, y no esconderse o taparse los 
ojos, escabullendose con frases vanidosas. No 
tenemos ejercito. No hay posibilidad de retenerlo en 
el frente. Lo mejor que podemos hacer es 
desmovilizarlo cuanto antes. Es la parte enferma de 



un organismo, es la parte que ha experimentado 
sufrimientos indecibles, que ha sido atormentada por 
las privaciones de una guerra en la que habia entrado 
sin preparacion tecnica y de la que salio en tal estado 
que era presa del panico ante cada ofensiva. No se 
puede increpar por esto a unos hombres que han 
padecido sufrimientos tan inauditos. Los soldados 
han dicho con toda sinceridad en centenares de 
resoluciones, incluso en el primer periodo de la 
revolucion rusa, que "nos hemos ahogado en sangre; 
no podemos seguir luchando". Se podia haber 
aplazado artificialmente la terminacion de la guerra; 
se podia haber recurrido a las trapacerias de 
Kerenski; se podia aplazar el final por unas cuantas 
semanas, pero la realidad objetiva se abria paso. El 
ejercito es la parte enferma del organismo estatal 
ruso que no puede seguir soportando el peso de la 
guerra. Cuanto antes lo desmovilicemos, tanto menos 
tardara en reabsorberse entre las partes que no han 
sido contaminadas del todo, tanto antes estara el pais 
preparado para nuevas y duras pruebas. Esto es lo 
que nos guiaba cuando tomamos unanimemente, sin 
la menor protesta, una decision absurda desde el 
punto de vista de los acontecimientos exteriores: la 
de desmovilizar el ejercito. Fue una medida acertada. 
Nosotros deciamos que intentar retener el ejercito era 
una ilusion pueril. Cuanto antes desmovilicemos el 
ejercito, tanto mas pronto comenzara el 
restablecimiento de todo el organismo social en su 
conjunto. Por esta razon la frase revolucionaria "los 
alemanes no pueden atacar", de la que derivaba esta 
otra: "podemos proclamar el fin de la guerra; ni 
guerra ni conclusion de la paz", constituian un error 
tan profundo y una sobrestimacion tan amarga de los 
acontecimientos. Pero <^y si los alemanes atacan? 
"No, los alemanes no pueden atacar". <^Pero acaso 
teneis derecho a jugaros a una carta no la suerte de la 
revolucion internacional, sino el problema concreto 
de saber si no vais a desempenar el papel de 
auxiliares del imperialismo aleman cuando llegue 
dicho momento? Pero nosotros, que desde octubre de 
1917 nos hemos convertido todos en defensistas, en 
partidarios de la defensa de la patria, sabemos que 
hemos roto con los imperialistas no de palabra, sino 
de hecho, pues hemos denunciado los tratados 
secretos 11 , hemos vencido a la burguesia en nuestro 
pais y propusimos abiertamente una paz honrosa de 
modo que todos los pueblos pudieran ver 
practicamente todas nuestras intenciones. ^Como ha 
podido ocurrir que unas personas verdaderamente 
partidarias de la defensa de la Republica Sovietica 
hayan ido a una aventura nueva ha dado sus frutos? 
Y esto es un hecho, pues la dura crisis por que 
atraviesa nuestro partido, con motivo de la formacion 
dentro de el de una oposicion de "izquierda", es una 
de las mayores crisis por las que ha pasado la 
revolucion rusa. 

Esta crisis sera superada. Jamas nuestro partido ni 



VII congreso extraordinario del PC(B) de Rusia 



nuestra revolucion se estrellaran contra esta crisis, 
aunque en el caso presente esto ha estado a punto de 
ocurrir, ha sido muy posible. La garantia de que no 
nos estrellaremos contra este problema reside en que 
el viejo metodo de resolver las discrepancias 
fraccionales, metodo basado en una cantidad 
extraordinaria de publicaciones y discusiones, y que 
contaba con buen numero de escisiones, ha sido 
sustituido por un nuevo metodo de aprender aportado 
por los acontecimientos. Este metodo consiste en 
contrastarlo todo con los hechos, los acontecimientos 
y las ensenanzas de la historia universal. Decis que 
los alemanes no pueden atacar. Segiin vuestra tactica, 
podiamos declarar terminada la guerra; pero la 
historia os ha aleccionado, refutando esta ilusion. Si, 
la revolucion alemana va creciendo, pero no como 
quisieramos, no crece con la rapidez que seria del 
agrado de los intelectuales rusos, no crece al ritmo 
establecido en octubre por nuestra historia, cuando 
llegabamos a cualquier ciudad, proclamabamos el 
Poder sovietico y, a los pocos dias, las nueve 
decimas partes de los obreros se venian con nosotros. 
La revolucion alemana tiene la desgracia de no 
avanzar con tanta rapidez. Pero ^quien debe hacer 
caso de quien: nosotros de la revolucion alemana o la 
revolucion alemana de nosotros? Vosotros quisisteis 
que la revolucion alemana hiciese caso de vosotros, 
pero la historia os ha dado una leccion. Y es una 
leccion, porque constituye una verdad absoluta el 
hecho de que sin la revolucion alemana estamos 
perdidos. Quiza no sea a Petrogrado ni a Moscii, sino 
a Vladivostok o aun a lugares mas lejanos, a los que 
tengamos que trasladarnos, y de los que nos separa 
una distancia mayor que la mediante entre 
Petrogrado y Moscii. Pero, de todos modos, y con 
todas las peripecias posibles e imaginables, si la 
revolucion alemana no estalla, estamos perdidos. Sin 
embargo, esto no nos hace vacilar ni un apice en 
nuestra conviccion de que debemos saber soportar las 
situaciones mas dificiles sin fanfarronadas. 

La revolucion no llegara tan pronto como 
esperabamos. La historia lo ha demostrado y hay que 
saber aceptarlo como un hecho, hay que aprender a 
tener en cuenta que la revolucion socialista mundial 
en los paises avanzados no puede comenzar de 
manera tan facil como en Rusia, pais de Nicolas y de 
Rasputin, y donde, para gran parte de la poblacion, 
era indiferente por completo saber que clase de 
pueblos viven en la periferia y que es lo que alii 
ocurre. En un pais de esta naturaleza, comenzar la 
revolucion era tan facil como levantar una pluma. 

Pero en un pais donde el capitalismo se ha 
desarrollado y ha dado una cultura democratica y una 
organizacion que alcanzan hasta el ultimo hombre, 
comenzar la revolucion sin la debida preparacion es 
un desatino, un absurdo. En este caso no hacemos 
mas que abordar el penoso periodo del comienzo de 
las revoluciones socialistas. Y esto es un hecho. 



Quiza esta revolucion -y esto es plenamente posible- 
triunfe dentro de pocas semanas, dentro de unos 
cuantos dias. Nosotros no lo sabemos ni lo sabe 
nadie, y no podemos jugarnoslo a una carta. Es 
preciso estar preparados para dificultades 
extraordinarias, para derrotas extraordinariamente 
duras e inevitables, porque la revolucion no ha 
comenzado todavia en Europa, aunque puede 
comenzar manana, y, naturalmente, cuando comience 
ya no nos atormentaran mas nuestras dudas, ya no se 
planteara la cuestion de la guerra revolucionaria, sino 
que no habra mas que una marcha triunfal 
ininterrumpida. Esto ocurrira, esto tiene que ocurrir 
sin falta, pero no ha ocurrido aun. Este es un hecho 
simple que nos ha ensenado la historia, es un hecho 
con el que la historia nos ha pegado fuerte y ya es 
sabido que hombre escarmentado vale por dos. Por 
eso, despues de que la historia nos ha pegado tan 
fuerte a proposito de esta esperanza nuestra de que 
los alemanes no podrian atacar y de que nosotros 
podriamos avanzar, confiando en nuestros "hurras", 
considero que esta leccion, gracias a nuestras 
organizaciones sovieticas, llegar muy pronto a la 
conciencia de las masas de toda la Rusia Sovietica. 
Estas masas se mueven, se preparan, se aprestan para 
el congreso, votan resoluciones, meditan sobre todo 
lo que acaba de pasar. Lo que ahora esta pasando 
entre nosotros no son las viejas discusiones de antes 
de la revolucion, que quedaban limitadas a circulos 
estrechos de partido, sino que todas las decisiones se 
someten a la discusion de las masas, que reclaman la 
comprobacion de estas decisiones por la experiencia 
por la practica y que nunca se dejan arrastrar por 
frases faciles ni desviar del camino trazado por el 
curso objetivo de los acontecimientos. Naturalmente, 
podemos desentendernos de las dificultades que se 
alzan ante nosotros, cuando unos hallamos frente a 
un intelectual o un bolchevique de izquierda. Estos, 
naturalmente, pueden desentenderse de cuestiones 
tales como la de que uno tenemos ejercito o la de que 
la revolucion no se desencadena en Alemania. Las 
masas multitudinarias -y la politica empieza alii 
donde hay millones de personas; la politica seria 
empieza alii donde hay no miles, sino millones de 
personas- y los millones de personas saben lo que es 
el ejercito, han visto a los soldados que volvian del 
frente. Saben -nos referimos a la verdadera masa y no 
a individuos sueltos- que no podemos luchar, que 
todo hombre ha sufrido en el frente cuanto se pueda 
imaginar. La masa ha comprendido la verdad, y esta 
verdad consiste en que, si no tenemos ejercito, y a 
nuestro lado hay un bandido feroz, no tendremos mas 
remedio que firmar un tratado de paz, por duro y 
humillante que sea. Esto es inevitable mientras no 
nazca la revolucion, mientras no saneemos nuestro 
ejercito, mientras no hagamos que los soldados 
vuelvan a sus casas. Mientras no hagamos esto, no 
devolveremos la salud al enfermo. No someteremos a 



V. I. Lenin 



la fiera alemana con mera audacia, no nos 
desembarazaremos de ella como nos 
desembarazamos de Kerenski y de Kornilov. Es esta 
una leccion que las masas han aprendido sin los 
subterfugios que querian ofrecerles ciertas personas 
deseosas de cerrar los ojos a la triste realidad. 

Al principio, durante los meses de octubre y 
noviembre, una marcha triunfal ininterrumpida. De 
pronto, la revolucion rusa es derrotada en pocas 
semanas por el bandido aleman, la revolucion rusa se 
halla dispuesta a aceptar las condiciones de un 
tratado leonino. Si, los virajes de la historia son muy 
duros; y en nuestra historia estos virajes son siempre 
duros. Cuando en 1907 firmamos con Stolypin un 
tratado interior bochornoso en grado excepcional y 
tuvimos que pasar por el establo de la Duma 
stolypiniana, aceptando un compromiso al firmar los 
papeluchos monarquicos 12 , vivimos, aunque a menor 
escala, lo mismo que estamos viviendo hoy. 
Entonces, unos hombres pertenecientes a la mejor 
vanguardia de la revolucion decian (y tampoco 
dudaban un momento de que les asistia la razon): 
"Nosotros somos unos revolucionarios orgullosos, 
creemos en la revolucion rusa y jamas entraremos en 
las instituciones legales de Stolypin". Si, entrareis. 
La vida de las masas, la historia son mas fuertes que 
vuestras afirmaciones. Y si no entrais, la historia os 
obligara a entrar. Y al primer viraje de la historia, 
estos elementos, que eran muy izquierdistas, no 
dejaron, como fraccion, mas rastro que una 
humareda. Si entonces supimos seguir siendo 
revolucionarios, trabajar en condiciones penosas y 
salir de nuevo de aquella situacion, tambien ahora 
sabremos salir de esta, porque no es un capricho 
nuestro, sino la necesidad objetiva creada en un pais 
arruinado hasta mas no poder, porque, pese a 
nuestros deseos, la revolucion europea se ha atrevido 
a retrasarse, y el imperialismo aleman, pese a 
nuestros deseos, se ha atrevido a atacar. 

Lo que hace falta aqui es saber replegarse. No 
escaparemos de la realidad, terriblemente amarga y 
lamentable, con simples frases. Es preciso decir: 
jOjala podamos replegarnos conservando el orden, 
aunque sea a medias! No podemos replegarnos en 
orden. jOjala podamos hacerlo a medias, ganar un 
poco de tiempo para que la parte enferma de nuestro 
organismo pueda reabsorberse aunque sea un poco! 
El organismo en su conjunto esta sano y podra, por 
tanto, veneer la enfermedad. Pero no se le puede 
exigir que la venza de golpe y porrazo, pues no es 
posible detener a un ejercito que huye. Cuando una 
vez propuse a uno de nuestros jovenes amigos que 
queria ser izquierdista: "camarada, vaya usted al 
frente y vea lo que alii ocurre en el ejercito", mi 
propuesta fue tomada como una ofensa: "se nos 
quiere desterrar para que no realicemos aqui una 
agitacion en pro de los grandes principios de la 
guerra revolucionaria". Por cierto, yo no hacia esta 



propuesta con la intencion de desterrar a nuestros 
enemigos fraccionalistas; mi proposito era que viesen 
como el ejercito habia iniciado a desbandada 
inaudita. Y esto lo sabiamos antes, y tampoco antes 
podiamos cerrar los ojos ante el hecho de que la 
descomposicion en el frente habia llegado a hechos 
insolitos, a la venta de nuestros canones a los 
alemanes por una miseria. Esto lo sabiamos tan bien 
como sabemos que no hay posibilidad de retener al 
ejercito en el frente, y la evasiva de que los alemanes 
no iban a atacar equivalia a la mayor de las 
aventuras. Si bien es verdad que el comienzo de la 
revolucion europea se ha retrasado, no lo es menos 
que nos esperan las derrotas mas duras, porque no 
tenemos ejercito, porque carecemos de organizacion, 
porque no podemos resolver ahora estos dos 
problemas. Si no sabeis adaptaros, si no estais 
dispuestos a andar a rastras por el fango, no sois 
revolucionarios, sino unos charlatanes. Y yo no 
propongo que marchemos asi porque me guste, sino 
porque no nos queda otro camino, porque la historia 
esta lejos de sernos favorable hasta el punto de hacer 
que la revolucion madure simultaneamente en todas 
partes. 

Las cosas ocurren de tal modo que la guerra civil 
ha comenzado como un conato de choque con el 
imperialismo, que ha demostrado que este se ha 
descompuesto por completo y que en el seno de cada 
ejercito se alzan elementos proletarios. Si, nosotros 
veremos la revolucion internacional mundial; pero, 
mientras tanto, esto constituye un magnifico cuento, 
un hermoso cuento. Comprendo perfectamente que a 
los ninos les gusten mucho los cuentos hermosos. 
Pero yo pregunto: <^es propio de un revolucionario 
serio creer en cuentos? En todo cuento hay algo de 
realidad: si ofrecieseis a los nihos un cuento en el que 
el gallo y el gato no hablasen como las personas, los 
ninos perderian todo interes por dicho cuento. 
Exactamente igual que si dijerais al pueblo que la 
guerra civil en Alemania tiene que llegar, y al mismo 
tiempo garantizais que, en lugar del choque con el 
imperialismo, vendra una revolucion mundial en los 
frentes; el pueblo dira que lo enganais. Solo en 
vuestra imaginacion y en vuestros deseos pasais por 
las dificultades que ofrece la historia. Esta bien si el 
proletariado aleman se halla en condiciones de 
alzarse. Pero, <^lo habeis medido, habeis hallado un 
instrumento capaz de precisar el dia en que va a 
nacer la revolucion alemana? No. no lo sabeis, ni 
nosotros tampoco. Os lo jugais todo a una carta. Si la 
revolucion se desencadena, todo se ha salvado. 
jNaturalmente! Pero <^y si no lo hace como nosotros 
queremos y se le ocurre no triunfar manana? 
^Entonces, que? Entonces las masas os diran que 
habeis actuado como unos aventureros, que os lo 
habeis jugado todo a una carta, esperando un curso 
feliz de los acontecimientos que no advino, y, por 
tanto, no servis para la situacion que se ha creado en 



VII congreso extraordinario del PC(B) de Rusia 



lugar de la revolucion mundial, que tiene que llegar 
sin falta, pero que todavia no ha madurado. 

Ha llegado un periodo de derrotas durisimas 
infligidas por un imperialismo armado hasta los 
dientes a un pais que ha desmovilizado su ejercito, 
que ha tenido que desmovilizarlo. Lo que yo 
predecia, ha sucedido plenamente: en lugar de la paz 
de Brest, hemos obtenido una paz mucho mas 
humillante, por culpa de quienes no quisieron aceptar 
la primera. Nosotros sabiamos que si concertabamos 
una paz con el imperialismo, era por culpa del 
ejercito. A quien teniamos enfrente, al firmar la paz, 
era a Hoffmann y no a Liebknecht. Y con ello 
ayudamos a la revolucion alemana. En cambio, ahora 
ayudais al imperialismo aleman, porque habeis 
entregado nuestras enormes riquezas: nuestros 
canones y nuestras municiones. Esto lo debia 
predecir cualquiera que viese el estado terriblemente 
angustioso en que se hallaba el ejercito. Cualquier 
persona honrada del frente lo decia: a la menor 
ofensiva de los alemanes estamos inevitable e 
inexorablemente perdidos. En pocos dias, nos 
convertimos en presa del enemigo. 

Despues de esta leccion, nosotros, por muy grave 
que sea esta enfermedad, superaremos nuestra 
escision, nuestra crisis, porque en nuestro auxilio 
vendra un aliado incomparablemente mas fiel: la 
revolucion mundial. Cuando nos hablan de la 
ratificacion de esa paz de Tilsit 13 , de esta paz 
inaudita, mas humillante y mas rapaz que la de Brest 
, yo digo: si, indudablemente debemos hacerlo, pues 
vemos los acontecimientos desde el punto de vista de 
las masas. La tentativa de trasladar, con nuestra 
fantasia, la tactica del periodo correspondiente a los 
meses de octubre y noviembre, de ese periodo 
triunfal de la revolucion dentro de un solo pais, al 
curso de los acontecimientos de la revolucion 
mundial es una tentativa condenada al fracaso. 
Cuando se dice que la tregua es una fantasia, cuando 
el periodico que se hace llamar Kommunist 14 -titulo 
derivado, por lo visto, de la Comuna- llena columnas 
enteras intentando refutar la teoria de la tregua, 
entonces yo digo: he pasado en mi vida por muchos 
choques fraccionales, por muchas escisiones; de 
manera que me sobra experiencia sobre el particular, 
pero he de decir, que para mi es evidente que esta 
enfermedad no se curara por el viejo procedimiento - 
el de las escisiones fraccionales del partido- porque 
la propia vida la curara antes. La vida marcha a 
grandes pasos. Y en este sentido obra a la perfeccion. 
La historia hace avanzar con tanta rapidez a la 
locomotora de la vida que antes de que la redaccion 
de Kommunist tenga tiempo de publicar su numero 
correspondiente, la mayoria de los obreros de 
Petrogrado ya habra comenzado a desenganarse de 
sus ideas, porque la vida demuestra que la tregua es 
un hecho. Ahora firmamos la paz y tenemos una 
tregua que aprovechamos para defender mejor la 



patria; porque, si en lugar de esto hubiese guerra, lo 
que tendriamos seria aquel ejercito que huia presa del 
panico, al que seria preciso detener, pero al que 
nuestros camaradas no pueden ni han podido detener 
porque la guerra es mas fuerte que toda clase de 
predicas y que miles de razonamientos. Si no han 
comprendido la situacion objetiva, no pueden detener 
el ejercito, no podran detenerlo. Este ejercito 
enfermo contaminaba a todo el organismo, y el 
resultado fue una nueva y extraordinaria derrota, un 
nuevo golpe asestado por el imperialismo aleman a la 
revolucion; y fue un golpe duro, porque nos 
despojamos con gran ligereza de las ametralladoras 
ante los golpes del imperialismo. Sin embargo, 
nosotros aprovechamos esta tregua para convencer al 
pueblo de la necesidad de agruparse, de luchar; la 
aprovechamos para decir a los obreros y a los 
campesinos rusos: "Forjad una disciplina consciente, 
una disciplina severa, pues, de lo contrario, os 
hallareis bajo la bota alemana, igual que os hallais 
ahora, como inevitablemente os hallareis mientras el 
pueblo no aprenda a luchar, a crear un ejercito que 
sea capaz de no huir, de soportar sufrimientos 
indecibles". Y esto es inevitable, porque la 
revolucion alemana no ha nacido aiin y no podemos 
garantizar que llegue manana. 

Por esta razon, la teoria de la tregua, negada en 
redondo por torrentes de articulos de Kommunist, es 
planteada por la vida misma. Cada cual puede 
observar que la tregua existe, que todos nos 
aprovechamos de ella. Nosotros suponiamos que 
ibamos a perder Petrogrado en unos cuantos dias. 
Esto sucedia en el momento en que las tropas 
alemanas que se iban acercando se encontraban a 
unas pocas jornadas de la capital, mientras que, a 
pesar de su gran entusiasmo, los mejores marinos y 
los obreros de la fabrica Putilov se encontraban 
solos, en un momento en el que reinaba un caos 
indescriptible, una situacion de panico que habia 
llevado a las fuerzas en su huida hasta Gatchina. Era 
un momento en que recuperabamos lo que no 
habiamos perdido, un momento en que las cosas 
ocurrian del siguiente modo: el telegrafista llegaba a 
una estacion, se ponia al aparato y telegrafiaba: "No 
hay ni un solo aleman. La estacion ha sido ocupada 
por nosotros". A las pocas horas se me comunicaba 
por telefono desde el Comisariado de Vias de 
Comunicacion: "Ha sido ocupada la estacion 
siguiente. Nos acercamos a Yamburgo. No hay ni un 
solo aleman. El telegrafista ocupa su puesto". Tales 
han sido los momentos que hemos vivido. Esta es la 
verdadera historia de la guerra de los once dias 15 . 
Esta historia nos la han descrito los marinos y los 
obreros de Putilov, a los que tenemos que llevar al 
congreso de los Soviets para que cuenten alii la 
verdad. Es una verdad terriblemente amarga y 
desagradable, es una verdad que duele, pero es cien 
veces mas beneficiosa, pues es una verdad 



V. I. Lenin 



comprendida por el pueblo ruso. 

Yo admito que pueda uno dejarse llevar por la 
revolucion internacional en los frentes, porque esta 
llegara. Todo ha de llegar a su tiempo. Pero ahora 
emprended la organizacion de la autodisciplina, 
subordinaos por encima de todo para que tengamos 
un orden ejemplar, para que los obreros se dediquen, 
aunque solo sea una hora al dia, a aprender el arte 
militar. Esto es algo mas dificil que contar un cuento 
bonito. Tal es la tarea actual, y, cumpliendola, 
ayudareis a la revolucion alemana, a la revolucion 
internacional. No sabemos cuantos dias nos han 
concedido de tregua, pero la tregua la tenemos. Es 
preciso desmovilizar el ejercito cuanto antes porque 
este es un organo enfermo. Y, mientras tanto, 
ayudaremos a la revolucion finlandesa 16 . 

Si es evidente que violamos el tratado, pero ya lo 
hemos, treinta o cuarenta veces. Solo unos ninos 
pueden dejar de comprender que, en esta epoca en 
que se inicia un periodo lento y penoso de liberacion, 
un periodo que acaba de crear el Poder sovietico y lo 
ha elevado tanto su desarrollo, solo unos ninos, 
repito, pueden no comprender que la lucha que aqui 
se va a desarrollar tiene que ser una lucha prolongada 
y prudente. Un tratado de paz vergonzoso provoca 
insurrecciones, pero cuando los camaradas de 
Kommunist discurren sobre la guerra, apelan a los 
sentimientos, olvidandose de que los hombres 
crispaban los punos de rabia y se les inyectaban los 
ojos de sangre. i,Que dicen? "Jamas un 
revolucionario consciente podra soportar tal cosa, 
nunca aceptara semejante vergiienza". Su periodico 
lleva el titulo de Kommunist, pero debiera titularse El 
Hidalgo, ya que ve las cosas como un hidalgo que 
adopta una postura elegante para morir y dice con la 
espada en la mano: "La paz es un oprobio, la guerra 
un honor". Ellos discurren desde el punto de vista del 
hidalgo. Yo, desde el punto de vista del campesino. 

Si yo acepto la paz en un momento en que el 
ejercito huye, en que no puede menos de huir para no 
perder miles de hombres, lo hago evitando males 
mayores. <^Es acaso vergonzoso el tratado? Cualquier 
campesino o cualquier obrero serio justificara mi 
posicion, porque comprende que la paz es un recurso 
para reunir fuerzas. La historia conoce -ya me he 
remitido a esto mas de una vez- como, despues de la 
paz de Tilsit, los alemanes se liberaron de la 
dominacion napoleonica. He calificado 

intencionadamente la paz con el nombre de paz de 
Tilsit, aunque nosotros no firmamos lo que en esta 
paz figuraba: el compromiso de ayudar con nuestras 
fuerzas al conquistador a conquistar otros pueblos. Y, 
sin embargo, la historia ha llegado a estos extremos, 
y tambien llegaremos nosotros si ciframos nuestras 
esperanzas solo en la revolucion internacional en los 
frentes. jTened cuidado de que la historia no os 
conduzca tambien a esta forma de esclavitud militar! 
Y mientras la revolucion socialista no haya triunfado 



en todos los paises, existe la posibilidad de la 
esclavizacion de la Republica Sovietica. En Tilsit, 
Napoleon obligo a los alemanes a firmar unas 
condiciones de paz inauditamente vergonzosas. En 
aquel entonces las cosas ocurrian de tal modo que la 
paz hubo de firmarse varias veces. El Hoffmann de 
entonces -Napoleon- se dedicaba a pillar a los 
alemanes en las infracciones de las condiciones de 
paz. Hoffmann nos pillara en lo mismo. Pero 
procuraremos que no sea tan pronto. 

La ultima guerra ha dado al pueblo ruso una 
ensenanza amarga y penosa, pero seria; es la de saber 
organizarse, disciplinarse, subordinarse, de saber 
crear una disciplina ejemplar. Aprended de los 
alemanes a ser disciplinados, pues, en caso contrario, 
somos pueblo perdido y estaremos eternamente 
esclavizados. 

Este y solo este ha sido el curso de la historia. La 
historia nos ensena que la paz es una tregua para la 
guerra y que la guerra es un medio de obtener una 
paz mas o menos buena. La correlacion de fuerzas en 
Brest correspondia a las condiciones de una paz 
impuesta al vencido, pero no era una paz humillante. 
La correlacion de fuerzas en Pskov correspondia a 
una paz bochornosa, mas humillante. En la etapa 
siguiente, en Petrogrado o en Moscu, nos impondran 
una paz cuatro veces mas humillante. Nosotros no 
diremos que el Poder sovietico no es mas que pura 
forma, como nos han dicho nuestros jovenes amigos 
de Moscu, nosotros no diremos que en aras de tales o 
cuales principios revolucionarios podemos sacrificar 
el contenido. No, nosotros diremos: el pueblo ruso 
tiene que comprender que su deber consiste en 
disciplinarse, en organizarse, y entonces podra 
soportar toda clase de paces de Tilsit. Toda la historia 
de las guerras de liberacion nos ensena que cuando 
estas guerras afectaban a las grandes masas, la 
liberacion sobre venia rapidamente. Nosotros 
decimos: si tal es el curso de la historia, tendremos 
que terminar la paz y retornar a la guerra. Y este 
futuro puede residir en los proximos dias. Todos 
deben estar preparados. A mi no me cabe la menor 
duda de que los alemanes se estan preparando mas 
alia de Narva, si es cierto que no ha sido tomada, 
como afirman todos los periodicos. Si no es en 
Narva, es a las puertas de Narva; si no es en Pskov, 
es a las puertas de Pskov donde los alemanes estan 
concentrando su ejercito regular y preparando sus 
ferrocarriles para dar un nuevo salto y apoderarse de 
Petrogrado. Esta fiera ya ha demostrado que sabe 
saltar bien. Y va a saltar una vez mas. No cabe la 
menor duda. Por eso, tenemos que estar preparados; 
tenemos que saber no lanzar fanfarronadas, sino 
aprovechar incluso un dia de tregua, pues podemos 
aprovechar hasta un dia para evacuar Petrogrado 
cuya perdida significaria terribles penalidades para 
cientos de miles de nuestros proletarios. Digo una 
vez mas que estoy dispuesto -y lo considero un 



VII congreso extraordinario del PC(B) de Rusia 



deber- a firmar un acuerdo veinte veces, cien veces 
mas humillante con tal de obtener aunque solo sean 
unos cuantos dias para evacuar Petrogrado, ya que 
con ello alivio los padecimientos de los obreros, que, 
en caso contrario, pueden caer bajo el yugo de los 
alemanes. Facilito con ello la evacuacion de 
materiales existentes en Petrogrado, polvora, etc., 
que necesitamos, porque soy un defensista, porque 
soy partidario de que se prepare el ejercito, aunque 
sea en la retaguardia mas remota, donde se esta 
reponiendo ahora el ejercito desmovilizado, enfermo. 

No sabemos cuanto durara la tregua, pero 
procuraremos aprovechar el momento. Quiza la 
tregua sea mayor, pero tal vez solo dure unos cuantos 
dias. Todo puede ocurrir, pero nadie sabe ni puede 
saber lo que va a ocurrir, porque todas las grandes 
potencias se ven atadas, constrenidas, se ven 
obligadas a luchar en varios frentes. La conducta de 
Hoffmann se ve condicionada, por una parte, por la 
necesidad de aplastar a la Republica Sovietica; por 
otra, por el hecho de que tiene la guerra en toda una 
serie de frentes y, finalmente, porque la revolucion 
en Alemania madura, crece, y Hoffmann lo sabe y no 
puede, como se afirma, apoderarse inmediatamente 
de Petrogrado ni de Moscii. Pero, y esto es en un 
todo posible, puede conseguirlo manana. Repito; en 
un momento en que la enfermedad del ejercito 
constituye un hecho irrefutable; cuando, por encima 
de todo, tenemos que aprovechar cada instante, 
aunque solo sea para conseguir un dia de tregua, en 
tal momento decimos: cada revolucionario serio, 
ligado a las masas, cada revolucionario que sepa lo 
que es la guerra y lo que son las masas tiene que 
disciplinar a las masas, tiene que someterlas a cura, 
tiene que procurar levantarlas a una nueva guerra. 
Todo revolucionario de este tipo aprobara nuestro 
proceder y reconocera acertado cualquier pacto 
bochornoso, ya que este ultimo se haria en aras de la 
revolucion proletaria y de la renovacion de Rusia, en 
aras de librarla de un organo enfermo. Como 
cualquier persona sensata puede comprender, al 
firmar dicha paz no cejamos en nuestra revolucion 
obrera. Y todo el mundo comprende que, al firmar la 
paz con los alemanes, nosotros no cejamos en nuestra 
ayuda militar; lo que enviamos a los finlandeses son 
armas, y no tropas que resultarian inservibles. 

Tal vez tengamos que aceptar la guerra. Tal vez 
manana tengamos que entregar tambien Moscii, pero 
luego pasaremos a la ofensiva. Y si se produce en la 
psicologia de las masas el cambio radical que esta 
madurando, para el que tal vez se requiera mucho 
tiempo, pero que tiene que llegar en el momento en 
que las grandes masas digan otra cosa de lo que 
ahora dicen, en tal caso podremos lanzar nuestro 
ejercito contra el ejercito enemigo. Tengo que 
aceptar la paz, aunque sea la mas dura, porque, 
actualmente, no puedo decirme a mi mismo que ese 
momento ha llegado. Cuando llegue el momento de 



la renovacion, todos lo experimentaran y veran que el 
ruso no es tonto. Hoy ve y manana comprendera la 
necesidad que tenemos de abstenemos, la necesidad 
de seguir esta orientacion. En ello reside la tarea 
principal de nuestro congreso del partido y del 
congreso de los Soviets. 

Es preciso saber trabajar en la nueva senda. Es 
mucho mas duro, pero en modo alguno carece de 
perspectivas. Y en modo alguno hara fracasar al 
Poder sovietico, si no somos nosotros mismos los 
que, con una aventura estiipida, lo hacemos fracasar. 
Llegara un momento en que el pueblo diga: no 
permito que se me martirice mas. Pero eso solo 
ocurrira en el caso de que no nos lancemos a esa 
aventura, sino que aprendamos a trabajar en unas 
condiciones dificiles y con el tratado inauditamente 
humillante que acabamos de firmar en estos dias. 
Pues de una crisis historica de esta naturaleza no se 
sale con una sola guerra ni con un solo tratado de 
paz. El pueblo aleman se hallaba atado por su 
organizacion monarquica cuando en 1807 firmo su 
paz de Tilsit, despues de varias paces humillantes, 
que se convertian en treguas a las que seguian una 
nueva humillacion y una nueva infraccion. La 
organizacion sovietica de las masas nos aliviara esta 
labor. 

Nuestra consigna puede ser solo una: aprender de 
veras el arte militar, poner orden en los ferrocarriles. 
Dejar la guerra revolucionaria socialista sin 
ferrocarriles constituye una traicion de lo mas danina. 
Es preciso poner las cosas en orden. Es preciso crear 
la energia y la fuerza capaces de dar vida a lo mejor 
de que dispone la revolucion. 

Ya que os conceden una tregua, aunque solo sea 
por una hora, agarraos a ella para poder estar en 
contacto con la retaguardia profunda, para crear alii 
nuevos ejercitos. Abandonad las ilusiones por las que 
la realidad de la vida os ha castigado y aiin os 
castigara mas. Ante nosotros se perfila una epoca de 
derrotas muy duras, y esa epoca esta en puertas, hay 
que aprender a tenerla en cuenta, es preciso estar 
preparados para una labor tenaz en condiciones 
ilegales, en condiciones de innegable esclavitud bajo 
los alemanes. No hay necesidad de embellecer esta 
verdad. Es una autentica paz de Tilsit. Si sabemos 
obrar de este modo, entonces, a pesar de las derrotas, 
podremos decir con absoluta seguridad que 
triunfaremos. (Aplausos.) 

Breve informacion periodistica publicada el 9 de 
marzo (24 de febrero) de 1918 en el num. 45 de 
"Pravda". 

T. 36, 1-26. 

2. Discurso de resumen de la discusion del 
informe politico del Comite Central, 8 de marzo. 

Camaradas: Permitidme que empiece por 
referirme a unas observaciones relativamente 



V. I. Lenin 



pequenas, empezando por el final. Al terminar su 
discurso, el camarada Bujarin ha llegado al extremo 
de compararnos con Petliura. Si considera que eso es 
asi, ^corno puede seguir en el mismo partido que 
nosotros? <^No es eso una frase? Naturalmente; si 
fuese asi en realidad, no estariamos en el mismo 
partido. El hecho de que estemos juntos demuestra 
que estamos de acuerdo con Bujarin en las nueve 
decimas partes. Es cierto que ha anadido unas 
cuantas frases revolucionarias acerca de que 
queriamos traicionar a Ucrania. Estoy convencido de 
que no merece la pena hablar de bagatelas tan 
evidentes. Me ocupare del camarada Riazanov y 
senalare que, de la misma manera que una excepcion 
registrada cada diez anos no hace mas que confirmar 
la regla, tambien el ha pronunciado sin querer una 
frase seria. (Aplausos.) Ha dicho que Lenin cede 
terreno para ganar tiempo. Es un razonamiento casi 
filosofico. Las cosas han ocurrido esta vez de manera 
que el camarada Riazanov ha pronunciado una frase, 
por cierto completamente seria, que encierra el quid 
de la cuestion: yo quiero ceder terreno al vencedor de 
hecho para ganar tiempo. En eso reside toda la 
esencia, y solo en eso. Todo lo demas no son sino 
palabras: necesidad de la guerra revolucionaria, 
ampliacion del movimiento campesino, etc. Cuando 
el camarada Bujarin presenta las cosas como si no 
pudiera haber dos opiniones en lo que se refiere a la 
posibilidad de la guerra y dice "preguntad a cualquier 
militar" (he anotado literalmente sus palabras), 
cuando plantea asi la cuestion, diciendo que se 
pregunte a cualquier militar, yo le respondo: ese 
cualquier militar es un oficial frances con el que he 
tenido ocasion de conversar 17 . Ese oficial frances, 
mirandome, naturalmente, con ojos furioso -pues he 
vendido Rusia a los alemanes-, me dijo: "soy realista 
y partidario de la monarquia tambien en Francia, 
partidario de la derrota de Alemania; no piense usted 
que soy partidario del Poder sovietico -jcomo 
pensarlo, si es monarquico!-, pero estuve de acuerdo 
con que firmaran ustedes el Tratado de Brest porque 
era indispensable". jAhi teneis esa "preguntad a 
cualquier militar"! Cualquier militar debia decir lo 
que yo dije: habia que firmar el Tratado de Brest. Si 
del discurso de Bujarin se desprende ahora que 
nuestras discrepancias han disminuido mucho, eso se 
debe a que sus adeptos han ocultado el punto 
principal de las discrepancias. 

Cuando Bujarin nos fulmina ahora porque hemos 
desmoralizado a las masas, tiene completa razon, 
pero se fulmina solo a si mismo, y no a nosotros. 
^Quien llevo esa bazofia al CC? Usted, camarada 
Bujarin. (Risas.) Por mucho que grite usted "no", la 
verdad se impone: estamos en nuestra familia de 
camaradas, estamos en nuestro propio congreso, no 
tenemos nada que ocultar y habra que decir la 
verdad. Y la verdad consiste en que en el CC existian 
tres tendencias. Lomov y Bujarin no votaron el 17 de 



febrero. He pedido que se reproduzca el acta de la 
votacion, que se hagan copias, y cualquier miembro 
del partido que lo desee puede ir al Secretariado y ver 
la votacion, la historica votacion del 21 de enero, la 
cual demuestra que eran ellos quienes vacilaban, que 
nosotros no vacilabamos lo mas minimo dijimos: 
"aceptemos la paz en Brest -otra mejor no habra- 
para preparar la guerra revolucionaria". Ahora hemos 
ganado ya cinco dias para evacuar Petrogrado. Ahora 
se ha lanzado el llamamiento de Krylenko y 
Podvoiski que no figuraban entre los izquierdistas y 
que Bujarin trato con desprecio, diciendo que "se 
saca" a Krylenko. Como si inventaramos nosotros lo 
que Krylenko habia declarado. Con eso estamos 
completamente de acuerdo; porque asi son las cosas, 
porque esos militares han demostrado lo que yo 
decia, en tanto que vosotros alegais que los alemanes 
no atacaran. ^Es que se puede comparar esta 
situacion con la de octubre, cuando no se trataba de 
la tecnica? No, si quereis tener en cuenta los hechos, 
tened en cuenta que las discrepancias se referian a 
que no se puede empezar la guerra cuando es 
desfavorable a todas luces. El camarada Bujarin me 
ha sorprendido mucho al empezar su discurso de 
resumen con una atronadora pregunta: "^Es posible 
la guerra en un futuro inmediato?" Respondo sin 
vacilaciones: es posible, y ahora debemos aceptar la 
paz. No hay ninguna contradiccion en ello. 

Despues de estas breves observaciones, paso a 
responder detalladamente a los oradores precedentes. 
Debo hacer una excepcion con Radek. Pero ha 
habido otra intervencion, la del camarada Uritski. 
i,Que ha habido en ella, aparte de Canosa 18 , 
"traicion", "retrocedimos" y "nos adaptamos"? Pero 
^que es eso? ^Es que no ha tornado su critica del 
periodico eserista de izquierda 19 ?. El camarada 
Biibnov nos ha leido una declaracion enviada al CC 
por algunos de sus miembros que se consideran muy 
izquierdistas y que han dado un ejemplo cabal de 
manifestacion ante el mundo entero: "La conducta 
del CC asesta un golpe al proletariado internacional". 
<^Es que eso no es una frase? "jDemostrar la 
impotencia ante el mundo entero!" ^Como lo 
demostramos? ^Proponiendo la paz? <^Con la huida 
del ejercito? ^Es que no hemos demostrado que 
empezar la guerra contra Alemania ahora, sin aceptar 
la paz de Brest, significaria mostrar al mundo que 
nuestro ejercito esta enfermo, que no desea marchar 
al combate? Es vacia por completo la afirmacion de 
Biibnov de que esa vacilacion se debe integramente a 
nosotros. Eso ha ocurrido porque nuestro ejercito esta 
enfermo. Habia que concederle una tregua, fuera 
cuando fuese. Si hubierais seguido una tactica 
acertada, tendriamos un mes de tregua; pero como 
habeis seguido una estrategia desacertada, tenemos 
solamente cinco dias de tregua, e incluso eso esta 
bien. La historia de la guerra muestra que para 
detener a un ejercito que huye despavorido bastan a 



VII congreso extraordinario del PC(B) de Rusia 



veces incluso unos dias. Quien no acepta, quien no 
firma ahora la paz diabolica, es un hombre de frases, 
pero no un estratega. Esa es la desgracia. Cuando 
estos miembros del CC me escriben: "demostracion 
de impotencia" y "traicion", no son mas que pueriles 
frases perniciosas y vacias en grado superlativo. 
Hemos demostrado nuestra impotencia, intentando 
combatir cuando no se podia hacer demostraciones 
cuando la ofensiva contra nosotros era inevitable. Por 
lo que se refiere a los campesinos de Pskov, los 
llevaremos al congreso de los Soviets para que 
cuenten como tratan los alemanes, para que creen 
una psicologia que haga empezar a curarse al soldado 
que huye presa del panico y le obligue a decir: "Si, 
ahora he comprendido que esta no es la guerra que 
los bolcheviques habian prometido acabar; es una 
nueva guerra que los alemanes hacen contra el Poder 
sovietico". Entonces llegara la curacion. Pero 
vosotros planteais un problema imposible de 
resolver. Nadie sabe cuanto durara la tregua. 

Debo referirme tambien a la posicion del 
camarada Trotski. Es preciso distinguir dos aspectos 
en su actividad: cuando comenzo las negociaciones 
de Brest, las aprovecho magnificamente para la 
agitacion, y todos estuvimos de acuerdo con el 
camarada Trotski. Ha citado una parte de la 
conversacion que tuvo conmigo, pero yo anadire que 
habiamos convenido que nos mantendriamos hasta el 
ultimatum de los alemanes y que despues del 
ultimatum cederiamos. Los alemanes nos han 
enganado: de siete dias nos han robado cinco 20 . La 
tactica de Trotski era acertada en tanto tendia a dar 
largas; pero dejo de serlo cuando se declaro que 
cesaba el estado de guerra y no se firmo la paz. Yo 
propuse del modo mas concreto que se firmase la 
paz. No podiamos conseguir una paz mejor que la de 
Brest. Para todos esta claro que la tregua habria sido 
de un mes, que no habriamos salido perdiendo. Por 
cuanto la historia ha barrido eso, no merece la pena 
recordarlo; pero es ridiculo que Bujarin diga: "la vida 
demostrara que teniamos razon". Quien tenia razon 
era yo, porque habia escrito de ello ya en 1915: "Hay 
que prepararse para hacer la guerra, es inevitable, 
esta en marcha, llegara". Pero habia que aceptar la 
paz, y no fanfarronear en vano. Y puesto que la 
guerra ha de venir, tanto mas necesario era aceptar la 
paz; ahora, por lo menos, facilitaremos la evacuacion 
de Petrogrado, la hemos facilitado ya. Esto es un 
hecho. Cuando el camarada Trotski presenta nuevas 
exigencias: "prometed que no firmareis la paz con 
Vinnichenko", yo digo que en modo alguno contraere 
ese compromiso. Si el congreso contrajera ese 
compromiso, nadie, ni yo ni ninguno de mis 
correligionarios, asumiria la responsabilidad por ello. 
Eso significaria atarse de nuevo con una resolucion 
formal en vez de aplicar una linea de maniobra: al 
replegarse, atacar a veces cuando sea posible. En la 
guerra es posible atarse nunca con consideraciones 



formales. Es ridiculo desconocer la historia militar, 
desconocer que un tratado es el medio de acumular 
fuerzas: he aludido ya a la historia prusiana. Hay 
quienes piensan, por cierto, como ninos: firmar un 
tratado significa venderse a Satanas, ir al infierno. 
Eso es sencillamente ridiculo, pues la historia militar 
demuestra con claridad meridiana que la firma de un 
tratado en caso de derrota es el medio de acumular 
fuerzas. La historia conoce casos en que las guerras 
se han sucedido unas a otras; hemos olvidado todo 
eso, y vemos que la vieja guerra se transforma en...* 
Si os place, ataos para siempre con consideraciones 
formales y entregad los puestos de responsabilidad a 
los eseristas de izquierda. Nosotros nos hacemos 
responsables de eso. En lo que digo no hay ni sombra 
de escision. Estoy convencido de que la vida o hara 
aprender. El 12 de marzo no esta tan lejos y os 
proporcionara datos abundantes 21 . 

El camarada Trotski dice que eso sera una traicion 
en todo el sentido de la palabra. Yo afirmo que ese 
punto de vista es absolutamente erroneo . Para 
demostrarlo concretamente, expondre un ejemplo. 
Dos hombres van por un camino, son atacados por 
otros diez hombres; uno de los dos primeros se 
defiende, el otro huye: eso es una traicion. Pero 
supongamos que se trata de dos ejercitos de cien mil 
hombres cada uno, y que tienen enfrente cinco 
ejercitos; un ejercito es cercado por doscientos mil 
hombres; el otro debe acudir en su ayuda, mas sabe 
que trescientos mil hombres estan dislocados en una 
emboscada: ^puede prestar ayuda? No, no puede. Eso 
no es una traicion, no es cobardia; el simple aumento 
del numero ha modificado todos los conceptos y cada 
militar sabe que en ese caso no se trata de un 
concepto personal: al proceder asi, yo conservo mi 
ejercito, aunque hagan prisionero al otro; renovare mi 
ejercito, tengo aliados, esperare, los aliados llegaran. 
Solo asi se puede razonar; pero cuando las 
consideraciones militares se mezclan con otras, no 
resultan mas que frases. Asi no se puede hacer 
politica. 

Hemos hecho todo lo que podia hacerse. Con la 
firma del tratado hemos conservado a Petrogrado, 
aunque solo sea por unos cuantos dias. (Que no se les 
ocurra a los secretarios y taquigrafos escribir esto.) 
En el tratado se nos ordena sacar nuestras tropas de 
Finlandia, tropas evidentemente inservibles; pero no 
se nos prohibe introducir armas en Finlandia. Si 
Petrogrado hubiera caido dias pasados, el panico se 



En el acta taquigrafica faltan algunas palabras. (N. 
de la Edit.) 

En la anotacion del secretario, que comienza por 
las palabras "...es el medio de acumular fuerzas..." 
el texto versa: "...es para acumulas fuerzas". La 
historia ha creado centenares de convenios de todo 
genero. Entonces entregad los puestos a Trotski y 
demas. . ." (TV. de la Edit.) 



V. I. Lenin 



habria apoderado de la ciudad y no habriamos sacado 
nada de ella; pero en esos cinco dias hemos ayudado 
a nuestros camaradas fmlandeses, no dire cuanto, 
pues ellos mismos lo saben. 

La afirmacion de que hemos traicionado a 
Finlandia es una frase de lo mas pueril. Le hemos 
ayudado precisamente al replegarnos a tiempo ante 
los alemanes. Rusia jamas se hundira porque se 
pierda Petrogrado; en esto tiene mil veces razon el 
camarada Bujarin; pero si se maniobra a lo Bujarin, 
entonces se puede hundir una buena revolucion. 
(Risas.) 

No hemos traicionado ni a Finlandia ni a Ucrania. 
Ningun obrero consciente nos lo reprochara. 
Ayudamos con lo que podemos. No hemos sacado ni 
sacaremos de nuestras tropas a un solo hombre 
bueno. Si decis que Hoffmann nos pilla y apabulla, 
os contestare que puede hacerlo, no dudo de ello pero 
ni el ni nadie sabe en cuantos dias lo hara. Ademas, 
vuestros razonamientos de que nos pillara y 
apabullara se refieren a la correlacion de fuerzas 
politicas, de la que hablare mas adelante. 

Despues de explicar por que en modo alguno 
puedo aceptar la propuesta de Trotski -asi no se 
puede hacer politica- debo decir que Radek ha dado 
un ejemplo de hasta que extremo se han apartado los 
camaradas en nuestro congreso de la frase que sigue 
existiendo, de hecho, en labios de Uritski. Por esa 
alocucion en modo alguno puedo acusar a Radek de 
palabreria. Ha dicho: "No hay ni sombra de traicion 
ni de oprobio, porque esta claro que habeis 
retrocedido ante una fuerza militar aplastante". Esta 
apreciacion desbarata por completo la posicion de 
Trotski. Cuando Radek dijo que "hay que preparar 
fuerzas, apretando los dientes", tenia razon, y yo lo 
suscribo integramente: hay que prepararse no 
engallandose, sino apretando los dientes. 

Aprieta los dientes sin engallarte y prepara 
fuerzas. La guerra revolucionaria llegara, en eso no 
hay discrepancias entre nosotros; las discrepancias se 
refieren a la paz de Tilsit, en si debe firmarse o no. 
Lo peor de todo es el ejercito enfermo, si; y por eso, 
en el CC debe existir una sola pauta firme, y no 
discrepancias o una pauta intermedia, que ha 
apoyado tambien el camarada Bujarin. No pinto la 
tregua de color de rosa; nadie sabe cuanto durara, y 
yo tampoco lo se. Son ridiculos los esfuerzos que se 
hacen con el proposito de arrancarme cuanto durara 
la tregua. Conservando las principales lineas de 
comunicaciones, ayudamos a Ucrania y Finlandia. 
Aprovechamos la tregua maniobrando, 

replegandonos. 

Al obrero aleman ya no se le puede decir que los 
rusos son caprichosos, pues ahora esta claro que el 
imperialismo germano-nipon avanza, y eso estara 
claro para todos sin excepcion; ademas del deseo de 
estrangular a los bolcheviques, el aleman tiene 
tambien el de estrangular en Occidente, todo se ha 



revuelto, y en esta nueva guerra habra que maniobrar 
y sera necesario saber maniobrar. 

Refiriendome al discurso del camarada Bujarin, 
debo senalar que cuando le faltan argumentos, lanza 
algo de Uritski y dice: "El tratado es un ultraje para 
nosotros". En ese caso no hacen falta argumentos: si 
se nos ha ultrajado, deberiamos haber recogido los 
papeles y echado a correr; pero aunque estemos 
"ultrajados", yo no creo que se hayan hecho 
tambalear nuestras posiciones. El camarada Bujarin 
ha intentado analizar la base de clase de nuestras 
posiciones; mas, en lugar de ello, nos ha contado una 
anecdota sobre un finado economista moscovita. 
Cuando en nuestra tactica se ha descubierto 
vinculacion con la especulacion, se ha olvidado, 
resulta ridiculo, palabra de honor, que la actitud de la 
clase en su conjunto -de la clase, y no de los de los 
especuladores- nos muestre que la burguesia rusa y 
todos sus lacayos -los de Dielo Naroda y los de 
Novaya Zhizn 22 - nos arrastran a esa guerra con todas 
sus fuerzas. Porque no subrayais este hecho, que 
tiene caracter de clase. Declarar ahora la guerra a 
Alemania significaria caer en la provocacion de la 
burguesia rusa. Eso no es nuevo, pues representa el 
camino mas seguro -yo no digo absolutamente 
seguro, ya que no existe nada absolutamente seguro- 
de derribarnos ahora. Cuando el camarada Bujarin 
decia que la vida respalda sus asertos, que todo 
acabaria en que reconoceriamos la guerra 
revolucionaria, cantaba una victoria facil, por cuanto 
la inevitabilidad de la guerra revolucionaria fue 
pronosticada ya por nosotros en 1915. Nuestras 
discrepancias consistian en que haria el aleman, en si 
atacaria o no; en que debiamos declarar terminado el 
estado de guerra; en que, en aras de la guerra 
revolucionaria, debiamos replegarnos fisicamente, 
entregando el pais para ganar tiempo. La estrategia y 
la politica prescriben el tratado de paz mas 
abominable que pueda existir. Nuestras discrepancias 
desapareceran por completo si admitimos esa tactica. 

Breve relation publicada el 19 (6) de marzo de 
1918 en el num. 54 del periodico "Hoja Obrera y 
Campesina de Nizhni-Novgorod" . 

T. 36,pdgs. 27-34. 

3. Informe sobre la revision del programa y el 
cambio de nombre del partido, 8 de marzo. 

Camaradas: Como sabeis, desde abril de 1917 se 
ha sostenido en el partido una discusion bastante 
circunstanciada sobre el problema del cambio de su 
nombre. Por eso, en el Comite Central se ha 
conseguido llegar en el acto a un acuerdo que, al 
parecer, no suscita grandes discusiones y quiza 
incluso ninguna: el Comite Central os propone que se 
cambie el nombre de nuestro partido, que lo 
denominemos Partido Comunista (bolchevique) de 
Rusia. Todos nosotros consideramos necesaria esta 



VII congreso extraordinario del PC(B) de Rusia 



adicion, porque la palabra "bolchevique" ha 
adquirido carta de naturaleza tanto en la vida politica 
de Rusia como en toda la prensa extranjera, que sigue 
a rasgos generates el desarrollo de los 
acontecimientos en Rusia. En nuestra prensa se ha 
explicado tambien que la denominacion de "Partido 
Socialdemocrata" es incorrecta en el aspecto 
cientifico. Al crear los obreros su propio Estado, el 
viejo concepto de democracia -de democracia 
burguesa- ha quedado superado en el proceso de 
desarrollo de nuestra revolucion. Hemos llegado a un 
tipo de democracia que no ha existido en ningiin sitio 
de Europa Occidental. Tuvo su prototipo unicamente 
en la Comuna de Paris, y Engels decia que la 
Comuna de Paris no era ya un Estado en el verdadero 
sentido de la palabra 23 . Dicho con brevedad, en la 
misma medida en que las propias masas trabajadoras 
toman en sus manos la administracion del Estado y la 
creacion de la fuerza armada que apoya a ese 
regimen estatal desaparece el mecanismo especial de 
administracion, desaparece el mecanismo especial de 
cierta violencia estatal y, por consiguiente, no 
podemos defender la democracia en su vieja forma. 

Por otra parte, al comenzar las transformaciones 
socialistas debemos plantearnos claramente el 
objetivo hacia el cual tienden, en resumidas cuentas, 
estas transformaciones: el de crear la sociedad 
comunista, que no se limita a expropiar las fabricas, 
la tierra los medios de produccion, que no se limita a 
establecer una contabilidad y un control rigurosos de 
la produccion y la distribucion de los productos, sino 
que va mas alia para hacer realidad el principio "de 
cada cual, segiin su capacidad: a cada cual, segiin sus 
necesidades". De ahi que el nombre de Partido 
Comunista sea el linico acertado desde el punto de 
vista cientifico. En el Comite Central fue rechazada 
en el acto la objecion de que dicho nombre puede dar 
motivo a que se nos confunda con los anarquistas, ya 
que estos nunca se denominan simplemente 
comunistas y agregan ciertas adiciones. En este 
sentido existe toda clase de variedades de socialismo; 
sin embargo, no dan lugar a que se confunda a los 
socialdemocratas con los socialreformistas, los 
socialistas nacionales y otros partidos semejantes. 

Existe, ademas, otro argumento importantisimo en 
pro de que se cambie la denominacion del partido. 
Los viejos partidos socialistas oficiales de todos los 
paises avanzados de Europa no han podido 
deshacerse aiin de la embriaguez del 
socialchovinismo y el socialpatriotismo, que ha 
conducido durante la presente guerra a la bancarrota 
completa del socialismo europeo oficial, de tal modo 
que casi todos los partidos socialistas oficiales han 
sido hasta ahora un verdadero freno, un verdadero 
obstaculo para el movimiento socialista obrero 
revolucionario. Y nuestro partido, que en el momento 
actual goza, sin duda alguna, de grandisimas 
simpatias entre las masas trabajadoras de todos los 



paises, tiene el deber de declarar del modo mas 
inequivoco y con la mayor decision, energia y 
claridad posibles que rompe sus relaciones con ese 
viejo socialismo oficial. Y el medio mas adecuado 
para lograr ese objetivo es cambiar el nombre del 
partido. 

Mucho mas dificil, camaradas, es lo relativo a la 
parte teorica del programa, a su parte practica y 
politica. Por lo que se refiere a la parte teorica del 
mismo, disponemos de ciertos escritos: se han 
publicado dos recopilaciones, una en Moscii y otra en 
San Petersburgo, sobre la revision del programa del 
partido, y los dos organos teoricos principales de 
nuestro partido, Prosveschenie, de San Petersburgo, 
y Spartak, de Moscii, han insertado articulos que 
argumentan una u otra orientacion en las 
modificaciones de la parte teorica de nuestro 
programa. En esta cuestion existen ciertos datos. Se 
han manifestado dos puntos de vista principales que, 
a juicio mio, no difieren, por lo menos radicalmente, 
en cuanto a los principios. Un punto de vista, 
defendido por mi, consiste en que no hay motivos 
para renunciar a la vieja parte teorica de nuestro 
programa y que eso seria incluso desacertado. Lo que 
hace falta es completarla con una defmicion del 
imperialismo como etapa superior del desarrollo del 
capitalismo y, ademas, con una defmicion de la era 
de la revolucion socialista, partiendo de que esta era 
de la revolucion socialista ha comenzado. 
Cualesquiera que sean los destinos de nuestra 
revolucion, de nuestro destacamento del ejercito 
proletario internacional; cualesquiera que sean las 
peripecias ulteriores de la revolucion esta claro, en 
todo caso, que los paises imperialistas que se han 
enzarzado en esta guerra y llevado a los paises mas 
avanzados al hambre, la ruina y el embrutecimiento, 
se hallan objetivamente en una situacion sin salida. Y 
hoy debemos repetir lo que decia Federico Engels 
hace treinta anos, en 1887, al apreciar la posible 
perspectiva de una guerra europea. Engels decia que 
las coronas rodarian a docenas por los suelos en 
Europa y que no habria quien las recogiera; hablaba 
de la increible ruina a que estaban predestinados los 
paises europeos y decia que el resultado final de los 
horrores de una guerra europea podia ser solo uno: "o 
la victoria de la clase obrera -cito sus palabras-, o la 
creacion de condiciones que hagan posible y 
necesaria esta victoria" 24 . En esta cuestion, Engels se 
expresaba con extraordinaria exactitud y prudencia. 
A diferencia de quienes adulteran el marxismo, de 
quienes brindan sus trasnochadas seudocavilaciones 
acerca de que el socialismo es imposible si se erige 
sobre la ruina. Engels comprendia magnificamente 
que toda guerra, incluso en cualquier sociedad 
avanzada, no solo provocara la ruina, el 
embrutecimiento, el sufrimiento y las calamidades 
para las masas -las cuales se ahogaran en sangre 
hasta el extremo de que sera imposible responder de 



V. I. Lenin 



que eso conduzca al triunfo del socialismo- y decia 
que eso sera "o la victoria de la clase obrera o la 
creacion de condiciones que hagan posible y 
necesaria esa victoria". O sea, en este caso es posible, 
por consiguiente, una serie de duras etapas de 
transicion, con una inmensa destruccion de la cultura 
y de los medios de produccion, pero cuyo resultado 
solo puede ser el ascenso de la vanguardia de las 
masas trabajadoras, de la clase obrera, y la toma del 
poder por esta para crear la sociedad socialista. 
Porque, por muy grandes que sean las destrucciones 
de la cultura, sera imposible borrarla de la vida 
historica; sera dificil renovarla, pero ninguna 
destruccion conducira jamas a que esta cultura 
desaparezca por completo. Esta cultura es 
inextinguible en una u otra de sus partes, en unos u 
otros de sus restos materiales; las dificultades 
consistiran unicamente en su renovacion. Tal es, 
pues, uno de los puntos de vista, consistente en que 
debemos conservar el viejo programa, agregandole 
una defmicion del imperialismo y del comienzo de la 
revolucion social. 

He expresado este punto de vista en el proyecto 
de programa publicado por mi. El otro proyecto fue 
publicado por el camarada Sokolnikov en la 
recopilacion moscovita. El otro punto de vista ha 
sido expuesto en nuestras conversaciones, en 
particular por el camarada Bujarin, y en la prensa por 
el camarada V. Smirnov en la recopilacion 
moscovita. Este punto de vista consistia en que era 
necesario o bien tachar integramente la vieja parte 
teorica del programa o bien excluirla casi por 
completo y sustituirla con otra nueva, que defma no 
la historia del desarrollo de la produccion mercantil y 
del capitalismo, como lo hacia nuestro programa, 
sino la fase moderna de desarrollo superior del 
capitalismo -el imperialismo- y la transicion directa a 
la era de la revolucion social. No me parece que estos 
dos puntos de vista difieran de modo radical y de 
principio, pero yo insistire en el mio. A mi juicio, 
seria equivocado teoricamente eliminar el viejo 
programa, que define el desarrollo desde la 
produccion mercantil hasta el capitalismo. En ese 
programa no hay nada erroneo. Asi se desarrollaron 
las cosas y asi se desarrollan, pues la produccion 
mercantil dio vida al capitalismo, y este ha 
conducido al imperialismo. Tal es la perspectiva 
general historica universal, y no deben olvidarse los 
fundamentos del socialismo. Cualesquiera que sean 
las vicisitudes ulteriores de la lucha, por muchos que 
sean los zigzags parciales que debamos veneer (y ser 
muchisimos, pues la experiencia nos muestra los 
gigantescos virajes que da la historia de la 
revolucion, por ahora solo en nuestro pais; pero 
cuando la revolucion se transforme en europea, las 
cosas seran mucho mas complicadas y marcharan 
con mayor rapidez, el ritmo de desarrollo sera mas 
desenfrenado, y los virajes mas complejos), para no 



extraviarnos en esos zigzags y virajes de la historia y 
conservar la perspectiva general; para ver el hilo de 
engarce que fue todo el desarrollo del capitalismo y 
todo el camino que conduce al socialismo y que 
nosotros, como es natural, nos imaginamos recto y 
debemos imaginarnoslo recto si queremos ver el 
comienzo, la continuacion y el fin -aunque en la 
realidad de la vida jamas sera recto, sino 
increiblemente tortuoso-; para no extraviarnos en 
esos virajes ni en los periodos de pasos atras, de 
repliegues, de derrotas temporales o cuando la 
historia o el enemigo nos hagan retroceder; para no 
extraviarnos, es importante, a juicio mio, y lo unico 
acertado desde el punto de vista teorico, no suprimir 
nuestro viejo programa fundamental. Porque en 
Rusia nos encontramos ahora unicamente en la 
primera etapa de transicion del capitalismo al 
socialismo. La historia no nos ha proporcionado la 
situacion de paz que nos imaginabamos teoricamente 
para cierto tiempo, que deseabamos y que habria 
permitido recorrer con rapidez esas etapas de 
transicion. Vemos en el acto que la guerra civil ha 
creado muchas dificultades en Rusia y se entrelaza 
con una serie de guerras. Los marxistas no hemos 
olvidado nunca que la violencia acompanara 
inevitablemente a la bancarrota del capitalismo en 
toda su amplitud y al nacimiento de la sociedad 
socialista. Y esa violencia abarcara un periodo 
historico universal, toda una era de guerras del 
caracter mas diverso: guerras imperialistas, guerras 
civiles, entrelazamiento de unas y otras, guerras 
nacionales, guerras de liberacion de las 
nacionalidades aplastadas por los imperialistas y por 
distintas combinaciones de las potencias 
imperialistas integrantes ineluctablemente de unas y 
otras alianzas en la epoca de los gigantescos trusts y 
consorcios capitalistas de Estado y militares. Esa 
epoca -una epoca de gigantescas bancarrotas, de 
violentas soluciones belicas en masa y de crisis- ha 
empezado ya, la vemos con claridad, es solo el 
comienzo. Por ello carecemos de fundamento para 
excluir cuanto se refiere a la definicion de la 
produccion mercantil general del capitalismo en 
general. No hemos hecho mas que dar los primeros 
pasos para demoler el capitalismo por completo e 
iniciar la transicion al socialismo. No sabemos ni 
podemos saber cuantas etapas de transicion habra 
que atravesar a antes de llegar al socialismo. Eso 
depende de cuando empiece con verdadera amplitud 
la revolucion socialista europea, de la facilidad, 
rapidez o lentitud con que se desembarace de sus 
enemigos y saiga al camino trillado del desarrollo 
socialista. Desconocemos eso, pero el programa de 
un partido marxista debe basarse en hechos 
establecidos con exactitud absoluta. Solo en esto 
reside la fuerza de nuestro programa, que se ha visto 
confirmado a traves de todas las vicisitudes de la 
revolucion. Solo sobre ese terreno pueden erigir su 



VII congreso extraordinario del PC(B) de Rusia 



programa los marxistas. Debemos partir de hechos 
registrados con exactitud absoluta, y esos hechos 
consisten en que el desarrollo del intercambio y de la 
produccion mercantil en el mundo entero se ha 
convertido en el fenomeno historico predominante, 
ha conducido al capitalismo, y este se ha 
transformado en imperialismo. Este hecho es 
absolutamente indiscutible y debe consignarse, ante 
todo, en el programa. Tambien es un hecho evidente 
para nosotros, y debemos hablar de el con claridad, 
que el imperialismo inicia la era de la revolucion 
social. Al dejar constancia de este hecho en nuestro 
programa, alzamos a la vista del mundo entero la 
antorcha de la revolucion social no solo en el sentido 
de la agitacion verbal, sino como un nuevo programa, 
que dice a todos los pueblos de Europa Occidental: 
"Ahi teneis lo que hemos sacado, junto con vosotros, 
de la experiencia del desarrollo capitalista. Ahi teneis 
lo que era el capitalismo y como ha llegado al 
imperialismo, ahi teneis la era de la revolucion 
social, que empieza y en la que nos ha 
correspondido, en el tiempo, el primer papel". 
Apareceremos ante todos los paises civilizados con 
este manifiesto que no sera solo un caluroso 
llamamiento, si no que estara fundamentado con 
exactitud absoluta, se deducira de hechos 
reconocidos por todos los partidos socialistas. Tanto 
mas clara sera la contradiccion entre la tactica de 
esos partidos, que han traicionado ahora al 
socialismo, y las premisas teoricas compartidas por 
todos nosotros y que se han convertido en carne de la 
carne y sangre de la sangre de cada obrero 
consciente: el desarrollo del capitalismo y su 
transformacion en imperialismo. En visperas de las 
guerras imperialistas, en las resoluciones de los 
congresos de Chemnitz y de Basilea 25 se hizo una 
defmicion del imperialismo con la que esta en 
flagrante contradiccion la tactica actual de los 
socialtraidores. Por ello debemos repetir los hechos 
fundamentales para mostrar con mayor claridad a las 
masas trabajadoras de Europa Occidental de que se 
acusa a sus dirigentes. 

He ahi lo fundamental que me hace considerar 
semejante estructura del programa como la unica 
acertada desde el punto de vista teorico. El caracter 
historico de lo que ocurre no sugiere que debamos 
abandonar como trastos viejos la defmicion de la 
produccion mercantil y del capitalismo, pues no 
hemos ido mas alia de las primeras etapas de la 
transicion del capitalismo al socialismo, y nuestra 
transicion se ve complicada en Rusia con 
peculiaridades que no existen en la mayoria de los 
paises civilizados. Por consiguiente, es no solo 
probable, sino inevitable que esas etapas de 
transicion sean diferentes en Europa; y de ahi que 
resulte erroneo en teoria fijar toda la atencion en esas 
etapas especificas nacionales de transicion, 
indispensables para nosotros, pero que en Europa 



pueden no ser indispensables. Debemos empezar por 
la base general del desarrollo de la produccion 
mercantil, del paso al capitalismo y de la 
transformacion del capitalismo en imperialismo. Con 
ello ocuparemos y fortificaremos teoricamente una 
posicion de la que no podra tratar de desalojarnos 
nadie que no haya traicionado al socialismo. De esto 
se deduce una conclusion igualmente includible: 
comienza la era de la revolucion social. 

Hacemos eso sin abandonar el terreno de los 
hechos registrados de manera incontestable. 

A continuacion, nuestra tarea consiste en hacer 
una defmicion del tipo sovietico de Estado. Por lo 
que se refiere a esta cuestion, he tratado de exponer 
los puntos de vista teoricos en el libro El Estado y la 
revolucion . A mi juicio, la concepcion marxista del 
Estado ha sido adulterada en grado superlativo por el 
socialismo oficial dominante en Europa Occidental, 
como lo ha confirmado con magnifica claridad la 
experiencia de la revolucion sovietica y la creacion 
de los Soviets en Rusia. En nuestros Soviets existen 
todavia gran tosquedad y multitud de cosas 
inacabadas, eso es indudable y esta claro para 
cuantos examinen con atencion su labor; pero lo 
importante en ellos, lo que tiene un valor historico, lo 
que representa un paso adelante en el desarrollo 
mundial del socialismo es que se ha creado un nuevo 
tipo de Estado. En la Comuna de Paris ocurrio eso 
durante unas cuantas semanas, en una sola ciudad, 
sin tenerse nocion de lo que se hacia. Los creadores 
de la Comuna no la comprendian, la creaban con la 
genial intuicion de las masas despertadas, y ni una 
sola fraccion de los socialistas franceses tenia nocion 
de lo que hacia. Nosotros nos encontramos en otras 
condiciones, en las cuales, por apoyarnos en la 
Comuna de Paris y en los largos anos de desarrollo 
de la socialdemocracia alemana, podemos ver con 
claridad lo que hacemos al crear el Poder sovietico. 
A pesar de toda la tosquedad e indisciplina que 
existen en los Soviets, lo que constituye una 
reminiscencia del caracter pequenoburgues de 
nuestro pais, las masas populares han creado un 
nuevo tipo de Estado. Y ese tipo de Estado no se 
aplica semanas, sino meses; no se aplica en una 
ciudad, sino en un pais inmenso, en varias naciones. 
Este tipo de Poder sovietico ha mostrado de lo que es 
capaz, como lo prueba el que se haya extendido a un 
pais tan distinto en todos los aspectos como 
Finlandia, donde no existen los Soviets, pero el tipo 
de poder es tambien nuevo, proletario 26 . Y eso 
constituye una demostracion de lo que es indiscutible 
desde el punto de vista teorico, de que el Poder 
sovietico es un nuevo tipo de Estado sin burocracia, 
sin policia, sin ejercito permanente, en el que la 
democracia burguesa es sustituida con una nueva 



Vease el tomo 7 de la presente edicion. (TV. de la 
Edit.) 



V. I. Lenin 



democracia: la democracia que adelanta a primer 
piano a la vanguardia de las masas trabajadoras, 
convirtiendolas en legislador, ejecutor y protector 
militar, y crea el mecanismo capaz de reeducar a las 
masas. 

En Rusia apenas se ha iniciado esa obra, y se ha 
iniciado. Si comprendemos lo que hay de malo en lo 
que hemos iniciado, lo subsanaremos, siempre que la 
historia nos brinde la posibilidad de trabajar para 
perfeccionar este Poder sovietico durante un periodo 
mas o menos considerable. Por eso, me parece que la 
definition del nuevo tipo de Estado debe ocupar un 
lugar destacado en nuestro programa. 
Lamentablemente, hemos tenido que preparar el 
programa en momentos en que estamos absorbidos 
por la labor del gobierno y con una precipitation tan 
increible que no hemos podido siquiera reunir a 
nuestra comision y redactar un proyecto oficial. Lo 
que se ha distribuido a los camaradas delegados es 
unicamente un borrador , como podran ver con 
claridad cuantos lo lean. En el se ha dedicado 
bastante espacio al problema del Poder sovietico, y 
creo que en ello debe manifestarse la importancia 
internacional de nuestro programa. A mi juicio, seria 
erroneo en extremo que limitaramos la importancia 
internacional de nuestra revolution a llamamientos, 
consignas, manifestaciones, manifiestos, etc. Eso no 
basta. Debemos mostrar de una manera concreta a los 
obreros europeos que obra hemos emprendido, como 
la hemos emprendido y como deben comprenderla, 
pues eso les llevara de una manera concreta a la 
cuestion de como se puede conseguir el socialismo. 
Los obreros europeos han de ver que los rusos 
emprenden una buena obra, y si la emprenden mal, 
nosotros lo haremos mejor. Para esto debemos 
facilitarles la mayor cantidad posible de datos y 
decirles que es lo nuevo que hemos intentado crear. 
El Poder sovietico es un nuevo tipo de Estado; 
procuremos trazar sus tareas, su estructura, 
procuremos explicar por que es este un nuevo tipo de 
democracia, en el que hay tantas cosas caoticas y 
absurdas, y cual es su alma viva: el paso del poder a 
los trabaj adores, la abolition de la explotacion, de la 
maquina de coercion. El Estado es una maquina de 
coercion. Hay que coaccionar a los explotadores, 
pero eso no se puede hacer con la policia; solo 
pueden hacerlo las propias masas, y la maquina debe 
estar vinculada a ellas, debe representarlas como 
Soviets. Estos se hallan mucho mas proximos a las 
masas, permiten estar mas cerca de ellas, brindan 
mayores posibilidades para educarlas. Sabemos 
perfectamente que el campesino ruso trata de 
aprender, pero queremos que aprenda de su propia 
experiencia, y no de los libros. El poder sovietico es 
una maquina, una maquina destinada a que las masas 
empiecen inmediatamente a aprender a administrar el 



Vease el presente volumen. (N. de la Edit) 



Estado y a organizar la production a escala de todo el 
pais. Esta tarea ofrece dificultades gigantescas. Pero 
lo importante en el piano historico es que 
emprendemos su cumplimiento y no solo desde el 
punto de vista exclusivamente de nuestro pais, sino 
recabando la ayuda de los obreros europeos. 
Debemos dar una explication concreta de nuestro 
programa precisamente desde este punto de vista 
general. Por eso consideramos que es la continuation 
del camino de la Comuna de Paris. Por eso estamos 
seguros de que, emprendiendo ese camino, los 
obreros europeos podran ayudarnos. Ellos podran 
hacer mejor lo que nosotros hacemos, con la 
particularidad de que el centro de gravedad, desde el 
punto de vista formal, se trasladara a las condiciones 
concretas. Mientras que en el pasado tenia 
importancia singular una revindication como la 
garantia del derecho de reunion, hoy nuestro punto 
de vista sobre el consiste en que nadie puede ahora 
impedir las reuniones, y el Poder sovietico solo debe 
asegurar locales para celebrarlas. Para la burguesia, 
lo importante es proclamar principios 
grandilocuentes: "Todos los ciudadanos tienen 
derecho a reunirse, mas a reunirse a la intemperie: no 
les daremos locales". Nosotros decimos: "Obras son 
amores y no buenas razones". Es preciso confiscar 
los palacios -y no solo el de Tauride, sino tambien 
otros muchos-, mas no decimos nada del derecho de 
reunion. Y eso hay que hacerlo extensivo a todos los 
demas puntos del programa democratico. Debemos 
juzgar nosotros mismos. Los ciudadanos deben 
participar sin exclusion alguna en la administration 
de la justicia y en el gobierno del pais. Y para 
nosotros es importante incorporar a la administration 
publica del Estado a todos los trabajadores sin 
exception. Esta tarea ofrece dificultades gigantescas. 
Pero la minoria, el partido, no puede implantar el 
socialismo. Podran implantarlo decenas de millones 
de seres cuando aprendan a hacerlo ellos mismos. 
Vemos nuestro merito en que tratamos de ayudar a 
las masas a que inicien inmediatamente ellas mismas 
esta obra, y no a que lo aprendan de los libros, de las 
conferencias. Esa es la razon por la que, al exponer 
estas tareas nuestras de una manera concreta y clara, 
incitamos a todas las masas europeas a discutir la 
cuestion y a plantearla de una manera practica. Es 
posible que llagamos mal lo que es necesario hacer, 
pero incitamos a las masas a que hagan lo que deben 
hacer. Si lo que hace nuestra revolution no es casual 
-y estamos profundamente convencidos de ello-, no 
es producto de una decision de muestro partido, sino 
producto ineluctable de toda revolution calificada 
por Marx de popular, es decir, de una revolution 
creada por las propias masas populares con sus 
consignas y sus aspiraciones, y no repitiendo el 
programa de la vieja burguesa; si planteamos asi la 
cuestion, alcanzaremos lo mas esencial. Y llegamos 
asi a la cuestion de si es oportuno anular las 



VII congreso extraordinario del PC(B) de Rusia 



diferencias entre los programas maximo y minimo 27 . 
Si y no. Yo no temo esa anulacion porque el punto de 
vista que existia aiin durante el verano no debe existir 
en la actualidad. Yo decia "es pronto", cuando no 
habiamos tornado aiin el poder; ahora, cuando hemos 
tornado y probado ese poder, no es pronto. En 
sustitucion del viejo programa, debemos escribir 
ahora un nuevo programa del Poder sovietico, sin 
renunciar lo mas minimo al aprovechamiento del 
parlamentarismo burgues. Pensar que no se nos 
puede hacer retroceder es una Utopia. 

Desde el punto de vista historico es imposible 
negar que Rusia ha creado la Republica de los 
Soviets. Decimos que, en caso de cualquier retroceso, 
sin renunciar al aprovechamiento del 
parlamentarismo burgues -si las fuerzas de clase 
enemigas nos hacen retornar a esa vieja posicion-, 
avanzaremos hacia lo conquistado por la experiencia, 
hacia el Poder sovietico, hacia el tipo sovietico de 
Estado, hacia un Estado del tipo de la Comuna de 
Paris. Eso debe expresarse en el programa. En lugar 
del programa minimo introduciremos el programa del 
Poder sovietico. La definicion del nuevo tipo de 
Estado debe ocupar un lugar destacado en nuestro 
programa. 

Es claro que no podemos redactar ahora un 
programa. Debemos elaborar sus postulados 
fundamentales y entregarselos a la comision o al 
Comite Central para que elaboren las tesis 
fundamentales. E incluso mas facil: esa elaboracion 
puede hacerse tomando como base la resolucion 
sobre la Conferencia de Brest-Litovsk, que ha 
proporcionado ya las tesis. Basandose en la 
experiencia de la revolucion rusa, debe hacerse una 
definicion del Poder sovietico y luego deben 
proponerse transformaciones practicas. A mi parecer, 
aqui, en la parte historica, es preciso indicar que ha 
empezado la expropiacion de la tierra y de la 
industria 28 . Senalaremos aqui la tarea concreta de 
organizar el consumo, universalizar los bancos, 
transformarlos en una red de instituciones de Estado 
que abarquen todo el pais y nos proporcionen la 
contabilidad social, la contabilidad y el control 
efectuados por la propia poblacion, como punto de 
arranque de los pasos ulteriores del socialismo. 
Pienso que esta parte la mas dificil, debe ser expuesta 
en forma de reivindicaciones concretas de nuestro 
Poder sovietico; que queremos hacer ahora mismo, 
que reformas nos proponemos efectuar en el terreno 
de la politica bancaria, en la organizacion de la 
produccion de articulos, en la organizacion del 
intercambio, de la contabilidad y del control, en la 
implantacion del trabajo obligatorio, etc. Cuando sea 
posible, anadiremos que pasos, pasitos o medios 
pasos hemos dado ya en este terreno. Debe senalarse 
con absolutas exactitud y claridad lo que se ha 
empezado en nuestro pais y lo que no se ha 
terminado. Todos sabemos perfectamente que esta 



sin terminar una parte inmensa de lo que hemos 
empezado. En el programa debemos hablar, sin 
exagerar lo mas minimo, con absoluta objetividad y 
sin apartarnos de los hechos, de lo que hay y de lo 
que nos proponemos hacer. Mostraremos esta verdad 
al proletariado europeo y le diremos: "Eso hay que 
hacer", a fin de que el nos diga: "Los rusos hacen 
mal esto o aquello, pero nosotros lo haremos mejor". 
Y entonces, cuando esa aspiracion cautive a las 
masas, la revolucion socialista sera invencible. Se 
esta haciendo a la vista de todos una guerra 
imperialista, expoliadora desde el comienzo hasta el 
fin. Cuando a la vista de todos, la guerra imperialista 
se quita los tapujos y se convierte en guerra de todos 
los imperialistas contra el Poder sovietico, contra el 
socialismo, ello da un nuevo impulso al proletariado 
de Occidente. Hay que poner eso al desnudo, 
presentar la guerra como una union de los 
imperialistas contra el movimiento socialista. Tales 
son las consideraciones generales que estimo 
necesario exponeros, basandome en las cuales hago 
la propuesta practica de efectuar ahora un 
intercambio de los puntos de vista fundamentales 
sobre esta cuestion y, quiza elaborar despues algunas 
tesis fundamentales aqui mismo; pero si se considera 
que eso es ahora dificil, renunciemos a ello y 
confiemos la cuestion del programa al Comite 
Central o a una comision especial, encargandole que 
redacte el programa del partido -el cual debera 
cambiar ahora mismo de nombre-, tomando por base 
los escritos de que se dispone y las actas 
taquigraficas o detallados resumenes de los 
secretarios del congreso. Me parece que, en la 
actualidad, podemos hacer eso, y creo que todos 
estareis de acuerdo con que, dada la insuficiente 
preparacion de la redaccion de nuestro programa en 
que nos han sorprendido los acontecimientos, ahora 
no es posible hacer otra cosa. Estoy seguro de que 
podremos hacerlo en unas cuantas semanas. En todas 
las corrientes de nuestro partido disponemos de 
fuerzas teoricas suficientes para redactar un 
programa en unas cuantas semanas. Contendra, como 
es natural, muchas equivocaciones, sin hablar ya de 
las incorrecciones de redaccion y de estilo, porque no 
disponemos de meses para hacer esa labor con la 
tranquilidad indispensable en todo trabajo de 
redaccion. 

Corregiremos todas esas equivocaciones en el 
proceso de nuestro trabajo, plenamente seguros de 
que daremos al Poder sovietico la posibilidad de 
cumplir dicho programa. Si, por lo menos 
formulamos con exactitud, sin apartarnos de la 
realidad, que el Poder sovietico es un nuevo tipo de 
Estado, una forma de dictadura del proletariado; que 
hemos asignado otras tareas a la democracia y que 
hemos trasladado las tareas del socialismo de la 
formula abstracta general "expropiacion de los 
expropiadores" a formulas concretas como la 



V. I. Lenin 



nacionalizacion de los bancos 29 y de la tierra; si lo 
hacemos asi, tendremos la parte esencial del 
programa. 

El problema agrario deberemos transformarlo en 
el sentido de que estamos presenciando los primeros 
pasos de mostrativos de que los pequenos 
campesinos, que desean estar al lado del proletariado 
y ayudarle en la revolucion socialista, a pesar de 
todos sus prejuicios y de todas sus viejas opiniones, 
se han impuesto la tarea practica de pasar al 
socialismo. No imponemos eso a los demas paises, 
pero es un hecho. El campesinado ha demostrado, no 
con palabras, sino con hechos, que desea ayudar y 
ayuda al proletariado, dueno ya del poder, a realizar 
el socialismo. En vano nos imputan que queremos 
implantar el socialismo por la violencia. 
Repartiremos la tierra de modo equitativo desde el 
punto de vista, primordialmente de la pequena 
hacienda. Al hacerlo, damos preferencia a las 
comunas y a los grandes arteles de produccion. 
Apoyamos la monopolizacion del comercio del trigo. 
Apoyamos -asi ha dicho el campesinado- la 
expropiacion de los bancos y las fabricas. Estamos 
dispuestos a ayudar a los obreros en la realizacion del 
socialismo. Considero que debe editarse en todos los 
idiomas la ley fundamental de socializacion de la 
tierra. Esa edicion se hara, si no se ha hecho ya. En el 
programa expondremos de manera concreta esta idea: 
es preciso expresarla en teoria, sin apartarse lo mas 
minimo de los hechos comprobados de modo 
concrete En Occidente se hara eso de otra manera. 
Es posible que cometamos errores, pero tenemos la 
esperanza de que el proletariado de Occidente los 
subsanara. Rogamos al proletariado europeo que nos 
ayude en nuestra labor. 

Por consiguiente, podemos redactar nuestro 
programa en unas cuantas semanas, y los errores que 
cometamos los corregira la vida, los corregiremos 
nosotros mismos. Seran tan ligeros como una pluma 
en comparacion con los resultados positivos que 
alcanzaremos. 

Breve relation publicada el 20 (7) de marzo de 
1918 en el num. 55 del periodico "Hoja Obrera y 
Campesina de Nizhnt-Novgorod". 

T. 36, pdgs. 43-57. 

4. Borrador del proyecto de programa 30 . 

Tomese por base mi proyecto* (folleto, pag. 19 y 
siguientes). 

La parte teorica debe quedar, suprimiendose el 
ultimo parrafo de la primera parte (pagina 22 del 
folleto, desde las palabras "Las condiciones 
objetivas" hasta "el contenido de la evolucion 



El nombre del partido, simplemente "Partido 
Comunista" (sin agregar "de Rusia"), y, entre 
parentesis: (partido de los bolcheviques). 



socialista"; es decir, desaparecen cinco lineas). 

En el siguiente parrafo (pag. 22), que comienza 
por las palabras: "El cumplimiento de esta tarea", 
introduzcase el cambio senalado en el articulo Sobre 
la revision del programa del partido, publicado en 
Prosveschenie (num. 1-2, septiembre-octubre de 
1917), pag. 93. 

En el mismo parrafo, en lugar de 
"socialchovinisnio" pongase en ambos casos: 

(1) "oportunismo y socialchovinisnio"; 

(2) entre el oportunismo y el socialchovinismo, 
por una parte, y la lucha revolucionaria 
internacionalista del proletariado en aras de la 
plasmacion del regimen socialista, por otra cosa". 

A continuacion habra que rehacerlo todo, 
aproximadamente de la siguiente manera: 

La revolucion del 25 de Octubre (7 de noviembre) 
de 1917 instauro en Rusia la dictadura del 
proletariado, que ha sido apoyada por los campesinos 
pobres o semiproletarios. 

Dicha dictadura plantea en Rusia al Partido 
Comunista la tarea de llevar hasta el fin, de culminar 
la ya iniciada expropiacion de los terratenientes y la 
burguesia, asi como la entrega de todas las fabricas, 
ferrocarriles, bancos, la flota y demas medios de 
produccion y circulacion en propiedad a la Republica 
Sovietica; 

utilizar la alianza de los obreros de las ciudades y 
de los campesinos pobres, que ya ha proporcionado 
la abolicion de la propiedad privada de la tierra y la 
ley sobre la forma de transicion de la pequena 
hacienda campesina al socialismo, que los modernos 
ideologos del campesinado, puesto de parte de los 
proletarios, han llamado socializacion de la tierra, 
para pasar de manera paulatina, pero incesante, al 
laboreo colectivo de la tierra y a la gran agricultura 
socialista; 

consolidar y seguir desarrollando la Republica 
Federativa de los Soviets como una forma de 
democracia inconmensurablemente mas alta y 
progresista que el parlamentarismo burgues y como 
unico tipo de Estado que corresponde, vista la 
experiencia de la Comuna de Paris de 1871 y la 
experiencia de las revoluciones rasas de 1905 y 
1917-1918, al periodo de transicion del capitalismo 
al socialismo, es decir, al periodo de la dictadura del 
proletariado; 

utilizar al maximo y en todos los aspectos la 
antorcha de la revolucion socialista mundial 
encendida en Rusia para llevar la revolucion a los 
paises mas adelantados y, en general, a todos los 
paises, paralizando las tentativas de los Estados 
burgueses imperialistas de inmiscuirse en los asuntos 
internos de Rusia o unirse para luchar abiertamente 
contra la Republica Socialista Sovietica o hacerle la 
guerra. 



VII congreso extraordinario del PC(B) de Rusia 



DIEZ TESIS SOBRE EL PODER SOVIETICO. 

Consolidation y desarrollo del Poder sovietico. 

Consolidacion y desarrollo del Poder sovietico 
como forma, comprobada ya en la practica y 
proporcionada por el movimiento de masas y la lucha 
revolucionaria, de la dictadura del proletariado y de 
los campesinos pobres (semiproletarios). 

La consolidacion y el desarrollo deben consistir 
en el cumplimiento (mas amplio, general y metodico) 
de las tareas planteadas por la historia a esta forma de 
poder estatal, a este nuevo tipo de Estado, a saber: 

(1) agrupacion y organizacion de las masas 
trabajadoras y explotadas, oprimidas por el 
capitalismo, y solo de ellas, es decir, solo de los 
obreros y los campesinos pobres, los semiproletarios, 
excluidas automaticamente las clases explotadoras y 
los representantes ricos de la pequena burguesia; 

(2) agrupacion de la parte mas dinamica, activa y 
consciente de las clases oprimidas, de su vanguardia, 
la cual debe educar a toda la poblacion trabajadora, 
sin excepcion, a que participe por su cuenta en el 
gobierno del pais en la practica, y no en teoria. 

(4) (3) Supresion del parlamentarismo (como 
separacion de las funciones legislativas de las 
ejecutivas); union de la gestion publica legislativa y 
ejecutiva. Fusion de la administracion con la 
legislacion. 

(3) (4) Vinculacion mas estrecha de todo el 
mecanismo del poder estatal y la administracion 
publica a las masas que en las formas anteriores de la 
democracia. 

(5) Creacion de una fuerza armada de obreros y 
campesinos que este lo menos apartada posible del 
pueblo (Soviets = obreros y campesinos armados). 
Armamento general organizado de todo el pais como 
uno de los primeros pasos hacia el armamento de 
todo el pueblo. 

(6) La mas completa democracia en virtud del 
menor formalismo y la mayor facilidad para elegir y 
revocar. 

(7) Vinculacion estrecha (y directa) por ramas y 
unidades economicas de produccion (elecciones por 
fabricas y por zonas campesinas y de industrias de 
oficio locales). Esta estrecha vinculacion permite 
realizar hondas transformaciones socialistas. 

(8) (Se incluye en parte, si no del todo, en lo 
anterior) posibilidad de suprimir la burocracia, de 
valernos sin ella; de la realizacion de esta 
posibilidad. 

(9) Traslado del centro de gravedad de los 
problemas de la democracia del reconocimiento 
formalista de la igualdad de forma entre la burguesia 
y el proletariado, entre los pobres y los ricos, al 
disfrute practico de la libertad (democracia) por parte 
de la masa trabajadora y explotada de la poblacion. 

(10) El desarrollo sucesivo de la organizacion 
sovietica del Estado debe consistir en que todo 
diputado de un Soviet ejerza sin falta una funcion 



permanente en la gestion publica al paso que 
participe en las reuniones del Soviet; ademas, en que 
toda la poblacion sea incorporada paulatinamente 
tanto a participar en la organizacion de los Soviets (a 
condicion de que se subordine a las organizaciones 
de los trabajadores) como a ejercer funciones en la 
gestion publica. 

El cumplimiento de estas tareas exige: 

a) En la esfera political 

desarrollo de la Republica Sovietica. [Ventajas 
del socialismo (Prosveschenie, pdgs. 13-44) 6 
punto.] 

propagacion de la Constitucion sovietica a toda la 
poblacion en la medida que vayan dejando de oponer 
resistencia los explotadores; 

federacion de las naciones como transito a una 
unidad consciente y mas estrecha de los trabajadores 
que han aprendido a elevarse voluntariamente por 
encima de las discordias nacionales; 

represion implacable y obligatoria de la 
resistencia de los explotadores; las normas de la 
democracia "general" (es decir, burguesa) se 
subordinan y dan paso a este objetivo: 

"Libertades" y democracia no para todos, sino 
para las masas trabajadoras y explotadas a fin de 
emanciparlas de la explotacion; represion implacable 
de los explotadores; 

NB: el centro d gravedad se traslada del 
reconocimiento formal de las libertades (como 
sucedia en el parlamentarismo burgues) a la garantia 
del disfrute real de las libertades por los trabajadores 
que derrocan a los explotadores. 

Por ejemplo, del reconocimiento de la libertad de 
reunion a la entrega de los mejores locales y salones 
a los obrero del reconocimiento de la libertad de 
palabra a la entrega de las mejores imprentas a los 
obreros, etc. 

{Breve enumeracion de dichas "libertades", 
tomada del viejo programa minimo. Armamento de 
los obreros y desarme de la burguesia.} 

Paso, por conducto del Estado sovietico, a la 
supresion paulatina del Estado mediante la 
incorporacion regular de un numero mayor cada dia 
de ciudadanos, y luego de todos los ciudadanos sin 
exception, al cumplimiento directo y cotidiano de su 
parte de obligaciones en la gestion publica. 

b) En la esfera economica: 

organizacion socialista de la produccion a escala 
nacional: manda las organizaciones obreras 
(sindicatos, comites de fabrica, etc.) bajo la direccion 
general del Poder sovietico, unico soberano. 

Otro tanto para el transporte y la distribucion 
(primero monopolio estatal del "comercio"; luego 
sustitucion completa y definitiva del "comercio" con 
la distribution, organizada de una manera metodica, 
por el conducto de los sindicatos de empleados de 
comercio y la industria, bajo la direccion del Poder 



V. I. Lenin 



sovietico). 

- Agrupacion forzosa de toda la poblacion en 
comunas de consumo y produccion. 

Sin abolir (temporalmente) el dinero ni prohibir 
algunas operaciones de compra-venta para familias 
por separado, debemos hacer ante todo obligatoria, 
con fuerza de ley, la ejecucion de todas las 
operaciones de ese tipo por conducto de las comunas 
de consumo y produccion. 

- Comienzo inmediato del cumplimiento del 
trabajo general obligatorio, haciendolo extensivo de 
la manera mas paulatina cautelosa a los pequenos 
campesinos que viven de su propia hacienda, sin 
emplear trabajo asalariado; 

la primera medida y primer paso hacia el trabajo 
general obligatorio debe ser instituir cartillas 
(obligatorias) para trabajo y consumo (con registro 
de entradas y salidas) para todos los ricos (o sea, los 
que tienen un ingreso mensual de mas de 500 rublos; 
luego, los propietarios de empresas con obreros 
asalariados; las familias con criada, etc.); 

La compra-venta es admisible tambien por 
conducto de otra comuna que no sea la de uno 
(durante los viajes, en los mercados, etc.); pero es 
obligatorio registrar las operaciones (si superan cierta 
suma) en las cartillas de trabajo y consumo. 

- Concentracion total de la banca en manos del 
Estado, y de todo el giro monetario-mercantil en los 
bancos. Universalizacion de las cuentas corrientes 
bancarias: paso gradual a la apertura obligatoria de 
cuenta corriente en un banco, primero para las 
grandes empresas y luego para todas las empresas del 
pais. Deposito obligatorio del dinero en los bancos y 
tramite de las transferencias monetarias 
exclusivamente por los bancos. 

- Universalizacion de la contabilidad y el control 
de toda la produccion y distribucion de los productos, 
debiendo practicarse primero por las organizaciones 
obreras y luego por toda la poblacion, sin excluir a 
nadie. 

- Organizacion de la emulacion entre las diversas 
(todas) comunas de consumo y produccion del pais 
con objeto de elevar constantemente la organizacion, 
la disciplina y la productividad del trabajo, de pasar a 
una tecnica superior, de economizar trabajo y 
materiales, de reducir gradualmente la Jornada a 6 
horas y nivelar poco a poco todos los salarios en 
todos los oficios y categorias. 

- Medidas constantes y periodicas para sustituir 
los quehaceres domesticos de familias por separado 
con la alimentacion en comun de grupos numerosos 
de familias (paso a la Alimentacion publica). 

En la esfera pedagogical 

los viejos puntos... 

En la esfera financier a: 

sustitucion de los impuestos indirectos con el 
impuesto progresivo de utilidades, asi como con un 
descuento (determinado) de las ganancias de los 



monopolios estatales. En relacion con esto, entrega 
en especie de pan y otros productos a los obreros 
empleados por el Estado en diversos tipos de trabajo 
socialmente necesarios. 

Politica inter nacional: 

Apoyo en primer orden al movimiento 
revolucionario del proletariado socialista en los 
paises adelantados. 

Propaganda. Agitacion. Confraternizacion. 

Lucha implacable contra el oportunismo y el 
socialchovinismo. 

Apoyo al movimiento democratico y 
revolucionario de todos los paises en general, sobre 
todo de las colonias y paises dependientes. 

Liberacion de las colonias. Federacion como 
transito a la union voluntaria. 

Escrito entre el 1 y el 8 de marzo de 1918. 
Publicado el 9 de marzo de 1918 en el num. 5 del 
periodico "Kommunist". 

T. 36, pdgs. 70-76. 



LAS TAREAS PRINCIPALES DE NUESTROS DIAS. 



jEres misera y opulenta, 

Eres vigorosa e impotente, 

Madrecita Rusia! 

La historia de la humanidad esta dando en 
nuestros dias uno de los virajes mayores y mas 
dificiles, uno de esos virajes de inmensa significacion 
que podriamos calificar, sin exagerar lo mas minimo, 
de liberadora universal. Es el viraje de la guerra a la 
paz; de la guerra entre fieras, que envian al matadero 
a millones de trabaj adores y explotados en aras de un 
nuevo reparto del botin saqueado por los bandoleros 
mas fuertes, a la guerra de los oprimidos contra los 
opresores por sacudirse el yugo del capital; un viraje 
del abismo de sufrimientos, torturas, hambre y 
barbarie al futuro luminoso de la sociedad comunista, 
al bienestar general y la paz duradera. No es extrano 
que en los tramos mas cerrados de tan brusco viraje, 
cuando alrededor se rompe y desmorona lo viejo con 
ruido y estrepito infernales, y nace lo nuevo entre 
sufrimientos indescriptibles, haya quien sienta 
vertigo, quien se desespere, quien busque escapatoria 
de la realidad, a veces demasiado amarga, y quiera 
salvarse al amparo de una frase bonita y atractiva. 

A Rusia le ha tocado en suerte ver con singular 
claridad y sufrir con especial intensidad y dolor el 
mas brusco zigzag de la historia, que vuelve la 
espalda al imperialismo para orientarse hacia la 
revolucion comunista. En unos cuantos dias hemos 
destruido una de las monarquias mas viejas, 
Poderosas, barbaras y feroces. En unos cuantos 
meses hemos recorrido toda una serie de etapas de 
conciliacion con la burguesia y desvanecimiento de 
las ilusiones pequenoburguesas, etapas que han 
durado decenas de anos en otros paises. En unas 
cuantas semanas, despues de derrocar a la burguesia 
hemos aplastado en guerra civil su resistencia abierta. 
El bolchevismo ha cruzado en marcha triunfal 
nuestro inmenso pais del uno al otro confin. Hemos 
llevado la libertad y a una vida independiente a los 
sectores mas pobres de las masas trabajadoras 
oprimidas por el zarismo y la burguesia. Hemos 
instaurado y consolidado la Republica Sovietica, 
nuevo tipo de Estado, incomparablemente elevado y 
democratico que las mejores republicas 
parlamentarias burguesas. Hemos implantado la 
dictadura del proletariado, apoyada por los 
campesinos pobres, y hemos iniciado un sistema de 
transformaciones socialistas de gran alcance. Hemos 



despertado la fe en sus propias fuerzas y encendido el 
fuego del entusiasmo en millones de obreros de todos 
los paises. Hemos lanzado en todas partes el 
llamamiento a la revolucion obrera internacional. 
Hemos desafiado a los bandidos imperialistas de 
todos los paises. 

Y en unos cuantos dias nos ha echado por tierra 
una fiera imperialista, que nos ataco, al vernos 
desarmados y nos ha obligado a firmar una paz 
increiblemente dura y humillante, que es un tributo 
por habernos atrevido a librarnos de la ferrea tenaza 
de la guerra imperialista, aunque solo sea por un 
plazo brevisimo. La fiera aplasta, estrangula y 
despedaza a Rusia con tanta mayor sana cuanto mas 
amenazador se yergue ante ella el fantasma de la 
revolucion obrera en su propio pais. 

Nos hemos visto obligados a firmar una paz de 
"Tilsit". No tenemos por que enganarnos nosotros 
mismos. Hay que tener el valor de mirar cara a cara a 
la verdad, amarga y desnuda. Hay que medir por 
completo, hasta el fondo, ese abismo derrota, 
desmembramiento, vasallaje y humillacion al que nos 
han empujado hoy. Cuanto mas claro lo 
comprendamos, tanto mas firme y templado estara el 
acero de nuestra voluntad de liberacion, de nuestro 
anhelo de salir del vasallaje y de alzarnos 
nuevamente a la independencia, nuestra firme 
decision de lograr a toda costa que Rusia deje de ser 
misera y debil para convertirse en vigorosa y 
opulenta en el pleno sentido de la palabra. 

Puede serlo porque, a pesar de todo, aiin nos 
quedan extension y riquezas naturales suficientes 
para proveer a todos y a cada uno de medios de 
subsistencia, si no en abundancia, por lo menos en 
cantidad suficiente. Tenemos los recursos precisos - 
en riquezas naturales, reservas de fuerzas humanas y 
el magnifico impulso que la gran revolucion ha dado 
a la energia creadora del pueblo- para hacer una 
Rusia vigorosa y opulenta de verdad. 

Y Rusia lo sera si desecha todo desaliento y toda 
fraseologia; si, apretando los dientes, reiine todas sus 
fuerzas; si pone en tension cada nervio y cada 
musculo; si comprende que la salvacion solo es 
posible siguiendo el camino de la revolucion 
socialista internacional que hemos emprendido. 
Seguir adelante por ese camino sin que las derrotas 
depriman nuestro animo; edificar piedra a piedra los 
solidos cimientos de la sociedad socialista; trabaj ar 



V. I. Lenin 



sin desmayo para crear una disciplina y una 
autodisciplina, para fortalecer en todo momento y 
lugar la organizacion, el orden, la eficiencia, la 
colaboracion armonica de las fuerzas de todo el 
pueblo, la contabilidad y el control general de la 
produccion y distribucion de los productos: tal es la 
senda que conduce a crear el poderio militar y el 
poderio socialista. 

No es digno de un verdadero socialista engallarse 
o dejarse llevar de la desesperacion por haber sufrido 
una grave derrota. No es cierto que no tengamos 
salida y nos veamos forzados a elegir entre una 
muerte "sin gloria" (desde el punto de vista de un 
hidalgo), como lo es una paz durisima, y una muerte 
"gloriosa" en lucha sin perspectiva. No es cierto que 
hayamos hecho traicion a nuestros ideales o a 
nuestros amigos, al firmar una paz de "Tilsit". No 
hemos hecho traicion a nada ni a nadie; no hemos 
canonizado ni encubierto ninguna mentira. No nos 
hemos negado a ayudar en todo lo que podiamos, con 
todo lo que estaba a nuestro alcance, a ningiin amigo 
y companero de fatigas. Un jefe militar que conduce 
a la profunda retaguardia del pais los restos de un 
ejercito que ha sido derrotado o ha huido presa del 
panico, un jefe militar que, en caso extremo, protege 
este repliegue, aceptando la paz mas dura y 
humillante, no traiciona por ello a las unidades a las 
que esta imposibilitado de prestar ayuda y que ha 
quedado cortadas por el enemigo. Ese jefe militar 
cumple con su deber, al elegir el unico procedimiento 
para salvar lo que aiin puede salvarse, al no aceptar 
aventuras ni ocultar al pueblo la amarga verdad, "al 
entregar terreno para ganar tiempo", al aprovechar 
toda tregua, por minima que sea, para reagrupar sus 
fuerzas, para permitir que el ejercito, enfermo de 
descomposicion y desmoralizacion pueda cobrar 
aliento o restablecerse. 

Hemos firmado una paz de "Tilsit". Cuando 
Napoleon I obligo a Prusia, en 1807, a firmar la paz 
de Tilsit, el conquistador habia destrozado todos los 
ejercitos de los alemanes, ocupo la capital y todas las 
ciudades importantes, implanto su policia, obligo a 
los vencidos a proporcionarle cuerpos auxiliares para 
emprender nuevas guerras de rapina, desmembro a 
Alemania y concluyo alianzas con unos Estados 
alemanes contra otros Estados alemanes. Y a pesar 
de todo, incluso despues de semejante paz, el pueblo 
aleman se mantuvo firme, supo reagrupar sus 
fuerzas, erguirse y conquistar su derecho a la libertad 
y a la independencia. 

Para cuantos quieran y sepan razonar, el ejemplo 
de la paz de Tilsit (que fue solo uno de los muchos 
tratados y humillantes impuestos a los alemanes en 
aquella epoca) muestra con claridad cuan pueril e 
ingenua es la idea de que una paz durisima representa 
en todas las circunstancias un abismo de perdicion y 
de que la guerra es la senda del heroismo y de la 
salvacion. Las epocas de guerras nos ensenan que la 



paz ha desempenado mas de una vez en la historia el 
papel de tregua para acumular fuerzas con vistas a 
nuevas batallas. La paz de Tilsit fue para Alemania 
una gran humillacion; pero fue tambien, a la vez, un 
viraje hacia un grandioso resurgimiento nacional. La 
situacion historica no permitia entonces a ese 
resurgimiento otra salida que la del Estado burgues. 
Por entonces, hace mas de cien anos, la historia la 
hacian un punado de nobles y pequenos grupos de 
intelectuales burgueses, en tanto que las masas de 
obreros y campesinos permanecian amodorradas o 
dormidas. En virtud de eso, la historia solo podia 
transcurrir a la sazon con una lentitud espantosa. 

Hoy, el capitalismo ha elevado a un nivel 
muchisimo mas alto la cultura en general y la cultura 
de las masas en particular. Con sus inauditos horrores 
y sufrimientos, la guerra ha sacudido a las masas, las 
ha despertado. La guerra ha dado un impulso a la 
historia, que avanza en nuestros dias con la velocidad 
de una locomotora. La historia la hacen ahora 
millones y decenas de millones de hombres. El 
capital ha madurado ahora para el socialismo. 

Por tanto, si Rusia marcha hoy y -eso es 
indiscutible- de una paz de "Tilsit" al resurgimiento 
nacional, a la gran guerra patria la salida para ese 
resurgimiento no es la que conduce al Estado 
burgues, sino la que lleva a la revolucion socialista 
internacional. Somos defensistas desde el 25 de 
octubre de 1917. Somos partidarios de "la defensa de 
la patria"; pero la guerra patria hacia la que nos 
encaminamos es una guerra la patria socialista, por el 
socialismo como patria una guerra por la Republica 
Sovietica como destacamento del ejercito mundial 
del socialismo. 

"jOdia al aleman, muera el aleman!": tal ha sido y 
sigue siendo la consigna del patriotismo corriente, es 
decir, del patriotismo burgues. Pero nosotros 
diremos: "jOdia a los bandidos imperialistas, odia al 
capitalismo, muera el capitalismo!" Y al mismo 
tiempo: "jAprende del aleman! jSe fiel a la alianza 
fraternal con los obreros alemanes! Se han retrasado 
en acudir en nuestra ayuda. Pero nosotros ganaremos 
tiempo, los esperaremos, y ellos vendrdn en nuestra 
ayuda". 

Si, japrende del aleman! La historia hace zigzags 
y da rodeos. Las cosas han ocurrido de manera que 
son precisamente los alemanes quienes encarnan hoy, 
al mismo tiempo que un imperialismo feroz, los 
principios de la disciplina, de la organizacion, de la 
colaboracion metodica que se basa en la industria 
mecanizada mas moderna, un control y una 
contabilidad rigurosisimos. 

Y eso es precisamente lo que nos falta. Eso es 
precisamente lo que tenemos que aprender. Eso es 
precisamente lo que necesita nuestra gran revolucion 
para poder pasar, a traves de una serie de duras 
pruebas, del comienzo triunfal al final victorioso. Eso 
es precisamente lo que necesita la Republica 



Las tareas principales de nuestros dias 

Socialista Sovietica de Rusia para dejar de ser misera 
e impotente, para convertirse en vigorosa y opulenta 
por siempre. 

11 de marzo de 1918. 

Publicado el 12 de marzo de 1918 en el num. 46 
de "Izvestia del CEC de toda Rusia ", 
T. 36, pdgs. 78-82. 



IV CONGRESO EXTRAORDINARIO DE LOS SOVIETS DE TODA RUSIA. 



14-16 de marzo de 1918. 

1. Proyecto de resolution sobre el mensaje de 
Wilson. 

El congreso expresa al pueblo norteamericano, en 
primer lugar a las clases trabajadoras y explotadas de 
Estados Unidos de America, su agradecimiento por el 
mensaje de simpatia que el presidente Wilson ha 
hecho llegar al pueblo ruso por el conducto del 
congreso de los Soviets en dias de duras pruebas para 
la Republica Socialista Sovietica de Rusia. 

Convertida en pais neutral, la Republica Sovietica 
de Rusia aprovecha el mensaje del presidente Wilson 
para expresar a todos los pueblos que sufren y 
perecen a causa de los horrores de la guerra 
imperialista su profunda simpatia y su firme 
conviction de que no esta lejano el dia feliz en que 
las masas trabajadoras de todos los paises burgueses 
se sacudan el yugo del capital e instauren la 
organization socialista de la sociedad, unica capaz de 
asegurar una paz justa y duradera, asi como la cultura 
y el bienestar para todos los trabajadores. 

Escrito el 14 de marzo de 1918. Publicado el 15 
de marzo de 1918 en el num. 48 de "Izvestia del CEC 
de toda Rusia ". 

T. 36, pdgs. 91. 

2. Informe sobre la ratification del tratado de 
paz, 14 de marzo. 

Camaradas: Hoy debernos resolver un problema 
que implica un viraje en el desarrollo de la 
revolution rusa, y no solo rusa, sino internacional; y 
para resolver con acierto el problema de la 
gravosisima paz que han concertado los 
representantes del Poder sovietico en Brest-Litovsk y 
que el Poder sovietico propone aprobar, es decir, 
ratificar; para resolver con acierto este problema lo 
que mas necesitamos es comprender el sentido 
historico del viraje que debernos dar, comprender en 
que ha consistido la peculiaridad principal del 
desarrollo de la revolution hasta ahora y en que 
consiste la causa fundamental de la penosa derrota y 
de la epoca de duras pruebas que hemos pasado. 

Me parece que la fuente principal de las 
discrepancias en torno a esta cuestion entre los 
partidos sovieticos consiste, precisamente, en que 
algunos se dejan llevar demasiado por un sentimiento 



de legitima y justa indignation con motivo de la 
derrota de la Republica Sovietica por el 
imperialismo; a veces se dejan llevar demasiado de la 
desesperacion, y en lugar de tener en cuenta las 
condiciones historicas del desarrollo de la revolution 
tal y como se dieron antes de la presente paz y tal y 
como se nos presentan ahora a nosotros despues de la 
paz, intentan dar una respuesta sobre la tactica de la 
revolution basandose en los sentimientos 
espontaneos. Pero la experiencia de todas las 
historias de las revoluciones nos ensena que cuando 
se trata de cualquier movimiento de masas o de una 
lucha entre las clases, sobre todo como la actual, que 
no se desarrolla unicamente en un solo pais aunque 
sea inmenso, sino que abarca todas las relaciones 
internacionales, es preciso basar nuestra tactica, ante 
todo y sobre todo, en la situation objetiva, analizar 
cual ha sido hasta ahora el curso la revolution y por 
que ha cambiado de manera tan amenazadora, brusca 
y desfavorable para nosotros. 

Si examinamos desde este punto de vista el 
desarrollo de nuestra revolution, veremos con 
claridad que ha atravesado hasta ahora un periodo de 
independencia relativa y aparente en grado 
considerable, de independencia temporal de las 
relaciones internacionales. El camino seguido por 
nuestra revolution desde fines de febrero de 1917 
hasta el 11 de febrero del ano actual, dia en que 
empezo la ofensiva alemana, ha sido en general un 
camino de victorias faciles y rapidas. Si examinar el 
desarrollo de esta revolution a escala internacional, 
desde el punto de vista unicamente de la revolution 
rusa, veremos que durante ese ano hemos vivido tres 
periodos. Durante el primer periodo, la clase obrera 
de Rusia y cuanto de avanzado, consciente y puesto 
en movimiento habia en el campesinado barrieron en 
unos cuantos dias la monarquia con el apoyo no solo 
de la pequena burguesia, sino tambien de la gran 
burguesia. Este exito vertiginoso se explica, por una 
parte, porque el pueblo ruso extrajo de la experiencia 
de 1905 una gigantesca reserva de combatividad 
revolucionaria y, por otra, porque Rusia, pais 
singularmente atrasado, sufrio de modo especial a 
causa de la guerra y se encontro con rapidez 
particular imposibilitada por completo para continuar 
esta guerra bajo el viejo regimen. 

El corto periodo de exito impetuoso en que se 



IV congreso extraordinario de los Soviets de toda Rusia 



creo la nueva organizacion -la organizacion de los 
Soviets de diputados obreros, soldados y 
campesinos-, fue seguido para nuestra revolucion por 
largos meses del periodo de transicion, el periodo 
durante el cual el poder de la burguesia, minado en el 
acto por los Soviets, era sostenido y fortalecido por 
los partidos conciliadores pequenoburgueses, los 
mencheviques y eseristas que respaldaban ese poder. 
Era un poder que apoyaban la guerra imperialista y 
los tratados secretos imperialistas, que alimentaba de 
promesas a la clase obrera, un poder que no hacia 
absolutamente nada y mantenia el desbarajuste 
economico. En ese periodo largo para nosotros, para 
la revolucion rusa, acumularon fuerzas los Soviets; 
fue un periodo largo para la revolucion rusa y corto 
desde el punto de vista de la revolucion internacional 
porque, en la mayoria de los paises centrales, el 
periodo de superacion de las ilusiones 
pequefioburguesas, el periodo de la politica 
conciliadora de los diversos partidos, fracciones y 
matices no duro meses, sino largos, larguisimos 
decenios; este periodo, desde el 20 de abril hasta la 
reanudacion, en junio, de la guerra imperialista por 
Kerenski, que llevaba en el bolsillo el tratado secreto 
imperialista, desempeno un papel decisivo. Durante 
ese periodo pasamos por la derrota de julio y la 
korniloviada, solo basandonos en la experiencia de la 
lucha de las masas, solo cuando las grandes masas de 
obreros y campesinos vieron, no por las predicas, 
sino por su propia experiencia, toda la esterilidad de 
la politica conciliadora pequenoburguesa, solo 
entonces, despues de un largo desarrollo politico, 
despues de una larga preparacion y de cambios en el 
estado de animo y en los puntos de vista de las 
agrupaciones de partidos, se creo la base para la 
Revolucion de Octubre. Y llego el tercer periodo de 
la revolucion rusa en su primera fase, apartada o 
temporalmente separada de la revolucion mundial. 

Este tercer periodo, el de octubre, fue el periodo 
de organizacion, el mas dificil y, al mismo tiempo, el 
de los triunfos mas importantes y rapidos. A partir de 
octubre, nuestra revolucion, que puso el poder en 
manos del proletariado revolucionario, implanto la 
dictadura de este y le aseguro el apoyo de la inmensa 
mayoria de los proletarios y de los campesinos 
pobres; a partir de octubre, nuestra revolucion avanzo 
victoriosa, en marcha triunfal. En todos los confines 
de Rusia comenzo la guerra civil en forma de 
resistencia de los explotadores, de los terratenientes y 
la burguesia apoyados por una parte de la burguesia 
imperialista. 

Empezo la guerra civil. Y en esta guerra civil, las 
fuerzas de los enemigos del Poder sovietico, las 
fuerzas de los enemigos de las masas trabajadoras y 
explotadas resultaron ser insignificantes; la guerra 
civil fue un triunfo continuo del Poder sovietico 
porque sus enemigos, los explotadores, los 
terratenientes y la burguesia, carecian de todo apoyo 



politico y economico y su ataque fracaso. La lucha 
contra ellos consistio no tanto en acciones militares 
como en agitacion; sector tras sector, masas tras 
masas, hasta los cosacos trabajadores fueron 
desembarazandose de los explotadores que 
intentaban apartalos del Poder sovietico. 

Este periodo de marcha victoriosa, triunfal, de la 
dictadura del proletariado y del Poder sovietico, en el 
que este ultimo conquisto de modo absoluto, 
decidido e irrevocable a gigantescas masas de 
trabajadores y explotados de Rusia, fue el punto 
ultimo y superior del desarrollo de la revolucion rusa 
que, durante todo ese tiempo, parecia avanzar 
independientemente del imperialismo internacional. 
Esa fue la causa de que el pais mas atrasado y mas 
preparado para la revolucion por la experiencia de 
1905 promoviera al poder tan rapida, facil, y 
metodicamente a una clase tras otra, superando 
distintas combinaciones politicas, y, por ultimo, 
llegara a la combinacion politica que representaba la 
ultima palabra tanto de la revolucion rusa como de 
las revoluciones obreras de Europa Occidental. 
Porque el Poder sovietico se afianzo en Rusia y se 
gano las simpatias inextinguibles de los trabajadores 
y explotados debido a que destruyo la vieja maquina 
de opresion, el viejo poder del Estado; debido a que 
creo desde la base un tipo de Estado nuevo y 
superior, como el que fue en germen la Comuna de 
Paris, la cual derribo la vieja maquina y puso en su 
lugar directa- mente la fuerza armada de las masas, 
sustituyendo la democracia parlamentaria burguesa 
con la democracia de las masas trabajadoras, 
excluyendo a los explotadores y aplastando con 
regularidad la resistencia de estos ultimos. 

He ahi lo que hizo la revolucion rusa en ese 
periodo. He ahi el motivo de que en una pequena 
vanguardia de la revolucion rusa se creara la 
impresion de que esta marcha triunfal, este rapido 
avance de la revolucion rusa podia contar con la 
victoria consecutiva. Y en eso consistia el error, pues 
el periodo en que se desarrollaba la revolucion rusa, 
haciendo pasar el poder de una clase a otra y 
acabando con la conciliacion de las clases en los 
limites solo de Rusia, ese periodo pudo existir desde 
el punto de vista historico unicamente porque las mas 
gigantescas fieras voraces del imperialismo mundial 
habian sido detenidas temporalmente en su ofensiva 
contra el Poder sovietico. Una revolucion que en 
unos cuantos dias habia derrocado la monarquia, que 
en unos cuantos meses habia agotado todos los 
intentos de conciliacion con la burguesia y que en 
unas cuantas semanas habia vencido en la guerra 
civil toda la resistencia de la burguesia; una 
revolucion asi, la revolucion de la republica 
socialista, pudo existir entre las potencias 
imperialistas, rodeada de fieras voraces, al lado de las 
fieras del imperialismo mundial, unicamente porque 
la burguesia, empenada en una lucha intestina a 



V. I. Lenin 



muerte, se encontraba paralizada en su ofensiva 
contra Rusia. 

Y empezo el periodo que no podemos menos de 
sentir de modo tan patente y tan penoso; un periodo 
de durisimas derrotas, de durisimas pruebas para la 
revolucion rusa; un periodo en el que, en lugar de 
una ofensiva franca, directa y rapida contra los 
enemigos de la revolucion, tenemos que sufrir 
durisimas derrotas y replegarnos ante una fuerza 
incomparablemente mayor que la nuestra: ante la 
fuerza del imperialismo y del capital fmanciero 
internacionales, ante la fuerza del poderio militar, 
que toda la burguesia, con su tecnica moderna y su 
organizacion, ha agrupado contra nosotros con el 
proposito de saquear, oprimir y ahogar a las naciones 
pequenas. Hemos tenido que pensar en equilibrar las 
fuerzas, nos hemos visto ante una tarea infmitamente 
dificil, hemos tenido que hacer frente, en la pelea 
directa, no a un enemigo como Romanov y Kerenski, 
que no pueden ser tornados en serio, sino a las 
fuerzas de la burguesia internacional con todo su 
poderio belico imperialista, hemos tenido que luchar 
cara a cara con los buitres mundiales. Y es 
comprensible que, al retrasarse la ayuda del 
proletariado socialista internacional, hayamos tenido 
que resistir solos este choque y sufrir una durisima 
derrota. 

Es esta una epoca de duras derrotas, una epoca de 
repliegues, una epoca en la que debemos salvar, por 
lo menos, una pequena parte de las posiciones, 
retrocediendo ante el imperialismo, esperando el 
momento en que cambien las condiciones 
internacionales en general, en que acudan en nuestra 
ayuda las fuerzas del proletariado europeo; unas 
fuerzas que existen, que maduran y que no han 
podido deshacerse de su enemigo con tanta facilidad 
como nosotros, pues seria la mayor de las ilusiones y 
el mayor de los errores olvidar que a la revolucion 
rusa le fue facil empezar y le es dificil seguir 
adelante. Era inevitable que ocurriera asi porque 
hubimos de empezar por el regimen politico mas 
podrido y atrasado. La revolucion europea tiene que 
empezar por la burguesia, tiene que haberselas con 
un enemigo increiblemente mas serio, en condiciones 
incomparablemente mas dificiles. A la revolucion 
europea le sera muchisimo mas dificil empezar. 
Vemos que le es incomparablemente mas dificil abrir 
la primera brecha en el regimen que la aplasta. A la 
revolucion europea le sera mucho mas facil pasar a 
sus etapas segunda y tercera. Y no puede ser de otra 
manera, dada la correlacion de fuerzas que existe 
actualmente en la palestra internacional entre las 
clases revolucionarias y las reaccionarias. Ese es el 
viraje fundamental que pierden de vista en todo 
momento quienes enfocan la situacion actual, la 
situacion extraordinariamente grave de la revolucion 
desde el punto de vista de los sentimientos y de la 
indignacion, y no desde el punto de vista historico. 



La experiencia de la historia nos muestra que 
siempre, en todas las revoluciones -durante el 
periodo en que la revolucion experimentaba un 
cambio brusco y pasaba de las rapidas victorias al 
periodo de duras derrotas- llegaba una etapa de frases 
seudorrevolucionarias que causaron siempre el 
mayor dano al desarrollo de la revolucion. Pues bien, 
camaradas, solo estaremos en condiciones de 
apreciar acertadamente nuestra tactica si nos 
planteamos la tarea de tener en cuenta el viraje que 
nos ha hecho pasar de las victorias completas, faciles 
y rapidas a las duras derrotas. Esta cuestion, 
infmitamente dificil e infmitamente grave, es 
resultado del viraje en el desarrollo de la revolucion 
en el momento actual -de las victorias faciles en el 
interior a las derrotas extraordinariamente duras en el 
exterior- y representa un viraje en toda la revolucion 
mundial, un viraje de la epoca de la labor de 
agitacion y propaganda de la revolucion rusa, con 
una actitud de espera del imperialismo, a las acciones 
ofensivas del imperialismo contra el Poder sovietico. 
Y ello plantea el problema con especiales gravedad y 
agudeza ante todo el movimiento internacional de 
Europa Occidental. Si no olvidamos este momento 
historico, deberemos comprender como se ha 
determinado el grupo fundamental de los intereses de 
Rusia en el problema de la gravosisima paz actual, de 
la llamada paz indecorosa. 

En la polemica con los que negaban la necesidad 
de aceptar esta paz he oido mas de una vez que el 
punto de vista de la firma de la paz expresa 
unicamente los intereses de las masas campesinas 
cansadas, de los soldados desclasados, etc., etc. Y 
siempre que oia esas alusiones y esas indicaciones 
me sorprendia de como olvidan los camaradas, 
hombres que rebuscan sus argumentos con 
excepcional minuciosidad, el enfoque clasista del 
desarrollo nacional. Como si el partido del 
proletariado que ha tornado el poder, no calculara de 
antemano que solo la alianza del proletariado y del 
semiproletariado, es decir, de los campesinos pobres, 
o sea de la mayoria del campesinado de Rusia; que 
solo semejante alianza esta en condiciones de dar el 
poder en Rusia al poder revolucion de los Soviets -a 
la mayoria, a la verdadera mayoria del pueblo-; que 
sin ello es inconcebible todo intento de implantar el 
poder, sobre todo en los dificiles virajes de la 
historia. Presentan las cosas como si fuera posible 
desembarazarse ahora de esta verdad, reconocida por 
todos nosotros, y salir del paso alegando 
despectivamente el cansancio de los campesinos y de 
los soldado desclasados. Por lo que se refiere al 
cansancio del campesinado y de los soldados 
desclasados, debemos decir que el pais admitira la 
resistencia, que los campesinos pobres podran 
ofrecer resistencia unicamente en la medida en que 
sean capaces de orientar sus fuerzas a la lucha. 

Cuando tomamos el poder en octubre, estaba claro 



IV congreso extraordinario de los Soviets de toda Rusia 



que el desarrollo de los acontecimientos llevaba a 
ello indefectiblemente, que el viraje de los Soviets 
hacia el bolchevismo significaba un viraje en todo el 
pais, que el poder del bolchevismo era inevitable. 
Cuando, conscientes de ello, nos lanzamos en 
octubre a la conquista del poder, nos dijimos a 
nosotros mismos y dijimos a todo el pueblo con 
absoluta claridad y precision que se trataba del paso 
del poder a manos del proletariado y de los 
campesinos pobres, que el proletariado sabia que los 
campesinos lo apoyarian; vosotros mismos sabeis en 
que lo apoyarian en su activa lucha por la paz, en su 
disposicion a proseguir el combate contra el gran 
capital fmanciero. En eso no nos equivocamos, y 
nadie que se mantenga, por poco que sea, en los 
limites de las fuerzas de clase y de las relaciones de 
clase podra abstraerse de la verdad indudable de que 
no podemos pedir a un pais de pequenos campesinos, 
que tanto ha hecho para la revolucion europea y 
mundial, que sostenga la lucha en condiciones tan 
duras, las mas duras, cuando el proletariado de 
Europa Occidental acude, sin duda en nuestra ayuda - 
como lo demuestran los hechos, las huelgas, etc.-, 
pero esa ayuda indudablemente, se retrasa. Por eso 
digo que semejante alusiones al cansancio de las 
masas campesinas, etc., son simplemente resultado 
de la falta de argumentos y de la impotencia 
completa de quienes recurren a esos argumentos, 
testimonian la imposibilidad absoluta por su parte de 
abarcar todas las relaciones de clase en su conjunto, 
en su escala general: de la revolucion del proletariado 
y de la masa del campesinado. Solo si apreciamos en 
cada viraje brusco de la historia la correlacion de las 
clases en su conjunto, de todas las clases, y no 
tomamos ejemplos aislados y casos aislados, 
sentiremos que nos apoyamos firmemente en el 
analisis de los hechos probables. Comprendo muy 
bien que la burguesia rusa nos empuja a una guerra 
revolucionaria, nos empuja en un momento en que la 
guerra es completamente imposible para nosotros. 
Asi lo exigen los intereses de clase de la burguesia. 

Cuando gritan "paz indecorosa", sin decir una 
palabra de quien ha llevado al ejercito a esa 
situacion, comprendo perfectamente que son la 
burguesia y los de Dielo Naroda, los mencheviques 
de Tsereteli 31 los adeptos de Chernov 32 y sus voceros 
(Aplausos), comprendo perfectamente que es la 
burguesia la que habla a gritos de la guerra 
revolucionaria. Asi lo requieren sus intereses de 
clase, asi lo requieren sus anhelos de que el Poder 
sovietico de un paso en falso. Eso es comprensible en 
gentes que, de una parte, llenan las paginas de sus 
periodicos con escritos contrarrevolucionarios... 
(Voces: "jLos habeis clausurado todos!") Por 
desgracia, no todos aiin, pero los clausuraremos 
todos. (Aplausos.) Me gustaria ver un proletariado 
que permitiese a los contrarrevolucionarios, a los 
partidarios de la burguesia y a los conciliadores con 



ella seguir aprovechando el monopolio de las 
riquezas para embaucar al pueblo con su opio 
burgues. Ese proletariado no ha existido nunca. 
(Aplausos.) 

Comprendo perfectamente que, desde las paginas 
de semej antes publicacion se lancen sin cesar 
aullidos, chillidos y gritos contra la paz indecorosa; 
comprendo perfectamente que sean partidarios de esa 
guerra revolucionaria hombres que, al mismo tiempo, 
desde los democonstitucionalistas 33 hasta los 
eseristas de derecha, salen a recibir a los alemanes 
durante su ofensiva, dicen solemnemente: "jAqui 
estan los alemanes!" y dejan que sus oficiales luzcan 
de nuevo las charreteras en los lugares ocupados por 
la invasion del imperialismo aleman. Si, no me 
sorprende lo mas minimo que esos burgueses, esos 
conciliadores prediquen la guerra revolucionaria. 
Quieren que el Poder sovietico caiga en una trampa. 
Esos burgueses y conciliadores han mostrado de lo 
que son capaces. Los hemos visto y los vemos actuar; 
sabemos que en Ucrania, los Kerenski ucranianos, 
los Chernov ucranianos y los Tsereteli ucranianos 
son los senores Vinnichenko. Estos senores, los 
Kerenski, los Chernov y los Tsereteli ucranianos han 
ocultado al pueblo la paz que concertaron con los 
imperialistas alemanes y ahora, con ayuda de las 
bayonetas alemanas, intentan derribar el Poder 
sovietico en Ucrania. Ahi teneis lo que han hecho 
esos burgueses y esos conciliadores y sus secuaces. 
(Aplausos.) Ahi teneis lo que han hecho esos 
burgueses y conciliadores ucranianos, cuyo ejemplo 
podemos ver con nuestros propios ojos; esos 
burgueses y conciliadores que han ocultado y ocultan 
al pueblo sus tratados secretos y que se lanzan con 
las bayonetas alemanas contra el Poder sovietico. Ahi 
teneis lo que quiere la burguesia rusa, adonde 
empujan consciente o inconscientemente los voceros 
de la burguesia: saben que el Poder sovietico en 
modo alguno puede aceptar la guerra imperialista 
contra un imperialismo poderoso. De ahi que solo en 
esta situacion internacional, solo en esta situacion 
general de las clases podamos comprender en toda su 
profundidad el error de quienes, a semej anza del 
partido de los eseristas de izquierda, se han dejado 
arrastrar por una teoria, corriente en todas las 
historias de las revoluciones en los momentos 
dificiles, compuesta a partes iguales de desesperacion 
y frases hueras; esa teoria consiste en exhortaros a 
resolver un serio y dificilisimo problema bajo la 
presion de los sentimientos solo desde el punto de 
vista de los sentimientos, en vez de mirar 
serenamente a la realidad y de apreciar desde el 
punto de vista de las fuerzas de clase la tareas de la 
revolucion respecto a los enemigos interiores y 
exteriores. La paz es increiblemente dura y 
vergonzosa. Yo mismo, en mis declaraciones y 
discursos, la he calificado mas de una vez de paz de 
Tilsit, recordando la paz que el conquistador 



V. I. Lenin 



Napoleon impuso a los pueblos prusiano y aleman 
despues de una serie de durisimas derrotas. Si, esa 
paz representa una durisima derrota y humilla al 
Poder sovietico; pero al apelar al sentimiento, al 
fomentar la indignacion e intentar resolver un 
grandioso problema historico, basandonos en eso y 
limitandonos a eso, caemos en la ridicula y 
lamentable posicion en que se encontro ya en una 
ocasion todo el partido eserista (Aplausos), cuando 
en 1907, en usa situacion algo semejante en ciertos 
aspectos, apelo de la misma manera al sentimiento de 
los revolucionarios; cuando Stolypin, tras la durisima 
derrota de nuestra revolucion en 1906 y 1907, nos 
impuso las leyes de la III Duma, condiciones 
vergonzosas y duras en extremo para laborar en una 
de las mas repugnantes instituciones representativas; 
cuando nuestro partido, despues de una pequena 
vacilacion en su seno (las vacilaciones sobre esta 
cuestion fueron entonces mayores que ahora), 
decidio que no teniamos derecho a dejarnos arrastrar 
por los sentimientos, que, por grandes que fueran 
nuestra indignacion y nuestra irritacion contra la 
vergonzosisima III Duma, debiamos reconocer que 
no era una casualidad, sino una necesidad historica 
de la lucha de las clases en desarrollo, la cual no 
tenia fuerzas suficientes para seguir adelante y las 
reuniria incluso en esas vergonzosas condiciones que 
se nos imponian. Resulto que teniamos razon. 
Quienes intentaron arrastrar con la frase 
revolucionaria, con la justicia, por cuanto expresaba 
un sentimiento tres veces legitimo, recibieron una 
leccion que no olvidara ningiin revolucionario capaz 
de pensar y reflexionar. 

Las revoluciones no se desarrollan tan llanamente 
que puedan asegurarnos un auge rapido y facil. No ha 
habido una sola gran revolucion, ni siquiera en el 
marco nacional, que no haya conocido un duro 
periodo de derrotas. Ante la seria cuestion de los 
movimientos de masas, de las revoluciones en 
desarrollo, no cabe declarar la paz indecorosa y 
humillante para que el revolucionario no pueda 
aceptarla; no basta con pronunciar frases de agitation 
y cubrirnos de reproches con motivo de esta paz: eso 
es el abece evidente de la revolucion, una experiencia 
evidente de todas las revoluciones. Recordemos 
nuestra experiencia desde 1905 -y si somos ricos era 
algo, si a la clase obrera y a los campesinos pobres de 
Rusia les ha correspondido el dificilisimo y 
honrosisimo papel de iniciar la revolucion socialista 
internacional, ello se debe precisamente a que el 
pueblo ruso consiguio, gracias a una concurrencia 
especial de circunstancias historicas, hacer dos 
grandes revoluciones a comienzos del siglo XX-: hay 
que estudiar la experiencia de esas revoluciones, hay 
que saber comprender que solo teniendo en cuenta 
los cambios en las correlaciones de los vinculos de 
clase de un Estado con otro se puede afirmar a 
ciencia cierta que no estamos en condiciones de 



aceptar hoy el combate. Debemos tenerlo en cuenta y 
decirnos: cualquiera que sea la tregua, por efimera, 
breve, dura y humillante que sea la paz, es mejor que 
la guerra, ya que permite dar un respiro a las masas 
populares, ya que permite corregir lo que hizo la 
burguesia, la cual grita ahora en todas partes donde 
puede hacerlo, sobre todo bajo la protection de los 
alemanes en las regiones ocupadas. (Aplausos.) 

La burguesia grita que son los bolcheviques 
quienes han descompuesto el ejercito, que no hay 
ejercito, y que la culpa de ello la tienen los 
bolcheviques; pero miremos al pasado, camaradas, 
miremos, sobre todo, al desarrollo de nuestra 
revolucion. ^Acaso no sabeis que la huida y la 
descomposicion de nuestro ejercito empezaron 
mucho antes de la revolucion, ya en 1916, y que 
cuantos hayan visto el ejercito deben reconocerlo 
asi? <Y que hizo nuestra burguesia para impedirlo? 
^No esta claro que la unica probabilidad de salvarse 
de los imperialistas se encontraba entonces en sus 
manos, que esa probabilidad se presento en marzo y 
abril, cuando las organizaciones de los Soviets 
podian tomar el poder simplemente alzando la mano 
contra la burguesia? Si los Soviets hubieran tornado 
entonces el poder, si los intelectuales burgueses y 
pequenoburgueses, con los eseristas y los 
mencheviques, en vez de ayudar a Kerenski a 
enganar al pueblo, a ocultar los tratados secretos y a 
llevar el ejercito a la ofensiva, hubieran acudido en 
ayuda del ejercito, abasteciendolo de armamento y de 
viveres, obligando a la burguesia a ayudar a la patria 
con el concurso de todos los intelectuales, no a la 
patria de los mercaderes, no a la patria de los tratado 
que contribuyen a exterminar al pueblo (Aplausos); si 
los Soviets, obligando a la burguesia a ayudar a la 
patria de los trabajadores, de los obreros, hubieran 
prestado su concurso al ejercito desnudo, descalzo y 
hambriento; si hubieran hecho eso, habriamos tenido, 
quiza, un periodo de diez meses, suficiente para dar 
al ejercito un respiro y un apoyo unanime, a fin de 
que, sin dar un paso atras en el frente, propusiera la 
paz democratica general, rompiendo los tratados 
secretos, pero manteniendose en el frente, sin 
retroceder un solo paso. En eso residia la oportunidad 
de paz que concedian y apoyaban los obreros y los 
campesinos. Era la tactica de defensa de la patria, no 
de la patria de los Romanov, los Kerenski y los 
Chernov, la patria de los tratados secretos, la patria 
de la burguesia venal, sino la patria de las masas 
trabajadoras. Ahi teneis quienes han llevado a que el 
paso de la guerra a la revolucion y de la revolucion 
rusa al socialismo internacional vaya acompanado de 
pruebas tan duras. Ahi teneis por que suena como 
una frase tan huera la propuesta de la guerra 
revolucionaria cuando sabemos que no tenemos 
ejercito, cuando sabemos que era imposible retener al 
ejercito, y quienes estaban al tanto de las cosas no 
podian dejar de ver que nuestra orden de 



IV congreso extraordinario de los Soviets de toda Rusia 



desmovilizacion no era una fantasia, sino un 
resultado de la necesidad evidente, de la simple 
imposibilidad de retener al ejercito. Era imposible 
retener al ejercito. Y tenia razon aquel militar, no 
bolchevique, que decia ya antes de la Revolucion de 
Octubre que el ejercito no podia combatir y no 
combatiria. Ahi teneis a lo que nan conducido los 
meses de tira y afloja con la burguesia y todos los 
discursos en torno a la necesidad de continuar la 
guerra; por muy nobles que fueran los sentimientos 
que hacian hablar asi a muchos revolucionarios, o a 
unos pocos revolucionarios, resultaron frases 
revolucionarias vacias que ayudaban al imperialismo 
internacional a seguir saqueando tanto y mas de lo 
que habia saquea lo despues de nuestro error tactico 
o diplomatico: despues de la negativa a firmar el 
tratado de Brest. Cuando deciamos a quienes estaban 
en contra de que firmasemos la paz que si la tregua 
fuera mas o menos prolongada comprenderian que 
los intereses del saneamiento del ejercito, los 
intereses de las masas trabajadoras estaban por 
encima de todo y que la paz debia ser firmada en aras 
de eso, nos respondian que no podia haber tregua. 

Pero nuestra revolucion se ha distinguido de todas 
las revoluciones anteriores precisamente en que ha 
impulsado el afan de construccion y de creacion en 
las masas, en que las masas trabajadoras de las aldeas 
mas remotas -humilladas, aplastadas y oprimidas por 
los zares, los terratenientes y la burguesia- se han 
puesto en pie, y este periodo de la revolucion termina 
solo ahora, cuando se realiza la revolucion en el 
campo, que esta organizando la vida con bases 
nuevas. Y en aras de esa tregua, por corta y pequena 
que sea, teniamos la obligacion de firmar dicho 
tratado, si colocamos los intereses de las masas 
trabajadoras por encima de los intereses de los 
espadones burgueses, que blanden las armas y nos 
llaman al combate. He ahi lo que ensena la 
revolucion. La revolucion ensena que cuando 
cometemos errores diplomaticos, cuando suponemos 
que los obreros alemanes acudiran manana en nuestra 
ayuda, con la esperanza de que Liebknecht vencera 
ahora mismo -y nosotros sabemos que de uno u otro 
modo Liebknecht vencera, ello es inevitable en el 
desarrollo del movimiento obrero (Aplausos)-, eso 
significa que las consignas revolucionarias del dificil 
movimiento socialista, si se deja uno arrastrar por 
ellas, se convierten en una frase huera. Y ni un solo 
representante de los trabajadores, ni un solo obrero 
honrado se negara a hacer los mayores sacrificios 
para ayudar al movimiento socialista de Alemania, 
porque durante todo este tiempo ha aprendido en el 
frente a distinguir entre los imperialistas alemanes y 
los soldados, torturados por la disciplina alemana y 
simpatizantes nuestros en su mayor parte. Por eso 
digo que la revolucion rusa ha corregido en la 
practica nuestro error, lo ha corregido con esta 
tregua. Segiin todos los indicios, sera muy corta, pero 



tenemos la probabilidad, por lo menos, de una 
brevisima tregua para que el ejercito, extenuado y 
hambriento, adquiera conciencia de que se le da la 
posibilidad de descansar. Esta claro para nosotros 
que ha terminado el periodo de las viejas guerras 
imperialistas y que amenazan nuevos horrores del 
comienzo de nuevas guerras; pero los periodos de 
esas guerras existieron en muchas epocas historicas, 
adquiriendo el mayor enconamiento en visperas de su 
terminacion. Y hace falta que se comprenda eso no 
solo en los mitines de Petrogrado y Moscu; hace falta 
que lo comprendan en las aldeas decenas y decenas 
de millones de personas; hace falta que la parte mas 
aleccionada de los campesinos, al volver del frente 
despues de haber sufrido todos los horrores de la 
guerra, ayude a comprenderlo y que la inmensa masa 
de campesinos y de obreros se convenza de la 
necesidad del frente revolucionario y diga que hemos 
procedido con acierto. 

Se nos dice, joh, que vergiienza!, que hemos 
traicionado a Ucrania y Finlandia. Pero se ha creado 
una situacion en la que estamos cortados de 
Finlandia, con la que habiamos concertado antes de 
la revolucion un tratado tacito y hemos firmado ahora 
un tratado formal. Se nos dice que entregamos 
Ucrania, a la que van a hundir Chernov, Kerenski y 
Tsereteli; se nos dice: jTraidores, habeis traicionado 
a Ucrania! Yo digo: camaradas, he visto demasiadas 
cosas en la historia de la revolucion para que puedan 
turbarme las miradas de hostilidad y los gritos de 
hombres que se dejan dominar por el sentimiento y 
son incapaces de razonar. Os citare un sencillo 
ejemplo. Imaginaos que dos amigos caminan de 
noche y son atacados subitamente por diez hombres. 
Si estos miserables rodean y aislan a uno de ellos, 
^que le queda al otro? No puede acudir en su ayuda; 
y si huye, <^es acaso un traidor? Mas figuraos que no 
se trata de individuos o de esferas en las que se 
resuelven cuestiones de sentimiento natural, sino que 
se encuentran cinco ejercitos de cien mil hombres 
cada uno y cercan a un ejercito de doscientos mil 
hombres, en ayuda del cual debe acudir otro ejercito. 
Pero si este ultimo ejercito sabe que caera 
ineludiblemente en una trampa, debe retroceder; no 
puede dejar de retroceder, incluso en el caso de que 
para cubrir la retirada sea preciso firmar una paz 
indecorosa, mala, calificadla como querais, pero, de 
todos modos, sera necesario Armaria. No se puede 
tomar en consideracion el sentimiento del duelista 
que desenvaina la espada y dice: Debo morir porque 
me obligan a firmar una paz humillante. Sin 
embargo, todos sabemos que, cualquiera que sea la 
decision que tomeis, carecemos de ejercito y algiin 
gesto nos salvara de la necesidad de retroceder y 
ganar tiempo para que el ejercito pueda tomar 
aliento. Cuantos miren de cara a la realidad y no se 
enganen a si mismos con frases revolucionarias 
convendran en eso. Deben saber eso cuantos miren 



V. I. Lenin 



de cara a la realidad sin enganarse a si mismos con 
frases y gestos arrogantes. 

Si sabemos eso, nuestro deber revolucionario 
consiste en firmar el tratado, duro, archiduro y 
expoliador, pues con ello conseguiremos una 
situacion mejor para nosotros y para nuestros los 
aliados. <Tis que hemos salido perdiendo por haber 
firmado el 3 de marzo el tratado de paz? Cualquiera 
que desee enfocar las cosas desde el punto de vista de 
las relaciones de masas, y no desde el punto de vista 
de un hidalguillo duelista, comprendera que aceptar 
la guerra y denominar revolucionaria a esa guerra 
cuando se carece de ejercito o se tiene unicamente un 
resto enfermo de ejercito significaria enganarse a si 
mismo, hacer victima al pueblo del mayor engafio. 
Tenemos el deber de decir la verdad al pueblo: Si, la 
paz es durisima, Ucrania y Finlandia perecen; pero 
debemos aceptar esa paz, y la aceptara toda la Rusia 
trabajadora consciente, porque conoce la verdad 
desnuda, porque sabe lo que es la guerra, sabe que 
jugarselo todo a una carta, confiando en que la 
revolucion alemana estallara ahora mismo, es 
enganarse a si mismo. Con la firma de la paz hemos 
recibido lo que nuestros amigos fmlandeses 
recibieron de nosotros: una tregua, una ayuda, y no la 
muerte. 

Conozco casos de la historia de los pueblos en los 
que se firmo una paz muchisimo mas expoliadora, en 
los que la paz entregaba a merced del vencedor a 
pueblos llenos de vida. Comparemos esta paz nuestra 
con la paz de Tilsit, que el conquistador victorioso 
impuso a Prusia y Alemania. Fue una paz tan dura 
que, como consecuencia de ella, no solo se ocuparon 
todas las capitales de los Estados alemanes, no solo 
se arrojo a los prusianos hasta Tilsit -lo que equivale 
a que se no arrojara a nosotros hasta Omsk o Tomsk-, 
Sino que Napoleon (y ello constituye el mayor 
horror) obligo a los pueblos derrotados a facilitarle 
tropas auxiliares para sus guerras. Y cuando, pese a 
todo, se creo una situacion en la que los pueblos 
alemanes hubieron de soportar el embate del 
conquistador; cuando la epoca de las guerras 
revolucionarias de Francia dio paso a la epoca de las 
guerras imperialistas de conquista, se puso de relieve 
con toda claridad lo que no quieren comprender 
quienes, seducidos por las frases hueras, presentan la 
firma de la paz como el hundimiento. Esa psicologia 
es comprensible desde el punto de vista del 
hidalguillo duelista, pero no desde el punto de vista 
del obrero y el campesino. Este ultimo ha cursado la 
dura escuela de la guerra y ha aprendido a contar. Ha 
habido pruebas mas duras, de las que han salido 
airosos pueblos mas atrasados. Ha habido una paz 
mas dura, y concluida por los alemanes, en una epoca 
en que no tenian ejercito o le tenian enfermo, como 
lo esta el nuestro. Firmaron una durisima paz con 
Napoleon. Y esa paz no significo el hundimiento de 
Alemania; antes al contrario, fue un viraje, un acto de 



defensa nacional, de ascenso. Tambien nosotros 
estamos en visperas de un viraje semejante y nos 
encontramos en condiciones analogas. Hay que mirar 
a la verdad cara a cara y desechar las frases y 
peroratas hueras. Debemos decir que, si es necesario, 
se debe firmar la paz. La guerra liberadora, la guerra 
de clase, la guerra popular ocupara el puesto de la 
guerra napoleonica. El sistema de guerras 
napoleonicas cambiara, la paz sustituira a la guerra, 
la guerra sustituira a la paz, y cada nueva paz 
durisima ha derivado siempre en una preparacion 
mas amplia para la guerra. El tratado de paz mas 
duro -el de Tilsit- ha entrado en la historia como el 
punto de arranque hacia el periodo en que el pueblo 
aleman iniciaba el viraje, retrocedia hasta Tilsit, 
hasta Rusia pero, en realidad, ganaba tiempo, 
esperaba que la situacion internacional, que permitio 
en otra epoca triunfar a Napoleon -tan expoliador 
como ahora Hohenzollern e Hindenburg-, a que esa 
situacion cambiara, a que saneara la conciencia del 
pueblo aleman, extenuado por decenios de guerras 
napoleonicas y derrotas, a que el pueblo aleman 
resucitara a una nueva vida. He ahi lo que nos ensena 
la historia, he ahi por que constituyen un crimen la 
desesperacion y las frases hueras y todos diran: Si, se 
estan acabando las viejas guerras imperialistas. El 
viraje historico ha comenzado. 

Desde octubre, nuestra revolucion ha marchado 
de triunfo en triunfo; mas ahora han empezado 
tiempos dificiles y para largo; no sabemos por cuanto 
tiempo, pero si que sera un periodo largo y dificil de 
derrotas y repliegues, porque tal es la correlacion de 
fuerzas, porque con ese repliegue daremos al pueblo 
la posibilidad de descansar. Daremos la posibilidad a 
cada obrero y cada campesino de asimilar la verdad 
que le permitira comprender que se acercan nuevas 
guerras de los voraces imperialistas contra los 
pueblos oprimidos, comprender que debemos 
alzarnos en defensa de la patria, ya que desde octubre 
somos defensistas. Desde el 25 de octubre hemos 
proclamado abiertamente que somos partidarios de la 
defensa de la patria, pues hoy tenemos esa patria, de 
la que hemos expulsado a los Kerenski y los 
Chernov, pues hemos roto los tratados secretos y 
hemos aplastado a la burguesia, por ahora mal, pero 
aprenderemos a hacerlo mejor. 

Existe, camaradas, una diferencia mas importante 
aun entre la situacion en que se encuentra el pueblo 
ruso, que ha sufrido las mas duras derrotas por parte 
de los conquistadores de Alemania, y la situacion en 
que se encontraba el pueblo aleman; existe una 
grandisima diferencia, de la que es necesario hablar, 
aunque me he referido a ella brevemente en la parte 
anterior de mi discurso. Camaradas, cuando el pueblo 
aleman cayo, hace mas de cien anos, en el periodo de 
las mas duras guerras de conquista, en el periodo en 
que se vio obligado a retroceder y firmar una paz 
vergonzosa tras otra, antes de que el pueblo aleman 



IV congreso extraordinario de los Soviets de toda Rusia 



despertara, la situacion era la siguiente: el pueblo 
aleman era solamente debil y atrasado, solamente asi. 
No solo tenia enfrente la fuerza militar y la potencia 
del conquistador Napoleon; tenia enfrente un pais 
que era superior a el en el aspecto politico y 
revolucionario, que era superior a Alemania en todos 
los aspectos, que se habia elevado infmitamente mas 
que los otros paises y habia dicho la ultima palabra. 
Ese pais estaba muy por encima de un pueblo que 
vegetaba sometido a los imperialistas y los 
terratenientes. Un pueblo que era, repito, solamente 
debil y atrasado, supo aprender de las amargas 
lecciones y ponerse en pie. Nosotros estamos en 
mejor situacion: no somos solamente un pueblo debil 
y atrasado, somos el pueblo que ha sabido -no por 
meritos especiales o por predestinacion historica, 
sino en virtud de una concatenacion especial de 
circunstancias historicas- asumir el honor de 
enarbolar la bandera de la revolucion socialista 
internacional. (Aplausos.) 

Se muy bien, camaradas, y lo he dicho claramente 
mas de una vez, que esta bandera se encuentra en 
manos debiles y que los obreros del pais mas 
atrasado no podran sostenerla mientras no acudan en 
su ayuda los obreros de todos los paises avanzados. 
Las transformaciones socialistas que hemos 
efectuado son en muchos aspectos imperfectas, 
debiles e insuficientes; seran una indicacion a los 
obreros avanzados de Europa Occidental, los cuales 
se diran: "Los rusos no han empezado como es 
debido la obra que era preciso empezar". Pero lo 
importante es que nuestro pueblo, en comparacion 
con el pueblo aleman, no es un pueblo solamente 
debil y solamente atrasado, sino que es el pueblo que 
ha enarbolado la bandera de la revolucion. Si la 
burguesia de cualquier pais llena todas las columnas 
de sus publicaciones con calumnias a los 
bolcheviques, si en este terreno se funden las voces 
de la prensa de los imperialistas de Francia, 
Inglaterra, Alemania, etc., recriminando a los 
bolcheviques, en cambio no existe un solo pais donde 
se puedan celebrar reuniones obreras en las que los 
nombres y las consignas de nuestro poder socialista 
susciten explosiones de indignacion. (Una voz: "jEso 
es mentira!") No, no es mentira, es verdad. Y 
cualquiera que haya estado durante los ultimos meses 
en Alemania, en Austria, en Suiza y en Norteamerica 
os dira que eso no es mentira, sino verdad; que los 
obreros acogen con extraordinario entusiasmo los 
nombres y las consignas de los representantes del 
Poder sovietico en Rusia; que, a despecho de todas 
las mentiras de la burguesia de Alemania, Francia, 
etc., las masas obreras han comprendido que, por 
muy debiles que seamos, aqui, en Rusia, se esta 
haciendo realidad su propia causa. Si, nuestro pueblo 
tiene que soportar el abrumador peso con que ha 
cargado; pero un pueblo que ha sabido crear el Poder 
sovietico no puede sucumbir. Y lo repito: ningiin 



socialista consciente, ningiin obrero que reflexione 
sobre la historia de la revolucion puede discutir que, 
pese a todos sus defectos -que conozco demasiado 
bien y aprecio perfectamente-, el Poder sovietico es 
un tipo Superior de Estado, es la continuacion directa 
de la Comuna de Paris. Ha subido un peldano mas 
que las otras revoluciones europeas, y por eso no nos 
encontramos en condiciones tan graves como el 
pueblo aleman hace cien anos. El linico recurso que 
les quedaba entonces a los oprimidos por el regimen 
de la servidumbre era esperar que cambiara esa 
correlacion de fuerzas entre los expoliadores, 
aprovechar el conflicto y satisfacer las exigencias del 
expoliador Napoleon, del expoliador Alejandro I, de 
los expoliadores de la monarquia inglesa. Sin 
embargo, el pueblo aleman no sucumbio de la paz de 
Tilsit. Nosotros, lo repito, estamos en mejores 
condiciones, pues contamos con un grandisimo 
aliado en todos los paises de Europa Occidental: el 
proletariado socialista internacional, que esta con 
nosotros, digan lo que digan nuestros enemigos. 
(Aplausos.) Si a este aliado no le es facil hacer oir su 
voz, como no nos fue facil a nosotros hacerlo hasta 
finales de febrero de 1917. Este aliado vive en la 
clandestinidad, en las condiciones del presidio militar 
en que han sido convertidos todos los paises 
imperialistas, pero nos conoce y comprende nuestra 
causa; le es dificil acudir en nuestra ayuda, y, por 
ello, las tropas sovieticas necesitan mucho tiempo, 
mucha paciencia y duras pruebas para esperar que 
llegue ese momento. Y nosotros aprovecharemos la 
menor oportunidad para ganar tiempo, pues el tiempo 
obra a nuestro favor. Nuestra causa se fortalece, las 
fuerzas de los imperialistas se debilitan y, 
cualesquiera que sean las pruebas y las derrotas 
derivadas de la paz de "Tilsit", emprendemos la 
tactica del repliegue. Lo repito una vez mas: no cabe 
la menor duda de que tanto el proletariado consciente 
como los campesinos conscientes estan con nosotros, 
y no solo sabremos atacar heroicamente, sino 
tambien replegarnos heroicamente; esperaremos a 
que el proletariado socialista internacional acuda en 
nuestra ayuda y empezaremos la segunda revolucion 
socialista ya a escala mundial. (Aplausos.) 

Publicado el 16 y 17 (3 y 4) de marzo de 1918 en 
los nums. 47 y 48 de "Pravda" ("Sotsial- 
Demokrat"). 

T. 36,pdgs. 92-111. 

3. Discurso de resumen de la discusion del 
informe sobre la ratification del tratado de paz, 
15 de marzo. 

Camaradas: Si quisiera encontrar una 
confirmacion de lo dicho en mi primer discurso 
acerca del caracter de la guerra revolucionaria que se 
nos propone, el informe del representante de los 
eseristas de izquierda 34 me brindaria la confirmacion 



V. I. Lenin 



mejor y mas patente. Creo que lo mas oportuno sera 
que cite su discurso segun el acta taquigrafica y 
veremos que argumentos aportan para corroborar sus 
tesis. (Lee el acta taquigrafica.) 

Ahi teneis una muestra de los argumentos en que 
se apoyan. Se ha hablado aqui de junta distrital 35 
Quienes creen que esta reunion es una junta distrital, 
pueden recurrir a semej antes argumentos; sin 
embargo, esta claro que repiten aqui nuestras 
palabras, pero no saben reflexionar bien sobre ellas. 
Repiten lo que los bolcheviques ensenamos a los 
eseristas de izquierda cuando se encontraban todavia 
entre los derechistas, y cuando hablan se ve que se 
han aprendido de memoria lo que deciamos nosotros, 
pero no han comprendido en que se basaba eso y 
ahora lo repiten. Tsereteli y Chernov fueron 
defensistas, pero ahora nosotros somos defensistas, 
somos "traidores", "felones". Los secuaces de la 
burguesia hablan aqui de junta distrital -coqueteando 
al decir esto-, pero todo obrero comprende muy bien 
los objetivos del defensismo que servia de guia a 
Tsereteli y Chernov y los motivos que nos obligan a 
nosotros a ser defensistas. 

Si apoyamos a los capitalistas rusos, que querian 
apoderarse de los Dardanelos, Armenia y Galitzia, 
como se decia en un tratado secreto, eso sera 
defensismo en el espiritu de Chernov y Tsereteli, y 
este defensismo fue cubierto de oprobio entonces, en 
tanto que nuestro defensismo es hoy honroso. 
(Aplausos.) 

Y cuando, al lado de semej antes argumentos, 
encuentro dos veces en el texto taquigrafico del 
discurso de Kamkov la afirmacion repetida de que 
los bolcheviques son lugartenientes del imperialismo 
aleman (Aplausos en la derecha), las palabras son 
duras, me alegra en extremo que cuantos aplicaron la 
politica de Kerenski subrayen esto con sus Aplausos. 
(Aplausos.) Por supuesto, camaradas, no sere yo 
quien este en contra de las palabras duras. Jamas 
estare en contra de ellas. Pero para ser duro hay que 
tener derecho a serlo, y ese derecho se tiene cuando 
las palabras no discrepan de los hechos. Y esta 
pequena condicion, que no aprecian muchos 
intelectuales, ha sido captada por los obreros y los 
campesinos tambien en las juntas distritales -jes tan 
misero hablar de juntas distritales!- y en las 
organizaciones de los Soviets, y sus palabras y sus 
hechos no discrepan. Pero sabemos muy bien que 
ellos, los eseristas de izquierda, permanecieron en el 
partido de los eseristas de derecha hasta octubre, 
cuando estos participaban en el reparto de la 
ganancia, cuando eran lugartenientes porque se les 
prometio un puesto de ministro a cambio de que 
silenciasen la existencia de todos los tratados 
secretos. (Aplausos.) Mas en modo alguno puede 
llamarse lugartenientes del imperialismo a hombres 
que han declarado al imperialismo la guerra con 
hechos, que han roto los tratados y corrido el riesgo 



que ello implicaba, que han dado largas a las 
negociaciones de Brest-Litovsk, sabiendo que eso 
hundia al pais, que han sufrido la ofensiva militar y 
toda una serie de derrotas inauditas, pero no han 
ocultado absolutamente nada al pueblo. 

Martov ha asegurado aqui que no ha leido el 
tratado. Que le crea quien quiera. Sabemos que esta 
gente esta acostumbrada a leer muchos periodicos, 
pero no ha leido el tratado (Aplausos.) Que le crea 
quien quiera. Pero yo os digo que el partido eserista 
sabe muy bien que cedemos ante la violencia, 
denunciada integramente por nosotros mismos; que 
hacemos esto de modo consciente, diciendo con toda 
franqueza que ahora no podemos pelear, pero 
cedemos -la historia conoce una serie de tratados de 
lo mas vergonzosos y una serie de guerras-; cuando, 
en respuesta a ello, lanzan la palabra 
"lugartenientes", esta dureza los desenmascara, y 
cuando aseguran que declinan la responsabilidad, 
^que es lo que hacen? ^No es, acaso, hipocresia 
declinar la responsabilidad y seguir en el gobierno? 
Yo afirmo que cuando dicen que declina la 
responsabilidad, no la declinan, no, y en vano 
piensan que esto es una junta distrital. No, esto es lo 
mejor y mas honrado que hay entre las masas 
trabajadoras. (Aplausos.) Esto no es un parlamento 
burgues, al que se eligen diputados cada ano o cada 
dos anos para que se esten en sus casas y reciban 
dietas. Los que estan aqui son hombres enviados 
desde las localidades y manana estaran en sus 
localidades, manana contaran que si los votos del 
partido eserista de izquierda se esfuman es porque se 
lo tiene bien merecido, porque este partido, que se 
comporta asi, es tanto una pompa de jabon entre el 
campesinado como lo fue entre la clase obrera. 
(Aplausos, voces: "Cierto".) 

Os citare otro pasaje mas del discurso de Kamkov 
para mostrar que actitud adoptar ante esta cuestion 
todo representante de las masas trabajadoras y 
explotadas. "Cuando el camarada Lenin afirmaba 
ayer aqui que los camaradas Tsereteli y Chernov y 
otros descomponian el ejercito, <^es que no tendremos 
la valentia de decir que tambien nosotros con Lenin, 
descomponiamos el ejercito?" Ha marrado el golpe. 
(Aplausos.) Ha oido decir que nosotros habiamos 
sido derrotistas y lo ha recordado cuando hemos 
dejado de serlo. Lo ha recordado a destiempo. Se han 
aprendido de memoria la palabreja, se han hecho con 
un sonajero revolucionario, pero no saben pensar en 
como estan las cosas. (Aplausos.) Yo afirmo que de 
mil juntas distritales en las que se ha afianzado el 
Poder sovietico, que de mil de estas juntas, en mas de 
novecientas hay gente que dira al partido eserista de 
izquierda que no se merece ninguna confianza. Dira: 
fijaos, descomponiamos el ejercito y debemos 
recordarlo ahora. Pero ^como descomponiamos el 
ejercito? Fuimos derrotistas en tiempos del zar, mas 
en tiempos de Tsereteli y Chernov no fuimos 



IV congreso extraordinario de los Soviets de toda Rusia 



derrotistas. Publicamos en Pravda la proclama que 
Krylenko, entonces todavia perseguido, dirigio al 
ejercito: Por que voy a Petrogrado. En ella decia 
"No os llamamos a que os amotineis". Eso no era 
descomponer el ejercito. Lo descomponian quienes 
calificaban de grande esta guerra. 

Descomponian el ejercito Tsereteli y Chernov por 
haber dicho al pueblo bellas palabras que distintos 
eseristas de izquierda estan acostumbrados a lanzar al 
viento. Las palabras pesan poco, pero el pueblo ruso 
esta acostumbrado a pensarlas y tomarlas en serio en 
las juntas distritales. Si se le ha dicho que aspiramos 
a la paz y que discutimos las condiciones de la guerra 
imperialista, yo pregunto: u los tratados secretos y 
la ofensiva de junio? Ahi teneis con que 
descomponian el ejercito. Le hablaban de la lucha 
contra los imperialistas, de la defensa de la patria, y 
el se preguntaba: pero ^agarraran por el cuello a los 
capitalistas en alguna parte? Ahi teneis con que 
descomponian el ejercito. Por eso he dicho, y nadie 
lo ha refutado, que la salvacion del ejercito habria 
consistido en que tomaramos el poder en marzo y 
abril y en que, en vez del odio furioso de los 
explotadores por que los aplastabamos -nos odian 
con toda razon-, en vez de eso, hubieran colocado los 
intereses de la patria de los trabaj adores y explotados 
por encima de los intereses de la patria de Kerenski y 
de los tratados secretos de Riabushinski y de las 
aspiraciones a Armenia, Galitzia y los Dardanelos. 
En eso habria estado la salvacion. Y en este sentido, 
desde la gran revolucion rusa, y en particular desde 
marzo, cuando aparecio el ambiguo llamamiento a 
todos los pueblos 36 , el gobierno que publico el 
llamamiento exhortando a derrocar a los banqueros 
de todos los paises, pero que compartia con los 
banqueros los ingresos y las ventajas, es el que 
descompuso el ejercito, y esa es la razon de que el 
ejercito no Pudiera resistir. {Aplausos.) 

Y yo afirmo que a partir de la proclama de 
Krylenko, que no fue la primera 37 que recuerdo 
porque se me ha quedado bien grabada en la 
memoria, no hemos descompuesto el ejercito, sino 
que hemos dicho: Mantened el frente, cuanto antes 
tomeis el poder, mas facil os sera mantenerlo. jY que 
indignidad y despreciable charlataneria es decir ahora 
que estamos en contra de la guerra civil y a favor de 
la insurreccion! Cuando esta charlataneria llegue al 
campo; encontrara alii a soldados que han visto la 
guerra de forma distinta a como la conocen los 
intelectuales, soldados que saben que solo es facil 
blandir espadas de carton y que les diran que en el 
momento critico, cuando estaban descalzos, 
desnudos y atormentados, se les ayudo, lanzandolos a 
la ofensiva, y ahora se les dice que no importa que no 
haya ejercito, pues habra insurreccion. Es criminal 
lanzar al pueblo contra un ejercito regular dotado de 
una tecnica superior. Asi lo hemos ensenado como 
socialistas. Porque la guerra ha ensenado mucho, no 



ha ensenado solo que la gente sufre, sino tambien que 
triunfa quien posee la mayor tecnica, organizacion y 
disciplina y las mejores maquinas; la guerra ha 
ensenado esto, y esta muy bien que lo haya ensenado. 
Hay que aprender que sin maquinas y sin disciplina 
es imposible vivir en la sociedad contemporanea: o 
se supera la mejor tecnica o se es aplastado. Los anos 
de los sufrimientos mas agobiantes han ensenado a 
los campesinos lo que es la guerra. Y cuando 
cualquiera vaya con sus discursos a las juntas 
distritales, cuando el partido de los eseristas de 
izquierda vaya alia, recibira el castigo que tan 
justamente se merece. {Aplausos.) 

Otro ejemplo, otra cita del discurso de Kamkov. 
(Lee.) 

En algunas ocasiones es de una facilidad 
sorprendente hacer preguntas; pero hay un proverbio 
-descortes y grosero- que se usa cuando se hacen 
preguntas de ese tipo, mal que les pese a algunos, y 
que yo voy a recordar: un tonto puede preguntar mas 
de lo que pueden responder diez listos. {Aplausos, 
Rumores.) 

Camaradas, en la cita que acabo de leer se me 
invita a responder a la pregunta de si la tregua durara 
una semana, dos o mas. Yo afirmo que en cualquier 
junta distrital y en cada fabrica, el pueblo se mofara 
de quien le haga semejante pregunta en nombre de un 
partido serio y lo echara a empujones, porque en 
cualquier junta distrital se comprendera que es 
imposible preguntar lo que no se puede saber. Lo 
comprenderan cualquier obrero y cualquier 
campesino. {Aplausos.) Si quereis recibir sin falta 
una respuesta, he de deciros que, como es natural, 
cualquier eserista de izquierda de los que escriben en 
los periodicos o hablan en los mitines dira de que 
depende ese plazo: de cuando ataque el Japon, de las 
fuerzas con que lo haga y de la resistencia que 
encuentre; del grado en que se atasquen los alemanes 
en Finlandia y Ucrania; de cuando empiece la 
ofensiva en todos los frentes y de como se desarrolle; 
de como avance el conflicto interno en Austria y 
Alemania, y de otras muchas causas. {Aplausos.) 

Y por eso, cuando en una asamblea seria se 
pregunta con aire triunfal cuanto va a durar la tregua, 
yo digo que tales hombres seran expulsados de las 
reuniones obreras y campesinas por quienes 
comprenden que, despues de una atormentadora 
guerra de tres anos, cualquier semana de tregua es la 
mayor de las venturas. {Aplausos.) Y afirmo que por 
mucho que nos insulten aqui, si manana se reunieran 
todas las increpaciones que han hecho Hover sobre 
nosotros los eseristas de derecha, casi de derecha, 
adyacentes a la derecha y de izquierda, los 
democonstitucionalistas y los mencheviques; si 
manana se reunieran y publicaran esos insultos, si 
resultaran centenares de puds, todo eso tendria para 
mi el mismo peso que una pluma en comparacion 
con el hecho de que entre nosotros, en nuestro grupo 



V. I. Lenin 



bolchevique, nueve decimas partes de sus 
representantes han dicho: Sabemos lo que es la 
guerra y ahora, cuando hemos conseguido una 
pequena tregua, sabemos que esta es un factor 
positivo en el saneamiento de nuestro ejercito 
enfermo. Y en cada reunion campesina, las nueve 
decimas partes de los asistentes diran lo que saben 
cuantos se interesan por la cuestion, y jamas hemos 
rechazado ni rechazamos ni una sola propuesta 
practica cuando podemos ayudar en algo. 

Hemos obtenido la posibilidad de descansar, 
aunque solo sean doce dias, gracias a la politica que 
se ha enfrentado con la frase revolucionaria y con la 
opinion "publica". Cuando Kamkov y los eseristas de 
izquierda coquetean con vosotros, de una parte, os 
miran tiernamente; pero, de otra, dicen a los 
democonstitucionalistas: asentarlo en nuestro haber, 
pues estamos de corazon con vosotros. (Una voz: 
"jMentira!") Y cuando un representante eserista, creo 
que ni siquiera de izquierda, sino de superizquierda, 
maximalista, habla de la frase, dice que es frase todo 
lo que se refiere al honor. (Una voz: "jVerdad!") 
Desde la derecha gritan, naturalmente "verdad" Este 
grito me agrada mas que el de "mentira", aunque el 
de "mentira" tampoco me produce la menor 
impresion. Porque yo no los he acusado de 
fraseologia huera sin aportar ninguna prueba clara y 
concreta; he aducido (los ejemplos, y no inventados, 
sino turnados de la vida real. 

Recordad: <^es que los representantes de los 
eseristas no se encontraron en la misma situacion en 
1907, cuando se comprometieron por escrito ante 
Stolypin a servir con toda fidelidad al monarca 
Nicolas II? Tengo la esperanza de haber aprendido 
algo en los largos anos de revolucion, y cuando se 
me injuria acusandome de traicion, digo: hay que 
estudiar primero la historia. Si hemos querido obligar 
a la historia a cambiar de rumbo y hemos sido 
nosotros, y no la historia, los que hemos virado, 
ajusticiadnos. A la historia no se la puede convencer 
con discursos, y la historia demostrara que teniamos 
razon, que llevamos las organizaciones obreras a la 
Gran Revolucion de Octubre de 1917, pero merced 
unicamente a que marchamos por encima de las 
frases y supimos mirar a los hechos cara a cara y 
aprender de ellos. Y cuando ahora, el 14 y el 15 de 
marzo, se ha puesto en claro que si hubieramos 
combatido habriamos ayudado al imperialismo, 
habriamos acabado con el transporte y perdido 
Petrogrado, vemos que es inutil lanzar palabras al 
viento y blandir una espada de carton. Pero cuando se 
me acerca Kamkov y pregunta: "^Durara mucho esta 
tregua?", no puedo responder, pues no existia una 
situacion revolucionaria objetiva internacional. En la 
actualidad no puede haber una tregua larga de la 
reaccion, porque la situacion objetiva es por doquier 
revolucionaria, porque en todas partes las masas 
obreras estan indignadas, estan a punto de perder la 



paciencia, se encuentran al borde de la extenuacion 
por culpa de la guerra. Esto es un hecho. Es 
imposible escapar a este hecho, y por eso he tratado 
de demostraros que hubo un periodo en el que la 
revolucion avanzaba, nosotros marchabamos en 
cabeza y, tras nosotros, galleaban los eseristas de 
izquierda. (Aplausos.) Pero ahora ha llegado un 
periodo en el que no hay mas remedio que replegarse 
ante una fuerza aplastante. Esta caracteristica es 
absolutamente concreta. Nadie podra replicarme a 
ella. El analisis historico debe confirmarlo. Nuestro 
marxista, casi marxista, Martov se burlara a costa de 
la junta distrital, a costa de la clausura de los 
periodicos; se jactara de que los periodicos oprimidos 
y ofendidos han sido clausurados porque ayudan a 
derrocar el poder sovietico; se burlara (Aplausos)... 
No guardara silencio sobre eso. Os dira tales cosas, 
pero en lo que respecta a tratar de responder a mi 
pregunta relacionada la historia, y hecha a bocajarro, 
de si es cierto o no que desde octubre avanzamos en 
marcha triunfal... (Voces en la derecha: "No".) 
Vosotros decis "no", pero todos los demas diran "si". 
Yo pregunto: ^podemos ahora pasar a la ofensiva en 
marcha triunfal contra el imperialismo internacional? 
No podemos, y lo sabe todo el mundo. Cuando esta 
frase, concreta y sencilla, se dice francamente a la 
cara para que la gente aprenda la revolucion -la 
revolucion es una ciencia sabia, dificil y complicada- 
, para que aprendan los obreros y los campesinos que 
la hacen, los enemigos gritan: cobardes, traidores, 
habeis abandonado la bandera; se deshacen en 
palabras y aspavientos. No. La historia de todas las 
revoluciones ha conocido a muchos revolucionarios 
de la frase de este tipo, de los cuales no ha quedado 
nada, excepto fetidez y humo. (Aplausos.) 

El otro ejemplo citado por mi, camaradas, es el de 
Alemania, de la Alemania aplastada por Napoleon, 
de la Alemania que vio paces vergonzosas y, 
alternando con ellas, guerras. Se me pregunta: 
^respetaremos los tratados durante mucho tiempo? Si 
un nino de tres anos me preguntase si ibamos a 
respetar o no el tratado, resultaria gracioso e ingenuo. 
Pero cuando pregunta eso el adulto Kamkov, del 
partido de los eseristas de izquierda, se que seran 
muy pocos los obreros y campesinos adultos que 
crean en la ingenuidad: la mayoria dira: "No sea 
usted hipocrita". Porque el ejemplo historico citado 
por mi nos habla con claridad meridiana de que es 
imposible borrar de la historia, y no podreis rasparlo 
de ninguna manera, las guerras liberadoras de los 
pueblos que perdieron su ejercito -cosa que ocurrio 
mas de una vez-, de los pueblos aplastados hasta el 
punto de perder por completo toda su tierra, hasta el 
punto de tener que facilitar cuerpos de ejercitos 
auxiliares al conquistador para nuevas campanas de 
conquista. Pero si el eserista de izquierda Kamkov 
dice al replicarme, como he visto en el texto 
taquigrafico, que "en Espana, sin embargo, hubo 



IV congreso extraordinario de los Soviets de toda Rusia 



guerras revolucionarias", con ello no hace mas que 
confirmar lo dicho por mi y rebatirse a si mismo. 
Espana y Alemania corroboran precisamente mi 
ejemplo de que es propio de nifios resolver el 
problema de un periodo historico de guerras de 
conquista, basandose en si "i,van ustedes a respetar el 
tratado, cuando seran sorprendidos si lo violan...? 
Mas la historia nos dice que todo tratado es debido a 
la interrupcion de la lucha y al cambio de la 
correlacion de fuerzas, que ha habido tratados de paz 
que saltaron hechos anicos a los pocos dias, que ha 
habido tratados de paz que saltaron hechos anicos al 
mes de firmados, que ha habido periodos de muchos 
anos durante los cuales Alemania y Espana 
concluyeron la paz y la violaron pocos meses 
despues, y varias veces, y que los pueblos han 
aprendido en una serie de guerras lo que significa 
hacerla guerra. Cuando Napoleon condujo a las 
tropas alemanas para estrangular a otros pueblos, les 
enseno la guerra revolucionaria. Tal es el camino 
seguido por la historia. 

Por eso os digo, camaradas, y estoy 
profundamente convencido de ello, que la decision 
adoptada por las nueve decimas partes de nuestro 
grupo bolchevique sera adoptada tambien por las 
nueve decimas partes de los obreros y campesinos 
trabaj adores conscientes de Rusia. (Aplausos.) 

Se puede comprobar si he dicho la verdad o si me 
he equivocado, pues volvereis a vuestros lugares, 
cada uno de vosotros informara a los Soviets locales 
y en todas partes se adoptaran decisiones locales. 
Como conclusion, dire: jno caigais en la 
provocacion! (Aplausos.) La burguesia sabe lo que 
hace, la burguesia sabe por que se regocijaba en 
Pskov y expresaba en dias pasados su jiibilo en 
Odesa, la burguesia de los Vinnichenko, los Kerenski 
ucranianos, de los Tsereteli y los Chernov. Se 
regocijaba porque comprendia muy bien que el Poder 
sovietico habia cometido un gigantesco error 
diplomatico en la apreciacion del momento, al 
intentar hacer la guerra con un ejercito enfermo y que 
huye a la desbandada. La burguesia os arrastra a la 
trampa de la guerra. Y en la guerra hay avances y 
retrocesos. Cualquier soldado sabe esto. Comprended 
que la burguesia nos arrastra, a vosotros y a nosotros, 
a una trampa. Comprended que toda la burguesia y 
todos sus complices voluntarios o involuntarios 
tienden esa trampa. Sabreis soportar las derrotas mas 
duras y conservar las posiciones mas dificiles y, 
replegandoos, ganar tiempo. El tiempo obra a nuestro 
favor. Los imperialistas reventaran de un hartazgo; 
en sus entranas crece un nuevo gigante; crece mas 
despacio de lo que nosotros quisieramos pero crece, 
vendra en nuestra ayuda, y cuando veamos que va a 
asestar su primer golpe, diremos: ha terminado el 
periodo del repliegue, empieza la epoca de la 
ofensiva mundial, la epoca de la victoria de la 
revolucion socialista mundial. (Clamorosos y 



prolongados Aplausos.) 

Publicado el 19 (6) de marzo de 1918 en el num. 
49 de "Pravda ". 

T. 36,pdgs. 112-121. 



LAS TAREAS INMEDIATAS DEL PODER SOVIETICO. 



La situacion internacional de la Republica 
Sovietica de Rusia y las tareas fundamentales de 
la revolucion socialista. 

Gracias a la paz lograda -pese a todos los 
sacrificios que implica y a lo efimera que es-, la 
Republica Sovietica de Rusia obtiene durante cierto 
tiempo la posibilidad de concentrar todas sus fuerzas 
en el punto mas importante y dificil de la revolucion 
socialista, en la tarea de organizacion. 

Esa tarea ha sido planteada con claridad y 
precision a todas las masas trabajadoras y oprimidas 
en el 4° apartado (4 a parte) de la resolucion aprobada 
el 15 de marzo de 1918 por el Congreso 
Extraordinario de los Soviets celebrado en Moscii, en 
el mismo apartado (o en la misma parte) de la 
resolucion en que se habla de la autodisciplina de los 
trabaj adores y de la lucha implacable contra el caos y 
la desorganizacion. 

Lo efimero de la paz lograda por la Republica 
Sovietica de Rusia no depende, como es natural, de 
que esta piense reanudar ahora las hostilidades; 
excepto los contrarrevolucionarios burgueses y sus 
acolitos (los mencheviques y otros), ningiin politico 
que este en su sano juicio piensa en ello. Lo efimero 
de la paz depende de que en los paises imperialistas, 
que limitan con el Oeste y el Este de Rusia y que 
poseen inmensa fuerza militar, puede triunfar de un 
momento a otro el partido belicista, tentado por la 
debilidad momentanea de Rusia y estimulado por los 
capitalistas, que odian el socialismo y se desviven 
por expoliar. 

En tal situacion, la unica garantia de paz, real y no 
sobre el papel, nos la ofrecen las disensiones entre las 
potencias imperialistas, que han alcanzado el punto 
culminante y que se manifiestan, por un lado, en la 
reanudacion de matanza imperialista entre los 
pueblos de Occidente y, por otro lado, en la 
competencia imperialista, exacerbada hasta el 
extremo, entre el Japon y Norteamerica por el 
dominio en el Oceano Pacifico y sus costas. 

Claro esta que la situacion internacional de 
nuestra Republica Socialista Sovietica, con 
proteccion tan endeble, es sin duda critica e insegura 
en extremo. Se necesita una extraordinaria tension de 
todas nuestras fuerzas para aprovechar la tregua 
lograda en virtud de una concurrencia de 
circunstancias, con objeto de curar las profundas 



heridas que la guerra ha inferido a todo el organismo 
social de Rusia y para elevar el nivel economico del 
pais, sin lo cual no puede ni hablarse de un aumento 
algo serio de nuestra capacidad defensiva. 

Es claro tambien que unicamente en la medida en 
que sepamos resolver el problema de organizacion 
que tenemos planteado podremos prestar una ayuda 
seria a la revolucion socialista en Occidente, que se 
ha retrasado en virtud de una serie de causas. 

La condicion fundamental para resolver con exito 
el problema de organizacion, planteado ante nosotros 
en primer termino, es que los dirigentes politicos del 
pueblo, es decir, los afiliados al Partido Comunista 
(bolchevique) de Rusia y, tras ellos, todos los 
representantes conscientes de las masas trabajadoras, 
comprendan perfectamente la diferencia radical 
existente, en el aspecto que estamos analizando, entre 
las revoluciones burguesas anteriores y la actual 
revolucion socialista. 

La mision principal de las masas trabajadoras en 
las revoluciones burguesas estribaba en llevar a cabo 
la labor negativa o destructora de aniquilamiento del 
feudalismo, de la monarquia, del regimen medieval. 
El trabaj o positivo o constructive de organizacion de 
la nueva sociedad lo realiza la minoria poseedora, la 
minoria burguesa de la poblacion. Y, a pesar de la 
resistencia de los obreros y campesinos pobres, la 
burguesia cumplia esta tarea con relativa facilidad no 
solo porque la resistencia de las masas explotadas por 
el capital era entonces, debido a su dispersion y 
atraso, debil en extremo, sino tambien porque la 
principal fuerza organizadora de la sociedad 
capitalista, sociedad anarquica, es el mercado 
nacional e internacional, que se amplia y ahonda de 
manera espontanea. 

En cambio, la mision principal del proletariado y 
de los campesinos pobres, guiados por el, estriba en 
toda revolucion socialista -por consiguiente, tambien 
en la revolucion socialista comenzada por nosotros 
en Rusia el 25 de Octubre de 1917-, en el trabajo 
positivo o constructivo de formacion de una red 
extraordinariamente compleja y sutil de nuevas 
relaciones de organizacion que abarquen la 
produccion y distribucion metodicas de los productos 
necesarios para la existencia de decenas de millones 
de hombres. Una revolucion de esta naturaleza solo 
puede verse coronada por el exito cuando la mayoria 



Las tareas inmediatas del poder sovietico 



de la poblacion y, ante todo, la mayoria de los 
trabaj adores, demuestre una iniciativa creadora 
independiente en el piano historico. La victoria de la 
revolucion socialista quedara asegurada unicamente 
en el caso de que el proletariado y los campesinos 
pobres logren el grado suficiente de conciencia, 
firmeza ideologica, abnegacion y tenacidad. Al crear 
un nuevo tipo de Estado, el Estado sovietico, que 
ofrece a las masas trabajadoras y oprimidas la 
posibilidad de participar activamente en la 
construccion independiente de la nueva sociedad, no 
hemos resuelto mas que una pequena parte de un 
dificil problema. La dificultad principal reside en el 
terreno economico: llevar en todas partes una 
contabilidad y un control rigurosos de la produccion 
y distribucion de los productos, aumentar la 
productividad del trabajo, socializar la produccion en 
la practica. 

El desarrollo del partido de los bolcheviques, que 
es en la actualidad el partido gobernante en Rusia, 
nos muestra de manera palmaria en especial en que 
consiste el viraje historico que estamos dando, viraje 
que constituye la peculiaridad del momento politico 
actual y que exige una nueva orientacion del Poder 
sovietico, es decir, un nuevo planteamiento de las 
nuevas tareas. 

La primera tarea de todo partido del porvenir 
consiste en convencer a la mayoria del pueblo de lo 
acertado de su programa y de su tactica. Esta tarea se 
colocaba en primer piano tanto en el regimen zarista 
como en el periodo de conciliacion de los Chernov y 
los Tsereteli con los Kerenski y los Kishkin. Hoy dia 
esta tarea que, como es logico, esta lejos del haberse 
cumplido hasta el fin (y que jamas puede cumplirse 
hasta el fin) se ha cumplido en lo fundamental, pues, 
como lo ha demostrado de manera irrefutable el 
ultimo congreso de los Soviets, celebrado en Moscii, 
la mayoria de los obreros y campesinos de Rusia 
apoya a todas luces a los bolcheviques. 

La segunda tarea de nuestro partido consistia en 
conquistar el poder politico y aplastar la resistencia 
de los explotadores. Esta tarea tambien se halla lejos 
de haber sido cumplida hasta el fin, y no se puede 
pasar por alto, pues los monarquicos y los 
democonstitucionalistas, por un lado, y sus acolitos y 
lacayos, los mencheviques y eseristas de derecha, por 
otro, persisten en sus tentativas de agruparse para 
derrocar el Poder sovietico. Pero, en lo fundamental, 
el problema de aplastar la resistencia de los 
explotadores ha sido resuelto ya en el periodo que 
media entre el 25 de octubre de 1917 y 
(aproximadamente) febrero de 1 9 1 8 o la rendicion de 
Bogaievski. 

Ahora, la tercera tarea inmediata que se nos 
plantea, tarea que caracteriza el momento que 
atravesamos, es la de organizar la labor de gobernar 
a Rusia. Esta claro que esta tarea se planteo y 



comenzo a cumplirse ya al dia siguiente del 25 de 
octubre de 1917; pero hasta hoy, mientras la 
resistencia de los explotadores adquiria la forma de 
guerra civil abierta, la tarea de gobernar el pais no 
podia convertirse en la tarea principal, central. 

Ahora se plantea ya asi. Nosotros, el partido de 
los bolcheviques, hemos convencido a Rusia, se la 
hemos ganado a los ricos para los pobres, a los 
explotadores para los trabajadores. Ahora debemos 
gobernarla. Y toda la peculiaridad del momento en 
que vivimos, toda la dificultad consiste en saber 
comprender las particularidades de la transicion de 
una tarea principal, como la de convencer al pueblo y 
aplastar por la fuerza militar la resistencia de los 
explotadores, a otra tarea principal, la de gobernar. 

Por vez primera en la historia universal, un 
partido socialista ha logrado coronar en terminos 
generales, la conquista del poder y el aplastamiento 
de los explotadores abordar de lleno la tarea de 
gobernar el pais. Es necesario que resultemos dignos 
cumplidores de esta dificilisima (y muy grata) tarea 
de la transformacion socialista. Es menester tomar en 
consideracion que para poder gobernar con acierto 
hace falta, ademds de saber convencer, ademas de 
saber triunfar en la guerra civil, saber organizar de 
un modo prdctico. Esta es la tarea mas dificil, pues se 
trata de organizar de un modo nuevo las mas 
profundas bases de la vida de decenas y decenas de 
millones de hombres, las bases economicas. Y esta es 
la tarea mas grata de todas, pues unicamente despues 
de cumplirla (en sus aspectos principales y 
fundamentales) podra decirse que Rusia se ha 
convertido no solo en republica sovietica, sino 
tambien en republica socialista. 

La consigna general del momento. 

La situation objetiva que hemos descrito, debida a 
una paz extremadamente dura y efimera, a una ruina 
penosisima, al paro y al hambre que nos han legado 
la guerra y el dominio de la burguesia (representada 
por Kerenski y los mencheviques y eseristas de 
derecha que lo apoyaban): todo esto ha dado 
ineludiblemente lugar a un cansancio inmenso y ha 
llegado incluso a agotar las fuerzas de las grandes 
masas trabajadoras. Estas masas exigen 
imperiosamente -y no pueden menos de hacerlo- 
cierto descanso. A la orden del dia se nos plantean 
las tareas de restablecer las fuerzas productivas, 
arruinadas por la guerra y por el gobierno de la 
burguesia; curar las heridas producidas por la guerra, 
por la derrota militar, la especulacion y los intentos 
de la burguesia de restablecer el derrocado poder de 
los explotadores; elevar el nivel economico del pais; 
mantener con firmeza un orden elemental. Puede 
parecer paradojico, pero, en realidad y en virtud de 
las condiciones objetivas indicadas, es absolutamente 
indudable que en estos momentos el Poder sovietico 
solo puede asegurar el paso de Rusia al socialismo en 



V. I. Lenin 



el caso de que cumpla en la practica estas tareas, las 
mas elementales, del mantenimiento del orden social, 
y las cumpla, a pesar de la resistencia de la 
burguesia, de los mencheviques y eseristas de 
derecha. Dadas las peculiaridades concretas de la 
situacion actual y la existencia del Poder sovietico 
con sus leyes sobre la socializacion de la tierra, el 
control obrero, etc., el cumplimiento practico de estas 
tareas elementales y la superacion de las dificultades 
de organizacion de los primeros pasos hacia el 
socialismo constituyen ahora las dos caras de una 
misma medalla. 

Lleva con puntualidad y honradez la cuenta del 
dinero, administra con economia, no seas perezoso, 
no robes, observa la mayor disciplina en el trabajo: 
estas son precisamente las consignas que, 
ridiculizadas con razon por el proletariado 
revolucionario cuando la burguesia encubria con 
ellas su dominio como clase explotadora, se 
transforman hoy dia, despues del derrocamiento de la 
burguesia, en las consignas principales y propias del 
momento. Por un lado, la aplicacion practica de estas 
consignas por la masa de trabajadores constituye la 
unica condicion para salvar al pais, desangrado casi 
totalmente por la guerra imperialista y por los 
rapaces imperialistas (con Kerenski a la cabeza); y, 
por otro lado, la aplicacion practica de estas 
consignas por el Poder sovietico, con sus metodos, 
basandose en sus leyes, es necesaria y suficiente para 
asegurar la victoria defmitiva del socialismo. Esto es 
lo que no pueden comprender quienes rechazan con 
desden el planteamiento en primer piano de 
consignas tan "gastadas" y "triviales". En un pais de 
pequenos campesinos que apenas hace un ano ha 
derrocado el zarismo y menos de medio ano que se 
ha librado de los Kerenski, han quedado, 
naturalmente, bastantes elementos de anarquismo 
espontaneo, acrecentados por el embrutecimiento y la 
barbarie, eternos acompanantes de toda guerra 
prolongada y reaccionaria y se ha propagado a escala 
bastante grande, el espiritu de desesperacion y de 
irritacion abstractas, y si anadimos a esto la politica 
provocadora de los lacayos de la burguesia 
(mencheviques eseristas de derecha y otros) se 
comprendera claramente cuantos esfuerzos 
prolongados y tenaces deben realizar los obreros y 
campesinos mejores y mas conscientes para lograr un 
viraje completo en el estado de animo de las masas y 
su paso a un trabajo ordenado, consecuente y 
disciplinado. Este paso dado por la masa pobre (los 
proletarios y semiproletarios) es el unico capaz de 
coronar la victoria sobre la burguesia y, 
particularmente, sobre la burguesia campesina, la 
mas obstinada y numerosa. 

Nueva fase de la lucha contra la burguesia. 

Hemos vencido a la burguesia, pero todavia no 
hemos logrado desarraigarla, aiin no esta aniquilada, 



ni siquiera quebrantada por completo. Por eso se 
plantea a la orden del dia una nueva forma de lucha 
contra la burguesia, una forma superior: la de pasar 
de la tarea elemental de la expropiacion consecutiva 
de los capitalistas a una tarea mucho mas compleja y 
dificil, la de crear unas condiciones que imposibiliten 
la existencia y el resurgimiento de la burguesia. Es 
evidente que esta tarea es incomparablemente mas 
elevada y que el socialismo puede darse por 
inexistente si no se cumple. 

Si tomamos por punto de referencia la 
revolucionas del occidente de Europa, nosotros nos 
encontramos aproximadamente al nivel alcanzado en 
1793 y 187 1 38 . Podemos estar orgullosos, y con plena 
razon, de haber alcanzado este nivel y, en cierto 
sentido, es indudable que hemos avanzado algo mas, 
pues hemos decretado o implantado en toda Rusia un 
tipo superior de Estado: el Poder sovietico. Pero en 
modo alguno podemos darnos por satisfechos con lo 
que hemos logrado, pues estamos tan solo en el 
comienzo de la transicion al socialismo, sin haber 
aplicado todavia las medidas decisivas en este 
sentido. 

Lo decisivo en este caso es organizar la 
contabilidad y el control severisimos de la 
produccion y distribucion de los productos a cargo de 
todo el pueblo. Sin embargo, no hemos logrado 
todavia establecer esa contabilidad ni ese control en 
las empresas, en las diversas ramas de la economia e 
industrias que hemos confiscado a la burguesia, sin 
lo cual no puedo ni hablarse de la otra condicion, la 
condicion material de la realizacion del socialismo, 
tan sustancial como la anterior: el aumento de la 
productividad del trabajo a escala nacional. 

Por eso, no seria posible definir la tarea del 
momento presente con una simple formula: continuar 
la ofensiva contra el capital. A pesar de que no cabe 
duda que no hemos dado el golpe de gracia al capital 
y de que es incuestionablemente necesario continuar 
la ofensiva contra este enemigo de los trabajadores, 
el planteamiento de nuestras tareas no seria exacto ni 
concreto, pues no se tendria en cuenta la 
peculiaridad del momento presente, cuando en aras 
del exito de la ulterior ofensiva hay que 
"interrumpir" la desplegada en estos momentos. 

Esto puede explicarse mediante la comparacion de 
nuestra situacion en la guerra contra el capital con la 
situacion de un ejercito victorioso que se ha 
apoderado, digamos de la mitad o de los dos tercios 
del territorio enemigo y se ve obligado a interrumpir 
la ofensiva para reagrupar sus fuerzas, aumentar sus 
efectivos y pertrechos, reparar y reforzar las vias de 
comunicacion, construir nuevos depositos, reunir 
nuevas reservas, etc. Precisamente en aras de la 
conquista del resto del territorio enemigo, o sea, de la 
victoria completa, la interrupcion de la ofensiva del 
ejercito victorioso es, en las condiciones descritas, 
una necesidad. Quien no haya comprendido que tal 



Las tareas inmediatas del poder sovietico 



es, precisamente, el caracter de la "interrupcion" de 
la ofensiva contra el capital, impuesta por la 
situacion objetiva del momento actual, no ha 
comprendido una palabra del momento politico que 
vivirnos. 

Por supuesto, de una "interrupcion" de la ofensiva 
contra el capital puede hablarse solo entre comillas, 
es decir, solo en metafora. En una guerra corriente 
puede darse una orden general sobre la interrupcion 
de la ofensiva y se puede, efectivamente, detener el 
avance. En la guerra contra el capital no es posible 
detener el avance y no cabe ni hablar de que 
renunciemos a seguir expropiando al capital. Se trata 
de cambiar el centro de gravedad de nuestra labor 
economica y politica. Hasta ahora se destacaban en 
primer piano las medidas encaminadas a la 
expropiacion inmediata de los expropiadores. Hoy 
colocarnos en primer piano la organizacion de la 
contabilidad y del control en las haciendas y 
empresas ya expropiadas a los capitalistas y en todas 
las demas. 

Si quisieramos hoy continuar expropiando al 
capital al ritmo anterior sufririamos, sin duda, un 
fracaso, puesto que nuestra labor en el terreno de la 
organizacion de la contabilidad y del control 
proletarios se ha retrasado a todas luces (esto es 
evidente para toda persona que piense) de la labor 
directa de "expropiacion de los expropiadores". Si 
ahora aplicamos todas nuestras fuerzas a organizar la 
contabilidad y el control, podremos resolver este 
problema, recuperaremos lo perdido, ganaremos toda 
nuestra "campana' contra el capital. 

Pero reconocer que hay que recuperar lo perdido 
^,no implica, acaso, reconocer algiin error cometido? 
En modo alguno. Hagamos de nuevo una 
comparacion de caracter militar. Si podernos derrotar 
y hacer retroceder al enemigo, empleando solo 
destacamentos de caballeria ligera, debemos hacerlo. 
Ahora bien, si esto puede hacerse con exito solo 
hasta cierto limite, es logico pensar que, a partir de 
ese limite, surgira la necesidad de traer la artilleria 
pesada. Al reconocer que ahora hay que recuperar lo 
perdido en cuanto a la utilizacion de la artilleria 
pesada, en modo alguno reconocemos que la carga 
victoriosa de la caballeria ha sido un error. 

Los lacayos de la burguesia nos han reprochado 
con frecuencia que atacabamos al capital a lo 
"Guardia Roja". Reproche absurdo, digno justamente 
de los lacayos de la bolsa de oro. Pues es indudable 
que, a su debido tiempo, el ataque a lo "Guardia 
Roja" contra el capital estuvo dictado por las 
circunstancias: primero, el capital oponia entonces 
una resistencia militar, personificada en Kerenski y 
Krasnov, Savinkov y Gots (aun hoy Gueguechkori 
resiste de esta manera), Diitov y Bogaievski. Una 
resistencia militar no puede romperse mas que por 
medios militares, y los guardias rojos realizaban la 
obra historica mas noble y grande de liberar a los 



trabaj adores y explotados del yugo de los 
explotadores. 

Segundo, por entonces no hubiesemos podido 
colocar en primer piano los metodos de gobierno en 
lugar del metodo de represion, aunque solo fuese 
porque el arte de gobernar no es innato en los 
hombres, sino producto de la experiencia. Entonces 
no poseiamos esta experiencia, ahora si. Tercero, 
entonces no podiamos tener a nuestra disposicion a 
especialistas de las diferentes ramas de la ciencia y 
de la tecnica, pues estos especialistas luchaban en las 
filas de los Bogaievski o tenian aun la posibilidad de 
oponer, mediante el sabotaje, una resistencia pasiva 
regular y tenaz. Ahora, este sabotaje ha sido vencido. 
El ataque a lo "Guardia Roja" contra el capital ha 
sido eficaz y victorioso porque hemos vencido tanto 
la resistencia militar del capital como la que este 
oponia mediante el sabotaje. 

^Quiere decir esto, acaso, que el ataque a lo 
"Guardia Roja" contra el capital es apropiado 
siempre, en todas las circunstancias, que no 
poseemos otros medios de combatirlo? Seria infantil 
pensar asi. Hemos vencido con caballeria ligera, pero 
tambien disponemos de artilleria pesada. Hemos 
vencido reprimiendo, pero tambien sabremos veneer 
gobernando. Hay que saber variar los metodos de 
lucha contra el enemigo cuando cambian las 
circunstancias. No renunciaremos ni por un instante a 
aplastar a lo "Guardia Roja" a los senores Savinkov y 
Gueguechkori, asi como a todos los demas 
terratenientes y burgueses contrarrevolucionarios. 
Pero no seremos tan tontos que pongamos en primer 
piano los metodos a lo "Guardia Roja" cuando, en lo 
fundamental, ha terminado la epoca en que eran 
necesarios los ataques de este tipo (y ha terminado en 
nuestro triunfo) y cuando llama a la puerta la epoca 
de la utilizacion de los especialistas burgueses por el 
Poder estatal proletario para remover el terreno de 
manera que en el no pueda crecer en absoluto 
ninguna burguesia. 

Es una epoca peculiar o, mas bien, una fase 
peculiar del desarrollo, y, para veneer 
definitivamente al capital, tenemos que saber adoptar 
las formas de nuestra lucha a las condiciones 
peculiares de esta fase. 

Sin la direccion de las diversas ramas de la 
ciencia, de la tecnica, de la practica por parte de los 
especialistas es imposible la transicion al socialismo, 
ya que el socialismo exige un avance consciente y 
masivo hacia una productividad del trabajo superior a 
la del capitalismo y basada en lo alcanzado por este. 
El socialismo debe impulsar este avance a su 
manera, con metodos propios, y para ser mas 
concretos, con metodos sovieticos. Pero, debido a las 
condiciones de la vida social que ha permitido a los 
especialistas hacerse especialistas, estos pertenecen 
por fuerza y en masa a la burguesia. Si despues de 
tomar el poder, nuestro proletariado resolviera 



V. I. Lenin 



rapidamente el problema de la contabilidad, del 
control y de la organizacion a escala que abarque a 
todo el pueblo (todo esto, era irrealizable a causa de 
la guerra y del atraso de Rusia), entonces, una vez 
vencido el sabotaje y llevando a cabo una 
contabilidad y un control generales, subordinariamos 
tambien por completo a los especialistas burgueses. 
Como vamos muy "atrasados" en la contabilidad y el 
control en general, pese a haber conseguido veneer el 
sabotaje, no hemos creado todavia las condiciones 
que puedan poner nuestra disposicion a los 
especialistas burgueses. El grueso de los 
saboteadores "acepta el empleo", pero los mejores 
organizadores y los mas grandes especialistas pueden 
ser utilizados por el Estado, ya sea a la antigua, a lo 
burgues (es decir, mediante una elevada 
remuneracion), o a lo nuevo, a lo proletario (es decir, 
creando las condiciones que permitan ejercer la 
contabilidad y el control desde abajo, por todo el 
pueblo, condiciones que, por si solas, subordinarian y 
atraerian inevitablemente a los especialistas). 

Hemos tenido que recurrir ahora al viejo metodo 
burgues y aceptar los "servicios" de los especialistas 
burgueses mas reputados a cambio de una 
remuneracion muy elevada. Quienes conocen la 
situacion lo comprenden; pero no todos se detienen a 
meditar sobre el significado de semejante medida 
tomada por un Estado proletario. Es evidente que tal 
medida constituye un compromiso, una desviacion de 
los principios sustentados por la Comuna de Paris y 
por todo poder proletario, que exigen la reduccion de 
los sueldos al nivel del salario del obrero medio, que 
exigen se comban el arribismo con hechos y no con 
palabras. 

Pero esto no es todo. Es evidente que semejante 
medida no es solo una interrupcion -en cierto terreno 
y en cierto grado- de la ofensiva contra el capital (ya 
que el capital no es una simple suma de dinero, sino 
determinadas relaciones sociales), sino tambien un 
paso atrds de nuestro poder estatal socialista, 
sovietico, que desde el primer momento proclamo y 
comenzo a poner en practica la politica de reduccion 
de los sueldos elevados hasta el nivel del salario del 
obrero medio 39 . 

Naturalmente, los lacayos de la burguesia, sobre 
todo los de poca monta, como los mencheviques, los 
de Novaya Zhizn y los eseristas de derecha, soltaran 
la carcajada por haber reconocido nosotros que 
damos un paso atras. Pero no debemos hacer caso de 
esas risitas. Debemos estudiar las peculiaridades del 
camino, tortuoso en extremo y nuevo, que lleva al 
socialismo, sin velar nuestros errores ni debilidades, 
sino procurando coronar a tiempo lo que aiin nos 
queda por hacer. Ocultar a las masas que la 
incorporacion de los especialistas burgueses 
mediante sueldos muy elevados es apartarse de los 
principios de la Comuna seria descender al nivel de 
los politicastros burgueses y enganar a las masas. En 



cambio, explicar abiertamente como y por que hemos 
dado este paso atras, discutir publicamente los 
medios de que disponemos para recuperar lo perdido 
significa educar a las masas y, con la experiencia 
reunida, aprender junto a ellas a construir el 
socialismo. No es probable que la historia conozca 
una sola campana militar victoriosa en la que el 
vencedor no haya cometido algunos errores, no haya 
sufrido derrotas parciales, no haya tenido que 
retroceder temporalmente en algo y en alguna parte. 
Y la "campana" contra el capitalismo, comenzada 
por nosotros, es un millon de veces mas dificil que la 
peor expedicion militar; por lo tanto, seria necio y 
bochornoso dejarse dominar por el abatimiento a 
causa de una retirada particular y parcial. 

Abordemos ahora la cuestion desde el lado 
practico. Admitamos que, para dirigir el trabajo del 
pueblo con objeto de alcanzar el mas rapido ascenso 
economico del pais, la Republica Sovietica de Rusia 
necesita mil especialistas y sabios de primera fila en 
los diversos dominios de la ciencia, la tecnica y la 
practica. Admitamos que a cada una de estas 
"estrellas de primera magnitud" (la mayoria de ellas 
esta tanto mas corrompida por las costumbres 
burguesas cuanto mas grato le es vociferar sobre la 
corrupcion de los obreros) hay que pagarle 25.000 
rublos al ano. Admitamos que esta suma (25 millones 
de rublos) tiene que ser duplicada (en concepto de 
pago de primas por el cumplimiento mas rapido y 
mejor de los encargos tecnicos y de organizacion mas 
importantes) o, incluso, cuadruplicada (por haber 
invitado a varios centenares de especialistas 
extranjeros, que exigen mas). Cabe preguntar; ^puede 
considerarse excesivo o imposible para la Republica 
Sovietica el gasto de cincuenta o cien millones de 
rublos al ano para reorganizar el trabajo del pueblo 
segiin la ultima palabra de la ciencia y de la tecnica? 
Claro que no. La inmensa mayoria de los obreros y 
campesinos conscientes aprobaran este gasto; 
aleccionados por la practica, saben que nuestro atraso 
nos hace perder miles de millones de rublo y que no 
hemos aun alcanzado el grado suficiente de 
organizacion, contabilidad y control en nuestro 
trabajo para lograr la participacion general y 
voluntaria de las "estrellas" de la intelectualidad 
burguesa. 

Por supuesto, el problema tiene tambien otro 
aspecto Es indiscutible que los sueldos altos influyen 
tambien, corrompiendo, tanto en el Poder sovietico 
(con tanto mayor motivo que la rapidez de la 
revolucion no ha podido impedir que se arrime a este 
poder cierto numero de aventureros y granujas, que, 
junto con algunos comisarios ineptos o sin 
escnipulos, no tienen inconveniente en llegar a 
"estrellas" de... la malversacion de fondos publicos) 
como en la masa obrera. Pero todos los obreros y 
campesinos pobres honrados y que piensan 
convendran con nosotros y reconoceran que no 



Las tareas inmediatas del poder sovietico 



podemos librarnos de golpe y porrazo de la herencia 
nociva del capitalismo, que no podemos librar a la 
Republica Sovietica del "tributo" de cincuenta o cien 
millones de rublos (tributo que pagamos por nuestro 
atraso en la organizacion de la contabilidad y del 
control ejercidos desde abajo por todo el pueblo), 
sino unicamente organizandonos, disciplinandonos 
mas, depurando nuestras filas de cuantos "guardan la 
herencia del capitalismo" y "siguen las tradiciones 
del capitalismo", es decir, de los haraganes, de los 
parasites y de los malversadores de fondos publicos 
(ahora toda la tierra, todas las fabricas, todas las vias 
ferreas constituyen el "Tesoro" de la Republica 
Sovietica). Si los obreros y los campesinos pobres 
conscientes y avanzados, ayudados por las 
instituciones sovieticas, logran en un ano 
organizarse, disciplinarse, poner sus fuerzas en 
tension y crear una fuerte disciplina del trabajo, 
podremos librarnos en un ano de este "tributo" que 
incluso podra ser reducido antes... proporcionalmente 
a los exitos de nuestra disciplina y de nuestra 
organizacion laborales, obreras y campesinas. Cuanto 
antes aprendamos nosotros mismos, los obreros y 
campesinos, a tener una disciplina laboral mejor y 
una tecnica del trabajo mas elevada, aprovechando 
para ello a los especialistas burgueses, tanto antes 
nos libraremos de todo "tributo" a estos especialistas. 

Nuestro trabajo, dirigido por el proletariado, de 
organizacion, de la contabilidad y el control de la 
produccion y distribucion de los productos por todo 
el pueblo se halla muy rezagado de nuestra labor 
directa de expropiacion de los expropiadores. Es este 
un principio fundamental para comprender las 
peculiaridades del momento presente y las tareas del 
Poder sovietico que de aqui se derivan. El centro de 
gravedad en la lucha contra la burguesia se desplaza 
hacia la organizacion de esta contabilidad y de este 
control. Unicamente partiendo de esto podremos 
determinar con acierto las tareas inmediatas de la 
politica economica y financiera en el terreno de la 
nacionalizacion de los bancos, del monopolio del 
comercio exterior, del control del Estado sobre la 
circulacion fiduciaria, del establecimiento de un 
impuesto sobre los bienes y los ingresos aceptable 
desde el punto de vista proletario, de la implantacion 
del trabajo obligatorio. 

En todos estos dominios (que son muy esenciales, 
esencialisimos), nuestra labor de transformacion 
socialista se ha retrasado de un modo extraordinario, 
y el retraso se debe precisamente a la insuficiente 
organizacion de la contabilidad y del control en 
general. Por supuesto, esta es una de las tareas mas 
dificiles, que, con el desbarajuste causado por la 
guerra, solo admite una solucion a la larga; pero no 
hay que olvidar que es aqui justamente donde la 
burguesia -sobre todo la pequena burguesia y la 
burguesia campesina, particularmente numerosas- 
nos presenta una batalla muy seria, socavando el 



control que vamos estableciendo, socavando, por 
ejemplo, el monopolio del trigo, conquistando 
posiciones para la especulacion y el trapicheo. 
Estamos aun lejos de haber llevado suficientemente a 
la practica lo que ya ha sido decretado, y la tarea 
principal del momento consiste precisamente en 
concentrar todos los esfuerzos en la realization 
practica, efectiva, de las bases de las 
transformaciones que se han convertido ya en leyes 
(pero que no son todavia una realidad). 

Para proseguir la nacionalizacion de los bancos y 
marchar tesoneros hacia la transformacion de los 
mismos en puntos centrales de la contabilidad social 
en el regimen socialista, es necesario, ante todo y 
sobre todo, lograr exitos reales en el aumento del 
numero de sucursales del Banco Nacional, atraer las 
imposiciones facilitar al publico las operaciones 
cuenta correntistas, acabar con las "colas", detener y 
fusilar a los concusionarios y granujas, etc. Hay que 
empezar por poner en practica con eficacia lo mas 
simple, organizar de manera satisfactoria lo existente 
y, luego ya, preparar lo mas complicado. 

Afianzar y poner en orden los monopolios del 
Estado (del trigo, el cuero etc.) ya implantados y, con 
ello, preparar la monopolizacion del comercio 
exterior por el Estado 40 sin la cual no podremos 
"librarnos" del capital extranjero mediante el pago de 
"tributes". Ahora bien, todas las posibilidades de la 
construccion socialista dependen de que logremos 
poner a salvo durante cierto periodo de transicion 
nuestra independencia economica interior, pagando 
cierto tributo al capital extranjero. 

En cuanto a la recaudacion de impuestos en 
general, y de los establecidos sobre los bienes e 
ingresos en particular, tambien llevamos mucho 
retraso. La imposicion de contribuciones a la 
burguesia -medida que, en principio, es 
absolutamente aceptable y que merece la aprobacion 
del proletariado- nos demuestra que, en este terreno, 
nos hallamos todavia mas cerca de los metodos de 
ganar (Rusia a los ricos para los pobres) que de los 
metodos de gobernar. Pero, para fortalecernos y pisar 
mas firmes, debemos pasar a estos ultimos metodos, 
debemos sustituir la contribucion exigida a la 
burguesia por un impuesto sobre los bienes e 
ingresos, aplicado con regularidad y acierto, 
impuesto que rendira mas al Estado proletario y que 
requiere de nosotros precisamente una organizacion 
mayor de la contabilidad y del control y mas orden 
en su ejercicio 41 . 

Nuestro retraso en la implantacion del trabajo 
obligatorio nos demuestra una vez mas que es 
precisamente la labor preparatoria y de organizacion 
la que se plantea a la orden del dia, labor que, por un 
lado, debe consolidar defmitivamente lo conquistado 
y, por otro, es necesaria para preparar la operacion 
que "cercara" al capital y le obligara a "entregarse". 
Deberiamos comenzar inmediatamente la 



V. I. Lenin 



implantacion del trabajo obligatorio, pero hay que 
hacerlo de una manera muy gradual y cautelosa, 
comprobando cada paso en la practica y, 
naturalmente, implantandolo en primer termino para 
los ricos. La implantacion de la cartilla de trabajo y 
de la libreta de consumo y entradas y salidas para 
todo burgues, incluida la burguesia rural, 
representaria un avance serio hacia el "cerco" total 
del enemigo y hacia la creacion de una contabilidad y 
de un control verdaderamente populares de la 
produccion y de la distribucion de los productos. 

Importancia de la lucha por una contabilidad y 
un control populares. 

El Estado, que ha sido durante siglos un organo de 
opresion y expoliacion del pueblo, nos ha dejado en 
herencia un odio una desconfianza inmensos de las 
masas por todo lo estatal. Vencerlos es una tarea 
ardua que solo esta al alcance del poder sovietico, 
pero que tambien requiere de este largo tiempo y 
gran perseverancia. Sobre el problema de la 
contabilidad y del control -problema cardinal con que 
la revolucion socialista se enfrenta ya al otro dia de 
haber derrocado a la burguesia-, esta "herencia" se 
deja sentir con mucha agudeza. Pasara 
inevitablemente cierto tiempo hasta que las masas, 
que se vieron libres por primera vez despues del 
derrocamiento de los terratenientes y de la burguesia, 
comprendan -no por los libros, sino por su propia 
experiencia sovietica- y sientan que sin una 
contabilidad y un control muy amplios y ejercidos 
por el Estado sobre la produccion y la distribucion de 
los productos, el poder de los trabajadores, la libertad 
de los trabajadores no puede sostenerse y que el 
retorno al yugo del capitalismo es includible. 

Todos los habitos y todas las tradiciones de la 
burguesia en general, especialmente de la pequena 
burguesia, se oponen tambien al control estatal y 
defienden la inviolabilidad de la "sacrosanta 
propiedad privada", de la "sacrosanta" empresa 
privada. Hoy vemos con la mayor claridad hasta que 
grado es exacta la tesis marxista de que el 
anarquismo y el anarcosindicalismo son corrientes 
burguesas; de que estan en pugna inconciliable con 
el socialismo, la dictadura del proletariado, el 
comunismo. La lucha por inculcar a las masas la idea 
de la contabilidad y del control ejercidos por el 
Estado, de la contabilidad y del control sovieticos, la 
lucha por llevar a la practica dicha idea, por romper 
con el maldito pasado que ha acostumbrado a la 
gente a tener la conquista del pan y del vestido por 
asunto "privado", la compraventa por un negocio que 
"solo a mi me incumbe" es una lucha grandiosa, de 
importancia historica universal, de la conciencia 
socialista contra la espontaneidad anarquica 
burguesa. 

Hemos implantado el control obrero como una 
ley; pero la practica cotidiana, y aun en la conciencia 



de las grandes masas proletarias, no hace mas que 
empezar a penetrar. En nuestra agitacion hablamos 
poco, y nuestros obreros campesinos avanzados 
piensan y hablan poco, de que el no llevar la 
contabilidad ni ejercer el control sobre la produccion 
y la distribucion de los productos es la muerte de los 
germenes del socialismo, es malversar los fondos 
publicos (ya que todos los bienes pertenecen al 
Tesoro, y el Tesoro es precisamente el Poder 
sovietico, el Poder de la mayoria de los trabajadores), 
y que la negligencia en la contabilidad y en el control 
significa una complicidad directa con los Kornilov 
alemanes y rusos, que solo pueden derrocar el poder 
de los trabajadores en caso de que no logremos 
resolver el problema de la contabilidad y del control, 
y que con la ayuda de toda la burguesia campesina, 
con ayuda de los democonstitucionalistas, los 
mencheviques y los eseristas de derecha nos 
"acechan" en espera del momento propicio. Pero en 
tanto el control obrero no sea un hecho, en tanto los 
obreros avanzados no hayan organizado y llevado a 
efecto su cruzada victoriosa e implacable contra los 
infractores de este control o contra los negligentes en 
este dominio no podremos, despues de haber dado 
este primer paso (el del control obrero), dar el 
segundo hacia el socialismo, es decir, pasar a la 
regulacion de la produccion por los obreros. 

El Estado socialista puede surgir unicamente 
como una red de comunas de produccion y consumo 
que calculen concienzudamente su produccion y 
consumo, economicen el trabajo, aumenten 
incesantemente la productividad del mismo y 
consigan con ello reducir la Jornada laboral hasta 
siete, seis y aun menos horas. Aqui no es posible 
eludir la organizacion de una contabilidad y un 
control completos rigurosisimos, ejercidos por todo 
el pueblo, sobre el trigo y la obtencion del trigo (y, a 
continuacion, de los demas productos 
indispensables). El capitalismo nos ha legado 
organizaciones de masas capaces de facilitar el 
transito a la contabilidad y al control a vasta escala 
de la distribucion de productos: las cooperativas de 
consumo. En Rusia estan menos desarrolladas que en 
los paises avanzados, pero, no obstante, han abarcado 
a mas de diez millones de asociados. El decreto 
promulgado hace unos dias sobre las cooperativas de 
consumo 42 tiene una significacion extraordinaria y 
demuestra palpablemente la peculiaridad de la 
situacion y de las tareas de la Republica Socialista 
Sovietica en el momento presente. 

El decreto es un acuerdo concertado con las 
cooperativas burguesas y con las cooperativas 
obreras que siguen manteniendo un punto de vista 
burgues. El acuerdo o compromiso consiste, primero, 
en que los representantes de estas instituciones no 
solo han participado en la discusion del decreto, sino 
que, de hecho, han gozado durante la discusion del 
derecho de voto, pues las partes del decreto a las que 



Las tareas inmediatas del poder sovietico 



dichas cooperativas se oponian con denuedo, fueron 
suprimidas. Segundo, el compromiso consiste, en 
realidad, en que el poder sovietico renuncia al 
principio del ingreso gratuito en las cooperativas 
(unico principio consecuentemente proletario), asi 
como a la asociacion de toda la poblacion de un lugar 
dado en una sola cooperativa. Al renunciar a este 
principio, unico principio socialista que responde al 
objetivo de la supresion de las clases, se ha 
autorizado a las "cooperativas obreras de clase" (que 
se llaman "de clase" en este caso unicamente porque 
se subordinan a los intereses de clase de la burguesia) 
para seguir subsistiendo. Por ultimo, la propuesta del 
Poder sovietico de excluir totalmente a la burguesia 
de la direccion de las cooperativas tambien ha sido 
muy debilitada, y la prohibicion de entrar en las 
directivas de las cooperativas se ha hecho extensiva 
solo a los propietarios de las empresas comerciales e 
industriales de tipo capitalista privado. 

No habria necesidad de tales compromisos si el 
proletariado hubiese conseguido, a traves del Poder 
sovietico, organizar la contabilidad y el control a 
escala nacional o, aunque solo fuese, sentar las bases 
de dicho control. Mediante las secciones de 
abastecimiento de los Soviets y los organismos 
similares anejos a los Soviets agrupariamos a la 
poblacion en una cooperativa unica, dirigida por el 
proletariado y sin la ayuda de las cooperativas 
burguesas, sin hacer concesiones al principio 
puramente burgues de que la cooperativa obrera ha 
de seguir subsistiendo como tal al lado de la 
cooperativa burguesa en vez de supeditar totalmente 
la cooperativa burguesa, uniendo las dos y 
asumiendo toda la direccion, tomando en sus manos 
el control del consumo de los ricos. 

Al concertar semejante acuerdo con las 
cooperativas burguesas, el Poder sovietico ha 
determinado de un modo concreto sus tareas tacticas 
y sus metodos peculiares de obrar en la presente fase 
de desarrollo, a saber: aprovechar y dirigir a los 
elementos burgueses, haciendoles algunas 
concesiones parciales, con lo cual creamos las 
condiciones para un avance que sera mas lento de lo 
que en un comienzo suponiamos, porque, al mismo 
tiempo, sera mas firme, tendra mejor aseguradas la 
base y las vias de comunicacion y mejor fortificadas 
las posiciones conquistadas. Por lo demas, los 
Soviets pueden (y deben) evaluar hoy dia sus exitos 
en la obra de la edificacion del socialismo con un 
criterio extraordinariamente claro, sencillo y 
practico: en que numero exacto de comunidades 
(comunas, pueblos o barrios, etc.) y en que grado se 
aproxima el desarrollo de las cooperativas a abarcar a 
toda la poblacion. 

El aumento de la product ividad del trabajo. 

En toda revolucion socialista, una vez resuelto el 
problema de la conquista del poder por el 



proletariado y en la medida en que se va cumpliendo 
en lo fundamental la tarea de expropiar a los 
expropiadores y aplastar su resistencia, va 
colocandose necesariamente en primer piano una 
tarea cardinal: la de crear un tipo de sociedad 
superior a la del capitalismo, es decir, la tarea de 
aumentar la productividad del trabajo y, en relacion 
con esto (y para esto), dar al trabajo una organizacion 
superior. Nuestro Poder sovietico se encuentra 
precisamente en una situacion en que, gracias a las 
victorias sobre los explotadores, desde Kerenski 
hasta Kornilov, ha obtenido la posibilidad de abordar 
de lleno esta tarea y entregarse a ella por entero. Y 
aqui es donde se ve en el acto que, si bien es posible 
apoderarse en pocos dias del poder central del 
Estado, si bien es posible aplastar en pocas semanas 
la resistencia militar (y el sabotaje) de los 
explotadores, incluso en los diversos confines de un 
pais grande, no lo es menos que para cumplir con 
eficacia la tarea de elevar la productividad del trabajo 
se necesitan, en todo caso (especialmente despues de 
una guerra de las mas penosas y devastadoras), 
varios anos. Lo prolongado de esta labor se debe sin 
duda a circunstancias objetivas. 

El aumento de la productividad del trabajo exige, 
ante todo, que se asegure la base material de la gran 
industria: el incremento de la extraccion de 
combustible y de la fabricacion de hierro, maquinaria 
y productos quimicos. En este sentido la Republica 
Sovietica de Rusia se encuentra en condiciones 
favorables porque dispone, incluso despues de la paz 
de Brest, de reservas gigantescas de minerales (en los 
Urales); de combustible en Siberia Occidental 
(hulla), en el Caucaso y Sureste (petroleo) y en el 
Centra (turba); posee tambien inmensas riquezas 
forestales, energia hidraulica y materias primas para 
la industria quimica (Kara-Bugas), etc. La 
explotacion de estas riquezas naturales con los 
medios tecnicos modernos pondra los cimientos para 
un progreso jamas visto de las fuerzas productivas. 

Otra de las condiciones del aumento de la 
productividad del trabajo es elevar el nivel de cultura 
e instruccion de las grandes masas de la poblacion. 
Esta elevacion marcha ahora con gran celeridad, cosa 
que no ven los obcecados por la rutina burguesa, 
incapaces de comprender cuan grande es el ansia de 
luz y el espiritu de iniciativa que se extiende hoy 
entre las capas "bajas" del pueblo gracias a la 
organizacion sovietica. Tambien son condiciones del 
fomento de la economia el fortalecimiento de la 
disciplina de los trabaj adores, la mejora de la 
maestria y de la aplicacion en el trabajo, el aumento 
de la intensidad y una organizacion mejor del mismo. 

En este aspecto, de creer a quienes se han dejado 
intimidar por la burguesia o la sirven, guiados por 
intereses egoistas, las cosas marchan entre nosotros 
muy mal e incluso no tienen solucion. Estas gentes 
no comprenden que no ha habido ni puede haber una 



V. I. Lenin 



revolucion en la que los partidarios del viejo regimen 
no griten a voz en cuello sobre el desbarajuste, la 
anarquia, etc. Es natural que en las masas, que se 
acaban de sacudir un yugo de increible salvajismo, 
haya una profunda y amplia efervescencia y 
agitacion; que el proceso de formacion de las nuevas 
bases de la disciplina laboral sea muy largo y que ni 
siquiera pudiera comenzarse antes de la victoria 
completa sobre los terratenientes la burguesia. 

Pero, sin dejarnos llevar en absoluto de la 
desesperacion, a menudo fingida, que propagan los 
burgueses y los intelectuales burgueses (que han 
perdido las esperanzas de poder defender sus viejos 
privilegios), nosotros en modo al debemos encubrir 
un mal evidente. Todo lo contrario, lo iremos 
poniendo de manifiesto y reforzaremos los metodos 
sovieticos de lucha contra este mal, ya que el triunfo 
del socialismo es inconcebible sin el triunfo de la 
disciplina proletaria consciente sobre la anarquia 
espontanea pequefioburguesa, verdadera premisa de 
que pueda ser restaurado el regimen de Kerenski o de 
Kornilov 43 . 

La vanguardia mas consciente del proletariado de 
Rusia se ha planteado ya la tarea de fortalecer la 
disciplina en el trabajo. Por ejemplo, el Comite 
Central del Sindicato de Obreros Metalurgicos y el 
Consejo Central de los Sindicatos han comenzado a 
redactar las medidas y proyectos de decretos 
respectivos 44 . Esta labor debe ser apoyada e 
impulsada con todas las fuerzas. Se debe poner a la 
orden del dia la aplicacion practica y el ensayo de la 
remuneracion por unidad de trabajo realizado 45 el 
aprovechamiento de lo mucho que hay de cientifico y 
progresista en el sistema Taylor 46 la observancia de 
las proporciones entre el salario y los resultados 
generales de la produccion de articulos o de la 
explotacion del transporte ferroviario, maritimo, 
fluvial, etc., etc. 

El ruso es un mal trabajador comparado con los 
de las naciones adelantadas. Y no podia ser de otro 
modo en el regimen zarista, dada la vitalidad de los 
restos del regimen de servidumbre. La tarea que el 
Poder sovietico debe plantear con toda amplitud al 
pueblo es la de aprender a trabajar. La ultima palabra 
del capitalismo en este terreno -el sistema Taylor-, al 
igual que todos los progresos del capitalismo, reiine 
toda la refinada ferocidad de la explotacion burguesa 
y varias conquistas cientificas de sumo valor 
concernientes al estudio de los movimientos 
mecanicos durante el trabajo, la supresion de 
movimientos superfluos y torpes, la adopcion de los 
metodos de trabajo mas racionales, la implantacion 
de los sistemas optimos de contabilidad y control, 
etc. La Republica Sovietica debe adquirir a toda 
costa las conquistas mas valiosas de la ciencia y de la 
tecnica en este dominio. La posibilidad de realizar el 
socialismo quedara precisamente determinada por el 
grado en que logremos combinar el Poder sovietico y 



la forma sovietica de administracion con los ultimos 
progresos del capitalismo. Hay que organizar en 
Rusia el estudio y la ensenanza del sistema Taylor, su 
experimentacion y adaptacion sistematicas. Al 
mismo tiempo, y con el proposito de elevar la 
productividad del trabajo, hay que tener presentes las 
peculiaridades del periodo de transicion del 
capitalismo al socialismo que reclaman, por un lado, 
el establecimiento de las bases de la organizacion 
socialista de la emulacion y, por otro, la aplicacion 
de medidas coercitivas para que la consigna de la 
dictadura del proletariado no quede empanada por 
una blandengueria del poder proletario en la practica. 

La organizacion de la emulacion. 

Al cumulo de absurdos que la burguesia difunde 
gustosa sobre el socialismo pertenece tambien el de 
que los socialistas niegan la importancia de la 
emulacion. Pero, en realidad, solo el socialismo, al 
suprimir las clases y, en consecuencia, la 
esclavizacion de las masas, les abre por vez primera 
el camino a la emulacion a escala amplia de verdad. 
Y es precisamente el regimen sovietico el que, 
pasando de la democracia formal de la republica 
burguesa a la verdadera participacion de las masas 
trabajadoras en el gobierno, plantea por primera vez 
a gran escala el problema de la emulacion. Es mucho 
mas facil plantearlo en el terreno politico que en el 
economico; pero, para el exito del socialismo, este 
ultimo es precisamente el que importa. 

Examinemos el problema de la publicidad como 
medio de organizar la emulacion. La republica 
burguesa la lleva a cabo unicamente de una manera 
formal, subordinando de hecho la prensa al capital, 
distrayendo al "populacho" con nimiedades politicas 
picantes, ocultando lo que sucede en los talleres, en 
las transacciones comerciales, en los suministros, 
etc., bajo el manto del "secreto comercial" que cubre 
la "sacrosanta propiedad". El Poder sovietico ha 
suprimido el secreto comercial 47 y emprendido una 
nueva senda; pero aun no hemos hecho casi nada 
para aprovechar la publicidad en beneficio de la 
emulacion economica. Debe procurarse 

periodicamente que, al mismo tiempo que se reprime 
sin piedad la prensa burguesa, impregnada totalmente 
de falsedades y calumnias descaradas, se cree una 
prensa que no se dedique a distraer y embaucar a las 
masas con anecdotas picantes y nimiedades politicas, 
sino que someta al juicio de las masas los problemas 
economicos cotidianos y les ayude a estudiarlos en 
serio. Cada fabrica y cada aldea es una comuna de 
produccion y consumo que tiene el derecho y el 
deber de aplicar a su manera las leyes sovieticas 
generales ("a su manera" no en el sentido de 
infringirlas, sino de la diversidad de formas de su 
aplicacion), resolver a su manera el problema de la 
contabilidad de la produccion y la distribucion de los 
productos. En el capitalismo, esto era un "asunto 



Las tareas inmediatas del poder sovietico 



privado" de cada capitalista, de cada terrateniente o 
kulak. En el Poder sovietico, esto no es un asunto 
privado, sino publico y de la mayor importancia. 

Apenas si hemos comenzado aiin la inmensa, 
dificil y, a la vez, grata labor de organizar la 
emulacion entre las comunas, de implantar la 
rendicion de cuentas y la publicidad en la produccion 
del trigo, del vestido, etc., de convertir los balances 
burocraticos, escuetos y sin vida, en ejemplos vivos, 
unas veces repulsivos y otras atrayentes. Con el 
modo capitalista de produccion, la importancia de 
cada ejemplo por separado, digamos, de una 
cooperativa cualquiera de produccion, quedaba sin 
falta limitada hasta el ultimo grado, y solo la fantasia 
pequenoburguesa podia sonar con "corregir" el 
capitalismo con la influencia de los ejemplos de las 
instituciones rebosantes de virtudes. Despues de 
pasar el poder politico a manos del proletariado, 
despues de la expropiacion de los expropiadores, la 
situacion cambia de raiz y -conforme a las reiteradas 
indicaciones de socialistas destacados- la fuerza del 
ejemplo adquiere por vez primera la posibilidad de 
ejercer su influencia a vasta escala. Las comunas 
modelo deben servir y serviran de ejemplo educador, 
instructivo y estimulante para las comunas atrasadas. 
La prensa debe ser un instrumento de la construccion 
del socialismo que difunde con lujo de pormenores 
los exitos de las comunas modelo, analiza las causas 
de estos exitos y los metodos de organizacion de la 
hacienda de las mismas y pone, por otro lado, en la 
picota a las comunas que se obstinan en conservar las 
"tradiciones del capitalismo", es decir, de la 
anarquia, la holgazaneria, el desorden, la 
especulacion. En la sociedad capitalista, la estadistica 
era de la incumbencia exclusiva de los funcionarios 
publicos o de profesionales; nosotros debemos 
llevarla a las masas, popularizarla para que los 
trabajadores vayan aprendiendo poco a poco a 
comprender y ver ellos mismos como y cuanto hay 
que trabajar, como y cuanto se puede descansar; para 
que la comparacion de los balances economicos de la 
hacienda de comunas por separado se transforme en 
objeto de interes y estudio para todos, para que las 
comunas que se destaquen sean recompensadas en el 
acto (reduciendoles la Jornada de trabajo durante 
cierto tiempo, aumentando en ellas la retribucion, 
concediendoles mayores bienes y valores culturales o 
esteticos, etc.). 

Cuando en el escenario historico entra una clase 
nueva como jefe y dirigente de la sociedad, por un 
lado siempre hay un periodo de grandes "sacudidas", 
conmociones, luchas y tempestades, y, por otro lado, 
tampoco falta un periodo de titubeos, experimentos, 
vacilaciones y dudas respecto a la eleccion de nuevos 
metodos correspondientes a la nueva situacion 
objetiva. La nobleza feudal agonizante se vengaba de 
la burguesia que triunfaba y la desplazaba; se 
vengaba no solo mediante conspiraciones e intentos 



de insurreccion y restauracion, sino tambien 
mediante torrentes de burlas a costa de la 
incapacidad, la torpeza y los errores de esos 
"advenedizos" e "insolentes" que se atrevian a 
empunar el "sagrado timon" del Estado sin poseer la 
preparacion secular que para ello tienen los principes, 
barones, nobles y aristocratas. Del mismo modo, los 
Kornilov y los Kerenski, los Gots y los Martov, toda 
esa cofradia de heroes de la chalaneria y del 
escepticismo burgueses, se estan vengando ahora de 
la clase obrera de Rusia por su "atrevido" intento de 
tomar el poder. 

Se requieren, por supuesto, largos meses y anos, y 
no semanas, para que la nueva clase social, una clase 
hasta ahora oprimida y aplastada por la miseria y la 
ignorancia, pueda familtarizarse con la nueva 
situacion, orientarse, organizar su trabajo y destacar a 
sus organizadores. Se comprende que el partido que 
dirige al proletariado revolucionario no podia 
adquirir la experiencia ni los habitos de las grandes 
medidas destinadas a organizar a millones y decenas 
de millones de ciudadanos, que el rehacer los viejos 
habitos, que se reducian casi exclusivamente a la 
agitacion, es una obra muy larga. Pero en esto no hay 
nada imposible, y lo conseguiremos en cuanto 
tengamos la clara conciencia de que ese cambio es 
necesario, la firme decision de realizarlo, la 
constancia imprescindible en la lucha por este 
objetivo grande y dificil. Es inmenso el numero de 
organizadores de talento que existen en el "pueblo", 
es decir, entre los obreros y los campesinos que no 
explotan trabajo ajeno; el capital los oprimia por 
millares, los aplanaba y lanzaba por la borda. 
Nosotros aiin no sabemos descubrirlos, animarlos, 
ponerlos en pie, destacarlos. Pero aprenderemos si 
nos aplicamos a ello con todo el entusiasmo 
revolucionario, sin el cual no puede haber 
revoluciones victoriosas. 

No ha habido ningun movimiento popular 
profundo y caudaloso en la historia que no llevara 
esa inmunda espuma de aventureros y granujas, de 
fanfarrones y vocingleros que se arriman a los 
innovadores sin experiencia; no ha habido 
movimiento sin ajetreos absurdos, sin confusion, sin 
agitacion vana, sin que algunos "jefes" intenten hacer 
veinte cosas a la vez y no acabar ninguna. Que ladren 
y grunan los gozques de la sociedad burguesa, desde 
Bielorrussov hasta Martov, a proposito de cada astilla 
que salte al talar ese bosque grande y vetusto. Para 
eso son gozques, para ladrarle al elefante proletario 48 . 
Que ladren. Nosotros seguiremos nuestro camino, 
tratando de poner a prueba y estudiar pacientemente, 
con el mayor cuidado posible, a los verdaderos 
organizadores, a los hombres de mente clara y vision 
practica, a los hombres que reunan la fidelidad al 
socialismo con la capacidad de organizar sin alboroto 
(y a pesar del desorden y del alboroto) el trabajo 
unido, solidario y comun de gran numero de personas 



V. I. Lenin 



en el marco de la organizacion sovietica. Solo a 
hombres asi, despues de probarlos diez veces y 
pasarlos de los trabajos mas sencillos a los mas 
complejos, debemos llevarlos a los puestos de 
responsabilidad de dirigentes del trabajo del pueblo, 
de dirigentes administrativos. Todavia no hemos 
aprendido a hacerlo. Pero aprenderemos. 

"Buena organizacion" y dictadura. 

La tarea primordial del momenta que plantea la 
resolucion del ultimo congreso de los Soviets, 
celebrado en Moscii, es crear una "buena 
organizacion" y fortalecer la disciplina. Hoy todos 
"votan" y "suscriben" gustosos resoluciones de este 
genero; mas, por lo comiin, no se paran a pensar que 
su aplicacion requiere el empleo de la coercion, y, 
precisamente, de una coercion en forma de dictadura. 
Sin embargo, seria la mayor torpeza y la mas absurda 
Utopia suponer que se puede pasar del capitalismo al 
socialismo sin coercion y sin dictadura. La teoria 
marxista se ha pronunciado hace mucho, del modo 
mas rotundo, contra este absurdo democratico 
pequenoburgues y anarquista. La Rusia de 1917- 
1918 confirma con tal evidencia y de un modo tan 
palpable y convincente la teoria de Marx sobre el 
particular que solo tontos de remate o empenados en 
volver la espalda a la verdad pueden todavia 
desorientarse en este terreno. O dictadura de 
Kornilov (si lo tomamos por el tipo ruso del 
Cavaignac burgues) o dictadura del proletariado: no 
puede haber otra salida para un pais que se desarrolla 
con extraordinaria rapidez, con virajes de 
excepcional brusquedad y en medio del terrible 
desbarajuste economico originado por la mas penosa 
de las guerras. Todas las soluciones intermedias 
seran o un fraude al pueblo, cometido por la 
burguesia, que no puede decir la verdad, que no 
puede declarar que necesita a Kornilov; o una 
manifestacion de la estupidez de los democratas 
pequenoburgueses, de los Chernov, Tsereteli y 
Martov, con su charlataneria acerca de la unidad de 
la democracia, de la dictadura de la democracia, del 
frente democratico general y demas tonterias por el 
estilo. Hay que considerar perdidos sin remedio a 
quienes no han aprendido siquiera en el curso de la 
revolucion rusa de 1917-1918 que las soluciones 
intermedias son imposibles. 

Por otra parte, no es dificil convencerse de que, en 
toda transicion del capitalismo al socialismo, la 
dictadura es imprescindible por dos razones 
esenciales o en dos aspectos fundamentales Primero, 
es imposible veneer y desarraigar el capitalismo sin 
aplastar sin piedad la resistencia de los explotadores, 
que no pueden ser privados de golpe de sus riqueza 
de las ventajas que les proporcionan su organizacion 
y sus conocimientos y que, en consecuencia, se 
esforzaran inevitablemente durante un periodo 
bastante prolongado, por derrocar el odiado poder de 



los pobres. Segundo, toda gran revolucion, 
especialmente la revolucion socialista, es 
inconcebible sin guerra interior, es decir, sin guerra 
civil, aunque no exista una guerra exterior. Y la 
guerra civil lleva implicita una ruina mayor aiin que 
la ocasionada por la guerra exterior; significa 
millares y millones de vacilaciones y de deserciones 
de un campo a otro, un estado de terrible 
incertidumbre, de desequilibrio y de caos. Como es 
natural todos los elementos de descomposicion de la 
sociedad vieja fatalmente numerosisimos y ligados, 
sobre todo, a la pequena burguesia (pues es la 
primera en quedar arruinada y aniquilada por toda 
guerra y toda crisis), no pueden menos de 
"manifestarse" en una conmocion tan profunda. Y los 
elementos de descomposicion solo pueden 
"manifestarse" en un aumento de la delincuencia, de 
la golferia, del soborno, de la especulacion y de toda 
clase de escandalos. Para acabar con todo eso se 
requiere tiempo y hacefalta mano de hierro. 

La historia no conoce ninguna gran revolucion en 
la que el pueblo no haya sentido eso por instinto y no 
haya mostrado una firmeza salvadora, fusilando a los 
ladrones en el acto. La desgracia de las revoluciones 
precedentes consistio en que el entusiasmo 
revolucionario de las masas que las tenia en tension y 
les daba energias para reprimir sin piedad a los 
elementos corruptores duraba poco. La causa social, 
es decir, de clase, de esa poca duracion del 
entusiasmo revolucionario de las masas residia en la 
debilidad del proletariado, unico capaz (cuando es 
bastante numeroso, consciente y disciplinado) de 
atraer a la mayoria de los trabaj adores y explotados 
(a la mayoria de los pobres, empleando un termino 
mas sencillo y popular) y sujetar el poder en sus 
manos el tiempo suficiente para aplastar por 
completo a todos los explotadores y a todos los 
elementos corruptores. 

Esta experiencia histarica de todas las 
revoluciones, esta ensenanza -economica y politica- 
de alcance histarico universal fue resumida por Marx 
en su formula breve, tajante, precisa y brillante: la 
dictadura del proletariado. Y la marcha triunfal de la 
organizacion sovietica por todos los pueblos y 
naciones de Rusia ha demostrado que la revolucion 
rusa ha abordado con acierto esta tarea de alcance 
histarico universal. Pues el Poder sovietico no es otra 
cosa que la forma de organizacion de la dictadura del 
proletariado de la dictadura de la clase de 
vanguardia, que eleva a una nueva democracia y a la 
participacion efectiva en el gobierno del Estado a 
decenas y decenas de millones de trabajadores 
explotados, los cuales aprenden de su misma 
experiencia a considerar que su jefe mas seguro es la 
vanguardia disciplinada y consciente del 
proletariado. 

Pero la palabra dictadura es una gran palabra. Y 
las grandes palabras no deben vocearse al viento. La 



Las tareas inmediatas del poder sovietico 



dictadura un poder ferreo, de audacia y rapidez 
revolucionarias, implacable en la represion tanto de 
los explotadores como le los malhechores. Sin 
embargo, nuestro poder es demasiado blando y, en 
infmidad de ocasiones, se parece mas a la gelatina 
que al hierro. No debe olvidarse ni por un instante 
que el elemento burgues y pequenoburgues lucha 
contra el Poder sovietico de dos maneras: por un 
lado, actuando desde fuera con los metodos de los 
Savinkov, Gots, Gueguechkori y Kornilov, con 
conspiraciones y alzamientos, con su inmundo reflejo 
"ideologico", con torrentes de mentiras y calumnias 
difundidas en la prensa de los 

democonstitucionalistas, de los eseristas de derecha y 
de los mencheviques; por otro lado, este elemento 
actiia desde dentro, aprovechando todo factor de 
descomposicion y toda flaqueza, a fin de practicar el 
soborno y aumentar la indisciplina, el libertinaje y el 
caos. Cuanto mas nos acercamos al total 
aplastamiento militar de la burguesia, mas peligroso 
se hace para nosotros el elemento de la anarquia 
pequenoburguesa. Y contra este elemento no se 
puede luchar unicamente con la propaganda, la 
agitacion, la organizacion de la emulacion o la 
seleccion de organizadores; hay que oponerle 
tambien la coercion. 

A medida que la tarea fundamental del poder deje 
de ser la represion militar para convertirse en la labor 
administrativa, la manifestacion tipica de la represion 
y coercion no sera el fusilamiento en el acto, sino el 
tribunal. Despues del 25 de octubre de 1917, las 
masas revolucionarias emprendieron el camino justo 
en este terreno y demostraron la vitalidad de la 
revolucion, empezando a organizar sus propios 
tribunales obreros y campesinos, sin esperar que se 
promulgasen los decretos de disolucion del 
mecanismo judicial burocratico burgues. Pero 
nuestros tribunales revolucionarios y populares son 
de una debilidad extraordinaria e increible. Se nota 
que aun no se ha borrado del todo la opinion que el 
pueblo tiene de los tribunales como de algo 
burocratico y ajeno, opinion heredada de la epoca en 
que existia el yugo de los terratenientes y de la 
burguesia. Todavia no se comprende bastante que el 
tribunal es un organo llamado a incorporar 
precisamente a todos los pobres a la gestion publica 
del Estado (pues la actividad judicial es una de las 
funciones administrativas del Estado), que el tribunal 
es un organo de poder del proletariado y de los 
campesinos pobres, que el tribunal es un instrumento 
para inculcar la disciplina. No se comprende 
bastante el hecho simple y evidente de que si el 
hambre y el paro son las mayores plagas de Rusia, 
estas plagas no podran ser vencidas con ningiin 
movimiento impulsivo, sino solo con una 
organizacion y una disciplina en todos los ordenes, 
extensivas a todo y a todos, que permitan aumentar la 
produccion de pan para la gente y de pan para la 



industria (combustible), transportarlo a tiempo y 
distribuirlo acertadamente; que, por eso, cuantos 
infringen la disciplina del trabajo en cualquier 
fabrica, en cualquier empresa o en cualquier obra son 
los culpables de los tormentos causados por el 
hambre y el paro; que es necesario saber descubrir a 
los culpables, entregarlos a los tribunales y 
castigarlos sin piedad. El elemento pequenoburgues, 
contra el que habremos de luchar ahora con el mayor 
teson, se manifiesta precisamente en la insuficiente 
comprension de la relacion economica y politica 
existente entre el hambre y el paro, por un lado, y el 
relajamiento de todos y cada uno en el terreno de la 
organizacion y la disciplina, por otro; en que sigue 
muy arraigado el punto de vista del pequeno 
propietario: sacar la mayor tajada posible y, despues, 
jlo que sea sonara! 

En el transporte ferroviario -que tal vez sea donde 
se plasman con mayor evidencia los vinculos 
economicos del organismo creado por el gran 
capitalismo- se manifiesta con singular relieve esta 
lucha entre el elemento relajador pequenoburgues y 
el espiritu proletario de organizacion. El elemento 
"administrativo" proporciona en gran abundancia 
saboteadores y concusionarios; la mejor parte del 
elemento proletario lucha por la disciplina; pero en 
uno y otro hay, como es natural, muchos vacilantes 
muchos "debiles", incapaces de no caer en la 
"tentacion" de especular, dejarse sobornar y sacar 
provecho persona a costa de deteriorar todo el 
mecanismo, de cuyo buen funcionamiento depende el 
triunfo sobre el hambre y el paro. 

Es sintomatica la lucha entablada en este terreno 
en torno al ultimo decreto sobre la administracion de 
los ferrocarriles, sobre la concesion de poderes 
dictatoriales (o "ilimitados") a ciertos dirigentes 49 . 
Los representantes conscientes (y en su mayoria, 
probablemente, inconscientes) del relajamiento 
pequenoburgues han querido ver en la concesion de 
poderes "ilimitados" (es decir, dictatoriales) a ciertas 
personas una abjuracion de la norma de direccion 
colectiva, de la democracia y de los principios del 
Poder sovietico. En algunos lugares, entre los 
eseristas de izquierda se emprendio una agitacion 
francamente propia de maleantes contra el decreto 
sobre los poderes dictatoriales, es decir, una 
agitacion en la que se apelaba a los bajos instintos y 
al afan del pequeno propietario de "sacar" la mayor 
tajada posible. La cuestion planteada tiene, en efecto, 
inmensa importancia: primero, se trata de una 
cuestion de principio, de saber si el nombramiento de 
determinadas personas investidas de poderes 
dictatoriales ilimitados es, en general, compatible con 
los principios cardinales del Poder sovietico; 
segundo, de saber que relacion guarda este caso -o 
este precedente, si se quiere- con las tareas especiales 
del poder en el momento concreto actual. Ambas 
cuestiones deben ser examinadas con la mayor 



V. I. Lenin 



atencion. 

La experiencia irrefutable de la historia muestra 
que la dictadura de ciertas personas ha sido con 
mucha frecuencia, en el curso de los movimientos 
revolucionarios, la expresion de la dictadura de las 
clases revolucionarias, su portadora y su vehiculo. 
No ofrece duda alguna que la dictadura personal ha 
sido compatible con la democracia burguesa. Pero los 
detractores burgueses del Poder sovietico, asi como 
sus segundones pequenoburgueses, recurren siempre 
al escamoteo y dan pruebas de gran destreza en este 
punto: por una parte, declaran que el Poder sovietico 
es algo simplemente absurdo, anarquico, salvaje, 
eludiendo con el mayor cuidado todos nuestros 
paralelos historicos y las pruebas teoricas de que los 
Soviets son la forma superior de democracia, mas 
aun, el comienzo de la forma socialista de 
democracia; por otra parte, exigen de nosotros 
democracia superior a la burguesa y dicen: la 
dictadura personal es absolutamente incompatible 
con vuestra democracia sovietica, bolchevique (o sea, 
no burguesa sino socialista). 

Los razonamientos no pueden ser peores. Si no 
somos anarquistas, debemos admitir la necesidad del 
Estado, es decir, la coercion, para pasar del 
capitalismo al socialismo. La forma de coercion esta 
determinada por el grado de desarrollo de la clase 
revolucionaria correspondiente, por circunstancias 
especiales -como es, por ejemplo, la herencia 
recibida de una guerra larga y reaccionaria- y por las 
formas de resistencia de la burguesia y de la pequena 
burguesia. Asi pues, no existe absolutamente ninguna 
contradiccion de principio entre la democracia 
sovietica {es decir, socialista) y el ejercicio del poder 
dictatorial por ciertas personas. La dictadura 
proletaria se diferencia de la dictadura burguesa en 
que la primera dirige sus golpes contra la minoria 
explotadora, a favor de la mayoria explotada; 
ademas, en que la primera es ejercida -tambien por el 
conducto de ciertas personas- no solo por las masas 
trabajadoras y explotadas, sino asimismo por 
organizaciones estructuradas de manera que puedan 
despertar precisamente a esas masas y elevarlas a 
hacer la historia (a este genero de organizaciones 
pertenecen los Soviets). 

Por lo que se refiere a la segunda cuestion (el 
significado precisamente del poder dictatorial 
unipersonal desde el punto de vista de las tareas 
especificas del momento presente), debemos decir 
que toda gran industria mecanizada -es decir, 
precisamente el origen y la base material, de 
produccion, del socialismo- requiere una unidad de 
voluntad absoluta y rigurosisima que dirija el trabajo 
comiin de centonares, miles y decenas de miles de 
personas. Esta necesidad es evidente desde tres 
puntos de vista -tecnico, economico e historico-, y 
cuantos pensaban en el socialismo la han tenido 
siempre por una condicion para llegar a el. Pero, 



^como puede asegurarse la mas rigurosa unidad de 
voluntad? Supeditando la voluntad de miles de 
personas a la de una sola. 

Si quienes participan en el trabajo comiin poseen 
una conciencia y una disciplina ideales, esta 
supeditacion puede recordar mas bien la suavidad 
con que conduce un director de orquesta. Si no 
existen esa disciplina y esa conciencia ideales, la 
supeditacion puede adquirir las formas taj antes de la 
dictadura. Pero, de un modo u otro modo, la 
supeditacion incondicional a una voluntad unica es 
absolutamente necesaria para el buen exito de los 
procesos del trabajo, organizado al estilo de la gran 
industria mecanizada. Para los ferrocarriles ello es el 
doble y el triple necesario. Y esta transicion de una 
tarea politica a otra, que no se le parece en nada por 
fuera, constituye la peculiaridad del momento que 
vivimos. La revolucion acaba de romper las cadenas 
mas antiguas, mas fuertes y pesadas, con las que se 
sometia a las masas por la fuerza. Eso sucedia ayer. 
Pero hoy, esa misma revolucion, en beneficio 
precisamente de su desarrollo y robustecimiento, en 
beneficio del socialismo, exige la supeditacion 
incondicional de las masas a la voluntad unica de los 
dirigentes del proceso de trabajo. Esta claro que 
semejante transicion es inconcebible de golpe. Esta 
claro que solo puede llevarse a cabo a costa de 
enormes sacudidas y conmociones, con retornos a lo 
viejo, mediante una tension colosal de las energias de 
la vanguardia proletaria que conduce al pueblo hacia 
lo nuevo. En esto no piensan quienes se dejan 
arrastrar por el histerismo pequenoburgues de 
Novaya Zhizn o Vperiod, Dielo Naroda o Nash Viek. 

Tomemos la psicologia del individuo medio, de 
base, de la masa trabajadora y explotada y 
comparemosla con las condiciones objetivas, 
materiales, de la vida social del mismo. Hasta la 
Revolucion de Octubre no habia visto aiin en la 
practica que las clases poseedoras, las clases 
explotadoras le hubiesen sacrificado o cedido 
realmente algo de importancia para ellas. No habia 
visto aun que esas clases le hubiesen dado la tierra y 
la libertad, tantas veces prometidas, que le hubiesen 
dado la paz, que hubiesen renunciado a sus intereses 
de "nacion dominante" y a los tratados secretos 
imperialistas, que hubiesen sacrificado algo de su 
capital y de sus ganancias. Lo ha visto unicamente 
despues del 25 de octubre de 1917, cuando el mismo 
hubo de conquistarlo todo esto por la fuerza y 
defenderlo tambien por la fuerza frente a los 
Kerenski, los Gots, los Gueguechkori, los Diitov y 
los Kornilov. Se comprende que, durante cierto 
tiempo, toda su atencion, todos sus pensamientos, 
todas sus fuerzas espirituales hayan tendido a una 
sola cosa: a respirar libremente, a erguirse, 
explayarse y gozar de los bienes inmediatos que le 
ofrecia la vida y le negaban los explotadores 
derrocados. Se comprende que haga falta cierto 



Las tareas inmediatas del poder sovietico 



tiempo para que el individuo de las masas vea, se 
convenza y, ademas, sienta que no se puede 
simplemente "tomar", echar el guante a algo y 
llevarselo, que esto aumenta el desbarajuste, el 
desastre, que trae de vuelta a los Kornilov. El viraje 
correspondiente en las condiciones de vida (y, por 
tanto, en la psicologia tambien) de las masas 
trabajadoras sencillas no hace mas que empezar. Y 
toda nuestra mision, la mision del Partido Comunista 
(bolchevique), interprete consciente del afan de 
emancipacion de los explotados, es conocer este 
viraje, comprender que es necesario, ponerse a la 
cabeza de las masas cansadas, que buscan con 
ansiedad una salida, guiarlas por el buen camino, por 
el camino de la disciplina laboral, ensenarles a 
compaginar las discusiones publicas acerca de las 
condiciones de trabajo con el sometimiento 
incondicional a la voluntad del dirigente sovietico, 
del dictador, durante el trabajo. 

Los burgueses, los mencheviques, los de Novaya 
Zhizn, que solo ven caos, desorden y explosiones de 
egoismo de pequenos propietarios, se burlan de las 
"discusiones publicas" o las denigran, furiosos, con 
mas frecuencia aiin. Pero sin las discusiones 
publicas, la masa de oprimidos jamas podria pasar de 
la disciplina impuesta por los explotadores a la 
disciplina consciente y voluntaria. Las discusiones 
publicas son, precisamente, la verdadera democracia, 
el enderezamiento, el despertar de los trabajadores a 
la nueva vida; son los primeros pasos que dan por un 
terreno que ellos mismos han limpiado de reptiles 
(explotadores, imperialistas, terratenientes y 
capitalistas) y que ellos mismos quieren aprender a 
organizar a su manera, para si, respaldandose en los 
principios de su propio poder del Poder sovietico, y 
no de un poder ajeno, senorial o burgues. Ha sido 
precisa la victoria conquistada en octubre por los 
trabajadores sobre los explotadores, ha sido precisa 
toda una etapa historica de discusion inicial por los 
propios trabajadores de las nuevas condiciones de 
vida de las nuevas tareas, para poder pasar con 
firmeza a formas superiores de la disciplina de 
trabajo, a una asimilacion consciente de la idea de 
que es necesaria la dictadura del proletariado, a un 
sometimiento incondicional a las ordenes personales 
de los representantes del Poder sovietico en las horas 
de trabajo. 

Esta transicion ha comenzado ahora. 

Hemos cumplido con exito la primera tarea de la 
revolucion, hemos visto como preparan las masas 
trabajadoras en su propio seno la condicion 
fundamental para el triunfo de esa revolucion: la 
unificacion de los esfuerzos contra los explotadores a 
fin de lograr su derrocamiento. Etapas como las de 
octubre de 1905 y febrero y octubre de 1917 tienen 
una importancia historica universal. 

Hemos cumplido con exito la segunda tarea de la 
revolucion: despertar y alzar a esos mismos "sectores 



bajos" de la sociedad que los explotadores habian 
echado al fondo y que solo despues del 25 de octubre 
de 1917 obtuvieron la plena libertad de derrocar a 
esos explotadores y de comenzar a orientarse y a 
organizar la vida a su manera. Esta segunda gran 
etapa de la revolucion estriba en las discusiones 
publicas precisamente de las masas trabajadoras mas 
oprimidas, mas atrasadas y menos preparadas, el 
paso de estas a los bolcheviques, la instauracion por 
ellas de su organizacion sovietica en todas partes. 

Empieza la tercera etapa. Hay que afianzar lo 
conquistado por nosotros mismos, lo que hemos 
decretado, legalizado, discutido y proyectado; hay 
que afianzarlo mediante formas estables de una 
disciplina de trabajo diaria. Es la tarea mas dificil, 
pero tambien la mas grata, pues unicamente su 
cumplimiento nos permitira implantar el orden 
socialista. Hay que aprender a conjugar la 
democracia de las discusiones publicas de las masas 
trabajadoras, que fluye tumultuosa como las aguas 
primaverales desbordadas, con la disciplina ferrea 
durante el trabajo, con el sometimiento incondicional 
a la voluntad de una sola persona, del dirigente 
Sovietico, en las horas de trabajo. 

Todavia no hemos aprendido a hacerlo. 

Pero aprenderemos 

La amenaza de restauracion de la explotacion 
burguesa personificada por los Kornilov, los Gots, 
los Diitov, los Gueguechkori y los Bogaievski, se 
cernia ayer sobre nosotros. Pero los hemos vencido. 
Esta restauracion, esta misma restauracion nos 
amenaza hoy bajo otra forma bajo la forma del 
elemento de relajacion y anarquismo 
pequenoburgues, del espiritu del pequeno 
propietario: "Eso no reza conmigo"; bajo la forma de 
ataques e incursiones cotidianos, pequenos, pero 
numerosos, de este elemento contra la disciplina 
proletaria. Debemos veneer este elemento de 
anarquia pequenoburguesa, y lo venceremos. 

El desarrollo de la organizacion sovietica. 

El caracter socialista de la democracia sovietica - 
es decir, proletaria, en su aplicacion concreta 
presente- consiste, primero, en que los electores son 
las masas trabajadoras y explotadas, quedando 
excluida la burguesia; segundo, en que desaparecen 
todas las formalidades y restricciones burocraticas en 
las elecciones: las propias masas determinan las 
normas y el plazo de las elecciones, gozando de 
plena libertad para revocar a los elegidos; tercero, en 
que se crea la mejor organizacion de masas de la 
vanguardia trabajadora, del proletariado de la gran 
industria, la cual le permite dirigir a las mas vastas 
masas de explotados, incorporarlas a una vida 
politica independiente y educarlas en el aspecto 
politico, basandose en su propia experiencia; en que, 
de este modo, se aborda por vez primera la tarea de 
que aprenda a gobernar y comience a gobernar 



V. I. Lenin 



realmente toda la poblacion. 

Tales son los principales rasgos distintivos de la 
democracia aplicada en Rusia, que constituye un tipo 
superior de democracia, que significa la ruptura con 
la deformacion burguesa de la misma y el paso a la 
democracia socialista y a condiciones que permitan 
el comienzo de la extincion del Estado. 

Por supuesto, el elemento de la desorganizacion 
pequenoburguesa (que se dejara sentir 
inevitablemente, bajo una u otra forma, en toda 
revolucion proletaria, y que en nuestra revolucion se 
manifiesta con fuerza singular en virtud del caracter 
pequenoburgues del pais, de su atraso y de las 
consecuencias de la guerra reaccionaria) no puede 
menos de imprimir tambien su sello en los Soviets. 

Hay que trabajar infatigablemente para desarrollar 
la organizacion de los Soviets y el Poder sovietico. 
Existe la tendencia pequenoburguesa a convertir a los 
miembros de los Soviets "parlamentarios" o, de otro 
lado, en burocratas. Hay que luchar contra esto, 
haciendo participar practicamente a todos los 
miembros de los Soviets en el gobierno del pais. En 
muchos lugares, las secciones de los Soviets se estan 
transformando en organos que se funden 
paulatinamente con los comisariados. Nuestro 
objetivo es hacer participar practicamente a toda la 
poblacion pobre en el gobierno del pais; y todos los 
pasos que se den para lograr este objetivo -cuanto 
mas variados, tanto mejor- deben ser registrados, 
analizados y sistematizados minuciosamente, deben 
ser contrastados con una experiencia mas amplia y 
refrendados por la ley. Nuestro objetivo es lograr que 
cada trabajador, despues de "cumplir la tarea" de 
ocho horas de trabajo productivo, desempene sin 
retribution las funciones estatales. El paso a este 
sistema es particularmente dificil, pero solo en el esta 
la garantia de que se consolide definitivamente el 
socialismo. Como es natural, la novedad y la 
dificultad del cambio motivan la abundancia de pasos 
que se dan a tientas, por decirlo asi; originan multitud 
de errores y titubeos, sin los cuales no puede haber 
ningiin avance rapido. Toda la originalidad de la 
situacion actual consiste, desde el punto de vista de 
muchos que desean considerarse socialistas, en que la 
gente se ha acostumbrado a oponer en forma 
abstracta el capitalismo al socialismo, intercalando 
entre uno y otro, con aire grave, la palabra "salto" 
(algunos, recordando fragmentos aislados de cosas 
leidas en las obras de Engels, agregaban con aire aiin 
mas grave: "salto del reino de la necesidad al reino 
de la libertad" 50 ). La mayoria de los llamados 
socialistas, que del socialismo "han leido en los 
libros", pero que jamas han profundizado en serio en 
este problema, no saben pensar que los maestros del 
socialismo denominaban "salto" al cambio brusco, 
considerado desde el punto de vista de los virajes de 
la historia universal, y que los saltos de esta 
naturaleza abarcan periodos de diez e incluso mas 



anos. Es logico que la famosa "intelectualidad" 
suministre en momentos como este una infmidad de 
planideras: una llora por la Asamblea Constituyente; 
otra, por la disciplina burguesa; la tercera, por el 
orden capitalista; la cuarta, por el terrateniente 
civilizado; la quinta, por el espiritu imperialista de 
nacion dominante, etc., etc. 

El verdadero interes de la epoca de los grandes 
saltos consiste en que la abundancia de escombros de 
lo viejo amontonados a veces con mayor rapidez que 
despuntan los brotes de lo nuevo (no siempre 
perceptibles al primer golpe de vista), requiere que se 
sepa destacar lo mas esencial en la linea o en la 
cadena del desarrollo. Hay momentos historicos en 
que lo mas importante para asegurar el exito de la 
revolucion consiste en amontonar la mayor cantidad 
posible de escombros, es decir, hacer saltar el mayor 
numero de instituciones caducas; hay momentos en 
que, logrado esto en grado suficiente, se plantea a la 
orden del dia la labor "prosaica" ("tediosa" para el 
revolucionario pequenoburgues) de descombrar el 
terreno; hay momentos en que lo mas importante es 
cuidar con solicitud los brotes de lo nuevo, que 
surgen de entre los escombros en un terreno aiin mal 
descombrado. 

No basta con ser revolucionario y partidario del 
socialismo o comunista en general. Es necesario 
saber encontrar en cada momento peculiar el eslabon 
particular al cual hay que aferrarse con todas las 
fuerzas para sujetar toda la cadena y preparar 
solidamente el paso al eslabon siguiente. El orden de 
los eslabones, su forma, su engarce, la diferencia 
entre unos y otros no son tan simples ni tan burdos en 
la cadena historica de los acontecimientos como en 
una cadena corriente forjada por un herrero. 

La lucha contra la deformacion burocratica de la 
organizacion sovietica esta garantizada por la solidez 
de los vinculos de los Soviets con el "pueblo" - 
entendiendo por tal a los trabaj adores y explotados-, 
por la flexibilidad y elasticidad de esos vinculos. Los 
pobres jamas consideran instituciones "suyas" los 
parlamentos burgueses, ni siquiera en la republica 
capitalista mas democratica del mundo. Los Soviets, 
en cambio, son instituciones "propias", y no ajenas, 
para la masa de obreros y campesinos. A los actuales 
"socialdemocratas" del matiz de Scheidemann o, lo 
que es casi igual, de Martov les repugnan los Soviets 
y los atrae el respetable Parlamento burgues o la 
Asamblea Constituyente, del mismo modo que a 
Turguenev, hace sesenta anos, le atraia la moderada 
constitucion monarquica y aristocratica y le 
repugnaba el espiritu democratico "plebeyo" de 
Dobroliubov y Chernyshevski 51 . 

Es precisamente esta proximidad de los Soviets al 
"pueblo" trabajador la que crea formas especiales de 
control desde abajo -derecho de revocacion, etc.-, 
que deben ser desarrolladas ahora con un celo 
singular. Por ejemplo, los Consejos de Instruccion 



Las tareas inmediatas del poder sovietico 



Publica, como conferencias periodicas de los 
electores sovieticos con sus delegados para discutir y 
controlar la labor de las autoridades sovieticas en este 
terreno, son dignos de la mayor simpatia y apoyo. No 
hay nada mas necio que transformar los Soviets en 
algo anquilosado que se basta por si solo. Cuanto 
mayor sea la decision con que debamos defender hoy 
la necesidad de un poder firme o implacable, de 
dictadura de ciertas personas para determinados 
procesos de trabajo, en determinados momentos del 
ejercicio de funciones puramente ejecutivas, tanto 
mas variadas habran de ser las formas y los metodos 
de control desde abajo, a fin de paralizar toda sombra 
de posible deformacion del Poder sovietico, a fin de 
arrancar reiterada y constantemente la mala hierba 
burocratica. 

Conclusion. 

Una situacion internacional extraordinariamente 
dura, dificil y peligrosa; la necesidad de maniobrar y 
replegarse; un periodo de espera de nuevas 
explosiones revolucionarias, que maduran con 
agobiante lentitud en los paises occidentales; dentro 
del pais, un periodo constructivo lento y de 
implacable "acicate", de lucha prolongada y tenaz de 
una severa disciplina proletaria contra los elementos 
amenazadores de la relajacion y de la anarquia 
pequenoburguesas: tales son, en pocas palabras, los 
rasgos distintivos de la etapa peculiar de la 
revolucion socialista que estamos atravesando. Tal es 
el eslabon de la cadena historica de los 
acontecimientos al que debemos aferrarnos ahora con 
todas nuestras fuerzas para estar a la altura de 
nuestras tareas hasta el momento de pasar al eslabon 
siguiente, eslabon que nos atrae por su singular 
esplendor, por el esplendor de las victorias de la 
revolucion proletaria internacional. 

Intentemos comparar con el concepto corriente, 
habitual, del "revolucionario" las consignas que 
surgen de las condiciones peculiares de la etapa que 
atravesamos: maniobrar, replegarse, esperar, 
construir lentamente, espolear implacablemente, 
disciplinar con severidad, combatir la relajacion... 
i,Que hay de extrano en que al oir esto, algunos 
"revolucionarios" sean presa de una noble 
indignacion y comiencen a "fulminarnos", 
acusandonos de haber olvidado las tradiciones de la 
Revolucion de Octubre, de conciliarnos con los 
especialistas burgueses, de concertar compromisos 
con la burguesia, de tener un espiritu 
pequenoburgues, de haber caido en el reformismo, 
etc., etc.? 

La desgracia de estos malhadados revolucionarios 
consiste en que ni siquiera los impulsados por las 
mejores intenciones del mundo ni los adictos por 
completo a la causa del socialismo llegan a 
comprender el estado singular y particularmente 
"desagradable" por el que debe pasar sin falta un pais 



atrasado, devastado por una guerra reaccionaria y 
maldita y que ha iniciado la revolucion socialista 
mucho antes que los paises mas adelantados, consiste 
en que les falta la firmeza imprescindible en los 
momentos dificiles de una dificil transicion. 
Naturalmente, la oposicion "oficial" de este genero a 
nuestro partido se la hace el partido de los eseristas 
de izquierda. Es evidente que existe y existiran 
siempre excepciones individuals que se apartan de 
los modelos tipicos de un grupo o de una clase. Pero 
los tipos sociales quedan. En un pais donde el 
predominio de los pequenos propietarios sobre la 
poblacion puramente proletaria es enorme, la 
diferencia entre el revolucionario proletario y el 
revolucionario pequenoburgues tiene que reflejarse 
de manera includible (y en ciertas ocasiones con 
extraordinario contraste). El revolucionario 
pequenoburgues duda y vacila ante cada giro de los 
acontecimientos; pasa de un revolucionarismo 
furibundo, en marzo de 1917, a glorificar la 
"coalicion" en mayo, odiar a los bolcheviques (o 
lamentar su "aventurerismo") en julio, a apartarse 
temeroso de ellos a fines de octubre, a apoyarles en 
diciembre y, por ultimo, a decir en marzo y abril de 
1918, haciendo una mueca despectiva: "No soy de 
los que cantan loas al trabajo "organico", al 
practicismo y al avance pasito a paso". 

La base social de semejantes tipos es el pequeno 
propietario exasperado por los horrores de la guerra, 
por la ruina siibita, por los insoportables sufrimientos 
del hambre el desbarajuste economico y que se 
debate histericamente, buscando salida y salvacion, 
vacilando entre la confianza y el apoyo al 
proletariado, por un lado, y los accesos de 
desesperacion, por otro. Hay que comprender 
claramente y recordarlo muy bien que con tal base 
social no es posible construir el socialismo. Solo la 
clase que sigue su camino sin vacilaciones, que no se 
desanima ni desespera en los transitos mas duros, 
dificiles y peligrosos puede dirigir a las masas 
trabajadoras y explotadas. No necesitamos accesos 
de histeria. Lo que necesitamos es el paso 
acompasado de los batallones de hierro del 
proletariado. 

Escrito entre el 13 y el 26 de abril de 1918. 
Publicado el 28 de abril de 1918 en el num. 83 de 
"Pravda" y en el suplemento del num. 85 de 
"Izvestia del CEC de toda Rusia ". 

T. 36,pdgs. 167-208. 



BORRADOR DEL PLAN DE TRABAJOS TECNO-CIENTIFICOS. 



El Consejo Superior de Economia Nacional debe 
encargar inmediatamente a la Academia de Ciencias, 
que ha empezado el estudio y la investigacion 
periodicos de las fuerzas productivas naturales* de 
Rusia, que forme varias comisiones de especialistas 
para trazar con la mayor rapidez posible un plan de 
reorganizacion de la industria y del fomento 
economico de Rusia. 

Este plan debe abarcar: 

La distribution racional de la industria en Rusia 
desde el punto de vista de la proximidad de las 
materias primas y de la posibilidad de pasar con las 
minimas perdidas de la transformacion de las 
materias primas a todas las etapas posteriores de 
preparacion de los productos semifabricados hasta 
obtener articulos acabados. 

La fusion y concentracion de la produccion, 
racionales desde el punto de vista de la novisima 
gran industria y, en particular, de los trusts, en unas 
cuantas empresas gigantescas. 

La posibilidad maxima para la actual Republica 
Sovietica de Rusia (sin Ucrania ni las regiones 
ocupadas por los alemanes) de abastecerse por su 
cuenta de todos los tipos principales de materias 
primas y de industria. 

Una atencion singular a la electrificacion de la 
industria y del transporte y a la aplicacion de la 
electricidad en la agricultura. El empleo de 
combustibles secundarios (turba, carbon de las 
peores clases) para obtener energia electrica con los 
menores gastos de extraccion y transporte. 

Fuerzas hidraulicas y motores eolicos en general y 
de aplicacion agricola. 

Escrito entre el 18 y el 25 de abril de 1918. 
Publicado el 4 de marzo de 1924 en el num. 52 de 
"Pravda ". 

T. 36, pdgs. 228-231. 



N. B. Hay que acelerar con toda energia la edicion de 
estos escritos y enviar una nota sobre ellas al Comisariado 
de Instruction Publica, al Sindicato de Artes Graficas y al 
Comiariado de Trabajo. 



DISCURSO EN EL SOVIET DE MOSCU DE DIPUTADOS OBREROS, CAMPESINOS Y 
SOLDADOS ROJOS. 



El 23 de abril de 1918. 

Camaradas: Permitidme ante todo que salude a los 
nuevos diputados obreros y campesinos del Soviet de 
Moscu. 

Habeis tenido que elegir el nuevo Soviet en 
momentos de extraordinaria gravedad, en los 
momentos tragicos en que el proceso del desarrollo 
de nuestra revolucion entra en la fase mas peligrosa y 
dura. Los elementos hostiles a la revolucion, todos 
los que apoyan a los enemigos del pueblo, todos los 
que van detras de la burguesia cifraban grandes 
esperanzas en las nuevas elecciones de nuestro 
Soviet, ya que hoy dia vivimos en una epoca 
dificilisima, epoca en que ha terminado la marcha 
victoriosa de la revolucion, la cual ha entrado en un 
periodo de duras pruebas y aun derrotas. Y en estos 
momentos el proletariado se yergue otra vez ante 
nosotros con todo el vigor de su conciencia. Los 
obreros tienen en cuenta toda la dificultad del 
periodo que atravesamos y comprenden claramente 
que poner fin a los grandes sufrimientos que han 
caido en suerte al pueblo trabajador no depende de 
nosotros, sino de toda la marcha de los 
acontecimientos historicos. Y los obreros soportaran 
con heroica resolucion las nuevas privaciones con tal 
de conservar las grandes conquistas de la Revolucion 
de Octubre. 

No cabe duda de que, a la par con las duras 
pruebas la revolucion ha entrado, asi y todo, en una 
fase de nuevas victorias imperceptibles a primera 
vista, pero que no son menos importantes que las 
brillantes victorias de la epoca de las barricadas de 
Octubre. Ante nosotros se yerguen de cuerpo entero 
dos enemigos mortales nuestros: ante nosotros estan 
armados hasta los dientes y dispuestos a destrozar la 
revolucion los enemigos del exterior y del interior, 
que el momento propicio para asestarnos el golpe 
defmitivo. El enemigo exterior es el imperialismo 
internacional, armado hasta los dientes y rebosante 
de fuerzas tecnicas que acecha el momento para 
atacar de nuevo, como un salteador de caminos, a la 
Rusia Sovietica. Y al recordar esto, hay que mirar 
directamente, con implacable claridad, a los ojos de 
la temible verdad. 

Como resultado de la mas reaccionaria de las 
guerras que nuestro atormentado pais ha tenido que 



sufrir en tiempo alguno, hoy carecemos de fuerzas 
suficientes para llevar una activa lucha armada contra 
la reaccion mundial, carecemos de ejercito, 
carecemos de fuerzas que oponer a los destacamentos 
magnificamente organizados de la contrarrevolucion 
internacional que tiene en sus manos la potencia de 
una tecnica avanzada y de una disciplina ideal. Por el 
momento estamos solos y rodeados de enemigos 
mortales. 

En la epoca de la insurreccion del pueblo 
trabajador en Octubre, cuando desplegamos ante los 
obreros la bandera roja de la revolucion socialista, 
vivimos un periodo de facil exito deslumbrante. Y 
los obreros de otros paises, que prestan oido al lejano 
fragor de la revolucion de Rusia, comprendian lo que 
ocurria en Rusia, se daban cuenta de que el 
proletariado de Rusia llevaba adelante la propia 
causa de ellos, la causa intima de ellos. Entonces 
venciamos, con facilidad a las bandas reaccionarias, 
entonces sometiamos con facilidad a los restos de las 
bandas mencheviques que se habian sublevado contra 
el pueblo, pero que nos atacaban abiertamente a 
mano armada, sino con el arma vil de la mentira, la 
calumnia y la inaudita traicion. Como resultado de la 
batalla que hemos dado a la contrarrevolucion, 
vemos una victoria tan grande como el hecho de que 
Kornilov, el contrarrevolucionario mas valiente, ha 
muerto a mano airada de sus propios soldados 
indignados 52 . 

Al combatir con amplitud en todos los frentes a la 
contrarrevolucion patria, hemos aprovechado un 
momento dificil para la burguesia internacional y 
asestado a tiempo un poderoso golpe al cuerpo de la 
contrarrevolucion, hoy aplastada. Puede afirmarse 
con toda seguridad que la guerra civil se ha acabado 
en lo fundamental. Es claro que habra algunos 
encontronazos, que en las calles de algunas ciudades 
habra tiroteos motivados por las tentativas parciales 
de los reaccionarios de derrocar el Poder sovietico, la 
fuerza de la revolucion; pero no cabe duda de que, en 
el frente interior, los esfuerzos del pueblo sublevado 
han dado muerte sin remedio a la reaccion. Asi pues, 
hemos vivido la primera epoca del desarrollo de la 
revolucion, cuyo comienzo arranca de los dias de 
Octubre, epoca del exito embriagador que se les 
subio a algunos a la cabeza. 



V. I. Lenin 



Repito una vez mas que ha llegado el periodo mas 
dificil y duro en la vida de nuestra revolucion. 
Tenemos planteada la tarea de poner en ferrea 
tension todas las fuerzas para aplicarlas a la nueva 
obra creadora, pues solo la firmeza de hierro y la 
disciplina laboral ayudaran al proletariado 
revolucionario de Rusia, tan solitario por ahora en su 
titanica labor revolucionaria, a aguantar hasta el 
momento liberador en que el proletariado 
internacional acuda en nuestra ayuda. 

Somos uno de los destacamentos revolucionarios 
de la clase obrera, un destacamento que se ha 
adelantado a los otros, y no porque seamos mejores 
que los demas obreros, no porque el proletariado de 
Rusia este por encima de la clase obrera de otros 
paises, sino solo y exclusivamente porque eramos 
uno de los paises mas atrasados del mundo. 
Alcanzaremos la victoria defmitiva solo cuando 
logremos veneer defmitivamente al imperialismo 
internacional, que se apoya en la grandiosa fuerza de 
la tecnica y de la disciplina. Pero alcanzaremos la 
victoria unicamente con todos los obreros de los 
demas paises, del mundo entero. 

La historia nos ha hecho firmar la dura paz de 
Brest, y no ocultamos que esta paz puede ser 
infringida perfidamente en cualquier momento por 
los numerosos enemigos de la revolucion, que nos 
atacan por todas partes y contra los cuales nos vemos 
impotentes de emprender una lucha activa en los 
momentos actuales. Y debeis saber que si alguien os 
llamara ahora a esa lucha armada, activa y abierta, 
contra el rapaz imperialismo internacional, cometeria 
un acto de traicion al pueblo, seria, voluntaria o 
involuntariamente un provocador y un lacayo de uno 
u otro punado de imperialistas. Y quien combate la 
tactica que hemos seguido durante los ultimos 
tiempos -aunque se llame el comunista mas 
"izquierdista", incluso superizquierdista-, es un mal 
revolucionario; dire mas: no es revolucionario en 
absoluto. (Aplausos.) 

Nuestro atraso nos ha hecho avanzar y 
pereceremos si no sabemos sostenemos hasta que 
encontremos el poderoso apoyo de los obreros 
sublevados de otros paises. Nuestra tarea es seguir 
constantemente nuestra tactica de lucha proletaria. 

Tenemos un enemigo secreto en extremo 
peligroso, mas peligroso que muchos 
contrarrevolucionarios declarados. Este enemigo es 
un enemigo mortal de la revolucion socialista y del 
Poder sovietico, parlamento popular de nuevo tipo 
para los pobres, parlamento sin precedentes en 
ningiin otro sitio; este enemigo es el espiritu de los 
pequenos propietarios. No cabe duda de que hemos 
llegado al punto de superar los obstaculos mas 
dificiles en la via del desarrollo de la revolucion 
socialista. Tenernos delante, en primer orden, la tarea 
de aplicar en plena medida y en todas las esferas la 
dictadura del proletariado: en la organizacion de la 



disciplina del trabajo, en la produccion y en la 
distribucion de los productos. El enemigo de que he 
hablado es el espiritu del pequeno propietario que 
vive con un solo pensamiento: "arramblo con lo que 
pueda, y luego que se hunda el mundo"; este 
enemigo es mas fuerte que todos los Kornilov, Diitov 
y Kaledin juntos. Estos pequenos kulaks, pequenos 
patronos y propietarios dicen: "nos han estado 
oprimiendo todo el tiempo, nos han estado asfixiando 
todo el tiempo, ^como no hemos de aprovechar un 
momento tan propicio?" Este fenomeno es un serio 
obstaculo y, sin superarlo, es imposible veneer, ya 
que de cada pequeno propietario, de cada avido 
tomajon sale un nuevo Kornilov. 

Junto a ese peligro se alzan ante nosotros, como 
temible fantasma, las perspectivas del hambre 
inminente y el paro en masa, pero vemos que todo 
obrero consciente -y son mas y mas cada dia, cada 
hora-, todo obrero consciente digo, tiene en cuenta y 
comprende que en el momento actual el unico medio 
de lucha contra ese temible peligro es poner en ferrea 
tension todas las fuerzas y tener un poderos aguante. 
Y que no olviden, los que en los momentos de tragos 
amargos de nuestra revolucion son presa de la 
desesperacion, del desanimo y la debilidad, que 
hemos dicho siempre que no llegaremos del 
capitalismo a la victoria completa del socialismo por 
un camino incruento y facil, mediante la persuasion y 
la conciliacion y que solo alcanzaremos nuestra meta 
tras enconada lucha. 

La dictadura del proletariado esta por la violencia 
contra los explotadores. Nuestro camino es el 
aguante, la cohesion proletaria, la dictadura ferrea del 
pueblo trabajador. No cabe duda de que el Poder 
sovietico no ha sido bastante energico en muchos 
casos, al batir a la contrarrevolucion, y en ese aspecto 
no ha sido de hierro, sino de gelatina, de la que no se 
puede construir el socialismo. No hemos vencido el 
elemento pequenoburgues. La situacion del pais, 
arruinado y exangiie, que la marcha de la historia ha 
puesto a la cabeza de todos en el campo de la 
revolucion mundial, es de gravedad extraordinaria, y 
nos aplastaran si no oponemos una ferrea dictadura 
de los obreros conscientes al desbarajuste, a la 
desorganizacion y a la desesperacion. Seremos 
implacables tanto con nuestros enemigos como con 
todos los elementos vacilantes y nocivos de nuestro 
propio medio que se atrevan a llevar la 
desorganizacion a nuestra dura labor creadora de 
edificacion de una nueva vida para el pueblo 
trabajador. 

Hemos abordado el cumplimiento de una tarea 
que, una vez cumplida, nos traera la garantia y el 
afianzamiento completos del socialismo. Para veneer 
todas las dificultades, para luchar con exito contra el 
hambre y el paro haremos una pesada y modesta 
labor imperceptible de importancia estatal, y quien se 
nos oponga sera un cruel enemigo del proletariado 



Discurso en el soviet de Moscii de diputados obreros, campesinos y soldados rojos 

mundial. 

Las elecciones al Soviet de Moscii han mostrado 
hasta donde los obreros, que han comprendido que el 
Poder sovietico no es un adorno de gala, sino su 
propia causa intima, se dan cuenta de lo que esta 
ocurriendo. Con el ultimo acto, el de la nueva 
eleccion de nuestro Soviet, han sido vencidos todos 
los que cifraban grandes esperanzas en estas 
elecciones, han sido vencidos los elementos 
vacilantes, y eso me da seguridad y esperanza en que 
llevamos buen camino, el camino que nos conducira 
a la victoria completa del socialismo. (Ovation. 
Todos cantan La International.) 

Publicado el 24 de abril de 1918 en el num. 79 de 
"Pravda " y en el num. 81 de "Izvestia del CEC de 
toda Rusia " . 

T. 36, pdgs. 232-237. 



SEIS TESIS ACERCA DE LAS TAREAS INMEDIATAS DEL PODER SOVIETICO. 



1. La situacion internacional de la Republica 
Sovietica es dificil y critica en grado sumo, pues el 
capital y el imperialismo internacionales, movidos 
por sus intereses mas profundos y cardinales, aspirar 
no solo a volver las armas contra Rusia, sino tambien 
a llegar a un acuerdo sobre el reparto del territorio de 
esta y la estrangulacion del Poder sovietico. 

Unicamente el ensanamiento de la matanza 
imperialista de pueblos en el oeste de Europa y la 
competicion imperialista de Japon y de Norteamerica 
en el Extremo Oriente paralizan o frenan esas 
aspiraciones, y solo en parte y por cierto, 
probablemente corto. 

Por ello, la tactica obligatoria de la Republica 
Sovietica debe consistir, por una parte, en poner 
todas las fuerzas en maxima tension para lograr el 
fomento economico mas rapido posible del pais, 
aumentar su capacidad defensiva y crear un poderoso 
ejercito socialista; por otra parte, en aplicar en la 
politica internacional una tactica obligatoria de 
maniobras, de repliegues y espera hasta el momento 
en que madure defmitivamente la revolucion 
proletaria internacional, que esta sazonando hoy con 
mayor rapidez que antes en toda una serie de paises 
adelantados. 

2. En el terreno de la politica interior, en la 
actualidad se plantea a la orden del dia, de acuerdo 
con la resolucion aprobada el 15 de marzo de 1918 
por el Congreso de los Soviets de toda Rusia, la tarea 
de organizacion. Precisamente esta tarea, aplicada a 
la organizacion nueva y superior de la produccion y 
de la distribucion, basadas en la gran produccion 
(trabajo) mecanizada, constituye el contenido 
principal -y la condicion principal de la victoria 
completa- de la revolucion socialista iniciada en 
Rusia el 25 de octubre de 1917. 

3. Desde el punto de vista puramente politico, la 
clave del momento consiste en que han sido 
cumplidas, en lo fundamental y a grandes rasgos, la 
tarea de convencer a la Rusia trabajadora de que el 
programa de la revolucion socialista es justo y la 
tarea de ganar a Rusia para los trabaj adores, 
arrancandola de manos de los explotadores, 
planteandose a la orden del dia la tarea principal: 
como gobernar a Rusia. Organizar con acierto el 
gobierno del pais y el estricto cumplimiento de las 
disposiciones del Poder sovietico: en eso consiste la 



tarea esencial de los Soviets, la condicion de la 
victoria completa del tipo sovietico de Estado, tipo 
que no hasta con decretar oficialmente, que no basta 
con instituir e implantar en todos los confines del 
pais, sino que es necesario, ademas, poner a punto y 
controlar practicamente en la labor regular, cotidiana 
de gobierno. 

4. En el terreno del establecimiento de la 
economia del socialismo, la clave del momento 
consiste en que nuestra labor de organizacion de la 
contabilidad y del control populares y universales de 
la produccion y de la distribucion y de implantacion 
de la regulacion proletaria de la produccion se ha 
rezagado mucho de la labor expropiacion directa de 
los expropiadores: los terratenientes y los 
capitalistas. Este es el hecho fundamental que 
determina nuestras tareas. 

De el se desprende, por una parte, que la lucha 
contra la burguesia entra en una nueva fase, a saber: 
que el centra de gravedad se desplaza a la 
organizacion de la contabilidad y del control. Solo 
asi pueden afianzarse todas las conquistas 
economicas arrancadas al capital y todas las medidas 
de nacionalizacion de algunas ramas de la economia 
nacional aplicadas por nosotros desde octubre; solo 
asi puede prepararse la feliz culminacion de la lucha 
contra la burguesia, es decir, el afianzamiento total 
del socialismo. 

Del hecho fundamental senalado se desprende, 
por otra parte, por que el Poder sovietico se ha visto 
obligado en determinados casos a dar un paso atras o 
aceptar un compromiso con las tendencias burguesas. 
Uno de esos pasos atras y una dejacion de los 
principios de la Comuna de Paris fue, por ejemplo, la 
concesion de sueldos elevados a una serie de 
especialistas burgueses. Un compromiso de esos fue 
el acuerdo con las cooperativas burguesas acerca de 
los pasos y medidas necesarios para incorporar 
gradualmente a toda la poblacion a las cooperativas. 
En tanto el poder proletario no implante del todo el 
control y la contabilidad populares, los compromisos 
de ese genera seran imprescindibles, y nuestra tarea 
consiste, sin silenciar en modo alguno al pueblo los 
aspectos negativos de esos compromisos, en poner 
las fuerzas en tension para mejorar la contabilidad y 
el control como unico medio y via de llegar a la 
supresion total de semej antes compromisos. En el 



Seis tesis acerca de las tareas inmediatas del poder sovietico 



momento actual, tales compromisos son 
imprescindibles como unico medio (dado nuestro 
atraso en la contabilidad y el control) de asegurar un 
avance mas lento, pero mas seguro. La necesidad de 
esos compromisos desaparecera cuando se aplique 
por entero la contabilidad y el control de la 
produccion y la distribucion. 

5. Se plantean, en particular, a la orden del dia las 
medida orientadas a elevar la disciplina laboral y la 
productividad del trabajo. Los pasos emprendidos ya 
en este sentido sobre todo por los sindicatos, deben 
ser apoyados, respaldados e intensificados con todas 
las fuerzas. Entre ellos figuran, por ejemplo, el 
establecimiento de la retribucion por unidad de 
trabajo realizado, la aplicacion de lo mucho que hay 
de cientifico y progresista en el sistema Taylor 
correspondencia de los salarios al balance general del 
trabajo de la fabrica o a los resultados de la 
explotacion del transporte ferroviario fluvial y 
maritimo, etc. Figuran tambien la organizacion de la 
emulacion entre las distintas comunas de produccion 
y consumo, la seleccion de organizadores, etc. 

6. La dictadura del proletariado es una necesidad 
absoluta durante la transicion del capitalismo al 
socialismo, y esta verdad se ha visto confirmada 
plenamente en la practica de nuestra revolucion. Pero 
la dictadura presupone un poder revolucionario 
verdaderamente firme e implacable en la represion 
tanto de los explotadores como de los malhechores, y 
nuestro poder es demasiado blando. Estamos muy 
lejos aiin de haber asegurado plenamente el 
sometimiento incondicional, durante el trabajo, a las 
disposiciones de una sola persona, de los dirigentes 
sovieticos, de los dictadores, elegidos o designados 
por las instituciones sovieticas, dotados de plenos 
poderes dictatoriales (como lo exige, por ejemplo, el 
decreto ferroviario). En este terreno se manifiesta la 
influencia del elemento pequenoburgues, la 
influencia de las costumbres, aspiraciones y estados 
de animo inherentes a los pequenos propietarios 
privados que se hallan en pugna abierta con la 
disciplina proletaria y el socialismo. Todo lo que hay 
de consciente en el proletariado debe estar orientado 
a la lucha contra este elemento pequenoburgues, que 
se expresa de modo directo (en el apoyo de la 
burguesia y sus lacayos, los mencheviques, de 
derecha, etc., a toda resistencia al poder proletario) e 
indirecto (en la vacilacion histerica que revelan en las 
cuestiones politicas principales tanto el partido 
pequenoburgues de los eseristas de izquierda como la 
corriente de los "comunistas de izquierda" en nuestro 
partido, corriente que se desliza a los procedimientos 
del revolucionarismo pequenoburgues e imita a los 
eseristas de izquierda). 

Disciplina ferrea y dictadura del proletariado 
aplicada hasta el fin contra las vacilaciones 
pequenoburguesas: tal es la consigna general y 
concluyente del momento. 



Escrito entre el 29 de abril y el 3 de mayo 
1918. Publicado el 9 de mayo de 1918 en el num. 
delperiodico "Bednotd". 

T. 36, pags. 277-280. 



ACERCA DEL INFANTILISMO "IZQUIERDISTA" Y DEL ESPIRITU PEQUENOBURGUES. 



La publicacion de la revista Kommunist (num. 1, 
20 de abril de 1918 por el pequeno grupo de 
"comunistas de izquierda" 53 y de las "tesis" de este 
grupo ofrece una excelente confirmacion de cuanto 
he dicho en el folleto acerca de las tareas inmediatas 
del Poder sovietico*. Seria imposible desear una 
confirmacion mas evidente -en los escritos politicos- 
de toda la ingenuidad de la defensa del relajamiento 
pequefioburgues, defensa que se encubre a veces con 
lemas "izquierdistas". Es util y necesario examinar 
los razonamientos de los "comunistas de izquierda" 
porque son peculiares del momento que vivimos; 
explican con inusitada precision, en su aspecto 
negativo, la "clave" de este momento y son 
aleccionadores, pues se trata de los mejores hombres 
que no comprenden el momento y que tanto por sus 
conocimientos como por su fidelidad estan muy por 
encima de los representantes adocenados del mismo 
error: los eseristas de izquierda. 

I 

Como magnitud politica -o que pretende 
desempenar un papel politico-, el grupo de los 
"comunistas de izquierda" nos ha proporcionado sus 
"tesis sobre el momento actual". Es una buena 
costumbre marxista hacer una exposicion coherente y 
acabada de los fundamentos de las propias opiniones 
y de la propia tactica. Y esta buena costumbre 
marxista nos ha ayudado a descubrir el error de 
nuestros "izquierdistas", pues el intento de 
argumentar -y no de emplear retorica- descubre por si 
solo la inconsistencia de los argumentos. Salta a la 
vista, ante todo, la abundancia de alusiones indirectas 
y subterfugios a proposito de la vieja cuestion de si 
fue acertado concertar la paz de Brest. Los 
"izquierdistas" no se han atrevido a plantear de cara 
esta cuestion y se debaten, haciendo comicos 
ademanes, amontonando un argumento sobre otro, 
echando mano a consideraciones, rebuscando toda 
clase de objeciones "de una parte" y "de otra parte"; 
hablan de todo a tontas y a locas, procurando no ver 
que se golpean a si mismos. Los "izquierdistas" 
recuerdan solicitamente las cifras: doce votos contra 
la paz y veintiocho en pro de la paz en el congreso 
del partido; pero silencian con toda modestia que, en 
el grupo bolchevique del congreso de los Soviets, 



Vease el presente vo lumen. (N. de la Edit.) 



reunieron menos de una decima parte de los 
centenares y centenares de votos emitidos. Inventan 
la "teoria" de que la paz fue aprobada por los 
"cansados y desclasados" y que contra la paz 
"estaban los obreros y los campesinos de las regiones 
del Sur, de mas vitalidad economica y mejor 
abastecidas de pan"... ^Como no reirse de eso? Ni 
una palabra sobre la votacion del Congreso Nacional 
de los Soviets de Ucrania a favor de la paz, ni una 
palabra sobre el caracter social y de clase del 
conglomerado politico pequefioburgues y desclasado 
tipico que se pronunciaba en Rusia contra la paz (el 
partido de los eseristas de izquierda). Es una manera 
puramente infantil de ocultar su fracaso con 
divertidas explicaciones "cientificas", de ocultar 
hechos cuya simple enumeracion mostraria que 
fueron precisamente la "flor y nata" y los cabecillas 
desclasados e intelectuales del partido quienes 
combatieron la paz con lemas tornados de la 
fraseologia revolucionaria pequenoburguesa y que 
precisamente las masas de obreros y campesinos 
explotados hicieron triunfar la paz. 

Mas, pese a todo, la verdad sencilla y clara sobre 
el problema de la paz y la guerra se abre paso entre 
todas las declaraciones y escapatorias antes 
mencionadas de los "izquierdistas". "La firma de la 
paz -se ven obligados a reconocer los autores de las 
tesis- ha debilitado, al menos por ahora, la aspiracion 
de los imperialistas a una confabulacion 
internacional" (los "izquierdistas" no exponen eso 
exactamente, pero no es este el lugar apropiado para 
examinar las inexactitudes). "La firma de la paz ha 
exacerbad ya la pelea entre las potencias 
imperialistas". 

Eso es un hecho. Un hecho que tiene importancia 
decisiva. Y esa es la causa de que los enemigos de la 
firma de la paz fuesen objetivamente un juguete en 
manos de los imperialistas y cayesen en la trampa 
tendida por ellos. Porque mientras no estalle la 
revolucion socialista internacional, que abarque a 
varios paises y tenga la fuerza suficiente para veneer 
al imperialismo internacional; mientras no ocurra 
eso, el deber includible de los socialistas triunfantes 
en un solo pais (y especialmente si es un pais 
atrasado) consiste en no aceptar el combate con los 
gigantes del imperialismo, en tratar de rehuir el 
combate, de esperar que la contienda entre los 



Acerca del infantilismo "izquierdista" y del espiritu pequenoburgues 



imperialistas debilite a estos mas aun, acerque mas 
aiin la revolucion en otros paises. Nuestros 
"izquierdistas" no comprendieron esta sencilla 
verdad en enero, febrero y marzo y temen tambien 
ahora reconocerla abiertamente, pero esa verdad se 
abre paso a traves de sus balbuceos: "de una parte, es 
imposible no reconocer; de otra parte, hay que 
confesar". 

"Durante la primavera y el verano proximos - 

escriben los "izquierdistas" en sus tesis- debe 

empezar el hundimiento del sistema imperialista, 

que, en caso de triunfar el imperialismo aleman en 

la fase actual de la guerra, solo podra ser aplazado 

y se expresara entonces en formas aiin mas 

agudas". 

La formula es aqui de una pueril inexactitud 
mayor aiin, pese a toda la apariencia cientifica. Es 
propio de ninos "comprender" la ciencia en el sentido 
de que esta puede determinar en que ano "debe" 
"empezar el hundimiento" y si ha de ser en 
primavera y verano o en otono e invierno. 

Son esfuerzos ridiculos por enterarse de lo que no 
se puede averiguar. Ningun politico serio dira jamas 
cudndo "debe empezar" uno u otro hundimiento del 
"sistema" (tanto mas que el hundimiento del sistema 
ha empezado ya, y de lo que se trata es del momento 
de la explosion en distintos paises). Pero por la pueril 
impotencia de la formula se abre paso una verdad 
indiscutible: las explosiones de la revolucion en otros 
paises mas avanzados estan mas cerca de nosotros 
ahora, un mes despues de la "tregua" iniciada con la 
firma de la paz, que hace un mes o mes y medio. 

i,Que significa esto? 

Significa que tenian perfecta razon y han sido 
justificados por la historia los partidarios de la paz, 
quienes se esforzaron por hacer comprender a los 
aficionados a las posturas efectistas que es necesario 
saber calcular la correlacion de fuerzas y no ayudar a 
los imperialistas, facilitandoles el combate contra el 
socialismo cuando este es debil aiin y las 
probabilidades de exito en la lucha no le son 
favorables a ciencia cierta. 

Sin embargo, nuestros comunistas "de izquierda" 
-a quienes tambien gusta denominarse comunistas 
"proletarios", pues tienen muy poco de proletario y 
mucho de pequenoburgues- no saben pensar en la 
correlacion de fuerzas, no saben tomar en 
consideracion la correlacion de fuerzas. En eso reside 
la medula del marxismo y de la tactica marxista, pero 
ellos pasan de largo ante la "medula" con frases 
"orgullosas" como la siguiente: 

"...El afianzamiento en las masas de la 

indolente "psicologia de paz" es un factor 

objetivo del momento politico..." 

jMenuda joya! Despues de tres anos de la guerra 
mas agobiante y reaccionaria, el pueblo ha obtenido, 
gracias al Poder sovietico y a su acertada tactica, que 
no incurre en las frases hueras, una tregua muy 



pequena, pequenisima en extremo, precaria e 
incompleta en absoluto; pero los intelectualoides 
"izquierdistas", con el empaque de un Narciso 
enamorado de si mismo, sentencian con aire grave: 
"el afianzamiento (!!!) de la indolente (m\\\) 
psicologia de paz en las masas (???)". ^Es que no 
tenia yo razon cuando dije en el congreso del partido 
que el periodico o revista de los "izquierdistas" no 
deberia denominarse Kommunist, sino El Hidalgo 54 ? 
<^Es que puede un comunista, por poco que 
comprenda las condiciones de vida y la psicologia de 
las masas trabajadoras y explotadas, descender hasta 
ese punto de vista del tipico intelectual, 
pequenoburgues y desclasado, con la psicologia del 
senorito o del hidalgo, que declara "indolente" la 
"psicologia de paz" y considera "diligencia" el 
blandir una espada de carton? Porque eso es, 
precisamente, lo que hacen nuestros "izquierdistas", 
blandir una espada de carton, cuando dan de lado un 
hecho conocido de todos y demostrado una vez mas 
con la guerra en Ucrania: que los pueblos, 
extenuados por tres anos de carniceria, no pueden 
combatir sin tregua: que la guerra, si no se dispone 
de fuerzas para organizarla a escala nacional, 
engendra a cada paso la psicologia de la 
desorganizacion peculiar del pequeno propietario, y 
no de la ferrea disciplina proletaria. La revista 
Kommunist nos muestra a cada paso que nuestros 
"izquierdistas" no tienen la menor nocion de la ferrea 
disciplina proletaria ni de su preparacion, que estan 
impregnados hasta la medula de la psicologia del 
intelectual pequenoburgues desclasado. 
II 

Pero <^no seran las frases de los "izquierdistas" 
sobre la guerra mero arrebato infantil, orientado, 
ademas, al pasado y, por ello, sin el menor 
significado politico? Asi defienden algunos a 
nuestros "izquierdistas". Mas es erroneo. Si se aspira 
a la direccion politica, hay que sabor pensar bien las 
tareas politicas; la falta de eso convierte a los 
"izquierdistas" en pusilanime predicadores de la 
vacilacion, que, objetivamente, solo puede tener un 
significado: con sus vacilaciones, los "izquierdistas" 
ayudan a los imperialistas a provocar a la Republica 
Sovietica de Rusia a un combate evidentemente 
desfavorable para ella, ayudan a los imperialistas a 
que nos metan en una trampa. Escuchemos lo que 
dicen: 

"...La revolucion obrera en Rusia no puede 
"mantenerse" abandonando el camino 
revolucionario internacional, eludiendo 

constantemente el combate y retrocediendo ante la 
embestida del capital internacional, haciendo 
concesiones al "capital patrio". 

Desde este punto de vista hacen falta: una 
energica politica internacional de clase, que 



Vease el presente volumen. (N. de la Edit.) 



V. I. Lenin 



conjugue la propaganda revolucionaria 

internacional con palabras y con hechos, y el 

fortalecimiento del nexo organico con el 

socialismo internacional (y no con la burguesia 

internacional)..." 

Mas adelante haremos mencion especial de las 
invectivas que se hacen aqui a la esfera de la politica 
interior. Pero frjemonos en esta orgia de la frase 
huera -acompanada en la practica- en el terreno de la 
politica exterior. ^Que tactica es obligatoria para 
cuantos no que quieran convertirse en instrumento de 
la provocacion imperialista y caer en la trampa en el 
momento actual? Todo politico debe dar una 
respuesta clara y franca a esta pregunta. La respuesta 
de nuestro partido es conocida: en el momento 
actual, replegarse, eludir el combate. Nuestros 
"izquierdistas" no se atreven a decir lo contrario y 
disparan al aire: jj"una energica politica 
internacional de clase"!! 

Eso es engafiar a las masas. Si quieren combatir 
ahora, diganlo claramente. Si no quieren retroceder 
ahora, diganlo claramente. Porque, de otro modo, su 
papel objetivo sera el de instrumento de la 
provocacion imperialista. Y su "psicologia", 
subjetiva es la psicologia del pequeno burgues 
enfurecido que se engalla y vanagloria, pero siente 
magnificamente que el proletario tiene razon al 
replegarse y tratar de replegarse organizado; que el 
proletario tiene razon al considerar que, mientras se 
carezca de fuerzas, hay que replegarse (ante el 
imperialismo occidental y oriental) aunque sea hasta 
los Urales, pues esa es la unica posibilidad de ofrecer 
ventaja al periodo de maduracion de la revolucion en 
Occidente, revolucion que no "debera" (pese a la 
charlataneria de los "izquierdistas") empezar "en la 
primavera o en el verano", pero que cada mes que 
pasa esta mas cerca y es mas probable. 

Los "izquierdistas" carecen de una politica 
"propia", no se atreven a declarar que ahora es 
innecesario el repliegue. Dan vueltas y rodeos, 
jugando con las palabras, y sustituyen el problema de 
rehuir el combate en el momento actual por el de 
rehuirlo "constantemente", hacen pompas de jabon: 
j ("propaganda revolucionaria internacional con 
hechos"!! i,Que significa eso? 

Solo puede significar una de estas dos cosas: o 
presuncion y alarde dignos de un Nozdriov 55 o guerra 
ofensiva para derrocar el imperialismo internacional. 
Semejante absurdo no puede proclamarse 
abiertamente: por eso los comunistas de "izquierda" 
tienen que encubrirse con frases altisonantes y hueras 
en extremo para evitar que los ridiculice cualquier 
proletario consciente, confiando el lector distraido no 
se de cuenta de lo que significa, en realidad, esa 
"propaganda revolucionaria internacional con 
hechos". 

Pronunciar frases altisonantes es una propiedad de 
los intelectuales pequenoburgueses desclasados. Los 



proletarios comunistas organizados castigaran 
seguramente por esas "maneras", al menos, con 
burlas y con la destitucion de todo puesto de 
responsabilidad. Hay que decir a las masas la amarga 
verdad con sencillez, claridad y franqueza: posible e 
incluso probable que el partido belicista se imponga 
de nuevo en Alemania (en el sentido de pasar en el 
acto a la ofensiva contra nosotros) y que Alemania, 
unida al Japon, intente repartirnos y estrangulamos 
mediante un acuerdo formal o tacito. De no escuchar 
a los chillones, nuestra tactica debe consistir en 
esperar, dar largas, rehuir el combate y retroceder. Si 
arrojamos por la borda a los chillones y "ponemos en 
tension" nuestras fuerzas, creando una disciplina 
verdaderamente ferrea, verdaderamente proletaria, 
verdaderamente comunista, tendremos serias 
posibilidades de ganar muchos meses. Y entonces, 
retrocediendo incluso hasta los Urales (en el peor de 
los casos), facilitamos a nuestro aliado (el 
proletariado internacional) la posibilidad de acudir en 
nuestra ayuda, la posibilidad de "cubrir" (hablando 
en lenguaje deportivo) la distancia que media entre el 
comienzo de las explosiones revolucionarias y la 
revolucion. 

Esta tactica, y solo ella, fortalece de hecho la 
ligazon de un destacamento del socialismo 
internacional, aislado temporalmente, con los otros 
destacamentos; pero, a decir verdad, ustedes, 
estimados "comunistas de izquierda", se limitan a 
"fortalecer la ligazon organica" de una frase 
rimbombante con otra frase altisonante. jMala 
"ligazon organica" es esa! 

Y les explicare, estimados mios, por que les ha 
ocurrido esa desgracia: porque, en vez de reflexionar 
sobre las consignas de la revolucion, ustedes se 
dedican mas a aprenderselas de memoria. Por eso 
ponen entre comillas las palabras "defensa de la 
patria socialista", entre unas comillas que deben 
significar, probablemente, un asomo de ironia, pero 
que, de hecho, demuestran el embrollo que reina en 
sus cabezas. Estan ustedes acostumbrados a 
considerar el "defensismo" una cosa abominable y 
repugnante, se han aprendido eso, lo recuerdan y lo 
repiten de memoria con tanto celo que algunos de 
ustedes han llegado a decir la estupidez de que, en la 
epoca imperialista, la defensa de la patria es 
intolerable (en realidad, es intolerable solo en una 
guerra imperialista reaccionaria, hecha por la 
burguesia). Mas no se les ha ocurrido pensar por que 
y cuando es abominable el "defensismo". 

Admitir la defensa de la patria significa admitir la 
legitimidad y la justicia de la guerra. La legitimidad y 
la justicia ^desde que punto de vista? Solo desde el 
punto de vista del proletariado socialista y de su 
lucha por la emancipacion; nosotros no admitimos 
ningiin otro punto de vista. Si hace la guerra la clase 
de los explotadores para afianzar su dominacion 
como clase, sera una guerra criminal, y el 



Acerca del infantilismo "izquierdista" y del espiritu pequenoburgues 



"defensismo" sera en esa guerra una abominacion y 
una traicion al socialismo. Si la guerra la hace el 
proletariado despues de veneer a la burguesia en su 
pais, si la hace en aras del fortalecimiento y 
desarrollo del socialismo, entonces sera una guerra 
legitima y "santa". 

Somos defensistas desde el 25 de octubre de 
1917. He dicho esto mas de una vez con toda 
precision, y ustedes no se atreven a discutirlo. 
Precisamente para "fortalecer la ligazon" con el 
socialismo internacional es obligatorio defender la 
patria socialista. Destruye la ligazon con el 
socialismo internacional el que enfoque a la ligera la 
defensa de un pais en el que ha triunfado ya el 
proletariado. Cuando eramos representantes de una 
clase oprimida, no adoptamos una actitud frivola ante 
la defensa de la patria en la guerra imperialista, sino 
que negamos por principio esa defensa. Cuando nos 
hemos convertido en representantes de la clase 
dominante, que ha empezado a organizar el 
socialismo, exigimos a todos un comportamiento 
serio ante la defensa del pais. Y tener un 
comportamiento serio ante la defensa del pais 
significa prepararse a fondo y tener muy en cuenta la 
correlacion de fuerzas. Si las fuerzas son a ciencia 
cierta pocas, el principal medio de defensa es 
replegarse al interior del pais (quien vea en esto una 
formula traida por los pelos para el caso presente, 
que lea lo que dice el viejo Clausewitz, uno de los 
grandes autores militares, acerca de las ensenanzas 
de la historia sobre el particular). Pero entre los 
"comunistas de izquierda" no hay el menor indicio de 
que comprendan la importancia del problema de la 
correlacion de fuerzas. 

Cuando eramos enemigos por principio del 
defensismo teniamos derecho a ridiculizar a los que 
querian "preservar a su patria en bien, segiin ellos, 
del socialismo. Ahora que hemos obtenido el derecho 
a ser defensistas proletario, todo el planteamiento de 
la cuestion cambia de raiz. Pasa a ser un deber 
nuestro hacer un recuento rigurosisimo de las 
fuerzas, sopesar con la mayor precision si podra 
llegar a tiempo nuestro aliado (el proletariado 
internacional) El capital esta interesado en derrotar al 
enemigo (el proletariado revolucionario) por partes 
antes de que se unan (de hecho, es decir, iniciando la 
revolucion) los obreros de todos los paises. Nosotros 
estamos interesados en hacer todo lo posible, en 
aprovechar incluso la mas pequena probabilidad para 
retrasar el combate decisivo hasta el momento (o 
"hasta despues" del momento) de esa unificacion de 
los destacamentos revolucionarios en un gran ejercito 
internacional. 

Ill 

Pasemos a las desventuras de nuestros 
"comunistas de izquierda" en el terreno de la politica 
interior. Es dificil leer sin esbozar una sonrisa frases 
como las siguientes en las tesis sobre el momento 



actual: 

"...El aprovechamiento metodico de los 
medios de produccion que han quedado es 
concebible solo con la socializacion mas 
decidida"... "no capitular ante la burguesia y los 
intelectuales pequenoburgueses secuaces suyos, 
sino rematar a la burguesia y acabar 
definitivamente con el sabotaje..." 
jSimpaticos "comunistas de izquierda"! jCuanta 
decision tienen... y que poca reflexion! ^Que 
significa "la socializacion mas decidida"? 

Se puede ser decidido o indeciso en el problema 
de la nacionalizacion, de la confiscacion 56 . Pero el 
quid esta en que la mayor "decision" del mundo es 
insuficiente para pasar de la nacionalizacion y la 
confiscacion a la socializacion. La desgracia de 
nuestros "izquierdistas" consiste precisamente en que 
con esa ingenua e infantil combinacion de palabras, 
"la socializacion... mas decidida", muestran la 
mayor incomprension del quid del problema, del quid 
del momento "actual". La desventura de los 
"izquierdistas" esta en que no han visto la propia 
esencia del "momento actual", del paso de las 
confiscaciones (durante cuya realizacion la cualidad 
principal del politico es la decision) a la socializacion 
(para cuya realizacion se requiere otra cualidad del 
revolucionario). 

El quid del momento actual consistia ayer en 
nacionalizar, confiscar con mayor decision, en 
golpear y rematar a la burguesia, en acabar con el 
sabotaje 57 . Hoy nadie mas que los ciegos podran no 
ver que hemos nacionalizado, confiscado, golpeado y 
acabado mas de lo que hemos podido contar. Y la 
socializacion se distingue precisamente de la simple 
confiscacion en que se puede confiscar con la sola 
"decision", sin saber contar y distribuir 
acertadamente;/»ero es imposible socializar sin saber 
hacerlo. 

Nuestro merito historico consiste en que ayer 
fuimos (y manana seremos) decididos en las 
confiscaciones, en rematar a la burguesia, en acabar 
con el sabotaje. Hablar hoy de eso en unas "tesis 
sobre el momento actual" significa mirar al pasado y 
no comprender la transicion al futuro. 

..."Acabar definitivamente con el sabotaje"... 
jVaya tarea! jPero si con los saboteadores "hemos 
acabado" en grado suficiente! Lo que nos falta es 
otra cosa distinta, completamente distinta: llevar la 
cuenta de donde y a que saboteadores colocar; 
organizar nuestras fuerzas para que, por ejemplo, un 
dirigente o controlador bolchevique vigile a un 
centenar de saboteadores que vienen a ponerse a 
nuestro servicio. En tal situacion, lanzar frases como 
"la socializacion mas decidida", "rematar" y "acabar 
definitivamente" significa no dar pie con bola. Es 
peculiar del revolucionario pequenoburgues no 
advertir que para el socialismo no basta rematar, 
acabar, etc.; eso es suficiente para el pequeno 



V. I. Lenin 



propietario, enfurecido contra el grande; pero el 
revolucionario proletario jamas caeria en semejante 
error. 

Si las palabras que hemos citado hacen sonreir, el 
descubrimiento hecho por los "comunistas de 
izquierda" de que con la "desviacion bolchevique de 
derecha", la Republica Sovietica se ve amenazada de 
"evolucionar hacia el capitalismo de Estado", 
provoca una franca carcajada homerica. jVaya susto 
que nos han dado, por cierto! jY con que celo repiten 
los "comunistas de izquierda" este tremendo 
descubrimiento en sus tesis y en sus articulos!... 

Pero no se les ha ocurrido pensar que el 
capitalismo de Estado seria un paso adelante en 
comparacion con la situacion existente hoy en 
nuestra Republica Sovietica. Si dentro de unos seis 
meses se estableciera en nuestro pais el capitalismo 
de Estado, eso seria un inmenso exito y la mas firme 
garantia de que, al cabo de un ano, el socialismo se 
afianzaria defmitivamente y se haria invencible. 

Me imagino la noble indignacion con que 
rechazara estas palabras el "comunista de izquierda" 
y la "critica demoledora" que desencadenara ante los 
obreros contra "la desviacion bolchevique de 
derecha". ^Como? <^E1 transito al capitalismo de 
Estado significaria un paso adelante en la Republica 
Socialista Sovietica? ... ^No es eso una traicion al 
socialismo? 

Precisamente ahi esta la raiz del error economico 
de los "comunistas de izquierda". Por ello es preciso 
examinar con detalle este punto. 

Primero, los "comunistas de izquierda" no han 
comprendido cual es precisamente la transition del 
capitalismo al socialismo que nos da derecho y pie 
para denominarnos Republica Socialista de los 
Soviets. 

Segundo, revelan su espiritu pequenoburgues 
precisamente en que no ven el elemento 
pequenoburgues como enemigo principal del 
socialismo en nuestro pais. 

Tercero, al esgrimir el espantajo del "capitalismo 
de Estado", demuestran que no comprenden en que 
se diferencia en lo economico el Estado sovietico del 
Estado burgues. 

Examinemos estas tres circunstancias. 

A juicio mio, no ha habido una sola persona que, 
al ocuparse de la economia de Rusia, haya negado el 
caracter transitorio de esa economia. Ningiin 
comunista ha negado tampoco, a mi parecer, que la 
expresion Republica Socialista Sovietica significa la 
decision del Poder sovietico de llevar a cabo la 
transicion al socialismo; mas en modo alguno el 
reconocimiento de que el nuevo regimen economico 
es socialista. 

Mas ^que significa la palabra transicion? ^No 
significara, aplicada a la economia, que en el regimen 
actual existen elementos, particulas, pedacitos tanto 
de capitalismo como de socialismo? Todos reconocen 



que si. Mas no todos, al reconocer eso, se paran a 
pensar que elementos de los distintos tipos de 
economia social existen en Rusia. Y ahi esta todo el 
meollo de la cuestion. 

Enumeremos esos elementos: 

1) economia campesina patriarcal, es decir, 
natural en grado considerable; 

2) pequena produccion mercantil (en ella se 
incluye la mayoria de los campesinos que venden 
cereales); 

3) capitalismo privado; 

4) capitalismo de Estado; 

5) socialismo. 

Rusia es tan grande y tan heterogenea que en ella 
se entrelazan todos esos tipos diferentes de economia 
social. Lo original de la situacion consiste 
precisamente en eso. 

Cabe preguntar: ^que elementos predominan? 
Esta claro que en un pais de pequenos agricultores 
predomina, y no puede menos de predominar, el 
elemento pequenoburgues; la mayoria, la inmensa 
mayoria de los agricultores son pequenos productores 
de mercancias. Los especuladores, y el principal 
objeto de especulacion es el trigo, rompen ora aqui 
ora alia la envoltura del capitalismo de Estado (el 
monopolio del trigo, el control sobre los patronos y 
comerciantes, los cooperativistas burgueses). 

La lucha principal se sostiene hoy precisamente 
en este terreno. ^Entre quienes se sostiene esa lucha, 
si empleamos terminos de categorias economicas, 
como, por ejemplo, el "capitalismo de Estado"? 
^Entre los peldanos cuarto y quinto en el orden en 
que acabo de enumerarlos? Es claro que no. No es el 
capitalismo de Estado el que lucha contra el 
socialismo, sino la pequena burguesia mas el 
capitalismo privado los que luchan juntos, de comun 
acuerdo, tanto contra el capitalismo de Estado como 
contra el socialismo. La pequena burguesia opone 
resistencia a cualquier intervencion del Estado, 
contabilidad y control tanto capitalista de Estado 
como socialista de Estado. Eso es un hecho de la 
realidad absolutamente incontrovertible, en cuya 
incomprension esta la raiz del error economico de los 
"comunistas de izquierda". El especulador, el 
merodeador del comercio, el saboteador del 
monopolio: ese es nuestro principal enemigo 
"interno", el enemigo de las medidas economicas del 
Poder sovietico. Si hace ciento veinticinco anos 
podia perdonarse aiin a los pequenos burgueses de 
Francia, los revolucionarios mas fervientes y mas 
sinceros, el afan de veneer al especulador mediante la 
ejecucion de unos cuantos "elegidos" y el estruendo 
de las declaraciones hueras, hoy, en cambio, la pura 
palabreria de ciertos eseristas de izquierda ante esta 
cuestion no despierta en cada revolucionario 
consciente otra cosa que repugnancia o asco. 
Sabemos perfectamente que la base economica de la 
especulacion la constituyen el sector de los pequenos 



Acerca del infantilismo "izquierdista" y del espiritu pequenoburgues 



propietarios, amplisimo en Rusia, y el capitalismo 
privado, que tiene un agente suyo en cada pequeno 
burgues. Sabemos que los millones de tentaculos de 
esta hidra pequenoburguesa apresan aqui o alia a 
algunos sectores obreros y que la especulacion, en 
lugar del monopolio de Estado, irrumpe por todos los 
poros de nuestra vida socioeconomica. 

Quienes no ven eso revelan precisamente con su 
ceguera que son prisioneros de los prejuicios 
pequenoburgueses. Asi son nuestros "comunistas de 
izquierda", quienes de palabra (y profundisimamente 
convencidos de ello, como es natural) son enemigos 
implacables de la pequena burguesia; pero, de hecho, 
no hacen mas que ayudarle, no hacen mas que 
servirle, no hacen mas que expresar su punto de 
vista, luchando -\\en abril de 191811- contra... jel 
"capitalismo de Estado"! jEso se llama no dar pie 
conbola! 

El pequeno burgues tiene reservas de dinero, unos 
cuantos miles, acumulados por medios "licitos", y 
sobre todo ilicitos, durante la guerra. Tal es el tipo 
economico caracteristico como base de la 
especulacion y del capitalismo privado. El dinero es 
el certificado que les permite recibir riquezas 
sociales, y los millones de pequefios propietarios 
guardan bien ese certificado, se lo ocultan al 
"Estado", pues no creen en ningun socialismo ni 
comunismo, "esperan a que pase" la tempestad 
proletaria. Y una de dos: o sometemos a ese pequeno 
burgues a nuestro control y a nuestra contabilidad (y 
podemos hacerlo, si organizamos a los campesinos 
pobres, es decir, a la mayoria de la poblacion o 
semiproletarios en torno a la vanguardia proletaria 
consciente), o el echara abajo nuestro poder obrero 
de manera inevitable e indefectible, de la misma 
manera que acabaron con la revolucion los 
Napoleones y los Cavaignac, que brotan 
precisamente sobre ese terreno de los pequefios 
propietarios. Asi esta planteado el problema. Los 
eseristas de izquierda son los unicos que no ven esta 
verdad, sencilla y clara, tras las frases hueras sobre el 
campesinado "trabajador"; pero ^quien puede tomar 
en serio a los eseristas de izquierda, hundidos en las 
frases hueras? 

El pequeno burgues que esconde sus miles es un 
enemigo del capitalismo de Estado y aspira a invertir 
esos miles unica y exclusivamente en provecho 
propio, en contra de los pobres, en contra de toda 
clase de control del Estado; y el conjunto de estos 
miles forma una base de muchos miles de millones 
para la especulacion, que malogra nuestra edificacion 
socialista. Supongamos que determinado numero de 
obreros aporta en varios dias valores por una suma 
igual a mil. Supongamos, ademas, que de esta suma 
tenemos una perdida igual a 200, como consecuencia 
de la pequena especulacion, de las dilapidaciones de 
todo genero y de las maniobras de los pequefios 
propietarios para transgredir las normas y los 



decretos sovieticos. Todo obrero consciente dira: si 
yo pudiera aportar trescientos de esos mil, a 
condicion de que se implantase un orden y una 
organizacion mejores, aportaria con gusto trescientos 
en lugar de dos cientos, ya que, con el Poder 
sovietico, reducir luego este "tributo", pongamos por 
caso, hasta cien o cincuenta sera una tarea muy facil 
dado que se impondra el orden y la organizacion, 
dado que se vencera por completo el sabotaje de la 
pequena propiedad privada contra todo monopolio de 
Estado. 

Este sencillo ejemplo con cifras -simplificado 
premeditadamente al maximo para hacer mas clara la 
exposicion- explica la correlation, en la situacion 
actual, entre el capitalismo de Estado y el socialismo. 
Los obreros tienen en sus manos el poder del Estado, 
tienen la absoluta posibilidad juridica de "tomar" 
todo el miliar, es decir, de no entregar un solo kopek 
que no este destinado a fines socialistas. Esta 
posibilidad juridica, que se asienta en el paso 
efectivo del poder a los obreros, es un elemento de 
socialismo. 

Pero los elementos de la pequena propiedad y del 
capitalismo privado se valen de muchos medios para 
minar la situacion juridica, para abrir paso a la 
especulacion y frustrar el cumplimiento de los 
decretos sovieticos. El capitalismo de Estado 
significaria un gigantesco paso adelante incluso si 
pagaramos mas que ahora (he tornado adrede un 
ejemplo con cifras para mostrarlo con claridad), pues 
merece la pena pagar "por aprender", pues eso es util 
para los obreros, pues veneer el desorden, el 
desbarajuste y el relajamiento tiene mas importancia 
que nada, pues continuar la anarquia de la pequena 
propiedad es el peligro mayor y mas temible, que nos 
hundira sin duda alguna (si no lo vencemos), en 
tanto que pagar un tributo mayor al capitalismo de 
Estado, lejos de hundirnos, nos llevara por el camino 
mas seguro hacia el socialismo. La clase obrera, 
despues de aprender a proteger el orden estatal frente 
a la anarquia de la pequena propiedad, despues de 
aprender a organizar la produccion a gran escala, a 
escala de todo el pais, basandola en el capitalismo de 
Estado, tendra entonces a mano -perdon por la 
expresion- todos los triunfos, y el afianzamiento del 
socialismo estara asegurado. 

El capitalismo de Estado es incomparablemente 
superior, desde el punto de vista economico, a 
nuestra economia actual. Eso primero. 

Y segundo, no tiene nada de temible para el Poder 
sovietico, pues el Estado sovietico es un Estado en el 
que esta asegurado el poder de los obreros y de los 
campesinos pobres. Los "comunistas de izquierda" 
no han comprendido estas verdades indiscutibles, 
que, como es natural, jamas podra comprender el 
"eserista de izquierda", incapaz en general de 
hilvanar en la mente ninguna clase de ideas sobre 
economia politica, pero que todo marxista se vera 



V. I. Lenin 



obligado a reconocer. No merece la pena discutir con 
el eserista de izquierda: basta sefialarlo con el dedo 
como un "ejemplo repulsivo" de charlatan; pero con 
el "comunista de izquierda" es preciso discutir, pues 
en este caso el error lo cometen marxistas, y el 
analisis de sus errores ayudara a la clase obrera a 
encontrar el camino certero. 

IV 

Para aclarar mas aiin la cuestion, citaremos 
primero un ejemplo concretisimo de capitalismo de 
Estado. Todos conocemos: Alemania. Alii tenemos la 
"ultima palabra" de la gran tecnica capitalista 
moderna y de la organizacion armonica, subordinada 
al imperialismo terrateniente-burgues . Dejemos a un 
lado las palabras subrayadas, coloquemos en lugar de 
Estado militar, terrateniente, burgues, imperialista, 
tambien un Estado, pero un Estado de otro tipo 
social, de otro contenido de clase, el Estado 
sovietico, es decir, proletario, y obtendremos toda la 
suma de condiciones que da como resultado el 
socialismo. 

El socialismo es inconcebible sin la gran tecnica 
capitalista basada en la ultima palabra de la ciencia 
moderna, sin una organizacion estatal armonica que 
someta a decenas de millones de personas a la mas 
rigurosa observancia de una norma unica en la 
produccion y distribucion de los productos. Los 
marxistas hemos hablado siempre de eso, y no 
merece la pena gastar siquiera dos segundos en 
conversar con gentes que no han comprendido ni 
siquiera eso (los anarquistas y una buena mitad de 
los eseristas de izquierda). 

Al mismo tiempo, el socialismo es inconcebible 
sin la dominacion del proletariado en el Estado: eso 
es tambien elemental. Y la historia (de la que nadie, 
excepto los obtusos mencheviques de primera 
categoria, esperaba que diera sin tropiezos, con 
calma, simple y llanamente el socialismo "integro") 
siguio un camino tan original que dio a luz hacia 
1918 dos mitades separadas de socialismo, una al 
lado de la otra, exactamente igual que dos futuros 
polluelos en el mismo cascaron del imperialismo 
internacional; Alemania y Rusia encarnaron en 1918 
del modo mas patente la realizacion material de las 
condiciones sociales, productivas y economicas del 
socialismo, de una parte, y de sus condiciones 
politicas, de otra. 

La revolucion proletaria victoriosa en Alemania 
rompera de golpe, con extraordinaria facilidad, todo 
cascaron del imperialismo (hecho, por desgracia, del 
mejor acero, por lo que no pueden romperlo los 
esfuerzos de cualquier. . . polluelo), haria realidad de 
modo seguro la victoria del socialismo mundial, sin 
dificultades o con dificultades insignificantes, si se 
toma, naturalmente, la escala de lo "dificil" desde el 
punto de vista historico universal y no desde el punto 
de vista pequenoburgues y de circulo. 

Mientras la revolucion tarde aiin en "nacer" en 



Alemania, nuestra tarea consiste en aprender de los 
alemanes el capitalismo de Estado, en implantarlo 
con todas las fuerzas, en no escatimar metodos 
dictatoriales para acelerar su implantacion mas aiin 
que Pedro I acelero la implantacion del progreso 
occidental por la barbara Rusia, sin reparar en 
medios barbaros de lucha contra la barbaric Si entre 
los anarquistas y eseristas de izquierda hay hombres 
(he recordado por casualidad los discursos de Karelin 
y Gue en el CEC) capaces de razonar a lo Narciso de 
que no es digno de revolucionarios "aprender" del 
imperialismo aleman, habra que decirles una cosa: 
una revolucion que tomara en serio a semej antes 
individuos se hundiria sin falta (y se lo tendria bien 
merecido). 

En Rusia predomina hoy precisamente el 
capitalismo pequenoburgues, del que un mismo 
camino lleva tanto al gran capitalismo de Estado 
como al socialismo, lleva a traves de una misma 
estacion intermedia, llamada "contabilidad y control 
por todo el pueblo de la produccion y distribucion de 
los productos". Quien no comprenda esto incurre en 
un error economico imperdonable, o bien por ignorar 
los hechos de la realidad, no viendo lo que existe ni 
sabiendo mirar a la verdad cara a cara, o bien por 
limitarse a una contraposicion abstracta del 
"capitalismo" y el "socialismo", sin calar hondo en 
las formas y fases concretas de esa transicion que 
esta sobreviniendo hoy en nuestro pais. Entre 
parentesis sea dicho, se trata del mismo error teorico 
que desconcerto a los mejores hombres del campo de 
Novaya Zhizn y Vperiod: los peores y medianos de 
entre ellos van, por torpes y anodinos, a la zaga de la 
burguesia, asustados por ella; los mejores no han 
comprendido que los maestros del socialismo no 
hablaron en vano de todo un periodo de transicion 
del capitalismo al socialismo ni recalcaron en vano 
los "largos dolores del parto" de la nueva sociedad; 
por cierto que esta nueva sociedad es tambien una 
abstraccion que solo puede hacerse realidad mediante 
intentos concretos, imperfectos y variados de crear 
uno u otro Estado socialista. 

Precisamente porque no se puede seguir 
avanzando desde la actual situacion economica de 
Rusia sin pasar por lo que es comun al capitalismo de 
Estado y al socialismo (la contabilidad y el control 
por todo el pueblo), es un completo absurdo teorico 
asustar a los demas y asustarse a si mismos con la 
"evolucion hacia el capitalismo de Estado" 
(Kommunist, num. 1, pag. 8, col. 1). Eso significa 
precisamente desviarse con el pensamiento, 
"apartandose" del verdadero camino de la 
"evolucion", no comprender dicho camino; en la 
practica, eso equivale a tirar hacia atras, hacia el 
capitalismo basado en la pequena propiedad. 

A fin de que el lector se convenza de que no hago 
solo hoy, ni mucho menos, una "alta" apreciacion del 
capitalismo de Estado, sino que la hice tambien antes 



Acerca del infantilismo "izquierdista" y del espiritu pequenoburgues 



de la toma del poder por los bolcheviques, me 
permito reproducir la siguiente cita de mi folleto La 
catdstrofe que nos amenaza y como combatirla, 
escrito en septiembre de 1917: 

"...Pues bien, prueben ustedes a sustituir ese 
Estado de junkers y capitalistas, ese Estado de 
terratenientes y capitalistas, con un Estado 
democratico revolucionario, es decir, con un Estado 
que suprima revolucionariamente todos los 
privilegios, que no tema implantar por via 
revolucionaria la democracia mas completa. Y 
entonces veran que el capitalismo monopolista de 
Estado, en un Estado democratico y revolucionario 
de verdad, representa inevitablemente, 

infaliblemente, jun paso, varios pasos hacia el 
socialismo!" 

".. .Porque el socialismo no es otra cosa que el 
paso siguiente despues del monopolio capitalista de 
Estado..." 

"...El capitalismo monopolista de Estado es la 
preparacion material mas completa para el 
socialismo, su antesala, un peldano de la escalera 
historica entre el cual y el peldano llamado 
socialismo no hay ningun peldano intermedio" (pags. 
27y28)*. 

Observese que eso fue escrito en tiempos de 
Kerenski, que se trata aqui de la dictadura del 
proletariado, no se trata del Estado socialista, sino del 
Estado "democratico revolucionario". <^No esta claro, 
pues, que cuanto mas alto nos hayamos elevado de 
ese peldano politico, cuanto mas hayamos plasmado 
en los Soviets el Estado socialista y la dictadura del 
proletariado, tanto menos podremos permitirnos 
temer el "capitalismo de Estado"? <^No esta claro, 
pues que en el sentido material, economico, de la 
produccion, no nos encontramos aiin en la "antesala" 
del socialismo? <^Y que no se puede entrar por la 
puerta del socialismo si no es cruzando esa 
"antesala", que nosotros aiin no hemos alcanzado? 

Se enfoque la cuestion desde el lado que se 
quiera, la conclusion sera siempre la misma: el 
razonamiento de los "comunistas de izquierda" 
acerca de la supuesta amenaza que supone para 
nosotros el "capitalismo de Estado" es un craso error 
economico y una prueba evidente de que estan 
prisioneros por completo precisamente de la 
ideologia pequenoburguesa. 

V 

Es tambien aleccionadora en extremo la 
circunstancia siguiente. 

Cuando discutimos en el CEC con el camarada 
Bujarin, este advirtio, entre otras cosas: en la 
cuestion de los sueldos elevados a los especialistas, 
"nosotros" (por lo visto, nosotros quiere decir los 
"comunistas de izquierda") "estamos a la derecha de 



Vease el tomo 7 de la presente edicion. (N. de 
Edit.) 



Lenin", pues no vemos en ello ningun apartamiento 
de los principios, recordando las palabras de Marx de 
que, en determinadas condiciones, lo mas 
conveniente para la clase obrera seria "deshacerse 
por dinero de toda esa cuadrilla" 58 (precisamente de 
la cuadrilla de capitalistas, es decir, indemnizar a la 
burguesia por la tierra, las fabricas y demas medios 
de produccion). 

Esta observacion, de extraordinario interes, pone 
de relieve, en primer lugar, que Bujarin esta muy por 
encima de los eseristas de izquierda y anarquistas, 
que no se ha hundido defmitivamente, ni mucho 
menos, en las frases hueras, sino que, por el 
contrario, trata de profundizar en las dificultades 
concretas de la transicion -dolorosa y dura 
transicion- del capitalismo al socialismo. 

Segundo esta observacion pone al descubierto con 
mayor evidencia aiin el error de Bujarin. 

En efecto. Profundicemos en el pensamiento de 
Marx. 

Se trata de la Inglaterra de los ahos 70 del siglo 
pasado, del periodo culminante del capitalismo 
premonopolista, del pais donde lo que menos habia 
entonces era militarismo y burocracia, del pais en el 
que existian entonces mayores probabilidad de 
victoria "pacifica" del socialismo en el sentido de 
que los obreros "indemnizasen" a la burguesia. Y 
Marx decia: en determinadas condiciones, los 
obreros no se negaran de ninguna manera a 
indemnizar a la burguesia. Marx no se ataba las 
manos -ni se las ataba a los futuros dirigentes de la 
revolucion socialista- en cuanto a las formas, 
metodos y procedimientos de la revolucion, 
comprendiendo muy bien cuan grande seria el 
numero de problemas nuevos que se plantearian, 
como cambiaria toda la situacion en el curso do la 
revolucion, con que frecuencia y en que medida 
habria de cambiar esa situacion. 

<^Y cual es la situacion en la Rusia Sovietica 
despues de haber tornado el poder el proletariado, 
despues de haber sido aplastados la resistencia 
militar y el sabotaje de los explotadores? <^No es 
evidente que se han creado algunas condiciones del 
tipo de las que podian haberse creado hace medio 
siglo en Inglaterra, si dicho pais hubiera empezado 
entonces el paso pacifico al socialismo? El 
sometimiento de los capitalistas a los obreros podria 
haberse asegurado entonces por las siguientes 
circunstancias: (1) predominio absoluto de los 
obreros, de los proletarios, entre la poblacion debido 
a la ausencia de campesinado (en los anos 70 habia 
en Inglaterra indicios que permitian esperar exitos de 
extraordinaria rapidez del socialismo entre los 
obreros agricolas); (2) excelente organizacion del 
proletariado en Uniones sindicales (Inglaterra era 
entonces el primer pais del mundo en este sentido); 
(3) nivel cultural relativamente alto del proletariado, 
disciplinado por el desarrollo secular de la libertad 



V. I. Lenin 



politica; (4) larga costumbre de los capitalistas de 
Inglaterra, magnificamente organizados — entonces 
eran los capitalistas mejor organizados de todos los 
paises del mundo (hoy esa primacia ha pasado a 
Alemania)-, de resolver los problemas politicos y 
economicos mediante un compromiso. He ahi las 
circunstancias que permitian entonces pensar en la 
posibilidad del sometimiento pacifico de los 
capitalistas de Inglaterra a sus obreros. 

En nuestro pais, ese sometimiento esta asegurado 
en el momento actual por ciertas premisas cardinales 
(triunfo en octubre y aplastamiento, desde octubre 
hasta febrero, de la resistencia militar y del sabotaje 
de los capitalistas). En nuestro pais, en lugar del 
predominio absoluto de los obreros, de los 
proletarios, entre la poblacion y de su alto nivel de 
organizacion, el factor de la victoria ha sido el apoyo 
de los campesinos pobres y arruinados con rapidez a 
los proletarios. Por ultimo, en nuestro pais no existen 
ni un elevado nivel cultural ni la costumbre de 
concertar compromisos. Si se piensa a fondo en estas 
condiciones concretas, estara claro que podemos y 
debemos conseguir ahora la combination de los 
metodos de represion implacable contra los 
capitalistas incultos, que no aceptan ningiin 
"capitalismo de Estado", que no conciben ningiin 
compromiso y siguen minando las medidas sovieticas 
por medio de la especulacion, el soborno de los 
pobres, etc., con los metodos de compromiso o de 
indemnizacion a los capitalistas cultos, que aceptan 
el "capitalismo de Estado", que pueden aplicarlo y 
que son utiles al proletariado como organizadores 
inteligentes y expertos de grandisimas empresas que 
cubran de verdad el abastecimiento de productos a 
decenas de millones de personas. 

Bujarin es un marxista economista 
magnificamente instruido. Por eso ha recordado que 
Marx tenia profundisima razon cuando ensenaba a 
los obreros la importancia que tiene conservar la 
organizacion de la gran produccion precisamente 
para facilitar el paso al socialismo y les hacia ver que 
era admisible por completo la idea de pagar bien a 
los capitalistas, de indemnizarlos en el caso (a titulo 
de excepcion: e Inglaterra lo era entonces) de que las 
circunstancias obligasen a los capitalistas a someterse 



En este sentido hay que mirar tambien la verdad cara a 
cara: la inclemencia, indispensable para el exito del 
socialismo, sigue siendo poca entre nosotros, y no porque 
falte decision. Tenemos bastante decision. Lo que nos falta 
es destreza para atrapar con la rapidez necesaria el 
niimero necesario de especuladores, merodeadores y 
capitalistas, de infractores de las medidas sovieticas. 
jPorque esa "destreza" se da unicamente organizando la 
contabilidad y el control! En segundo lugar, no hay 
bastante firmeza en los tribunales, que, en vez de condenar 
a los concusionarios al paredon, les imponen penas de 
medio ano de carcel. Estos dos defectos nuestros tienen la 
misma raiz social: la influencia del elemento pequeiio 
burgues, su falta de firmeza. 



pacificamente y a pasar de una manera organizada y 
culta al socialismo respaldandose en la 
indemnizacion. 

Pero Bujarin incurre en un error, pues no ha 
reflexionado sobre la peculiaridad concreta del 
momento actual en Rusia, un momento precisamente 
excepcional, en el que nosotros, el proletariado de 
Rusia, llevamos la delantera a cualquier Inglaterra y 
a cualquier Alemania por nuestro regimen politico, 
por la fuerza del poder politico de los obreros, y, al 
mismo tiempo, vamos rezagados del Estado mas 
atrasado de Europa Occidental en lo que se refiere a 
organizacion de un respetable capitalismo de Estado, 
a nivel cultural y grado de preparacion de la 
produccion material para "implantar" el socialismo. 
iNo esta claro que de esta situacion peculiar se 
deduce, para el momento actual, precisamente la 
necesidad de algo parecido a una "indemnizacion", 
que los obreros deben proponer a los capitalistas mas 
cultos, mas inteligentes y mas capaces, desde el 
punto de vista de organizacion, dispuestos a servir al 
Poder sovietico y ayudar honestamente a poner en 
marcha la produccion "estatal" grande y grandisima? 
^No esta claro que, en una situacion tan original, 
debemos esforzarnos por evitar los errores de dos 
tipos, cada uno de los cuales es pequenoburgues a su 
manera? Por una parte, seria un error irreparable 
declarar que, como se reconoce la falta de 
correspondencia entre nuestras "fuerzas" economicas 
y nuestra fuerza politica, "por consiguiente", no se 
debia haber tornado el poder. Asi razonan los 
"hombres enfundados" 59 , quienes olvidan que jamas 
habra "correspondencia", que no puede haberla en el 
desarrollo de la naturaleza, como tampoco en el 
desarrollo de la sociedad; que solo mediante una 
serie de intentos -cada uno de los cuales, tornado por 
separado, sera unilateral, adolecera de cierta falta de 
correspondencia- se creara el socialismo integro con 
la colaboracion revolucionaria de los proletarios de 
todos los paises. 

Por otra parte, seria un error evidente dar rienda 
suelta a los bocazas y vocingleros que se dejan llevar 
del espiritu revolucionario "llamativo", pero que son 
incapaces de llevar a cabo una labor revolucionaria 
firme, reflexiva y sopesada que tenga en cuenta 
asimismo las dificilisimas transiciones. 

Por fortuna, la historia del desarrollo de los 
partidos revolucionarios y de la lucha del 
bolchevismo contra ellos nos ha dejado en herencia 
tipos claramente defmidos, entre los cuales figuran 
los eseristas de izquierda y lo anarquistas, que son 
una ilustracion bastante grafica del tipo de los malos 
revolucionarios. Gritan ahora -hasta darles accesos 
de histeria y atragantarse- contra el "espiritu de 
conciliacion" de los "bolcheviques de derecha". Pero 
no saben pensar por que era malo el "espiritu de 
conciliacion" y por que fue condenado en justicia por 
la historia y el curso de la revolucion. 



Acerca del infantilismo "izquierdista" y del espiritu pequenoburgues 



El espiritu de conciliacion de los tiempos de 
Kerenski entregaba el poder a la burguesia 
imperialista, y la cuestion del poder es la cuestion 
cardinal de toda revolucion. El espiritu de 
conciliacion de una parte de los bolcheviques en 
octubre-noviembre de 1917 60 temia la toma del poder 
por el proletariado o queria compartir a medias el 
poder no solo con los "companeros de viaje 
inseguros", como los eseristas de izquierda, sino 
tambien con los enemigos, los adeptos de Chernov, 
los mencheviques, que nos habrian estorbado 
inevitablemente en lo fundamental: en la disolucion 
de la Constituyente 61 en el aplastamiento implacable 
de los Bogaievski 62 en la implantacion total de las 
instituciones sovieticas, en cada confiscacion. 

Ahora ha tornado el poder, lo sostiene y afianza 
en sus manos un partido, el partido del proletariado, 
incluso sin los "companeros de viaje inseguros". 
Mentar hoy el espiritu de conciliacion, cuando no se 
habla ni puede hablarse siquiera de compartir el 
poder, de renunciar a la dictadura de los proletarios 
contra la burguesia, significa simplemente repetir 
como un loro palabras aprendidas de memoria, pero 
no comprendidas. Denominar "espiritu de 
conciliacion" el hecho de que, como podemos y 
debemos gobernar el pais, tratamos de ganarnos, sin 
escatimar dinero, a los elementos mas cultos, 
instruidos por el capitalismo, de ponerlos a nuestro 
servicio contra la disgregacion sembrada por los 
pequenos propietarios, significa no saber pensar en 
absolute en las tareas economicas de la edificacion 
del socialismo. 

Y por eso -por muy bien que testifique al 
camarada Bujarin la circunstancia de que "se 
avergonzara" al punto en el CEC del "servicio" que 
le prestaron los Karelin y los Gue-, pese a ello, sigue 
constituyendo una seria advertencia a la corriente de 
los "comunistas de izquierda" la critica que se hace a 
sus companeros de lucha politica. 

He ahi a Znamia Trudd, el organo de los eseristas 
de izquierda, que en su numero del 25 de abril de 
1918 declaraba con orgullo: "La posicion actual de 
nuestro partido se solidariza con otra corriente del 
bolchevismo (con Bujarin, Pokrovski y otros)". He 
ahi al menchevique Vperiod, de esa misma fecha, que 
contenia, entre otras cosas, la "tesis" siguiente del 
conocido menchevique Isuv: 

"La politica del Poder sovietico, ajena desde el 
primer momento al caracter proletario genuino, 
emprende en los ultimos tiempos y cada dia de 
manera mas abierta la senda del acuerdo con la 
burguesia y adquiere un caracter antiobrero 
evidente. Bajo la bandera de la nacionalizacion de 
la industria se aplica una politica de implantacion 
de los trusts industriales; bajo la bandera del 
restablecimiento de las fuerzas productivas del 
pais se hacen intentos de acabar con la Jornada de 
ocho horas, de implantar el trabajo a destajo y el 



sistema Taylor, las listas negras y las cedulas de 
identidad discriminatorias. Esta politica amenaza 
con privar al proletariado de sus conquistas 
fundamentales en el terreno economico y 
convertirlo en una victima de la ilimitada 
explotacion por parte de la burguesia". 
^Verdad que es magnifico? 

Los amigos de Kerenski, que sostuvieron con el la 
guerra imperialista en nombre de los tratados 
secretos, que prometian anexiones a los capitalistas 
rusos; los colegas de Tsereteli, que el 1 1 de junio se 
disponia a desarmar a los obreros 63 , los Liberdan 64 , 
que encubrian el poder de la burguesia con frases 
rimbombantes; ellos, jellos! acusan al Poder 
sovietico de concertar un "acuerdo con la burguesia", 
de "implantar los trusts" (jes decir, de implantar 
precisamente el "capitalismo de Estado"!), de 
implantar el sistema Taylor 

Si, hay que entregar a Isuv una medalla en 
nombre de bolcheviques, y su tesis debe ser expuesta 
en cada club obrero y en cada sindicato como modelo 
de discursos provocadores de la burguesia. Los 
obreros conocen ahora bien, conocen por experiencia 
propia en todas partes, a los Liberdan, los Tsereteli y 
los Isuv, y sera archipoderoso para los obreros 
reflexionar atentamente por que semejantes lacayos 
de la burguesia los provocan para que se resistan al 
sistema Taylor y a la "implantacion de los trusts". 

Los obreros conscientes confrontaran 
reflexivamente la "tesis" de Isuv, el amigo de los 
senores Liberdan y Tsereteli, con la siguiente tesis de 
los "comunistas de izquierda": 

"La implantacion de la disciplina de trabajo, 
con motivo del restablecimiento de la direccion de 
los capitalistas en la produccion, no podra 
aumentar de manera substancial el rendimiento 
del trabajo, pero disminuira la iniciativa, la 
diligencia y el grado de organizacion de clase del 
proletariado. Amenaza con esclavizar a la clase 
obrera y despertara el descontento tanto de los 
sectores atrasados como de la vanguardia del 
proletariado. Para poner en practica este sistema, 
con el odio reinante entre los medios proletarios 
contra "los saboteadores capitalistas", el Partido 
Comunista tendria que apoyarse en la pequena 
burguesia contra los obreros y, con ello, hundirse 
como partido del proletariado" (Kommunist, num. 
l,pag. 8, col. 2). 

He ahi la prueba mas palpable de como han caido 
en la trampa los "izquierdistas", de como se han 
dejado llevar por la provocacion de los Isuv y otros 
Judas del capitalismo. He ahi una buena leccion que 
se ha dado a los obreros, quienes saben que 
precisamente la vanguardia del proletariado esta a 
favor de que se implante la disciplina de trabajo, que 
es precisamente la pequena burguesia la que se 
esfuerza mas que nadie por destruir esa disciplina. 
Palabras del tipo de las que figuran en la tesis de los 



V. I. Lenin 



"izquierdistas" que acabamos de citar constituyen el 
mayor oprobio, una abjuracion total del comunismo 
de hecho, una plena desercion al campo precisamente 
de la pequena burguesia. 

"Con motivo del restablecimiento de la direccion 
de los capitalistas": ahi teneis las palabras con que 
piensan "defenderse" los "comunistas de izquierda". 
Es una defensa que no vale para nada, pues, primero, 
el Poder sovietico entrega la "direccion" a los 
capitalistas, existiendo los comisarios obreros o los 
comites obreros, que vigilan cada paso del dirigente, 
aprenden de su experiencia de direccion y tienen la 
posibilidad no solo de apelar contra las disposiciones 
del dirigente, sino de destituirlo por conducto de los 
organismos del Poder sovietico. Segundo, se entrega 
la "direccion" a los capitalistas para que desempenen 
funciones ejecutivas durante el tiempo de trabajo, 
cuyas condiciones fija precisamente el Poder 
sovietico y son abolidas y revisadas por el. Tercero, 
el Poder sovietico entrega la "direccion" a los 
capitalistas no como capitalistas, sino como tecnicos 
especialistas u organizadores, a los que asigna una 
alta remuneracion por su trabajo. Y los obreros saben 
muy bien que los organizadores de las empresas 
verdaderamente grandes y grandisimas, de los trusts 
o de otras instituciones pertenecen, en el noventa y 
nueve por ciento de los casos, a la clase de los 
capitalistas, lo mismo que los tecnicos de primera; 
pero es precisamente a ellos a quienes debemos 
admitir nosotros, el partido proletario, como 
"dirigentes" del proceso de trabajo y de la 
organizacion de la produccion, pues no hay otros mas 
que ellos que tengan practica y experiencia de eso. 
Porque los obreros, que nan salido ya de la primera 
infancia, del periodo en que podian desorientarlos la 
frase "izquierdista" o el relajamiento 
pequenoburgues, marchan hacia el socialismo 
precisamente a traves de la direccion capitalista de 
los trusts, a traves de la gran produccion mecanizada, 
a traves de las empresas con un giro anual de varios 
millones, solo a traves de esa produccion y de esas 
empresas. Los obreros no son pequenos burgueses. 
No temen al gran "capitalismo de Estado", sino que 
lo aprecian como un instrumento suyo, proletario, 
que su poder, el Poder sovietico, utilizara contra la 
disgregacion y la desorganizacion peculiares de los 
pequenos propietarios. 

Los unicos que no comprenden eso son los 
intelectuales desclasados -y, por ello, 
pequenoburgueses hasta la medula-, cuyo prototipo 
en el grupo de los "comunistas de izquierda" y en su 
revista es Osinski, cuando escribe: 

"...Toda la iniciativa en la organizacion y 
direccion de la empresa pertenecera a los 
"organizadores de los trusts": porque nosotros no 
queremos ensenarles, no queremos convertirlos 
en simples trabajadores, sino aprende de ellos" 
{Kommunist, num. 1, pag. 14, col. 2). 



Los esfuerzos por ironizar en esta frase estan 
dirigidos contra mis palabras: "aprender el 
socialismo de los organizadores de los trusts". 

A Osinksi eso le parece ridiculo. Quiere convertir 
a organizadores de los trusts en "simples 
trabajadores". Si esto lo hubiera escrito un hombre de 
la misma edad que aquel de quien decia el poeta: 
"Solo quince anos, <^no mas?" 65 , no habria de que 
sorprenderse. Pero resulta algo extrano oir esas 
palabras en boca de un marxista que ha aprendido 
que el socialismo es imposible sin aprovechar las 
conquistas de la tecnica y de la cultura alcanzadas 
por el gran capitalismo. En este caso no ha quedado 
ni rastro de marxismo. 

No. Solo son dignos de llamarse comunistas 
quieren comprenden que es imposible crear o 
implantar el socialismo sin aprender de los 
organizadores de los trusts. Porque el socialismo no 
es una invencion, sino la asimilacion y la aplicacion 
por la vanguardia proletaria, despues de conquistar el 
poder, de todo lo creado por los trusts. Nosotros, el 
partido del proletariado, no podemos sacar de ningun 
sitio la pericia para organizar la gran produccion del 
tipo de los trusts, como los trusts; no podemos 
sacarla de ningun sitio como no sea de los mejores 
especialistas del capitalismo. 

No tenemos nada que ensenarles, a no ser que nos 
planteemos el pueril objetivo de "ensenar" el 
socialismo a los intelectuales burgueses: no hay que 
ensenarles, sino expropiarlos (cosa que en Rusia se 
hace con bastante "decision"), hay que acabar con su 
sabotaje, hay que someterlos, como sector o grupo, al 
Poder sovietico. Nosotros, en cambio, si no somos 
comunistas de edad infantil ni de mentalidad pueril, 
debemos aprender de ellos, tenemos cosas que 
aprender, pues el partido del proletariado y la 
vanguardia del proletariado carecen de experiencia 
para trabajar independientemente en la organizacion 
de grandisimas empresas que sirvan a decenas de 
millones de habitantes. 

Y los mejores obreros de Rusia lo han 
comprendido. Han empezado a aprender de los 
capitalistas organizadores de los ingenieros 
dirigentes, de los tecnicos especialistas. Han 
empezado con firmeza y precaucion por lo mas facil, 
pasando gradualmente a lo mas dificil. Si las cosas 
van mas despacio en la metalurgia y en la 
construccion de maquinaria, ello se debe a que es un 
asunto mas dificil. Pero los obreros textiles, 
tabaqueros y curtidores no temen, como los 
intelectuales pequenoburgueses desclasados, al 
"capitalismo de Estado", no temen "aprender de los 
organizadores de los trusts". En las instituciones 
dirigentes centrales, como la "Direccion General de 
la Industria del Cuero" o el "Comite Central de la 
Industria Textil", estos obreros se sientan a la misma 
mesa que los capitalistas, aprenden de ellos, 
organizan los trusts, organizan el "capitalismo de 



Acerca del infantilismo "izquierdista" y del espiritu pequenoburgues 



Estado", que con el Poder sovietico es la antesala del 
socialismo, una condicion de la firme victoria del 
socialismo. 

Esta labor de los obreros avanzados de Rusia, al 
lado de la que despliegan para implantar la disciplina 
de trabajo, ha empezado y se realiza sin ruido, sin 
brillantez, sin el estruendo y el griterio que necesitan 
algunos "izquierdistas', con inmensa prudencia y 
paso a paso, teniendo en cuenta las lecciones de la 
actividad practica. Esta dura labor de aprendizaje 
practico a crear la gran produccion es la garantia de 
que marchamos por el camino certero; la garantia de 
que los obreros conscientes de Rusia luchan contra la 
disgregacion y la desorganizacion peculiares de los 
pequenos propietarios, contra la indisciplina pequeno 
burguesa ; la garantia del triunfo del comunismo. 

VI 

Para terminar, dos observaciones. 

Cuando el 4 de abril de 1918 discuti con los 
"comunistas de izquierda" (vease Kommunist, num. 
1, pag. 4, nota) les plantee a bocajarro una cuestion: 
probad a explicar que os disgusta en el decreto sobre 
los ferrocarriles 66 , presentad vuestras enmiendas. 
Teneis el deber de hacerlo como dirigentes sovieticos 
del proletariado, pues, de otro modo, vuestras 
palabras no pasaran de ser frases hueras. 

El 20 de abril de 1918 aparecio el numero 1 de 
Kommunist, pero en el no se dice ni una palabra de 
como debe modificarse o corregirse, a juicio de los 
"comunistas de izquierda", el decreto sobre los 
ferrocarriles. 

Con ese silencio, los "comunistas de izquierda" se 
nan condenado a si mismos. Se han limitado a lanzar 
invectivas y hacer alusiones al decreto sobre los 
ferrocarriles (pags. 8 y 16 del num. 1), pero no han 
contestado nada coherente a esta pregunta: "^Como 
corregir el decreto, si es erroneo?" 

Huelgan los comentarios. Los obreros conscientes 
calificaran de "isuvista" o de frase huera semejante 
"critica" del decreto sobre los ferrocarriles (que es un 
modelo de nuestra pauta, de la pauta de firmeza, de la 
pauta de la dictadura, de la pauta de la disciplina 
proletaria). 

Otra observacion. En el num. 1 de Kommunist se 
publica una resena del camarada Bujarin, muy 
elogiosa, sobre mi folleto El Estado y la revolucion . 



* Es elocuente en extremo que los autores de las tesis 
no digan ni palabra sobre la significacion de la 
dictadura del proletariado en la esfera economica de 
la vida. Hablan solamente "de organizacion", etc. 
Pero eso lo admite tambien el pequeno burgues, que 
teme precisamente la dictadura de los obreros en las 
relaciones economicas. El revolucionario proletario 
jamas habria podido "olvidar" en un momento como 
el actual esta "medula" de la revolucion proletaria, 
enfilada contra las bases economicas del capitalismo. 
"* Vease el tomo 7 de la presente edicion. 



Pero, por muy valiosas que sean para mi las 
opiniones de hombres como Bujarin, debo decir 
honradamente que el cardcter de la resena pone al 
desnudo un hecho triste y significativo: Bujarin 
enfoca las tareas de la dictadura del proletariado de 
cara alpasado y no al futuro. Bujarin ha observado y 
subrayado todo lo que pueden tener de comun en el 
problema del Estado el revolucionario proletario y el 
revolucionario pequenoburgues. Bujarin "no ha 
visto" precisamente lo que separa al primero del 
segundo. 

Bujarin ha visto y recalcado que el viejo 
mecanismo del Estado debe ser "destruido", 
"dinamitado", que es preciso "acabar de estrangular" 
a la burguesia, etc. El enfurecido pequeno burgues 
tambien puede querer eso. Y eso lo ha hecho ya, en 
lineas generales, nuestra revolucion desde octubre de 
1917hastafebrerode 1918. 

Pero en mi folleto se habla tambien de lo que no 
puede querer el pequeno burgues, ni siquiera el mas 
revolucionario, de lo que quiere el proletario 
consciente, de lo que no ha hecho aim nuestra 
revolucion. Y Bujarin ha guardado silencio sobre esta 
tarea, sobre la tarea del dia de manana. 

No obstante, tengo motivos de sobra para no 
guardar silencio sobre el particular, primero, porque 
debe esperarse de un comunista mas atencion a las 
tareas de manana que a las de ayer; y, segundo, 
porque mi folleto fue escrito antes de que los 
bolcheviques tomaramos el poder, cuando no se 
podia obsequiar a los bolcheviques con una 
consideracion pequenoburguesa vulgar: "Claro, 
despues de haber conquistado el poder hablan, 
naturalmente, de disciplina..." 

"...El socialismo se transformara gradualmente en 
comunismo... pues los hombres se acostumbran a 
observar las reglas elementales de la convivencia 
social sin violencia ni subordinacion" (El Estado y la 
revolucion, pags. 77-78. Por consiguiente, se hablaba 
de las "reglas elementales" antes de tomar el poder). 

"...Y solo entonces comenzara a extinguirse la 
democracia...", por la razon de que "los hombres se 
habituaran poco a poco a observar las reglas 
elementales de convivencia, conocidas a lo largo de 
los siglos y repetidas desde hace miles de anos en 
todos los preceptos; a observarlas sin violencia, sin 
coercion, sin subordinacion, sin ese aparato especial 
de coercion que se llama Estado" (ob. cit., pag. 84; 
de los "preceptos" se hablo antes de tomar el poder). 

". ..La fase superior de desarrollo del comunismo" 
(a cada cual, segiin sus necesidades; de cada cual, 
segiin su capacidad) "presupone una productividad 
del trabajo que no es la actual y hombres que no son 
los actuales filisteos, capaces -como los seminaristas 
de Pomialovski 67 - de dilapidar "a tontas y a locas" la 
riqueza social y de pedir lo imposible" (ob. cit., pag. 
91). 

"...Mientras llega la fase "superior" del 



V. I. Lenin 



comunismo, los socialistas exigen el mas riguroso 
control por parte de la sociedad y por parte del 
Estado sobre la medida de trabajo y la medida de 
consumo..." (ibidem). 

"...Contabilidad y control: eso es lo principal que 
se necesita para "poner a punto" y para que funcione 
bien la primera fase de la sociedad comunista" (ob. 
cit., pag. 95). Y ese control debe ser establecido no 
solo sobre "la insignificante minoria de capitalistas, 
sobre los senoritos que quieran conservar sus habitos 
capitalistas", sino tambien sobre los obreros 
"profundamente corrompidos por el capitalismo" (ob. 
cit., pag. 96), y sobre "los haraganes, los senoritos, 
los truhanes y demas depositarios de las tradiciones 
del capitalismo" (ibidem). 

Es significativo que Bujarin no haya subrayado 
esto. 

5 de mayo de 1918. 

Publicado los dias 9, 10 y 11 de mayo de 1918 en 
los nums. 88, 89 y 90 de "Pravda ". 
T. 36, pdgs. 283-314. 



TESIS SOBRE LA SITUACION ACTUAL. 



I 

Se ha senalado ya muchas veces en la prensa 
bolchevique y reconocido en resoluciones oficiales 
de los organos del Poder superior sovietico que la 
situacion internacional de la Republica Sovietica, 
rodeada de potencias imperialistas, es inestable en 
extremo. 

En los ultimos dias, es decir, en la primera decada 
de mayo de 1918, la situacion politica se ha agravado 
extraordinariamente en virtud de causas tanto 
exteriores como interiores. 

Primero, se ha intensificado la ofensiva directa de 
la tropas contrarrevolucionarias (de Semionov y 
otros) con ayuda de los japoneses en el Extremo 
Oriente; a este respecto, una serie de indicios ha 
mostrado la posibilidad de que toda la coalicion 
imperialista antialemana llegue a un acuerdo, 
tomando como base la presentacion de un ultimatum 
a Rusia: o peleas contra Alemania o te invadiran los 
japoneses con nuestra ayuda. 

Segundo, despues de Brest, en la politica alemana 
se ha impuesto, en general, el partido belicista, que 
ahora puede imponerse tambien de un momento a 
otro en la cuestion de una ofensiva general inmediata 
contra Rusia, es decir, dar de lado por completo la 
otra politica de los medios imperialistas burgueses de 
Alemania, que aspiran a nuevas anexiones en Rusia 
pero que, hoy por hoy, quieren la paz con ella y no 
una ofensiva general contra ella. 

Tercero, la restauracion del monarquismo burgues 
y terrateniente en Ucrania con el apoyo de los 
elementos democonstitucionalistas y octubristas de la 
burguesia de toda Rusia y con la ayuda de las tropas 
alemanas tenia forzosamente que exacerbar la lucha 
frente a la contrarrevolucion en nuestro pais, tenia 
que dar alas a los planes de nuestra contrarrevolucion 
y elevar sus animos. 

Cuarto, se ha agravado en extremo el desbarajuste 
en el abastecimiento que ha conducido en muchos 
lugares a una verdadera hambre, debido a que Rostov 
del Don ha quedado cortado de nosotros y tambien a 
los esfuerzos de la pequena burguesia y de los 
capitalistas en general por frustrar el monopolio del 
trigo y la resistencia de insuficientes firmeza, 
disciplina e inclemencia de la clase dominante, es 
decir, del proletariado, a esos afanes, esfuerzos e 
intentos. 



II 

La politica exterior del Poder sovietico en modo 
alguno debe cambiar. Nuestra preparacion militar no 
ha terminado aun, por lo que la consigna general 
sigue siendo la misma: maniobrar, replegarse y 
esperar, prosiguiendo esa preparacion con todas las 
fuerzas. 

Sin renunciar en general, ni mucho menos, a los 
acuerdos militares con una coalicion imperialista 
contra la otra en los casos en que esos acuerdos, sin 
infringir los fundamentos del Poder sovietico, puedan 
fortalecer su situacion y paralizar el ataque contra el 
por parte de cualquier potencia imperialista, en el 
momento actual no podemos aceptar un acuerdo 
militar con la coalicion anglo-francesa. Porque para 
esta coalicion es de verdadera importancia distraer 
del Oeste a las tropas de Alemania, es decir, que 
avancen numerosos cuerpos de ejercito japoneses 
hacia el corazon de la Rusia europea, y esa condicion 
es inaceptable porque significa la bancarrota 
completa del Poder Sovietico. Si la coalicion anglo- 
francesa nos presentara ultimatum de ese genero, 
responderiamos con una negativa, pues el peligro de 
avance japones puede ser paralizado con menos 
dificultades (o puede ser alejado por mas tiempo) que 
el peligro de ocupacion de Petrogrado, Moscii y la 
mayor parte de la Rusia europea por los alemanes. 

Ill 

Al fijar las tareas de la politica exterior del Poder 
sovietico en estos momentos, hay que observar la 
mayor prudencia, cautela y firmeza para no ayudar, 
con un paso irrefiexivo o precipitado, a los elementos 
extremistas de los partidos belicistas del Japon o de 
Alemania. 

Se trata de que en esos dos paises, los elementos 
extremistas del partido belicista estan a favor de una 
ofensiva inmediata y general contra Rusia para 
ocupar todo su territorio y derrocar el Poder 
sovietico. Y esos elementos extremistas pueden 
imponerse de un momento a otro. 

Mas, por otra parte, es un hecho indudable que la 
mayoria de la burguesia imperialista de Alemania se 
opone a esa politica y prefiere en el momento actual 
una paz anexionista con Rusia y no proseguir la 
guerra, considerando que semejante guerra distraeria 
fuerzas del Oeste, aumentaria la inestabilidad de la 
situacion interior en Alemania, ya de por si notable, y 



V. I. Lenin 



dificultaria la obtencion de materias primas de los 
lugares sublevados o damnificados por la destruccion 
de los ferrocarriles, la siembra insuficiente, etc., etc. 

El afan japones de atacar a Rusia se ve frenado, 
primero, por el peligro de movimiento y de las 
insurrecciones en China; segundo, por cierto 
antagonismo de Norteamerica, que teme el 
fortalecimiento del Japon y confia en conseguir 
materias primas de Rusia con mayor facilidad en 
condiciones de paz. 

Por supuesto, es muy posible que tanto en el 
Japon como en Alemania se impongan de un 
momento a otro los elementos extremistas del partido 
belicista. Mientras no estalle la revolucion en 
Alemania no podra haber ninguna garantia contra 
ello. La burguesia norteamericana puede 
confabularse con la japonesa; y la japonesa, con la 
alemana. Por eso, la mas intensa preparacion militar 
es un deber absoluto nuestro. 

Pero mientras existan algunas probabilidades, por 
pocas que sean, de conservar la paz o de firmar la paz 
con Finlandia, Ucrania y Turquia, al precio de nuevas 
anexiones o nuevas perdidas, no debemos dar en 
modo alguno ningiin paso que pueda ayudar a los 
elementos extremistas del partido belicista de las 
potencias imperialistas. 

IV 

En el problema de la intensa preparacion militar, 
lo mismo que en el de la lucha contra el hambre, 
figura en primer piano la tarea de organizacion. 

No puede hablarse de una preparacion militar mas 
o menos seria sin veneer las dificultades alimenticias, 
sin asegurar a la poblacion un abastecimiento 
acertado de pan, sin implantar el orden mas severo en 
el transporte ferroviario, sin establecer entre las 
masas de la poblacion trabajadora (y no solo en sus 
capas superiores) una disciplina verdaderamente 
ferrea. Es en este terreno precisamente en el que 
llevamos mas retraso. 

Justamente esta verdad es la que no comprenden 
en absoluto los elementos eseristas de izquierda y 
anarquistas que lanzan gritos a formar comites 
"insurreccionales" y aullidos, llamando ";a las 
armas!", etc. Esos gritos y aullidos son el colmo de la 
estupidez y de la palabreria de lo mas ruin, 
despreciable y repulsiva, pues resulta ridiculo hablar 
de "insurreccion" y "comites insurreccionales" 
cuando el Poder sovietico central pone todas sus 
fuerzas a convencer a la poblacion de que debe 
aprender el arte militar y armarse, cuando tenemos 
muchas mas armas de las que somos capaces de 
contar y distribuir, cuando precisamente el 
desbarajuste economico y la falta de disciplina nos 
impiden utilizar las armas existentes y nos obligan a 
perder un tiempo precioso que necesitamos para 
prepararnos. 

La intensa preparacion militar para una guerra 
seria no requiere arrebatos, gritos ni consignas de 



combate, sino una labor prolongada, intensa, 
tenacisima de disciplinada a gran escala. Hay que dar 
una replica contundente a los elementos eseristas de 
izquierda y anarquistas que no desean comprender 
estos y no dejar que contagien su histerismo a ciertos 
elementos de nuestro partido proletario, comunista. 

V 

Se necesita una lucha implacable contra la 
burguesia que asoma la oreja en los ultimos dias 
como consecuencia de las circunstancias antes 
indicadas; hay que declarar el estado de sitio, 
clausurar periodicos, detener a los cabecillas, etc. 
Estas medidas son tan imprescindibles como la 
campana militar contra la burguesia rural, que no 
entrega los excedentes de cereales y frustra el 
monopolio del trigo. Sin la disciplina ferrea del 
proletariado es imposible salvarse ni de la 
contrarrevolucion ni del hambre. 

Debe tenerse en cuenta, en particular, que la 
burguesia ha utilizado en los ultimos dias, con 
maestria inigualable, con la habilidad de un virtuoso, 
otra arma contra el Poder sovietico: sembrar el 
panico. Y algunos de nuestros camaradas, sobre todo 
de los menos firmes ante las frases revolucionarias de 
los eseristas de izquierda y anarquistas, se han dejado 
llevar, presos del panico o no viendo la divisoria que 
separa a la prevencion legitima y necesaria contra los 
peligros que nos amenazan a causa de la siembra del 
panico. 

Es necesario tener bien presentes las 
peculiaridades fundamentales de toda la actual 
situacion politica y economica de Rusia, en virtud de 
las cuales nada se gana con arrebatos de ninguna 
clase. Es preciso que asimilemos y hagamos asimilar 
a todos los obreros la verdad de que solo una labor 
firme y paciente para crear y restablecer la disciplina 
proletaria y aplastar sin piedad a los hampones, los 
kulaks y desorganizadores puede salvar al Poder 
sovietico en el momento actual, en el momento de 
una de las transiciones mas dificiles y peligrosas, 
inevitable como consecuencia de que la revolucion se 
retrasa en Occidente. 

Escrito el 12 6 13 de mayo de 1918. Publicado 
por primer a vez en 1929, en la "Recopilacion 
Leninista ", t. XI. 

T. 36, pdgs. 322-326. 



EL HAMBRE. 



(Carta a los obreros de Petrogrado) 

Camaradas: Hace unos dias me visito un delegado 
vuestro, miembro del partido y obrero de la fabrica 
Putilov. Este camarada me describio con lujo de 
pormenores el cuadro, en extremo penoso, del 
hambre que se pasa en Petrogrado. Todos sabemos 
que, en numerosas provincias industrials, el 
problema del abastecimiento presenta la misma 
gravedad; el hambre llama con no menos dolor a las 
puertas de los obreros y de los pobres en general. 

Y al mismo tiempo observamos el desenfreno de 
la especulacion con el pan y otros articulos 
alimenticios. El hambre no se debe a que falte grano 
en Rusia, sino a que la burguesia y todos los ricos 
despliegan la lucha final, la lucha decisiva, contra el 
dominio de los trabajadores, contra el Estado de los 
obreros, contra el Poder sovietico, en el problema 
mas importante y grave: el del trigo. La burguesia y 
todos los ricos, incluidos los ricachos del campo, los 
kulaks, hacen fracasar el monopolio del trigo y la 
distribucion de cereales por el Estado, implantada en 
beneficio y provecho del abastecimiento de toda la 
poblacion, en primer termino de los obreros, de los 
trabajadores, de los necesitados. La burguesia 
sabotea los precios de tasa, especula con los cereales, 
se gana cien o doscientos rublos, e incluso mas, en 
cada pud, destruye el monopolio del trigo e impide la 
justa distribucion, recurriendo a la corrupcion y al 
soborno, al apoyo premeditado de cuanto pueda 
hundir el poder de los obreros, que pugna por llevar a 
la practica el primer principio del socialismo, su 
principio basico y fundamental: "El que no trabaja, 
no come". 

"El que no trabaja, no come": esto lo comprende 
cualquier trabajador. Con ello estan de acuerdo todos 
los obreros, todos los campesinos pobres e incluso 
los campesinos medios, todo el que haya conocido 
las necesidades, todo el que haya vivido alguna vez 
de su trabajo. Las nueve decimas partes de la 
poblacion de Rusia estan de acuerdo con esta verdad 
sencilla, la mas sencilla y evidente, que constituye la 
base del socialismo, el manantial inagotable de su 
fuerza, la firme garantia de su victoria defmitiva. 

Mas lo esencial consiste, precisamente, en que 
una cosa es expresar la conformidad con esta verdad, 
jurar que se la comparte y reconocerla de palabra, y 
otra saber aplicarla en la practica. Cuando centenares 



de miles y millones de seres padecen el suplicio del 
hambre (en Petrogrado, en las provincias no agricolas 
y en Moscu) en un pais donde los ricos, los kulaks y 
los especuladores ocultan millones y millones de 
puds de cereales, en un pais que se denomina 
Republica Socialista Sovietica, hay motivos para que 
cada obrero y campesino consciente reflexione del 
modo mas serio y profundo. 

"El que no trabaja, no come": <^c6mo llevar esto a 
la practica? Es claro como la luz del dia que para ello 
se precisa: primero, el monopolio estatal del trigo, es 
decir, la prohibicion absoluta de todo comercio 
privado de cereales, la entrega obligatoria al Estado 
de todos los excedentes de cereales a precios de tasa, 
la prohibicion absoluta a quienquiera que sea de 
retener y ocultar los excedentes; segundo, un 
recuento minucioso de todos los excedentes de 
cereales y su envio, irreprochablemente organizado, 
de los lugares donde abundan a los puntos donde 
escasean, acopiandose al mismo tiempo reservas para 
el consumo y la siembra; tercero, una distribucion 
acertada y equitativa de los cereales entre todos los 
ciudadanos del pais, bajo el control del Estado 
obrero, del Estado proletario, sin privilegios ni 
ventajas de ningiin genero para los ricos. 

Basta reflexionar, por poco que sea, en estas 
condiciones de la victoria sobre el hambre para 
comprender la profundisima estupidez de los 
despreciables charlatanes anarquistas, que niegan la 
necesidad del poder estatal (implacablemente severo 
con la burguesia, implacablemente riguroso con los 
desorganizadores del mismo) para pasar del 
capitalismo al comunismo, para emancipar a los 
trabajadores de todo yugo y de toda explotacion. 
Precisamente ahora, cuando nuestra revolucion ha 
empezado a acometer de lleno, de manera concreta y 
practica (y en esto consiste su inmenso merito) las 
tareas de la realizacion del socialismo, precisamente 
ahora -por cierto, en el problema mas importante, el 
de los cereales- se ve con perfecta claridad la 
necesidad de un ferreo poder revolucionario, de la 
dictadura del proletariado, de la organizacion del 
acopio de productos, de su transporte y su 
distribucion en masa a escala nacional, teniendo en 
cuenta las necesidades de decenas y centenares de 
millones de seres, teniendo en cuenta las condiciones 
y los resultados de la produccion no solo con uno, 



V. I. Lenin 



sino con muchos anos de antelacion (pues se dan 
anos de malas cosechas, a veces se necesitan trabajos 
de mejoramiento del terreno para que aumente la 
cosecha de cereales, lo que requiere una labor de 
muchos anos, etc.). 

Romanov y Kerenski dejaron en herencia a la 
clase obrera un pais arruinado hasta el extremo por 
su guerra de rapina, criminal y durisima, un pais 
desvalijado totalmente por los imperialistas rusos y 
extranjeros. Solo habra cereales para todos si se 
registra del modo mas riguroso cada pud, si se 
precede con la mas absoluta equidad en la 
distribucion de cada libra de pan. El pan para las 
maquinas, es decir, el combustible, escasea tambien 
mucho: si no ponemos en tension todas las fuerzas 
para conseguir una economia inflexiblemente 
rigurosa en su consumo, una acertada distribucion, se 
paralizaran los ferrocarriles y las fabricas, y el paro 
forzoso y el hambre haran sucumbir a todo el pueblo. 
La catastrofe nos amenaza, esta materialmente a un 
paso de nosotros. Tras las inusitadas dificultades de 
mayo vienen otras mas penosas aun en junio, julio y 
agosto. 

El monopolio estatal del trigo existe en nuestro 
pais, en virtud de una ley; pero, de hecho, es violado 
a cada paso por la burguesia. El ricachon de la aldea, 
el kulak, ese parasito que durante decenios ha venido 
saqueando a toda la comarca, prefiere lucrarse con la 
especulacion y con la destilacion clandestina de 
alcohol -jtan beneficiosas para su bolsillo!- y echar la 
culpa del hambre al Poder sovietico. Exactamente 
igual proceden los defensores politicos de los kulaks 
-los democonstitucionalistas, los eseristas de derecha 
y los mencheviques- que "trabajan" descarada y 
solapadamente contra el monopolio del trigo y contra 
el Poder sovietico. El partido de los vacilantes, es 
decir, de los eseristas de izquierda, ha demostrado 
tambien en este caso su falta de caracter: cede a los 
gritos y lamentos interesados de la burguesia, clama 
contra el monopolio del trigo, "protesta" contra la 
dictadura en el abastecimiento, se deja intimidar por 
la burguesia, teme la lucha contra el kulak y se 
revuelve histericamente, aconsejando elevar los 
precios de tasa, autorizar el comercio privado y otras 
cosas por el estilo. 

Este partido de los vacilantes refleja en politica 
algo parecido a lo que sucede en la vida diaria, 
cuando el kulak solivianta a los campesinos pobres 
contra los Soviets, los soborna, vende, por ejemplo, a 
algun campesino pobre un pud de grano por tres 
rublos y no por seis para que este campesino pobre 
corrompido se "aproveche" a su vez de la 
especulacion, se "beneficie" con la venta 
especulativa de ese pud de trigo en ciento cincuenta 
rublos y se convierta en un voceras contra los 
Soviets, que prohiben el comercio privado de los 
cereales. 

Todo el que sea capaz de pensar, todo el que 



desee pensar, por poco que sea, vera con claridad en 
que direccion se desarrolla la lucha: 

O vencen los obreros conscientes, avanzados, 
agrupando a su alrededor a las masas de campesinos 
pobres y estable haciendo un orden ferreo, un poder 
de implacable severidad, la verdadera dictadura del 
proletariado, y obligan al kulak a someterse, 
implantando una distribucion acertada de los cereales 
y del combustible a escala nacional; 

o la burguesia, ayudada por los kulaks y con el 
apoyo indirecto de los vacilantes y los desorientados 
(anarquistas y eseristas de izquierda), derribara el 
Poder sovietico y entronizara a un Kornilov ruso- 
aleman o a un Kornilov ruso-japones que traera al 
pueblo la Jornada de 16 horas, el medio cuarteron de 
pan a la semana, fusilamientos de obreros en masa y 
torturas en las mazmorras, como en Finlandia y en 
Ucrania. 

Una cosa u otra. 

No hay terminos medios. 

La situacion del pais ha llegado al extremo. 

Quien reflexione sobre la vida politica no podra 
menos de ver que los democonstitucionalistas, los 
eseristas de derecha y los mencheviques tratan de 
ponerse de acuerdo si es mas "grato" un Kornilov 
ruso-aleman o un Kornilov ruso-japones, si aplastara 
mejor y con mayor energia la revolucion un Kornilov 
coronado o un Kornilov republicano. 

Es ya hora de que se pongan de acuerdo todos los 
obreros conscientes, avanzados. Es ya hora de que 
despierten y comprendan que cada minuto de 
dilacion es una amenaza de que perezcan el pais y la 
revolucion. 

Con medias tintas no se arregla nada. Las 
lamentaciones no conduciran a nada. Los intentos de 
conseguir pan o combustible "al por menor", para 
"uno mismo", es decir, para "su" fabrica, para "su" 
empresa, no hacen mas que aumentar la 
desorganizacion, facilitar a los especuladores su obra 
egoista, inmunda y tenebrosa. 

He ahi por que, camaradas obreros de Petrogrado, 
me permito dirigiros esta carta. Petrogrado no es toda 
Rusia. Los obreros de Petrogrado son una pequena 
parte de los de Rusia. Pero son uno de sus 
destacamentos mejores, mas avanzados, mas 
conscientes, mas revolucionarios, mas firmes; son 
uno de los destacamentos de la clase obrera y de 
todos los trabajadores de Rusia que menos se dejan 
llevar por las frases vacias, por la desesperacion 
pusilanime, que menos se dejan intimidar por la 
burguesia. Y en los instantes criticos de la vida de los 
pueblos ha sucedido mas de una vez que los 
destacamentos de vanguardia de las masas 
avanzadas, aun siendo poco numerosos, supieron 
llevar en pos de si a todos, prendieron el fuego del 
entusiasmo revolucionario en el corazon de las masas 
y realizaron las mas grandiosas hazanas historicas. 

Contabamos con cuarenta mil obreros en la 



El hambre 



fabrica Putilov, me decia el delegado de los obreros 
de Petrogrado; pero la mayoria eran "temporeros", no 
proletarios, gente insegura, floja. Hoy quedan quince 
mil; pero son proletarios templados y probados en la 
lucha. 

Y es esta vanguardia de la revolucion (en 
Petrogrado y en todo el pais) la que debe lanzar el 
grito de guerra, alzarse en masa, comprender que la 
salvacion del pais esta en sus manos, que se exige de 
ella un heroismo no menor que el de enero y octubre 
de 1905, el de febrero y octubre de 1917, que es 
preciso organizar la gran "cruzada" contra los 
especuladores de cereales, los kulaks, los parasitos, 
los desorganizadores y los concusionarios, la gran 
"cruzada" contra los violadores del rigido orden 
impuesto por el Estado en la obra de acopiar, 
transportar y distribuir el pan para la poblacion y el 
pan para las maquinas. 

Solo el entusiasmo masivo de los obreros 
avanzados puede salvar el pais y la revolucion. 
Hacen falta decenas de millares de proletarios 
avanzados, templados, lo suficiente conscientes para 
explicar la situacion a los millones de campesinos 
pobres en todos los confines del pais y ponerse a la 
cabeza de esas masas; lo suficiente firmes para 
apartar y fusilar sin contemplaciones a todo el que se 
"deje seducir" (como sucede a veces) por la 
especulacion y se convierta de combatiente de la 
causa del pueblo en saqueador; lo suficiente seguros 
y fieles a la revolucion para soportar de una manera 
organizada todo el peso de la cruzada en los distintos 
confines del pais con objeto de poner orden, reforzar 
los organos locales del Poder sovietico y controlar 
por doquier cada pud de trigo, cada pud de 
combustible. 

Esto es mas dificil que portarse con heroismo 
unos cuantos dias, sin abandonar el lugar de 
residencia, sin participar en la cruzada, limitandose a 
una insurreccion relampago contra el monstruo e 
idiota de Romanov o el tontaina y vanidoso de 
Kerenski. El heroismo del trabajo de organizacion, 
prolongado y tenaz, a escala nacional es 
inconmensurablemente mas dificil que el de las 
insurrecciones; pero es, en cambio, 
inconmensurablemente mas elevado. Sin embargo, la 
fuerza de los partidos obreros y de la clase obrera ha 
consistido siempre en que miran el peligro cara a 
cara, audaz, directa y francamente, sin temor a 
reconocerlo, en que sopesan con serenidad las 
fuerzas existentes en "su" campo y en el campo 
"ajeno", el campo de los explotadores. La revolucion 
avanza, se despliega y amplia. Son mayores tambien 
nuestras tareas. Aumentan la extension y la 
profundidad de la lucha. El umbral verdadero 
principal del socialismo consiste en distribuir con 
acierto los cereales y el combustible, en aumentar su 
obtencion, en establecer un registro y un control 
rigurosos por parte de los obreros a escala nacional. 



Esto no es ya una tarea "general de la revolucion", 
sino una tarea precisamente comunista, la tarea en 
que los trabaj adores y los pobres deben dar la batalla 
decisiva al capitalismo. 

Merece la pena entregar todas las fuerzas a esa 
batalla; cierto que son grandes las dificultades, pero 
grande es tambien la causa -por la que luchamos- de 
poner fin a la opresion y la explotacion. 

Cuando el pueblo padece hambre, y el paro hace 
estragos cada vez mas terribles, quien oculte un solo 
pud de grano sobrante, quien prive al Estado de un 
pud de combustible es un criminal de la peor calana. 

En momentos como los actuales -y para la 
autentica sociedad comunista eso es cierto siempre-, 
cada pud de grano y de combustible son verdaderas 
cosas sagradas, muy superiores a las que esgrimen 
los popes para embaucar a los tontos, prometiendoles 
el reino de los cielos como recompensa por la 
esclavitud en la tierra. Y para despojar esta verdadera 
cosa sagrada de todo vestigio de "santidad" clerical 
hay que apoderarse de ella en la prdctica, lograr de 
hecho su acertada distribucion, recoger 
absolutamente todos los sobrantes de cereales, sin 
excepcion, para reservas del Estado, limpiar todo el 
pais de los sobrantes de cereales escondidos o no 
recogidos, hay que poner las fuerzas en maxima 
tension, con mano firme de obrero, para aumentar la 
obtencion de combustible y lograr la mas estricta 
economia del mismo, el mas estricto orden en su 
transporte y consumo. 

Necesitamos una "cruzada" en masa de los 
obreros avanzados a cada lugar donde se producen 
cereales y combustibles, a cada punto importante de 
destino y distribucion de los mismos, para 
intensificar la energia en el trabajo, para decuplicarla 
y ayudar a los organos locales del Poder sovietico en 
el registro y el control, para acabar a mano armada 
con la especulacion, la confusion y el desorden. Esta 
tarea no es nueva. Hablando con propiedad, la 
historia no plantea tareas nuevas; lo unico que hace 
es aumentar las proporciones y la amplitud de las 
viejas tareas a medida que se amplia la revolucion, 
aumentan sus dificultades y se agiganta la grandeza 
de sus tareas de trascendencia historica universal. 

Una de las obras mas ingentes e imperecederas de 
la Revolucion de Octubre -de la revolucion sovietica- 
estriba en que el obrero avanzado, como dirigente de 
los campesinos pobres, como jefe de las masas 
trabajadoras del campo, como edificador del Estado 
del trabajo, "ha ido hacia el pueblo". Petrogrado ha 
enviado al campo a millares y millares de sus 
mejores obreros; lo mismo han hecho otros centros 
proletarios. Los destacamentos de combatientes 
contra los Kaledin y los Diitov o los destacamentos 
de abastecimiento no son una novedad. La tarea 
consiste unicamente en que la proximidad de la 
catastrofe y la gravedad de la situacion obligan a 
hacer diez veces mas que antes. 



V. I. Lenin 



El obrero, al convertirse en jefe avanzado de las 
masas pobres, no se ha vuelto un santo. Conducia al 
pueblo hacia adelante, pero al mismo tiempo se 
contaminaba de las enfermedades inherentes a la 
descomposicion pequenoburguesa. Cuanto menor era 
el numero de destacamentos integrados por los 
obreros mejor organizados, mas conscientes, 
disciplinados y firmes, con tanta mayor frecuencia se 
corrompian, tanto mas menudeaban los casos en que 
la psicologia del pequeno propietario del pasado 
triunfaba sobre la conciencia proletaria, comunista, 
del futuro. 

Al iniciar la revolucion comunista, la clase obrera 
no puede despojarse de golpe y porrazo de las 
debilidades y los vicios que ha dejado en herencia la 
sociedad de los terratenientes y capitalistas, la 
sociedad de los explotadores y parasitos, la sociedad 
basada en el sordido interes y en el lucro personal de 
unos pocos a costa de la miseria de los muchos. Pero 
la clase obrera puede veneer -y en fin de cuentas, 
vencerd segura e indefectiblemente- al viejo mundo, 
sus vicios y debilidades, si contra el enemigo se 
lanzan nuevos y nuevos destacamentos obreros, cada 
vez mas numerosos y avezados, cada dia mas 
templados en las dificultades de la lucha. 

Esa, precisamente esa, es la situacion existente 
hoy en Rusia. Por separado, con acciones 
desperdigadas, no es posible veneer ni el hambre ni 
el paro forzoso. Necesitamos una "cruzada" en masa 
de los obreros avanzados a todos los confines del 
inmenso pais. Hacen falta diez veces mas 
destacamentos de hierro del proletariado consciente 
y de una fidelidad sin reservas al comunismo. 
Entonces venceremos el hambre y el paro forzoso. 
Entonces llevaremos la revolucion hasta el verdadero 
umbral del socialismo. Entonces podremos tambien 
hacer una guerra defensiva victoriosa contra los 
rapaces imperialistas. 

22 de mayo de 1918 

N. Lenin. 

Publicado el 24 de mayo de 1918 en num. 101 de 
"Pravda ". 

T. 36, pdgs. 357-364. 



LA ACADEMIA SOCIALISTA DE CIENCIAS SOCIALES 68 . 



1. Proyecto de decreto del Consejo de 
Comisarios del Pueblo. 

El CCP saluda y aprueba plenamente la idea en 
que se basa el proyecto de fundar la Academia 
Socialista y encomienda al Comisariado del Pueblo 
de Instruccion Publica que rehaga este proyecto, 
basandose en lo siguiente: 

1) considerar que la piedra angular es formar una 
editorial de orientacion marxista; 

2) invitar al numero mayor posible de fuerzas 
marxistas del exterior; 

3) considerar que una de las tareas mas urgentes 
es hacer una serie de investigaciones sociales; 

4) tomar medidas inmediatas para localizar, reunir 
y utilizar al personal docente ruso. 

Escrito el 25 de mayo de 1918. 

2. Directrices a la comision. 

Encomendar a la Comision: 

1) examinar detenidamente los estatutos de la 
Academia Socialista de Ciencias Sociales para 
presentarlos al CCP y luego al CEC; 

2) iniciar inmediatamente un intercambio de 
opiniones sobre este problema y tambien sobre la 
composicion de la Academia, con marxistas no rusos 
y del extranjero; 

3) hacer y discutir una lista de candidatos idoneos 
y dispuestos a ser miembros fundadores y profesores 
para presentarla al CCP y al CEC. 



Escrito el 7 dejunio de 1918. 
T. 36,pdgs. 372-373. 



DISCURSO EN EL I CONGRESO NACIONAL DE LOS CONSEJOS DE ECONOMIA. 



(La aparicion del camarada Lenin es acogida con 
clamorosos Aplausos.) 

Camaradas: Permitidme, ante todo, que salude al 
Congreso de los Consejos de Economia Nacional en 
nombre del Consejo de Comisarios del Pueblo. 
(Aplausos.) 

Camaradas: Sobre el Consejo Superior de 
Economia Nacional ha recaido ahora una tarea dificil 
y de las mas gratas. Es indudable que cuanto mas 
avancen las conquistas de la Revolucion de Octubre, 
cuanto mas profundas sean las transformaciones 
radicales iniciadas por ella, cuanto mas firmes sean 
los cimientos de las conquistas de la revolucion 
socialista y el afianzamiento del regimen socialista, 
mas se elevara el papel de los consejos de economia 
nacional. Estos organismos seran las unicas 
instituciones del Estado que ocuparan un lugar firme, 
tanto mas firme cuanto mas nos acerquemos al 
establecimiento del orden socialista, cuanto menos 
necesario resulte el mecanismo puramente 
administrativo, el mecanismo que se ocupa solo de la 
administracion. Despues de que sea aplastada 
defmitivamente la resistencia de los explotadores, 
despues de que los trabaj adores aprendan a organizar 
la produccion socialista, este mecanismo de 
administracion en el sentido escueto y estricto de la 
palabra, esta maquina del viejo Estado debera morir, 
en tanto que el mecanismo del tipo del Consejo 
Superior de Economia Nacional esta llamado a 
crecer, a desarrollarse y fortalecerse, haciendose 
totalmente cargo de la actividad principal de la 
sociedad organizada. 

Por eso, camaradas, cuando veo la experiencia de 
nuestro consejo Superior de Economia Nacional y de 
los consejos locales, a cuya actividad esta ligado 
estrecha e indisolublemente, considero que, pese a 
haber muchas cosas sin terminar, imperfectas y no 
organizadas, no tenemos el menor motivo para hacer 
deducciones pesimistas. Porque la tarea que se 
impone el Consejo Superior de Economia Nacional y 
todos los consejos regionales y locales es tan 
gigantesca, tan universal, que no hay absolutamente 
nada que infunda temor en todo lo que vemos. Con 
mucha frecuencia -desde nuestro punto de vista, 
naturalmente, quiza con demasiada frecuencia- no se 
ha aplicado el proverbio "en cosa alguna pensar 
mucho y hacer una". En la organizacion de la 



economia al modo socialista, las cosas no resultan 
tan sencillas, por desgracia, como en ese proverbio. 

Nuestras tareas se complican con el paso de todo 
el poder -esta vez no solo politico, y en primer lugar 
incluso no politico, sino economico, es decir, que 
afecta a las bases mas hondas de la vida cotidiana del 
hombre- a una nueva clase, a una clase que lleva tras 
de si, por vez primera en la historia de la humanidad, 
a la aplastante mayoria de la poblacion, a toda la 
masa de trabaj adores y explotados. Es evidente a 
todas luces que en este caso, dadas la grandisima 
importancia y las grandisimas dificultades de las 
tareas de organizacion, cuando tenemos que 
organizar de una manera completamente nueva las 
bases mas profundas de la vida de centenares de 
millones de seres, resulta imposible arreglar las cosas 
de modo tan sencillo como con el proverbio "en cosa 
alguna pensar mucho y hacer una". Nosotros, en 
efecto, no podemos pensar con antelacion muchas 
veces y despues hacer fijar lo que ha sido pensado y 
ajustado defmitivamente. Debemos levantar nuestro 
edificio economico en el curso mismo del trabajo, 
probando unas u otras instituciones, observando su 
actividad en la practica, comprobandolas con la 
experiencia colectiva general de los trabajadores y, lo 
principal, con la experiencia de los resultados del 
trabajo. Debemos hacer eso sin tardanza en el curso 
mismo del trabajo y, ademas, en una situacion de 
lucha a muerte y de furiosa resistencia de los 
explotadores, cuya rabia crece cuanto mas nos 
acercamos al momento de arrancar defmitivamente la 
ultima muela cariada de la explotacion capitalista. Es 
comprensible que, en tales condiciones, no exista el 
menor motivo para el pesimismo; aunque, claro esta, 
para los ataques rabiosos de la burguesia y de los 
senores explotadores, heridos en sus mejores 
sentimientos, significa un gran motivo el que 
nosotros tengamos, incluso en un corto plazo, que 
rehacer varias veces en ciertas ocasiones los tipos, 
estatutos y organismos de direccion de distintas 
ramas de la economia nacional. Como es natural, 
para quienes participan demasiado cerca y de modo 
demasiado directo en este trabajo, rehaciendo incluso 
tres veces los estatutos, normas y leyes de 
administracion, por ejemplo, de la Direccion General 
del Transporte Fluvial y Maritimo, no resulta muy 
agradable, y las satisfacciones que puede reportarles 



Discurso en el I congreso nacional de los consejos de economia 



ese genero de trabajo no pueden ser muy grandes. 
Pero si nos abstraemos un poquito del desagrado 
inmediato que representa rehacer con excesiva 
frecuencia los decretos o si examinamos un poquito 
mas a fondo y con mayor perspectiva la gigantesca 
obra historica universal que ha emprendido el 
proletariado ruso -por ahora con sus propias fuerzas 
insuficientes-, comprenderemos en el acto que son 
inevitables modificaciones incluso mas repetidas, 
pruebas en la practica de distintos sistemas de 
administracion y de distintas normas de organizacion 
de la disciplina. Comprenderemos que, en una obra 
tan gigantesca, jamas podriamos aspirar -y ningiin 
socialista sensato que haya escrito sobre las 
perspectivas del futuro ha pensado nunca en ello- a 
poder crear de una vez y concretar de golpe las 
formas de organizacion de la nueva sociedad de 
acuerdo con una indicacion dada de antemano. 

Lo unico que sabiamos, lo unico que nos habian 
indicado con exactitud los mejores conocedores de la 
sociedad capitalista, los mas grandes cerebros que 
previeron el desarrollo de esa sociedad, es que la 
transformacion debia seguir, de modo historicamente 
inevitable, cierta gran pauta, que la propiedad 
privada de los medios de produccion estaba 
condenada por la historia, que saltaria hecha anicos, 
que los explotadores serian expropiados sin remedio. 
Todo eso fue consignado con exactitud cientifica. Y 
nosotros lo sabiamos cuando enarbolamos la bandera 
del socialismo, cuando nos proclamamos socialistas, 
cuando fundamos los partidos socialistas, cuando 
empezamos a transformar la sociedad. Lo sabiamos 
cuando tomamos el poder para emprender la 
reorganizacion socialista, pero no podiamos conocer 
ni las formas de la transformacion ni la rapidez del 
desarrollo de la reorganizacion concreta. Solo la 
experiencia colectiva, solo la experiencia de millones 
de personas puede dar en este sentido indicaciones 
decisivas, precisamente porque para nuestra causa, 
para la causa de la edificacion del socialismo no 
basta la experiencia de centenares y centenares de 
miles de componentes de las capas superiores, que 
hicieron hasta ahora la historia tanto en la sociedad 
terrateniente como en la sociedad capitalista. 
Nosotros no podemos proceder asi precisamente 
porque confiamos en la experiencia conjunta, en la 
experiencia de millones de trabajadores. 

Por eso sabemos que la labor de organizacion, que 
constituye la tarea principal, cardinal y fundamental 
de los Soviets, lleva implicita obligatoriamente para 
nosotros multitud de experimentos, multitud de 
pasos, multitud de modificaciones, multitud de 
dificultades, sobre todo en lo que respecta a como 
colocar a cada cual en su sitio, pues en este sentido 
carecemos de experiencia, tenemos que decidir 
nosotros mismos cada paso. Y cuanto mas graves son 
los errores en ese camino, tanto mayor es la 
seguridad de que con cada nuevo incremento del 



numero de afiliados a los sindicatos, con cada nuevo 
miliar, con cada nueva centena de miliar de hombres 
que pasan del campo de los trabajadores, de los 
explotados -que vivian hasta ahora ateniendose a las 
tradiciones, a las costumbres- al campo de los 
creadores de las instituciones sovieticas, aumenta el 
numero de personas que deben reunir las debidas 
condiciones y encarrilar acertadamente la obra. 

Tomemos una de las tareas secundarias con que 
tropieza muy a menudo el Consejo de Economia 
Nacional, el Consejo Superior de Economia 
Nacional: la tarea de utilizar a los especialistas 
burgueses. Todos nosotros sabemos -al menos 
quienes nos basamos en la ciencia y en el socialismo- 
que esta tarea solo puede ser cumplida cuando el 
capitalismo internacional ha desarrollado, y en la 
medida que lo ha hecho, las premisas materiales, 
tecnicas del trabajo, efectuado a escala gigantesca y 
basado en los datos de la ciencia y, por ello, en la 
preparacion de inmensos cuadros de especialistas con 
instruccion cientifica. Sabemos que el socialismo es 
imposible sin eso. Si releemos las obras de los 
socialistas que durante el ultimo medio siglo 
observaron el desarrollo del capitalismo y llegaron 
una y otra vez a la conclusion de que el socialismo es 
inevitable, veremos que todos ellos, sin excepcion, 
indicaban que solo el socialismo liberara a la ciencia 
de sus trabas burguesas, de su sometimiento al 
capital, de su esclavitud ante los intereses del sucio 
egoismo capitalista. Solo el socialismo permitira 
difundir ampliamente y subordinar de verdad la 
produccion y la distribucion sociales de los productos 
segiin consideraciones cientificas al objeto de hacer 
que la vida de todos los trabajadores sea lo mas facil 
posible y les de la posibilidad del bienestar. Solo el 
socialismo puede hacer eso. Y sabemos que debe 
hacerlo, y en la comprension de esa verdad residen 
toda la dificultad del marxismo y toda su fuerza. 

Debemos realizar esa obra, apoyandonos en los 
elementos que le son hostiles, pues cuanto mas 
grande se hace el capital, mas desarrolla la opresion 
por parte de la burguesia y el aplastamiento de los 
obreros. Cuando el poder se encuentra en manos del 
proletariado y de los campesinos pobres, cuando el 
poder se plantea el cumplimiento de tareas con el 
apoyo de esas masas, no tenemos mas remedio que 
llevar a cabo dichas transformaciones socialistas con 
ayuda de los especialistas burgueses, de unos 
especialistas que se han educado en la sociedad 
burguesa, que no han visto otro ambiente, que no 
pueden imaginarse otro ambiente social. Y por eso, 
incluso en los casos en que tales hombres son 
absolutamente sinceros y fieles a su obra, incluso en 
esos casos estan llenos de miles de prejuicios 
burgueses, estan ligados por miles de hilos 
imperceptibles para ellos a la sociedad burguesa 
agonizante, en descomposicion, y que, por ello, 
opone furiosa resistencia. 



V. I. Lenin 



No pueden ocultarsenos estas dificultades de la 
tarea y de su cumplimiento. De todos los socialistas 
que han escrito de ello, no puedo recordar ni una sola 
obra socialista conocida por mi o una opinion de 
socialistas destacados sobre la futura sociedad 
socialista en las que se indicar a la dificultad practica 
concreta que habria de surgir ante la clase obrera, 
despues de tomar el poder, al plantearse la tarea de 
transformar toda la suma de riquisimas reservas de 
cultura, de conocimientos y de tecnica acumuladas 
por el capitalismo e historicamente necesarias, 
indispensables para nosotros, de transformar todo eso 
de instrumento del capitalismo en instrumento del 
socialismo. Eso es facil en la formula general, en la 
contraposicion abstracta; pero en la lucha contra el 
capitalismo, que no muere de repente y cuya 
resistencia se hace tanto mas furiosa cuanto mas se 
acerca a la muerte, esta tarea requiere un grandioso 
trabajo. Si en este terreno se efectuan experimentos, 
si hacemos correcciones repetidas de errores 
parciales, ello es inevitable cuando no se consigue de 
golpe, en una u otra rama de la economia nacional, 
convertir a los especialistas de servidores del 
capitalismo en servidores de las masas trabajadoras, 
en asesores suyos. El hecho de que no logremos eso 
en el acto no puede suscitar ni un apice de 
pesimismo, ya que la tarea que nos senalamos es una 
tarea de dificultad y significacion historicas 
universales. No cerramos los ojos ante la realidad de 
que solos, con nuestras propias fuerzas, no podemos 
hacer integramente la revolucion socialista en un solo 
pais, incluso si este pais fuera muchisimo menos 
atrasado que Rusia, incluso si vivieramos en 
condiciones mas faciles que las resultantes de cuatro 
anos de una guerra inaudita, dolorosa, dura y ruinosa. 
Quien vuelve la espalda a la revolucion socialista que 
se desarrolla en Rusia, sefialando la flagrante 
desproporcion de fuerzas, se asemeja al anquilosado 
hombre enfundado que no ve mas alia de sus narices, 
que olvida que no ha habido ninguna transformacion 
radical historica de cierta importancia sin una serie 
de casos de desproporcion de fuerzas. Las fuerzas 
crecen en el proceso de la lucha, al unisono con el 
auge de la revolucion. Cuando el pais ha emprendido 
la senda de las mas grandes transformaciones, el 
merito de este pais y del partido de la clase obrera, 
que ha triunfado en el, consiste en que hemos 
emprendido de lleno el cumplimiento practico de las 
tareas planteadas antes en abstracto, en teoria. Esa 
experiencia no se olvidara. Pase lo que pase, por 
duras que sean las vicisitudes de la revolucion rusa y 
de la revolucion socialista internacional, no se podra 
prescindir de esa experiencia de los obreros, que 
estan unidos ahora en organizaciones sindicales y 
locales y ponen practicamente manos a la obra de 
organizar la produccion a escala de todo el pais. Esa 
experiencia ha entrado en la historia como una 
conquista del socialismo, y la futura revolucion 



internacional erigira sobre ella su edificio socialista. 

Me permitire senalar otra tarea, quiza la mas 
dificil, que debe cumplir practicamente el Consejo 
Superior de Economia Nacional. Es la tarea de la 
disciplina laboral. Hablando en propiedad, cuando 
nos referimos a ella debemos reconocer y destacar 
con satisfaccion que los primeros que han 
emprendido por propia iniciativa el cumplimiento de 
esta tarea, de significacion historica universal, han 
sido precisamente los sindicatos, sus organizaciones 
mas importantes: el Comite Central del Sindicato de 
Obreros Metalurgicos, el Consejo de los Sindicatos 
de toda Rusia, las organizaciones sindicales 
superiores, que agrupan a millones de trabajadores. 
Para comprender esta tarea es preciso hacer 
abstraccion de los pequenos reveses parciales, de las 
increibles dificultades, que parecen invencibles si se 
las toma por separado. Hay que remontarse mas alto 
y contemplar la sucesion historica de los tipos de 
economia social. Solo desde este punto de vista 
resaltara con claridad que gigantesca tarea hemos 
asumido y que gigantesca importancia tiene el hecho 
de que el representante mas avanzado de la sociedad, 
las masas trabajadoras y explotadas, hayan 
acometido esta vez, por propia iniciativa, una mision 
que en la Rusia feudal anterior a 1861 69 era cumplida 
integramente por un punado de terratenientes, que la 
consideraba obra propia. Su obra consistia entonces 
en crear unas relaciones y una disciplina que 
abarcaran a todo el Estado. 

Sabemos como crearon esa disciplina los 
terratenientes feudales. Esa disciplina significo 
opresion, ultrajes, trabajos forzados y sufrimientos 
inauditos para la mayoria del pueblo. Recordad toda 
esa transicion del regimen de la servidumbre a la 
economia burguesa. Lo que habeis visto, aunque la 
mayoria de vosotros no ha podido verlo, y lo que 
conoceis por las viejas generaciones, este paso que 
siguio de 1861 a la nueva economia burguesa, el paso 
de la vieja disciplina feudal del latigo, de la 
disciplina feudal absurda, del ultraje y la violencia 
mas insolentes y brutales sobre el hombre, a la 
disciplina burguesa, a la disciplina del hambre, a la 
llamada contrata libre, que en realidad era la 
disciplina de la esclavitud capitalista; este paso 
parecia facil, desde el punto de vista historico, 
porque la humanidad pasaba de un explotador a otro 
explotador, porque una minoria de saqueadores y 
explotadores del trabajo del pueblo cedia su puesto a 
otra minoria tambien de saqueadores y tambien de 
explotadores del trabajo del pueblo, porque los 
terratenientes cedian su puesto a los capitalistas, una 
minoria a otra minoria, en tanto que las amplias 
masas de las clases trabajadoras y explotadas seguian 
oprimidas. E incluso esa sustitucion de una disciplina 
explotadora por otra costo anos, si no decenios de 
esfuerzos, costo anos, si no decenios del periodo de 
transicion, cuando los viejos terratenientes feudales 



Discurso en el I congreso nacional de los consejos de economia 



consideraban con absoluta sinceridad que se hundia 
todo, que seria imposible mantener la economia sin 
el regimen de la servidumbre; cuando el nuevo amo, 
el capitalista, chocaba a cada paso con dificultades 
practicas y abandonaba su hacienda; cuando el signo 
material, una de las pruebas materiales de la 
dificultad de esa transicion consistia en que Rusia 
traia maquinas del extranjero para trabajar con ellas, 
para trabajar con las mejores maquinas, y resultaba 
que no habia ni hombres que supieran manej arias ni 
dirigentes. Y en todos los confines de Rusia se 
observaba que las mejores maquinas estaban tiradas, 
sin utilizar. He ahi una prueba de hasta que extremo 
fue dificil pasar de la vieja disciplina de la 
servidumbre a la nueva disciplina burguesa, 
capitalista. 

Por tanto, camaradas, si enfocais las cosas de ese 
modo, no os dejareis desorientar por las personas, las 
clases, la burguesia y los lacayos de la burguesia que 
se plantean la unica mision de sembrar el panico, 
extender el desaliento, levar el total abatimiento a 
todo el trabajo y presentarlo como condenado al 
fracaso; que destacan cada caso aislado que la 
disciplina y descomposicion y apuntan con el dedo a 
la revolucion como si hubiera habido en el mundo, 
como si hubiera habido en la historia una revolucion 
verdaderamente grande sin descomposicion, sin 
perdida de la disciplina, sin dolorosos pasos 
experimentales cuando la masa forja una nueva 
disciplina. No debemos olvidar que hemos llegado 
por vez primera a un punto preliminar de la historia 
en el que millones de trabaj adores y explotados estan 
forjando de verdad una nueva disciplina, la disciplina 
laboral, la disciplina de las relaciones de camaradas, 
la disciplina sovietica. No pretendemos ni aspiramos 
a tener exitos rapidos en este terreno. Sabemos que 
esta labor ocupara toda una epoca historica. Hemos 
empezado una epoca historica, en la que en un pais 
todavia burgues destruimos la disciplina de la 
sociedad capitalista, la destruimos y nos 
enorgullecemos de que todos los obreros conscientes 
y absolutamente todos los campesinos trabajadores 
ayuden al maximo a destruirla; una epoca en la que 
en las masas crece voluntariamente, por propia 
iniciativa, la conciencia de que deben sustituir esta 
disciplina, basada en la explotacion y la esclavitud de 
los trabajadores, no por indicacion desde arriba, sino 
por indicacion de su experiencia de la vida, de que 
deben sustituirla con la nueva disciplina del trabajo 
unido, con la disciplina de los obreros y los 
campesinos trabajadores, unidos y organizados, de 
toda Rusia, de un pais con decenas y centenas de 
millones de habitantes. Esta tarea presenta 
dificultades gigantescas, pero es una tarea grata, ya 
que solo cuando la cumplamos practicamente 
hincaremos el ultimo clavo en el ataiid de la sociedad 
capitalista que estamos enterrando. (Aplausos.) 



Publicado integramente en 1918 en el libro 
"Trabajos del I Congreso Nacional de los Consejos 
de Economia. Adas taquigraficas " . Moscu. 

T. 36. Pdgs. 377-386. 



OBSERVACIONES AL PROYECTO DE "REGLAMENTO PARA LA ADMINISTRACION DE 
LAS EMPRESAS NACIONALIZADAS". 



El comunismo requiere y presupone la mayor 
centralizacion de la gran produccion en todo el pais. 
Por eso debe concederse sin falta al organismo 
central de toda Rusia el derecho de subordinar 
directamente a todas las empresas de la rama 
respectiva. Los organismos regionales determinan 
sus funciones en dependencia de las condiciones 
locales, de existencia, etc., conforme a las 
indicaciones y decisiones del organismo central 
concernientes a toda la produccion. 

Privar al organismo central de toda Rusia de 
derecho de subordinar directamente a todas las 
empresa, de una rama determinada en todos los 
confines del pais, como se desprende del proyecto de 
la comision, seria anarcosindicalismo regionalista, 
pero no comunismo. 



Escrito el 2 de junio de 1918. Publicado por 
primera vez en 1959 en la "Recopilacion leninista", 
t. XXXVI. 

T. 36, pdgs. 392. 



REUNION CONJUNTA DEL CEC DE TODA RUSIA, DEL SOVIET DE DIPUTADOS OBREROS, 
CAMPESINOS Y SOLDADOS ROJOS Y DE LOS SINDICATOS DE MOSCU. 



4 dejunio de 1918. 

1. Informe sobre la lucha contra el hambre. 

Camaradas: El tema del que voy a hablar hoy es el 
de la gran crisis que se ha abatido sobre todos los 
paises con temporaneos y que atormenta a Rusia con 
mas rigor, quiza, que a ningiin otro pais, o en todo 
caso, que se siente aqui con la mayor intensidad. 
Debo hablar de esta crisis, del hambre que 
padecemos, en relacion con los problemas que se nos 
plantean como resultado de la situacion general. Y 
cuando hablamos de la situacion general no se puede, 
desde luego, limitarse unicamente a Rusia, con tanto 
mayor motivo que, en la actualidad, todos los paises 
de la civilizacion capitalista contemporanea se hallan 
vinculados entre si de manera mucho mas penosa y 
dolorosa que antes. 

En todas partes, tanto en los paises beligerantes 
como en los paises neutrales, la guerra, la guerra 
imperialista entre dos grupos de saqueadores 
gigantescos, ha acarreado el total agotamiento de las 
fuerzas productivas. La ruina y la miseria han llegado 
al punto de que la guerra ha sumido en el hambre, en 
el sentido mas literal y genuino de la palabra, a los 
paises mas adelantados, civilizados y cultos que hace 
no ya decadas, sino siglos, la desconocian. Es cierto 
que en los paises adelantados, especialmente en los 
que el gran capitalismo ha habituado a la poblacion, 
desde hace mucho tiempo, al maximo nivel de 
organizacion economica posible bajo ese sistema, se 
ha logrado distribuir adecuadamente el hambre, 
posponerla y hacerla menos aguda. Pero Alemania y 
Austria, por ejemplo, estan padeciendo hambre, el 
hambre mas verdadera, desde hace tiempo, sin hablar 
ya de los paises vencidos y avasallados. Hoy es 
dificil abrir un solo ejemplar de un periodico sin 
tropezar con muchas noticias procedentes de una 
serie de paises adelantados y cultos -no solo paises 
beligerantes, sino tambien neutrales, como, por 
ejemplo, Suiza o algunos de los paises escandinavos- 
, sobre el hambre y las espantosas calamidades que se 
han abatido sobre la humanidad como consecuencia 
de la guerra. 

Camaradas, los que han estado al tanto del 
desarrollo de la sociedad europea no dudan ya, desde 
hace mucho tiempo, que el capitalismo no se 
extinguira por via pacifica y que lleva directamente a 



la rebelion de las grandes masas contra el yugo del 
capital o al mismo resultado por el camino mucho 
mas penoso, doloroso y sangriento de la guerra. 

Muchos anos antes de la guerra, los socialistas de 
todos los paises senalaban y declaraban 
solemnemente en sus congresos que una guerra entre 
los paises adelantados no solo seria un crimen 
enorme, que semejante guerra, la guerra por el 
reparto de las colonias, por el reparto del botin de los 
capitalistas, no solo significaria una ruptura total con 
los ultimos progresos de la civilizacion y la cultura, 
sino que podria llevar, y en realidad llevaria 
inexorablemente, a socavar los fundamentos mismos 
de la sociedad humana. Porque, por primera vez en la 
historia, los mas importantes progresos de la tecnica 
han sido empleados a tal escala, de manera tan 
destructiva y con tal energia para el exterminio en 
masa de millones de seres humanos. Y ahora, cuando 
de tal modo se ponen todos los medios de produccion 
al servicio de la guerra, vemos que se cumple la mas 
sombria profecia, y que el salvajismo, el hambre y el 
total decaimiento de todas las fuerzas productivas se 
apoderan de un numero mayor cada vez de paises. 

Por eso recuerdo cuanta razon tenia Engels, uno 
de los geniales fundadores del socialismo cientifico, 
cuando en 1887, treinta anos antes de la revolucion 
rusa, escribio que una guerra europea llevaria no solo 
a que las coronas -como decia el- rodaran por 
docenas, caidas de las testas coronadas, y no habria 
quien las recogiese, sino que esa guerra conduciria 
tambien a una crueldad sin precedentes, a la barbarie 
y al atraso en Europa entera; y que, por otra parte, la 
guerra llevaria a la dominacion de la clase obrera o a 
la creacion de las condiciones que harian 
indispensable su dominacion 70 . Esta vez el fundador 
del socialismo se expreso con mucha prudencia 
porque veia claramente que si la historia marchaba 
por ese camino, el resultado seria la bancarrota del 
capitalismo y la propagacion del socialismo, y que 
nadie podria imaginar transicion mas dolorosa y 
dura, miseria mas aguda y crisis mas grave que 
quebrantaria todas las fuerzas productivas. 

Y bien; ahora vemos con claridad la significacion 
de los resultados de la matanza imperialista de los 
pueblos que se ha prolongado mas de tres anos, 
cuando incluso en los paises mas adelantados se 



V. I. Lenin 



siente que la guerra ha entrado en un callejon sin 
salida, que no tiene solucion bajo el capitalismo y 
que conducira a una dolorosa ruina. Y si nosotros, 
camaradas, si la revolucion rusa -que no se debe a un 
merito especial del proletariado ruso, sino al curso 
general de los acontecimientos historicos, que, por la 
voluntad de la historia ha colocado transitoriamente a 
ese proletariado en el primer lugar, y lo ha convertido 
por ahora en la vanguardia de la revolucion mundial- 
si nos ha tocado sufrir padecimientos particularmente 
duros y agudos por el hambre que nos azota cada vez 
mas duramente, debemos comprender con claridad 
que estos infortunios son, ante todo y sobre todo, 
resultado de la maldita guerra imperialista. Esta 
guerra es causa de infortunios inauditos en todos los 
paises, pero estos infortunios pueden ocultarse 
todavia a las masas y al conocimiento de la enorme 
mayoria de los pueblos solo con transitorio exito. 

Mientras continue la opresion militar, mientras 
dure la guerra, mientras esta siga vinculada, por una 
parte, a esperanzas de victoria y a la creencia de que 
se puede salir de la crisis actual mediante la victoria 
de uno de los grupos imperialistas, y, por otra parte, 
se imponga una rabiosa censura militar y la 
embriaguez de la exaltacion militarista en todo el 
pueblo, mientras continue todo esto se podra ocultar 
a la masa de la poblacion de la mayoria de los paises 
el abismo en que van a caer, en el cual han caido ya a 
medias. Y nosotros lo sentimos ahora con particular 
agudeza, porque en ninguna parte, excepto en Rusia, 
hay una oposicion tan evidente entre la inmensidad 
de las tareas que se ha frjado el proletariado 
insurrecto, que ha comprendido que es imposible 
poner termino a la guerra, la guerra mundial de los 
gigantes imperialistas mas poderosos del mundo, que 
es imposible poner termino a la guerra sin una 
poderosa revolucion proletaria que abarque tambien 
al mundo entero. 

Y como la marcha de los acontecimientos nos ha 
colocado en uno de los lugares mas destacados de 
esta revolucion y nos ha obligado durante un largo 
periodo, por lo menos desde octubre de 1917, a 
seguir siendo un destacamento aislado al que los 
acontecimientos le impiden acudir con la suficiente 
rapidez en ayuda de los otros destacamentos del 
socialismo internacional, la situacion en que nos 
hallamos es ahora diez veces mas dura. Cuando 
hemos hecho todo lo que puede hacer directamente el 
proletariado insurrecto, apoyado por el campesinado 
pobre, para derrocar a nuestro principal enemigo y 
para defender a la revolucion socialista, vemos no 
obstante que, a cada paso, la opresion de las rapaces 
potencias imperialistas que cercan a Rusia y la 
herencia de la guerra pesan sobre nosotros cada dia 
mas. Estas consecuencias de la guerra aiin no se han 
dejado sentir del todo. Hoy estamos, en el verano de 
1918, quizas ante una de las etapas mas duras, 
dificiles y criticas de transicion de nuestra 



revolucion. Y las dificultades no se limitan al ambito 
internacional, donde estamos inexorablemente 
condenados a una politica de retrocesos, mientras 
nuestro fiel y unico aliado, el proletariado 
internacional, solo se prepara para la insurreccion, 
solo madura para la misma, todavia no esta en 
condiciones de actuar abierta y concertadamente, 
aunque todo el curso de los acontecimientos en la 
Europa Occidental, el furioso salvajismo de las 
ultimas batallas en el frente occidental, la crisis que 
se agrava en los paises beligerantes, todo concurre a 
demostrar que la insurreccion de los obreros 
europeos no esta lejana y que, aunque puede ser 
demorada, llegara sin falta. 

Justamente en tal situacion tenemos que soportar 
dentro del pais las mayores dificultades, cuyas 
consecuencias son una serie de vacilaciones 
provocadas, mas que nada, por la penosa escasez de 
alimentos, por la agobiante hambre que nos acosa y 
obliga a afrontar una tarea que exige la maxima 
tension de fuerzas, la mayor organizacion, y que, al 
mismo tiempo, no se puede afrontar con los metodos 
viejos. Emprenderemos la solucion de este problema 
junto a la clase que afronto con nosotros la guerra 
imperialista, la clase con la que derrocamos a la 
monarquia imperialista y a la burguesia imperialista 
republicana de Rusia, la clase que debe forjar sus 
armas, desarrollar sus fuerzas y crear su organizacion 
en medio de dificultades crecientes, de tareas 
crecientes y del creciente alcance de la revolucion. 

Tenemos planteada ahora la tarea mas elemental 
de toda colectividad humana: veneer el hambre, o, 
por lo menos, aliviar de inmediato el hambre directa, 
la penosa hambre que aflige a las dos capitales y a 
decenas de distritos de la Rusia rural. Y debemos 
resolver esta tarea en medio de una guerra civil y de 
la furiosa, desesperada resistencia de los 
explotadores de todo rango y especie, de todo matiz y 
orientacion. Naturalmente, en tal situacion, esos 
elementos de los partidos politicos que no pueden 
romper con lo viejo y no pueden creer en lo nuevo, se 
encuentran en estado de guerra, utilizandola para una 
unica fmalidad: el restablecimiento de los 
explotadores. 

Las noticias que recibimos de cualquier rincon de 
Rusia exigen que afrontemos este problema, la 
relacion entre el hambre y la lucha contra los 
explotadores, frente a la contrarrevolucion que 
levanta cabeza. Se nos plantea la tarea de veneer el 
hambre, o, por lo menos, aliviar su rigor hasta la 
nueva cosecha, defender el monopolio de los cereales 
y los derechos del Estado sovietico, los derechos del 
Estado proletario. Hay que acopiar todos los 
excedentes de cereales; debemos conseguir que todas 
las reservas sean transportadas a los sitios donde 
hacen falta y distribuidas adecuadamente. Esta tarea 
fundamental significa preservar la sociedad humana; 
al mismo tiempo implica un esfuerzo increible, es 



Reunion conjunta del CEC de toda Rusia, del soviet de diputados obreros, campesinos... 



una tarea que puede cumplirse por un solo conducto: 
una intensificacion mayor y generalizada del trabajo. 

En los paises donde esta tarea se cumple mediante 
la guerra eso se hace por la esclavitud militar, 
implantando la esclavitud militar para los obreros y 
campesinos; se cumple proporcionando a los 
explotadores nuevos y mayores beneficios. Por 
ejemplo, en Alemania, donde la opinion publica esta 
tan coartada, donde se reprime todo intento de 
protesta contra la guerra, pero donde persiste, sin 
embargo, un sentido de la realidad, de hostilidad 
socialista a la guerra, no encontraremos metodo mas 
comun de mantener la situacion que el rapido 
aumento del numero de millonarios que se nan 
enriquecido con la guerra. Esos nuevos millonarios 
se nan enriquecido con ahinco y ensanamiento. 

El hambre de las masas constituye ahora, en todos 
los paises imperialistas, el mejor terreno para la 
especulacion mas desenfrenada, para ganar riquezas 
sin precedentes con la miseria y el hambre. 

Esto lo estimulan los paises imperialistas, por 
ejemplo, Alemania, donde el hambre esta mucho 
mejor organizada. No en vano se dice que es el 
centra del hambre organizada, donde las raciones de 
pan y los mendrugos estan mejor repartidos entre la 
poblacion. Vemos que alii la aparicion de nuevos 
millonarios es un rasgo comun del Estado 
imperialista; que esos paises no conocen otro modo 
de combatir el hambre. Se permite obtener ganancias 
dobles, triples y cuadruples a quienes tienen mucho 
trigo y saben como especular y convertir la 
organizacion, el racionamiento, la reglamentacion y 
la distribucion en especulacion. No queremos 
marchar por ese camino, sea quien fuere el que nos 
impulse a ello, consciente o inconscientemente. 
Afirmamos: hemos estado y estaremos hombro a 
hombro, junto a la clase con la que hemos actuado 
contra la guerra, con la que derrocamos a la 
burguesia y con la que estamos sufriendo las penurias 
de la crisis actual. Debemos insistir en que se cumpla 
el monopolio de los cereales, pero no como medio 
para legalizar la especulacion capitalista, a pequena o 
gran escala, sino para combatir a los saqueadores 
conscientes. 

En esto vemos dificultades mas grandes, peligros 
mayores que los que arrastramos cuando teniamos 
frente a nosotros al zarismo armado hasta los dientes, 
o a la burguesia rasa armada hasta los dientes, que no 
considero un crimen derramar la sangre de 
centenares de miles de obreros y campesinos rasos en 
la ofensiva de junio del ano pasado 71 , a la vez que 
guardaba en el bolsillo los tratados secretos que le 
proporcionaban una participacion en el botin, pero 
que considera un crimen la guerra de los trabajadores 
contra los opresores, la unica guerra justa, sagrada, la 
guerra de la que hablamos desde el comienzo mismo 
de la matanza imperialista y que ahora todos los 
acontecimientos vinculan inevitablemente, a cada 



paso, al hambre. 

Sabemos que la autocracia zarista establecio 
desde el comienzo precios de tasa para los cereales y 
elevo estos precios. jComo no! Seguia fiel a sus 
aliados: los comerciantes de cereales, los 
especuladores, los magnates de la banca, quienes con 
eso ganaban millones. 

Sabemos como los conciliadores del Partido 
Democrata Constitucionalista -junto con los eseristas 
y mencheviques- y Kerenski implantaron el 
monopolio del trigo, ya que toda Europa decia que 
sin el monopolio no podian sostenerse mas. Y 
sabemos como este mismo Kerenski, en agosto de 
1917, eludio la ley democratica de entonces. Para eso 
existen las leyes democraticas y los regimenes 
habilmente interpretados: para eludirlos. Sabemos 
como este mismo Kerenski duplico esos precios en 
agosto, mientras que los socialistas de todo matiz y 
color protestaban contra la medida y se ofendian por 
la misma. Entonces no hubo un solo periodico que no 
se indignara por este proceder de Kerenski y no 
denunciara que, detras de los ministros republicanos, 
detras del gabinete de los mencheviques y de los 
eseristas estaban las manipulaciones de los 
especuladores, que duplicar los precios del trigo fue 
una concesion a los especuladores, que todo el asunto 
no era nada mas que una concesion a los 
especuladores. Conocemos esa historia. 

Podemos comparar ahora como se desarrollo el 
monopolio del trigo y la lucha contra el hambre en 
los paises capitalistas de Europa y como se desarrollo 
en nuestro pais. Vemos ahora como aprovechan estos 
acontecimientos los contrarrevolucionarios. Son una 
leccion de la que debemos extraer conclusiones 
firmes y rigurosas. La crisis, que ha llegado al 
extremo de una penosa hambre, ha provocado una 
mayor agudizacion de la guerra civil. Ha conducido 
al desenmascaramiento de partidos tales como el 
eserista de derecha y el menchevique, que se 
diferencian del reconocido partido capitalista, el 
Partido Democrata Constitucionalista, en que este es 
directamente un partido de las centurias negras. Los 
democonstitucionalistas no estan obligados a 
dirigirse al pueblo y nada tienen que decirle; no estan 
obligados a disfrazar sus objetivos; en cambio estos 
partidos que se conciliaron con Kerenski, que 
compartieron el poder y los tratados secretos con el, 
estan obligados a dirigirse al pueblo. (Aplausos.) Y 
por eso, a pesar de sus deseos y de sus planes, se ven 
forzados a ponerse en evidencia de cuando en 
cuando. 

Al ver, por una parte, que el hambre provoca 
alzamientos y motines de la gente hambrienta y, por 
otra, que la chispa de las rebeliones 
contrarrevolucionarias, por cierto alimentadas con el 
dinero de los imperialistas anglo-franceses y 
ayudadas por los esfuerzos de los eseristas de 
derecha y mencheviques {Aplausos), se propaga del 



V. I. Lenin 



uno al otro confin de Rusia, nos decimos: el cuadro 
es claro; quien quiera sonar con frentes unicos, que lo 
haga. 

Y ahora vemos muy claramente que, despues de 
la derrota de la burguesia rusa en abierto conflicto 
militar, en el periodo de octubre de 1917 a febrero y 
marzo de 1918, todo choque abierto entre las fuerzas 
revolucionarias y contrarrevolucionarias demostro a 
los contrarrevolucionarios, hasta a los cabecillas de 
los cosacos del Don, con quienes se contaba mas que 
con nadie, que su causa estaba perdida, que en todas 
partes la mayoria de la poblacion estaba contra ellos. 
Y toda nueva tentativa, incluso en las regiones mas 
patriarcales, con capas de agricultores mas ricos, mas 
separados en castas, como los cosacos, toda nueva 
tentativa de la contrarrevolucion ha terminado 
siempre, sin excepcion, por volver contra ellas, en 
realidad, a nuevos sectores de trabaj adores 
oprimidos. 

En el periodo de octubre a marzo, la experiencia 
de la guerra civil ha demostrado que las masas de los 
trabaj adores, la clase obrera de Rusia y los 
campesinos que viven de su propio trabajo, que no 
explotan el trabajo ajeno, estan todas ellas, en 
abrumadora mayoria y en todos los confines de 
Rusia, en pro del Poder sovietico. Pero quien penso 
que estabamos ya en camino de un mayor desarrollo 
organico ha tenido que convencerse de su error. 

La burguesia se vio derrotada... Y aqui comienza 
una escision en la pequena burguesia de Rusia: unos 
se orientan a los alemanes; otros, a los anglo- 
franceses; pero los unos y los otros estan unidos por 
la orientacion del hambre. 

A fin de que tengais claro, camaradas, que no es 
nuestro partido, sino sus enemigos y los enemigos 
del Poder sovietico quienes concilian la orientacion 
alemana y la anglo-francesa, basandolas en un 
programa comun: derrocar el Poder sovietico, 
aprovechandose del hambre; a fin de aclarar como 
ocurre eso, me permito citar, sintetizando el informe 
de la ultima conferencia menchevique. Este informe 
fue publicado en el periodico Zhizn. (Murmullos, 
Aplausos.) 

Por este informe, publicado en el num. 26 de 
Zhizn, sabemos que Cherevanin, el cual hizo el 
informe sobre politica economica, critico la politica 
del Poder sovietico y propuso una solucion de 
compromiso al problema: la incorporacion de 
representantes del capital comercial, como hombres 
de negocios practicos, en condiciones especialmente 
ventajosas para ellos, basadas en el cobro por 
comision. Por el mismo informe sabemos que 
Groman, presidente de la Junta de Abastecimiento 
del Norte, presente en la conferencia, hizo la 
siguiente deduccion, a la que llego, como dice el 



En la vesion taquigrafica sigue una frase 
indescifrable. (TV. de la Edit.) 



informe, basandose en un gran acopio de 
observaciones personales y de todo genero - 
unicamente en circulos burgueses, agrego yo-: "Es 
necesario -dijo- adoptar dos metodos: el primero, los 
actuales precios deben ser aumentados; el segundo, 
debe ofrecerse una prima especial por el transporte 
urgente de trigo", etc. (Una voz: "<^Que hay de malo 
en eso?") Si; oireis lo que eso tiene de malo, aun 
cuando el orador que se ha tornado la palabra desde 
ese rincon sin que se la concedan (Aplausos) crea 
poder convenceros de que en eso no hay nada de 
malo. Pero tal vez haya olvidado el desarrollo de la 
conferencia menchevique. El mismo periodico Zhizn 
informa que, despues de Groman, hablo el delegado 
Kolokolnikov, quien manifesto lo siguiente: "Nos 
invitan a participar en las organizaciones 
bolcheviques de abastecimiento". Que mal, ^verdad?, 
deberiamos decir, recordando las palabras del orador 
anterior. Y si el mismo orador, que no quiere estarse 
quieto y toma la palabra, aunque no se la hayan 
concedido, grita que es mentira, que Kolokolnikov 
no dijo tal cosa, tomo nota de la declaracion y le pido 
que repita con claridad y con voz que oigan todos esa 
negativa. Me permito recordaros la resolucion 
presentada en la conferencia por Martov, quien no es 
desconocido de vosotros, en la cual se dice 
exactamente lo mismo del Gobierno sovietico, 
aunque con otras palabras y con otras frases. 
(Murmullos, voces) Si; por mucho que os riais, sigue 
siendo un hecho; en la discusion del informe sobre la 
situacion del abastecimiento, los representantes 
mencheviques dicen que el Poder sovietico no es una 
organizacion proletaria, sino una organizacion inutil. 

En tales momentos, cuando estallan motines 
contrarrevolucionarios debidos al hambre, y, 
aprovechandose del hambre, es inutil recurrir a 
negativas y artimanas: el hecho es evidente. Tenemos 
delante la politica sobre esta cuestion eficazmente 
desarrollada por Cherevanin, Groman y 
Kolokolnikov. La guerra civil se reanima, la 
contrarrevolucion ensena la oreja; y estoy seguro de 
que el noventa y nueve por ciento de los obreros y 
campesinos rusos han sacado su conclusion de estos 
acontecimientos -aunque no todos lo sepan aun-, la 
estan sacando y la seguiran sacando, y dicha 
conclusion es la siguiente: solo aplastando la 
contrarrevolucion, solo continuando la politica 
socialista en el problema del hambre, en la lucha 
contra el hambre, lograremos veneer el hambre y a 
los contrarrevolucionarios que se aprovechan del 
hambre. 

Camaradas, ha llegado en realidad el momento en 
que el Poder sovietico, despues de una prolongada y 
dura lucha contra grandes y duros enemigos 
contrarrevolucionarios, los ha derrotado en choque 
abierto, y luego de veneer la resistencia militar de los 
explotadores y su sabotaje, se apresta a emprender el 
trabajo de organizacion. La dificultad de la lucha 



Reunion conjunta del CEC de toda Rusia, del soviet de diputados obreros, campesinos... 



contra el hambre y la inmensidad de esta tarea tiene 
realmente su explicacion en el hecho de que ahora 
nos acercamos de lleno y directamente a la de 
organizacion. 

Triunfar en la insurreccion es infmitamente mas 
facil. Derrotar la resistencia de la contrarrevolucion 
es un millon de veces mas facil que triunfar en la 
esfera de la organizacion. Esto se refiere 
especialmente a los casos de cumplimiento de la 
tarea en que el proletariado insurrecto y el pequeno 
propietario, es decir, los grandes sectores de la 
pequena burguesia, podian marchar en gran medida 
juntos, cuando habia aiin muchos elementos 
democraticos y trabaj adores en general. Ahora hemos 
pasado a otra tarea. La penosa hambre nos ha llevado 
por fuerza a una tarea netamente comunista. 
Afrontamos una tarea revolucionaria socialista. Se 
nos presentan dificultades extraordinarias. 

No tememos estas dificultades, las conociamos y 
nunca dijimos que seria facil la transicion del 
capitalismo al socialismo. Implicara todo un periodo 
de violenta guerra civil, implicara la adopcion de 
medidas penosas, hasta que al destacamento del 
proletariado insurrecto de un pais se una el 
proletariado de otro pais para enmendar los errores 
en un esfuerzo conjunto. Se nos presentan aqui tareas 
de organizacion relacionadas con los articulos de 
consumo general, relacionadas con las mas profundas 
raices de la especulacion, las cuales estan vinculadas 
a las capas superiores del mundo burgues y de la 
explotacion capitalista, y que no son faciles de 
eliminar con el solo empuje de las masas. Tenemos 
que ocuparnos aqui de las raices y raicillas, pequenas 
pero profundas, de la explotacion burguesa en todos 
los paises, plasmadas en los pequenos propietarios, 
en todo su sistema de vida, en las costumbres y en la 
mentalidad del pequeno propietario y del pequeno 
patrono; tenemos que ocuparnos aqui del pequeno 
especulador, de su falta de costumbre del nuevo 
sistema de vida, de la falta de fe en este y de la 
desesperacion. 

Pues es un hecho que muchos trabajadores, al 
advertir las tremendas dificultades que nos pone la 
revolucion, se han dejado llevar por la desesperacion. 
Eso no nos atemoriza. Jamas ni en parte alguna hubo 
revolucion en la que ciertos sectores de la poblacion 
no fueran presa de la desesperacion. 

Cuando las masas destacan una determinada 
vanguardia disciplinada, cuando esta vanguardia sabe 
que esta dictadura, que este poder firme ayudara a 
atraer a todos los campesinos pobres -se trata de un 
proceso largo que implica una lucha dura-, eso es el 
comienzo de la revolucion socialista en su verdadero 
sentido. Pero cuando vemos que los obreros unidos y 
la masa de los campesinos pobres que se habian 
organizado contra los ricos y los especuladores, 
contra la multitud a la que muchos intelectuales 
conscientes o inconscientes lanzan como los 



Cherevanin y los Groman consignas de 
especuladores, cuando estos obreros, confundidos, 
abogan por la venta libre del trigo o por la 
importacion de vehiculos de carga, nosotros 
respondemos que eso significa socorrer a los kulaks. 
No tomaremos ese camino. Decimos: nos 
apoyaremos en los elementos trabajadores con cuya 
ayuda logramos la victoria de octubre y solo con 
nuestra clase, solo implantando la disciplina 
proletaria en todos los sectores del pueblo trabaj ador 
podremos cumplir la tarea historica que ahora 
afrontamos. 

Tenemos que veneer inmensas dificultades. 
Tendremos que reunir todos los excedentes y 
reservas, organizar adecuadamente su transporte y 
distribucion entre decenas de millones de personas. 
Tendremos que conseguir que el trabaj o marche con 
la regularidad de un reloj. Tendremos que veneer el 
desbarajuste estimulado por los especuladores y los 
vacilantes, que siembran el panico. Esta tarea de 
organizacion solo pueden cumplirla los obreros 
conscientes que afrontan las dificultades practicas. 
Vale la pena consagrar todas las fuerzas a esta tarea; 
vale la pena empenarse en el ultimo y decisivo 
combate. Y en este combate triunfaremos. 
(Aplausos.) 

Camaradas, los ultimos decretos sobre medidas 
tomadas por el Poder sovietico nos muestran que el 
camino de la dictadura proletaria es un camino de 
duras pruebas eso es claro e indiscutible para un 
verdadero socialista. 

Los ultimos decretos se ocupan del problema 
fundamental de la vida: el pan. Los inspiran tres 
ideas rectoras: primero, la idea de la centralizacion: 
la de unir a todos en el cumplimiento de la tarea 
comun bajo la direccion del centra. Debemos 
demostrar que somos serios y no ceder al desanimo; 
debemos rechazar los servicios de los pequenos 
especuladores de comestibles y unir todas las fuerzas 
proletarias, pues en la lucha contra el hambre nos 
apoyamos en las clases oprimidas y vemos la salida 
unicamente en su energica oposicion a todos los 
explotadores, en la unificacion de toda su labor. 

Si, nos dicen que el monopolio del trigo es 
quebrantado a cada paso por la accion de los 
pequenos especuladores de comestibles y de los 
acaparadores. Con frecuencia oimos decir a los 
intelectuales: sin embargo los pequenos 
especuladores de comestibles nos ayudan, nos 
alimentan a todos. Si; pero los pequenos 
especuladores de comestibles nos alimentan a lo 
kulak, hacen justamente lo que se necesita para 
establecer, consolidar y perpetuar el poder de los 
kulaks, para que quienes tengan poder puedan 
ejercerlo a su alrededor con ayuda de sus ganancias y 
por medio de diversas gentes. Pero nosotros 
afirmamos que si la gente, cuyo pecado es hoy, sobre 
todo, la falta de fe, uniera sus fuerzas, la lucha seria 



V. I. Lenin 



mucho mas facil. Si en alguna parte existiera un 
revolucionario que tuviese la esperanza de que 
pudiesemos pasar al regimen socialista sin 
dificultades, semejante revolucionario, semejante 
socialista no valdria un comino. 

Nosotros sabemos que la transicion del 
capitalismo al socialismo es una lucha sumamente 
dificil. Pero estamos dispuestos a soportar mil 
dificultades, estamos dispuestos a realizar mil 
tentativas, y luego de estas mil tentativas 
emprenderemos la mil y una. Ahora procuramos 
atraer a todas las organizaciones sovieticas a esta 
nueva vida creadora, las inducimos a desplegar 
nuevas energias. Nuestro calculo es veneer las 
nuevas dificultades con la ayuda de nuevos sectores, 
con la organizacion de los campesinos pobres. Y 
ahora paso a la segunda tarea fundamental. 

He dicho que la primera idea que figura en todos 
los decretos es la de centralizar. Unicamente 
juntando todo el cereal en una bolsa comun 
podremos veneer el hambre, y aun asi el cereal 
apenas alcanzara. Nada queda en Rusia de la 
abundancia pasada, y es preciso que el comunismo 
penetre hondo en todas las conciencias, para que 
todos consideren los excedentes de trigo como 
propiedad del pueblo y sean sensibles a los intereses 
de los trabaj adores, para lograrlo, el unico metodo es 
el que propone el Poder sovietico. 

Cuando se nos habla de otros metodos, 
respondemos como lo hicimos en la sesion del CEC 
de toda Rusia. Cuando os propusieron otros metodos, 
dijimos: marchaos con Skoropadski, con la 
burguesia. Ensenadles vuestros metodos, tales como 
aumentar el precio del trigo o formar un bloque con 
los kulaks; alii encontrareis oidos dispuestos a 
escucharos. Pero el Gobierno sovietico solo dice una 
cosa: las dificultades son inmensas y debeis 
responder a cada dificultad con nuevos esfuerzos de 
organizacion y disciplina. Tales dificultades no 
pueden ser superadas en un mes. La historia de las 
naciones nos muestra decadas consagradas a superar 
dificultades menos importantes que las nuestras, y 
esas decadas nan pasado a la historia como las 
decadas mas grandes y fructiferas. Nunca lograran 
sumirnos en el desanimo con referencias a los 
fracasos del primer semestre de una gran revolucion. 
Continuaremos con nuestra vieja consigna de 
centralizacion, unidad y disciplina proletaria a escala 
de toda Rusia. 

Si nos dicen, como dice Groman en su informe: 
"los destacamentos que ustedes han enviado a 
acopiar cereales se emborrachan y se convierten ellos 
mismos en destiladores de aguardiente y en 
saqueadores", responderemos: sabemos muy bien 
con cuanta frecuencia ocurre eso. No disimulamos ni 
disculpamos tales hechos; tampoco tratamos de 
eludirlos con frases y propositos supuestamente 
izquierdistas. No; la clase obrera no esta separada de 



la vieja sociedad burguesa por una muralla china. Y 
cuando llega la revolucion, las cosas no ocurren 
como con la muerte de un individuo, en que se saca 
al difunto. Cuando perece la vieja Sociedad, no es 
posible encerrar su cadaver en un ataiid y enterrarlo. 
Se descompone en nuestro medio; este cadaver se 
pudre y nos contamina. 

En ninguna gran revolucion ha ocurrido de otra 
manera; en ninguna gran revolucion puede ocurrir de 
otra manera. Precisamente para preservar y 
desarrollar los brotes del nuevo orden en una 
atmosfera impregnada de los miasmas del cadaver en 
putrefaccion, debemos luchar contra el ambiente 
literario y politico, contra el juego de los partidos 
politicos -impregnados todos, desde los 
democonstitucionalistas hasta los mencheviques, de 
esos miasmas del cadaver en putrefaccion-, pues todo 
eso va a ser utilizado para ponerlo como obstaculo en 
nuestro camino. La revolucion socialista no puede 
nacer de otra manera; ningiin pais podra pasar del 
capitalismo al socialismo de otro modo que en una 
atmosfera de capitalismo en descomposicion y de 
penosa lucha contra el. Y por eso decimos: nuestra 
primera consigna es la centralizacion; nuestra 
segunda consigna, la unidad de los obreros. j Obreros, 
unios, unios! Esto no es nuevo; puede no parecer 
efectista ni original. No promete exitos faciles de 
charlatanes, como esos con que tratan de tentarlos 
hombres como Kerenski, quien en agosto de 1917 
duplico los precios, tal como los han duplicado y 
decuplicado los burgueses alemanes; hombres que os 
prometen exitos directos e inmediatos con tal de que 
os mostreis cada vez mas indulgentes con los kulaks. 
Por supuesto, no marcharemos por ese camino. 
Nosotros decimos: nuestro segundo metodo puede 
ser un metodo viejo, pero es un metodo permanente: 
junios! (Aplausos.) 

Estamos en una situacion dificil. La Republica 
Sovietica atraviesa tal vez uno de sus periodos mas 
arduos. Nuevos sectores de obreros vendran en 
nuestra ayuda. No tenemos policia, no tendremos una 
casta militar especial, no tenemos otro aparato que la 
unidad consciente de los obreros. Ellos sacaran a 
Rusia de su situacion desesperada y enormemente 
dificil. (Aplausos.) Los obreros deben unirse, hay que 
organizar destacamentos obreros, deben organizarse 
los hambrientos en los distritos no agricolas de 
hambre: a ellos pedimos ayuda, a ellos los llama 
nuestro Comisariado de Abastecimiento, a ellos los 
exhortamos a que se incorporen a la cruzada por el 
pan, a la cruzada contra los especuladores y los 
kulaks, por el restablecimiento del orden. 

Una cruzada era una campana en la que a la 
fuerza fisica se agregaba la fe en algo que, en siglos 
pasados, se obligaba con torturas a la gente a 
considerar sagrado. Pero nosotros queremos, 
creemos, estamos convencidos, sabemos que la 
Revolucion de Octubre ha hecho que los obreros 



Reunion conjunta del CEC de toda Rusia, del soviet de diputados obreros, campesinos... 



avanzados y los campesinos pobres avanzados 
consideren ahora sagrado: la conservacion de su 
poder sobre los terratenientes y capitalistas. 
(Aplausos.) Ellos saben que no basta con la fuerza 
fisica para tener influencia sobre las masas de la 
poblacion. Necesitamos de la fuerza fisica porque 
construimos una dictadura, aplicamos la fuerza a los 
explotadores y apartaremos con desprecio a quien no 
comprenda esto, para no gastar palabras en hablar 
sobre la forma de socialismo. (Aplausos.) 

Nosotros decimos: estamos ante una nueva tarea 
historica. Tenemos que hacer comprender a esta 
nueva clase historica que necesitamos destacamentos 
de agitadores obreros. Necesitamos obreros de los 
diversos distritos de las provincias no productoras. 
Necesitamos que inicien desde alii su marcha como 
preconizadores politicos conscientes del Poder 
sovietico, que bendigan y legitimen nuestra guerra 
por los viveres, nuestra guerra contra los kulaks, 
nuestra guerra contra el desorden; que posibiliten la 
realizacion de la propaganda socialista; que 
expliquen en el campo la diferencia existente entre 
pobres y ricos, nocion que comprendera todo 
campesino y que constituye la profunda fuente de 
nuestra fuerza. Es una fuente dificil de hacer brotar y 
brotar plenamente porque hay gran cantidad de 
explotadores. Y estos explotadores recurren a los 
metodos mas variados para someter a las masas, por 
ejemplo, al soborno de los campesinos pobres, 
permitiendoles que se enriquezcan con el aguardiente 
casero o se dediquen a la venta a precios 
especulativos para ganar con cada rublo varios 
rublos. jEsos son los metodos a que recurren los 
kulaks y la burguesia campesina para influir sobre las 
masas! 

No podemos culpar a los pobres por esto, porque 
sabemos que durante decadas y milenios han sufrido 
la esclavitud, han padecido la servidumbre y el 
sistema que la servidumbre dejo en Rusia. Debemos 
acercarnos a ellos no solo con las armas dirigidas 
contra los kulaks, sino tambien con la predica de los 
obreros conscientes, que llevan al campo la fuerza de 
su organizacion. Unios, representantes de los pobres: 
esa es nuestra tercera consigna. Esto no es coquetear 
con los kulaks ni es el absurdo metodo de elevar los 
precios. Si doblaramos los precios, ellos dirian: subir 
los precios. Estan hambrientos. Esperemos un poco y 
los subiran mas aun. (Aplausos) 

Este es un camino trillado, el camino de 
complacer a los kulaks y especuladores; es facil 
tomar este camino y ofrecer perspectivas tentadoras. 
Los intelectuales que se titulan socialistas estan 
dispuestos a pintarnos tales perspectivas, y esos 
intelectuales forman legion. Pero nosotros os 
decimos: invitamos a tomar otro camino a quienes 
esten dispuestos a defender el Poder sovietico, a 
quienes lo valoren y consideren que es el poder de 
los trabajadores, el poder de la clase explotada. Esta 



nueva tarea historica es cosa dificil. Si la cumplimos, 
elevaremos una nueva capa, daremos una nueva 
forma de organizacion a los sectores de los 
trabajadores y explotados que son en su mayoria 
oprimidos e ignorantes, que estan menos unidos y 
que todavia deben unirse. 

Los destacamentos de vanguardia de los obreros 
urbanos, los obreros industriales, se han unido en 
todo el mundo y lo han hecho sin excepcion. Pero en 
casi ninguna parte del mundo se han hecho aun 
tentativas sistematicas, sin reservas y abnegadas para 
unir a los que se dedican a la pequena produccion 
agricola y estan embrutecidos por sus condiciones de 
vida en las aldeas, porque viven en rincones remotos 
y apartados, en la ignorancia. Aqui se nos plantea 
una tarea que funde en una sola meta, no solo la 
lucha contra la escasez de alimentos, sino tambien la 
lucha por el regimen del socialismo en toda su 
profundidad e importancia. Se nos plantea aqui un 
combate tal por el socialismo que vale la pena 
consagrarle todas nuestras energias y arriesgarlo 
todo, porque se trata de la lucha por el socialismo 
(Aplausos), porque se trata de la lucha por el regimen 
de los trabajadores y explotados. 

Tendremos a los campesinos trabajadores por 
aliados nuestros en este camino. En este camino nos 
esperan conquistas solidas y, ademas, inalienables. 
jEsta es nuestra tercera y significativa consigna! 

Tales son las tres consignas fundamentales: 
centralizacion en el trabajo de abastecimiento, unidad 
del proletariado y organizacion de los campesinos 
pobres. Y nuestro llamamiento, el llamamiento de 
nuestro Comisariado de Abastecimiento a cada 
sindicato, a cada comite de fabrica, dice: la vida es 
penosa para vosotros, camaradas; ayudadnos pues, 
unid vuestros esfuerzos a los nuestros, castigad toda 
infraccion de las disposiciones, toda infraccion del 
monopolio del trigo. La tarea es dificil, pero lucha 
contra los pequenos especuladores de comestibles, 
contra la especulacion y los kulaks, una y otra vez, 
cien veces, mil veces y venceremos. Porque a este 
camino traen a la mayoria de los obreros todo el 
curso de su vida y las duras ensenanzas de nuestros 
padecimientos y fracasos en el terreno del 
abastecimiento. Ellos saben que si bien las 
deficiencias de las organizaciones de abastecimiento 
eran compensadas por acciones aisladas, 
individuals, mientras en Rusia aun no habia una 
falta absoluta de cereales, en lo sucesivo no ocurrira 
asi. Unicamente pueden ayudarnos el esfuerzo 
comun y la unidad de todos los que mas sufren en las 
ciudades y provincias castigadas por el hambre. Ese 
es el camino que el Poder sovietico les exhorta a 
seguir: la unidad de los obreros, de sus 
destacamentos de vanguardia, para llevar la agitacion 
a las aldeas, para hacer la guerra por los cereales 
contra los kulaks. 

No lejos de Moscii, en las vecinas provincias de 



V. I. Lenin 



Kursk, Oriol y Tambov, segiin el calculo de los 
especialistas mas prudentes, aiin hay un excedente de 
unos diez millones de puds de cereales. Aiin nos falta 
mucho para poder acopiar ese excedente y 
concentrarlo en una reserva estatal. 

Emprendamos con toda energia esta tarea. Que el 
obrero consciente vaya a cada una de esas fabricas 
donde domina por momentos la desesperacion, donde 
la gente, torturada por el hambre, esta dispuesta a 
aceptar las consignas falsas de quienes vuelven a los 
metodos de Kerenski, al aumento de los precios de 
tasa, y que diga: vemos a gente que ha perdido la fe 
en el Poder sovietico. Incorporaos a nuestros 
destacamentos de agitadores de choque. No os 
desanimeis porque haya muchos casos en que estos 
destacamentos se dan a la bebida y se disuelven. 
Utilizaremos cada uno de esos ejemplos para 
demostrar, no que la clase obrera no sirve, sino que 
todavia no se ha librado de los defectos de la vieja 
sociedad rapaz y que no puede librarse de ellos de 
golpe. Unamos nuestros esfuerzos, formemos 
decenas de destacamentos, aunemos sus acciones y 
asi nos libraremos de nuestros defectos. 

Camaradas, para terminar, permitidme que llame 
vuestra atencion sobre algunos de los telegramas que 
suele recibir el Consejo de Comisarios del Pueblo y, 
en especial, nuestro Comisariado de Abastecimiento. 
{Lee varios telegramas.) 

Camaradas, en esta cuestion de la crisis del 
abastecimiento de viveres, de los tormentos del 
hambre que azota a todas nuestras ciudades, 
observamos que, como dice el refran, las malas 
noticias tienen alas. Quiero haceros conocer ciertos 
documentos recibidos por los organismos e 
instituciones del Poder sovietico, despues de 
publicado el decreto del 13 de mayo sobre la 
dictadura en el abastecimiento de viveres, en el cual 
se dice que ahora, igual que antes, contamos 
unicamente con el proletariado. Los telegramas 
senalan que las provincias ya han empezado a 
organizar la cruzada contra los kulaks, a organizar a 
los pobres del campo, tal y como proponiamos. 
Prueba de ello son los telegramas recibidos. 

jQue toquen, pues, sus trompetas los Cherevanin 
y los Groman, que sus voces, siembren el panico y 
exhorten a destruir y derribar el Poder sovietico! Los 
que se dedican a trabajar no se dejaran inquietar por 
eso; veran los hechos, veran que el trabajo marcha y 
que las nuevas filas se forman y se cierran. 

Esta surgiendo una nueva forma de lucha contra 
los kulaks: la alianza de los campesinos pobres, a los 
que es preciso ayudar y a los que es preciso unir. Es 
necesario apoyar la propuesta de dar primas por la 
entrega de cereales. Estamos de acuerdo con dar esas 
primas a los campesinos pobres y ya hemos 
comenzado a hacerlo. Pero contra los kulaks, contra 
esos criminales que someten a la poblacion a los 
tormentos del hambre y por cuya culpa sufren 



millones de personas, emplearemos la fuerza. A los 
pobres del campo les damos toda clase de alicientes; 
tienen derecho a ello. El campesino pobre ha logrado 
acceso, por primera vez, a los bienes materiales de la 
vida, y vemos que su existencia es mas pobre que la 
del obrero. Daremos a los pobres del campo toda 
clase de alicientes, les ayudaremos si nos ayudan a 
organizar el acopio de los cereales, a conseguir los 
cereales de los kulaks. No debemos escatimar recurso 
alguno para que ello sea una realidad en Rusia. 

Ya hemos emprendido este camino. La 
experiencia de todos los obreros conscientes y los 
nuevos destacamentos lo seguiran desarrollando dia 
cada dia. 

Camaradas, el trabajo ha comenzado y va en 
marcha. No esperamos un exito deslumbrante, pero 
estamos seguros de que tendremos exito. Sabemos 
que entramos en un periodo de nuevas destrucciones, 
en uno de los periodos mas duros y dificiles de la 
revolucion. No nos sorprende en absoluto que la 
contrarrevolucion se reanime, que entre nosotros 
aumente el numero de vacilantes y desesperados. 
Diremos: basta de vacilaciones, fuera la 
desesperacion, que sera aprovechada por la 
burguesia, interesada en sembrar el panico; 
comenzad a trabajar; con nuestros decretos sobre el 
abastecimiento, con nuestro plan que se apoya en los 
pobres, nos hallamos en el unico camino justo. Frente 
a las nuevas tareas historicas, os exhortamos a hacer 
un nuevo esfuerzo. Esta tarea es de una dificultad 
inmensa, pero, repito, grata en grado sumo. Aqui 
luchamos por las bases de la distribucion comunista, 
por la creacion efectiva de los firmes pilares de la 
sociedad comunista. A trabajar todos juntos. 
Venceremos el hambre y conquistaremos el 
socialismo. (Clamorosos Aplausos que se 
transforman en ovation.) 

2. Discurso de resumen de la discusion del 
informe sobre la lucha contra el hambre. 

Camaradas: Opino que los discursos de los 
representantes de los diversos grupos fraccionales 
han revelado lo que era de esperar. 

A pesar de las diferencias existentes entre los 
bolcheviques y ciertos partidos y grupos, nos hemos 
convencido de que es el inmenso entusiasmo de las 
masas lo que cohesiona en la lucha contra el hambre, 
y no solo a las organizaciones bolcheviques. Y no 
dudamos de que cuanto mas avance la lucha contra el 
hambre y cuanto mas de manifiesto se ponga la 
contrarrevolucion que se esconde detras de las 
bandas checoslovacas y otras, tanto mayor sera el 
deslindamiento entre los partidarios de los 
bolcheviques -los obreros y las masas campesinas 
trabajadoras-, y sus enemigos, cualquiera que sea el 
nombre que se den, cuyos argumentos estamos 
discutiendo. Dichos enemigos siguen repitiendo los 
viejos y trillados argumentos sobre la paz de Brest y 



Reunion conjunta del CEC de toda Rusia, del soviet de diputados obreros, campesinos... 



la guerra civil, como si en los tres meses 
transcurridos desde la paz de Brest los 
acontecimientos no hubieran confirmado de manera 
convincente la razon de quienes afirmaban que solo 
la tactica de los comunistas podia dar al pueblo paz y 
libertad para la labor de organizar y unir sus fuerzas 
en la preparacion de las nuevas y grandes guerras que 
sobrevendran, esta vez en condiciones diferentes. Los 
acontecimientos demuestran plenamente que el 
proletariado europeo, entonces imposibilitado de 
ayuda, ahora -podemos decirlo sin temor a exagerar-, 
cada mes que transcurre se aproxima aiin mas al 
punto en que comprendera por completo que la 
insurreccion es inminente y se hara inevitable. Los 
acontecimientos han demostrado plenamente que 
solo habia una eleccion posible: aceptar una paz 
obligada, una paz expoliadora. 

Toda persona que piensa advirtio que la 
resolucion presentada por los eseristas de derecha al 
IV Congreso de los Soviets era 
contrarrevolucionaria 72 ; y todo el que piensa advertid 
lo mismo respecto a la resolucion de los 
mencheviques, que todavia siguen vociferando: 
"abajo la paz de Brest", y fmgen no saber que con su 
actitud tratan en realidad de arrastrarnos a una guerra 
con la burguesia alemana, por medio del cuerpo de 
ejercito checoslovaco amotinado 73 y los agentes 
mercenarios. 

No vale la pena que nos detengamos en las 
acusaciones que se hacen a los comunistas, 
achacandoles las culpas del hambre. Otro tanto 
sucedio durante la Revolucion de Octubre. Ningiin 
socialista o anarquista, llamenlo como quieran, se 
atrevera a levantarse en una asamblea y afirmar, a 
menos que se haya vuelto loco, que se puede llegar al 
socialismo sin guerra civil. 

Se pueden revisar integramente todas las 
publicaciones de todos los partidos, fracciones y 
grupos socialistas de alguna responsabilidad. y no se 
encontrara a un solo socialista responsable y serio 
que diga nada tan absurdo como que el socialismo 
puede llegar de otro modo que por medio de la guerra 
civil, o que los terratenientes y capitalistas entregaran 
voluntariamente sus privilegios. Seria una ingenuidad 
rayana en la tonteria. Y hoy, despues de las derrotas 
infligidas a la burguesia y a sus partidarios, oimos 
confesiones como la de Bogaievski, por ejemplo, que 
contaba en el Don con el mejor terreno de Rusia para 
la contrarrevolucion, quien ha admitido tambien que 
la mayoria del pueblo esta contra ellos y que, por lo 
tanto, ninguna actividad subversiva de la burguesia 
servira sin la ayuda de las bayonetas extranjeras. Sin 
embargo, aqui se ataca a los bolcheviques por la 
guerra civil. Eso equivale a pasarse al campo de la 
burguesia contrarrevolucionaria, cualesquiera que 
sean las consignas que se utilicen para disimularlo. 

Tanto antes de la revolucion como ahora decimos 
que cuando el capital internacional coloca la guerra 



en el terreno de la historia, cuando mueren 
centenares de miles de personas y cuando la guerra 
crea nuevas formas de vivir y acostumbra a la gente a 
resolver los problemas por la fuerza de las armas, 
pensar que se pueda salir de la guerra de otro modo 
que no sea transformandola en guerra civil es algo 
mas que extrano. Y lo que esta madurando en 
Austria. Italia y Alemania muestra que, en esos 
paises, la guerra civil tomara formas aiin mas 
acusadas, sera mucho mas aguda. No existe otro 
camino para el socialismo, y quien hace la guerra al 
socialismo lo traiciona por completo. 

En cuanto a las medidas relacionadas con el 
abastecimiento, se me ha reprochado que no hable de 
ellas con detenimiento. Pero eso no formaba parte de 
mi tarea. El informe sobre el problema del 
abastecimiento lo han hecho mis companeros, que 
han trabajado especialmente en ese problema, y no 
durante meses, sino durante anos, estudiandolo no 
solo en las oficinas de Petrogrado o Moscii, sino 
tambien en las provincias, ocupandose concretamente 
de como almacenar los cereales, de como instalar los 
graneros, etc. Estos informes fueron presentados al 
CEC de toda Rusia y al Soviet de Moscii, donde 
pueden encontrarse los datos sobre el tema. En 
cuanto a la critica practica y a las indicaciones 
concretas, no eran tarea mia, la cual estribaba en 
esbozar los principios del problema que se nos 
plantea, y aqui no he oido critica alguna que merezca 
atencion, ni objecion sensata que merezca un examen 
desde el punto de vista de nuestros principios. Para 
finalizar, camaradas, permitidme decir que estoy 
persuadido, mas aiin, que estoy seguro de que la 
inmensa mayoria estara de acuerdo conmigo, pues 
nuestra asamblea no se propone aprobar una 
resolucion determinada, aun cuando eso, 
naturalmente, sea tambien importante, ya que 
demostrara que el proletariado sabe cohesionar sus 
fuerzas; pero eso no hasta, esta lejos, lejisimos de 
bastar: lo que debemos hacer ahora es resolver 
problemas practicos. 

Sabemos, y en particular lo saben los camaradas 
obreros, que a cada paso dado en la vida practica, en 
cada fabrica, en cada asamblea y en cada 
aglomeracion accidental que se produce en la calle, 
se plantea siempre y con creciente agudeza el mismo 
problema: el del hambre. Por eso, nuestra principal 
tarea debe ser que esta asamblea, en la que estamos 
reunidos con representantes del CEC de toda Rusia. 
del Soviet de Diputados de Moscii y de los 
sindicatos, sirva de punto de partida para un viraje en 
todo nuestro trabajo practico. Todo lo demas debe 
supeditarse por entero al exito de nuestra labor de 
propaganda, agitacion y organizacion en la lucha 
contra el hambre, que debe colocarse en primer piano 
y fundirse completamente con la guerra proletaria, 
implacable y firme contra los kulaks y los 
especuladores. 



V. I. Lenin 



Nuestro Comisariado de Abastecimiento ha 
dirigido ya un llamamiento a los comites de fabrica, a 
los sindicatos y a los grandes centros proletarios 
donde actuamos directamente, a esos multiples y 
estrechos vinculos que unen a los obreros de Moscii 
con centenares de miles de obreros organizados de 
las fabricas de todos los grandes distritos industriales. 

Con tanta mayor razon debemos aprovechar estos 
vinculos. 

La situacion es critica. El hambre no solo 
amenaza; ya esta presente. Es necesario que todo 
obrero, todo militante del partido se imponga de 
inmediato la tarea practica de cambiar el rumbo 
esencial de su actividad. 

jTodos a las fabricas, todos a las masas, todos 
deben emprender ahora el trabajo practico! Este 
trabajo nos dara gran cantidad de indicaciones 
practicas acerca de metodos mas fructiferos y, al 
mismo tiempo, ayudara a descubrir y promover 
nuevas fuerzas. Con la ayuda de estas nuevas fuerzas 
desplegaremos un amplio trabajo, y estamos 
firmemente persuadidos de que los proximos tres 
meses, mucho mas dificiles que los anteriores, 
serviran para templar nuestras fuerzas, nos llevaran a 
la victoria total sobre el hambre y facilitaran la 
realizacion de todos los planes del Gobierno 
sovietico. (Clamorosos Aplausos.) 

Publicado integro por primera vez en 1920 en el 
libro "Actas de las sesiones del CEC de toda Rusia, 
4 a legislatura. Version taquigrdfica". 

T, 36, pdgs. 399-418. 



DISCURSO EN EL I CONGRESO NACIONAL DE MAESTROS INTERNACIONALISTAS. 



Breve nota taquigrdfica. 

(El congreso recibe al camarada Lenin con una 
entusidstica ovation.) 

Lenin saluda al congreso en nombre del Consejo 
de Comisarios del Pueblo y dice que los maestros, 
que antes se decidian con lentitud a trabajar con el 
Gobierno sovietico, se van convenciendo cada vez 
mas de que esa colaboracion es necesaria. En otros 
sectores sociales son tambien muchos los casos en 
que los adversarios del Poder sovietico se 
transforman en partidarios suyos. 

El ejercito de los maestros debe encarar 
gigantescas tareas en la esfera de la instruccion y, 
ante todo, debe formar el principal ejercito de la 
instruccion socialista. Es necesario emancipar la vida 
y el saber del imperio del capital, del yugo de la 
burguesia. Los maestros no deben limitarse al marco 
de los estrechos deberes pedagogicos. Deben 
fundirse con toda la masa combatiente de los 
trabaj adores. La tarea del nuevo magisterio consiste 
en ligar la labor docente con la organizacion 
socialista de la sociedad. 

Es necesario reconocer que la mayoria de los 
intelectuales de la vieja Rusia se revela como 
categorico adversario del Poder sovietico, y no hay 
duda de que no sera facil superar las dificultades que 
ello implica. El proceso de efervescencia en la gran 
masa de maestros no hace mas que comenzar, y los 
que estan de verdad con el pueblo no deben 
constrenirse a los limites del sindicato de 
trabaj adores de la ensefianza de toda Rusia, sino que 
deben llevar con paso firme su propaganda a las 
masas. Este camino desembocara en la lucha 
conjunta del proletariado y del magisterio en pro de 
la victoria del socialismo. (Lenin abandona la sala 
entre prolongados y undnimes Aplausos.) 

Publicado en el num. 1 de "Memorias de la 
Union de Maestros Internacionalistas de toda Rusia " 
de 1918. 

T. 36, pdgs. 420-421. 



SOBRE LA ORGANIZACION DE BIBLIOTECAS. 



Proyecto de disposition del CCP. 

El Consejo de Comisarios del Pueblo amonesta al 
Comisariado de Instruccion Publica porque no presta 
atencion suficiente a la organizacion acertada de 
bibliotecas en Rusia y le encomienda que adopte sin 
demora las medidas mas energicas: 1) para 
centralizar la organizacion de bibliotecas en Rusia, y 
2) para implantar el sistema suizo-norteamericano. 

Se prescribe al Comisariado de Instruccion 
Publica que presente al CCP informes quincenales de 
lo que haya realizado practicamente en este terreno. 

Escrito el 7 de junio de 1918. Publicado por 
primera vez en 1933 en la "Recopilacion Leninista ", 
t.XXI. 

T. 36, pdg. 422. 



DISCURSO EN UN MITIN QUE SE DIO EN EL CLUB DE SOKOLNIKI. 



Information periodistica. 

(Clamorosos Aplausos.) Nuestro partido se ha 
propuesto celebrar hoy, en Moscu, el mayor numero 
posible de mitines con el objeto de llamar la atencion 
de la clase obrera sobre la situacion en que se halla el 
Poder sovietico y los esfuerzos que debera realizar 
para superar la actual situacion. 

Ustedes saben que en los ultimos meses, e incluso 
semanas, se ha reanimado la contrarrevolucion. Los 
eseristas de derecha y los mencheviques acusan al 
Poder Sovietico de haber traicionado y vendido a 
Rusia a los imperialistas alemanes. 

Sin embargo, sabemos muy bien lo que ha 
ocurrido y ocurre en el Caucaso, donde los 
mencheviques caucasianos han concertado una 
alianza con los imperialistas turcos, y en Ucrania, 
donde los eseristas de derecha ucranios han 
concertado una alianza con el imperialismo aleman. 
Mas aun, camaradas, en esas regiones no solo se han 
suprimido todas las realizaciones del Poder sovietico, 
no solo se detienen y fusila a los obreros, no solo se 
les ha privado de todas sus conquistas, sino que 
incluso han llevado al poder a Skoropadski. Desde 
luego, con tales medidas no pueden ganar la simpatia 
de la clase obrera. Por eso los contrarrevolucionarios 
tratan de aprovecharse en estos momentos del 
cansancio del pueblo ruso, del hambre. Ponen en 
juego sus ultimos recursos para derrocar el Poder 
sovietico. 

Ahora se han aferrado a los checoslovacos, 
quienes, preciso es decirlo, no estan en absoluto 
contra el Poder sovietico. No son los checoslovacos 
quienes estan contra el Poder sovietico, sino sus 
oficiales contrarrevolucionarios. Con ayuda de estos 
oficiales, los imperialistas aspiran a arrastrar a Rusia 
a la matanza mundial que aun prosigue. 

Lo sintomatico es que, en cuanto el poder pasa en 
un lugar a manos de los mencheviques y los eseristas 
de derecha, estos quieren agraciarnos en seguida con 
algiin Skoropadski. Y tan pronto como las masas 
descubren adonde las han llevado los mencheviques 
y eseristas de derecha, estos quedan sin el apoyo de 
las masas. 

Quedan sin apoyo. Entonces, como ultimo 
recurso, comienzan a especular con el hambre, y 
cuando tampoco eso surte efecto, no retroceden 
siquiera ante el asesinato a traicion. 



Todos sabeis que ha sido asesinado el camarada 
Volodarski, viejo militante del partido que pago sus 
convicciones con sufrimientos y privaciones. Por 
supuesto, es muy posible que consigan todavia 
asesinar a algunos otros miembros activos del Poder 
sovietico; pero eso solo servira para que este se 
reafirme en las masas y nos impulse a defender con 
mas vigor aun nuestras conquistas. 

En la actualidad, dos circunstancias colocan a la 
Republica Sovietica en una situacion de particular 
gravedad: el hambre y la situacion internacional. 

La situacion internacional es grave porque el 
imperialismo aleman, frances e ingles solo esperan el 
momento propicio para volver a lanzarse contra la 
Republica Sovietica. La tarea de nuestro partido es 
derrocar el yugo del capitalismo; y esto solo puede 
ocurrir mediante la revolucion internacional. Pero, 
camaradas, debeis comprender que las revoluciones 
no se hacen por encargo. Comprendemos que en la 
Republica de Rusia se dieron las condiciones para 
que la clase obrera rusa fuese la primera en lograr el 
derrocamiento del yugo del capital y la burguesia, y 
comprendemos que no lo ha logrado por estar mas 
desarrollada y ser mas perfecta, sino porque nuestro 
pais es sumamente atrasado. 

El capitalismo sera defmitivamente derrocado 
cuando en este impulso se nos unan algunos paises 
por lo menos. Y sabemos que en todos los paises, 
pese al rigor de la censura, hemos logrado que en 
todas las asambleas la sola mencion del Partido 
Comunista y de la Republica de Rusia provoque 
estallidos de entusiasmo. {Clamorosos Aplausos.) 

Nosotros afirmamos que mientras en Occidente 
siga la matanza mundial, nos sentimos seguros. 
Cualesquiera que sean las consecuencias de la guerra, 
esta provocara inevitablemente la revolucion, que es 
y sera nuestra aliada. 

Despues de caracterizar la grave situacion de la 
Rusia Sovietica, cercada de enemigos por fuera y 
amenazada en el interior por la contrarrevolucion, el 
camarada Lenin pasa a hablar del hambre. 

Nuestra revolucion hace estremecerse a las clases 
imperialistas, conscientes de que su existencia 
depende de que se mantenga o no su capital; por eso 
debemos proseguir la marcha al lado de la clase con 
la que alcanzamos las conquistas de la Revolucion de 
Octubre. 



V. I. Lenin 



Es la misma clase con la que marchamos en la 
lucha contra el hambre. 

Ahora es necesario poner en tension todas 
nuestras fuerzas y energias durante un mes, mes y 
medio o dos meses, los mas dificiles. 

En la vida de los pueblos ha habido momentos en 
que el poder estatal paso a manos de la clase obrera, 
pero esta no pudo sostenerlo. En cambio, nosotros 
podemos sostenerlo, pues contamos con el Poder 
sovietico, que une a la clase obrera que ha tornado su 
causa en sus propias manos. 

Por grave que sea nuestra situacion, sean cuales 
fueren las conspiraciones que tramen los eseristas de 
derecha y los del cuerpo de ejercito checoslovaco, 
sabemos que hay cereales, incluso en las provincias 
que rodean el centra. Es necesario que nos 
apoderemos de este cereal, conservando y afianzando 
la alianza de la clase obrera con los campesinos 
pobres. 

Los destacamentos de soldados rojos salen del 
centra con las mejores intenciones del mundo; pero 
algunas veces, al llegar a su lugar de destino, caen en 
la tentacion del merodeo y la bebida. La culpa es de 
esa matanza de cuatro anos que retuvo a los hombres 
en las trincheras durante tanto tiempo y los obligo a 
matarse entre ellos como bestias. Esta bestialidad 
puede verse en todos los paises. Pasaran anos antes 
de que los hombres dejen de ser bestias y recuperen 
su condicion humana. 

Exhortamos a los obreros a colaborar con 
nosotros. 

Cuando lei la noticia de que en la provincia de 
Tambov, distrito de Usman, un destacamento de 
abastecimiento entrego a los campesinos pobres tres 
mil puds de cereales de los seis mil requisados, me 
dije: incluso si me demuestran que hasta hoy no 
existe en Rusia mas que un destacamento como este, 
dire de todas las maneras que el Poder sovietico esta 
realizando su obra. jPues en ningun otro pais se 
encontrara un destacamento semejante! (Clamorosos 
Aplausos.) 

La burguesia tiene plena conciencia de sus 
intereses y hace todo lo posible por asegurarlos. Sabe 
que si despues de muchos siglos, los campesinos 
reciben este otono por vez primera los frutos de su 
propio trabajo en forma de cosecha y aseguran el 
aprovisionamiento de la clase trabajadora de las 
ciudades, se defraudaran todas las esperanzas que la 
burguesia ha puesto en la restauracion, y el Poder 
sovietico se consolidara. Por eso la burguesia 
despliega ahora una actividad tan febril. 

Es indispensable dedicar todos nuestros esfuerzos 
a combatir a los campesinos ricos, a los 
especuladores y a la burguesia de la ciudad. 

Uno de los mayores males de nuestra revolucion 
es la timidez de nuestros obreros, convencidos 
todavia de que solo pueden gobernar el Estado los 
"superiores"... los superiores en el arte del pillaje. 



Pero en cada taller y en cada fabrica hay 
excelentes obreros. No importa que no pertenezcan al 
partido; ustedes tienen que unirlos y templarlos, y el 
Estado hara todo lo posible por ayudarles en su 
dificil labor. (Clamorosos Aplausos.) 

Publicado el 22 y 23 de junio de 1918 en los 
nums. 127 y 128 de "Izvestia del CEC de toda 
Rusia" y el 23 de junio de 1918 en el num. 126 de 
"Pravda ". 

T. 36, pdgs. 426-429. 



IV CONFERENCIA DE LOS SINDICATOS Y DE LOS COMITES FABRILES DE MOSCU. 



27 dejunio - 2 dejulio de 1918. 
1. Informe sobre la situation actual, 27 de 
junio. 

{El camarada Lenin es recibido con clamorosos y 
prolongados Aplausos.) 

Camaradas: Todos conoceis, por supuesto, la 
inmensa calamidad que se ha abatido sobre nuestro 
pais: el hambre. Antes de pasar a discutir las medidas 
para combatir esta calamidad, agudizada ahora mas 
que nunca, debemos enfocar las principales causas 
que la han provocado. Al discutir este problema, 
debemos recordar y decirnos que la misma calamidad 
se ha abatido no solo sobre Rusia, sino sobre todos 
los otros paises, incluso los mas cultos, adelantados y 
civilizados. 

Durante las ultimas decadas, el hambre ha 
castigado varias veces regiones enteras de nuestro 
pais agrario, donde la inmensa mayoria del 
campesinado ruso vivia arruinado y oprimido por el 
yugo de los zares, terratenientes y capitalistas y nos 
ha afectado en especial ahora, durante la revolucion. 
Pero en los paises de la Europa Occidental reina 
tambien la misma calamidad. Muchos de estos paises 
habian olvidado lo que era el hambre, no solo desde 
hace decadas, sino desde hace siglos, debido al alto 
desarrollo de su agricultura y a las enormes 
cantidades de cereal importado que se procuraban los 
paises europeos que no podian producir grano propio. 
Pero ahora, en el siglo XX, junto con el progreso 
tecnico, mayor aiin, junto con los maravilloso 
inventos, junto con la amplia difusion de las 
maquinarias y la electricidad, de nuevos motores de 
combustion interna en la agricultura, junto con todo 
esto vemos que en todos los paises europeos, sin 
excepcion, avanza sobre los pueblos una misma 
calamidad: el hambre. Diriase que, a pesar de la 
civilizacion, a pesar de la cultura, lo paises retornan a 
la barbarie primitiva, atraviesan de nuevo una 
situacion en que las costumbres degeneran y los seres 
se embrutecen en la lucha por el pan. <^Que ha 
provocado en muchos paises europeos, en la mayoria 
de ellos, este retorno a la barbarie? Todos sabemos 
que ha sido la guerra imperialista, la guerra que 
atormenta a la humanidad desde hace cuatro anos, 
una guerra que cuesta ya a los pueblos mas, mucho 
mas de diez millones de vidas jovenes, una guerra 
desencadenada por la avaricia de los capitalistas, una 



guerra que se hace para determinar cual de los 
grandes saqueadores, el ingles o el aleman, dominara 
el mundo, conquistara colonias y estrangulara a los 
pueblos pequenos. 

Esta guerra, que ha abarcado a casi todo el globo 
terrestre, que ha segado diez millones de vidas por lo 
menos, sin contar los millones de mutilados, 
invalidos y enfermos, esta guerra que, ademas, ha 
sustraido del trabajo productivo a millones de 
hombres que forman las fuerzas mejores y mas sanas, 
esta guerra ha reducido a la humanidad a un estado 
de completa barbarie. Se ha cumplido lo que muchos 
autores de orientacion socialista previeron como el 
fin peor, mas doloroso y dificil del capitalismo, 
cuando decian que la sociedad capitalista, basada en 
la propiedad privada de la tierra, de las fabricas y las 
maquinarias por un punado de capitalistas y de 
monopolistas, se transformaria en sociedad socialista, 
la unica capaz de poner fin a la guerra, pues el 
"civilizado" y "culto" mundo capitalista se encamina 
a una inaudita bancarrota que puede destrozar y 
destrozara inexorablemente todos los fundamentos de 
la vida civilizada. Repito, no solo vemos hambre en 
Rusia, sino tambien en paises mas civilizados y 
cultos, como Alemania, donde la productividad del 
trabajo es muchisimo mayor, en un pais que esta en 
condiciones de suministrar al mundo medios tecnicos 
en abundancia y de abastecer a su poblacion de 
productos alimenticios, ya que aiin mantiene 
relaciones libres con paises lejanos. Alii el hambre 
esta muchisimo mejor organizada, se prolonga mas 
que en Rusia; pero es un hambre mas dura y penosa 
todavia que aqui. El capitalismo ha desembocado en 
una calamidad tan dura y dolorosa que ahora resulta 
absolutamente claro para todos que la guerra actual 
no puede acabar sin una serie de las mas duras y 
sangrientas revoluciones, de las cuales la revolucion 
rusa fue solo la primera, solo el comienzo. 

Por ejemplo, os habeis enterado ahora de que en 
Viena se ha formado por segunda vez un Soviet de 
diputados obreros; de que, por segunda vez, la 
poblacion trabajadora ha declarado una huelga de 
masas casi general. Nos enteramos de que en 
ciudades, hasta el presente modelos de orden 
capitalista, cultura y civilizacion, como, por ejemplo, 
Berlin, se hace peligroso salir a la calle de noche, 
porque, pese a las mas rigurosas medidas y a la 



V. I. Lenin 



vigilancia mas estricta, la guerra y el hambre han 
reducido a la gente a tal estado de completo 
salvajismo, han llevado a una anarquia tal, han 
despertado tal indignacion, que no solo la venta, sino 
el robo verdadero, la guerra verdadera por un pedazo 
de pan resultan cosa corriente en todos los paises 
cultos y civilizados. 

Por eso, camaradas, cuando observamos la penosa 
y dificil situacion que se ha creado en nuestra patria 
como consecuencia del hambre, debemos explicar a 
esas personas completamente ciegas e ignorantes 
(pocas quedan, pero existen todavia) cuales son las 
principales y fundamentales causas del hambre. 
Todavia podemos encontrar en nuestro pais a gente 
que razona asi: con el zar, a pesar de todo, teniamos 
pan; pero ha llegado la revolucion, y no hay pan. Y 
es natural que, para alguna vieja campesina, todo el 
desarrollo de la historia durante los ultimos diez aiios 
puede resumirse enteramente en que antes habia pan 
y ahora no. Es comprensible, porque el hambre es 
una calamidad que barre todos los otros problemas, 
los descarta y se pone en primer piano, y supedita 
todo lo restante. Pero se sobrentiende que nuestra 
tarea, la tarea de los obreros conscientes, es explicar 
a las grandes masas, a todos los representantes de las 
masas trabajadoras de la ciudad y el campo, cual es 
la causa fundamental del hambre, pues si no la 
explicamos, nos sera imposible crear una actitud 
acertada en nosotros mismos, o en los representantes 
de las masas trabajadoras; nos sera imposible lograr 
que se comprenda bien su caracter funesto y no 
podremos alcanzar la firme decision y el animo 
necesarios para combatir esta calamidad. Si 
recordamos que esta calamidad ha sido producto de 
la guerra imperialista, que hasta los paises mas ricos 
experimentan actualmente una escasez de alimentos 
sin precedentes y que la abrumadora mayoria de las 
masas trabajadoras sufren inauditas torturas, si 
recordamos que la guerra imperialista obliga a los 
obreros de los diversos paises desde hace ya cuatro 
aiios a derramar su sangre en beneficio de la codicia 
de los capitalistas y que cuanto mas dure la guerra 
mas dificil sera salir de ella, comprenderemos que 
fuerzas tan gigantescas, inmensas, debemos poner en 
movimiento. 

La guerra ha durado casi cuatro aiios. Rusia ha 
salido de la guerra; pero, por haber salido sola, se 
encuentra en medio de dos bandas de saqueadores 
imperialistas que la desgarran, la estrangulan y se 
aprovechan de su transitoria falta de medios de 
defensa y armamentos. La guerra ha durado casi 
cuatro aiios. Los saqueadores imperialistas alemanes 
han logrado una serie de victorias y siguen 
enganando a sus obreros; una parte de estos, 
sobornados por la burguesia, se ha pasado al campo 
de los imperialistas alemanes y sigue repitiendo la 
repulsiva y sangrienta mentira de la defensa de la 
patria, cuando los soldados alemanes defienden de 



hecho los egoistas y rapaces intereses del capitalismo 
aleman, que les ha prometido que Alemania le daria 
paz y prosperidad. La realidad nos muestra que 
cuanto mas amplias son las victorias de Alemania, 
mas se pone de manifiesto la situacion desesperada 
del pais. 

Alemania, los capitalistas alemanes se 
vanagloriaban, al concertar la paz de Brest, esa paz 
impuesta y explotadora, esa paz fundada en la 
violencia y la opresion de los pueblos, de que no 
darian pan y paz a los obreros. Y ahora han reducido 
la racion de pan. Como es del dominio publico, la 
campana de abastecimiento en la rica Ucrania ha 
resultado un fracaso. En Austria, la situacion ha 
llegado nuevamente a los motines de hambrientos y a 
una indignacion de todo el pueblo, porque, cuanto 
mas victorias obtiene Alemania, tanto mas claro 
queda para todos, incluso para muchos representantes 
de la gran burguesia de este pais, que la guerra no 
tiene salida. Comienzan a comprender que aun en el 
caso de que los alemanes pudieran mantener su 
resistencia en el frente occidental, ello en nada los 
acercaria al fin de la guerra, sino que se verian 
convertidos en pais avasallado, que deberia ser 
ocupado por tropas alemanas, y tendrian que 
proseguir la guerra; y esto llevaria a la 
descomposicion del ejercito aleman, que se esta 
transformando en una banda de saqueadores que 
ejercen la violencia contra otros pueblos inermes y 
sustraen a sus paises los ultimos restos de alimentos 
y materias primas, venciendo la gran resistencia de la 
poblacion. Cuanto mas se aproxima Alemania a la 
periferia de Europa, tanto mas evidente resulta que 
tiene frente a ella a Inglaterra y Norteamerica, mucho 
mas desarrolladas, con fuerzas productivas mayores, 
que han tenido tiempo de enviar a Europa a decenas 
de miles de hombres de las mejores fuerzas frescas y 
de transformar todas las maquinas y fabricas en 
medios de destruccion. La guerra se aproxima 
nuevamente, y esto significa que trae cada ano, mas 
aun, cada mes, una ampliacion de esta guerra. No hay 
otra salida de esta guerra que la revolucion, la guerra 
civil, la transformacion de la guerra entre los 
capitalistas por sus ganancias, por el reparto del botin 
y por el estrangulamiento de los pequenos paises en 
una guerra de los oprimidos contra los opresores, la 
unica guerra que en la historia acompana siempre no 
solo a las grandes revoluciones, sino a toda 
revolucion algo importante, la unica guerra legitima 
y justa, la unica guerra santa desde el punto de vista 
de los intereses de las masas trabajadoras, oprimidas 
y explotadas. (Aplausos.) Es imposible liberarse de la 
esclavitud imperialista sin una guerra de ese caracter. 
Debemos darnos perfecta cuenta de las nuevas 
calamidades que la guerra civil acarrea a cualquier 
pais. Cuanto mas civilizado sea el pais, tanto mas 
graves seran esas calamidades. Imaginemos que un 
pais que tiene maquinaria y ferrocarriles es asolado 



IV conferencia de los sindicatos y de los comites fabriles de Moscii 



por la guerra civil, la cual interrumpe las 
comunicaciones entre las diferentes partes del 
mismo. Imaginemos la situacion en que se 
encontraran regiones habituadas en el curso de 
decadas a vivir del intercambio de articulos 
manufacturados y se comprendera que nuevas 
calamidades, previstas ya por los mas eminentes 
socialistas, provoca toda guerra civil. Los 
imperialistas condenan a la clase obrera a las 
calamidades, los sufrimientos y la muerte. Mas, por 
penoso e insoportable que sea todo esto para la 
humanidad entera, cada dia resulta mas claro para la 
nueva sociedad socialista que los imperialistas no 
podran terminar la guerra que nan desencadenado; 
que sera otra clase -la clase obrera, mas activa, mas 
irritada e indignada cada dia en todos los paises- la 
que, por la fuerza de las circunstancias y 
prescindiendo de sentimientos y estados de animo, se 
ve obligada a derrocar la dominacion de los 
capitalistas. La calamidad del hambre nos afecta con 
especial fuerza en Rusia; pasamos por un periodo 
mas dificil que el soportado por revolucion alguna, y 
no podemos contar con la ayuda inmediata de los 
camaradas de Europa Occidental. Toda la dificultad 
de la revolucion rusa estriba en que a la clase obrera 
revolucionaria de Rusia le ha sido mucho mas facil 
comenzar que a las otras clases de Europa 
Occidental, pero le es mucho mas dificil continuar. 
Es mas dificil comenzar la revolucion en los paises 
de Europa Occidental, porque alii, frente al 
proletariado revolucionario, esta el pensamiento 
superior que procede de la cultura, y la clase obrera 
se encuentra en un estado de esclavitud cultural. 

Entretanto, debemos vivir momentos sumamente 
dificiles a consecuencia de nuestra situacion 
internacional, y nosotros, representantes de las masas 
trabajadoras, nosotros, obreros conscientes, debemos 
explicar en toda nuestra agitacion y propaganda, en 
cada discurso que pronunciemos, en cada 
llamamiento que publiquemos, en las charlas que 
demos en las fabricas y en cada conversacion con los 
campesinos, que la calamidad que se ha abatido 
sobre nosotros es una calamidad internacional, que 
de ella no hay otra salida que la revolucion mundial. 
Puesto que nos toca pasar por un periodo tan penoso, 
en el que hemos quedado temporalmente solos, 
debemos concentrar todas nuestras fuerzas para 
soportar con firmeza las dificultades de este periodo, 
pues sabemos que, en ultimo termino, no nos 
hallamos solos, que la calamidad que estamos 
sufriendo amenaza a cada pais europeo y que 
ninguno de estos paises encontrara salida si no es por 
una serie de revoluciones. 

El hambre que azota a Rusia se ha agudizado 
porque la paz impuesta la ha privado de las 
provincias mas fertiles, ricas en cereales, y se ha 
agudizado tambien porque nos estamos aproximando 
al final de la vieja campana de abastecimiento. Hasta 



la proxima cosecha, que sin duda sera abundante, 
quedan todavia algunas semanas, y estas pocas 
semanas seran un periodo de transicion, que es muy 
dificil en general y se torna mas critico aiin porque 
las clases explotadoras terratenientes y capitalistas 
depuestas en Rusia hacen todo cuanto esta a su 
alcance, intensifican todos sus esfuerzos para 
recuperar el poder. Esta es una de las razones 
principales de que las provincias de Siberia, ricas en 
cereales, quedaran separadas de nosotros por el motin 
del cuerpo de ejercito checoslovaco. Pero sabemos 
muy bien cuales son las fuerzas que mueven este 
motin: sabemos muy bien que los soldados 
checoslovacos declaran a los representantes de 
nuestras tropas, de nuestros obreros y campesinos, 
que no quieren luchar contra Rusia ni contra el Poder 
sovietico ruso, que solo desean abrirse paso hasta la 
frontera con las armas en la mano. Pero los 
encabezan los generates, los terratenientes y 
capitalistas de ayer, que estan pagados por los 
ingleses y los franceses y reciben el apoyo de los 
traidores rusos al socialismo, que se han pasado al 
campo de la burguesia. (Aplausos.) 

Toda esta pandilla se aprovecha del hambre para 
hacer una nueva tentativa de devolver el poder a los 
terratenientes y los capitalistas. Camaradas, la 
experiencia de nuestra revolucion confirma las 
palabras que siempre diferencian a los representantes 
del socialismo cientifico, Marx y sus continuadores, 
de los socialistas utopicos, de los socialistas 
pequenoburgueses, de los intelectuales socialistas y 
de los sonadores socialistas Los sonadores 
intelectuales, los socialistas pequenoburgueses 
creian, y quiza creen todavia, o suenan, que se puede 
implantar el socialismo por medio de la persuasion. 
Creen que la mayoria del pueblo se convencera, y 
una vez se haya convencido, la minoria la obedecera; 
la mayoria votara, y el socialismo sera proclamado. 
(Aplausos.) No, el mundo no esta hecho de manera 
tan afortunada; los explotadores, los feroces 
terratenientes, la clase capitalista, no cede a la 
persuasion. La revolucion socialista confirma lo que 
todos han visto: la furiosa resistencia de los 
explotadores. Cuanto mayor es la presion de las 
clases oprimidas, cuanto mas cerca se hallan estas de 
suprimir toda opresion, toda explotacion, cuanto mas 
resuelta es la propia iniciativa de los obreros y los 
campesinos oprimidos, tanto mas rabiosa es la 
resistencia de los explotadores. 

Estamos atravesando el periodo mas dificil y 
penoso de la transicion del capitalismo al socialismo, 
periodo que sera ineludiblemente prolongado en 
todos los paises porque, repito, los opresores 
responden a cada avance de la clase oprimida con 
nuevas y nuevas tentativas de resistencia, tentativas 
de derrocar el poder de la clase oprimida. Prueba de 
lo que puede ser esta resistencia es el motin del 
cuerpo de ejercito checoslovaco, evidentemente 



V. I. Lenin 



apoyado por el imperialismo anglo-frances, cuyo 
objetivo politico es derrocar el Poder sovietico. 
Vemos como este motin se extiende a causa del 
hambre, por supuesto. Claro esta que las grandes 
masas trabajadoras, compuestas de gran numero de 
personas, no son socialistas instruidos -vosotros lo 
sabeis muy bien, pues cada uno puede verlo en su 
fabrica-, ni pueden serlo, porque el trabajo 
esclavizador en la fabrica les resta tiempo y 
posibilidades para convertirse en socialistas. Claro 
esta que dichas personas sienten simpatia cuando ven 
como se destacan los obreros en las fabricas, cuando 
ven que estos obreros obtienen la posibilidad de 
aprender el arte de administrar fabricas, una labor 
dificil, exigente, en la que son inevitables los errores, 
pero la unica labor con la que los obreros pueden 
alcanzar en defmitiva su permanente aspiracion a que 
las maquinas, las fabricas, la mejor tecnica moderna 
y las mejores conquistas de la humanidad no sirvan 
para la explotacion, sino para mejorar la vida, para 
hacer menos pesada la existencia de la abrumadora 
mayoria. Pero cuando ven que los saqueadores 
imperialistas de Occidente, del Norte y de Oriente se 
aprovechan del desamparo de Rusia para desgarrarla, 
mientras no sepan que direccion tomara el 
movimiento obrero de otros paises, es natural que 
haga presa en ellos la desesperacion. No puede ser de 
otro modo. Seria ridiculo esperar y absurdo creer que 
de la sociedad capitalista, basada en la explotacion, 
pudiera surgir de golpe el pleno conocimiento de la 
necesidad del socialismo y la comprension del 
mismo. Esto no puede ser. Este conocimiento se 
logra solo al final de la lucha que es preciso llevar a 
cabo en este penoso periodo, en el que una 
revolucion ha estallado antes que las otras y no 
recibe ayuda de las otras, y cuando el hambre se echa 
encima. Es natural que ciertas capas de trabaj adores 
esten inexorablemente dominadas por la 
desesperacion y la indignacion y dispuestas a 
desentenderse de todo. Y es natural que los 
contrarrevolucionarios, los terratenientes y 
capitalistas, y sus protectores y complices, 
aprovechen esta situacion para atacar una y otra vez 
al poder socialista. 

Vemos adonde ha llevado esto en todas las 
ciudades donde no hubo ayuda de bayonetas 
extranjeras. Sabemos que se lograba derrotar al Poder 
sovietico cuando los que tanto vociferaban sobre la 
defensa de la patria y sobre su patriotismo mostraban 
su naturaleza capitalista y concertaban acuerdos, hoy 
con las bayonetas alemanas para asesinar con ellas a 
los bolcheviques ucranios, manana con las bayonetas 
turcas para avanzar contra los bolcheviques, pasado 
manana con las bayonetas checoslovacas para 
derrocar el Poder sovietico y asesinar a los 
bolcheviques en Samara. Solo la ayuda extranjera, 
solo la ayuda de las bayonetas extranjeras, solo la 
venta de Rusia a las bayonetas japonesas, alemanas y 



turcas ha dado hasta ahora algiin asomo de exito a los 
terratenientes y a los que se han conciliado con el 
capitalismo. Pero sabemos que cuando, debido al 
hambre y la desesperacion de las masas, se 
produjeron levantamientos de este genero en lugares 
donde no se podia obtener la ayuda de las bayonetas 
extranjeras, tal como sucedio en Saratov, Kozlov y 
Tambov, la dominacion de los terratenientes, los 
capitalistas y sus amigos que se encubren con la 
hermosa consigna de la Asamblea Constituyente no 
duro mas que dias, sino horas. Cuanto mas alejadas 
se hallaban las unidades de las tropas sovieticas del 
centro, ocupado momentaneamente por la 
contrarrevolucion, tanto mas decidido era el 
movimiento entre los obreros urbanos, tanta mayor 
iniciativa manifestaban dichos obreros y campesinos 
al marchar en ayuda de Saratov, Penza y Kozlov y 
derrocar rapidamente el poder de la 
contrarrevolucion alii establecido. 

Camaradas, si examinais estos acontecimientos 
desde el punto de vista de todo lo que ocurre en la 
historia universal; si recordais que vuestra tarea - 
nuestra tarea comiin- consiste en explicarnos 
nosotros mismos explicar a las masas que estas 
grandes calamidades no se han abatido sobre 
nosotros por casualidad, sino como consecuencia, 
primero, de la guerra imperialista, y, segundo, de la 
rabiosa resistencia de los terratenientes, los 
capitalistas y los explotadores; si se comprende con 
claridad esto podemos estar seguros de que, por 
dificil que sea, el pleno conocimiento de ello se 
difundira cada vez mas entre las grandes masas, y 
conseguiremos crear la disciplina, veneer la 
indisciplina en nuestras fabricas y ayudar al pueblo a 
soportar este penoso periodo, particularmente dificil, 
pero que tal vez no dure mas de uno o dos meses, las 
pocas semanas que quedan hasta la nueva cosecha. 

Se sabe que la actual situacion en Rusia es dificil 
en particular debido al motin contrarrevolucionario 
checoslovaco que nos ha aislado de Siberia, debido a 
la permanente excitacion en el Sur y a la guerra; pero 
se sobrentiende que cuanto mas dificil sea la 
situacion del pais, en el cual amenaza el hambre, mas 
decididas y firmes deben ser las medidas que 
adoptemos para luchar contra ella. El establecimiento 
del monopolio del trigo es una de las principales 
medidas de lucha contra el hambre. En cuanto a esto, 
sabeis perfectamente, y lo veis en la practica, que los 
kulaks, los ricos, gritan a cada paso contra el 
monopolio del trigo. Y se comprende, pues alii donde 
el monopolio del trigo fue temporalmente abolido, tal 
como lo hizo Skoropadski en Kiev, la especulacion 
alcanzo dimensiones sin precedentes, y el precio del 
pud de grano llego a doscientos rublos. 
Naturalmente, cuando hay escasez de productos, sin 
los cuales la vida es imposible, quienes los posean 
pueden enriquecerse, los precios de los mismos 
alcanzan alturas inauditas. Es natural que el terror, el 



IV conferencia de los sindicatos y de los comites fabriles de Moscii 



panico ante el peligro de morir por inanicion sea la 
causa de que los precios suban a alturas inauditas, y 
en Kiev han tenido que pensar en volver al 
monopolio. En Rusia, en los tiempos anteriores a la 
toma del poder por los bolcheviques, a pesar de la 
riqueza cerealista que poseia Rusia, el gobierno se 
convencio de la necesidad de implantar el monopolio 
del trigo. Solo pueden oponerse al monopolio los 
ignorantes supinos o los que se vendido 
deliberadamente a los intereses de la bolsa de dinero. 
(Aplausos.) 

Sin embargo, camaradas, cuando se habla del 
monopolio del trigo debemos pensar en las enormes 
dificultades no encierran estas palabras para 
ejercerlo. Es facil decir: monopolio del trigo; pero 
hay que reflexionar en lo que estas palabras 
significan. Significan que todos los excedentes de 
cereales pertenecen al Estado; significan que cada 
pud de grano del que el campesino puede prescindir 
para su hacienda, para alimentar a su familia y su 
ganado o para la siembra, cada pud de grano sobrante 
debe ser recogido por el Estado. ^Como lograrlo? Es 
necesario que el Estado fije los precios, que cada pud 
sobrante de cereales sea registrado y recogido. 
^Como puede aprender en pocas semanas o meses a 
valorar lo que significa el monopolio del trigo el 
campesino de mentalidad embotada durante 
centenares de anos por los terratenientes y 
capitalistas, los cuales han robado y apaleado al 
campesino, sin permitirle jamas satisfacer su 
hambre? Esos millones de personas que hasta ahora 
han conocido el Estado solo por su opresion, solo por 
su violencia, solo por la arbitrariedad y el robo de los 
funcionarios gubernamentales; esos campesinos 
confmados en lejanas aldeas y condenados a la ruina, 
^como pueden comprender lo que significa el poder 
de los obreros y los campesinos, comprender que el 
poder esta en manos de los pobres, que quien guarda 
cereales, quien posee excedentes de cereales y no los 
entrega al Estado es un bandido, un explotador 
culpable del hambre agobiante que padecen los 
obreros de Moscii, Petrogrado y otras ciudades? 
^Como pueden comprenderlo, si hasta ahora los han 
mantenido en la ignorancia y su linico interes en la 
aldea ha sido vender los cereales? ^Como pueden 
comprenderlo? No es de extranar que cuando 
examinamos este problema con mas atencion desde 
el punto de vista de la vida practica, se nos revele la 
inmensa dificultad de la tarea de implantar el 
monopolio del trigo en un pais donde el zarismo y lo 
terratenientes mantuvieron a la mayor parte de los 
campesinos en la ignorancia, en un pais donde el 
campesinado ha sembrado cereales en tierra propia 
por primera vez despues de muchos siglos. 
(Aplausos.) 

Pero cuanto mas dificil es la tarea, cuanto mas 
grande se alza ante un estudio atento y reflexivo de 
las cosas tanto mas claro debemos decirnos lo que 



siempre nos hemos dicho: la liberacion de los obreros 
debe ser obra de los obreros mismos. Hemos dichos 
siempre: la liberacion de los trabajadores de la 
opresion no puede venir de fuera; los trabajadores 
mismos, con su lucha, con su movimiento con su 
agitacion, deben aprender a resolver un nuevo 
problema historico; y cuanto mas dificil, grande y de 
responsabilidad sea este nuevo problema historico, 
tanto mayor debe ser el mimero de personas, de 
millones de personas que se debe atraer para que 
participen con independencia en la solution de estos 
problemas. Para vender cereales a un comerciante, a 
un negociante, no hace falta conciencia de clase ni 
organizacion alguna. Para ello solo se precisa vivir 
tal y como lo ha ordenado la burguesia: solo hay que 
ser un esclavo obediente, imaginar y admitir que es 
magnifico el mundo tal y como lo estructuro la 
burguesia. Pero, en cambio, para veneer este caos 
capitalista, para implantar el monopolio del trigo, 
para conseguir que todo pud de grano sobrante sea 
entregado al Estado hace falta un largo, dificil y 
tenaz trabajo de organizacion, no de los 
organizadores y agitadores, sino de las propias 
masas. 

En el campo ruso hay gente asi. La mayoria de los 
campesinos pertenece a la categoria de los 
campesinos muy pobres y pobres, y no pueden 
comerciar con excedentes de cereales, ni convertirse 
en esos bandidos que guardan tal vez centenares de 
puds de cereales mientras otros sufren hambre. Hoy 
la situation es tal que cualquier campesino que quiza 
se llame a si mismo campesino trabajador -palabra 
muy del agrado de algunos- se convierte en un 
bandido; pero no se puede llamar campesino 
trabajador a quien, con su propio trabajo, aun sin 
emplear trabajo asalariado, ha cosechado centenares 
de puds de cereales y calcula que, si retiene ese 
cereal, puedo venderlo por mas de seis rublos el pud 
a un especulador, o a un obrero hambriento de la 
ciudad que ha llegado con su familia hambrienta y 
puede ofrecer doscientos rublos por un pud; un 
campesino semejante, que guarda centenares de puds 
de cereales para subir el precio y obtener incluso cien 
rublos por pud; se convierte en un explotador, es peor 
que un bandido. i,Que hacer en estas circunstancias? 
<^En quien apoyarnos nuestra lucha? Sabemos que la 
revolution sovietica y el Poder sovietico difieren de 
las otras revoluciones y poderes no solo en que han 
derribado el poder de los terratenientes y capitalistas, 
no solo en que han destruido el Estado feudal al 
autocratico, sino en que las masas se han levantado 
contra toda burocracia y han creado un nuevo Estado 
en el cual el poder debe pertenecer a los obreros y 
campesinos, y no solo debe, sino que ya les 
pertenece. En este Estado no existe policia ni 
burocracia, ni un ejercito regular en cerrado largos 
anos en los cuarteles, aislado del pueblo y educado 
para disparar contra el pueblo. 



V. I. Lenin 



Estamos armando a los obreros y campesinos que 
deben aprender el manejo de las armas. Ciertas 
unidades caen en la tentacion, incurren en el vicio y 
el delito porque no estan separadas por una muralla 
china del mundo de la opresion, del mundo del 
hambre, en el cual quien tierne mucho quiere 
enriquecerse mas con lo mucho que tiene. Por eso 
vemos con frecuencia destacamentos de obreros 
conscientes que parten de Petrogrado y Moscii, y al 
llegar a las localidades adonde han sido enviados se 
extravian y se convierten en delincuentes. Y vemos 
como la burguesia bate palmas y llena las columnas 
de su prensa corrompida con todo genero de 
espantajos para asustar al pueblo: jvean que 
destacamentos son los de ustedes, que desorden 
crean; cuanto mejor se comportaban los 
destacamentos de capitalistas privados! 

jGracias anticipadas, senores burgueses! jNo 
lograran asustarnos! Bien saben ustedes que los 
infortunios y llagas del mundo capitalista no se 
curaran de inmediato. Pero nosotros sabemos que la 
cura llegara solo con la lucha; denunciaremos cada 
uno de los casos de este tipo, no por rencor, no para 
apoyar las artimanas contrarrevolucionarias de los 
mencheviques y de los democonstitucionalistas, sino 
para ensenar a las mas amplias masas populares. Ya 
que nuestros destacamentos no cumplen su cometido, 
dadnos otros destacamentos mas fieles, mas 
conscientes y en mucho mayor numero que los que 
cayeron en la tentacion. Es preciso organizarlos, 
educarlos; es necesario agrupar en torno a los obreros 
conscientes a los trabajadores explotados y 
hambrientos que no lo son. Es necesario elevar a los 
Pobres del campo, instruirlos y demostrarles que el 
poder sovietico hara todo lo posible por ayudarles, de 
modo que pueda ponerse en practica el monopolio 
del trigo. 

Y bien; al abordar esta tarea, el Poder sovietico 
planteo con claridad dichos problemas, diciendo: 
camaradas obreros, organizaos, agrupaos en los 
destacamentos de abastecimiento, combatid cada 
caso en que estos destacamentos evidencien que no 
estan a la altura de su cometido, organizaos con mas 
solidez y corregid sus deficiencias, agrupad a su 
alrededor a los pobres del campo. Los kulaks saben 
que ha sonado su ultima hora, que su enemigo 
avanza, no solo con la predica, no solo con palabras y 
frases, sino con la organizacion de los pobres del 
campo. Si logramos organizarlos, obtendremos la 
victoria sobre los kulaks. Los kulaks saben que se 
aproxima el momento de dar la ultima batalla por el 
socialismo, la mas decidida y desesperada. En 
apariencia, se trata solamente de la lucha por el pan; 
pero, en realidad, es la lucha por el socialismo. 
Cuando los obreros hayan aprendido a resolver estos 
problemas de manera independiente -nadie acudira 
en su ayuda-; cuando hayan aprendido a agrupar a su 
alrededor a los pobres del campo, alcanzaran la 



victoria, habra pan y una justa distribucion del pan, 
tendran incluso una adecuada distribucion del 
trabajo; porque, al distribuir el trabajo de manera 
adecuada, dominaremos en todas las esferas del 
trabajo, en todas las esferas de la industria. 

Ahora bien, previendo todo esto, los kulaks han 
intentado en reiteradas ocasiones sobornar a los 
pobres. Saben que deben vender a seis rublos los 
cereales al Estado; pero al vecino, un campesino 
pobre, se lo venden a tres rublos y le dicen: "Se lo 
puedes vender a un especulador a cuarenta rublos. 
Nuestros intereses son comunes; debemos estar 
juntos contra el Estado, que nos roba. Quiere darnos 
seis rublos; toma tres puds; puedes ganar 60 rublos. 
En cuanto a lo que yo gane, no te preocupes, es cosa 
mia". 

En este terreno, lo se, hay a menudo choques 
armados con los campesinos, mientras los enemigos 
del Poder sovietico gozan con ello, se rien por lo bajo 
y no escatiman esfuerzos para derrocar el Poder 
sovietico. Pero nosotros decimos: eso ocurre porque 
los destacamentos de abastecimiento que se enviaron 
no tienen suficiente conciencia; pero cuanto mas 
numerosos eran los destacamentos, mas a menudo se 
observaban casos -y eran muchos- en que los 
campesinos entregaban cereales sin que hubiera un 
solo caso de violencia, pues los obreros conscientes 
demuestran que su fuerza principal reside no en la 
violencia, sino en el hecho de que son los 
representantes de los pobres organizados e instruidos, 
en momentos en que en el campo existe todavia 
muchisima ignorancia y los pobres no estan 
instruidos. Si nos acercamos a ellos de manera 
inteligente, si les explicamos con un lenguaje sencillo 
y humano, sin palabras rebuscadas, que docenas de 
miles de obreros y campesinos rusos, en Petrogrado, 
Moscii y decenas de distritos, sufren y mueren de 
inanicion y que el tifus se extiende como 
consecuencia del hambre, que los ricos retienen los 
cereales injustamente y especulan con el hambre del 
pueblo, entonces se lograra organiza a los pobres y 
hacer que los excedentes de cereales sean recogidos 
no con la violencia, sino con la organizacion de los 
pobres del campo. Oigo a menudo informes contra 
los kulaks de camaradas que han ido a las aldeas con 
los destacamentos de abastecimiento a combatir la 
contrarrevolucion. Mencionare un ejemplo reciente, 
fresco en mi memoria, pues lo oi ayer: se trata de lo 
ocurrido en el distrito de Elets. En ese distrito se ha 
constituido un Soviet de diputados, y alii hay gran 
numero de obreros conscientes y campesinos pobres. 
Gracias a ello se logro afianzar el poder de los 
pobres. Cuando los representantes del distrito de 
Elets vinieron a informarme por primera vez, no les 
di credito; pense que se jactaban. Pero los camaradas 
enviados especialmente de Moscii a otras provincias 
me confirmaron que aquellos merecen ser felicitados 
por la forma en que han organizado el trabajo, y me 



IV conferencia de los sindicatos y de los comites fabriles de Moscii 



confirmaron que en Rusia hay distritos donde los 
Soviets de diputados locales han estado a la altura de 
sus tareas, pues lograron eliminar por completo a los 
kulaks y explotadores de los Soviets y organizar a los 
trabaj adores, organizar a los pobres. jQuienes 
aprovechan su riqueza para lucrarse, pueden alejarse 
del Poder sovietico! (Aplausos.) 

Despues de expulsar a los kulaks, se dirigieron a 
la ciudad de Elets, ciudad comercial. No esperaron 
ningiin decreto para implantar el monopolio del trigo, 
sino que recordaron que los Soviets son un poder que 
esta mas cerca del pueblo, y que cada cual, si es 
revolucionario, si es socialista y si esta 
verdaderamente al lado de los trabajadores, debe 
actuar con rapidez y decision. Organizaron a todos 
los trabajadores y campesinos pobres y formaron tal 
cantidad de destacamentos que hicieron la requisa en 
todo Elets. En las casas dejaban entrar unicamente a 
los dirigentes de confianza responsables de los 
destacamentos, sin permitir que se introdujera ni una 
sola persona de quien no estuvieran seguros, pues 
sabian con cuanta frecuencia ocurren casos de 
vacilacion, y que nada es mas vergonzoso para el 
Poder sovietico que los casos de pillaje cometidos 
por indignos representantes y servidores del Poder 
sovietico. Consiguieron reunir una inmensidad de 
excedentes de cereales y que en la comercial Eleis no 
quedara una sola casa donde la burguesia pudiera 
lucrarse mediante la especulacion. 

Desde luego, yo se que es mucho mas facil hacer 
esto en una ciudad pequefia que en una ciudad como 
Moscii; pero no debemos olvidar que en Moscii hay 
una fuerza proletaria que no existe en ninguna ciudad 
distrital. 

En Tambov triunfo hace poco tiempo por unas 
horas la contrarrevolucion e incluso se publico un 
mimero de un periodico menchevique y eserista de 
derecha que exhortaba a convocar la Asamblea 
Constituyente, a derrocar el Poder sovietico y 
consolidar la victoria duradera del nuevo poder. Pero 
desde el distrito llegaron los soldados del Ejercito 
Rojo y los campesinos, y en un solo dia derrocaron a 
este nuevo poder "duradero", supuestamente apoyado 
en la Asamblea Constituyente. (Aplausos.) 

Lo mismo ocurrio, camaradas, en otros distritos 
de la provincia de Tambov, provincia de inmensa 
extension. Sus distritos septentrionales lindan con la 
zona no agricola, pero sus distritos meridionales son 
de una fertilidad extraordinaria, y las cosechas muy 
abundantes. Alii hay muchos campesinos que tienen 
excedentes de cereales, y para poder conquistar el 
apoyo de los campesinos pobres y derrocar a los 
kulaks es necesario saber actuar con energia y 
comprension firme y clara en especial. Alii los 
kulaks son hostiles a todo poder obrero y campesino; 
alii fue necesario esperar la ayuda de los obreros de 
Petrogrado y Moscii, quienes, pertrechados en cada 
caso con el arma de la organizacion expulsan a los 



kulaks de los Soviets, organizan a los pobres y 
adquieren con los campesinos del lugar experiencia 
en la lucha por el monopolio estatal del trigo, 
experiencia en la organizacion de los pobres del 
campo y los trabajadores de la ciudad en forma tal 
que nos garantizara la victoria defmitiva y total. Y 
bien, camaradas, con estos ejemplos me he permitido 
ilustrar la situacion del abastecimiento, porque me 
parece que desde el punto de vista de los 
trabajadores, cuando se describe la lucha contra los 
kulaks por el pan, lo que importa para nosotros, para 
los obreros, para el proletariado consciente en el 
aspecto politico no es el calculo en cifras de la 
cantidad de cereales, de cuantos millones de puds se 
pueden obtener. Ese trabaj o se lo dejo a los 
especialistas en abastecimiento; lo que yo debo decir 
es que si consiguieramos asegurar los excedentes de 
cereales de las provincias que lindan con la zona no 
agricola de Moscii y de la fertil Siberia, solo con eso 
podriamos asegurar pan para salvar de la muerte por 
hambre a las provincias no agricolas durante las 
pocas semanas criticas que restan hasta la nueva 
cosecha. Para ello es necesario organizar un mimero 
mayor todavia de obreros avanzados, conscientes. 
Esta es la ensenanza fundamental de todas las 
revoluciones pasadas, la ensenanza fundamental de 
nuestra revolucion. Cuanto mayor sea la 
organizacion, cuanta mas amplitud manifieste la 
organizacion, cuanto mejor comprendan los obreros 
de las fabricas y talleres que su fuerza reside 
enteramente en su organizacion y en la organizacion 
de los pobres del campo, tanto mas segura sera 
nuestra victoria en la lucha contra el hambre, en la 
lucha por el socialismo. Repito, pues, que nuestra 
mision no consiste en inventar un nuevo poder, sino 
en despertar, educar y organizar para la accion 
independiente a los representantes de los pobres del 
campo, en cada aldea, hasta en las mas apartadas. No 
es dificil para un grupo de obreros urbanos 
conscientes, de Petrogrado y Moscii, explicar, 
incluso en aldeas apartadas, lo injusto que es ocultar 
los cereales, especular con ellos, hacer con ellos 
aguardiente casero, cuando centenares de miles de 
personas perecen en Moscii. Para conseguirlo, los 
obreros de Petrogrado y Moscii y especialmente 
vosotros, camaradas representantes de los comites de 
fabrica, representantes de los mas diversos oficios, 
fabricas y talleres, teneis que comprender a fondo 
que nadie vendra a ayudaros, que de las otras clases 
no podeis esperar a colaboradores, sino a enemigos; 
que el Poder sovietico no tiene a su servicio una 
intelectualidad fiel. La intelectualidad pone su 
experiencia y sus conocimientos -la suprema 
conquista humana- al servicio de los explotadores y 
utiliza cualquier recurso para dificultarnos la victoria 
sobre los explotadores; sus esfuerzos provocaran la 
muerte por hambre de miles de personas, pero no 
quebrantaran la resistencia de los trabajadores. No 



V. I. Lenin 



contamos con nadie, excepto la clase con la que 
hicimos la revolucion, con la que venceremos las 
mayores dificultades, con la que atravesaremos el 
dificilisimo periodo que tenemos delante: son los 
obreros fabriles, el proletariado urbano y rural, 
quienes tienen un lenguaje comun, que tanto en la 
ciudad como en el campo venceran a todos nuestros 
enemigos: los kulaks y los ricos. 

Mas, para hacer esto es preciso recordar con 
cuanta frecuencia los obreros olvidan la tesis 
fundamental de la revolucion socialista: para hacer la 
revolucion socialista, para llevarla a cabo, para librar 
al pueblo de la opresion no es necesario suprimir de 
inmediato las clases: los obreros mas conscientes y 
mejor organizados deben tomar el poder en sus 
manos. Los obreros deben convertirse en la clase 
dominante del Estado. Esta es una verdad que la 
mayoria de vosotros habeis leido en el Manifiesto 
Comunista, de Marx y Engels, escrito hace mas de 
setenta anos y que, traducido a todos los idiomas, 
recorrio todos los paises. En todas partes se ha 
revelado la verdad de que, para veneer a los 
capitalistas, es necesario que los obreros fabriles 
organizados de la ciudad se conviertan en la clase 
dominante durante la lucha contra la explotacion, 
mientras reine la ignorancia, mientras no se tenga fe 
en el nuevo sistema. Cuando esteis reunidos en los 
comites de fabrica para debatir vuestros asuntos, 
recordad que la revolucion no podra retener ni una 
sola de vuestras conquistas si os ocupais en vuestros 
comites de fabrica solo de los intereses tecnologicos 
o puramente economicos de los obreros. Los obreros 
y las clases oprimidas tomaron el poder en varias 
ocasiones, pero jamas lograron mantenerlo. Para ello 
es necesario que los obreros no solo sean capaces de 
alzarse en lucha heroica y derrocar la explotacion, 
sino tambien de organizarse, de mantener la 
disciplina, de ser firmes, de discutir las cosas con 
calma cuando todo se tambalea y vacila, cuando nos 
atacan, cuando se difunden sin cesar los Rumores 
mas absurdos; es entonces cuando los comites de 
fabrica, estrechamente vinculados en todo a las 
vastas masas, afrontan la magna tarea politica de 
convenirse principalmente en organos dirigentes de 
la actividad publica. El problema politico 
fundamental que afronta el Poder sovietico es el de 
asegurar la debida distribution de los cereales. Si 
bien Elets pudo poner coto a la burguesia local, 
hacerlo en Moscii es mas dificil; pero aqui la 
organizacion es muchisimo mayor, aqui podreis 
encontrar con mas facilidad a decenas de miles de 
hombres honestos que vuestros partidos y sindicatos 
proporcionaran, y por los que responderan, hombres 
que podran dirigir los destacamentos, asumiendo la 
plena responsabilidad de que se mantengan 
ideologicamente fieles pese a todas las dificultades, 
pese a todas las tentaciones y pese a los tormentos 
del hambre. Fuera del proletariado fabril urbano no 



existe en los actuales momentos otra clase capaz de 
emprender esta tarea, no existe otra clase capaz de 
dirigir al pueblo que cae con frecuencia en la 
desesperacion. Vuestros comites de fabrica deben 
dejar de ser comites de fabrica exclusivamente, 
deben convertirse en celulas estatales basicas de la 
clase dominante. (Aplausos.) Vuestra organizacion, 
vuestra unidad y vuestra energia determinaran si 
podremos soportar este dificil periodo de transition 
con la firmeza que corresponde al Poder sovietico. 
Emprended vosotros mismos esta labor, emprendida 
en todos sus aspectos, desenmascarad diariamente los 
abusos, corregid con la experiencia propia todos los 
errores que se cometan: por ahora se cometen 
muchos errores porque la clase obrera aiin no tiene 
experiencia; pero lo que importa es que ella misma 
emprenda esta labor y corrija sus errores. jSi 
obramos de este modo, si cada comite comprende 
que es uno de los dirigentes de la mayor revolucion 
del orbe, habremos conquistado el socialismo para el 
mundo entero! {Aplausos que se transforman en 
clamor osa ovacion.) 

2. Discurso de resumen de la discusion del 
informe sobre la situation actual, 28 de junio. 

Camaradas: Permitidme que me detenga, ante 
todo, en ciertas tesis opuestas a las mias, planteadas 
por el coinformante Paderin. Por el acta taquigrafica 
veo que dijo: "Debemos hacer todo lo posible para 
que el proletariado ingles y, en primer orden, el 
aleman tengan la posibilidad de levantarse contra sus 
opresores. i,Que debe hacerse para ello? ^Acaso 
debemos ayudar a estos opresores? Al instigar la 
enemistad entre nosotros, al destruir y debilitar el 
pais, fortalecemos infmitamente la posicion de los 
imperialistas ingleses, franceses y alemanes que 
acabaran por unirse para estrangular a la clase obrera 
de Rusia". Estos razonamientos de muestran cuan 
endebles han sido siempre los mencheviques en su 
lucha y oposicion a la guerra imperialista; el 
razonamiento que acabo de leer solo es comprensible 
en labios de un hombre que se titule defensista, que 
se coloque en una posicion imperialista por completo 
(Aplausos), en un hombre que justifique la guerra 
imperialista y repita la mentira burguesa de que los 
obreros defienden a su patria en una guerra tal. En 
efecto, sostener el punto de vista de que los obreros 
no deben destruir ni debilitar el pais durante tal 
guerra significa exhortar a los obreros a defender la 
patria en la guerra imperialista. Y vosotros sabeis lo 
que ha hecho el gobierno bolchevique, el cual tuvo 
por su primer deber publicar, desenmascarar y poner 
en la picota los tratados secretos. Sabeis que los 
aliados hicieron la guerra a causa de los tratados 
secretos, y que el gobierno de Kerenski, que existio 
con la ayuda y el apoyo de los mencheviques y 
eseristas de derecha, lejos de anular los tratados 
secretos, ni siquiera los publico; saben que el pueblo 



IV conferencia de los sindicatos y de los comites fabriles de Moscii 



ruso hacia la guerra a causa de los tratados secretos, 
donde se prometia a los terratenientes y capitalistas 
rusos que, en caso de victoria, podrian apoderarse de 
Constantinopla, de los estrechos, de Lvov, Galitzia y 
Armenia. Asi pues, si sostenemos el punto de vista 
de la clase obrera, si estamos contra la guerra, 
^podiamos tolerar esos tratados secretos? Mientras 
tolerabamos los tratados secretos, mientras 
tolerabamos en Rusia el poder de la burguesia, 
contribuiamos a mantener en los obreros alemanes la 
conviccion chovinista de que en Rusia no habia 
obreros conscientes, de que toda Rusia apoyaba al 
imperialismo, de que Rusia proseguia la guerra con 
objeto de saquear a Austria y Turquia. Por el 
contrario, ningun otro gobierno del mundo ha hecho 
mas que el de los obreros y los campesinos para 
debilitar a los imperialistas alemanes, para apartar de 
ellos a los obreros alemanes, pues cuando los 
tratados secretos fueron publicados y revelados ante 
el mundo, hasta los chovinistas alemanes, hasta los 
defensistas alemanes, hasta los obreros que apoyaban 
a su gobierno tuvieron que reconocer en su periodico 
Vorwdrts, organo central suyo, que este es un acto de 
un gobierno socialista, un autentico acto 
revolucionario. Tuvieron que reconocerlo porque 
ninguno de los gobiernos imperialistas beligerantes 
lo habia hecho, y nuestro gobierno fue el unico que 
denuncio los tratados secretos. 

Por supuesto, cada obrero aleman, por acosado, 
embrutecido o sobornado que este por los 
imperialistas, lleva en la mente esta idea: ^acaso 
nuestro gobierno no tiene tratados secretos? (Una 
voz: "jDiganos algo sobre la flota del mar Negro!"). 
Bien, lo dire, aunque no tiene relacion con el tema. 
Todo obrero aleman lleva en la mente esta idea: si el 
obrero ruso ha llegado a denunciar los tratados 
secretos, ^acaso el gobierno aleman no los tiene? 
Cuando se iniciaron las negociaciones de Brest, en el 
mundo resonaron las revelaciones del camarada 
Trotski, ^y acaso esta politica no condujo a que en un 
pais enemigo, complicado en una horrenda guerra 
imperialista con otros gobiernos, nuestra politica 
produjera no ira, sino la simpatia de las masas 
populares? El unico gobierno que aplicaba tal 
politica foe el nuestro. Nuestra revolucion logro que 
durante la guerra surgiera en el pais enemigo un 
grandioso movimiento revolucionario solo por haber 
denunciado los tratados secretos, por haber dicho que 
no nos detendriamos ante ningun peligro. Si 
sabemos, si decimos -y no por decirlo, pues estamos 
convencidos de ello- que unicamente la revolucion 
mundial puede salvarnos de la guerra mundial, de la 
matanza imperialista de los pueblos, con nuestra 
revolucion debemos perseguir esa meta, a pesar de 
todas las dificultades y de todos los peligros. Y 
cuando, por primera vez en la historia emprendimos 
este camino, en Alemania, en el pais mas imperialista 
y mas disciplinado, estallo durante la guerra, en 



enero, una huelga de masas. Desde luego, hay 
quienes creen que en un pais extranjero la revolucion 
puede producirse por encargo, o por un acuerdo. 
Estas personas, o estan locas o son unos 
provocadores. En los ultimos doce anos hemos 
vivido dos revoluciones. Sabemos que las 
revoluciones no pueden hacerse por encargo, ni por 
un acuerdo; surgen cuando decenas de millones de 
personas llegan a la conclusion de que no pueden 
seguir viviendo como antes. Conocemos las 
dificultades que acompanaron el nacimiento de las 
revoluciones de 1905 y 1917, y nunca esperamos que 
la revolucion estalle de golpe, como resultado de un 
mero llamamiento, en otros paises. Pero la 
revolucion que ahora comienza a desplegarse en 
Alemania y Austria es en gran medida consecuencia 
de la Revolucion rusa de Octubre. (Aplausos.) 
Leemos hoy en nuestros periodicos que en Viena, 
donde la racion de pan es menor que la nuestra, 
donde el despojo de Ucrania no puede constituir 
ayuda alguna, donde la poblacion dice que jamas ha 
padecido un hambre tan espantosa, ha surgido un 
Soviet de diputados obreros. En Viena se estan 
produciendo nuevas huelgas generales. 

Y nos decimos: este es el segundo paso, esta es la 
segunda prueba de que cuando los obreros rusos 
denunciaron los tratados secretos imperialistas, 
cuando expulsaron a su burguesia, procedieron como 
obreros internacionalistas consecuentes y 
conscientes, facilitaron el desarrollo de la revolucion 
en Alemania y Austria como nunca lo ha hecho 
ninguna revolucion del mundo en un pais enemigo en 
estado de guerra y de extrema exasperacion. 

Predecir cuando madurara la revolucion y 
prometeros que llegara manana seria enganaros. 
Recordareis, en especial los que habeis vivido las dos 
revoluciones rusas: nadie habria podido asegurar en 
noviembre de 1904 que dos meses mas tarde cien mil 
obreros de San Petersburgo marcharian contra el 
Palacio de Invierno e iniciarian una gran revolucion. 

Recordad diciembre de 1916: ^como se podia 
asegurar que dos meses mas tarde la monarquia 
zarista seria derribada en pocos dias? En nuestro 
pais, que ha vivido dos revoluciones, sabemos y 
comprendemos que es imposible predecir la marcha 
de la revolucion, que es imposible provocarla. Solo 
es posible trabajar en pro de la revolucion. Si 
trabajamos de manera consecuente, si trabajamos con 
abnegacion, si este trabajo esta ligado a los intereses 
de las masas oprimidas, que constituyen la mayoria, 
la revolucion llegara; pero es imposible decir donde, 
cuando, en que momento y por que motivo 
inmediato. Por eso en modo alguno nos permitiremos 
decir, enganando a las masas: los obreros alemanes 
nos ayudaran manana y derribaran al kaiser pasado 
manana. No tenemos derecho a decir tales cosas. 

Nuestra situacion es mas dificil porque la 
revolucion rusa se adelanto a otras revoluciones; pero 



V. I. Lenin 



no estamos solos; nos lo demuestran las noticias que 
recibimos casi a diario de que a favor de los 
bolcheviques se pronuncian los mejores 
socialdemocratas alemanes, de que en la prensa legal 
alemana apoyan a los bolcheviques Clara Zetkin y 
Franz Mehring, quien ha demostrado a los obreros 
alemanes en una serie de articulos que unicamente 
los bolcheviques han sabido interpretar como es 
debido el socialismo. Hoschka, un social democrata, 
ha declarado rotundamente hace poco en el Landtag 
de Wurtemberg que solo en los bolcheviques ve un 
ejemplo de consecuencia en la aplicacion de una 
politica revolucionaria certera. ^Creeis que tales 
declaraciones no repercuten en decenas, centenares y 
miles de obreros alemanes que son solidarios con 
ellas casi antes de que se expresen? Cuando en 
Alemania y Austria las cosas han llegado a la 
formacion de un Soviet de diputados obreros y a la 
segunda huelga de masas, podemos afirmar sin temor 
a exagerar, sin hacernos la menor ilusion, que eso 
anuncia el comienzo de la revolucion. Podernos 
afirmar con toda certeza: nuestra politica y nuestro 
camino han sido justos, hemos ayudado a los obreros 
austriacos y alemanes a sentirse, no enemigos que 
estrangulan a los obreros rusos en aras de los 
intereses del kaiser, de los intereses de los 
capitalistas alemanes, sino hermanos de los obreros 
rusos que estan realizando el mismo trabajo 
revolucionario que ellos. (Aplausos.) 

Quisiera senalar tambien otro pasaje del discurso 
de Paderin que, a juicio mio, merece que se le preste 
atencion tanto mas cuanto que coincide en parte con 
el pensamiento del orador precedente. He aqui el 
pasaje: "Vemos que la guerra civil esta empenada 
ahora en el seno de la clase obrera. ^Acaso podemos 
permitirlo?" Ya lo veis; la guerra civil es 
caracterizada como guerra en el seno de la clase 
obrera, o -como la caracterizo el orador precedente- 
como guerra contra los campesinos. Nosotros 
sabemos muy bien que una y otra caracterizacion son 
erroneas. La guerra civil la hacen en Rusia los 
obreros y los campesinos pobres contra los 
terratenientes y los capitalistas. Esta guerra se 
prolonga y dura demasiado porque los terratenientes 
y los capitalistas rusos fueron derrotados en octubre y 
noviembre con pocas victimas relativamente, fueron 
derrotados por el entusiasmo de las masas del pueblo 
en condiciones tales que quedo inmediatamente claro 
para ellos que el pueblo no los apoyaria. En el Don - 
donde predominan los cosacos ricos que viven de la 
explotacion del trabajo asalariado, donde eran 
grandes las esperanzas en la contrarrevolucion-, aun 
alii las cosas han llegado al extremo de que 
Bogaievski, el jefe de la sublevacion 
contrarrevolucionaria, se vio obligado a reconocer 
publicamente que "nuestra causa esta perdida porque 
la inmensa mayoria de la poblacion apoya a los 
bolcheviques hasta en nuestra region". {Aplausos.) 



Asi estaba la situacion, asi fue como en octubre y 
noviembre los terratenientes y capitalistas perdieron 
la partida en su juego contrarrevolucionario. 

Asi les resulto la aventura cuando intentaron 
organizar una guardia blanca con los cadetes, los 
oficiales y los hijos de terratenientes y capitalistas 
contra la revolucion obrera y campesina. Y ahora, 
^acaso no sabeis -leed los periodicos de hoy- que los 
aventureros checoslovacos operan con la ayuda 
fmanciera de los capitalistas anglo-franceses; que 
sobornan a las tropas para arrastrarnos nuevamente a 
la guerra? Habreis leido que los checoslovacos 
dijeron en Samara: nos uniremos con Diitov y 
Semionov y obligaremos a los obreros y al pueblo de 
Rusia a combatir nuevamente contra Alemania e ir al 
lado de Inglaterra y Francia, restableceremos esos 
mismos tratados secretos y os lanzaremos tal vez 
otros cuatro anos a esa guerra imperialista en alianza 
con la burguesia. En vez de eso, ahora hacernos la 
guerra a nuestra burguesia y la burguesia de otros 
paises, y por el solo hecho de que hacernos esta 
guerra nos granjeamos la simpatia y el apoyo de los 
obreros de otros paises. Cuando los obreros de un 
pais beligerante ven que en otro pais beligerante se 
establecen vinculos estrechos entre los obreros y la 
burguesia, este hecho divide a los obreros por 
naciones y los une con sus propias burguesias; es un 
mal grande, significa la bancarrota de la revolucion 
socialista, significa la bancarrota y la muerte de toda 
la Internacional. (Aplausos.) 

La Internacional sucumbio en 1914 porque los 
obreros se unieron en todos los paises con su 
burguesia nacional y dividieron sus filas. Ahora la 
division se acaba. Tal vez hayais leido recientemente 
como el maestro de escuela escoces y militante 
sindical MacLean ha sido sentenciado de nuevo en 
Inglaterra a cinco anos de carcel; la primera vez fue 
sentenciado a un ano y medio por desenmascarar los 
verdaderos objetivos de la guerra y hablar de la 
naturaleza criminal del imperialismo ingles. Cuando 
lo pusieron en libertad, ya estaba en Inglaterra el 
representante del Gobierno sovietico, Litvinov, quien 
de inmediato designo consul a MacLean, 
representante de la Republica Federativa Sovietica de 
Rusia en Inglaterra, designacion que los obreros 
escoceses recibieron con jubilo. El Gobierno ingles 
ha iniciado por segunda vez la persecucion abierta de 
MacLean, y esta vez no solo en su calidad de maestro 
de escuela escoces, sino tambien en su calidad de 
consul de la Republica Federativa Sovietica. 
MacLean esta en la carcel por actuar abiertamente 
como representante de nuestro gobierno; nosotros 
jamas hemos visto a este hombre, ni el pertenecio 
nunca a nuestro partido; pero es un lider querido de 
los obreros escoceses y nosotros nos unimos a el, los 
obreros rusos y escoceses se unen contra el gobierno 
ingles, a pesar de que este ultimo soborna a los del 
cuerpo de ejercito checoslovaco y maniobra 



IV conferencia de los sindicatos y de los comites fabriles de Moscii 



rabiosamente para arrastrar a la guerra a la Repiiblica 
de Rusia. Esto indica que en todos los paises, 
independientemente de su situacion en la guerra, 
tanto en Alemania, que combate contra nosotros, 
como en Inglaterra, que quiere apoderarse de Bagdad 
y acabar de estrangular a Turquia, los obreros se 
unen a los bolcheviques rusos, a la revolucion 
bolchevique rusa. Cuando el orador, cuyas palabras 
he citado, dijo que los obreros y campesinos 
despliegan una guerra civil contra los obreros y los 
campesinos, sabemos que eso no es cierto. Una cosa 
es la clase obrera y otra los grupitos, las pequenas 
capas de la clase obrera. Durante casi medio siglo, 
desde 1871 hasta 1914, la clase obrera alemana fue 
para todo el mundo un modelo de organizacion 
socialista. Sabemos que tenia un partido con un 
millon de afiliados, que creo sindicatos con dos, tres 
y cuatro millones de afiliados; sin embargo, en el 
curso de ese medio siglo, centenares de miles de 
obreros alemanes se mantuvieron unidos en un 
sindicato clerical muy adicto a los curas, a la iglesia 
y al kaiser. ^Quienes eran, pues, los verdaderos 
representantes de la clase obrera: el gigantesco 
Partido Socialdemocrata Aleman y los sindicatos 
obreros o los centenares de miles de obreros que iban 
a misa? Una cosa es la clase obrera, que aglutina a la 
inmensa mayoria de los obreros conscientes, 
avanzados, capaces de pensar, y otra cosa es una 
fabrica, una region, algunos grupos de obreros que 
todavia continuan al lado de la burguesia. 

La clase obrera de Rusia, en su gran mayoria -lo 
demuestran todas las elecciones a los Soviets, los 
comites de fabrica, las conferencias-, esta en el 99 
por ciento al lado del Poder sovietico (Aplausos), 
pues sabe que este poder hace la guerra contra la 
burguesia, contra los kulaks, y no contra los 
campesinos y los obreros. Es algo muy diferente del 
insignificante grupo de obreros que continuan en 
servil dependencia de la burguesia. No les hacemos 
la guerra a ellos, sino a la burguesia, y tanto peor 
para esos grupos insignificantes que hasta hoy se 
mantienen aliados a la burguesia. (Aplausos.) 

Me han hecho una pregunta por escrito. Dice asi: 
"^Por que siguen apareciendo todavia los periodicos 
contrarrevolucionarios?" Una de las razones es que 
entre los obreros de las imprentas hay elementos 
sobornados por la burguesia. (Alboroto, gritos: "No 
es cierto")- Podeis gritar cuanto querais, pero no me 
impedireis que diga la verdad, que todos los obreros 
conocen y que apenas he comenzado a explicar en 
estos momentos. Cuando un obrero concede gran 
importancia al salario que gana en la prensa 
burguesa; cuando dice: quiero mantener mi alto 
salario, con el cual ayudo a la burguesia a vender 
veneno, a emponzonar la mente del pueblo, entonces 
digo que es como si esos obreros fueran sobornados 
por la burguesia (Aplausos), no en el sentido de que 
cualquiera de ellos se haya vendido individualmente, 



sino en el de que todos los marxistas han hablado de 
los obreros ingleses que se aliaban con sus 
capitalistas. Todos habeis leido publicaciones 
sindicales y sabeis que en Inglaterra no solo existen 
sindicatos, sino tambien alianzas entre los obreros y 
los capitalistas de una determinada industria con el 
objeto de elevar los precios y robar a todos los 
demas. Todos los marxistas, todos los socialistas de 
todos los paises senalan con el dedo esos ejemplos, y, 
comenzando por Marx y Engels, hablan de que esos 
obreros se dejan sobornar por la burguesia debido a 
su ignorancia, a su apego a los intereses gremiales. 
Por aliarse a sus capitalistas contra la gran mayoria 
de los obreros y los trabaj adores oprimidos de su 
propio pais, contra su propia clase, han vendido su 
derecho de primogenitura, su derecho a la revolucion 
socialista. Ocurre otro tanto entre nosotros. Cuando 
ciertos grupos de obreros dicen: que nos importa si lo 
que imprimimos es opio, veneno portador de 
mentiras y provocacion; cobramos un alto salario, y 
todo lo demas nos importa un comino. Debemos 
censurar a semejantes obreros. Siempre hemos dicho 
en todas nuestras publicaciones, y lo hemos dicho 
abiertamente: semejantes obreros se apartan de la 
clase obrera y se pasan al campo de la burguesia. 
(Aplausos.) 

Camaradas. Voy a contestar ahora a las preguntas 
que me han hecho; pero antes, para no olvidarlo, 
contestare a la pregunta sobre la flota del mar Negro, 
formulada al parecer con objeto de 
desenmascararnos. Dire que alii actuo el camarada 
Raskolnikov, a quien los obreros de Moscii y 
Petrogrado conocen muy bien por la agitacion y la 
labor de partido llevada a cabo. El camarada 
Raskolnikov vendra aqui en persona y os contara la 
agitacion que hizo en pro de la destruccion de la flota 
antes de permitir que las tropas alemanas la utilizaran 
para atacar a Novorossiisk. Esa era la situacion con 
respecto a la flota del mar Negro; y los comisarios 
del pueblo Stalin, Shliiapnikov y Raskolnikov 
llegaran en breve a Moscii y nos diran como se 
desarrollaron los acontecimientos. Comprobareis que 
nuestra politica fue la linica posible y que, al igual 
que la politica de la paz de Brest, nos causo muchos 
infortunios, pero permitio al Poder sovietico y a la 
revolucion socialista obrera en Rusia seguir 
manteniendo en alto su bandera ante los obreros de 
todos los paises. Si ahora aumenta cada dia en 
Alemania el mimero de obreros que se despojan de 
sus viejos prejuicios sobre los bolcheviques y 
comprenden cuan justa es nuestra politica, se debe a 
la tactica que hemos aplicado desde el Tratado de 
Brest. 

De las preguntas que me han hecho, contestare 
dos, referentes al transporte de cereales. Algunos 
obreros preguntan ^por que se prohibe a los obreros 
que traigan por su cuenta cereales a la ciudad, si los 
traen para el consumo de sus familias? La respuesta 



V. I. Lenin 



es sencilla: pensad en lo que ocurriria si miles de 
personas comenzaran a transportar los miles de puds 
necesarios para determinada poblacion, para 
determinada fabrica, para determinado barrio o para 
determinada calle. Si lo permitieramos, comenzaria 
la desintegracion completa de las organizaciones de 
abastecimiento. No culpamos a la persona, 
atormentada por el hambre que va personalmente en 
busca de cereal y lo consigue, por cualquier medio, 
pero decimos: nosotros, como gobierno obrero y 
campesino, no estamos aqui para legitimar y 
estimular la desintegracion y la ruina. No se necesita 
un gobierno para eso. Se necesita para unir y 
organizar con conocimiento de causa en la lucha 
contra la falta de conciencia de clase. No podemos 
culpar a quienes, por su falta de conciencia de clase, 
lo abandonan todo, cierran los ojos a todo y tratan de 
salvarse, consiguiendo cereales por cualquier medio; 
pero podemos culpar a los hombres de partido que 
preconizan el monopolio del trigo y no estimulan 
suficientemente la conciencia y la solidaridad en la 
accion. Por cierto, la lucha contra los especuladores 
de comestibles y contra el transporte privado de 
cereales es una lucha muy dificil, porque es la lucha 
contra la ignorancia, la inconsciencia, la falta de 
organizacion de las grandes masas; pero jamas 
renunciaremos a esta lucha. Siempre que la gente 
trate de recoger cereales por su cuenta, los 
exhortaremos a emplear en la lucha contra el hambre 
metodos socialistas: sustituyamos todos unidos con 
fuerzas nuevas; con hombres nuevos, mas energicos 
y honestos, mas conscientes y probados, los 
destacamentos de abastecimiento enfermos y 
recogeremos la misma cantidad de cereales, los 
mismos miles de puds que reiinen individualmente 
doscientas personas, llevando cada una quince puds, 
lo cual contribuye a elevar los precios y fomentar la 
especulacion. Uniremos a estas doscientas personas y 
formaremos un destacamento obrero fuerte, 
cohesionado. Si no lo conseguimos en seguida, 
repetiremos nuestros esfuerzos; en cada fabrica 
bregaremos para que los obreros conscientes 
proporcionen mayor numero de hombres mas seguros 
en la lucha contra la especulacion; y estamos 
convencidos de que, fmalmente, la conciencia, la 
disciplina y la organizacion de los obreros saldran 
airosas de todas las duras pruebas. Cuando la gente 
se haya convencido por experiencia propia de que es 
imposible salvar a los centenares de miles de 
hambrientos con la actividad de algunos 
especuladores de comestibles, veremos que la 
organizacion y la conciencia triunfan, y mediante la 
accion unida organizaremos la lucha contra el 
hambre y lograremos una distribucion adecuada de 
los cereales. 

Me preguntan: ^por que no se implanta el 
monopolio de otros articulos industriales, tan 
indispensables como los cereales? A eso respondo: el 



Poder sovietico esta tomando todas las medidas para 
ello. Sabeis que existe la tendencia a organizar, a 
fusionar las fabricas textiles, la industria textil. 
Sabeis que la mayoria de las personas que integran 
los centros directivos de esta organizacion son 
obreros; sabeis que el Poder sovietico se dispone a 
nacionalizar todas las ramas de la industria; sabeis 
que las dificultades que afrontamos en esta cuestion 
son inmensas, y que se necesita mucho esfuerzo para 
realizar todo eso de manera organizada. No hacemos 
esta labor como los gobiernos que se apoyan en 
burocratas. Asi es facil dirigir: que un hombre reciba 
cuatrocientos rublos; que otro reciba mas, mil rublos; 
nuestra mision es dar ordenes, y la de los otros, 
obedecer. De esta manera son gobernados todos los 
paises burgueses; emplean a funcionarios por un 
salario alto, emplean a los hijos de los burgueses y 
encomiendan a unos y a otros la administracion. La 
Republica Sovietica no puede ser gobernada de esta 
manera. No tiene funcionarios para regir y encauzar 
la fusion de todas las fabricas textiles, el registro de 
todos sus bienes y valores, la implantacion del 
monopolio de todos los articulos de primera 
necesidad y de distribuirlos adecuadamente. Para 
hacerlo, llamamos a los obreros; llamamos a los 
representantes de los sindicatos textiles y les 
decimos: debeis constituir la mayoria del cuerpo 
colegiado de la Direccion General de la Industria 
Textil; y lo sois ya, como lo sois tambien en los 
Cuerpos colegiados del Consejo Superior de 
Economia Nacional. Camaradas obreros, emprended 
vosotros mismos esta importantisima tarea estatal. 
Sabemos que resulta mucho mas dificil que designar 
a funcionarios especializados, pero tambien sabemos 
que no hay otro camino. Hay que poner el poder en 
manos de la clase obrera, y los obreros avanzados, 
pese a todas las dificultades, deben aprender por su 
propia y amarga experiencia, por su propio esfuerzo, 
por el trabajo de sus propias manos, como hay que 
distribuir todos los articulos, todos los tejidos en 
beneficio de los trabajadores. (Aplausos.) 

He ahi por que el Poder sovietico hace todo lo 
posible en las circunstancias presentes para implantar 
el monopolio estatal y fijar los precios. Lo hace por 
intermedio de los obreros y junto con los obreros: les 
da la mayoria en las juntas de administracion y en 
todos los cuerpos colegiados, asi sea en el Consejo 
Superior de Economia Nacional como en las fabricas 
metalurgicas fusionadas o en las refmerias de aziicar 
nacionalizadas en unas semanas. El camino es dificil, 
pero, repito, no podemos evitar las dificultades para 
lograr que los obreros, habituados y ensenados 
durante siglos por la burguesia solo a cumplir 
servilmente sus ordenes, a trabajar como galeotes, 
adopten una posicion distinta, que sientan que el 
poder somos nosotros. Nosotros somos los duenos de 
las industrias, los duenos del pan, los duenos de todas 
las riquezas del pais. Todas las dificultades de la 



IV conferencia de los sindicatos y de los comites fabriles de Moscii 



revolucion socialista se venceran solo cuando la clase 
obrera tenga plena conciencia de esto, cuando ella 
decuplique sus fuerzas con su experiencia y su 
trabajo. 

Para fmalizar, reitero mi exhortacion a esta 
conferencia de comites de fabrica. En la ciudad de 
Moscii, las dificultades son colosales, pues es un 
centro inmenso de comercio y especulacion en el 
cual decenas de miles de personas han vivido durante 
muchos anos exclusivamente del comercio y la 
especulacion. Aqui las dificultades son enormes, 
pero, en cambio, existen mas fuerzas que en ninguna 
otra poblacion pequena. Que las organizaciones 
obreras, los comites de fabrica recuerden bien y se 
graben con firmeza en la memoria lo que ensenan los 
acontecimientos actuales y el hambre que se ha 
abatido sobre los trabajadores de Rusia. Solo pueden 
salvar a la revolucion e impedir que los terratenientes 
y capitalistas recobren el poder numerosas 
organizaciones nuevas y mas amplias, formadas por 
obreros conscientes y avanzados. Tales obreros 
constituyen la mayoria en la actualidad, pero no son 
suficientes; es preciso que participen mas en el 
trabajo estatal general. En Moscii hay una infmidad 
de casos en que los especuladores se aprovechan del 
hambre, se enriquecen con el hambre, destruyen el 
monopolio del trigo, y en que los ricos tienen cuanto 
desean. En Moscii hay ocho mil afiliados al partido 
comunista. En Moscii los sindicatos pueden 
proporcionar de veinte a treinta mil personas, de 
quienes pueden dar garantia de que seran seguros y 
firmes exponentes de la politica proletaria. Unidlos, 
constituid centenares de miles de destacamentos, 
encarad el problema del abastecimiento, iniciad la 
requisa de toda la poblacion rica y conseguireis lo 
que necesitais. (Aplausos.) 

La vez anterior hable en mi informe de los exitos 
obtenidos en esta esfera en la ciudad de Elets; pero 
en Moscii es mas dificil lograrlo. Dije que Elets es 
una ciudad bien organizada. Existen muchas 
ciudades peor organizadas porque el trabajo es 
dificil, no porque haya escasez de armas -hay todas 
las que se quiera-; la dificultad esta en designar para 
los puestos directivos, de responsabilidad, a 
centenares y miles de obreros absolutamente seguros, 
obreros capaces de comprender que no estan 
trabajando por su causa local, sino por la causa de 
toda Rusia, capaces de mantenerse en sus puestos 
como representantes de toda su clase, de organizar el 
trabajo de acuerdo con un plan sistematico y 
defmido, de cumplir lo prescrito, de cumplir las 
decisiones del Soviet de Moscii, de las 
organizaciones moscovitas que representan a todo el 
Moscii proletario. Toda la dificultad esta en organizar 
al proletariado, en educarlo para que sea mas 
consciente que hasta ahora. Mirad las elecciones de 
Petrogrado y vereis que, a pesar de que el hambre es 
alii todavia mas tremenda que en Moscii y de que se 



padecen infortunios mas grandes aiin, aumenta la 
fidelidad a la revolucion obrera crecen la 
organizacion y la unidad; entonces direis: las 
calamidades que se han abatido sobre nosotros se 
multiplican, pero la decision de la clase obrera de 
veneer todas esta dificultades tambien se multiplica. 
Marchad por camino, intensificad vuestros esfuerzos, 
colocad en este camino a nuevo y nutridos 
destacamentos para ayudar a resolver el problema del 
abastecimiento, y con vosotros, contando con vuestro 
apoyo, venceremos el hambre y lograremos una justa 
distribucion. (Clamorosos Aplausos.) 

Publicado integro en el libro "Actus de la IV 
Conferencia de los sindicatos y de los comites 
fabriles de Moscii ", Editorial del Consejo Central de 
los Sindicatos de toda Rusia, 1918. 

T. 36, pags. 433-468. 



PALABRAS PROFETICAS. 



Hoy, gracias a Dios, nadie cree ya en milagros. La 
profecia milagrosa no es mas que una fabula. La 
cientifica, en cambio, es un hecho. En nuestros dias, 
cuando se ve a menudo alrededor un vergonzoso 
abatimiento e incluso desesperacion, es util recordar 
una profecia cientifica que se ha confirmado. 

En 1887, Federico Engels, en el prologo al folleto 
de Segismundo Borkheim En memoria de los 
patrioteros alemanes de 1806-1807 (Zur Erinnerung 
fur die deutschen Mordspatrioten 1806-1807) 
(folleto que lleva el numero XXIV de la Biblioteca 
Socialdemocrata, que se publicaba en 1888 en 
Gottinga y Zurich), tuvo la oportunidad de escribir 
sobre la futura guerra mundial. 

He aqui la opinion que Federico Engels tenia hace 
ya mas de treinta anos sobre la futura guerra 
mundial: 

"...Para Prusia-Alemania, en la actualidad no 
es posible ya ninguna guerra que no sea la guerra 
mundial. Y esta sera una guerra mundial de 
magnitud y ferocidad sin precedentes. De ocho a 
diez millones de soldados se aniquilaran 
mutuamente y devastaran toda Europa como 
nunca lo han hecho las plagas de langosta. La 
devastacion causada por la guerra de los Treinta 
Anos 74 , reducida a un plazo de tres o cuatro anos 
y extendida a todo el continente; el hambre y las 
epidemias; el embrutecimiento general, tanto de 
las tropas como de las masas populares, 
provocado por la extrema miseria; el desorden 
irremediable de nuestro mecanismo artificioso en 
el comercio, en la industria y en el credito que 
acabara en una bancarrota general; el 
derrumbamiento de los viejos Estados y de su 
sabiduria estatal rutinaria, derrumbamiento tan 
grande que las coronas rodaran por docenas en las 
calles y no habra quien las recoja; es 
absolutamente imposible prever como acabara 
todo esto y quien sera el vencedor en esta 
contienda; pero un resultado es absolutamente 
indudable: el agotamiento general y la creacion de 
las condiciones para la victoria defmitiva de la 
clase obrera. 

"Tal es la perspectiva, si el sistema de la 
rivalidad mutua en los armamentos, llevado a su 
extremo, da, al fin, sus inevitables frutos. He aqui, 
senores reyes y hombres de Estado, adonde ha 



llevado a la vieja Europa la sabiduria de ustedes. 

Y si no les queda otro remedio que empezar esta 

ultima gran danza guerrera, alia ustedes (uns kann 

es recht seiri). Aunque la guerra tal vez nos 

relegue temporalmente a un segundo piano, 

aunque nos quite algunas de las posiciones ya 

conquistadas. Pero si llegais a desencadenar las 

fuerzas que vosotros mismos no sereis ya capaces 

de dominar, cualquiera que sea el curso de los 

acontecimientos, al final de la tragedia os 

convertireis en ruinas, y el triunfo del 

proletariado, o habra sido conquistado ya, o sera, 

cuando menos (doch), inevitable. 

Federico Engels". 

Londres, 15 de diciembre de 1887. 

jQue genial profecia! jY cuan infmitamente rica 

en ideas es cada frase de este analisis cientifico, 

exacto, claro, conciso, hecho desde el punto de vista 

de clase! jCuanto provecho para si podrian sacar de 

el los que, en nuestros dias, se entregan a la 

vergonzante pusilanimidad, al desaliento y a la 

desesperacion, si..., si la gente acostumbrada a ser 

lacayos de la burguesia o los que se dejaron 

atemorizar por ella supieran meditar, fuesen capaces 

de meditar! 

Alguna que otra cosa predicha por Engels sucedio 
de un modo distinto: jno faltaba mas que no hubiese 
cambiado nada en el mundo y en el capitalismo en el 
transcurso de esos treinta anos de desarrollo 
imperialista de vertiginosa rapidez! Pero lo mas 
asombroso es que vayan cumpliendose, "como si 
obedecieran a un plan trazado de antemano", tantas 
de las cosas predichas por Engels. Esto se debe a que 
Engels hizo un analisis, de irreprochable exactitud, 
de las clases, y tanto estas como sus relaciones 
reciprocas siguen siendo las mismas. 

"...Aunque la guerra tal vez nos relegue 
temporalmente a un segundo piano..." Las cosas 
transcurrieron precisamente por este camino, pero 
fueron mas lejos aiin y en peor forma: una parte de 
los socialchovinistas "relegados" y de sus 
"semiadversarios" faltos de caracter, los 
kautskianos 75 , empezaron a cantar loas a su 
movimiento atras y se convirtieron en renegados y 
traidores directos del socialismo. 

"...Aunque nos quite algunas de las posiciones ya 
conquistadas..." Toda una serie de posiciones 



Palabras profeticas 



"legales" han sido arrebatadas a la clase obrera. En 
cambio, esta se ha templado en las pruebas y recibe 
lecciones duras, pero utiles, de organizacion 
clandestina, de lucha ilegal, de preparacion de sus 
fuerzas para el asalto revolucionario. 

"...Las coronas rodaran por docenas..." Ya han 
rodado varias coronas y, entre ellas, una que vale por 
una docena de otras: la del autocrata de todas las 
Rusias, Nicolas Romanov. 

"...Es absolutamente imposible prever como 
acabara todo esto..." Despues de cuatro anos de 
guerra, esta imposibilidad absoluta, valga la 
expresion, es mas absoluta aiin. 

"...El desorden irremediable de nuestro 
mecanismo artificioso en el comercio, en la industria 
y en el credito..." Hacia fines del cuarto ano de 
guerra, esto se ha cumplido totalmente en uno de los 
Estados mas grandes y mas atrasados, que fue 
arrastrado por los capitalistas a la guerra: en Rusia. 
Pero <^es que el hambre, siempre mayor en Alemania 
y en Austria, la escasez de ropa y de materias primas 
y el desgaste de los medios de produccion no son 
prueba de que igual situacion se avecina tambien, 
con enorme rapidez, en otros paises? 

Engels describe las consecuencias acarreadas 
unicamente por la guerra "exterior", sin referirse a la 
guerra interior, es decir, a la guerra civil, sin la cual 
no se ha hecho todavia ninguna revolucion 
importante en la historia, sin la cual no se ha 
imaginado el transito del capitalismo al socialismo 
ningiin marxista serio. Y si la guerra exterior puede 
continuar por cierto tiempo sin provocar el "desorden 
irremediable" en el "mecanismo artificial" del 
capitalismo, es evidente que no se puede imaginar en 
absoluto una guerra civil sin semejantes 
consecuencias. 

Que estupidez, que falta de caracter -sin referirnos 
al interesado servilismo ante la burguesia- revelan 
quienes siguiendo llamandose "socialistas", como los 
de Novaya Zhizn, los mencheviques, los eseristas de 
derecha, etc., destacan con maldad las 
manifestaciones de este "desorden irremediable", 
achacando la culpa de todo al proletariado 
revolucionario, al Poder sovietico, a la "utopia" del 
transito al socialismo. El "desorden" -el desbarajuste 
(razruja) segiin magnifica expresion rusa- ha sido 
provocado por la guerra. No puede haber una guerra 
dura sin desbarajuste. No puede haber guerra civil, 
esa condicion indispensable y satelite de la 
revolucion socialista, sin desbarajuste. Renunciar a la 
revolucion y al socialismo "a causa" del desbarajuste 
significa unicamente revelar falta de principios y 
pasarse, de hecho, al lado de la burguesia. 

"...El hambre y las epidemias; el embrutecimiento 
general, tanto de las tropas como de las masas 
populares, provocado por la extrema miseria..." 

jCon cuanta sencillez y claridad hace Engels esta 
conclusion irrefutable, evidente para todo el que sea 



capaz de pensar, aunque solo sea un poco, en las 
consecuencias objetivas de una guerra penosa, 
cruenta y de muchos anos de duracion! Y asombra 
cuan poco inteligentes son los numerosos 
"socialdemocratas" y "socialistas" de pacotilla que 
no quieren o no pueden profundizar en esta idea tan 
sencilla. 

^Es concebible una guerra de muchos anos de 
duracion sin el embrutecimiento de las tropas y de las 
masas populares? jClaro que no! Tales consecuencias 
de una guerra prolongada son absolutamente 
inevitables para varios anos, sino para toda una 
generacion. Pero nuestros "hombres en fundados" 76 , 
los baldragas de la intelectualidad burguesa que se 
llaman a si mismos "socialdemocratas" y 
"socialistas", achaean a la revolucion, haciendo coro 
a la burguesia, las manifestaciones de 
embrutecimiento a la inevitable dureza de las 
medidas para combatir los casos especialmente 
graves de brutalidad, aunque es tan claro como la luz 
del dia que aquel es originado por la guerra 
imperialista y que no hay revolucion que pueda 
deshacerse de semejantes consecuencias de la guerra 
sin una lucha prolongada y sin una serie de duras 
represiones. 

Nuestros placidos literatos de Novaya Zhizn, de 
Vperiod o de Dielo Naroda estan dispuestos a admitir 
"en teoria" la revolucion realizada por el proletariado 
y las demas clases oprimidas, pero solo a condicion 
de que esta revolucion caiga del cielo y no surja ni se 
desarrolle en la tierra, anegada en sangre por la 
matanza de pueblos durante cuatro anos de matanza 
imperialista, entre millones y millones de seres 
exhaustos, atormentados y embrutecidos en esa 
matanza. 

Ellos han oido decir y han admitido "en teoria" 
que la revolucion debe compararse con el parto; pero 
cuando se llego a los hechos, se acobardaron 
vergonzosamente, convirtiendo el lloriqueo de sus 
inmundos espiritus en eco de los rabiosos ataques de 
la burguesia contra la insurreccion del proletariado. 
Tomemos las descripciones de los partos en la 
literatura, las descripciones con que sus autores se 
proponian pintarnos de un modo real toda la dureza, 
todo el martirio, todos los horrores de este 
acontecimiento; por ejemplo, la descripcion de 
Emilio Zola en La joie de viere ("La alegria de 
vivir") o la de Veresaev en Memorias de un medico. 
El nacimiento del ser humano va acompanado de un 
proceso que convierte a la mujer en un trozo medio 
muerto de carne exhausto, martirizado, enloquecido 
de dolor y banado en sangre. Pero ^habra alguien que 
tenga por ser humano al "individuo" que vea 
unicamente este aspecto en el amor, en sus 
consecuencias, en el acto de conversion de la mujer 
en madre? ^Quien renunciaria al amor y a la 
procreacion por este motivo? 

El alumbramiento es unas veces facil y otras 



V. I. Lenin 



penoso. Marx y Engels, los fundadores del 
socialismo cientifico, hablaron siempre de los largos 
sufrimientos del parto relacionados 

indefectiblemente con el transito del capitalismo al 
socialismo. Y Engels, al analizar las consecuencias 
de una guerra mundial, describe con sencillez y 
claridad el hecho evidente e indiscutible de que la 
revolucion que sigue a la guerra, que estalla en virtud 
de la guerra (y con mayor razon todavia -anadiremos 
por nuestra parte- la revolucion que estallo en el 
periodo de la guerra y que se ve obligada a 
desarrollarse y defenderse en medio de la guerra 
mundial que la rodea), semejante revolucion es un 
caso de alumbramiento de singular gravedad. 

Consciente por completo de este hecho, Engels 
habla con particular cautela del nacimiento del 
socialismo, que saldra de la sociedad capitalista que 
se hunde en la guerra mundial. "Un resultado (de la 
guerra mundial) -dice Engels- es absolutamente 
indudable: el agotamiento general y la creacion de 
las condiciones para la victoria defmitiva de la clase 
obrera". 

Y este mismo pensamiento esta expresado con 
mayor claridad aiin al final del prologo que 
analizamos: 

"...Al final de la tragedia os convertireis (los 
capitalistas y terratenientes, los reyes y estadistas de 
la burguesia) en ruinas, y el triunfo del proletariado, 
o habra sido conquistado ya, o sera, cuando menos, 
inevitable". 

Los partos dificiles aumentan muchisimo el 
peligro de enfermedad mortal o funesto desenlace. 
Pero si bien algunas mujeres mueren del parto, la 
nueva sociedad, surgida del seno de la formacion 
antigua, no puede sucumbir, y su nacimiento sera 
solo mas torturante, mas prolongado, seran mas 
lentos su crecimiento y su desarrollo. 

Todavia no ha llegado el final de la guerra. Pero si 
ha llegado ya el agotamiento general. De los dos 
resultados inmediatos de la guerra, previstos por 
Engels como probables (o la victoria ya conquistada 
de la clase obrera o la creacion de las condiciones 
que la hacen inevitable, a pesar de todas las 
dificultades), en la actualidad, a mediados del ano 
1918, estamos en presencia de ambos. 

En uno de los paises capitalistas, en el menos 
desarrollado, la victoria de la clase obrera ya ha sido 
conquistada. En los demas paises, con el inaudito 
esfuerzo de sufrimientos nunca vistos, se crean las 
condiciones que hacen esta victoria, "cuando menos, 
inevitable". 

jQue suelten sus malos agiieros los baldragas 
"socialistas", que se ensane y enfurezca la burguesia! 
Unicamente los que cierran los ojos y se tapan los 
oidos pueden no ver ni oir que han empezado en todo 
el mundo, para la vieja sociedad capitalista prenada 
de socialismo, los dolores del parto. A nuestro pais, 
colocado temporalmente por el curso de los 



acontecimientos a la vanguardia de la revolucion 
socialista, le han caido en suerte los sufrimientos, 
particularmente agudos, del primer periodo del 
alumbramiento que ha empezado ya. Tenemos razon 
de sobra para mirar con plena firmeza y absoluta 
seguridad el porvenir, que nos prepara a nuevos 
aliados y nuevos triunfos de la revolucion socialista 
en una serie de paises mas adelantados. Tenemos 
derecho a enorgullecernos y considerarnos felices de 
que nos haya tocado ser los primeros en derribar, en 
un confin de la Tierra, a la fiera salvaje, al 
capitalismo, que anego al mundo en sangre, que llevo 
a la humanidad al hambre y al embrutecimiento y 
que sucumbira pronto sin falta, por monstruosas que 
sean las atroces manifestaciones de su furia en la 
agonia. 

29dejuniode 1918. 

Publicado el 2 dejulio de 1918 en el num. 133 de 
"Pravda " . 

T. 36, pdgs. 472-478. 



EL CARACTER DEMOCRATICO Y SOCIALISTA DEL PODER SOVIETICO. 



El caracter democratico y socialista del Poder 
sovietico se manifiesta: 

en que el poder estatal supremo son los Soviets, 
compuestos de representantes del pueblo trabajador 
(obreros, soldados y campesinos) que las masas, 
antes oprimidas por el capital, eligen libremente y 
revocan en cualquier momento; 

en que los Soviets locales se unen libremente, 
rigiendose por el centralismo democratico, en el 
Poder sovietico unico de la Republica Sovietica de 
Rusia, el cual se extiende a todo el Estado y esta 
refrendado por una union federal; 

en que los Soviets concentran en sus manos no 
solo el poder legislativo y el control del 
cumplimiento de las leyes, sino tambien la aplicacion 
practica de estas por conducto de todos los miembros 
de los Soviets a fin de que absolutamente toda la 
poblacion trabajadora pase de modo gradual a 
desempenar funciones legislativas y de 
administracion publica. 

Considerando, ademas, 

que toda legitimacion, directa o indirecta, de la 
propiedad de los obreros de una fabrica o profesion 
determinada sobre su produccion peculiar, o de sus 
derechos a debilitar o frenar las disposiciones del 
poder estatal constituye la mayor tergiversacion de 
los principios fundamentales del Poder sovietico y la 
renuncia completa al socialismo... 

Aqui se interrumpe el manuscrito. 

Escrito en el primer semestre de 1918. Publicado 
por primera vez el 22 de abril de 1957 en el num. 
112 de "Pravda". 

T. 36, pdgs. 481. 



V CONGRESO DE TODA RUSIA DE LOS SOVIETS DE DIPUTADOS OBREROS, CAMPESINOS, 
SOLDADOS Y COMBATIENTES DEL EJERCITO ROJO. 



4-10 de julio de 1918. 

1. Informe del consejo de comisarios del 
pueblo, 5 de julio. 

Camaradas: Pese a que el discurso de la oradora 
que me ha precedido ha sido en algunos pasajes muy 
exaltado, permitidme que presente mi informe, en 
nombre del Consejo de Comisarios del Pueblo, como 
de costumbre, es decir, tratando los problemas de 
principios mas importantes, tal como se merecen, sin 
dejarme llevar por la polemica que tanto desea la 
oradora precedente ni proponerme, como es natural, 
renunciar a ella del todo. Camaradas, sabeis que, en 
el periodo transcurrido desde el ultimo congreso, el 
Tratado de Brest ha sido el factor principal que ha 
determinado nuestra posicion, ha modificado nuestra 
politica y defmido nuestra tactica y nuestra actitud 
ante algunos de los otros partidos de Rusia. 
Recordareis cuantos reproches y acusaciones nos 
hicieron en el ultimo congreso, cuantas voces se 
alzaron para decir que la famosa tregua no ayudaria a 
Rusia, que, de todos modos, se habia concertado una 
alianza del imperialismo internacional y que el 
repliegue propugnado por nosotros no nos llevaria en 
la practica a ninguna parte. Este factor principal ha 
determinado tambien toda la situacion de los Estados 
capitalistas y en el, como es natural, debemos 
detenernos. Creo, camaradas, que despues de los tres 
meses y medio transcurridos, y a pesar de los 
reproches y acusaciones que nos han hecho, se ve de 
manera indiscutible que teniamos razon. Podemos 
decir que el proletariado y los campesinos que no 
explotan a otros ni se lucran con el hambre del 
pueblo estan en su totalidad y sin reservas con 
nosotros y, en todo caso, contra esos insensatos que 
los arrastran a la guerra y quieren romper el Tratado 
de Brest. (Rumores.) 

Las nueve decimas partes estan con nosotros, y 
cuanto mas clara se perfila la situacion, tanto menos 
dudas quedan de que nuestra tactica ha sido acertada 
en los momentos en que los partidos imperialistas de 
Europa Occidental, en que los dos grupos 
imperialistas principales, enzarzados en mortal 
combate, se empujan, aproximandose mas y mas 
cada mes, cada semana y cada dia que pasa al 
precipicio cuyos contornos podemos percibir con 
claridad. Eso lo saben y sienten bien, sobre todo, 



quienes han vivido la guerra, quienes han visto lo que 
es la guerra y no hablan de ella con ligereza. Para 
nosotros esta clarisimo que mientras cada uno de 
esos grupos nos gane en fuerza, mientras el viraje 
fundamental que permitira a los obreros y al pueblo 
trabajador de Rusia gozar de los frutos de la 
revolucion, recuperarse de los golpes sufridos y 
erguirse cuan alto es para crear un nuevo ejercito 
organizado, disciplinado y estructurado sobre nuevos 
principios, para que podamos de hecho, y no de 
palabra... (clamorosos Aplausos de la izquierda; una 
exclamation de la derecha: "jKerenski!"), mientras 
este viraje fundamental no se produzca, debemos 
esperar. Por eso, cuanto mas nos adentremos en las 
masas populares, cuanto mas nos acerquemos a los 
obreros de las fabricas y a los campesinos 
trabaj adores que no explotan trabajo asalariado ni 
defienden los intereses especulativos del kulak, que 
esconde sus cereales y teme la dictadura en el 
abastecimiento, con tanta mayor seguridad se podra 
decir que tambien alii encontramos y estamos 
encontrando -ahora podemos afirmar con plena 
conviccion que ya hemos encontrado- completas 
simpatia y unanimidad. Efectivamente, hoy dia el 
pueblo no quiere ni puede combatir a sus enemigos 
imperialistas, y no los combatir por mucho que 
algunos intenten, por desconocimiento o aficion a las 
frases, empujarlo a esa guerra, sean cuales fueren las 
palabras con que se encubran. Si, camaradas, quien 
hoy hable directa o indirectamente, con franqueza o 
disimulo de la guerra, quien clame contra el Tratado 
de Paz de Brest, tildandolo de dogal, no ve que 
quienes echan el dogal al cuello de los obreros y 
campesinos de Rusia son los senores Kerenski y los 
terratenientes, los capitalistas y los kulaks... {Una 
voz: "jMirbach!" Rumores.) jPor mucho que 
vociferen, en todas las asambleas, su causa no tiene 
apoyo en el pueblo! (Aplausos y Rumores?) 

No me extrana nada que esa gente, dada la 
situacion en que se halla, no pueda responder mas 
que dando voces, gritando como energumenos, 
insultando y haciendo disparates (Aplausos), cuando 
no se tienen otros argumentos... (Una voz: 
"jTenemos argumentos!" Rumores.) 

Noventa y nueve de cada cien soldados rusos 
saben los increibles sufrimientos que costo acabar 



V congreso de toda Rusia de los Soviets de diputados obreros, campesinos, soldados... 



esta guerra. Saben que para dar a la guerra una nueva 
base socialista y economica (exclamaciones de 
"jMirbach no lo permitira!") se necesitan esfuerzos 
extraordinarios, y, antes que nada, debemos poner 
termino a la guerra de saqueo. Ellos no se enzarzan 
en esta guerra, pues saben que las fuerzas rabiosas 
del imperialismo prosiguen la lucha y que en los 
ultimos tres meses transcurridos desde el congreso 
anterior se han aproximado varios pasos mas al 
precipicio. Despues de haber cumplido con nuestro 
deber ante todos los pueblos, de haber comprendido 
el significado de la declaracion de paz y de haber 
hecho llegar este significado, por medio de nuestra 
delegacion de Brest, encabezada por el camarada 
Trotski, a conocimiento de los obreros de todos los 
paises, cuando propusimos abiertamente una paz 
honrosa y democratica, esta propuesta fue rechazada 
por la enfurecida burguesia de todos los paises. 
Nuestra postura no puede ser otra que la de esperar, y 
el pueblo vera entonces a esos grupos imperialistas 
desbocados, aiin fuertes por ahora, caer en el 
precipicio al que se van aproximando; eso lo ve todo 
el mundo... (Aplausos.) Lo ven todos los que no 
cierren los ojos adrede. Es indudable que despues de 
tres meses y medio, durante los cuales el enloquecido 
partido imperialista ha propalado la continuacion de 
la guerra, se esta ya mas cerca de ese precipicio. 
Sabemos, sentimos y palpamos que aiin no estamos 
preparados para la guerra; lo dicen los soldados, los 
combatientes que han sufrido en su propia carne la 
guerra; en cuanto a esos gritos que exhortan a 
quitarse inmediatamente el dogal de Brest, parten de 
los mencheviques, de los eseristas de derecha y de 
los partidarios de Kerenski, los 

democonstitucionalistas. Vosotros sabeis donde se 
han quedado los partidarios de los terratenientes y de 
los capitalistas, donde se han quedado los lacayos de 
los eseristas de derecha y de los 
democonstitucionalistas. Los discursos de los 
eseristas de izquierda, que tambien propenden a la 
guerra, seran aplaudidos con estruendo en ese bando. 
Como han dicho los oradores que me han precedido, 
los eseristas de izquierda se ven en una situacion 
desagradable: iban a una habitacion y fueron a parar 
a otra. (Aplausos.) 

Sabemos que a una gran revolucion la levanta la 
muchedumbre desde lo mas hondo de su seno, que 
para eso se necesitan meses y anos, y no nos extrana 
que el partido de los eseristas de izquierda haya 
tenido en el curso de la revolucion vacilaciones 
increibles. De esas vacilaciones nos ha hablado aqui 
Trotski, y a mi no me resta sino anadir que el 26 de 
octubre invitamos a los camaradas eseristas de 
izquierda a participar en el gobierno, pero ellos 
rehusaron, y no estuvieron con nosotros cuando 
Krasnov llego a las puertas de Petrogrado; por 
consiguiente, el resultado es que no nos ayudaron a 
nosotros, sino a Krasnov. No nos extranan esas 



vacilaciones. Ese partido ha tenido muchas, en 
efecto. Pero todo tiene un limite, camaradas. 

Sabemos que la revolucion es algo que se aprende 
con la experiencia y la practica, y que una revolucion 
llega a ser verdadera solo cuando decenas de 
millones de personas se alzan unanimes como un 
solo hombre. (Aplausos que no dejan oir las 
palabras de Lenin, gritos de: "jVivan los Soviets!") 
Esta gran lucha, que nos eleva a una nueva vida, la 
han comenzado ciento quince millones de personas, 
por tanto, hay que frjarse en ella con la mayor 
seriedad. (Clamorosos Aplausos.) En octubre, cuando 
se establecio el Poder sovietico el 26 de octubre de 
1917, cuando... (Rumores, gritos, Aplausos.) nuestro 
partido y sus representantes en el Comite Ejecutivo 
Central propusieron al partido eserista de izquierda 
que participara en el gobierno, este se nego. Cuando 
rehusaron participar en nuestro gobierno, los 
eseristas de izquierda no estaban con nosotros, 
estaban en contra de nosotros. (Rumores en los 
escanos de los eseristas de izquierda.) lamento 
mucho haber tenido que decirles algo que les 
disgusta. (Los Rumores de la derecha se 
acrecientan.) ^Pero que se le puede hacer? Si el 
general cosaco Krasnov... (Los Rumores y el griterio 
impiden a Lenin seguir.) Cuando el 26 de octubre 
vacilasteis, sin saber vosotros mismos que queriais y 
os negasteis a marchar con nosotros... (Alboroto que 
dura varios minutos.) jLa verdad duele! Permitidme 
que os recuerde que quienes vacilaron, que quienes 
ni ellos mismos saben lo que quieren y renuncian a 
marchar con nosotros, escuchan de buena gana los 
cuentos que les llevan otros. Os dije que el soldado 
que ha estado en la guerra... (Rumores, Aplausos.) 
Cuando hablo la oradora precedente, la inmensa 
mayoria de los delegados no la molesto. Bueno, se 
comprende. Si hay alguien que prefiera abandonar el 
congreso de los Soviets, jpuente de plata! (Rumores y 
alboroto en los escanos de la derecha. El presidente 
llama al or den.) 

Asi pues, camaradas, la marcha de los 
acontecimientos ha demostrado que teniamos razon 
cuando firmamos la paz de Brest. Y quienes, en el 
anterior congreso de los Soviets, intentaron gastar 
bromas de mal gusto a proposito de la tregua, han 
aprendido y han visto que hemos logrado, si bien con 
un esfuerzo colosal, una prorroga, y que durante esta 
prorroga nuestros obreros y campesinos han dado un 
gran paso adelante hacia la construccion socialista, 
mientras que las potencias occidentales, por el 
contrario, han dado un paso gigantesco hacia ese 
precipicio en que esta cayendo el imperialismo con 
tanta mayor rapidez cuanto mas dura esa guerra. 

Por eso, solo puedo explicar por el mas completo 
desconcierto la conducta de quienes apelan a la 
gravedad de nuestra situacion para criticar nuestra 
tactica. Repito que es suficiente con apelar a los tres 
meses y medio ultimos. Quiero recordar a quienes 



V. I. Lenin 



asistieron al congreso anterior algunas de las cosas 
que alii se dijeron; y a quienes no estuvieron, les 
sugiero que lean las actas o los articulos de los 
periodicos sobre el mismo para que se convenzan de 
que los acontecimientos han acreditado por completo 
nuestra tactica. No puede haber fronteras entre las 
victorias de la Revolucion de Octubre y las victorias 
de la revolucion socialista internacional, y sus 
estallidos habran de comenzar en otros paises. Para 
acelerarlos hicimos todo lo posible en el periodo de 
Brest. Quienes hayan vivido las revoluciones de 1905 
y 1917, quienes hayan meditado sobre ellas, quienes 
se hayan detenido a estudiarlas con cabeza y seriedad 
conocen las increibles dificultades con que se 
hicieron estas revoluciones en nuestro pais. 

Dos meses antes de enero de 1905 y de febrero de 
1917 ningiin revolucionario, cualquiera que fuese su 
experiencia y sus conocimientos y por bien que 
conociera la vida del pueblo, podia pronosticar que 
estremecerian a Rusia tales estallidos. Hacerse eco de 
gritos sueltos y lanzar a las masas populares 
llamamientos que equivalen a poner fin a la paz y 
arrastrarnos a la guerra es una politica de gente 
totalmente desconcertada, que ha perdido del todo la 
cabeza. Y para probar que eso es asi, citare las 
palabras de una persona cuya sinceridad no puede ser 
puesta en duda ni por mi ni por nadie, las palabras 
del discurso de la camarada Spiridonova publicado 
en el periodico Golos Trudovogo Krestianstva, y que 
no fue desmentido. En ese discurso del 30 de junio, 
la camarada Spiridonova inserto tres lineas insulsas 
para decir que tenia entendido que los alemanes nos 
habian presentado un ultimatum, exigiendonos el 
envio de articulos manufacturados por valor de dos 
mil millones de rublos. 

Un partido que conduce a sus representantes mas 
sinceros a la horrenda charca del engano y la mentira 
esta definitivamente perdido. Los obreros y 
campesinos no ignoran los esfuerzos y angustias 
inauditos que nos costo la firma del Tratado de Brest. 
^Acaso hace falta recurrir aiin a cuentos y patranas, 
como lo hacen incluso los personajes mas sinceros de 
ese partido, para pintar lo gravoso de esa paz? Pero 
nosotros sabemos cual es la verdad del pueblo y nos 
guiamos por ella, mientras esa gente forcejea entre 
gritos de histeria. Desde ese punto de vista, 
semejante actitud, inspirada por ese desconcierto 
completo, es peor que cualquier provocacion. Sobre 
todo si comparamos a todo el conjunto de partidos de 
Rusia, que es como lo exige el enfoque cientifico de 
la revolucion. Nunca se debe olvidar el examen de 
las actitudes de todos los partidos en suma. 
Individuos o grupos sueltos pueden equivocarse, no 
saber como comportarse ni explicar propia conducta; 
pero si tomarnos a todos los partidos de Rusia juntos 
los examinamos en su correlacion, no puede haber 
error alguno. Mirad lo que dicen ahora los eseristas 
de derecha, Kerenski, Savinkov, etc., al escuchar las 



exhortaciones de los eseristas de izquierda... En estos 
momentos aplauden como locos, si. Se alegrarian de 
arrastrar a Rusia a la guerra ahora, cuando le 
conviene a Miliukov. Y hablar asi del dogal de Brest 
ahora, significa echar al cuello del campesino ruso el 
dogal del terrateniente. Cuando aqui nos habian de 
combatir a los bolcheviques, tal como lo ha hecho la 
oradora precedente, al referirse a una discordia con 
los bolcheviques, yo respondo: no, camaradas, esto 
no es una discordia, sino una ruptura efectiva e 
irrevocable, una ruptura entre quienes soportan todo 
el peso de la situacion, diciendo al pueblo la verdad 
sin embriagarse con exclamaciones, y los que se 
embriagan con esas exclamaciones y hacen sin 
querer una labor ajena, una labor de provocadores. 
(Aplausos.) 

Doy fin a la primera parte de mi informe. En tres 
meses y medio de furiosa guerra imperialista, los 
Estados imperialistas se han acercado a ese 
precipicio, en el que quieren despenar al pueblo. Esta 
fiera que se desangra nos ha arrancado muchos 
pedazos de carne de nuestro organismo vivo. 
Nuestros enemigos se acercan a ese precipicio con 
tanta rapidez que, aun concediendoles un plazo 
mayor de tres meses y medio e incluso si la matanza 
imperialista nos volviera a causar perdidas iguales a 
las sufridas, sucumbirian ellos, y no nosotros, porque 
la rapidez con que disminuye su resistencia los lleva 
deprisa al precipicio. Nosotros, en cambio, pese a la 
tremenda gravedad de la situacion, que hacemos 
publica ante todo el pueblo, en estos tres meses y 
medio hemos tenido efusiones de vigor de un 
organismo sano: tanto en la industria como en los 
demas sectores se lleva a cabo una labor de 
construccion, tal vez menuda, nada efectista ni 
estrepitosa. Ha dado ya resultados fecundisimos y si 
llegamos a disponer de otros tres meses, de seis 
meses mas, de toda una campana de invierno de 
trabajo como ese, seguiremos avanzando, en tanto 
que la fiera imperialista de la Europa Occidental, 
extenuada de la pelea, no soportara esa competicion, 
pues maduran en su seno fuerzas que aiin no confian 
en si mismas, pero que llevaran el imperialismo a la 
muerte. El proceso que ha comenzado ya en Europa 
Oeste, y ha comenzado de manera cardinal, no se 
podra modificar en tres meses y medio. De esa labor 
menuda, creadora, de construccion, se habla creo 
muy poco, y yo soy del parecer de que debe 
dedicarsele mas atencion. Por mi parte no puedo 
ocultar lo dicho, aunque solo sea porque debo tener 
presentes las invectivas de la oradora que me ha 
precedido. Apelare a la resolucion del Comite 
Ejecutivo Central del 29 de abril de 1918. Entonces 
presente un informe en el que hube de hablar de las 
tareas inmediatas del Poder sovietico e hice hincapie 
en que pese a las increibles dificultades de nuestra 
situacion, debiamos poner en primer orden, dentro 
del pais, el trabajo creador. 



V congreso de toda Rusia de los Soviets de diputados obreros, campesinos, soldados... 



Y, sin hacernos ilusiones, es preciso decir aqui 
que debemos aplicar todas nuestras fuerzas a este 
trabajo, por abrumador que sea. La experiencia que 
os puedo comunicar muestra que en ese terreno 
hemos avanzado mucho, sin la menor duda. Bien es 
verdad que, si nos limitamos a los resultados 
externos, como hace la burguesia, entresacando 
ejemplos aislados de errores nuestros, dificilmente se 
podra hablar de exito alguno; pero nosotros tenemos 
una opinion muy distinta de eso. La burguesia toma 
el ejemplo de una direccion cualquiera de la flota 
fluvial e indica las veces que hemos tenido que 
reorganizarla, se regocija y afirma que el Poder 
sovietico no puede llevar a cabo esa labor. A eso yo 
respondo que si, que hemos reorganizado muchas 
veces la direccion de nuestra flota fluvial, lo mismo 
que la de los ferrocarriles, y ahora estamos haciendo 
una reorganizacion mayor aiin del Consejo de 
Economia Nacional. En eso estriba el sentido de la 
revolucion, en que el socialismo ha pasado de la 
esfera del dogma, del que solo pueden hablar quienes 
no entienden absolutamente nada, de la esfera de los 
libros y programas a la esfera del trabajo practico. 
Los obreros y los campesinos estan construyendo 
ahora el socialismo con sus propias manos. 

Han pasado ya para Rusia, y estoy seguro de que 
para no volver, los tiempos en que discutiamos los 
programas socialistas por lo que sabiamos de 
nuestras lecturas. Hoy podemos hablar de socialismo 
solo por la experiencia. En eso precisamente consiste 
el significado de la revolucion, en que esta, por 
primera vez en la historia, ha prescindido del viejo 
mecanismo burocratico de la burguesia, del sistema 
burgues de administracion, y ha creado las 
condiciones para que los obreros y campesinos 
puedan emprender por si mismos esta obra de 
increible dificultad que seria ridiculo ocultaros a 
nosotros mismos, pues los terratenientes y 
capitalistas osaron y persiguieron durante siglos a 
decenas de millones de personas por el solo hecho de 
que pensaban administrar la tierra. Y ahora, en medio 
de un desbarajuste espantoso, atroz, cuando la guerra 
ha cubierto de heridas el cuerpo de Rusia, de manera 
que el pueblo parece un hombre medio muerto a 
palos, cuando los zares, los terratenientes y los 
capitalistas nos han dejado en herencia el mayor de 
los desbarajustes, son las nuevas clases, los obreros y 
los campesinos que no explotan trabajo asalariado ni 
se lucran especulando con cereales, las que deben 
emprender en unas cuantas semanas, en unos cuantos 
meses, esta nueva obra, esta nueva labor de 
construccion. Si, la obra es de dificultad, increible, 
pero tambien grata en extremo. Cada mes de trabajo 
y experiencia de este tipo vale por diez anos; si no 
por veinte, de nuestra historia. No tememos 
confesaros de que es indicio el hecho de que cuando 
conocemos nuestros decretos, tenemos que 
rehacerlos constantemente; todavia no hemos hecho 



nada acabado, aiin no conocemos un socialismo que 
pueda ser encasillado en clausulas y apartados. Y si 
hoy podemos ofrecer a este congreso la Constitucion 
sovietica, es solo porque los Soviets han sido 
formados y probados en todos los confines del pais, 
porque vosotros habeis creado y probado esa 
Constitucion en todos los confines del pais; tan solo 
medio ano despues de la Revolucion de Octubre, casi 
un ano despues del Primer Congreso de los Soviets 
de toda Rusia, hemos podido inscribir en ella lo que 
ya existe en la practica 77 . 

En la esfera economica, donde el socialismo 
comienza solo a construirse, donde debe establecerse 
una nueva disciplina, carecemos de experiencia de 
ese tipo y la vamos adquiriendo a fuerza de modificar 
y reorganizar. Esa es nuestra principal tarea; nosotros 
decimos que todo orden social nuevo requiere nuevas 
relaciones entre la gente y una nueva disciplina. 
Hubo un tiempo en que era imposible dirigir la 
economia sin la disciplina feudal, en que habia una 
sola disciplina; la del palo. Y ha habido otro tiempo, 
el de la dominacion de los capitalistas, en que la 
fuerza de la disciplina era el hambre. Pero ahora, 
desde que hicimos la revolucion sovietica, desde que 
comenzo la revolucion socialista, la disciplina debe 
basarse en principios completamente nuevos; debe 
ser la disciplina de la confianza en la capacidad de 
organizacion de los obreros y los campesinos pobres, 
la disciplina del companerismo, la disciplina del 
respeto en todos los aspectos, de la independencia y 
la iniciativa en la lucha. Todo el que recurra a los 
viejos metodos capitalistas, todo el que en tiempos de 
privaciones y hambre razona como antes, a la manera 
capitalista: sacare mas si vendo mi trigo, cuando 
nadie mas lo vende, me costara menos encontrar 
trigo si me pongo en camino cuando los demas se 
estan en su casa; quien razona de esa manera, elige la 
senda mas facil, pero no llegara al socialismo. 

Es simple y llano mantenerse en el terreno de las 
relaciones capitalistas habituales, pero nosotros 
queremos emprender un camino nuevo. Este camino 
exige de nosotros y de todo el pueblo mas 
conciencia, mas organizacion y mas tiempo y nos 
lleva tambien a grandes errores. Pero nos decirnos 
que no se equivoca el que no hace nada practico. 

Si, desde el punto de vista de este congreso, el 
periodo del que os rindo cuenta incluye experiencias, 
en las que se encuentran a menudo enmiendas, 
correcciones y retornos a lo viejo, eso no es la tarea 
principal, ni el contenido principal, ni el valor 
principal del periodo en que vivimos. El viejo 
personal administrativo, compuesto de funcionarios 
para quienes bastaba que se ordenara un aumento de 
sueldo, se ha acabado. Tenemos que tratar con 
organizaciones obreras que asumen el gobierno de la 
economia. 

Hemos de tratar con los obreros de los 
ferrocarriles, que estaban en peores condiciones que 



V. I. Lenin 



otros y tienen el legitimo derecho de exigir que 
mejore su situacion; manana expondran sus 
reivindicaciones los obreros del transporte fluvial, y 
pasado manana seran los campesinos medios -de 
quienes he de hablar mas despacio-, los cuales 
sienten no tan a menudo que estan en peor situacion 
que el obrero, a quien prestamos la mayor atencion y 
cuyos intereses defienden todos nuestros decretos, 
cosa que la oradora precedente no ha comprendido en 
absoluto. Todo esto crea increibles dificultades, pero 
estas dificultades se deben a que los obreros y 
campesinos pobres organizan por primera vez, al 
cabo de los siglos y con sus propias manos, toda la 
economia nacional de Rusia. Pues bien, tenemos que 
buscar la manera de satisfacer las reivindicaciones 
justas, de rehacer los decretos y reorganizar el 
sistema de administracion. Y al lado de los fracasos y 
desaciertos -que la prensa burguesa destaca y que, 
desde luego, son numerosos-, logramos exitos, pues 
aprendemos de esos fracasos y errores parciales, 
aprendemos de la experiencia a construir el edificio 
del socialismo. Y cuando vemos salir de todas partes 
nuevas reivindicaciones, decimos que asi debe ser, 
que eso es el socialismo, cuando cada cual desea 
mejorar su situacion, cuando todos quieren disfrutar 
los bienes de la vida. Pero el pais es pobre, esta en la 
miseria, hoy por hoy es imposible satisfacer todas las 
reivindicaciones, razon por la cual resulta tan dificil 
construir el nuevo edificio entre ese desbarajuste. 
Pero se equivoca de medio a medio quien piense que 
el socialismo puede construirse en tiempos de paz y 
tranquilidad: se constraint en todas partes en tiempos 
de desbarajuste, en tiempos de hambre, y asi ha de 
ser; y cuando vemos a gentes de ideas de verdad, nos 
decimos: los obreros y campesinos trabaj adores han 
comenzado a construir el nuevo edificio socialista 
con miles, decenas de miles y centenares de miles de 
manos. Hoy dia se esta comenzando una profunda 
revolucion en el campo, donde los kulaks realizan un 
trabaj o de agitacion y tratan de estorbar al campesino 
trabaj ador, que no explota trabaj o ajeno ni se lucra 
especulando con cereales; alii la tarea es distinta. En 
las ciudades hay que organizar las fabricas, la 
industria del metal; y distribuir la produccion, 
distribuir las materias primas y otros materiales en 
medio del desbarajuste causado por la guerra es una 
tarea muy dificil. En las ciudades, los obreros estan 
aprendiendo a hacerlo y creando los organos de 
administracion central; tenemos que rehacer el 
Consejo Superior de Economia Nacional, pues las 
anteriores leyes, promulgadas a comienzos de este 
ano, han envejecido ya, el movimiento obrero 
avanza, el anterior control obrero esta ya anticuado, y 
los sindicatos se van transformando en embriones de 
los organos administrativos de toda la industria. 
(Aplausos.) En esta esfera ya se ha hecho mucho; 
pero aiin no podemos ufanamos de ningiin exito 
brillante. Sabemos que, en este terreno, los elementos 



burgueses, los capitalistas, terratenientes y kulaks 
tendran todavia oportunidad de realizar su agitacion 
por largo tiempo, diciendo, como de costumbre, que 
no entro en vigor un decreto promulgado y que otro, 
al cabo de tres meses de promulgarse, ya esta siendo 
corregido, mientras la especulacion continua igual 
que durante el capitalismo. En efecto, no conocernos 
ninguna panacea universal de charlatan de feria que 
pueda acabar de golpe con la especulacion. Las 
costumbres del regimen capitalista estan demasiado 
arraigadas; reeducar a un pueblo educado durante 
siglos en dichas costumbres es obra complicada y 
requiere mucho tiempo. Pero nosotros decimos: 
nuestro metodo de lucha es la organizacion. 
Debemos organizarlo todo, tomarlo todo en nuestras 
manos, controlar a los kulaks y especuladores a cada 
paso, declararles una guerra implacable y no darles 
respiro, vigilando cada uno de sus movimientos. 
(Aplausos.) 

Sabemos por experiencia que la modificacion de 
los decretos es indispensable, pues se tropieza con 
nuevas dificultades, las cuales ratifican la necesidad 
de modificarlos. Y si ahora, en el problema del 
abastecimiento de comestibles, hemos llegado al 
punto de organizar a los pobres del campo, si 
nuestros camaradas de ayer -los eseristas de 
izquierda- nos dicen con toda esa franqueza que no 
da lugar a duda de que nuestros caminos divergen, 
les respondemos con firmeza tanto peor para 
vosotros, pues eso significa que habeis vuelto la 
espalda al socialismo. (Aplausos.) 

Camaradas. El problema del abastecimiento es el 
principal, es el problema al que mas atencion 
dedicamos en nuestra politica. El Consejo de 
Comisarios, del Pueblo ha adoptado un monton de 
pequenas medidas, imperceptibles desde fuera, como 
son la mejora de los sistemas de transporte por agua 
y ferrocarril, la limpieza de los almacenes de la 
intendencia militar, la lucha contra la especulacion, 
todas ellas encaminadas a poner en orden el 
abastecimiento de comestibles. No solo nuestro pais, 
sino tambien los paises mas civilizados, que jamas 
conocieron el hambre antes de la guerra, se hallan 
ahora en la mas penosa situacion creada por los 
imperialistas en su lucha por la supremacia de uno u 
otro grupo. En Occidente, decenas de millones de 
personas padecen los tormentos del hambre. Eso es 
precisamente lo que hace inevitable la revolucion 
social, pues la revolucion social no arranca de los 
programas, sino del clamor que decenas de millones 
de personas elevan: "antes morir por la revolucion 
que vivir hambrientos". (Aplausos.) 

Una espantosa calamidad -el hambre- nos azota, y 
cuanto mas dificil es nuestra situacion, cuanto mas se 
agrava la crisis de los alimentos tanto mas se 
exacerba la lucha de los capitalistas contra el Poder 
sovietico. Sabeis que el motin del cuerpo de ejercito 
checoslovaco es un alzamiento de gente comprada 



V congreso de toda Rusia de los Soviets de diputados obreros, campesinos, soldados... 



por los imperialistas ingleses y franceses. Oimos 
decir continuamente que unas veces aqui y otras alia 
estallan rebeliones contra los Soviets. Las rebeliones 
de los kulaks se extienden a mas y mas zonas. En la 
del Don esta Krasnov, a quien los obreros rusos de 
Petrogrado dejaron marchar con magnanimidad 
cuando el se presento y entrego su espada, pues los 
prejuicios de los intelectuales estan muy arraigados 
todavia, y la intelectualidad protesto contra la pena 
de muerte; a Krasnov se le dejo marchar en libertad 
debido a las prejuicios de los intelectuales contra la 
pena de muerte. Quisiera ver yo ahora que tribunal 
popular, que tribunal campesino u obrero no fusilaria 
a Krasnov, como el fusila a obreros y campesinos. 
Cuando la Comision Dzerzhinski 78 condena al 
paredon, se dice que eso esta bien; pero si un tribunal 
declara publicamente ante la faz de todo el pueblo 
que fulano es un contrarrevolucionario y merece ser 
fusilado, eso esta mal. Los que nan llegado a tal 
hipocresia son cadaveres politicos. (Aplausos.) Un 
revolucionario que no quiere ser hipocrita no puede 
oponerse a la pena de muerte, no. Jamas hubo una 
revolucion o un periodo de guerra civil sin 
fusilamientos. 

Nuestro suministro de comestibles se encuentra en 
un estado casi catastrofico. Hemos llegado al periodo 
mas grave de nuestra revolucion. Estamos ante el 
periodo mas dificil, jamas hubo otro peor en la Rusia 
obrera y campesina: es el periodo que nos queda 
hasta la cosecha. A mi, que soy persona avezada en 
discrepancias en el seno del partido y en polemicas 
sobre la revolucion, no me extrana que en un periodo 
tan dificil como este aumente el numero de los que 
sufren accesos de histeria y gritan: abandonare los 
Soviets. Se apela a los decretos que suprimen la pena 
de muerte. Malo es el revolucionario que en el 
momento de lucha enconada se detiene ante la 
inmutabilidad de la ley. En periodos de transicion, las 
leyes tienen una validez temporal. Y si una ley 
impide el desarrollo de la revolucion, se deroga o se 
enmienda. Camaradas, cuanto mas nos azota el 
hambre, tanto mas clara se ve la necesidad de 
combatir esta terrible calamidad con medidas igual 
de terribles. 

El socialismo, repito, ha dejado de ser un dogma, 
lo mismo que, tal vez, haya dejado de ser un 
programa. Nuestro partido aun no ha redactado un 
programa nuevo, y el viejo ya no sirve para nada. 
{Aplausos.) Distribuir el pan con acierto y equidad: 
eso es lo que constituye hoy la base del socialismo. 
{Aplausos.) La guerra nos ha dejado en herencia el 
desbarajuste economico; los esfuerzos de Kerenski, 
de los terratenientes y los kulaks, cuya consigna es 
"despues de nosotros, el diluvio", han colocado al 
pais en la situacion de decir: cuanto peor van las 
cosas, tanto mejor. La guerra nos ha dejado tales 
calamidades que ahora percibimos que la esencia 
misma de todo el regimen socialista esta en el 



problema del pan, y debemos abordar este problema 
y encontrarle solucion practica. En este terreno nos 
preguntamos: ^Como obrar respecto al trigo? ^Seguir 
como antes, como se hacia en el capitalismo, cuando 
los campesinos, aprovechando la ocasion, ganaban 
miles de rublos en la venta de los cereales, 
atribuyendose al paso la denominacion de 
campesinos trabajadores e incluso, a veces, de 
eseristas de izquierda? {Aplausos, Rumores.) Son del 
parecer de que si el pueblo pasa hambre, los precios 
de los cereales subiran; si el hambre llega a las 
ciudades, ellos se llenaran los bolsillos; y si el 
hambre se acentua, las ganancias de ellos seran 
mayores aun. Camaradas, de sobra se que no es de 
fulano o mengano la culpa de que se piense asi. Ha 
sido toda la vieja y repugnante herencia de la 
sociedad terrateniente y capitalista la que ha 
ensenado a la gente a argumentar, pensar y vivir de 
esa manera; y rehacer la vida de decenas de millones 
de personas es muy dificil; eso requiere una labor 
larga y pertinaz, y nosotros acabamos de comenzarla. 
Jamas se nos paso siquiera por las mentes culpar a 
esos individuos que, atormentados por el hambre y 
sin ver la ventaja de la organizacion de un sistema 
socialista de distribucion del pan, se lanzan por su 
cuenta y riesgo a conseguirlo, liandose la manta a la 
cabeza. No se puede echar la culpa a esta gente. Pero 
afirmamos que cuando se trata de representantes de 
los partidos, cuando se trata de militantes de un 
partido determinado, cuando se trata de grandes 
agrupamientos del pueblo, les exigimos que afronten 
el problema, desde el punto de vista de la edificacion 
de la nueva sociedad y no desde el punto de vista del 
individuo dolido, atormentado, hambriento, a quien 
nadie se atreveria a levantar la mano. 

Repito: jamas se lograra construir el socialismo, 
reinando en torno la calma y la tranquilidad; el 
socialismo no se lograra construir sin chocar con la 
furiosa resistencia de los terratenientes y los 
capitalistas. Cuanto peor es la situacion, tanto mas 
contentos se frotan ellos las manos, tanto mayores 
deseos tienen de rebelarse; cuanto mas dificil es la 
situacion y cuanto mas saboteadores hay entre 
nosotros, tanto mas gustosos se entremeten en 
historias como la sublevacion del cuerpo de ejercito 
checoslovaco y la campana de Krasnov. Y nosotros 
afirmamos que eso debe superarse, mas no a la 
manera antigua, por dificil que sea tirar del carro 
cuesta arriba, y no dejarlo rodar cuesta abajo. 
Sabemos perfectamente que no ha transcurrido una 
semana, ni si quiera un solo dia, sin que en el 
Consejo de Comisarios del Pueblo no nos hayamos 
ocupado del problema del suministro de comestibles, 
sin que no hayamos emitido miles de propuestas, 
disposiciones y decretos, y sin que no nos hayamos 
planteado como combatir el hambre. Se dice que no 
hay necesidad de precios especiales de tasa ni de 
monopolio del trigo. Hay que dar libertad de 



V. I. Lenin 



comercio. Los ricos se enriqueceran mas aiin, y si los 
pobres se mueren de hambre, no le hace, pues 
siempre ha sido asi. Pero un socialista no puede 
razonar asi; en estos momentos, en lo mas empinado 
de la cuesta, cuando hemos de tirar del carro por las 
escarpas mayores, el socialismo ha dejado de ser una 
cuestion de discrepancias entre los partidos para 
convertirse en un problema de la vida: ^podremos 
aguantar firmes en la lucha contra los kulaks, si nos 
aliamos a los campesinos que no especulan con los 
cereales?, ^podremos aguantar firmes ahora, cuando 
hay que luchar, cuando nos espera un trabajo de lo 
mas arduo? Se ha hablado de los comites de 
campesinos pobres 79 . Quienes hayan padecido el 
suplicio del hambre veran claro que para veneer y 
aplastar sin piedad a los kulaks se requieren medidas 
drasticas e implacables. Cuando comenzamos a 
organizar los comites de campesinos pobres, 
sabiamos perfectamente cuan severa y drastica era 
esta medida, porque solo la alianza de las ciudades 
con los campesinos pobres y con quienes no 
especulan con los excedentes de cereales que poseen, 
con quienes estan decididos a superar las dificultades 
y conseguir que los excedentes de cereales pasen al 
Estado y se distribuyan entre los trabaj adores es el 
unico recurso de esta lucha. No es en programas ni 
discursos donde se desplegara esta lucha; en esta 
lucha contra el hambre se pondra de manifiesto quien 
va derecho al socialismo, pese a todas las pruebas, y 
quien se deja llevar por las anagazas y embelecos de 
los kulaks. 

Y si en el partido eserista de izquierda hay 
quienes dicen, como la oradora que me ha precedido, 
una de las personas mas sinceras y, por tanto, de las 
mas volubles y propensas a cambiar de opinion, que 
no pueden trabaj ar con los bolcheviques y que se 
marchan, no lo sentiremos ni un instante. Los 
socialistas que se marchan en un momento como 
este, cuando mueren de hambre cientos y miles de 
personas, mientras otras tienen grandes excedentes 
de cereales que no vendieron hasta agosto del ano 
pasado, cuando se doblaron los precios de tasa para 
los cereales, contra lo cual protestaron todos los 
democratas; quienes saben que el pueblo sufre 
tormentos inauditos por el hambre y no quieren 
vender el trigo al precio que los campesinos medios, 
json enemigos del pueblo, malogran la revolucion y 
apoyan la violencia, son amigos de los capitalistas! 
jHagamosles la guerra, una guerra sin cuartel! 
(Aplausos de toda la sala; aplaude tambien una 
parte considerable de los eseristas de izquierda.) Se 
equivoca mil veces, yerra mil veces quien habla, 
aunque sea un momento, por boca de ganso y dice 
que esta es una batalla contra el campesinado, como 
lo han hecho a veces algunos eseristas de izquierda 
imprudentes o irreflexivos. No, esta lucha va contra 
una minoria insignificante de kulaks rurales; esta 
lucha se sostiene por salvar el socialismo y distribuir 



de manera adecuada el pan en Rusia. {Voces "^Y los 
tejidos?") Lucharemos en alianza con la inmensa 
mayoria del campesinado. En esta batalla 
venceremos, y entonces todos los obreros europeos 
veran en la practica lo que significa el socialismo. 

En esta lucha nos ayudaran todos los que, aun sin 
poseer quizas un conocimiento cientifico de lo que es 
el socialismo, han trabaj ado toda la vida y saben lo 
mucho que cuesta ganar el pan. Esta gente nos 
comprendera y estara con nosotros. En estos 
momentos de extrema calamidad nacional, en que 
todas las conquistas de la revolucion se juegan a una 
carta, en que los Skoropadski de todos los matices y 
de todos los confines ocupados o no del pais, estiran 
el pescuezo en acecho del instante propicio para 
derribar con el hambre el poder obrero y campesino y 
restablecer a los terratenientes, nuestro primer deber 
socialista es declarar una guerra sin cuartel a los 
kulaks que tienen excedentes de cereales y son 
capaces de ocultarlos. Quien se lava las manos y 
repite los cuentos de la burguesia en estos momentos 
de gravisimas dificultades para el pueblo hambriento 
y pruebas ingentes para la revolucion socialista, es un 
mal socialista. 

jMiente mil veces quien afirma que esta es una 
lucha contra el campesinado! He leido centenares de 
veces esta afirmacion en las paginas de los periodicos 
democonstitucionalistas y no me extrana oir gritar 
que los obreros se han apartado del campesinado. No 
me extrana ver cuando escriben histericamente: 
"Campesinos, abrid los ojos, pensadlo bien y 
abandonad a los bolcheviques". Cuando oigo y leo 
tales cosas, no me extrano. Alii estan en su sitio. Alii 
sirven al amo que deben, jpero no quisiera yo verme 
en el pellejo del socialista que ha caido tan bajo que 
habla de esa manera! (Clamorosos aplausos.) 
Camaradas, conocemos de sobra las increibles 
dificultades que se requiere veneer para garantizar el 
suministro de viveres. Aqui los prejuicios son de lo 
mas profundos. Aqui los intereses estan de lo mas 
arraigados, son los intereses de los kulaks; aqui 
reinan la division, el estancamiento, la dispersion, la 
ignorancia de la poblacion rural; en muchos casos 
todos se agrupan contra nosotros; pero respondemos 
que, pese a todas estas dificultades, no podemos 
retroceder, con el hambre no se bromea, y si las 
masas populares no reciben ayuda cuando padecen el 
hambre es capaz de lanzarlas incluso en brazos de un 
Skoropadski. jMiente quien afirma que esta lucha va 
contra el campesinado! Quien afirme esto es el 
mayor criminal, y a quienes, en raptos de histeria, 
llegan a pronunciar palabras como esas, les cae la 
mayor de las desgracias. No, no solo no luchamos 
contra los campesinos pobres, sino que ni tan 
siquiera lo hacemos contra el campesino medio. Los 
campesinos medios tienen infimos excedentes de 
cereales por toda Rusia. Los campesinos medios han 
vivido decenios, antes de la revolucion, en peores 



V congreso de toda Rusia de los Soviets de diputados obreros, campesinos, soldados... 



condiciones que los obreros. Antes de la revolucion 
solo conocian privaciones y opresion. Nuestra 
politica con los campesinos medios es la del acuerdo. 

La revolucion socialista lleva la igualdad a todas 
las masas trabajadoras; seria injusto que todo obrero 
de la ciudad recibiera mas que el campesino medio 
que no explota trabajo asalariado ni especula; el 
campesino sufre mayores privaciones y opresion que 
el obrero y vive peor aiin que el. No tiene 
organizaciones, ni sindicatos que se ocupen de 
mejorar su situacion. Hasta en los sindicatos obreros 
tenemos que organizar decenas de reuniones para 
nivelar los salarios de los diferentes oficios. Y ni aun 
asi lo podemos lograr. Todo obrero sensato sabe que 
para llegar a ello se necesita mucho tiempo. ^Acaso 
son pocas las quejas que recibe el Comisariado de 
Trabajo? Puede verse que cada gremio se solivianta: 
jno queremos vivir como antes, no queremos vivir 
como esclavos! Queremos curar las heridas que 
recibio nuestro pobre pais, nuestro pais indigente. 
Tenemos que elevar de alguna manera la economia, 
arruinada casi por completo. Solo podemos hacerlo 
con organizacion. Y para organizar al campesinado, 
promulgamos el decreto sobre los comites de 
campesinos pobres. Unicamente los enemigos del 
socialismo pueden oponerse a este decreto. Dijimos 
que estimabamos justo bajar los precios de los 
tejidos. Estamos registrando y nacionalizandolo 
absolutamente todo. (Aplausos.) Y esto nos permitira 
regular la distribucion de los articulos industriales. 

Hemos dicho que se reduzcan los precios de los 
tejidos a la mitad para los campesinos pobres y en un 
25 por cien para los campesinos medios. Tal vez esta 
proporcion no sea la justa. No pretendemos haber 
dado la solucion acertada del problema. No 
afirmamos eso. Vamos a resolverlo juntos para no 
equivocarnos. (Aplausos.) Y es un problema que no 
se resuelve si nos quedamos sentados en las poltronas 
de la administracion central o nos limitamos a 
combatir la especulacion y atrapar a los truhanes que 
hacen a escondidas sus negocios. 

Solo despues de que el Comisariado de 
Abastecimiento, de comun acuerdo con el de 
Agricultura, haya nacionalizado todas las mercancias 
y fijado los precios, nos habremos aproximado 
realmente al socialismo. Solo se acercan al 
socialismo los trabaj adores de las ciudades y los 
pobres del campo, todos los que trabajan y no se 
apropian de lo ajeno, los que no explotan el trabajo 
de otros ni por contrata de mano de obra ni por 
especulacion -pues quien cobra cien rublos y aun mas 
por un pud de cereal no es menos especulador que 
quien contrata a obreros asalariados; tal vez sea un 
especulador peor aiin o mas contumaz-. Despues de 
medio ano de gobierno sovietico, dificil hasta el 
extremo, hemos llegado a tener organizados a los 
campesinos pobres: jlastima no haberlo logrado en 
media semana, y esa es nuestra culpa! Si se nos 



reprochara que el decreto para organizar a los pobres 
del campo y que la dictadura del suministro de 
comestibles han llegado con medio ano de retraso, 
aceptariamos gustosos el reproche. Decimos que 
unicamente ahora, cuando hemos emprendido este 
camino, el socialismo ha dejado de ser tan solo una 
frase para transformarse en una obra viva. Es posible 
que el decreto sea desacertado, y los precios 
erroneos. Pero <^en que podiamos basarnos para 
determinarlos? Solo en vuestra experiencia. jCuantas 
veces hemos rehecho las tarifas de los ferroviarios, y 
eso que ellos tienen su sindicato, mientras que los 
campesinos pobres no tienen ninguno! 
Comprobemos juntos, pues, si son atinados los 
precios para los campesinos pobres que dispone el 
decreto, si es justo que estos se rebajen a la mitad 
para los campesinos pobres, en el 25% para los 
campesinos medios y queden completos, sin merma, 
para los campesinos ricos. ^Estan en lo cierto estas 
proporciones o no? 

Si hemos de dar una batalla, lo haremos con 
decretos valientes y sin vacilar un instante. Sera una 
verdadera batalla por el socialismo, no por un dogma, 
un programa, el Partido o una minoria de este, sino 
por el socialismo vivo, por la distribucion del pan 
entre centenares de miles y millones de hambrientos 
de las zonas de vanguardia de Rusia, para que, 
cuando hay cereal, este sea recogido y mejor 
distribuido. Repito: no nos cabe la menor duda de 
que cuando el noventa y nueve por ciento de los 
campesinos conozcan la verdad, cuando les llegue el 
decreto, lo comprueben y lo apliquen, cuando nos 
digan como enmendarlo, y nosotros lo enmendemos 
y corrijamos las proporciones, cuando emprendan 
esta labor y se hagan una idea de las dificultades con 
que van a tropezar en la practica, se pondran de 
nuestro lado y nos diran que expresamos el sano 
instinto de todo trabaj ador, que asi y solo asi se 
resuelvo el problema verdadero, el problema basico y 
vital del socialismo. Fijaremos los precios de tasa 
adecuados para las mercancias, estableceremos el 
monopolio del trigo, de los tejidos y de todos los 
demas articulos, y entonces el pueblo dira: si, el 
socialismo nos ofrece una distribucion del trabajo, 
del pan y los otros productos mejor que antes. Y esto 
es lo que el pueblo empieza ya a decir. Junto al sinfin 
de dificultades, junto a la multitud de errores, junto a 
los casos, que no encubrimos lo mas minimo, sino 
que sacamos a la luz del dia y ponemos en la picota, 
junto a los casos en que nuestros propios 
destacamentos incurren en la especulacion y caen en 
ese resbaladizo camino que lleva al precipicio de las 
costumbres y habitos capitalistas -casos de estos hay 
en todas partes- y nosotros sabemos que no es 
posible rehacer de golpe y porrazo a la gente, que es 
imposible infundir de pronto confianza en el 
socialismo a decenas de millones de personas (<^de 
donde puede sacar esa gente la confianza? ^de su 



V. I. Lenin 



cabeza? No, de su propia experiencia), junto a todo 
eso comienza a decirse que el pan puede conseguirse 
sin recurrir a la especulacion, y que la salvacion del 
hambre esta solo en la alianza de los obreros de la 
ciudad, de los obreros de las fabricas y talleres con 
los campesinos pobres, ya que los pobres del campo 
son los unicos que no especulan con el trigo. Por 
cierto, cuando el campesino medio vea nuestros 
decretos, cuando los haya leido y comparado con la 
palabreria y las calumnias de los eseristas de derecha 
y de los defensores de los kulaks, dira que estamos 
procediendo con justicia al establecer una tarifa para 
los campesinos pobres, otra para los medios, y 
confiscar los cereales a los kulaks. Quizas no diga 
que procedemos como socialistas, pues tal vez ni 
conozca esa palabra; pero el es nuestro mas fiel 
aliado, pues no especula con los cereales. 
Comprendera y convendra en que especular con los 
cereales en momentos de gravisimo peligro para la 
revolucion socialista es el mayor de los crimenes 
contra al pueblo. 

El pan no puede ser distribuido por decreto. Pero 
cuando, despues de un largo y tenaz esfuerzo para 
formar y mejorar la alianza de los obreros fabriles de 
la ciudad con los campesinos pobres, con los 
campesinos trabajadores que no participan en la 
especulacion ni contratan obreros asalariados, cuando 
logremos que esto marche en la practica, no habra 
alarido histerico contra nuestro partido que pueda 
romper esta alianza. (Aplausos.) 

Cuando prometimos al campesinado la 
socializacion de la tierra 80 con ello hicimos una 
concesion, pues sabiamos que la nacionalizacion no 
podia realizarse de golpe. Sabemos que quizas haya 
sido un error incluir vuestra socializacion de la tierra 
en nuestra ley del 26 de octubre. Fue una concesion a 
los eseristas de izquierda, quienes dijeron que 
renunciaban a participar en el gobierno y se 
quedarian en el unicamente si se promulgaba esa ley 
Spiridonova se equivoca mil veces cuando aduce 
hechos sueltos y dice que vino a verme, que se 
humillo y me suplico. Camaradas, muchos de 
vosotros habeis venido a verme y sabeis que eso es 
imposible, que yo nunca podria tratar asi a una 
camarada. Malo debe de ser el partido cuyos mejores 
representantes se humillan hasta el extremo de 
difundir patranas. (Rumores). Tengo en mi poder una 
carta de la camarada Spiridonova, pues se ha dirigido 
a mi a menudo por escrito. Manana mismo 
encontrare esa carta y la dare a conocer. En ella me 
escribia: "^Por que no quiere usted dar dos millones 
para la comuna agricola?". Y esto, el mismo dia en 
que el Comisario del Pueblo de Agricultura, Sereda, 
cuya labor ella no entiende, presento una propuesta 
de asignar diez millones para las comunas 
agricolas . (Prolongados aplausos.) Eso se lo habeis 
oido decir a la camarada Spiridonova en su discurso; 
pero malo debe ser el partido en el que hasta la gente 



mas sincera cae tan bajo que cuenta cuentos con fines 
de propaganda. Repito: jQue malo debe ser el partido 
cuyos mejores y mas sinceros representantes llegan 
al extremo de difundir cuentos semej antes sobre el 
Poder sovietico! jTanto peor para ellos! Cualquier 
campesino que visite el Comisariado de Agricultura 
se enterara de que se han asignado diez millones de 
rublos para las comunas agricolas, lo vera y creera 
mas lo que ve con sus propios ojos y oye con sus 
propios oidos que lo que digan otros; comprendera 
que esa gente ha caido tan bajo que cuenta cuentos y 
dara la espalda a ese partido. (Aplausos.) Para 
terminar, dire una sola cosa. Hasta la nueva cosecha, 
hasta que sus frutos sean transportados a las regiones 
hambrientas de Petrogrado y Moscii, nos espera un 
periodo penoso de revolucion rusa. Solo la alianza 
mas estrecha de los obreros de las ciudades con los 
campesinos pobres y las masas trabajadoras del 
campo que no especulan con los cereales es lo unico 
que puede salvar a la revolucion. 

El congreso nos muestra que, pese a todo, la 
union de todos los trabajadores se vigoriza, crece y se 
extiende, no solo en Rusia, sino en el mundo entero. 
Lo que en el extranjero se conoce de nuestra 
revolucion es tan poco que da risa y miedo a la vez. 
Alii impera la censura militar, que no deja pasar 
nada. Eso es lo que nos cuentan los camaradas que 
han venido del extranjero. Mas, no obstante, los 
obreros europeos, aunque solo sea por instinto, estan 
al lado del gobierno bolchevique. Se multiplican mas 
y mas las voces que de muestran que la simpatia por 
la revolucion socialista en Europa se acentua en los 
paises donde aiin prosigue la guerra imperialista. El 
gobierno bolchevique recibe de socialistas alemanes 
y de otras personas, cuyos nombres son conocidos 
por todo obrero y campesino consciente, como Clara 
Zetkin y Franz Mehring, expresiones de 
reconocimiento, simpatia y apoyo. En Italia, el viejo 
secretario del partido, Lazzari, que en Zimmerwald 
desconfiaba de los bolcheviques, ha sido encarcelado 
por habernos expresado su simpatia. 

Cada vez se comprende mejor la revolucion. En 
Francia, los camaradas y obreros que en la 
Conferencia de Zimmerwald mostraron su gran 
desconfianza de los bolcheviques, ahora acaban de 
publicar en nombre del Comite de Relaciones 
Internacionales 82 un llamamiento en el que se 
pronuncian calurosamente en pro de apoyar al 
gobierno bolchevique y en contra de las acciones 
aventureras de cualquier partido. 

Asi pues, camaradas, por duro y dificil que sea el 
periodo que hemos de atravesar, tenemos la 
obligacion de decir toda la verdad y mostrar esto con 
toda claridad, pues solo el pueblo, con su iniciativa y 
su organizacion, presentando nuevas y nuevas 
condiciones y defendiendo la republica socialista, 
puede ayudarnos. Y nosotros decimos: Camaradas, 
no cabe la menor duda de que si seguimos el camino 



V congreso de toda Rusia de los Soviets de diputados obreros, campesinos, soldados... 



que hemos elegido y que los acontecimientos han 
confirmado, si seguimos avanzando firme e 
invariablemente por ese camino, no permitimos que 
las frases, las ilusiones, los enganos y el histerismo 
nos desvien del buen camino, tenemos las mayores 
probabilidades de sostenemos y de ayudar con teson 
al triunfo del socialismo en Rusia y, de este modo, 
coadyuvar al triunfo de la revolucion socialista 
mundial. (Clamorosos y prolongados Aplausos que 
se transforman en ovation.) 

2. Discurso de resumen del informe del consejo 
de comisarios del pueblo, 5 de julio. 

Todas las objeciones de la oposicion a mi informe 
comienzan por el problema del Tratado de Brest. 
Semejante planteamiento del problema podria 
calificarse de practico si llevara a resultados 
practicos. Pero ninguno de sus discursos sobre ello 
ha tenido ni puede tener resultados. (Aplausos.) 

Si el partido eserista de izquierda hubiese logrado 
la mayoria, no habria alborotado tanto como alborota 
ahora en torno a este problema. Debemos hablar de 
las conquistas reales de la Republica Sovietica en el 
camino al socialismo, y podemos afirmar -cosa que 
ningiin orador ha negado- que en este aspecto se han 
logrado grandes exitos durante el tiempo transcurrido 
desde el congreso anterior. Los representantes de la 
oposicion tampoco han rebatido que quienes estan 
por la ruptura del Tratado de Brest obran en pro del 
restablecimiento del poder de los terratenientes y los 
capitalistas, y su fuerza estriba en el apoyo del 
imperialismo anglo-frances. Cuando dije que el 
cuerpo de ejercito checoslovaco, a cambio de unos 
diez o quince millones, ahoga tambien por esta 
ruptura, nadie lo refuto. ^Puede alguien negar que los 
checoslovacos que se encubren con la consigna de 
Asamblea Constituyente persiguen el fin de 
arrastrarnos a la guerra? 

Los eseristas de izquierda han dicho que es 
imposible un ejercito en breve plazo, pero todo 
depende del tiempo que nos lleve resolver el 
problema del combustible, de como organicemos a 
los campesinos y de los resultados de la proxima 
cosecha. 

En cuanto a vuestras exhortaciones a formar 
destacamentos de guerrilleros para batir al ejercito 
regular imperialista, hacen reir a cualquier soldado. 

Cuando nos obligan a volver al problema de la 
paz de Brest, decimos: "jEsta paz se infringira si 
vosotros derrocais el Poder sovietico; pero eso no 
ocurrira!" (Aplausos.) Solo asi, rompiendo la paz de 
Brest, podriais arrastrar a las masas trabajadoras a la 
guerra, para alegria de los terratenientes, de los 
capitalistas y de los guardias blancos, sobornados con 
los millones del imperialismo anglo-frances. La 
ruptura de la paz de Brest se apoyaria de hecho en las 
fuerzas hostiles a las clases trabajadoras. Ninguna 
discrepancia sobre la paz de Brest puede ser 



conceptuada de practica. Se trata solamente del 
histerismo de los eseristas de izquierda. 

Cuando se hablo aqui de que los bolcheviques 
hacen concesiones y que no han dicho nada de valor 
practico en sus informes, recorde las palabras 
pronunciadas por un eserista, maximalista segiin 
creo, de que en el Consejo Superior de Economia 
Nacional se esta pasando del control a la 
administracion de la produccion. ^Acaso no es eso 
una declaracion de valor practico? i,Que hacen, pues, 
los obreros que han comenzado con sus propias 
fuerzas, mediante los sindicatos, a aprender de sus 
patronos a administrar las empresas? Decis que no 
cuesta nada aprender a administrar; sin embargo, en 
el Consejo Superior de Economia Nacional tenemos 
que resolver todos los dias miles de conflictos e 
incidentes que testimonian lo mucho que han 
aprendido los obreros, y eso nos lleva a la conclusion 
de que los obreros han comenzado a aprender, con 
lentitud y equivocaciones, por cierto; pero una cosa 
es pronunciar frases bonitas y otra distinta observar 
mes tras mes como el obrero se va compenetrando 
poco a poco con su funcion, como va perdiendo la 
timidez y comienza a sentirse gobernante. Con tino o 
desacierto, realiza su labor lo mismo que el 
campesino la suya en la comuna agricola. El tiempo 
demuestra que el obrero ha tenido que aprender a 
dirigir la industria, y todo lo demas son palabras 
hueras que no valen nada. Si despues de medio ano 
de Poder sovietico hemos empezado a ver que el 
control se ha quedado anticuado, eso es ya un paso 
gigantesco adelante. 

Aqui se ha voceado que no nos movemos del sitio 
y que incluso retrocedemos. Nada de eso. Podreis 
convencer de ello a un kulak, pero no a un simple 
obrero; el obrero entiende cuando decimos: 
enviadnos a gente mejor de la que nos habeis 
enviado, obligadle a aprender mejor de lo que tu 
aprendes. Por eso quisiera que los que aqui gritan 
sobre las concesiones preguntaran a cualquier obrero 
y campesino que prefieren ellos: £P a g ar la deuda que 
los alemanes nos han impuesto, abriendo concesiones 
para ellos, o reanudar la guerra? Cuando firmamos el 
Tratado de Paz de Brest, dijimos de los imperialistas 
que mientras ellos no fueran derrotados por una 
revolucion socialista internacional, nosotros no 
tendriamos otro modo de defendernos que 
retrocediendo. Es desagradable, pero es un hecho -y 
vale mas decirselo asi al pueblo-, mientras no 
formemos nuestro ejercito; un ejercito puede 
formarse en pocos anos, y no en decenios, a 
condicion de que logremos organizar una 
distribucion adecuada de los cereales, reunir una 
reserva de estos y almacenarlos para el ejercito. ^En 
que provincia, en que distrito han hecho los eseristas 
de izquierda algo semejante? jNo han hecho nada de 
eso! Mientras eso no se haga, declaramos que todos 
sus gritos no son mas que palabras de lo mas hueras; 



V. I. Lenin 



y cuando caminamos hacia la administracion obrera, 
damos un paso adelante. Aqui se han citado, 
desfiguradas, palabras mias. Yo he dicho que malo 
debe ser un partido cuya gente mas sincera cae tan 
bajo que pronuncia palabras como esas. 

Hemos asignado mil millones a nuestro 
Comisariado de Abastecimiento, <^no es acaso eso un 
paso adelante? Mucho es lo que todavia queda por 
organizar, y si vosotros quereis, podeis hacerlo. 
Aunque no se con quien. Supongo que no sera con 
los funcionarios de antes. Entre nosotros van 
aprendiendo a hacerlo los obreros y los campesinos 
de los Soviets (Aplausos), y por eso la compra de 
partidas de tejidos y las asignaciones dan su 
resultado. En el Consejo de Comisarios del Pueblo 
hemos estudiado centenares de veces el problema de 
quien debe ocuparse de la compra de los tejidos, 
como ejercer el control y como acelerar la venta lo 
mas posible. Sabemos que hemos ido ideando de 
semana en semana las medidas para combatir la 
especulacion y reprimir a los especuladores, y que, 
cada mes que pasa, los obreros estan fuertes en esta 
esfera. Nadie puede negar este exito nuestro. No 
permanecemos sin movernos del sitio, sino que 
avanzamos. El 28 de junio llevamos a cabo la 
nacionalizacion que tal vez abarque varios centenares 
de millones; sin embargo, seguis haciendo objeciones 
y repitiendo las palabras de los intelectuales 
burgueses. El socialismo es un trabajo que no puede 
realizarse en unos cuantos meses. No estamos sin 
movernos del sitio, sino que seguimos avanzando 
hacia el socialismo, y despues del Tratado de Brest 
nos hemos acercado mas a el. Los obreros tienen la 
experiencia que han sacado de una serie de errores, 
tienen conciencia de su responsabilidad y de las 
dificultades de la lucha; los campesinos tienen 
experiencia de socializar la tierra, y no cabe duda de 
que los campesinos mas listos y avezados se dicen: 
en la primavera pasada tomamos toda la tierra; en el 
otono emprenderemos toda la obra, la obra de 
distribuir la tierra. No se olvide que vendemos a los 
campesinos los tejidos al 50 por ciento mas barato, es 
decir, a la mitad de su precio, ^quien otro daria al 
campesinado pobre los tejidos a ese precio? 
Marcharemos hacia el socialismo por el camino de 
impedir que los cereales, los tejidos y los aperos de 
labranza caigan en manos de los especuladores, 
entregandoselos primero y ante todo a los 
campesinos pobres. Esto es socialismo. (Aplausos.) 
Despues de medio ano de revolucion socialista, 
quienes tienen una manera de pensar libresca no 
comprenden nada. Hemos llegado a la etapa de dar 
pasos concretos para la distribucion del pan y para el 
intercambio de los tejidos por pan de manera que se 
favorezcan los campesinos pobres, y no los 
especuladores ricos. No somos una republica 
burguesa, pues para eso no harian falta los Soviets. 
Es preciso que la distribucion de cereales y tejidos 



beneficie a los campesinos pobres, cosa que ninguna 
republica del mundo ha intentado hacer, pero que 
nosotros estamos intentando. (Aplausos.) Estamos 
empenados en una obra noble, hemos adquirido 
experiencia y hacemos todo lo posible para que los 
campesinos pobres se organicen. Los casos de robo y 
truhaneria van desapareciendo casi, y por cada uno 
de esos casos hay decenas de otros en que los 
campesinos pobres y medios dicen; ;es necesario que 
nos libremos de los kulaks y los terratenientes! Desde 
que firmamos la paz de Brest hemos dado pasos 
gigantescos en cuanto a la capacitacion de los 
campesinos, y ellos no son ya novates en la lucha por 
el socialismo. 

Publicado integro en 1918 en el libro "Quinto 
Congreso de los Soviets de toda Rusia. Actas 
taquigrdficas ". Ed. del CEC de toda Rusia. 

T. 36,pdgs. 491-517. 



DISCURSO PRONUNCIADO EN LA REUNION CONJUNTA DEL COMITE EJECUTIVO 
CENTRAL DE TODA RUSIA, DEL SOVIET DE MOSCU, DE LOS COMITES FABRILES Y DE LOS 
SINDICATOS DE MOSCU. 



29 de julio de 1918. 

(Aplausos que se transforman en ovation.) 
Camaradas: Hemos tenido que senalar varias veces 
en la prensa del partido, en las instituciones 
sovieticas y en la propaganda para las masas que el 
periodo precedente a la nueva cosecha es el mas 
dificil, duro y critico para la revolucion socialista 
comenzada en Rusia. Creo que ahora debemos decir 
que esa situacion critica ha alcanzado su punto 
culminante. Eso ha ocurrido porque hoy los 
partidarios del mundo imperialista, de los paises 
imperialistas, por una parte, y los partidarios de la 
Republica Socialista Sovietica, por otra, se han 
defmido plena y terminantemente. Ante todo hay que 
decir que, en el aspecto militar, es ahora cuando la 
situacion de la Republica Sovietica se ha precisado 
defmitivamente. Muchos creian al principio de la 
sublevacion del cuerpo de ejercito checoslovaco que 
esta era uno de tantos motines 
contrarrevolucionarios. Subestimamos un tanto las 
noticias de la prensa acerca do la participacion del 
capital anglo-frances, de los imperialistas anglo- 
franceses, en dicha sublevacion. Ahora debemos 
recordar como sucedieron las cosas en Murmansk, 
entre las tropas de Siberia, y en el Kuban; debemos 
recordar que los anglo-franceses, aliados al cuerpo de 
ejercito checoslovaco y con la participacion mas 
directa de la burguesia inglesa, trataron de derrocar 
los Soviets 83 . Todos estos hechos muestran ahora que 
el movimiento checoslovaco fue uno de los eslabones 
forjados hace tiempo para estrangular a la Rusia 
Sovietica, mediante la politica aplicada 
constantemente por los imperialistas anglo-franceses 
para arrastrar de nuevo a Rusia al ruedo de las 
guerras imperialistas. Ahora esta crisis debe ser 
superada por las vastas masas de la Rusia Sovietica, 
ya que hoy se nos presenta como lucha por salvar a la 
Republica Socialista Sovietica no solo del cuerpo de 
ejercito checoslovaco, como atentado de la 
contrarrevolucion, no solo de los atentados 
contrarrevolucionarios en general, sino como lucha 
contra el embate de todo el mundo imperialista. 

Quisiera recordar primero que hace ya tiempo se 
logro dejar sentado que el imperialismo anglo- 
frances participa de modo directo e inmediato en la 



sublevacion de los checoslovacos; mencionare el 
articulo que se publico el 28 de junio en el Organo 
Central del Partido Comunista de Checoslovaquia 
Prukopnilc Svobody y fue reproducido en nuestra 
prensa. 

"El 7 de marzo, la Filial del Consejo Nacional 
recibio la primera aportacion del consul frances: 
tres millones de rublos. 

"Ese dinero fue entregado a cierto Sr. Sip, 
empleado de la Filial del Consejo Nacional. 

"El 9 de marzo, a ese mismo Sr. Sip hizo 
entrega de otros dos millones; el 25 del mismo 
mes, el Sr. Sip recibio un millon, y 26 de marzo, 
el vicepresidente del Consejo Nacional, Sr. 
Bohumil Cermak, obtuvo un millon mas; otro 
millon se entrego al Sr. Sip el 3 de abril. 

"En total, el consul frances desembolse a la 
Filial del Consejo Nacional, entre el 7 de marzo y 
el 4 de abr ocho millones de rublos. 

Sin registrar fecha, se entrego: al Sr. Sip, un 
millon; al Sr. Bohu mil Cermak, un millon, y de 
nuevo al Sr. Sip, otro millon. 

"Ademas se entregaron a una persona no 
especificada 188.000 rublos. Total: 3.188.000 
rublos que, anadidos a los ocho millones antes 
mencionados, suman la cantidad de 11.188.000 
rublos abonados por el Gobierno frances a la 
Filial del Consejo Nacional. 

"La Filial recibio del consul ingles 80.000 
libras esterlinas. Asi pues, desde el 7 de marzo 
hasta el dia del levantamiento, los jefes del 
Consejo Nacional checo recibieron de los 
gobiernos frances e ingles unos quince millones, 
precio por el que se vendio el ejercito 
checoslovaco a los imperialistas franceses e 
ingleses". 

Claro que la mayoria de vosotros leeriais entonces 
esta noticia en los periodicos; claro que no dudamos 
nunca do que los imperialistas y los financieros 
ingleses y franceses harian cuanto pudieran y aun lo 
imposible para derrocar el Poder sovietico, para 
crearle dificultades de todo genero. Pero entonces 
todavia no se habia desenvuelto todo el curso de los 
acontecimientos, que muestran que nos hallamos ante 
una cruzada contrarrevolucionaria militar y 



V. I. Lenin 



fmanciera, hostil a la Republica Sovietica, cruzada 
regular, incesante, concebida por lo visto hace mucho 
y gestada durante meses y meses por todos los 
representantes del imperialismo anglo-frances. 
Ahora, cuando tomamos los acontecimientos en 
conjunto, contraponemos el movimiento 
contrarrevolucionario checoslovaco al desembarco 
hecho en Murmansk; sabemos que los ingleses nan 
desembarcado alii mas de 10.000 soldados y que, so 
pretexto de defender a Murmansk, lo que nan hecho 
es avanzar, han ocupado Kem y Soroki, han rebasado 
este ultimo punto hacia el Este y han empezado a 
fusilar a nuestros activistas de los Soviets; leemos en 
los periodicos que muchos miles de ferroviarios y 
otros obreros del Extremo Norte huyen de esos 
salvadores y liberadores, es decir, hablando en plata, 
de esos nuevos verdugos imperialistas que desgarran 
a Rusia por el extremo opuesto; si, cuando 
comparamos todos estos hechos vemos clara la 
conexion general de los acontecimientos. Por otra 
parte, en los ultimos tiempos se han llegado a 
conocer nuevos hechos que confirman el caracter de 
la ofensiva anglo-francesa contra Rusia. 

Se comprende que la propia geografia determine 
que las formas de esta ofensiva del imperialismo 
contra Rusia no puedan ser las mismas que en 
Alemania. No tienen con Rusia frontera comun, 
como Alemania; tampoco tienen tantas tropas. El 
caracter eminentemente colonial y naval de la fuerza 
militar de Inglaterra hace ya mucho -decenios y 
decenios- que obliga a los ingleses a proceder en sus 
campanas de rapina de modo distinto, tratando, 
principalmente, de cortar al pais al que atacan de sus 
fuentes de abastecimiento; los obliga a preferir el 
metodo de estrangulacion, so pretexto de ayuda, al 
metodo de la violencia armada directa, inmediata, 
brutal. Noticias llegadas en los ultimos tiempos 
descubren que Alexeiev, viejo conocido de los 
soldados y obreros rusos, que ha ocupado hace poco 
el poblado cosaco de Tijorets kaya, contaba, sin duda 
alguna, con la ayuda del imperialismo anglo-frances. 
Alii la sublevacion ha tornado formas mas 
determinadas, y ello se debe tambien, evidentemente, 
a que media la mano del imperialismo anglo-frances. 

Por ultimo, ayer se recibieron noticias de que el 
imperialismo anglo-frances ha logrado hacer una 
jugada muy espectacular en Baku. Ha conseguido la 
mayoria -unos 30 votos- en el Soviet de esta ciudad 
contra nuestro partido, contra los bolcheviques y los 
eseristas de izquierda -desgraciadamente muy pocos-, 
que no han seguido el ejemplo de la vil aventura y de 
la baja traicion de los eseristas de izquierda de 
Moscii 84 y se han mantenido aliado del Poder 
sovietico contra el imperialismo y la guerra. Si, 
contra ese nucleo, fiel al Poder sovietico, que era 
hasta la fecha mayoria en el Soviet de Baku, el 
imperialismo anglo-frances ha obtenido esta vez una 
ventaja de 30 votos debido a que se ha pasado a su 



bando, contra nosotros, una gran parte del 

Dashnaktsutiun 85 , el partido de los armenios 

semisocialistas. (Da lectura al telegrama siguiente.) 

"Por orden del Comisario del Pueblo 

Korganov, el destacamento de Adzhikabul se 

replego el 26 de julio de Adzhikabul a posiciones 

proximas a Aliat. Despues del repliegue del 

destacamento de Shemaja de este punto y de 

Maraza, el enemigo desplego una ofensiva por el 

valle del Pirsagat. En las cercanias de la aldea de 

Kubala tuvo el primer choque con la vanguardia. 

"Al mismo tiempo, por la parte del Kura, 
desde el Sur, un numeroso destacamento de 
caballeria avanzo en direccion a la estacion de 
Pirsagat. En tal situacion, para mantener la 
estacion de Adzhikabul, se habria tenido que 
desplegar todas las fuerzas disponibles en tres 
direcciones: al oeste de Adzhikabul y al norte y al 
sur del valle de Navagui-Pirsagat. Un frente tan 
extenso nos hubiera privado de reservas y, dada la 
falta de caballeria, nos hubiera privado de la 
posibilidad de asestar un golpe al enemigo e 
incluso hubiera puesto en dificil situacion a la 
agrupacion de Adzhikabul en caso de rotura del 
frente por el Norte o por el Sur. Debido a esa 
situacion, y tambien con el fin de conservar las 
fuerzas de las tropas, se dio la orden de que el 
destacamento de Adzhikabul se replegase a 
posiciones proximas a Aliat. El repliegue se ha 
efectuado en pleno orden. Se han volado los 
objetivos importantes del ferrocarril y de la 
estacion de Adzhikabul, asi como las cisternas de 
queroseno y petroleo. Debido a la ofensiva 
general, el enemigo se muestra activo en el 
Daguestan. El 24 de julio ataco en grandes masas 
en cuatro direcciones. Despues de veinticuatro 
horas de combate, ocupamos las trincheras del 
enemigo, que se disperso por el bosque. La noche 
hizo imposible la persecucion. El 24 de julio nos 
comunicaron de Shura que habia habido combates 
favorables para nosotros. El teatro de operaciones 
militares son los suburbios. El enemigo se bate 
con teson, organizado y al mando de ex oficiales 
daguestanos. Los campesinos de Daguestan 
participan activamente en los combates de las 
inmediaciones de Shura. 

"En Baku, los partidos derechistas se han 
levantado y han desplegado una energica 
agitacion en pro de que se llame a los ingleses. 
Apoyan con energia la agitacion los mandos del 
ejercito y la propagan a las unidades del frente. La 
propaganda anglofila ha desorganizado el ejercito. 
En los ultimos tiempos, la orientacion pro inglesa 
ha tenido gran exito entre las masas, desesperadas 
y abatidas por los sufrimientos. 

"Bajo la influencia de la falsa y provocadora 
actividad de los partidos derechistas, la Flotilla 
del Caspio ha adoptado varias resoluciones 



Discurso pronunciado en la reunion conjunta del CEC de toda Rusia, del soviet de Moscii... 



contradictorias sobre los ingleses. Engafiada por 
los mercenarios de los ingleses y los agentes 
voluntarios, creia ciegamente hasta el ultimo 
tiempo en la sinceridad del apoyo ingles. 

"Las ultimas noticias dan a conocer el avance 
de los ingleses en Persia y la toma de Resht 
(Guilan). En Resht, los ingleses se batieron cuatro 
dias contra Kuchuk-Khan y contra las bandas 
germano-turcas unidas a el, encabezadas por los 
musavatistas evadidos de Baku. Despues de los 
combates de Resht, los ingleses nos pidieron 
ayuda, pero nuestros representantes en Persia se la 
negaron. Los ingleses han vencido en Resht. Pero 
en Persia apenas si tienen fuerzas. Se ha puesto en 
claro que en Enzeli disponen en total de 50 
hombres. Necesitan gasolina y nos ofrecen 
automoviles a cambio de ella. Sin gasolina no 
pueden avanzar. 

"El 25 de julio se celebro una segunda reunion 
del Soviet de diputados para tratar de la situacion 
politica y militar, y los partidos de la derecha 
plantearon el problema de los ingleses. El 
camarada Shaumian, Comisario Extraordinario 
del Caucaso, declare, basandose en la resolucion 
del V Congreso de los Soviets y en el telegrama 
de Stalin en nombre del Consejo Central de 
Comisarios del Pueblo, que es inadmisible invitar 
a los ingleses y exigio que se retirase la propuesta 
de discutir si llamarlos o no. Por una mayoria 
insignificante fue rechazada la exigencia del 
camarada Shaumian, quien, como representante 
del poder central, presento acto seguido una 
protesta categorica. Se escucho el informe de los 
delegados que habian visitado el frente. Por una 
mayoria de 259 votos de los eseristas de derecha, 
los dashnakes de derecha y los mencheviques 
contra 236 de los bolcheviques, los eseristas de 
izquierda y los dashnakes de izquierda se aprobo 
la resolucion de invitar a los ingleses y formal un 
gobierno de todos los partidos sovieticos que 
reconocian el poder del Consejo de Comisarios 
del Pueblo. La resolucion fue condenada 
duramente por el sector de izquierda. Shaumian 
declaro que consideraba que la resolucion 
adoptada era una traicion infame y una negra 
ingratitud a los obreros y campesinos de Rusia y 
que, como representante del poder central, 
recusaba toda responsabilidad por la resolucion 
adoptada. En nombre de las minorias de los 
bolcheviques, los eseristas de izquierda y los 
dashnakes de izquierda se declaro no formar parte 
del gobierno de coalicion y presentar la dimision 
del Consejo de Comisarios del Pueblo. El 
camarada Shaumian declaro en nombre de las tres 
minorias de izquierda que un poder que invitaba a 
los imperialistas ingleses rompia de hecho con el 
Poder sovietico de Rusia y no contaria con ningun 
apoyo de la Rusia Sovietica. Al invitar a los 



ingleses, el Soviet de diputados local habia 
perdido, con su politica de traicion, el apoyo de 
Rusia y de los partidos adictos al Poder sovietico. 
"La decision del Consejo de Comisarios del 
Pueblo de presentar la dimision ha sumido a los 
partidos derechistas en el mayor desconcierto. Al 
llegar las noticias de la situacion creada, la moral 
ha cambiado mucho en los distritos y en el frente. 
Los marinos han comprendido que han sido de 
hecho enganados por traidores que quieren 
romper con Rusia y destruir el Poder sovietico. 
Cambia la actitud de las masas con los ingleses. 
Ayer, debido a la dimision del Consejo de 
Comisarios del Pueblo, se celebro una reunion 
extraordinaria del Comite Ejecutivo. Se acordo 
que los Comisarios del Pueblo siguieran en sus 
puestos y desplegaran la labor que venian 
realizando hasta que se resolviera la cuestion del 
poder en la reunion del Soviet del 31 de julio. El 
Comite Ejecutivo ha acordado tomar medidas 
urgentes para combatir la contrarrevolucion, que 
sazona. Los enemigos despliegan su labor 
escudados en los partidos anglo-franceses. Oficina 
de Prensa del Consejo de Comisarios del Pueblo 
de Baku". 

Como podeis ver continuamente en nuestras 
minorias, que, aun llamandose socialistas, jamas han 
roto sus lazos con la burguesia, tambien alii se han 
pronunciado por invitar a las tropas inglesas para 
defender a Baku 86 . Sabemos de sobra lo que significa 
invitar a las tropas imperialistas para defender la 
Republica Sovietica. Sabemos lo que ha sido esa 
invitacion hecha por la burguesia, parte de los 
eseristas y de los mencheviques. Sabemos lo que ha 
sido esa invitacion hecha por los jefes de los 
mencheviques de Tiflis, en Georgia. 

Ahora podemos decir que el unico partido que no 
ha invitado a los imperialistas ni ha concertado con 
ellos una alianza rapaz, que unicamente se ha 
replegado ante ellos cuando los verdugos avanzaban, 
ha sido el partido de los bolcheviques comunistas. 
(Aplausos.) Sabemos que en el Caucaso la situacion 
de nuestros camaradas comunistas ha sido 
particularmente dificil porque los han traicionado a 
cada paso los mencheviques, concertando alianzas 
directas con los imperialistas germanos so pretexto, 
claro esta, de defender la independencia de Georgia. 

Todos sabeis muy bien que esa independencia de 
Georgia se ha convertido en puro engano: en 
realidad, es la ocupacion y la absoluta dominacion de 
Georgia por los imperialistas germanos, la alianza de 
las bayonetas alemanas y del gobierno menchevique 
contra los obreros y campesinos bolcheviques, y por 
ello tienen mil veces razon nuestros camaradas de 
Baku, que, sin menospreciar el peligro de la 
situacion, se han dicho: jamas estariamos contra la 
paz con una potencia imperialista, cediendole parte 
de nuestro territorio, si ello no nos asestara un golpe, 



V. I. Lenin 



si no aliara a nuestras tropas con las bayonetas de los 
verdugos y no nos privara de la posibilidad de 
continuar nuestra obra de transformacion socialista. 

Ahora bien, si la cuestion esta planteada de modo 
que, al invitar a los ingleses para que "defiendan" a 
Baku, se invita a una potencia que se ha tragado 
ahora a toda Persia y hace tiempo que prepara sus 
fuerzas armadas para ocupar el sur del Caucaso, es 
decir, si se trata de entregarse al imperialismo anglo- 
frances, en ese caso no podemos dudar un instante de 
que, por dificil que sea su situacion, nuestros 
camaradas de Baku, al negarse a concertar esa paz, 
han dado el unico paso digno de socialistas de 
verdad, y no de palabra. La negativa resuelta a todo 
acuerdo con los imperialistas anglo-franceses es el 
unico paso atinado que podian dar los camaradas de 
Baku, ya que no se puede invitar a aquellos sin 
convertir el poder socialista independiente, aunque 
sea en un territorio separado del resto del pais, en 
esclavo de la guerra imperialista. 

Por ello no tenemos ninguna duda de lo que 
significa en el curso general de los acontecimientos 
lo ocurrido en Baku. Ayer se recibio la noticia de que 
en parte de las ciudades de Asia Central ha estallado 
una sublevacion contrarrevolucionaria con 
participacion manifiesta de los ingleses, que se han 
hecho fuertes en la India y, despues de haber 
sometido por completo al Afganistan, hace mucho 
que han creado un punto de apoyo tanto para ampliar 
sus dominios coloniales, para estrangular las 
naciones, como para atacar a la Rusia Sovietica. Y 
ahora, cuando vemos claro todos esos eslabones, se 
ha defmido plenamente la actual situacion militar y 
estrategica general de nuestra Republica. Murmansk 
en el Norte, el frente checoslovaco en el Este, 
Turquestan, Baku y Astracan en el Sudeste. Como 
vemos, estan engarzados casi todos los eslabones de 
la cadena forjada por el imperialismo anglo-frances. 

Ahora vemos perfectamente que los 
terratenientes, los capitalistas y los kulaks, que, claro 
esta, odian todos, por causas para ellos bastante 
logicas, el Poder sovietico, tambien han obrado hoy 
aqui en formas muy poco distintas de las que tuvo la 
actuacion de los terratenientes, los capitalistas y los 
kulaks en Ucrania y otros lugares cortados de Rusia. 
Como lacayos del imperialismo anglo-frances, se 
mostraron dispuestos a hacer, costara lo que costase, 
todo lo posible contra el Poder sovietico. No podian 
hacerlo con fuerzas de la propia Rusia y resolvieron 
actuar con los procedimientos de lucha mas 
energicos, con operaciones militares, y no con 
palabras, no con llamamientos al estilo de los 
lanzados por los Martov. Es sobre esta circunstancia 
sobre la que hay que llamar principalmente vuestra 
atencion, en la que debemos centrar toda nuestra 
agitacion, toda la propaganda y, de acuerdo con ello, 
desplazar el centro de gravedad de toda la labor de 
nuestros Soviets. 



El hecho fundamental es ese, que ahora estan en 
juego fuerzas imperialistas de otra coalicion, no de la 
germana, sino de la anglo-francesa, coalicion que ha 
ocupado parte del territorio y se basa en el. Si hasta 
el momento la situacion geografica le impedia 
agredir directamente a Rusia, ahora, dando un rodeo, 
el imperialismo anglo-frances, que lleva ya cuatro 
anos anegando en sangre el mundo por asegurarse la 
dominacion en el, ha llegado a las puertas de Rusia 
para estrangular a la Republica Sovietica y llevar el 
pais a la guerra imperialista. Sabeis perfectamente, 
camaradas, que desde el comienzo de la Revolucion 
de Octubre nos planteamos como principal objetivo 
poner fin a la guerra imperialista; pero jamas nos 
hemos hecho la ilusion de que con las fuerzas del 
proletariado y de las masas revolucionarias de un 
solo pais -por mas heroicas que sean, por mas 
grandes que sean su organizacion y disciplina-, de 
que con las fuerzas del proletariado de un solo pais, 
se pueda derrocar el imperialismo internacional: eso 
unicamente puede hacerse con el esfuerzo conjunto 
de los proletarios de todos los paises. 

Pero hemos logrado que se rompan en un pais 
todos los lazos con los capitalistas del mundo entero. 
No hay ningiin hilo que vincule al gobierno de 
nuestro pais con ningiin imperialista, y jamas lo 
habra, sea cual fuere el camino que siga nuestra 
revolucion. Hemos logrado que el movimiento 
revolucionario contra el imperialismo diese en los 
ocho meses de existencia de nuestro poder un enorme 
paso adelante y que en Alemania, uno de los 
principales centros del imperialismo, las cosas 
llegaran en enero de 1918 a choques armados y a la 
represion sangrienta de ese movimiento 87 . Hemos 
impulsado nuestra obra revolucionaria como en 
ningiin otro pais lo hubiera podido hacer ningiin 
gobierno revolucionario a escala internacional, a 
escala mundial, pero sin forjarnos la ilusion de que 
eso pueda lograrse con las fuerzas de un solo pais. 
Sabiamos que nuestros esfuerzos llevan 
inevitablemente a la revolucion mundial y que con 
los esfuerzos de los gobiernos imperialistas no se 
puede poner fin a la guerra empezada por ellos. Con 
la guerra unicamente pueden acabar los esfuerzos de 
todo el proletariado, y nuestra tarea, al subir al poder 
como Partido Comunista proletario, cuando en los 
otros paises ha quedado en pie la dominacion 
burguesa, capitalista, nuestra tarea inmediata era, lo 
repito, mantener ese poder, esa antorcha del 
socialismo para que continuara echando todas las 
chispas posibles al creciente incendio de la 
revolucion socialista. 

Esta tarea era en todas las partes de extraordinaria 
dificultad, y nosotros la cumplimos gracias a que el 
proletariado defendia precisamente las conquistas de 
la republica socialista. Esa tarea condujo a una 
situacion dura y critica en particular, ya que la 
revolucion socialista, en el sentido directo de la 



Discurso pronunciado en la reunion conjunta del CEC de toda Rusia, del soviet de Moscii... 



palabra, aiin no ha empezado en ningiin pais, aunque 
los paises como Italia y Austria se hallan 
incomparablemente mas cerca de ella. Pero, como 
aiin no ha empezado, asistimos a un nuevo exito del 
imperialismo anglo-frances y, por ende, mundial. Si 
en Occidente el imperialismo aleman continua 
alzandose como una fuerza imperialista militar de 
rapina, al noreste y al sur de Rusia el imperialismo 
anglo-frances ha obtenido la posibilidad de hacerse 
fuerte y nos hace ver con toda evidencia que esa 
fuerza esta dispuesta a arrastrar de nuevo a Rusia a la 
guerra imperialista, dispuesta a aplastar a Rusia. 
Estado socialista independiente, que continua su 
labor y su propaganda socialistas en proporciones 
hasta ahora nunca vistas en el mundo. El 
imperialismo anglo-frances ha logrado un gran exito 
contra esto y, tras de cercarnos, ha orientado todos 
sus esfuerzos a aplastar a la Rusia Sovietica. 
Sabemos perfectamente que ese exito del 
imperialismo anglo-frances se halla indisolublemente 
vinculado a la lucha de las clases. 

Siempre hemos dicho, y las revoluciones lo 
confirman, que cuando corren peligro los cimientos 
del poder economico, del poder de los explotadores, 
su propiedad, que pone a su disposicion el trabajo de 
decenas de millones de obreros y campesinos y da a 
los terratenientes y capitalistas la posibilidad de 
lucrarse, cuando corre peligro, repito, la propiedad 
privada de los capitalistas y los terratenientes, estos 
olvidan todas sus frases de amor a la patria y a la 
independencia. Sabemos perfectamente que los 
democonstitucionalistas, los eseristas de derecha y 
los mencheviques han batido la marca en cuanto a 
alianzas con las potencias imperialistas, la firma de 
tratados onerosos y la venta de la patria al 
imperialismo anglo-frances. Ucrania y Tiflis son un 
ejemplo. La alianza de los mencheviques y los 
eseristas de derecha con el cuerpo de ejercito 
checoslovaco es bastante elocuente a este respecto. Y 
la sublevacion de los eseristas de izquierda, que han 
querido arrastrar a la Republica de Rusia a la guerra 
en provecho de los guardias blancos de Yaroslavl 88 , 
muestra con bastante claridad que, cuando se trata de 
los beneficios de su clase, la burguesia vende la 
patria y trapichea con cualesquiera extranjeros en 
contra de su pueblo. La historia de la revolucion rusa 
nos ha evidenciado una y otra vez esa verdad despues 
de habernos ensenado la historia de la revolucion en 
el transcurso de mas de un siglo que esa es la ley de 
los intereses de clase, de la politica de clase de la 
burguesia en todos los tiempos y en todos los paises. 
Por ello no tiene nada de extrano que las 
agravaciones, hoy observadas, de la situacion 
internacional de la Republica Sovietica esten 
relacionadas con la agudizacion de la lucha de las 
clases en el interior del pais. 

Hemos repetido muchas veces, en lo que se 
refiere a la agravacion de la crisis de subsistencias en 



el periodo precedente a la nueva cosecha es el mas 
duro en este sentido. Sobre Rusia se ha abatido el 
azote del hambre, agravada de modo inaudito, ya que 
el plan de las fieras imperialistas consiste 
precisamente en aislar a Rusia de todas las zonas 
trigueras. En este aspecto, sus intenciones son bien 
logicas y consisten en hallar una base social de clase 
precisamente en las regiones trigueras perifericas, en 
hallar zonas con predominio de kulaks, de 
campesinos ricos que han hecho su agosto con la 
guerra y viven del trabajo ajeno, del trabajo de los 
pobres. Sabeis que esos elementos han acumulado 
decenas y centenares de miles de rublos y que poseen 
enormes reservas de cereales. Sabeis que esa gente 
que se ha lucrado con la escasez del pueblo, esa 
gente que hallaba mayor base para robar y lucrarse 
cuanto mas horrenda era el hambre del pueblo en la 
capital, que esos kulaks constituyen el puntal 
principal y mas serio del movimiento 
contrarrevolucionario de Rusia. En este terreno la 
lucha entre las clases ha llegado hasta el extremo. No 
ha quedado ni una sola aldea donde no se haya 
desplegado la lucha de clase de los pobres del campo 
y parte de los campesinos medios sin excedentes de 
grano -se lo han comido hace tiempo- y que no han 
participado en la especulacion, de esta inmensa 
mayoria de los trabaj adores contra un punado 
insignificante de kulaks; esa lucha entre las clases ha 
penetrado en cada aldea. 

Cuando determinamos nuestros planes politicos y 
publicamos nuestros decretos -que, como es natural, 
conoceis la inmensa mayoria de los aqui presentes-; 
cuando, repito, escribimos y aplicamos los decretos 
relativos a la organizacion de los pobres del campo 89 , 
vimos claramente que nos acercabamos al problema 
decisivo y cardinal de toda la revolucion, al problema 
del poder, al problema de si sostendra el proletariado 
el poder en sus manos, de si atraera a todos los 
pobres del campo, con los que no tiene divergencia 
alguna, de si sabra atraerse a los campesinos, de los 
que no le separa ninguna discrepancia, y agrupar a 
toda esta masa, dispersa, desunida, diseminada por 
las aldeas -en este aspecto esta por debajo del obrero 
urbano-, de si los unira contra el otro campo, el 
campo de los terratenientes, los imperialistas y los 
kulaks. 

Y he ahi a los pobres del campo que han 
empezado a agruparse con extraordinaria rapidez 
ante nuestros ojos. Se dice que la revolucion ensena. 
La lucha de las clases ensena de hecho, en la 
practica, que toda falsedad en las posiciones de un 
partido lleva a este inmediatamente al lugar que se 
merece. Hemos visto palmariamente la politica del 
partido de los eseristas de izquierda, que, en virtud de 
su falta de medula y de cabeza, vacilaron en el 
momento en que la crisis de subsistencias se planteo 
con tanta agudeza, y el partido eserista de izquierda 
desaparecio como tal, convirtiendose en un peon en 



V. I. Lenin 



manos de los guardias blancos de Yaroslavl. 
(Aplausos.) 

Camaradas, este enconamiento de la lucha de las 
clases relacionado con la crisis de subsistencias, 
precisamente cuando se ha podido averiguar que la 
nueva cosecha es abundante, pero que no se podra 
recoger, y cuando los kulaks y los elementos de la 
burguesia, que dicen, haciendo los esfuerzos mas 
desesperados: ahora o nunca, y empujan a los 
habitantes hambrientos de Petrogrado y Moscii, es lo 
que permite comprender la oleada de sublevaciones 
que se extiende por Rusia. Se ha producido el 
levantamiento de Yaroslavl. Y vemos la influencia de 
los anglo-franceses; vemos los planes de los 
terratenientes y la burguesia contrarrevolucionarios. 
Alii donde se plantease el problema de los cereales, 
ellos impedian la aplicacion del monopolio del trigo, 
y sin el no puede haber socialismo. Precisamente en 
esto debia agruparse la burguesia, en esto la 
burguesia tiene un puntal mas hondo que el mujik del 
campo. El combate decisivo entre las fuerzas del 
socialismo y la sociedad burguesa se renira en todo 
caso, de tal o cual modo, hoy o manana, por esta o la 
otra razon. Vacilaciones de todo tipo pueden tener 
solo los socialistas entre comillas, como nuestros 
eseristas de izquierda, por ejemplo. Cuando en esta 
cuestion, en este problema cardinal, hay vacilaciones 
entre los socialistas, quiere decir que son socialistas 
entre comillas y que no valen un comino. La 
revolucion hace que tales socialistas se conviertan de 
hecho en simples peones con los que juegan los 
generales franceses, peones cuyo papel lo ha 
evidenciado el ex Comite Central del ex partido 
eserista de izquierda. 

Camaradas, de este esfuerzo mancomunado del 
imperialismo anglo-frances y la burguesia rusa 
contrarrevolucionaria ha resultado que ahora nos 
encontramos con la guerra civil que se nos echa 
encima por donde no todos la esperaban ni la 
concebian claramente, y esa guerra civil se ha 
fundido con la guerra exterior en un todo indisoluble. 
La sublevacion de los kulaks, el motin del cuerpo de 
ejercito checoslovaco y el movimiento de Murmansk 
son episodios de una misma guerra que avanza sobre 
Rusia. Hemos salido de la guerra por nuestra parte, 
sufriendo enormes danos; al concertar una paz 
increiblemente dura, sabiamos que era onerosa, pero 
deciamos que podriamos continuar nuestra 
propaganda y nuestra construccion y que con ello 
minariamos el mundo imperialista. Eso supimos 
hacerlo. Alemania negocia hoy cuantos miles de 
millones sacar a Rusia por el Tratado de Paz de 
Brest, pero ha reconocido todas las nacionalizaciones 
que nosotros realizamos en virtud del decreto del 28 
de junio. No ha planteado la cuestion de la propiedad 
privada de la tierra en la Republica. Esto hay que 
subrayarlo en contraposicion a las inauditas 
falsedades que difundian Spiridonova y otros lideres 



eseristas de izquierda como ella, falsedades que han 
beneficiado a los terratenientes y son repetidas ahora 
por los elementos de las centurias negras 90 mas 
ignorantes y atrasados. Esas falsedades deben ser 
refutadas y desenmascaradas. 

En efecto, nosotros, pese a lo dura que nos es la 
paz, hemos conquistado la libre construccion 
socialista en el interior y hemos dado en este terreno 
pasos que ahora empieza a conocer Europa 
Occidental y que son elementos de propaganda 
inconmensurablemente mas poderosos que antes. 

Ahora bien, las cosas se han puesto de manera 
que, al salir de la guerra por nuestra parte contra una 
coalicion, ahora sufrimos el embate del imperialismo 
por su parte. El imperialismo es un fenomeno 
universal, es la lucha por el reparto de todo el mundo, 
de toda la tierra, y por el sometimiento a uno u otro 
punado de fieras. Ahora se lanza sobre nosotros otro 
grupo de fieras, el grupo anglo-frances, y nos dice: os 
arrastraremos de nuevo a la guerra. Su guerra y la 
guerra civil se funden en un todo unico, y esa es la 
verdadera causa de las dificultades del momento 
presente, en el que de nuevo entra en escena la 
cuestion de la guerra, de los acontecimientos belicos, 
como cuestion principal, cardinal, de la revolucion. y 
en ello reside toda la dificultad, pues el pueblo esta 
cansado de la guerra, atormentado como nunca por la 
guerra. Este estado de extremo agobio y sufrimiento 
del pueblo ruso a causa de la guerra puede 
compararse con el del hombre al que han apaleado 
hasta dejarlo mas muerto que vivo y del que no se 
puede exigir que de pruebas de energia ni de 
capacidad de trabajo. Del mismo modo, es natural 
que la guerra de casi cuatro anos que se abatio sobre 
el pais, al que saquearon, torturaron y mancillaron el 
zarismo, la autocracia, la burguesia y Kerenski, 
despertara por muchas razones la repulsion en el 
pueblo ruso y sea la causa principal de las enormes 
dificultades que pasamos. 

Por otra parte, el giro que han tornado los 
acontecimientos lo ha reducido todo a una 
determinada guerra. De nuevo hemos ido a parar a la 
guerra, nos encontramos en guerra, y esta guerra no 
solo es civil, contra los kulaks, terratenientes y 
capitalistas, que ahora se han unido contra nosotros; 
en el presente tenemos ya enfrente al imperialismo 
anglo-frances; este todavia no esta en condiciones de 
lanzar sus hordas sobre Rusia, se lo impiden las 
condiciones geograficas; pero todo lo que puede, 
todos sus millones, relaciones diplomaticas y 
energias los dedica a ayudar a nuestros enemigos. 
Nos hallamos en estado de guerra, y de esta guerra 
podemos salir vencedores; pero tenemos que luchar 
contra uno de los enemigos mas dificiles de veneer: 
hay que combatir el cansancio producido por la 
guerra, el odio y la aversion a la guerra; debemos 
superar ese estado de animo, pues, de lo contrario, no 
podremos resolver un problema que no depende de 



Discurso pronunciado en la reunion conjunta del CEC de toda Rusia, del soviet de Moscii... 



nuestra voluntad: el problema de la guerra. Nuestro 
pais de nuevo esta en guerra, y el desenlace de la 
revolucion depende ahora por entero de quien venza 
en esta guerra, cuyo principal vehiculo es el cuerpo 
de ejercito checoslovaco, pero de hecho sus 
dirigentes, promotores e impulsores son los 
imperialistas anglo-franceses. Todo el problema de la 
existencia de la Republica Socialista Federativa 
Sovietica de Rusia, todo el problema de la revolucion 
socialista en Rusia ha quedado reducido al de la 
guerra. En ello reside el origen de la enorme 
dificultad, dado el estado de animo con que el pueblo 
ha salido de la guerra imperialista. Para nosotros esta 
bien clara nuestra tarea. Toda mentira seria un 
perjuicio enorme; consideramos un crimen ocultar a 
los obreros y campesinos esta dura verdad. Todo lo 
contrario: que cada uno la conozca con la mayor 
claridad y detalle. 

Si, conocemos ejemplos en los que nuestras tropas 
mostraron una debilidad criminal, por ejemplo, 
cuando el cuerpo de ejercito checoslovaco tomo 
Simbirsk y los nuestros retrocedieron; sabemos que 
las tropas estan cansadas de la guerra, que sienten 
aversion por ella, pero tambien es natural e inevitable 
que mientras el imperialismo no haya sido derrotado 
a escala mundial, intente arrastrar a Rusia a la guerra 
imperialista, se esfuerce por hacer de ella un 
matadero. Queramoslo o no, el problema esta 
planteado asi: nos hallamos en guerra, y la suerte de 
la revolucion la decidira el desenlace de esa guerra. 
Esta debe ser la primera y la ultima palabra de 
nuestra agitacion, de toda nuestra actividad politica, 
revolucionaria y transformadora. Hemos hecho 
mucho en muy poco tiempo, pero tenemos que 
llevarlo todo hasta sus ultimas consecuencias. Toda 
nuestra actividad debe subordinarse por completo al 
problema del que ahora dependen la suerte de la 
revolucion y su desenlace, la suerte de la revolucion 
rusa e internacional. Naturalmente, el imperialismo 
de todo el mundo no saldra de la presente guerra sin 
una serie de revoluciones; esta guerra no terminara 
sino con la victoria final del socialismo. Pero nuestra 
tarea es hoy dia apoyar, defender y conservar esta 
fuerza del socialismo, esta antorcha socialista, este 
manantial de socialismo cuya poderosa accion abarca 
el mundo entero; dado el actual giro de los 
acontecimientos, esa tarea es una tarea militar. 

Hemos pasado varias veces por tal situacion, y 
muchos decian que por cara que nos hubiese costado 
la paz, por muchos sacrificios que se nos exigiera, 
por mucho que se esforzara el enemigo por 
arrancarnos nuevos y nuevos pedazos de territorio, 
Rusia, pese a todo, continuaba gozando de la paz y 
podia consolidar sus conquistas socialistas. Por este 
camino hemos ido incluso mas lejos de lo que 
muchos de nosotros nos imaginabamos. Nuestro 
control obrero por ejemplo, ha ido mucho mas alia 
de las formas que tomara al principio, y hoy nos 



hallamos ante los umbrales de la transformacion 
socialista de la administracion del Estado. Hemos 
progresado mucho en nuestro trabajo practico. En el 
pais, los obreros administran ya toda la produccion, 
pero las circunstancias nos han impedido proseguir 
en paz este trabajo; de nuevo se nos ha llevado al 
estado de guerra, y debemos poner en tension todas 
nuestras fuerzas y llamar a todos a las armas. Seria 
una vergiienza si entre los comunistas viesemos 
vacilaciones a este respecto. 

Las vacilaciones entre los campesinos no nos 
extranan. La masa campesina no ha pasado por una 
escuela de vida como la del proletariado, que esta 
acostumbrado durante decenios a ver en el capitalista 
a su enemigo de clase y que ha sabido agrupar sus 
fuerzas para la lucha contra el. Sabemos que los 
campesinos no han pasado por tal universidad. 
Durante un tiempo marcharon con el proletariado, y 
ahora se asiste a un periodo de vacilaciones entre 
ellos, en el que la masa campesina se escinde. 
Conocemos infmidad de casos en los que los kulaks 
venden a los campesinos grano a precios inferiores a 
los de tasa para aparentar que defienden sus 
intereses. Nada de eso nos extrana; pero el obrero 
comunista no vacilara, la masa obrera es firme como 
una roca, y si la masa campesina comparte el estado 
de animo del kulak, eso se explica facilmente. Alii 
donde no hay bolcheviques y mandan las autoridades 
del cuerpo de ejercito checoslovaco, hemos 
observado el siguiente fenomeno: al principio se 
recibe a los checoslovacos casi como a liberadores 
suyos; pero al cabo de unas semanas de dominio de 
esta burguesia se advierte un viraje inmenso contra 
los checoslovacos y a favor del Poder sovietico, pues 
los campesinos empiezan a comprender que todas las 
frases acerca de la libertad de comercio y la 
Asamblea Constituyente 91 significan una sola cosa: el 
poder de los terratenientes y los capitalistas. 

Nuestra tarea consiste en cerrar todavia mas las 
filas proletarias y organizar las cosas de manera que 
en las proximas semanas todo se dedique ya a 
resolver el problema de la guerra. Ahora combatimos 
contra el imperialismo anglo-frances y contra todo lo 
que hay de burgues, de capitalista en Rusia, contra lo 
que se esfuerza por frustrar la causa de la revolucion 
socialista y arrastrarnos a la guerra. La cuestion se 
plantea de manera que se ponen en juego todas las 
conquistas de los obreros y los campesinos. Debemos 
estar seguros de que encontraremos en el proletariado 
amplia simpatia y apoyo, de que el peligro sera 
plenamente rechazado y de que nuevas filas del 
proletariado se alzaran en defensa de su clase para 
salvar la revolucion socialista. La cuestion se plantea 
hoy de manera que la lucha se desarrolla por dos 
puntos principales, y todas las diferencias esenciales 
entre los partidos se han atenuado en el fuego de la 
revolucion. El eserista de izquierda que recalca con 
insistencia que es de izquierda y se encubre con 



V. I. Lenin 



frases revolucionarias, sublevandose de hecho contra 
el Poder sovietico, es tambien un mercenario de los 
guardias blancos de Yaroslavl. jEso es ante la 
historia y la lucha revolucionaria! Hoy se enfrentan 
en la palestra tan solo dos clases: se despliega la 
lucha de clase del proletariado, defensor de los 
intereses de los trabajadores, contra quienes 
defienden los intereses de los terratenientes y los 
capitalistas. Todas las frases en torno a la Asamblea 
Constituyente, el Estado independiente, etc., con que 
se trata de enganar a las masas inconscientes, nan 
sido desenmascaradas por la experiencia del 
movimiento del cuerpo de ejercito checoslovaco y 
por la del movimiento de los mencheviques 
caucasianos. Tras todas esas frases se hallan las 
mismas fuerzas: los terratenientes y los capitalistas; y 
la sublevacion del cuerpo de ejercito checoslovaco va 
seguida, lo mismo que la ocupacion alemana, del 
poder de aquellos. jPor esa se hace la guerra! 

Camaradas. Los proletarios deben cerrar todavia 
mas sus filas y ofrecer en esta lucha un ejemplo de 
organizacion y disciplina. Rusia continua siendo el 
unico pais que ha roto todo lazo con los imperialistas. 
Verdad es que nos desangramos por nuestras graves 
heridas. Nos hemos replegado ante la fiera 
imperialista para ganar tiempo, asestandole, ya aqui 
ya alia, golpes parciales, pero hemos seguido siendo 
independientes como Republica Sovietica Socialista. 
Al realizar nuestra labor socialista, hemos ido contra 
el imperialismo del mundo entero, y esta lucha es 
cada dia mas comprensible para los obreros del 
globo, y su indignacion, en aumento, acerca cada vez 
mas la futura revolucion. Precisamente por eso se 
lucha, porque nuestra Republica es el unico pais del 
mundo que no ha marchado codo con codo al lado 
del imperialismo, que no ha dejado que se matase a 
millones de hombres en aras de la dominacion 
francesa o alemana en el mundo. Nuestra Republica 
es el unico pais que ha salido por via violenta y 
revolucionaria de la guerra imperialista mundial, que 
ha enarbolado la bandera de la revolucion socialista, 
pero la arrastran de nuevo a la guerra imperialista, 
quieren llevada de nuevo al frente. Que los 
checoslovacos combatan contra los alemanes, que la 
burguesia rusa elija, que Miliukov decida, quizas 
hasta de acuerdo con Spiridonova y Kamkov, con 
que imperialistas quieren ir. Pero nosotros 
declaramos que, para impedir que decidan esta 
cuestion, debemos estar prestos a entregar la vida, ya 
que se trata de salvar toda la revolucion socialista. 
(Aplausos.) Se que entre los campesinos de las 
provincias de Saratov, Samara y Simbirsk, donde se 
venia observando el mayor cansancio y la mayor 
incapacidad de participar en acciones belicas, se 
perfila un cambio. Despues de haber conocido la 
invasion de los cosacos y los checoslovacos, despues 
de haber conocido practicamente lo que es la 
Asamblea Constituyente o lo que significan los gritos 



de "jAbajo la paz de Brest!", han comprendido que 
todo eso conduce al retorno del terrateniente, a la 
entronizacion del capitalista, y ahora se van 
convirtiendo en fervorosos defensores del Poder de 
los Soviets. No me cabe la menor duda de que las 
masas proletarias de Petrogrado y de Moscii, que 
marchan a la vanguardia de la revolucion, 
comprenderan las circunstancias, comprenderan cuan 
criticos son los instantes que vivimos, daran pruebas 
de una mayor decision, y el proletariado, en beneficio 
de la revolucion socialista, arrollara la ofensiva 
anglo-francesa y la checoslovaca. (Aplausos.) 

Publicado en 1918 en el folleto "Reunion 
conjunta del Comite Ejecutivo Central de toda Rusia, 
del Soviet de Moscii, de los representantes de los 
comites fabriles, de los sindicatos de Moscii y del 
Congreso Nacional de los presidentes de los Soviets, 
celebrada el 29 dejulio de 1918". 

T. 37,pdgs. 1-19. 



jCAMARADAS OBREROS! jVAMOS A LA LUCHA FINAL, A LA LUCHA DECISIVA! 



La Republica Sovietica esta rodeada de enemigos. 
Pero vencera tanto a los enemigos exteriores como a 
los interiores. Entre las masas obreras se observa ya 
el entusiasmo que garantizara el triunfo. Se ve ya que 
en Europa Occidental se han hecho mas frecuentes 
las chispas y estallidos del incendio revolucionario, 
infundiendonos seguridad en la proxima victoria de 
la revolucion obrera internacional. 

En la actualidad, el enemigo exterior de la 
Republica Socialista Sovietica de Rusia es el 
imperialismo anglo-frances, y el norteamericano- 
nipon. Este enemigo ataca hoy a Rusia, saquea 
nuestra tierra, ha ocupado Arjanguelsk y (de creer a 
los periodicos franceses) ha avanzado desde 
Vladivostok hasta Nikolsk-Ussuriiski. Este enemigo 
ha sobornado a los generales y oficiales del cuerpo 
de ejercito checoslovaco. Ataca a la pacifica Rusia 
con la misma ferocidad e identicos objetivos de 
saqueo con que la atacaban los alemanes en el mes de 
febrero, con la diferencia, sin embargo, de que los 
anglo-japoneses no solo necesitan ocupar y saquear 
el suelo ruso, sino tambien derribar el Poder 
sovietico para "restablecer el frente", es decir, para 
arrastrar de nuevo a Rusia a la guerra imperialista 
(mas sencillamente: a la guerra de rapina) de 
Inglaterra contra Alemania. 

Los capitalistas anglo-nipones quieren restaurar el 
poder de los terratenientes y los capitalistas en Rusia 
para repartirse el botin de guerra, para someter a los 
obreros y campesinos rusos al capital anglo-frances, 
para arrancarles intereses por emprestitos de muchos 
miles de millones, para extinguir el incendio de la 
revolucion socialista, que se inicio en nuestro pais y 
amenaza cada vez mas con extenderse al mundo 
entero. 

Las fieras del imperialismo anglo-nipon no 
tendran fuerzas suficientes para ocupar y sojuzgar a 
Rusia. No las tiene siquiera nuestra vecina Alemania, 
como ha demostrado su "experiencia" con Ucrania. 
Los anglo-japoneses esperaban pillarnos 
desprevenidos. No lo han conseguido. Los obreros de 
Petrogrado, despues los de Moscii y luego los de toda 
la region industrial del Centro se alzan con creciente 
unanimidad, con mayor tenacidad y abnegacion, en 
masas cada vez mayores. En eso reside la garantia de 
nuestra victoria. 

Al lanzarse contra la Rusia pacifica, los tiburones 



capitalistas anglo-nipones confian aiin en su alianza 
con el enemigo interior del Poder sovietico. Sabemos 
muy bien quien es ese enemigo interior. Son los 
capitalistas, los terratenientes, los kulaks y sus 
secuaces, que odian el poder de los obreros y de los 
campesinos trabajadores, de los campesinos que no 
chupan la sangre de sus convecinos. 

Una oleada de sublevaciones de kulaks recorre 
toda Rusia. El kulak odia furiosamente el Poder 
sovietico y esta dispuesto a estrangular, a degollar a 
centenares de miles de obreros. Sabemos 
perfectamente que si los kulaks consiguieran triunfar, 
asesinarian sin piedad a centenares de miles de 
obreros, se aliarian con los terratenientes y los 
capitalistas, restablecerian los trabajos forzados para 
los obreros, abolirian la Jornada de 8 horas y 
colocarian de nuevo las fabricas bajo el yugo de los 
capitalistas. 

Eso sucedio en todas las revoluciones europeas 
precedentes, cuando los kulaks, por debilidad de los 
obreros, lograban dar marcha atras, retornar de la 
republica a la monarquia, del poder de los 
trabajadores al poder omnimodo de los explotadores, 
de los ricos, de los parasitos. Asi ha sucedido ante 
nuestros propios ojos en Letonia, en Finlandia, en 
Ucrania y en Georgia. La jauria avida, ahita y feroz 
de los kulaks se ha unido por doquier a los 
terratenientes y los capitalistas contra los obreros y 
los pobres en general. En todas partes, los kulaks se 
han ensanado con salvaje ferocidad en la clase 
obrera. En todas partes se han aliado a los 
capitalistas extranjeros contra los obreros de su pais. 
Asi han procedido y proceden los 
democonstitucionalistas, los eseristas de derecha y 
los mencheviques: baste recordar sus hazanas durante 
la sublevacion del cuerpo de ejercito checoslovaco. 
Asi proceden tambien, por su extrema estupidez y 
pusilanimidad, los eseristas de izquierda que, con la 
sublevacion de Moscii, han ayudado a los guardias 
blancos en Yaroslavl y a los checoslovacos y a los 
guardias blancos en Kazan. No en vano han merecido 
esos eseristas de izquierda los elogios de Kerenski y 
de sus amigos, los imperialistas franceses. 

No hay duda posible: los kulaks son enemigos 
rabiosos del Poder sovietico. Y no caben terminos 
medios: o los kulaks exterminan a una infmitud de 
obreros, o los obreros sofocan sin piedad las 



V. I. Lenin 



sublevaciones de los kulaks -que forman dentro del 
pueblo una minoria expoliadora- contra el poder de 
los trabaj adores. La paz es imposible: al kulak se le 
puede reconciliar, y facilmente, con el terrateniente, 
el zar y el pope aun cuando hayan renido, pew jamas 
se reconciliara con la clase obrera. 

Y por eso decimos que la lucha contra los kulaks 
es la lucha final y decisiva. Esto no significa que no 
pueda haber numerosas sublevaciones de kulaks o 
reiteradas campanas expedicionarias del capitalismo 
extranjero contra el Poder sovietico. Las palabras 
"lucha final" significan que dentro del pais se ha 
sublevado contra nosotros la ultima y mas numerosa 
de las clases explotadoras . 

Los kulaks son los explotadores mas feroces, los 
mas brutales y desenfrenados, los que, en la historia 
de otros paises, han restaurado mas de una vez el 
poder de los terratenientes, de los reyes, de los popes 
y de los capitalistas. Hay mas kulaks que 
terratenientes y capitalistas. Pero, a pesar de ello, los 
kulaks forman una minoria dentro del pueblo. 

Supongamos que en Rusia hay unos quince 
millones de familias campesinas que se dedican a 
faenas agricolas, considerando a Rusia tal y como era 
antes de que las fieras imperialistas le arrebatasen 
Ucrania y otras regiones. De esos quince millones, 
cerca de diez son, con toda seguridad, familias 
pobres que viven de la venta de su fuerza de trabajo, 
se ven obligadas a someterse a la esclavitud de los 
ricos o carecen de excedentes de cereales y han sido 
arruinadas en particular por las cargas de la guerra. 
Unos tres millones son campesinos medios, y apenas 
si habra mas de dos millones de kulaks, de ricos, de 
especuladores de cereales. Estos vampiros se 
aprovecharon de la miseria del pueblo durante la 
guerra y amasaron miles y cientos de miles de rublos, 
encareciendo los cereales y otros productos. Estas 
aranas engordaron a costa de los campesinos 
arruinados por la guerra, y de los obreros 
hambrientos. Estas sanguijuelas chuparon la sangre 
de los trabajadores, aumentando sus riquezas a 
medida que aumentaba el hambre de los obreros en 
las ciudades y en las fabricas. Estos pulpos 
acumulaban y siguen acumulando en sus manos la 
tierra de los terratenientes y sojuzgan una y otra vez a 
los campesinos pobres. 

i Guerra sin cuartel a los kulaks! jMueran los 
kulaks! jOdio y desprecio a los partidos que los 
defienden: a los eseristas de derecha, a los 
mencheviques y a los actuales eseristas de izquierda! 
Los obreros deben aplastar con mano de hierro las 
sublevaciones de los kulaks, que se alian a los 
capitalistas extranjeros contra los trabajadores de su 
propio pais. 

Los kulaks se aprovechan de la ignorancia, del 
fraccionamiento, de la dispersion de los campesinos 
pobres. Azuzan a estos contra los obreros y los 
sobornan a veces, dejandoles que se "ganen" un 



centenar de rublos con la venta de cereales a precios 
especulativos (mientras les roban miles y miles). Los 
kulaks tratan de ganarse a los campesinos medios y a 
veces lo consiguen. 

Pero la clase obrera en modo alguno esta obligada 
a vivir en desacuerdo con los campesinos medios. La 
clase obrera no puede reconciliarse con los kulaks, 
pero puede tratar y trata de llegar a un acuerdo con 
los campesinos medios. El gobierno obrero, es decir, 
el gobierno bolchevique, lo ha demostrado con 
hechos y no con palabras. 

Lo hemos demostrado promulgando y aplicando 
rigurosamente la ley de "socializacion de la tierra", 
que contiene muchas concesiones a los intereses y 
opiniones de los campesinos medios. 

Lo hemos demostrado triplicando (hace unos 
dias) los precios que pagamos por el grano, pues 
reconocemos plenamente que lo que el campesino 
medio gana, a menudo no corresponde a los precios 
actuales de los productos industriales, por lo que 
debe ganar mas. 

Todo obrero consciente explicara esto al 
campesino medio y le demostrara con paciencia, 
perseverancia y reiteracion que el socialismo le 
conviene infmitamente mas que el poder de los zares, 
terratenientes y capitalistas. 

El poder obrero jamas ha agraviado ni agraviara al 
campesino medio. En cambio, el poder de los zares, 
terratenientes, capitalistas y kulaks no solo ha 
agraviado siempre al campesino medio, sino que lo 
ha ahogado, lo ha desvalijado y lo ha llevado a la 
ruina en todos los paises, en todos sin excepcion, 
incluida Rusia. 

La mas estrecha alianza y una fusion completa 
con los pobres del campo; concesiones al campesino 
medio y acuerdos con el; aplastamiento implacable 
de los kulaks, de esos parasitos, vampiros y 
saqueadores del pueblo, de esos especuladores que se 
lucran con el hambre: tal es el programa de todo 
obrero consciente. Tal es la politica de la clase 
obrera. 

Escrito entre el 6 y el 15 de agosto de 1918. 
Publicado por primera vez el 17 de enero de 1925 en 
el num. 14 delperiodico "Rabochaya Moskva". 

T. 37,pdgs38-42. 



CARTA A LOS OBREROS NORTEAMERICANOS. 



Camaradas: Un bolchevique ruso, que tomo parte 
en la revolucion de 1905 y que despues ha pasado 
muchos anos en vuestro pais, se ha ofrecido para 
haceros llegar mi carta 92 . He aceptado su 
ofrecimiento con tanto mayor placer, por cuanto los 
proletarios revolucionarios norteamericanos estan 
llamados a desempenar precisamente ahora un papel 
de singular importancia como enemigos 
inconciliables del imperialismo norteamericano, el 
mas lozano, el mas fuerte, el ultimo que se ha 
incorporado a la matanza mundial de pueblos 
organizada por el reparto de los beneficios entre los 
capitalistas. Precisamente ahora, los multimillonarios 
norteamericanos, esos esclavistas contemporaneos, 
han abierto una pagina particularmente tragica en la 
sangrienta historia del sangriento imperialismo al dar 
su aprobacion -directa o indirecta, abierta o velada 
por la hipocresia, es igual- a la intervencion armada 
emprendida por las fieras anglo-japonesas para 
estrangular a la primera republica socialista. 

La historia de la Norteamerica moderna, de la 
Norteamerica civilizada, comienza con una de las 
grandes guerras verdaderamente liberadoras y 
revolucionarias, tan escasas frente a la multitud de 
guerras de rapina provocadas, a semejanza de la 
actual guerra imperialista, por las peleas entre los 
reyes, los terratenientes y los capitalistas en torno al 
reparto de las tierras usurpadas o de las ganancias 
obtenidas como fruto del pillaje. Fue una guerra del 
pueblo norteamericano contra los bandidos ingleses, 
que oprimian a Norteamerica y la tenian sometida a 
un regimen de esclavitud colonial, lo mismo que esos 
vampiros "civilizados" siguen oprimiendo hoy y 
manteniendo en esclavitud colonial a centenares de 
millones de personas en la India, en Egipto y en 
todos los confines del mundo. 

Han transcurrido desde entonces unos 150 anos. 
La civilizacion burguesa ha dado todos sus 
esplendidos frutos. Norteamerica se ha puesto a la 
cabeza de los paises libres y cultos en cuanto al nivel 
de desarrollo de las fuerzas productivas del trabajo 
humano asociado, al empleo de la maquinaria y de 
todas las maravillas de la tecnica moderna. 
Norteamerica se ha convertido, a la vez, en uno de 
los paises donde es mas profundo el abismo entre un 
punado de multimillonarios insolentes, sumidos en el 
fango y en el lujo, y los millones de trabajadores que 



viven siempre al borde de la miseria. El pueblo 
norteamericano, que dio al mundo un modelo de 
guerra revolucionaria contra la esclavitud feudal, ha 
caido en la moderna esclavitud capitalista, en la 
esclavitud asalariada impuesta por un punado de 
multimillonarios, y se ha visto obligado a 
desempenar el papel de verdugo mercenario, que 
estrangulo, en beneficio de la opulenta canalla, a las 
Filipinas en 1898 so pretexto de "liberarlas" 93 , y que 
en 1918 estrangula a la Republica Socialista de Rusia 
so pretexto de "defenderla" de los alemanes. 

Pero los cuatro anos de matanza imperialista de 
pueblos no han pasado en vano. El engano del pueblo 
por los miserables que forman los dos grupos de 
bandidos, tanto el grupo ingles como el aleman, ha 
sido desenmascarado plenamente por hechos 
incontrovertibles y evidentes. Los resultados de los 
cuatro anos de guerra han mostrado la ley general del 
capitalismo aplicada a la guerra entre los bandidos 
por el reparto del botin: los mas ricos, los mas 
fuertes, se han enriquecido y han expoliado mas que 
nadie; los mas debiles han sido despojados, 
torturados, oprimidos y estrangulados sin 
contemplaciones. 

Los bandidos del imperialismo ingles eran los 
mas fuertes por el numero de "esclavos coloniales". 
Los capitalistas ingleses no han perdido ni una 
pulgada de "sus" tierras (es decir, de las tierras 
reunidas por ellos durante siglos como fruto del 
pillaje) y se han apoderado de todas las colonias 
alemanas de Africa, se han aduenado de 
Mesopotamia y de Palestina, han estrangulado a 
Grecia y han comenzado el saqueo de Rusia. 

Los bandidos del imperialismo aleman eran los 
mas fuertes por la organizacion y la disciplina de 
"sus" tropas, pero mas debiles en colonias. Han 
perdido todas las colonias, pero han saqueado a 
media Europa, han estrangulado el mayor numero de 
paises pequenos y de pueblos debiles. jQue gran 
guerra "liberadora" por ambas partes! jQue bien 
"defendian la patria" los bandidos de ambos grupos, 
los capitalistas anglo-franceses y alemanes con sus 
lacayos, los socialchovinistas, es decir, los socialistas 
que se pasaron al lado de "su" burguesia! 

Los multimillonarios norteamericanos eran, 
probablemente, los mas ricos de todos y los que se 
encontraban en la situacion geografica mas segura. 



V. I. Lenin 



Se han enriquecido mas que nadie; han convertido en 
tributarios suyos a todos los paises, incluso a los mas 
ricos; han reunido como fruto del pillaje centenares 
de miles de millones de dolares. Y en cada dolar se 
ven huellas de lodo, las huellas de los sucios 
acuerdos secretos entre Inglaterra y sus "aliados", 
entre Alemania y sus vasallos; de los acuerdos sobre 
el reparto del botin expoliado; de los acuerdos de 
"ayuda" mutua para oprimir a los obreros y perseguir 
a los socialistas internacionalistas. En cada dolar hay 
huellas del lodo de los "ventajosos" suministros 
militares que enriquecian aiin mas en cada pais a los 
ricos y arruinaban mas aiin a los pobres. En cada 
dolar hay manchas de sangre, de la sangre que 
vertieron a mares los diez millones de muertos y los 
veinte millones de mutilados durante esa magna y 
noble lucha, durante esa lucha liberadora y sagrada 
en que se ventilaba cual de los dos bandidos, el 
ingles o el aleman, habria de obtener mayor botin, 
cual de los dos verdugos, el ingles o el aleman, seria 
el que mas pueblos debiles estrangulase en todo el 
mundo. 

Si los bandidos alemanes han batido la marca por 
la ferocidad de sus represiones militares, los 
bandidos ingleses lo han batido no solo por la 
cantidad de colonias expoliadas, sino tambien por el 
refmamiento de su repugnante hipocresia. 
Precisamente ahora, la prensa capitalista anglo- 
francesa y norteamericana difunde mentiras y 
calumnias sobre Rusia en millones y millones de 
ejemplares, tratando de justificar con falacia su 
cruzada ladronesca contra ella, alegando la supuesta 
intencion de "defenderla" de los alemanes. 

Para desmentir esta infame y vil mentira no hacen 
falta muchas palabras: basta mencionar un hecho de 
todos conocido. Cuando los obreros de Rusia 
derrocaron el gobierno imperialista de su pais en 
octubre de 1917, el Poder sovietico, el poder de los 
obreros y campesinos revolucionarios propuso 
abiertamente a todos los paises beligerantes una paz 
justa, una paz sin anexiones ni contribuciones, una 
paz basada en la plena igualdad de derechos de todas 
las naciones. 

jFueron precisamente la burguesia anglo-francesa 
y la burguesia norteamericana las que rechazaron 
nuestra propuesta; precisamente esas burguesias 
rehusaron incluso tratar con nosotros sobre la paz 
general! \Esas burguesias precisamente traicionaron 
los intereses de todos los pueblos; ellas precisamente 
han hecho que se prolongue la matanza imperialista! 

Fueron ellas precisamente las que, especulando 
con la posibilidad de arrastrar de nuevo a Rusia a la 
guerra imperialista, rehusaron participar en las 
negociaciones de paz, dejando asi las manos libres a 
otros bandidos capitalistas del mismo jaez, a los de 
Alemania, jque impusieron a Rusia por la fuerza la 
paz anexionista de Brest! 

Es dificil imaginarse una hipocresia mas 



repugnante: la burguesia anglo-francesa y la 
burguesia norteamericana nos echan la "culpa" de la 
paz de Brest jy son precisamente los capitalistas de 
esos paises, de quienes dependia convertir las 
negociaciones de Brest en negociaciones generales 
de una paz universal, los que hacen de "acusadores" 
nuestros! Los buitres del imperialismo anglo-frances, 
enriquecidos con el saqueo de las colonias y con la 
matanza de pueblos, prosiguen la guerra casi un ano 
despues de Brest; y son ellos quienes nos "acusan" a 
nosotros, a los bolcheviques, que hemos propuesto a 
todos los paises una paz justa, a nosotros, que hemos 
roto, que hemos publicado y estigmatizado ante todo 
el mundo los criminales tratados entre el ex zar y los 
capitalistas anglo-franceses. 

Los obreros de todo el mundo, cualquiera que sea 
el pais en que vivan, se congratulan y simpatizan con 
nosotros, nos aplauden por haber roto las ferreas 
argollas de los vinculos imperialistas, de los sucios 
tratados imperialistas, de las cadenas imperialistas; 
por haber logrado la libertad aun a costa de los 
mayores sacrificios; porque, como republica 
socialista que somos, aunque martirizada y saqueada 
por los imperialistas, hemos quedado fuera de la 
guerra imperialista y hemos enarbolado ante el 
mundo entero la bandera de la paz, la bandera del 
socialismo. 

No es extrano que la pandilla de imperialistas 
internacionales nos odie por ello, nos "acuse", que 
todos los lacayos de los imperialistas, sin exceptuar a 
nuestros eseristas de derecha ni a nuestros 
mencheviques, nos "acusen" tambien. El odio que 
estos perros de presa del imperialismo, lo mismo que 
la simpatia que los obreros conscientes de todos los 
paises nos tienen a los bolcheviques, nos infunde 
mayor seguridad aiin en la justedad de nuestra causa. 

No es socialista quien no comprenda que en aras 
de la victoria sobre la burguesia, en aras del paso del 
poder a manos de los obreros, en aras del comienzo 
de la revolucion proletaria internacional no se puede 
ni se debe retroceder ante ningiin sacrificio, ni 
siquiera ante el sacrificio de una parte del territorio, 
ante el sacrificio de sufrir penosas derrotas de manos 
del imperialismo. No es socialista quien no haya 
demostrado con hechos que esta dispuesto a que "su" 
patria haga los mayores sacrificios para impulsar de 
verdad la causa de la revolucion socialista. 

En aras de "su" causa, es decir, en aras de la 
conquista del dominio mundial, los imperialistas de 
Inglaterra y de Alemania no han vacilado en arruinar 
por completo y en estrangular a toda una serie de 
paises, comenzando por Belgica y Serbia y siguiendo 
por Palestina y Mesopotamia, y los socialistas, en 
aras de "su" causa, en aras de la liberacion de los 
trabajadores de todo el mundo del yugo del capital, 
en aras de la conquista de una paz universal duradera, 
^deberan esperar que se encuentre un camino que no 
exija sacrificios, deberan precaverse de comenzar el 



Carta a los obreros norteamericanos 



combate antes de que este "garantizado" un triunfo 
facil, deberan poner la seguridad y la integridad de 
"su patria" -creada por la burguesia- por encima de 
los intereses de la revolucion socialista mundial? Los 
bellacos del socialismo internacional y los lacayos de 
la moral burguesa que piensen asi merecen el mas 
profundo desprecio. 

Las fieras voraces del imperialismo anglo-frances 
y norteamericano nos "acusan" de que tenemos un 
"convenio" con el imperialismo aleman. jQue 
hipocritas! jQue miserables! jCalumnian al gobierno 
obrero, temblando de miedo ante la simpatia que por 
nosotros sienten los obreros de "sus" propios paises! 
Pero su hipocresia sera desenmascarada. Fingen no 
comprender la diferencia existente entre un convenio 
de los "socialistas" con la burguesia (la propia y la 
extranjera) contra los obreros, contra los 
trabaj adores, y un convenio para la defensa de los 
obreros triunfantes sobre su burguesia, un convenio 
con la burguesia de un color contra la burguesia de 
otro color nacional a fin de que el proletariado 
aproveche las contradicciones entre los diferentes 
grupos de la burguesia. 

En realidad, cualquier europeo conoce a la 
perfeccion esa diferencia, y el pueblo 
norteamericano, como lo demostrare ahora, la ha 
"vivido" en su propia historia de modo bien palpable. 
Hay convenios y convenios, hay fagots et fagots 
(casos y casos), como dicen los franceses. 

En febrero de 1918, cuando las fieras voraces del 
imperialismo aleman lanzaron sus tropas contra la 
Rusia inerme, que habia desmovilizado su ejercito, 
confiada en la solidaridad proletaria internacional, 
antes de que madurara plenamente la revolucion 
mundial, no vacile lo mas minimo en concertar cierto 
"convenio" con los monarquicos franceses. El capitan 
frances Sadoul, que de palabra simpatizaba con los 
bolcheviques, mientras de hecho servia en cuerpo y 
alma al imperialismo frances, me presento al oficial 
frances de Lubersac. "Yo soy monarquico -me 
confeso de Lubersac-. Mi unico objetivo es la derrota 
de Alemania". Se sobrentiende, le conteste (cela va 
sans dire). Ello no me impidio en absoluto 
"convenir" con de Lubersac en cuanto a los servicios 
que los oficiales franceses especializados en 
voladuras estaban dispuestos a prestarnos para volar 
las vias ferreas y obstaculizar asi la invasion de los 
alemanes. Fue un modelo de "convenio" que 
aprobara todo obrero consciente, un convenio en 
provecho del socialismo. Un monarquico frances y 
yo nos estrechamos la mano sabiendo que cada cual 
colgaria gustoso a su "consocio". Pero nuestros 
intereses coincidian temporalmente. Nosotros 
aprovechamos intereses opuestos, igualmente de 
fieras, de otros imperialistas, en beneficio de la 
revolucion socialista rusa y de la revolucion 
socialista mundial, contra las fieras alemanas que nos 
atacaban. Asi serviamos a los intereses de la clase 



obrera de Rusia y de otros paises; reforzabamos al 
proletariado y debilitabamos a la burguesia del 
mundo entero; empleabamos medios archilegitimos e 
imprescindibles en toda guerra: la maniobra, la 
estratagema, el repliegue en espera del momento en 
que sazone la revolucion proletaria que va 
madurando rapidamente en varios paises avanzados. 

Y por mucho que vociferen de rabia los tiburones 
del imperialismo anglo-frances y norteamericano, por 
mucho que nos calumnien, por muchos millones que 
gasten en sobornar a los periodicos eseristas de 
derecha, mencheviques y demas socialpatrioteros, yo 
no dudare un solo instante en concertar un 
"convenio" identico con las fieras voraces del 
imperialismo aleman, en el caso de que el ataque de 
las tropas anglo-francesas a Rusia lo haga necesario. 
Y yo se muy bien que el proletariado consciente de 
Rusia, de Alemania, de Francia, de Inglaterra, de los 
Estados Unidos, en una palabra, de todo el mundo 
civilizado aprobara mi tactica. Semejante tactica 
facilitara la revolucion socialista, acelerara su 
advenimiento, debilitara a la burguesia internacional, 
reforzara las posiciones de la clase obrera en su 
victoriosa lucha contra aquella. 

El pueblo norteamericano hace ya tiempo que 
empleo con exito para la revolucion esa tactica. 
Cuando hizo su gran guerra de liberacion contra los 
opresores ingleses, tuvo tambien que enfrentarse con 
los opresores franceses y espanoles, en cuyas manos 
se hallaba una parte del actual territorio de los 
Estados Unidos de Norteamerica. Tambien el pueblo 
norteamericano, en su dificil guerra de liberacion, 
concerto con unos opresores "convenios" dirigidos 
contra otros opresores para debilitar a los opresores y 
reforzar a los que desplegaban una lucha 
revolucionaria contra la opresion, en beneficio de las 
masas oprimidas. El pueblo norteamericano 
aprovecho las discordias entre franceses, espanoles e 
ingleses; se batio en ocasiones incluso al lado de las 
tropas de los opresores franceses y espanoles contra 
los opresores ingleses; vencio primero a los ingleses 
y despues se redimio (en parte, mediante rescates) de 
los franceses y espanoles. 

La obra de la historia no es una acera de la 
Avenida Nevski, decia el gran revolucionario ruso 
Chernyshevski 94 . Quien "admite" la revolucion 
proletaria solo "a condicion" de que transcurra lisa y 
llanamente, de que actuen de consuno los proletarios 
de distintos paises, de que exista una garantia contra 
las derrotas, de que el camino de la revolucion sea 
ancho, recto y este despejado, de que para veneer no 
haya necesidad de pasar a veces por los mas penosos 
sacrificios, de "permanecer en una fortaleza sitiada" 
o abrirse camino por las mas tortuosas, angostas, 
impracticables y peligrosas veredas montanosas, ese 
ni es revolucionario ni se ha despojado de la 
pedanteria intelectual burguesa y, de hecho, se 
deslizara siempre al campo de la burguesia 



V. I. Lenin 



contrarrevolucionaria, como les ocurre a nuestros 
eseristas de derecha, a nuestros mencheviques e 
incluso (aunque con menos frecuencia) a nuestros 
eseristas de izquierda. 

A esos senores les agrada culparnos, repitiendo 
palabras de la burguesia, de ser los causantes del 
"caos" de la revolucion, de la "destruccion" de la 
industria, del paro y del hambre. jQue hipocritas son 
estas acusaciones en boca de quienes aplaudieron y 
apoyaron la guerra imperialista o "convenido" con 
Kerenski para que la guerra continuase! Precisamente 
la guerra imperialista es la culpable de todos estos 
desastres. Una revolucion originada por la guerra no 
puede menos de pasar por dificultades y tormentos 
increibles, recibidos en herencia de esa reaccionaria 
matanza devastadora de pueblos que dura ya varios 
anos. Acusarnos de "destruccion" de la industria o de 
"terror" es dar prueba de hipocresia o mostrar una 
pedanteria obtusa, mostrar incapacidad de 
comprender las condiciones fundamentales de esa 
rabiosa y exacerbada hasta el extremo lucha de las 
clases que se llama revolucion. 

En el fondo, si los "acusadores" de este jaez 
llegan a "reconocer" la lucha de las clases, se limitan 
a reconocerla de palabra; pero de hecho caen siempre 
en la utopia pequenoburguesa de la "conciliacion" y 
de la "colaboracion" de las clases. La lucha de las 
clases, en periodos de revolucion, ha tornado siempre 
y en todos los paises, indefectible e inevitablemente, 
la forma de guerra civil. Y la guerra civil es 
inconcebible sin las mas crueles destrucciones, sin 
terror ni restriccion de la democracia formal en 
provecho de la guerra. Solo unos curas almibarados, 
tanto da que lleven sotana o que sean "legos", como 
los socialistas de salon y de tribuna parlamentaria, 
pueden no ver, ni comprender, ni palpar esta 
necesidad. Solo unos "hombres enfundados" sin vida 
pueden ser capaces de apartarse de la revolucion por 
este motivo, en lugar de lanzarse al combate con toda 
vehemencia y resolucion en el momento en que la 
historia exige que la lucha y la guerra decidan los 
mas grandes problemas de la humanidad. 

El pueblo norteamericano tiene una tradicion 
revolucionaria, recogida por los mejores 
representantes del proletariado estadounidense, 
quienes nos han expresado en reiteradas ocasiones su 
completa adhesion a nosotros, los bolcheviques. Esa 
tradicion ha sido creada por la guerra de liberacion 
contra los ingleses en el siglo XVIII y, mas tarde, por 
la guerra civil en el siglo XIX 95 . En cierto sentido, si 
se tiene en cuenta solo la "destruccion" de algunas 
industrias y de la economia nacional, Norteamerica 
habia retrocedido en 1870 con relacion a 1860. jPero 
que pedante e imbecil seria el individuo que, 
basandose en eso, negara la inmensa significacion 
historica universal, progresista y revolucionaria de la 
guerra civil de 1863-1865 en Norteamerica! 

Los representantes de la burguesia comprenden 



que la supresion de la esclavitud de los negros y el 
derrocamiento del poder de los esclavistas valieron 
bien que todo el pais pasase por los largos anos de 
guerra civil, devastaciones colosales, destrucciones y 
terror que acompanan a toda guerra. Pero ahora, 
cuando se trata de una tarea inconmensurablemente 
mas grande, cuando se trata de suprimir la esclavitud 
asalariada, la esclavitud capitalista, de derrocar el 
poder de la burguesia, los representantes y defensores 
de esta, asi como los socialreformistas que, 
amedrentados por la burguesia, se apartan temerosos 
de la revolucion, no pueden ni quieren comprender 
que la guerra civil es necesaria y legitima. 

Los obreros norteamericanos no seguiran a la 
burguesia. Estaran a nuestro lado, al lado de la guerra 
civil contra la burguesia. Me convence de ello toda la 
historia del movimiento obrero norteamericano y 
mundial. Recuerdo tambien las palabras que Eugenio 
Debs, uno de los jefes mas queridos del proletariado 
norteamericano, escribio en el Llamamiento a la 
Razon ("Appeal to Reason") 96 , creo que a finales de 
1915, en su articulo What shall I light for ("Por que 
voy a luchar") (citado por mi a comienzos de 1916 en 
una reunion obrera publica celebrada en Berna, 
Suiza). Debs decia que se dejaria fusilar antes que 
votar los creditos para la actual guerra, guerra 
reaccionaria y criminal; que conocia una sola guerra 
sagrada y legitima desde el punto de vista de los 
proletarios: la guerra contra los capitalistas, la guerra 
para liberar a la humanidad de la esclavitud 
asalariada. 

No me extrana que Wilson, cabeza de los 
multimillonarios norteamericanos y servidor de los 
tiburones capitalistas, halla encarcelado a Debs. jLa 
burguesia puede ensanarse con los autenticos 
internacionalistas, con los autenticos representantes 
del proletariado revolucionario! Cuanto mayores 
sean su ferocidad y su ensanamiento, tanto mas cerca 
estara el dia del triunfo de la revolucion proletaria. 

Nos acusan de las destrucciones causadas por 
nuestra revolucion... Pero, ^quienes nos acusan? Los 
lacayos de la burguesia, de esa misma burguesia que 
en cuatro anos de guerra imperialista ha destruido 
casi por completo la cultura europea, sumiendo a 
Europa en la barbarie, en el embrutecimiento y en el 
hambre. Y esa burguesia nos exige hoy que no 
hagamos la revolucion sobre el terreno de esas 
destrucciones, en medio de los cascotes de la cultura, 
de los escombros y de las ruinas originados por la 
guerra, con los hombres embrutecidos por la guerra. 
jOh, que burguesia tan humana y tan justa! 

Sus criados nos acusan de terror... Los burgueses 
britanicos han olvidado su 1649, y los franceses su 
1793. El terror era justo y legitimo cuando la 
burguesia lo empleaba a su favor contra los senores 
feudales. jEl terror se ha hecho monstruoso y 
criminal en cuanto los obreros y los campesinos 
pobres se han atrevido a emplearlo contra la 



Carta a los obreros norteamericanos 



burguesia! El terror era justo y legitimo cuando lo 
empleaban para remplazar a una minoria explotadora 
por otra minoria explotadora. jEl terror se ha hecho 
monstruoso y criminal cuando se aplica para derrocar 
a toda minoria explotadora en beneficio de la 
mayoria verdaderamente aplastante, en beneficio de 
los proletarios y semiproletarios, de la clase obrera y 
de los campesinos pobres! 

La burguesia imperialista mundial ha exterminado 
a diez millones de hombres y ha mutilado a veinte 
millones en "su" guerra, en una guerra hecha para 
decidir quien habra de dominar en el mundo: las 
fieras voraces inglesas o las alemanas. 

Si nuestra guerra, la guerra de los oprimidos y 
explotados contra los opresores y explotadores, 
costara medio millon o un millon de victimas, entre 
todos los paises, la burguesia diria que las victimas 
antes mencionadas son legitimas mientras que estas 
ultimas son criminales. 

El proletariado dira una cosa muy distinta. 

Ahora, en medio de los horrores de la guerra 
imperialista, el proletariado asimila practicamente en 
toda su plenitud la gran verdad que ensenan todas las 
revoluciones, la verdad que legaron a los obreros sus 
mejores maestros, los fundadores del socialismo 
moderno. Esta verdad dice que no puede triunfar la 
revolucion si no se aplasta la resistencia de los 
explotadores. Cuando los obreros y los campesinos 
trabaj adores conquistamos el poder del Estado, 
nuestro deber consistio en aplastar la resistencia de 
los explotadores. Estamos orgullosos de haberlo 
hecho y de hacerlo. Y lamentamos que no se haga 
con suficiente firmeza y decision. 

Sabemos que la resistencia exasperada de la 
burguesia contra la revolucion socialista es inevitable 
en todos los paises y que dicha resistencia aumentard 
en la medida en que se desarrolle esa revolucion. El 
proletariado vencera esa resistencia, y durante la 
propia lucha contra la resistencia de la burguesia 
adquirira la madurez necesaria para triunfar y ejercer 
el poder. 

La venal prensa burguesa puede gritar a los cuatro 
vientos siempre que nuestra revolucion incurra en 
una falta. No tenemos miedo a nuestras faltas. Los 
hombres no se han vuelto santos por el hecho de que 
haya comenzado la revolucion. Las clases 
trabaj adoras, oprimidas y enganadas durante siglos, 
condenadas a vivir por fuerza en la miseria, en la 
ignorancia y el embrutecimiento, no pueden hacer la 
revolucion sin incurrir en faltas. Y, como ya he dicho 
en otra ocasion, no se puede meter en un ataiid y 
enterrar el cadaver de la sociedad burguesa. El 
capitalismo muerto se pudre, se descompone entre 
nosotros, infestando el aire con sus miasmas, 
emponzonando nuestra vida y envolviendo lo nuevo, 
lo fresco, lo joven, lo vivo con miles de hilos y nexos 
de lo viejo, de lo podrido, de lo muerto. 

Por cada cien faltas nuestras, proclamadas a los 



cuatro vientos por la burguesia y sus lacayos 
(incluidos nuestros mencheviques y eseristas de 
derecha), hay 10.000 hechos grandes y heroicos, 
tanto mas grandes y tanto mas heroicos porque son 
hechos sencillos, imperceptibles, ocultos en la vida 
diaria del barrio fabril o de la aldea perdida, y son 
realizados por hombres que no tienen la costumbre 
(ni la posibilidad) de proclamar al mundo entero cada 
uno de sus exitos. 

Pero incluso si fuera al reves -aunque se que es 
erroneo suponerlo-, incluso si por cada cien aciertos 
nuestros hubiera diez mil yerros, aun asi nuestra 
revolucion seria, y lo sera ante la historia universal, 
grande e invencible; pues por primera vez no es una 
minoria, no son solo los ricos, no son unicamente los 
instruidos, sino la verdadera masa, la inmensa 
mayoria de los trabaj adores quienes crean por si 
mismos una vida nueva, quienes resuelven con su 
propia experiencia los dificilisimos problemas de la 
organizacion socialista. 

Cualquier falta cometida en semejante trabaj o, en 
ese trabajo tan concienzudo y sincero que decenas de 
millones de sencillos obreros y campesinos llevan a 
cabo para reorganizar toda su vida; cada una de esas 
faltas vale por miles y millones de exitos "infalibles" 
de la minoria explotadora, de exitos obtenidos en la 
obra de enganar y estafar a los trabaj adores. Pues 
solo a troves de esas faltas aprenderdn los obreros y 
campesinos a crear una vida nueva, aprenderan a 
prescindir de los capitalistas; solo asi se abriran 
camino, a traves de miles de obstaculos, hacia el 
socialismo victorioso. 

Cometen faltas en su trabajo revolucionario 
nuestros campesinos, que de un solo golpe, en una 
sola noche, la del 25 al 26 de octubre (segiin el viejo 
calendario) de 1917, suprimieron por completo la 
propiedad privada de la tierra y ahora, un mes tras 
otro, venciendo inmensas dificultades, corrigiendose 
a si mismos, cumplen en la practica la dificilisima 
tarea de organizar nuevas condiciones de economia, 
de luchar contra los kulaks, de asegurar que la tierra 
sea para los trabajadores (y no para los ricachones), 
de pasar a la gran agricultura comunista. 

Cometen faltas en su trabajo revolucionario 
nuestros obreros, que han nacionalizado ahora, en el 
curso de unos meses, casi todas las fabricas y 
empresas mas importantes y que, en el duro trabajo 
de cada dia, aprenden por vez primera a administrar 
ramas enteras de la industria, hacen funcionar las 
empresas nacionalizadas, venciendo la resistencia 
enconada de la rutina, del espiritu pequenoburgues, 
del egoismo; ponen, piedra sobre piedra, los 
cimientos de nuevas relaciones sociales, de una 
nueva disciplina laboral, y de una nueva autoridad de 
los sindicatos obreros respecto a sus afiliados. 

Cometen faltas en su trabajo revolucionario 
nuestros Soviets, creados ya en 1905 por un potente 
auge de las masas . Los Soviets de obreros y 



V. I. Lenin 



campesinos representan un nuevo tipo de Estado, un 
tipo nuevo y superior de democracia; son la forma de 
la dictadura del proletariado, el medio de gobernar el 
Estado sin burguesia y contra la burguesia. Por 
primera vez la democracia sirve aqui a las masas, a 
los trabaj adores, dejando de ser una democracia para 
los ricos, como sigue siendo la democracia en todas 
las republicas burguesas, incluso en las mas 
democraticas. Por primera vez las masas populares 
resuelven a escala de un centenar de millones de 
personas el problema de dar cuerpo a la dictadura de 
los proletarios y los semiproletarios, un problema 
que, de no resolverse, no da pie ni para hablar 
siquiera de socialismo. 

Los pedantes o las personas henchidas sin 
remedio de prejuicios democraticos burgueses o 
parlamentarios pueden extranarse de nuestros Soviets 
de diputados, alegando, por ejemplo, la falta de 
elecciones directas. Esa gente no ha olvidado ni ha 
aprendido nada durante las grandes conmociones de 
1914-1918. La union de la dictadura del proletariado 
y de la nueva democracia para los trabajadores, de la 
guerra civil y la mas amplia incorporacion de las 
masas a la politica, no se obtiene de golpe y porrazo 
ni encaja en las formas trilladas de la rutinaria 
democracia parlamentaria. Lo que se yergue en 
esbozo a nuestra vista, como Republica de los 
Soviets, es un mundo nuevo, el mundo del 
socialismo. Y no debe extranar que ese mundo no 
nazca ya hecho, no surja de improviso como Minerva 
de la cabeza de Jupiter. 

En tanto que las viejas constituciones 
democraticas burguesas exaltaban, por ejemplo, la 
igualdad formal y el derecho de reunion, nuestra 
Constitucion sovietica, proletaria y campesina, 
rechaza la hipocresia de la igualdad formal. Cuando 
los republicanos burgueses derribaban tronos, no se 
preocupaban de la igualdad formal de los 
monarquicos con los republicanos. Cuando se trata 
de derrocar a la burguesia, solo los traidores o los 
idiotas pueden reclamar la igualdad formal de 
derechos para la burguesia. Bien poco vale la 
"libertad de reunion" para los obreros y campesinos 
cuando los mejores edificios estan en poder de la 
burguesia. Nuestros Soviets han arrebatado a los 
ricos todos los buenos edificios de la ciudad y del 
campo, entregdndoselos totalmente a los obreros y 
campesinos para uso de sus asociaciones y 
asambleas. jEsa es nuestra libertad de reunion para 
los trabajadores! jEse es el sentido y el contenido de 
nuestra Constitucion sovietica, de nuestra 
Constitucion socialista! 

Y por eso todos estamos tan seguros de que 
nuestra Republica de los Soviets, cualesquiera que 
sean los reveses por los que aiin haya de pasar, es 
invencible. 

Es invencible porque cada golpe del furioso 
imperialismo, cada derrota que nos inflige la 



burguesia internacional alza a la lucha a nuevos y 
nuevos sectores de obreros y campesinos, los 
instruye al precio de los mayores sacrificios, los 
templa y despierta en ellos un nuevo heroismo de 
masas. 

Sabemos, camaradas obreros norteamericanos, 
que vuestra ayuda aiin tarde tal vez en llegar, pues el 
desarrollo de la revolucion en los diversos paises se 
produce en formas distintas, a ritmo diferente (y no 
puede producirse de otro modo). Sabemos que la 
revolucion proletaria europea puede no estallar en las 
proximas semanas, por rapida que sea en este ultimo 
tiempo su maduracion. Contamos con que la 
revolucion mundial es ineludible, pero eso no quiere 
decir, ni mucho menos, que cifremos nuestras 
esperanzas como unos simples en la indefectibilidad 
de la revolucion a plazo breve y determinado. Hemos 
visto en nuestro pais dos grandes revoluciones, la de 
1905 y la de 1917, y sabemos que las revoluciones 
no se hacen por encargo ni por convenios. Sabemos 
que las circunstancias han puesto en vanguardia a 
nuestro destacamento, al destacamento de Rusia del 
proletariado socialista, y no a causa de nuestros 
meritos, sino a causa del atraso particular de Rusia, y 
que hasta que estalle la revolucion mundial son 
posibles derrotas de algunas revoluciones. 

A pesar de ello, sabemos a ciencia cierta que 
somos invencibles, ya que la humanidad no se 
doblegara ante la matanza imperialista, sino que 
acabara con ella. Y el primer pais que ha roto los 
grilletes de la guerra imperialista ha sido el nuestro. 
Hemos hecho los mayores sacrificios en la lucha por 
destruir esos grilletes, pero los hemos roto. Estamos 
libres de ataduras imperialistas y hemos enarbolado 
ante el mundo entero la bandera de la lucha por el 
derrocamiento completo del imperialismo. 

Nos encontramos como si estuvieramos en una 
fortaleza sitiada en tanto no nos llegue la ayuda de 
otros destacamentos de la revolucion socialista 
mundial. Pero esos destacamentos existen, son mas 
numerosos que los nuestros, maduran, crecen y se 
fortalecen a medida que se prolongan las ferocidades 
del imperialismo. Los obreros rompen con sus 
socialtraidores: los Gompers, los Henderson, los 
Renaudel, los Scheidemann y los Renner. Los 
obreros marchan con paso lento, pero firme, hacia la 
tactica comunista, bolchevique, hacia la revolucion 
proletaria, la unica que puede salvar la cultura y la 
humanidad del hundimiento defmitivo. 

En pocas palabras, somos invencibles, pues 
invencible es la revolucion proletaria mundial. 

N. Lenin. 

20deagostode 1918. 

Publicada el 22 de agosto de 1918 en el num. 178 
de "Pravda". 

T. 37,pdgs. 48-64. 



DISCURSO EN UN MITIN QUE SE DIO EN EL MUSEO POLITECNICO. 



El 23 de agosto de 1918. 

(Clamorosa ovation.) <^En que consiste nuestro 
programa? En la conquista del socialismo. En los 
actuales momentos de la guerra mundial no hay mas 
salida de ella que la victoria del socialismo. Pero son 
muchos los que no lo comprenden. Hoy dia, la 
mayoria de la humanidad esta contra la matanza 
sangrienta, mas no puede comprender la ligazon que 
tiene dicha matanza con el regimen capitalista. Los 
horrores de la presente guerra saltan a la vista incluso 
de la burguesia, mas no va a ser ella quien relacione 
el final de la guerra con el del regimen capitalista... Y 
esta ha sido siempre la idea principal que ha 
distinguido a los bolcheviques y a los socialistas 
revolucionarios de todos los demas paises de quienes 
quieren traer la paz a la tierra, dejando intacto el 
orden de cosas capitalista. 

,<,Por que se hacen las guerras? Sabemos que la 
mayoria de ellas se han hecho en beneficio de las 
dinastias y que se llaman guerras dinasticas. Pero, a 
veces, las guerras se hicieron en provecho de los 
oprimidos. Espartaco hizo la guerra para defender a 
la clase esclavizada. Guerras analogas se han hecho 
en la epoca de la opresion colonial, que no ha 
terminado aiin, en la epoca de la esclavitud, etc. Esas 
guerras eran justas, esas guerras no pueden ser 
condenadas. 

Pero cuando hablamos de la presente guerra 
europea y la condenamos, ello es tan solo porque la 
hace la clase de los opresores. 

i,Que fines persigue la presente guerra? De creer a 
los diplomaticos de todos los paises, Francia e 
Inglaterra la hacen para defender a los pueblos 
pequenos contra los barbaros, contra los hunos, los 
alemanes; por parte de Alemania se hace contra los 
barbaros cosacos, que amenazan al culto pueblo 
aleman, y en defensa de la patria contra los enemigos 
que la atacan. 

Mas nosotros sabemos que esta guerra ha estado 
preparada, iba madurando y era inevitable. Era tan 
inevitable como la guerra entre Norteamerica y el 
Japon. ^En que consiste esa inevitabilidad? 

Pues en que el capitalismo ha concentrado las 
riquezas de la Tierra en manos de unos cuantos 
Estados y ha repartido el mundo hasta el ultimo 
pedazo; el reparto sucesivo, el enriquecimiento 
sucesivo puede producirse unicamente a costa de 



otros; un Estado puede enriquecerse unicamente a 
expensas de otro. Este litigio no puede resolverse si 
no es por la fuerza, y por eso la guerra entre los 
tiburones mundiales se hizo inevitable. 

Al frente de la guerra actual se hallaban hasta hoy 
dos firmas principales: Inglaterra y Alemania. 
Inglaterra era el pais colonial mas poderoso. Aunque 
la poblacion de Inglaterra no pasa de 40 millones, la 
de sus colonias es de mas de 400. Hace tiempo que, 
por el derecho del mas fuerte, se apodero de colonias 
de otros, echo la zarpa a gran cantidad de tierras y 
viene gozando de los frutos de su explotacion. Pero 
en los ultimos cincuenta anos quedo atrasada de 
Alemania en el aspecto economico. La industria 
alemana adelanto a la inglesa. El gran capitalismo de 
Estado aleman se unio con la burocracia, y Alemania 
batio la marca. 

El litigio por la supremacia entre estos dos 
gigantes no podia dirimirse sino por la fuerza. 

Si Inglaterra se habia apoderado en otros tiempos, 
por el derecho del mas fuerte, de tierras de Holanda, 
Portugal, etc., luego entro en escena Alemania y 
declare que habia llegado su hora de sacar provecho 
a costa de otros. 

De eso se trata, de la lucha por el reparto del 
mundo entre los mas fuertes. Y como ambas partes 
poseen capitales evaluados en centenares de 
millones, la lucha entre ellas se ha hecho mundial. 

Sabemos cuantos crimenes secretos se han 
perpetrado en esta guerra. . . Los tratados secretos que 
hemos hecho publicos han demostrado que las frases 
que explican el porque de la guerra no son mas que 
eso, frases, y que todos los Estados, comprendida 
Rusia, estaban ligados por tratados inmundos para 
lucrarse a costa de los pueblos pequenos y debiles. 
En consecuencia, quienes eran fuertes han 
multiplicado sus riquezas; los debiles han sido 
aplastados. 

No se puede culpar a una u otra persona de haber 
empezado la guerra; es erroneo culpar a los reyes y 
zares de la presente matanza, que es obra del capital. 
El capitalismo se ha metido en un callejon sin salida. 
Este callejon sin salida es el imperialismo, que ha 
impuesto la guerra entre los pretendientes a la 
dominacion mundial. 

Ha sido la mayor de las falsedades declarar que la 
guerra se hacia para liberar a los pequenos pueblos. 



V. I. Lenin 



Ambas fieras se hallan frente a frente, mirandose tan 
sanguinarias como al principio, y cerca de ellas 
yacen, aplastados, no pocos pueblos pequefios. 

Nosotros decimos: no hay otra salida de la guerra 
imperialista que la guerra civil. 

Cuando lo dijimos en 1914, nos objetaron que eso 
se parecia a una linea recta trazada en el espacio, 
pero nuestro analisis ha sido confirmado por todo el 
curso de los acontecimientos posteriores. En el 
presente vemos que los generales del chovinismo se 
quedan sin ejercitos. Hace poco, en Francia, el pais 
mas danado por la guerra, el pais en que mas hondo 
habia calado la consigna de defensa de la patria, pues 
el enemigo se hallaba a las puertas de Paris, los 
defensistas han sufrido una derrota; verdad es que al 
chovinismo lo han derrotado hombres vacilantes, 
como Longuet, pero eso es lo de menos. 

Sabemos que en los primeros dias de la 
revolucion en Rusia, el poder paso a manos de 
senores que no decian mas que palabras, pero que 
guardaban en el bolsillo los mismos tratados que 
habia firmado el zar. Y si la radicalizacion de los 
partidos fue en Rusia mas rapida, a ello 
contribuyeron el maldito regimen que teniamos antes 
de la revolucion y nuestra revolucion de 1905. 

En Europa, donde domina un capitalismo 
inteligente y calculador, que posee una organizacion 
poderosa y bien montada, la embriaguez nacionalista 
pasa con mayor lentitud. De todos modos, no puede 
menos de verse que la guerra imperialista fenece de 
muerte lenta y dolorosa. 

Segiin noticias dignas de todo credito, la 
descomposicion ha hecho presa en el ejercito aleman, 
y este se ha dedicado a la especulacion. No podia ser 
de otro modo. La descomposicion no puede menos 
de penetrar en las masas cuando el soldado despierta 
y empieza a comprender que la mutilacion y la 
muerte redundan solo en beneficio de la burguesia. 

El ejercito frances, que se habia mantenido mas 
tiempo y con mayor firmeza que los demas, ha 
mostrado asimismo que le ha hecho impacto la 
descomposicion. El proceso de Malvy tambien ha 
levantado el velo que cubria los acontecimientos de 
Francia y ha dado a conocer que miles de soldados se 
negaron a ir al frente 98 . 

Todo eso son sintomas de acontecimientos como 
los que se desarrollaron en Rusia. Solo que los paises 
cultos nos ofreceran un cuadro de guerra civil mucho 
mas cruenta que la de Rusia. Lo confirma el caso de 
Finlandia, el pais mas democratico de Europa, el 
primer pais en que la mujer ha recibido el derecho de 
sufragio. Finlandia se ha ensanado de manera salvaje 
y sin piedad con los soldados rojos", y estos no se 
entregaban asi como asi. Este cuadro muestra que 
aciaga suerte espera a esos paises cultos. 

Ya veis lo absurdo que fue acusar a los 
bolcheviques de que era obra suya la descomposicion 
del ejercito ruso. 



Nosotros somos unicamente un destacamento que 
ha avanzado algo mas que el resto de los 
destacamentos obreros, y no porque sea mejor, sino 
porque la estupida politica de nuestra burguesia 
permitio a la clase obrera de Rusia sacudirse con mas 
celeridad su yugo. Ahora, al luchar por el regimen 
socialista en Rusia, luchamos por el socialismo en 
todo el mundo. Ahora, en todos los paises, en todos 
los mitines obreros, en todas las reuniones obreras no 
se habia mas que de los bolcheviques, y nos conocen; 
saben que hoy dia nos esforzamos por la causa de 
todo el mundo, que trabajamos para ellos. 

Al abolir la propiedad agraria, al nacionalizar las 
empresas y los bancos, que hoy se ocupan de 
organizar la industria, oimos gritar por los cuatro 
costados que cometemos un monton de errores. Si, 
pero los obreros crean el socialismo ellos mismos, y 
por muchos errores que cometamos, con esta practica 
aprendemos y preparamos el terreno para dominar el 
arte de hacer la revolucion sin equivocaciones. 

Por eso vemos un odio tan feroz. Por eso no le 
duele al imperialismo frances tirar decenas y 
centenares de millones para apoyar la 
contrarrevolucion, pues esta supone la devolucion a 
Francia de las deudas rusas, que ascienden a miles de 
millones y que los obreros y los campesinos no 
reconocen. 

La prensa burguesa se entretiene actualmente en 
colma de falsedades sus columnas, diciendo que el 
Consejo de Comisarios del Pueblo se ha trasladado a 
Tula; que hace diez dias lo vieron en Cronstadt, etc.; 
que Moscu esta a punto de caer y que las autoridades 
sovieticas han huido. 

Toda la burguesia, todos los ex Romanov, todos 
los capitalistas y terratenientes estan con el cuerpo de 
ejercito checoslovaco, ya que vinculan su 
sublevacion a la posibilidad de la caida del Poder 
sovietico. Eso lo saben los aliados y emprenden una 
de las batallas mas serias. Les faltaba un micleo en 
Rusia, y los de dicho cuerpo checoslovaco se lo han 
proporcionado. Por eso la sublevacion de los 
checoslovacos no debe tomarse a la ligera. Ha 
desencadenado toda una serie de insurrecciones 
contrarrevolucionarias; las ultimas paginas de nuestra 
historia revolucionaria llevan la impronta de toda una 
sarta de levantamientos de kulaks y guardias blancos. 

La situacion del Poder sovietico es grave, no hay 
que perderlo de vista. Pero mirad en derredor y vereis 
que la seguridad en la victoria no puede menos de 
llenar vuestros corazones. 

Alemania ha sufrido una serie de derrotas, y no es 
un secreto que se deben a la "traicion" de los 
soldados alemanes; los soldados franceses se han 
negado a ir al frente, en el momento mas peligroso, a 
causa de la detencion del camarada Andrieu, a quien 
el gobierno ha tenido que poner en libertad para 
poder mover las tropas, etc., etc. 

Hemos hecho muchos sacrificios. La paz de Brest 



Discurso en un mitin que se dio en el museo politecnico 

es una herida dolorosisima; esperabamos la 
revolucion en Alemania, pero entonces no habia 
madurado aiin. Eso ocurre ahora, la revolucion 
avanza sin ningiin genero de dudas y es inevitable. 
Mas solo un tonto podria preguntar cuando estallara 
la revolucion en Occidente. La revolucion no se 
puede prever, no se puede predecir, llega por si 
misma. Madura y debe estallar. ^Acaso una semana 
antes de la revolucion de febrero sabia alguien que 
iba a estallar? ^Acaso cuando un pope loco llevaba al 
pueblo a Palacio 100 pensaba alguien que iba a estallar 
la revolucion de 1905? Pero la revolucion madura y 
debe estallar sin falta. 

Nosotros debemos mantener el Poder sovietico 
hasta que comience alii la revolucion; nuestros 
errores deben ser una ensenanza para el proletariado 
de Occidente, para el socialismo internacional. La 
salvacion de la revolucion, no solo de la rusa, sino 
tambien de la internacional, esta en el frente 
checoslovaco. Y tenemos ya noticias de que el 
ejercito, al que los generales nan traicionado 
infmidad de veces, el ejercito, infmitamente cansado, 
empieza a obtener victorias despues de la llegada de 
nuestros camaradas, los comunistas, los obreros, 
empieza a dar pruebas de entusiasmo revolucionario 
en la lucha contra la burguesia mundial. 

Estamos seguros de que la victoria sera nuestra y 
de que, venciendo, salvaremos el socialismo. 
(Clamorosa ovation) 

Publicado integro por primera vez en 1926 en las 
"Obras Completas" de N. Lenin (V. Ulidnov), 2a 
edition, t. XX, parte II. 

T. 37, pdgs. 65-70. 



DISCURSO EN EL I CONGRESO NACIONAL DE INSTRUCTION PUBLICA. 



(Cuando el camarada Lenin entra en la sala, 
todos se ponen en pie. Clamorosos y prolongados 
Aplausos) Camaradas: Vivimos uno de los momentos 
mas criticos, importantes e interesantes de la historia, 
un momenta de avance de la revolucion socialista 
mundial. Ahora ven ya claro, incluso quienes estaban 
lejos de las teorias y las previsiones socialistas, que 
esta guerra no terminara del mismo modo que 
comenzo, es decir, concertandose como de costumbre 
la paz entre los viejos gobiernos imperialistas. La 
revolucion rusa ha demostrado que la guerra lleva 
inevitablemente a la disgregacion de toda la sociedad 
capitalista, que se convierte en una guerra de los 
trabaj adores contra los explotadores. En ello estriba 
la trascendencia de la revolucion rusa. 

Por grandes que sean los obstaculos que se alzan 
en nuestro camino, por mas que hagan todos los 
paises por dilapidar decenas de millones en difundir 
mentiras y calumnias sobre la revolucion rusa, la 
clase obrera del mundo entero siente que la causa de 
la revolucion rusa es su propia causa. A la par con la 
guerra entre los dos grupos imperialistas, comienza 
otra guerra en todas partes, la guerra que la clase 
obrera, contagiada del ejemplo de la revolucion rusa, 
declara a su propia burguesia. Todos los sintomas 
muestran que Austria e Italia estan en visperas de una 
revolucion. El antiguo regimen se descompone alii a 
pasos agigantados. En paises mas solidos y robustos, 
como Alemania, Inglaterra y Francia, se produce el 
mismo proceso, pero en forma algo diferente y 
menos visible. La bancarrota del regimen capitalista 
y de la guerra capitalista son inevitables. Los 
imperialistas alemanes no han podido ahogar la 
revolucion socialista. El aplastamiento de la 
revolucion en la Letonia roja, en Finlandia y en 
Ucrania ha costado a Alemania la descomposicion de 
su ejercito. La derrota de Alemania en el frente 
occidental se ha debido en gran parte a que su 
antiguo ejercito ya no existe. Esa "rusificacion" de 
los soldados alemanes, de que hablaban medio en 
broma los diplomaticos alemanes, ha resultado ahora 
que no es ninguna broma, sino una verdad amarga 
para ellos. Aumenta el espiritu de protesta, y los 
actos de "traicion" se estan haciendo un fenomeno 
corriente en el ejercito aleman. 

Por otra parte, Inglaterra y Francia hacen los 
ultimos esfuerzos para conservar sus posiciones. Se 



lanzan contra la Republica rusa y ponen tan tensas 
las cuerdas del capitalismo, que estas empiezan a 
saltar. Incluso los organos de prensa de la burguesia 
reconocen que en el estado de animo de las masas 
obreras se ha producido un viraje indudable: en 
Francia fracasa la idea de la "defensa de la patria", y 
en Inglaterra la clase obrera declara terminada la "paz 
civil". Esto significa que los imperialistas ingleses y 
franceses han jugado su ultima carta; podemos decir 
con absoluta seguridad que perderan la baza. 
{Clamorosos aplausos.) Por mas que ciertos grupos 
griten que los bolcheviques se apoyan solo en una 
minoria, han de reconocer que no cuentan con 
fuerzas en el interior de Rusia para luchar contra 
ellos y tienen que recurrir a la intervencion 
extranjera. Asi pues, la guerra que la clase obrera de 
Francia e Inglaterra se ve forzada a llevar es una 
manifiesta guerra de conquista que persigue el fin de 
aplastar la revolucion rusa. Eso significa que el 
imperialismo ingles y frances, y, por consiguiente, el 
imperialismo mundial, se encuentra en trance de 
muerte. {Clamorosos aplausos.) 

Por dificil que fuese declarar de nuevo el estado 
de guerra en un pais donde el pueblo mismo la habia 
arrollado y habia desbaratado al antiguo ejercito, por 
dificil que fuese organizar un ejercito durante una 
encarnizada guerra civil, superamos todas las 
dificultades y hemos creado otro ejercito, con lo que 
tenemos asegurada la victoria sobre el cuerpo de 
ejercito checoslovaco, los guardias blancos, los 
terratenientes, los capitalistas y los kulaks. 
{Clamorosos aplausos.) Las masas trabajadoras 
comprenden que no se baten por los intereses de un 
punado de capitalistas, sino por su propia causa. Los 
obreros y los campesinos rusos tienen por primera 
vez la posibilidad de dirigir las fabricas y de disponer 
de la tierra, y esta experiencia no podia no dejar 
huellas. Nuestro ejercito se ha formado de gente 
escogida, de campesinos y obreros con conciencia de 
clase; todos ellos van al frente, sabiendo que luchan 
no solo por el destino de la revolucion rusa, sino de 
toda la revolucion mundial, pues podemos estar 
seguros de que la revolucion rusa es solo un ejemplo, 
solo el primer paso en la serie de revoluciones en que 
desembocara indefectiblemente la guerra. 

La instruccion publica es parte integrante de la 
lucha que ahora desplegamos. A la hipocresia y a la 



Discurso en el I congreso nacional de instruccion publica 



falsedad podemos oponer la verdad plena y patente. 
La guerra ha mostrado en la practica que es la 
"voluntad de la mayoria", con la que la burguesia se 
escudaba; ha mostrado que un punado de plutocratas 
lleva a los pueblos a la matanza en aras de sus 
intereses. Se ha puesto definitivamente en entredicho 
la fe en que la democracia burguesa esta al servicio 
de la mayoria. Nuestra Constitucion y nuestros 
Soviets, que han sido una novedad para Europa, pero 
que nosotros conocemos ya desde la experiencia de 
la revolucion de 1905, son el mejor ejemplo de 
agitacion y propaganda, un ejemplo que 
desenmascara toda la falsedad y toda la hipocresia de 
la democracia burguesa. Hemos proclamado 
publicamente que dominan los trabaj adores y los 
explotados, y esto constituye nuestra fuerza y lo que 
nos hace invencibles. 

En el terreno de la instruccion publica ocurre lo 
mismo: cuanto mas culto era el Estado burgues, con 
tanto mas refmamiento mentia, afirmando que la 
escuela podia permanecer al margen de la politica y 
servir a toda la sociedad. 

En realidad, la escuela habia sido convertida por 
entero en instrumento de la dominacion de clase de la 
burguesia, estaba toda ella impregnada del espiritu 
burgues de casta, perseguia el fin de proporcionar 
lacayos serviciales y obreros manosos a los 
capitalistas. La guerra ha mostrado que las maravillas 
de la tecnica moderna sirven de instrumento de 
exterminio de millones de obreros y enriquecimiento 
fabuloso de los capitalistas que se lucran con la 
guerra. La guerra esta minada por dentro porque 
hemos denunciado la mentira de los capitalistas y le 
hemos opuesto la verdad. Decimos que nuestra labor 
en el terreno de la ensenanza es esa misma lucha por 
derrocar a la burguesia; declaramos publicamente 
que la escuela al margen de la vida, al margen de la 
politica es falsedad e hipocresia. ^Que era el sabotaje 
declarado por los mas instruidos representantes de la 
vieja cultura burguesa? El sabotaje ha demostrado 
con mas evidencia que cualquier agitador y con mas 
claridad que todos nuestros discursos y miles de 
folletos que esa gente considera el saber monopolio 
suyo y lo convierte en instrumento de su dominacion 
sobre quienes se ha dado en llamar "los de abajo". 
Han utilizado su instruccion para frustrar la 
edificacion del socialismo y actuado abiertamente 
contra las masas trabajadoras. 

Los obreros y los campesinos rusos han acabado 
de instruirse en la lucha revolucionaria. Han visto 
que nuestro regimen es el unico que les brinda la 
dominacion efectiva, se han convencido de que el 
poder del Estado ayuda por completo y en todo a los 
obreros y a los campesinos pobres a aplastar 
definitivamente la resistencia de los kulaks, de los 
terratenientes y los capitalistas. 

Los trabaj adores tienden al saber porque lo 
necesitan para triunfar. Nueve decimas partes de las 



masas trabajadoras han comprendido que el saber es 
un arma en su lucha por la emancipacion, que sus 
reveses se deben a la falta de instruccion y que ahora 
depende de ellos mismos hacerla accesible en 
realidad para todos. Nuestra causa triunfara porque 
las propias masas han emprendido la construccion de 
la nueva Rusia, de la Rusia socialista. Aprenden de 
su experiencia propia, aprenden de sus reveses y 
equivocaciones y ven cuan necesaria es la instruccion 
para el desenlace victorioso de la lucha que 
sostienen. A pesar de la aparente descomposicion de 
muchas instituciones y del jiibilo de los intelectuales 
saboteadores, vemos que la experiencia de la lucha 
ha ensenado a las masas a decidir ellas mismas su 
destino. Todos los que simpatizan con el pueblo de 
hecho, y no de palabra, los mejores hombres del 
magisterio acudiran en nuestra ayuda, y en ello 
vemos una garantia infalible de que la causa del 
socialismo vencera. (Ovation.) 

Publicado integramente por primera vez en 1919 
en el libro "Adas del I Congreso de Instruction 
Publica de toda Rusia ". 

T. 37,pdgs. 74-78. 



DISCURSO EN UN MITIN CELEBRADO EN LA VIEJA FABRICA DE MICHELSON. 



El 30 de agosto de 1918. 

Breve information periodistica. 

(Clamorosos aplausos que se convierten en 
ovation.) A los bolcheviques nos imputan siempre 
que abandonamos las consignas de igualdad y 
fraternidad. Expliquemonos en esta cuestion con 
claridad. 

i,Que poder sustituyo al zarista? El de Guchkov y 
Miliukov, que quiso reunir en Rusia la Asamblea 
Constituyente. ^Que se ocultaba en realidad tras esa 
labor a favor del pueblo liberado de una opresion 
milenaria? Pues que Guchkov y demas bienhechores 
estaban respaldados por una caterva de capitalistas 
que perseguian sus objetivos imperialistas. Y cuando 
se entronizo la pandilla de Kerenski, Chernov y 
compania, ese gobierno tambaleante y falto de base 
se cuidaba unicamente de los intereses vitales de la 
burguesia cercana a el. El poder paso de hecho a los 
kulaks y no daba nada a las masas trabajadoras. Lo 
mismo vemos en otros paises. Tomemos a 
Norteamerica, el pais mas libre y civilizado. Es una 
republica democratica. ^Y que? Alii domina 
impudicamente un punado, no de millonarios, sino de 
multimillonarios, y todo el pueblo vive en la 
esclavitud, en la servidumbre. Si las fabricas, los 
bancos y todas las riquezas del pais pertenecen a los 
capitalistas, y aliado de la republica democratica 
vemos la esclavitud feudal de millones de 
trabaj adores y la miseria mas deprimente, cabe 
preguntan ^donde estan vuestras cacareadas igualdad 
y fraternidad? 

Si, donde dominan los "democratas" existe un 
saqueo descarado, autentico. Conocemos la 
verdadera naturaleza de las llamadas democracias. 

Los tratados secretos concertados entre la 
Republica Francesa, Inglaterra y otras democracias 
han mostrado con claridad meridiana el fondo y el 
trasfondo de todo esto. Los fines e intereses que 
defienden son tan criminales y rapaces como los de 
Alemania. La guerra nos ha abierto los ojos, y ahora 
vemos con claridad al insolente opresor y saqueador 
tras la careta de defensor de la patria. A este empuje 
del saqueador hay que oponer la accion 
revolucionaria, la obra revolucionaria. Es cierto que 
en una epoca tan dura no resulta facil lograr la 
unidad, sobre todo de los campesinos 
revolucionarios, pero tenemos fe en la fuerza 



creadora y en el fervor social de la vanguardia de la 
revolucion: el proletariado industrial. Los obreros, 
por su parte, han comprendido perfectamente que 
mientras sigan cautivando el animo las ilusiones en la 
republica democratica y la Asamblea Constituyente, 
no dejaran de gastarse cincuenta millones de rublos 
diarios con fines belicos funestos para ellos, y que de 
ese modo no podran liberarse jamas de la opresion 
capitalista. El haberlo comprendido fue lo que los 
llevo a crear sus Soviets. 

La realidad de la vida ha ensenado igualmente a 
los trabaj adores a comprender que mientras los 
terratenientes sigan instalados a sus anchas en sus 
palacios y fantasticos castillos, la libertad de reunion 
sera ficticia y significant libertad de reunirse quizas 
en el otro mundo. Convendran conmigo en que 
prometer libertad a los obreros y dejar las mansiones, 
la tierra, las fabricas y todas las riquezas en manos de 
los capitalistas y terratenientes nada tiene que ver con 
la libertad y la igualdad. Nuestra consigna, nuestro 
lema es uno solo: todo el que trabaja tiene derecho a 
gozar de los bienes de la vida. Es preciso privar de 
esos bienes a los holgazanes, a los parasitos que 
chupan la sangre al pueblo trabaj ador. Nosotros 
proclamamos: jtodo para los obreros, todo para los 
trabaj adores! 

Sabemos que es dificil lograr todo eso, 
conocemos la furiosa resistencia que opone la 
burguesia; pero tenemos fe en la victoria final del 
proletariado, pues si ha sido capaz de librarse de las 
espantosas calamidades del temporal guerrero 
imperialista, de levantar el edificio de la revolucion 
socialista sobre las ruinas del edificio destruido por 
el, no puede no triunfar. 

Y en efecto las fuerzas se cohesionan en todas 
partes. Merced a que hemos abolido la propiedad 
privada de la tierra, el proletariado de la ciudad y del 
campo se une en rapido proceso. En Occidente se 
produce tambien un despertar en la conciencia de 
clase de los obreros. Los obreros de Inglaterra, 
Francia, Italia y otros paises hacen llamamientos y 
plantean a menudo reivindicaciones que indican cuan 
cercano esta el triunfo de la revolucion mundial. La 
tarea que hoy se nos plantea es realizar nuestro 
trabaj o revolucionario, desdenando la hipocresia, los 
gritos insolentes y los lamentos de la burguesia 
expoliadora. Debemos lanzar todo lo que tenemos al 



Discurso en un mitin celebrado en la vieja fabrica de Michelson 

frente checoslovaco para aplastar a esta banda, que se 
encubre con consignas de libertad e igualdad y 
acribilla a centenares y miles de obreros y 
campesinos. 

jTenemos una sola alternativa: veneer o morir! 

Publicado el 1 de septiembre de 1918 en el num. 
188 de "Izvestia del CEC de toda Rusia". 
T. 37,pdgs. 83-85. 



EL CARACTER DE NUESTROS PERIODICOS. 



Se dedica demasiado espacio a la agitacion 
politica sobre temas viejos, al estrepito politico. Se 
dedica poquisimo espacio a la multitud de hechos 
que dan testimonio de la edificacion de la nueva vida. 

^Por que no hablar en 10 6 20 lineas, y no en 200 
6 400, de cosas tan simples, conocidas de todo el 
mundo, claras y asimiladas ya en medida 
considerable por las masas, como la infame traicion 
de los mencheviques, lacayos de la burguesia; como 
la invasion anglo-japonesa, emprendida para 
restablecer los derechos sagrados del capital; como 
las amenazas de los multimillonarios 
norteamericanos a Alemania, etc., etc.? Hay que 
hablar de ello, hay que senalar cada hecho nuevo a 
este respecto, pero no escribir articulos ni repetir 
razonamientos, sino estigmatizar en unas cuantas 
lineas, con "estilo telegrafico", las nuevas 
manifestaciones de una politica vieja, ya conocida, 
ya apreciada. 

La prensa burguesa de los "buenos tiempos viejos 
de la burguesia" no tocaba el sanctasanctorum: el 
estado interior de cosas en las fabricas y empresas 
privadas. Esta costumbre iba en provecho de la 
burguesia. Nosotros tenemos que perderla 
radicalmente. Aiin no lo hemos hecho. El tipo de 
nuestros periodicos no cambia todavia tanto como 
deberia en una sociedad que esta pasando del 
capitalismo al socialismo. 

Menos politica. La politica esta "esclarecida" a 
fondo y se reduce a la lucha entre dos campos: el del 
proletariado insurrecto y el de un punado de 
capitalistas esclavistas (seguidos de su jauria, en la 
que se incluyen los mencheviques, etc.). De esta 
politica se puede, repito, y se debe hablar con suma 
brevedad. 

Mas economia. Pero no en el sentido de 
razonamientos "generales", de estudios doctos, de 
planes seudointelectuales y demas hojarasca que, 
lamentablemente, no son sino un farrago de cosas 
inutiles con demasiada frecuencia. No, la economia 
nos es necesaria en el sentido del allegamiento, de la 
comprobacion escrupulosa y del estudio de los 
hechos concernientes a la edificacion real de la nueva 
vida. Las grandes fabricas, las comunas agricolas, los 
comites de campesinos pobres, los consejos de 
economia locales ^cuentan en la prdctica con exitos 
en la organizacion de la nueva economia? ^Cuales 



son precisamente estos exitos? <^Se han visto 
confirmados? <^No son mas bien quimeras, jactancias, 
promesas de intelectuales ("las cosas se van 
arreglando", "el plan esta trazado", "ponemos en 
juego las fuerzas", "ahora respondemos del exito", 
"la mejora es indudable" y demas frases 
charlatanescas de las que "nosotros" somos maestros 
consumados)? <^A que se deben los exitos? ^Como 
ampliarlos? 

^Donde esta la lista negra de fabricas atrasadas 
que, despues de la nacionalizacion, siguen siendo 
modelos de desorden, disgregacion, suciedad, 
golferia, parasitismo? No existe. Pero esas fabricas 
existen. No sabemos cumplir con nuestro deber sin 
hacer la guerra a esos "guardianes de las tradiciones 
del capitalismo". No seremos comunistas, sino 
traperos, mientras toleremos en silenciar la situacion 
reinante en esas fabricas. No sabemos valernos de los 
periodicos para sostener una lucha de clase, como lo 
hacia la burguesia. Recordemos como sabia acosar 
perfectamente en la prensa a sus enemigos de clase, 
como se mofaba de ellos, como los difamaba, como 
les hacia la vida imposible. <^Y nosotros? ^Acaso la 
lucha de clase en la epoca del transito del capitalismo 
al socialismo no consiste en proteger los intereses de 
la clase obrera contra los punados, los grupos, las 
capas de obreros que se aferran tenazmente a las 
tradiciones (costumbres) del capitalismo, 
considerando el Estado sovietico igual que antes: 
trabajar "para el" lo menos y lo peor posible y sacarle 
"a el" la mayor cantidad posible de dinero? <^Es que 
hay pocos de esos canallas, por ejemplo, entre los 
cajistas de las imprentas sovieticas, entre los obreros 
de las fabricas de Sormovo y Putilov, etc.? <^A 
cuantos de ellos hemos pillado, desenmascarado y 
puesto en la picota? 

La prensa no dice nada de esto. Y si habla de ello, 
lo hace al estilo administrativo, burocratico, no como 
una prensa revolucionaria, no como organo de la 
dictadura de una clase que demuestra con sus actos 
que la resistencia de los capitalistas y de quienes 
conservan los habitos capitalistas de parasitismo sera 
vencida con mano de hierro. 

Otro tanto cabe decir de la guerra. ^Acosamos a 
los jefes pusilanimes y a los papanatas? ^Hemos 
puesto en verguenza ante Rusia a los regimientos que 
no sirven para nada? ^Hemos "echado el guante" a 



El caracter de nuestros periodicos 

elementos deplorables que deberian ser expulsados 
con escandalo del ejercito por ineptitud, negligencia, 
tardanza, etc.? No hacemos una guerra seria, 
despiadada, verdaderamente revolucionaria contra 
los portadores concretos del mal. Hacemos poca 
education de masas con ejemplos y modelos vivos y 
concretos, tornados de todos los dominios de la vida, 
y esta es la tarea principal de la prensa durante la 
transicion del capitalismo al comunismo. Prestamos 
poca atencion a la vida cotidiana de las fabricas, del 
campo, de los regimientos, donde lo nuevo crece mas 
que en ninguna otra parte, donde hay que concentrar 
la mayor atencion, desarrollar la publicidad, criticar a 
la luz del dia, estigmatizar los defectos y llamar a 
aprender de los buenos ejemplos. 

Menos estrepito politico. Menos razonamientos 
seudointelectuales. Hay que estar mas cerca de la 
vida. Prestar mas atencion a como la masa obrera y 
campesina construye de hecho lo nuevo en su 
esfuerzo diario. Hay que comprobar mas hasta que 
punto esto nuevo es comunista. 

Publicado el 20 de septiembre de 1918 en el num. 
202 de "Pravda". 
T. 37,pdgs. 89-91. 



SESION CONJUNTA DEL COMITE EJECUTIVO CENTRAL DE TODA RUSIA, DEL SOVIET DE 
MOSCU, DE LOS COMITES DE FABRICA Y DE LOS SINDICATOS. 



22 de octubre de 1918. 
1. Informe. 

(Atronadores e interminables Aplausos y 
exclamaciones de "hurra".) Camaradas: Me parece 
que la situacion en que nos encontramos ahora, con 
todo lo que tiene de contradictoria, se puede 
expresar, primero, en que nunca hemos estado tan 
cerca de la revolucion proletaria internacional como 
hoy y, segundo, en que jamas nos ha amenazado 
mayor peligro que en la actualidad. Pues bien, hoy 
quisiera hablar con mas detenimiento de estos dos 
puntos, sobre todo del segundo. Creo que las grandes 
masas apenas se dan cuenta de todo el peligro que 
nos acecha, y como nosotros podemos actuar 
unicamente apoyandonos en las grandes masas, la 
tarea principal de los representantes del Poder 
sovietico consiste en decir a esas masas toda la 
verdad de la situacion actual, por angustiosa que sea 
de tiempo en tiempo. De la proximidad de la 
revolucion socialista internacional se ha hablado en 
reiteradas ocasiones y sere breve. En efecto, uno de 
los reproches principales que han hecho al Poder 
sovietico no solo la burguesia, sino los sectores 
pequenoburgueses que han perdido la fe en el 
socialismo y muchos de los llamados socialistas, que 
estaban habituados a los tiempos pacificos y no 
creian en el socialismo, consiste en que hacemos la 
revolucion socialista en Rusia al azar, pues en 
Occidente aiin no ha madurado. 

Camaradas, hoy, despues de cuatro anos de 
guerra, la bancarrota general del imperialismo es un 
hecho evidente; ahora queda claro para todos que la 
revolucion es inevitable en todos los paises 
beligerantes. Mientras tanto, nosotros, a quienes nos 
auguraban en un principio dias o semanas de 
existencia, hemos hecho en este ano de revolucion 
mas que ningiin otro partido proletario hiciera jamas 
en el mundo. Nuestra revolucion ha resultado ser un 
fenomeno de caracter universal. Que hoy el 
bolchevismo es un fenomeno universal lo reconoce 
tambien toda la burguesia, y este reconocimiento 
pone de manifiesto que nuestra revolucion ha 
empezado a desplazarse de Oriente a Occidente y 
encuentra alii terreno mas abonado cada dia. Sabeis 
que ha estallado la revolucion en Bulgaria. Los 
soldados bulgaros han empezado a formar Soviets. 



Nos llegan noticias de que en Serbia tambien se estan 
formando Soviets. Aunque la Entente anglo-francesa 
promete a los pueblos miles de venturas si se 
sublevan y se apartan de Alemania, aunque los 
capitalistas mas acaudalados del mundo y mas 
poderosos de Norteamerica, Inglaterra y Francia 
prometen mucho, queda claro que la burguesia de los 
distintos Estados pequenos en que se esta 
desmembrando Austria en modo alguno se va a 
sostener, que su dominio, su poder en esos Estados 
sera un fenomeno muy efimero, transitorio, porque la 
revolucion obrera llama a las puertas por doquier. 

La burguesia de algunos paises se da cuenta de 
que habra de mantenerse en sus Estados con la ayuda 
de bayonetas extranjeras. Y no solo en Austria, sino 
tambien en Alemania, donde hace poco la situacion 
parecia estable, vemos que ha empezado la 
revolucion. Nos llegan noticias de alia, en la prensa 
alemana se escribe ya de la abdicacion del kaiser, y 
la prensa del partido de los socialdemocratas 
independientes ha recibido ya permiso del canciller 
para hablar de la republica alemana. Eso quiere decir 
algo. Sabemos que se ha intensificado la 
descomposicion de las tropas, que alii se las exhorta 
abiertamente a que se subleven. Sabemos que en la 
Alemania Oriental se han formado comites militares 
revolucionarios, los cuales sacan a la luz 
publicaciones que revolucionan a los soldados. Por 
eso podemos afirmar con toda seguridad que la 
revolucion madura de hora en hora, y eso no lo 
decimos nosotros solos, sino todos los alemanes del 
partido belicista y de la burguesia, que sienten 
tambalearse a los ministros, que no cuentan ya con la 
confianza del pueblo y que se mantendran en su 
gobierno muy poco tiempo. Lo dicen todos los que 
estan enterados de como van las cosas: asi es de 
inevitable en Alemania la revolucion popular y puede 
que incluso la proletaria. 

Sabemos perfectamente cuan inmenso es el 
movimiento proletario que se ha desplegado 
asimismo en otros paises. Hemos visto a Gompers 
presentarse en Italia y recorrer todas sus ciudades, 
pagados los gastos por las potencias de la Entente y 
ayudado por toda la burguesia y por los 
socialpatriotas italianos, predicando a los obreros 
italianos que continuasen la guerra imperialista. 



Sesion conjunta del CEC de toda Rusia, del soviet de Moscii, de los comites de fabrica... 



Hemos visto durante ese tiempo a la prensa socialista 
italiana insertar sueltos, en los que no quedaba mas 
que el nombre de Gompers, y todo lo demas estaba 
tachado por la censura, o se publicaban sueltos de 
mo fa: "Gompers asiste a banquetes y habla por los 
codos", y la prensa burguesa ha reconocido que a 
Gompers lo han abucheado en todas partes. Ha 
escrito: "La conducta de los obreros italianos es tal 
que se diria hubieran permitido viajar por Italia solo 
a Lenin y a Trotski". El Partido Socialista Italiano ha 
dado durante la guerra un gran paso adelante, o sea, a 
la izquierda. Sabemos que en Francia ha habido 
demasiados patriotas entre los obreros; les decian que 
amenazaba un peligro inmenso a Paris y al territorio 
frances. Pero tambien alii cambia de conducta el 
proletariado. En el ultimo congreso 101 , cuando se ha 
dado lectura a una carta sobre los actos de los 
aliados, los imperialistas anglo-franceses, se han oido 
vivas a la republica socialista. Y ayer se recibio la 
noticia de que en Paris se ha celebrado un mitin de 
dos mil metalurgicos que ha saludado a la Republica 
Sovietica de Rusia. Vemos que de los tres partidos 
socialistas de Inglaterra solo uno, el Partido 
Socialista Independiente, no se adhiere abiertamente 
a los bolcheviques, mientras el Partido Socialista 
Britanico y el Partido Socialista Obrero de Escocia se 
declaran con resolucion partidarios de los 
bolcheviques. En Inglaterra tambien empieza a 
difundirse el bolchevismo, y los partidos espanoles, 
que estaban al lado del imperialismo anglo-frances y 
entre los cuales se hubiera podido encontrar al 
principio de la guerra a una o dos personas que 
tuvieran una remota nocion de los internacionalistas, 
han saludado todos ellos en sus congresos a los 
bolcheviques rusos. jEl bolchevismo se ha 
convertido en teoria y tactica mundiales del 
proletariado internacional! (Aplausos.) El 
bolchevismo ha hecho que se despliegue una 
armoniosa revolucion socialista ante todo el mundo, 
que se produzca, de hecho, una escision entre los 
socialistas por la disyuntiva de que bando tomar: el 
de los bolcheviques o el contrario a los bolcheviques. 
El bolchevismo ha hecho que se plantee el programa 
de la creacion del Estado proletario. Los obreros que 
no sabian lo que pasaba en Rusia, pues leian 
unicamente periodicos burgueses llenos de 
falsedades y calumnias, han empezado a darse cuenta 
de la realidad, al ver que el gobierno proletario 
obtiene victoria tras victoria sobre sus 
contrarrevolucionarios, al ver que no hay otra salida 
de esta guerra sino nuestra tactica, sino el modo de 
obrar revolucionario de nuestro gobierno obrero. El 
miercoles pasado se celebro una manifestacion en 
Berlin, los obreros exteriorizaron su indignacion 
contra el kaiser, procurando desfilar por delante de su 
palacio, y luego se encaminaron a la Embajada rusa 
para expresar su solidaridad con los actos del 
Gobierno ruso. 



jHe ahi adonde ha llegado Europa despues de 
cuatro anos de guerra! Por eso mismo decimos que 
nunca hemos estado tan proximos a la revolucion 
mundial, que jamas ha sido tan evidente la 
implantacion del poderio del proletariado ruso, y esta 
claro que nos seguiran millones y decenas de 
millones del proletariado mundial. Por eso, repito, 
nunca hemos estado tan cerca de la revolucion 
internacional, ni jamas ha sido tan peligrosa nuestra 
situacion, porque antes no se tuvo nunca al 
bolchevismo por una fuerza mundial. Parecia que no 
era sino consecuencia del cansancio de los soldados 
rusos, una explosion de descontento de los soldados 
rusos, cansados de la guerra, y que tan pronto como 
pasara ese descontento y se estableciera la paz, 
aunque fuera impuesta de la manera mas violenta, 
serian aplastados todos los pasos dados por el camino 
de la fundacion del Estado y de las reformas 
socialistas. Todos estaban seguros de eso, pero ha 
resultado que en cuanto hemos pasado de la guerra 
imperialista, terminada con una paz impuesta de la 
manera mas violenta, a dar los primeros pasos en la 
fundacion del Estado, en cuanto hemos pasado a 
brindar a los campesinos la posibilidad de que vivan 
de hecho sin terratenientes de que entablen sus 
relaciones contra los terratenientes, de que se 
convenzan en la practica de que organizan su vida en 
las tierras expropiadas no para los kulaks ni para 
nuevos capitalistas, sino efectivamente para los 
propios trabajadores, en cuanto los obreros han visto 
que han obtenido la posibilidad de organizar su vida 
sin capitalistas, de aprender la dificil, pero gran obra, 
sin cuya realizacion jamas se libraran de la 
explotacion, ha quedado claro para todos, y de hecho 
asi ha resultado, que no hay fuerza ni 
contrarrevolucion capaces de derrocar el Poder 
sovietico. 

Para que nosotros llegasemos en Rusia a ese 
convencimiento han hecho falta meses enteros. Se 
dice que, en el campo, los campesinos 
comprendieron el sentido y el alcance de nuestra 
revolucion solo en el verano y a principios del otono 
de 1918. En la ciudad ya se tenia esa conciencia 
desde hacia mucho, mas para que llegara a cada 
distrito, a cada subdistrito y aldea retirada, a fin de 
que el campesino viese por la propia vida, y no por 
libros ni discursos, que la tierra debe recibirla el 
trabajador y no el kulak, que se debe luchar contra el 
kulak, que al kulak se le debe veneer con la 
organizacion propia, que la ola de sublevaciones que 
ha recorrido este verano todo el pais la han apoyado 
los terratenientes, los kulaks y los guardias blancos, a 
fin de que el campesino sintiese por experiencia 
propia, en sus costillas, en sus espaldas, el poder de 
la Asamblea Constituyente, para eso han hecho falta 
meses y mas meses, y el campo hoy sale templado, y 
las masas campesinas pobres, que no roban trabajo 
ajeno, solo ahora han visto por experiencia propia, y 



V. I. Lenin 



no por libros, de los que nunca sacan convicciones 
firmes las masas trabajadoras, que el Poder sovietico 
es el poder de los trabaj adores explotados, y que cada 
aldea tiene la posibilidad de empezar a echar los 
cimientos de la nueva Rusia socialista. Han hecho 
falta largos meses para que, despues de 1918, 
pudieramos decir con seguridad tambien en el resto 
de Rusia, basandonos en noticias personales, noticias 
sacadas de la experiencia real, que en el campo no 
hay rincon apartado alguno donde no se sepa que es 
el Poder sovietico y donde no lo defiendan, pues el 
campo ha visto todo el peligro que suponen los 
terratenientes y los capitalistas, ha visto asimismo la 
dificultad de la transformacion socialista y no se ha 
asustado, sino que se ha dicho: incorporaremos a este 
trabaj o a decenas de millones de brazos, hemos 
aprendido mucho en un ano y aiin aprenderemos 
mas. Eso dicen ahora con plena conviccion en Rusia, 
basandose en la experiencia propia, decenas y 
decenas de millones. 

Solo ahora queda claro tambien para la burguesia 
de Europa Occidental, que hasta hoy no tomaba en 
serio a los bolcheviques, solo ahora queda claro para 
ella que en nuestro pais se ha constituido el unico 
poder solido, el unico poder que va con las masas 
trabajadoras y puede despertar en ellas un verdadero 
sacrificio heroico. Y cuando este poder proletario ha 
empezado a contaminar a Europa, cuando se ha visto 
que esto no es en absoluto una peculiaridad 
cualquiera de Rusia y que los cuatro anos de guerra 
han descompuesto el ejercito en todo el mundo - 
mientras que antes decian que solo Rusia habia 
llegado, por su atraso y falta de preparacion, a que su 
ejercito se desbandara al cuarto ano de guerra- ^acaso 
hubiera sido esto posible en los paises parlamentarios 
civilizados? 

Y ahora todos ven que a los cuatro anos de guerra 
mundial, cuando millones de hombres han sido 
inmolados y mutilados para que los capitalistas 
pudieran enriquecerse mas, cuando los desertores se 
cuentan por decenas de miles, este fenomeno 
inusitado se observa no solo en Rusia y Austria, sino 
en Alemania, jactanciosa de su orden; pues bien, 
cuando se ha llegado a esto, la burguesia universal ha 
visto que tiene que enfrentarse con un enemigo mas 
serio y ha comenzado a agruparse, y cuanto mas nos 
hemos aproximado a la revolucion proletaria 
internacional, tanto mas se ha agrupado la burguesia 
contrarrevolucionaria. 

En algunos paises aiin siguen haciendo caso 
omiso de la revolucion, como hicieron en Octubre 
caso omiso de los bolcheviques los ministros 
coalicionistas y dijeron que en Rusia las cosas no 
irian tan lejos como para que los bolcheviques 
tomaran el poder. En Francia, por ejemplo, dicen que 
los bolcheviques son un punado de traidores que 
venden su pueblo a los alemanes. Tiene mas perdon 
que digan eso los burgueses de Francia que los 



eseristas de izquierda en Rusia, pues para eso son 
burgueses, para gastar millones en falsas 
invenciones. Pero cuando la burguesia francesa ha 
visto el desarrollo del bolchevismo en Francia y que 
hasta partidos que no eran revolucionarios se han 
pronunciado en pro de los bolcheviques, con una 
consigna revolucionaria, se ha dado cuenta de que 
tiene delante a un enemigo mas temible: la 
bancarrota del imperialismo y la superioridad de los 
obreros en la lucha revolucionaria. Todos saben que, 
debido a la guerra imperialista, en nuestros dias es 
particularmente grande el peligro para la revolucion 
proletaria, porque esta crece de manera desigual en 
todos los paises, ya que todos los paises estan en 
distintas condiciones de vida politica, y en unos el 
proletariado esta demasiado debilitado, y en otros es 
mas fuerte. En un pais, la cuspide del proletariado es 
debil; en otros suele suceder que la burguesia logre 
temporalmente dividir a los obreros, como ha 
ocurrido en Inglaterra y en Francia; he ahi por que la 
revolucion proletaria se desarrolla de manera 
desigual y por que la burguesia ha visto que su 
enemigo mas poderoso es el proletariado 
revolucionario. La burguesia se cohesiona para 
detener la bancarrota del imperialismo mundial. 

Ahora ha cambiado la situacion para nosotros, y 
los acontecimientos sobrevienen con inmensa 
celeridad. En un principio habia dos grupos de 
imperialistas rapaces empenados en exterminarse el 
uno al otro, pero ahora se han dado cuenta, sobre 
todo en el ejemplo del imperialismo aleman, 
considerado hacia poco tan fuerte como Inglaterra y 
Francia, que su enemigo principal es el proletariado 
revolucionario. Hoy, cuando a Alemania la 
descompone desde dentro el movimiento 
revolucionario, el imperialismo anglo-frances se cree 
el amo del mundo. Alii estan persuadidos de que los 
enemigos principales del imperialismo son los 
bolcheviques y la revolucion mundial. Cuanto mayor 
es el desarrollo de la revolucion, tanto mas se agrupa 
la burguesia. Por eso algunos de nosotros, sobre todo 
muchos de las grandes masas, convencidos ahora de 
que pueden veneer a nuestros contrarrevolucionarios, 
a los cosacos, a los oficiales y a los checoslovacos, 
creen que con eso ya esta hecho todo, no se dan 
cuenta de que ahora eso es poco para nosotros, de 
que tenemos otro nuevo adversario mucho mas 
temible: el imperialismo anglo-frances. Hasta la 
fecha este adversario habia alcanzado pocos exitos en 
Rusia, como en el desembarco de Arjanguelsk, 
pongamos por caso. Un escritor frances, que editaba 
un periodico titulado La Victoire 102 , ha dicho que 
Francia no tiene bastante con la victoria sobre los 
alemanes, que necesita veneer tambien al 
bolchevismo, y que la campana contra Rusia no es 
una ofensiva contra Alemania, sino una campana 
contra el proletariado revolucionario bolchevique y 
contra esa plaga que se esta propagando por todo el 



Sesion conjunta del CEC de toda Rusia, del soviet de Moscii, de los comites de fabrica... 



mundo. 

He ahi por que surge para nosotros un nuevo 
peligro, que aun no se ha desenvuelto del todo ni se 
ve del todo, peligro que los imperialistas anglo- 
franceses preparan por debajo de cuerda y que 
nosotros debemos comprender mejor para hacer que 
las masas lo conozcan por medio de sus dirigentes, 
porque los ingleses y los franceses no han tenido 
gran exito ni en Siberia ni en Arjanguelsk; al 
contrario, han sufrido una serie de derrotas; pero 
ahora encauzan sus esfuerzos a atacar a Rusia por el 
Sur, bien desde los Dardanelos, bien desde el mar 
Negro, bien por tierra a traves de Bulgaria y 
Rumania. Como esa gente obra guardando los 
secretos de guerra, no podemos decir en que estado 
de preparacion estara la cruzada ni cual de esos dos 
planes, o quiza un tercero, habran elegido; en eso 
precisamente reside el peligro, en que no lo podemos 
saber a ciencia cierta. Pero sabemos con toda 
exactitud que se esta preparando, que la prensa de 
esos paises escribe a veces con poca cautela, algiin 
que otro periodista declara abiertamente los fines 
principales y desecha toda la falsa palabreria sobre la 
alianza de las naciones. 

En los medios gobernantes alemanes vemos ahora 
claramente dos tendencias, dos planes de salvacion, 
si esta es aun posible. Unos dicen: ganemos tiempo, 
sostengamonos hasta la primavera, puede que aun 
estemos en condiciones de resistir en las lineas de 
fortificaciones; otros ven su salvacion principal en 
Inglaterra y Francia, dedican toda la atencion a 
conseguir un acuerdo con Inglaterra y Francia contra 
los bolcheviques, tienen toda la atencion puesta en 
eso. Y si Wilson responde ahora a la propuesta de 
paz con una burda y desdenosa negativa, eso aun no 
hace renunciar a sus planes al partido de los 
capitalistas germanos, que buscan el entendimiento 
con Inglaterra. Este partido sabe que a veces puede 
existir un acuerdo tacito, que si presta servicios a los 
capitalistas ingleses y franceses contra los 
bolcheviques, tal vez obtenga recompensa. En la 
sociedad capitalista pasa eso: por los servicios se 
paga. Los capitalistas alemanes se hacen la cuenta de 
que tal vez ayudemos a los capitalistas ingleses y 
franceses a saquear algo, y entonces nos daran algo 
del botin. Pagar y que te paguen, tal es la moral del 
mundo capitalista. Yo creo que esta gente sabe contar 
y, al pretender a una parte del capital anglo-frances, 
calcula recibir miles de millones como minimo. Parte 
de esos senores entiende de calculos asi. 

Es dudoso que no se haya concertado ya tal 
acuerdo tacito entre la burguesia germana y la 
burguesia de las potencias de la Entente. El fondo de 
ese acuerdo estriba en que los ingleses y los 
franceses dicen: nosotros llegaremos a Ucrania; pero 
mientras no esten alii nuestros destacamentos de 
ocupacion, vosotros, alemanes, no retireis vuestras 
tropas; si no, los obreros tomaran el poder en Ucrania 



y triunfara alii tambien el Poder sovietico. Asi 
piensan, porque comprenden que la burguesia de 
todos los paises ocupados: Finlandia, Ucrania y 
Polonia, sabe que no se sostendra ni un dia si las 
tropas alemanas de ocupacion se marchan; por eso la 
burguesia nacional de estos paises, que ayer se 
vendia a los alemanes, iba a humillarse a los pies de 
los imperialistas germanos y se aliaba con ellos 
contra sus propios obreros, como han hecho los 
mencheviques ucranios y los eseristas en Tiflis, 
revende ahora su patria a todos. Ayer la vendia a los 
alemanes, y hoy se la vende a los ingleses y a los 
franceses. Eso es lo que ocurre entre bastidores, esos 
son los negocios que se llevan. Al ver que la 
burguesia anglo-francesa vence, todos ellos se ponen 
de su lado y preparan una transaccion con el 
imperialismo anglo-frances contra nosotros, a 
expensas nuestras. 

Cuando dicen a su futuro senor multimillonario 
anglo-frances que toman su bando, declaran: vuestra 
merced vencera a los bolcheviques y debe ayudarnos 
a nosotros, pues los alemanes no nos salvaran. Esta 
confabulacion de la burguesia de todos los paises 
contra los obreros revolucionarios y los bolcheviques 
se perfila mas cada vez y se pone al descubierto con 
descaro. Nuestra obligacion directa es indicar ese 
peligro a los obreros y a los campesinos de todos los 
paises beligerantes. 

Pondre el ejemplo de Ucrania. Pensemos en su 
situacion, pensemos que deben hacer en la situacion 
actual los obreros y los comunistas conscientes. Por 
un lado, ven la indignacion despertada contra los 
imperialistas alemanes, contra el espantoso saqueo de 
Ucrania; por otro lado, ven que parte de las tropas 
alemanas, quizas gran parte, se ha marchado. Tal vez 
se les ocurra exteriorizar el odio y la colera 
acumulados y arrojarse inmediatamente contra los 
imperialistas germanos, sin parar mientes en nada. 
Otros dicen: somos internacionalistas y debemos 
mirar desde el punto de vista de Rusia y de 
Alemania; incluso desde el punto de vista de 
Alemania sabemos que alii no se mantendra el poder, 
sabemos con seguridad que si la victoria ucraniana de 
los obreros y de los campesinos es simultanea al 
afianzamiento del poder en Rusia y a sus exitos, la 
Ucrania socialista proletaria no solo vencera, jsino 
que sera invencible! Esos comunistas ucranios 
conscientes se dicen: debemos ser muy prudentes; tal 
vez mahana se requiera de nosotros que pongamos en 
tension todas las energias y nos lo juguemos todo a 
una carta en aras de la lucha contra el imperialismo y 
las tropas alemanas. Puede que manana sea asi, mas 
hoy no; y hoy sabemos que las tropas de los 
imperialistas germanos se estan descomponiendo por 
si solas; esos comunistas saben que las tropas 
prusianas orientales y germanas editan publicaciones 
revolucionarias a la par con las publicaciones 
revolucionarias ucranias. Al mismo tiempo, nuestra 



V. I. Lenin 



tarea principal consiste en hacer propaganda en pro 
de la insurreccion ucraniana. Eso es desde el punto 
de vista de la revolucion internacional, porque el 
eslabon fundamental de esa cadena es el eslabon 
aleman, porque la revolucion alemana ha madurado 
ya, y de ella depende mas que nada el exito de la 
revolucion mundial. 

Tendremos cuidado de que nuestra intervencion 
no perjudique a la revolucion de ellos. Se deben 
comprender los cambios y el crecimiento de cada 
revolucion. En cada pais -nosotros lo hemos visto y 
experimentado y lo sabemos mejor que otros-, la 
revolucion sigue su curso peculiar, y esos cursos son 
tan distintos que pueden retrasarla uno o dos afios. La 
revolucion mundial no es tan liana que siga el mismo 
curso por doquier, en todos los paises; si fuera asi, 
haria ya mucho que habriamos triunfado. Cada pais 
debe pasar por etapas politicas determinadas. Por 
todas partes vemos el mismo empeno de los 
conciliadores, sus intentos de "salvar de la burguesia 
al pueblo", poniendose aliado de la burguesia, como 
hicieron en Rusia Tsereteli y Chernov, como hacen 
en Alemania los partidarios de Scheidemann; en 
Francia eso se hace a su manera. Y ahora, cuando la 
revolucion ha llegado a Alemania, a este pais del 
movimiento obrero mas fuerte, que se distingue por 
su organizacion y entereza, donde los obreros han 
aguantado mas tiempo, pero donde quizas hayan 
acumulado mas odio revolucionario y sepan ajustar 
mejor las cuentas a sus enemigos, la ingerencia, en 
esos sucesos, de gentes desconocedoras del ritmo de 
crecimiento de la revolucion puede perjudicar a los 
comunistas conscientes que dicen: pongo la atencion, 
ante todo, en hacer que este proceso sea consciente. 
Hoy, cuando el soldado aleman se ha persuadido de 
que, al decirle que va a defender la patria, lo envian a 
la muerte y defiende en realidad a los imperialistas 
alemanes, se acerca la hora en que la revolucion 
alemana estallara con tanta fuerza y organizacion que 
resolvera una centena de cuestiones internacionales. 
Por eso los comunistas ucranianos conscientes dicen: 
debemos darlo todo por la victoria de la revolucion 
internacional, pero hemos de comprender que 
tenemos un futuro y debemos marchar al paso de la 
revolucion alemana. 

Esas son las dificultades que yo queria mostrar 
con el ejemplo de las reflexiones de los comunistas 
ucranios, dificultades que tambien se reflejan en la 
situacion de la Rusia Sovietica. Ahora debemos decir 
que el proletariado internacional se ha despertado en 
nuestros dias y avanza a pasos agigantados, pero 
nuestra situacion es tanto mas dificil por cuanto 
nuestro "aliado" de ayer se revuelve contra nosotros, 
viendo en nosotros a su enemigo principal. Va a 
combatir ahora no contra las tropas adversarias, sino 
contra el bolchevismo internacional. Hoy, cuando en 
el frente Sur se concentran las tropas de Krasnov, y 
sabemos que han recibido proyectiles de los 



alemanes, cuando hemos desenmascarado al 
imperialismo ante todos los pueblos, las gentes que 
nos acusaron de haber concertado la paz de Brest 
enviaron a Krasnov a que tomase proyectiles a los 
alemanes y los disparase contra los obreros y los 
campesinos rusos, hoy los reciben de los 
imperialistas anglo-franceses, y al recibirlos 
comercian y revenden a Rusia al millonario que mas 
de. Por eso ahora no basta con la seguridad general 
que teniamos en que habia sobrevenido un cambio 
radical. Tenemos enemigos viejos, pero, ademas de 
ellos, se esta reuniendo a sus espaldas, y hoy 
precisamente, otra nueva ayuda para ellos. Estamos 
enterados de todo eso y observamos. Por alia por 
febrero o marzo, hace tan solo medio ano, no 
teniamos ejercito. El ejercito no podia combatir. El 
ejercito que habia soportado cuatro afios de guerra 
imperialista sin saber por que peleaba, sintiendo 
confusamente que batallaba por intereses ajenos, 
habia sido puesto en fuga y no habia fuerzas en el 
mundo que lo pudieran detener. 

Toda revolucion vale algo unicamente si sabe 
defenderse; pero no aprende en seguida a hacerlo. 
Nuestra revolucion ha sido el despertar de millones a 
una vida nueva. En febrero y marzo esos millones no 
sabian para que iban a proseguir la matanza a la que 
los habian enviado los zares y los Kerenski, matanza 
cuyo objetivo no habia sido desenmascarado hasta 
diciembre por el gobierno bolchevique. Comprendian 
claramente que esa guerra no era de ellos, y se 
necesito cerca de medio ano para que se operase un 
cambio radical, cambio que ha sobrevenido y esta 
modificando la pujanza de la revolucion. Agotadas y 
atormentadas por los cuatro afios de guerra las masas 
lo tiraban todo en febrero y marzo y clamaban por 
que se concertase la paz y se pusiera fin a la guerra. 
No estaban en condiciones de explicarse el por que 
de la guerra. Si estas masas han creado ahora en el 
Ejercito Rojo una disciplina nueva, no la impuesta 
por el palo y los terratenientes, sino la disciplina de 
los Soviets de diputados obreros y campesinos; si 
estan dispuestos hoy a hacer el mayor sacrificio; si 
entre ellos se ha constituido una cohesion nueva, eso 
se debe a que nace y ha nacido por primera vez, en la 
conciencia y sobre la experiencia de decenas de 
millones, una disciplina nueva, la disciplina 
socialista, a que ha nacido el Ejercito Rojo. Y ha 
nacido solo cuando estas decenas de millones de 
seres han visto por experiencia propia que han sido 
ellos quienes han derrocado a los terratenientes y a 
los capitalistas, que se construye una vida nueva, que 
han empezado a construirla ellos mismos y que la 
construiran si no lo impide la invasion extranjera. 

Cuando los campesinos han visto a su enemigo 
principal y empezado la lucha contra los kulaks 
rurales, cuando los obreros han expulsado a los 
fabricantes y comenzado a organizar las fabricas 
segiin el principio proletario de economia nacional, 



Sesion conjunta del CEC de toda Rusia, del soviet de Moscii, de los comites de fabrica... 



han visto toda la dificultad de la reorganizacion, pero 
han sabido llevarla a cabo; han hecho falta meses 
para poner en orden el trabajo. Esos meses han 
transcurrido, y el viraje se ha operado; paso el 
periodo de nuestra impotencia y hemos echado a 
andar a pasos agigantados; paso el periodo en que 
careciamos de ejercito, en que no habia disciplina; se 
ha creado otra nueva disciplina, y al ejercito se han 
presentado otros hombres que ofrendan su vida por 
millares. 

Eso quiere decir que la nueva disciplina y la 
alianza de camaradas nos han reeducado en la lucha 
del frente y en la lucha del campo contra el kulak. 
Este viraje que vivimos ha sido dificil, pero ahora 
notamos que las cosas se van arreglando y vamos 
pasando del socialismo sin orden, hecho por decreto, 
al socialismo verdadero. La tarea principal que se nos 
plantea es la lucha contra el imperialismo, y en esta 
lucha debemos veneer. Senalamos toda la dificultad y 
el peligro que acarrea esta lucha. Sabemos que se ha 
operado un viraje en la conciencia del Ejercito Rojo, 
que este ha empezado a tener victorias, que destaca 
de sus filas a millares de oficiales que han terminado 
los estudios en las nuevas escuelas militares 
proletarias y a millares de otros oficiales que no han 
cursado estudios algunos, excepto la cruel escuela de 
la guerra. Por eso no exageramos nada al reconocer 
el peligro, pero decimos que poseemos un ejercito; y 
este ejercito ha creado su disciplina, es capaz de 
combatir. Nuestro frente Sur no es un frente contra 
un adversario solo, es un frente contra todo el 
imperialismo anglo-frances, contra el enemigo mas 
poderoso del mundo, pero no le tememos, pues 
sabemos que no podra reducir a su propio enemigo 
interior. 

Hace tres meses se reian cuando deciamos que en 
Alemania podia estallar la revolucion, nos replicaban 
que unicamente los bolcheviques, medio locos, 
podian creer en la revolucion alemana. No solo toda 
la burguesia, sino los mencheviques y los eseristas de 
izquierda nos llamaban a los bolcheviques traidores 
al patriotismo y decian que en Alemania no podia 
haber revolucion. Mas nosotros sabiamos que alii 
hacia falta nuestra ayuda, y que para prestar esa 
ayuda deberiamos sacrificarlo todo, aceptar hasta las 
duras condiciones de la paz. Hace unos meses nos 
decian y trataban de demostrar eso, pero Alemania se 
ha transformado en estos meses de poderoso imperio 
en un arbol carcomido. La fuerza que lo ha destruido 
actiia tambien en Norteamerica y en Inglaterra, es 
aiin debil hoy, pero a cada paso que los anglo- 
franceses intentan dar en Rusia, si prueban a ocupar 
Ucrania, como han hecho los alemanes, se ira 
manifestando con mayor pujanza y sera mas temible 
aiin que la gripe espanola. 

Por eso, camaradas, repito que la tarea principal 
de cada obrero consciente estriba hoy en no ocultar 
nada a las grandes masas, que pueden desconocer 



toda la gravedad de la situacion, sino, por el 
contrario, en decirles toda la verdad. Los obreros han 
madurado para saber esa verdad. Debemos veneer no 
solo a los guardias blancos, sino al imperialismo 
mundial tambien. Debemos veneer y venceremos no 
solo a este enemigo, sino a otro mas terrible. Para eso 
hace falta mas que nada el Ejercito Rojo. Que cada 
organizacion de la Rusia Sovietica no cese de poner 
en primer piano la cuestion del ejercito. Actualmente, 
cuando todo se ha consolidado, esta en primer piano 
el problema de la guerra y del fortalecimiento del 
ejercito. Estamos seguros por completo de que 
podremos con la contrarrevolucion. Sabemos que 
contamos con fuerzas, pero tambien sabemos que el 
imperialismo anglo-frances es mas fuerte que 
nosotros y queremos que las masas obreras tengan 
una nocion clara de ello. Decimos: hay que fortalecer 
el ejercito en diez veces y mas aiin, insistir en que se 
refuerce la disciplina y en que los verdaderos jefes, 
conscientes, instruidos y organizados, decupliquen la 
atencion y los cuidados a eso, y entonces el auge de 
la revolucion internacional no se circunscribira a los 
paises que ya han sido derrotados. Ahora la 
revolucion comienza tambien ya en los paises 
vencedores. jNuestras fuerzas deben acrecentarse 
cada dia, y este acrecentamiento constante es para 
nosotros, como antes, la garantia principal y 
completa de que el socialismo internacional 
triunfara! (El discurso del camarada Lenin es 
interrumpido /nuchas veces por clamorosos Aplausos 
y termina en una ovation. Todos los asistentes se 
ponen en pie como un solo hombre y saludan aljefe 
de la revolution mundial.) 

Publicado integro en 1919 en el libro "Quinta 
legislatura del CEC de toda Rusia. Adas 
taquigrdficas ". 

T. 37,pdgs. 111-125. 



DISCURSO EN LA REUNION SOLEMNE DEL CONSEJO CENTRAL DE TODA RUSIA Y DEL 
CONSEJO DE MOSCU DE LOS SINDICATOS. 



El 6 de noviembre de 1918. 

Information periodistica. 

{Los reunidos se ponen en pie y saludan al 
camarada Lenin con prolongados y clamorosos 
aplausos.) Nos reunimos hoy -empezo el camarada 
Lenin- en decenas y centenares de mitines para 
festejar el aniversario de la Revolucion de Octubre. 
Para quienes hace tiempo participaron en el 
movimiento obrero, quienes estuvieron ligados antes 
con los bajos sectores de los obreros y tuvieron 
estrecha relacion con la fabrica es claro que el ano 
transcurrido ha sido un ano de autentica dictadura del 
proletariado. Este concepto era antes un latinajo 
libresco desconocido, una combinacion de palabras 
dificiles de comprender. Los intelectuales buscaban 
la explicacion de este concepto en doctos libros que, 
no obstante, les daban una idea muy confusa de lo 
que es la dictadura del proletariado. Y nuestro merito 
principal en el ano transcurrido estriba en que hemos 
traducido estas palabras del incomprensible latin al 
comprensible ruso. La clase obrera no se ha dedicado 
durante el ano transcurrido a lucubraciones vanas, 
sino que ha aplicado en la practica la dictadura del 
proletariado, a despecho de las mentes excitadas de 
los intelectuales. 

En Occidente ha seguido reinando el capitalismo. 
Ahora empieza alii tambien el periodo de las grandes 
revoluciones. El obrero euroccidental se esta 
acercando tambien a la dificil epoca de transicion del 
capitalismo al socialismo. Lo mismo que nosotros, 
tendra que romper todo el viejo mecanismo y 
construir otro nuevo. 

No hemos tenido que aprovechar toda la reserva 
de experiencia, conocimientos y cultura tecnica que 
poseia la intelectualidad burguesa. La burguesia se 
reia burlona de los bolcheviques, diciendo que el 
Poder sovietico dificilmente se sostendria dos 
semanas, y por eso no solo eludia el seguir 
trabajando, sino que se resistia alii donde podia y con 
todos los medios a su alcance al nuevo movimiento, a 
la nueva edificacion que rompia el viejo modo de 
vida. 

La resistencia de la burguesia aiin esta lejos de 
desaparecer. Su exasperacion aumenta cada dia, y 
con tanta mayor rapidez cuanto mas nos 
aproximamos al fin del viejo mundo capitalista. 



La situacion internacional, con motivo del 
bolchevismo, que se va reforzando y va adquiriendo 
alcance mundial, es ahora tal que contra la Republica 
Sovietica puede concertarse una alianza de 
imperialistas de todos los matices, y la resistencia de 
la burguesia puede convertirse de nacional en 
internacional. 

Como sabeis, Alemania ha expulsado de Berlin a 
nuestro embajador so pretexto de que nuestra 
representacion en Alemania hacia propaganda 
revolucionaria. Como si no hubiera sabido antes el 
Gobierno aleman que nuestra embajada introducia la 
contaminacion revolucionaria. Pero si Alemania 
callaba antes, era porque aiin estaba fuerte, porque no 
nos temia. Ahora, despues del descalabro militar, le 
damos miedo. Los generales y los capitalistas 
alemanes se dirigen a los aliados y les dicen: aunque 
nos habeis vencido, no os distraigais mucho, 
haciendo experimentos con nosotros, pues el 
bolchevismo mundial, en la lucha contra el cual os 
podemos ser utiles, os amenaza a vosotros y nos 
amenaza a nosotros. 

Y es muy posible que los imperialistas aliados se 
unan con el imperialismo aleman si, claro, este 
ultimo aiin sigue en pie por entonces, para participar 
en la cruzada unida contra Rusia. Por eso el peligro 
que nos ha rodeado a lo largo de todo el ano pasado 
es particularmente grande ahora. Pero ya no estamos 
solos. Ahora tenemos amigos en los pueblos que ya 
se han sublevado en unos sitios y se estan sublevando 
en otros, que convencen con la suficiente evidencia a 
sus gobiernos de que no quieren seguir combatiendo 
con fines de conquistas ladronescas. Mas, a pesar de 
que nos espera una nueva epoca de periodos muy 
peligrosos, seguiremos nuestra edificacion socialista. 
La experiencia del pasado nos ayudara a evitar los 
errores y nos proporcionara nuevas fuerzas para 
seguir trabajando. 

El papel de los sindicatos en la organizacion de la 
nueva administracion publica ha sido inmenso. La 
clase obrera ha mostrado que sabe, sin intelectuales 
ni capitalistas, organizar la industria. Se ha hecho 
mucho, pero aiin queda mucho por hacer. jAvanzad 
con valentia, camaradas, por el camino que habeis 
seguido hasta ahora, incorporad al trabajo a nuevos 
sectores de masas! Dad la posibilidad a todos los 



Discurso en la reunion solemne del Consejo Central de toda Rusia y del consejo de Moscu... 

obreros, aunque no sepan leer, aunque no tengan 
experiencia ni conocimientos, pero que esten ligados 
con las masas y deseen sinceramente que el nuevo 
regimen se consolide, dadles a todos ellos, sean 
afiliados al partido o no, la posibilidad de trabajar y 
estudiar en el nuevo Estado proletario, de dirigir y 
crear riquezas. 

El proletariado internacional se sublevara, 
derrocara en todas partes el capitalismo y ultimara 
nuestro trabajo, que llevara a la victoria completa del 
socialismo. (Clamorosos aplausos.) 

Publicado el 9 de noviembre de 1918 en el num. 
244 de "Izvestia del CEC de toda Rusia ". 
T. 37,pdgs. 132-134. 



VI CONGRESO EXTRAORDINARIO DE LOS SOVIETS DE TODA RUSIA DE DIPUTADOS 
OBREROS, CAMPESINOS, COSACOS Y SOLDADOS ROJOS. 



6-9 de noviembre de 1918. 

1. Discurso sobre el aniversario de la 
revolucion, 6 de noviembre. 

{La aparicion del camarada Lenin es acogida por 
una prolongada ovation. Todos se ponen en pie y 
saludan al camarada Lenin.) Camaradas: 
Conmemoramos el aniversario de nuestra revolucion 
en momentos de importantisimos acontecimientos 
del movimiento obrero internacional, cuando hasta 
los mas escepticos, hasta los que mas dudaban entre 
la clase obrera y los trabajadores ven claro que la 
guerra mundial no acabara en convenios o violencias 
del viejo gobierno y de la vieja clase dominante, la 
burguesia, que la guerra lleva no solo a Rusia, sino a 
todo el mundo, a la revolucion proletaria mundial, a 
la victoria de los obreros sobre el capitalismo, que ha 
anegado en sangre la Tierra y muestra, despues de 
todas las violencias y atrocidades del imperialismo 
aleman, la misma politica por parte del imperialismo 
anglo-frances, apoyado por Austria y Alemania. 

El dia en que celebramos el aniversario de la 
revolucion se debe lanzar una mirada al camino 
recorrido. Hubimos de empezar nuestra revolucion 
en condiciones de inusitada dificultad, en las que no 
se encontrara ninguna de las siguientes revoluciones 
obreras del mundo, y por eso es de singular 
importancia que intentemos verter luz sobre todo el 
camino que hemos recorrido y ver que hemos 
alcanzado en este tiempo y en que medida nos hemos 
preparado en este ano para nuestra tarea principal, 
para nuestra tarea verdadera, decisiva y fundamental. 
Debemos ser una parte de los destacamentos, una 
parte del ejercito proletario y socialista de todo el 
mundo. Nos hemos dado siempre cuenta de que si 
hemos tenido que empezar la revolucion, que 
dimanaba de la lucha de todo el mundo, no ha sido en 
virtud de meritos algunos del proletariado ruso o en 
virtud de que el estuviera delante de todos; antes al 
contrario, solo la debilidad peculiar, el atraso del 
capitalismo y, sobre todo, las agobiadoras 
circunstancias estrategicas y militares nos hicieron 
ocupar, por la logica de los acontecimientos, un lugar 
delante de otros destacamentos, sin esperar que estos 
se acercasen, se alzasen. Ahora hacemos el balance a 
fin de enterarnos de la medida en que nos hemos 
preparado para acercarnos a las batallas que nos 



esperan en nuestra futura revolucion. 

Y bien, camaradas, al preguntarnos que hemos 
hecho de importancia en este ano, debemos decir que 
hemos hecho lo siguiente: del control obrero, estos 
primeros pasos de la clase obrera, del manejo de 
todos los recursos del pais hemos llegado al umbral 
de la creacion de la administracion obrera de la 
industria; de la lucha de todos los campesinos por la 
tierra, de la lucha de los campesinos contra los 
terratenientes, de la lucha de caracter nacional, 
democratico y burgues hemos llegado a que en el 
campo se destaquen los elementos proletarios y 
semiproletarios, se destaquen los que mas trabajan, 
los explotados, y se comience a edificar la nueva 
vida; la parte mas oprimida del campo ha empezado 
la lucha hasta el fin contra la burguesia, incluida su 
propia burguesia rural, los kulaks. 

Sigamos: como ha dicho acertadamente el 
camarada Sverdlov, al inaugurar el congreso, de los 
primeros pasos de la organizacion sovietica hemos 
llegado al punto en que en Rusia no hay un solo 
rincon donde no se haya consolidado esta 
organizacion, donde no forme un todo con la 
Constitucion sovietica, redactada teniendo en cuenta 
la larga experiencia de lucha de todos los 
trabajadores y oprimidos. 

De nuestra completa incapacidad defensiva, de la 
ultima guerra de cuatro anos, que ha dejado en las 
masas no solo el odio de los oprimidos, sino la 
repulsa, un cansancio tremendo y una extenuacion 
que condeno la revolucion a un periodo de lo mas 
dificil y pesado, cuando estabamos indefensos ante 
los golpes del imperialismo aleman y austriaco, de 
esa incapacidad defensiva hemos pasado a tener un 
poderoso Ejercito Rojo. Por ultimo, y esto es lo mas 
importante, hemos llegado del aislamiento 
internacional, del que padeciamos en Octubre y al 
principio del ano en curso, a una situacion en la que 
nuestro unico, pero firme aliado, los trabajadores y 
oprimidos de todos los paises, se han alzado al fin, 
cuando dirigentes del proletariado euroccidental, 
como Liebknecht y Adler, dirigentes que han pagado 
con largos meses de presidio sus audaces y heroicos 
intentos de levantar la voz contra la guerra 
imperialista, vemos que estos dirigentes estan en 
libertad porque ha obligado a ponerlos en libertad la 



VI congreso extraordinario de los Soviets de toda Rusia... 



revolucion obrera de Viena y Berlin, que crece por 
instantes. Del aislamiento hemos llegado a la 
situacion de estar codo con codo y hombro a hombro 
con nuestros aliados internacionales. Eso es lo 
fundamental que hemos alcanzado este ano. Y me 
permitire detenerme brevemente a hablar de este 
camino, a hablar de esta transicion. 

Camaradas, al principio, nuestra consigna era el 
control obrero. Deciamos: a pesar de todas las 
promesas del gobierno de Kerenski, el capital 
continua saboteando la produccion del pais y 
destruyendola cada vez mas. Vemos ahora que las 
cosas marchaban hacia la disgregacion, y el primer 
paso fundamental obligatorio para todo gobierno 
socialista, obrero, debe ser el control obrero. No 
decretamos en el acto el socialismo en toda nuestra 
industria porque el socialismo puede formarse y 
afianzarse unicamente cuando la clase obrera aprenda 
a dirigir, cuando se afiance el prestigio de las masas 
obreras. Sin eso, el socialismo no pasa de ser un 
deseo. De ahi que implantaramos el control obrero, 
sabiendo que es un paso contradictorio, un paso 
incompleto, pero es necesario que los propios obreros 
emprendan la gran obra de crear la industria de un 
inmenso pais sin explotadores y contra los 
explotadores. Y, camaradas, quien ha participado 
directa e incluso indirectamente en esa obra, quien ha 
sufrido toda la opresion, todas las atrocidades del 
viejo regimen capitalista ha aprendido muchisimo. 
Sabemos que es poco lo conseguido. Sabemos que en 
el pais mas atrasado y arruinado, en el que tantas 
trabas y dificultades se ha puesto a la clase obrera, 
esta clase necesita un plazo largo para aprender a 
dirigir la industria. Estimamos que lo mas importante 
y valioso consiste en que los propios obreros han 
tornado en sus manos esta direccion, en que del 
control obrero, que debia seguir siendo caotico, 
desmembrado, artesano e incompleto en todas las 
ramas basicas de la industria, hemos llegado a la 
direccion obrera de la industria a escala nacional. 

La situacion de los sindicatos ha cambiado. Su 
tarea principal consiste ahora en enviar a 
representantes suyos a todas las Direcciones 
Generales y organismos centrales, a todas las nuevas 
organizaciones que han heredado del capitalismo una 
industria arruinada y premeditadamente saboteada y 
que han puesto manos a la obra sin la ayuda de todas 
esas fuerzas intelectuales que se plantearon desde el 
principio el objetivo de utilizar los conocimientos y 
la instruccion superior -resultado del acervo de 
conocimientos adquiridos por la humanidad- para 
frustrar la causa del socialismo, en vez de poner la 
ciencia al servicio de las masas en la organizacion de 
la economia publica, nacional, sin explotadores. Esa 
gente se ha planteado el objetivo de utilizar la ciencia 
para poner obstaculos, para estorbar a los obreros que 
han tornado en sus manos la direccion, siendo los 
menos preparados para ello. Y podemos decir que el 



obstaculo fundamental ha sido vencido. La tarea ha 
resultado extraordinariamente dificil. El sabotaje de 
todos los elementos que se inclinan hacia la 
burguesia ha sido roto. A pesar de los enormes 
impedimentos, los obreros han conseguido dar este 
paso fundamental que ha echado los cimientos del 
socialismo. No exageramos ni tememos lo mas 
minimo decir la verdad. Si, se ha hecho poco para 
alcanzar el objetivo final; pero se ha hecho mucho, 
muchisimo, para consolidar esos cimientos. Al hablar 
del socialismo, no se puede hablar de la edificacion 
consciente de los cimientos entre las mas amplias 
masas obreras en el sentido de que esas masas hayan 
tornado los libros y leido un folleto; la conciencia 
consiste en este caso en que han emprendido con su 
propia energia, con sus propias manos una obra de 
extraordinaria dificultad, han cometido millares de 
errores y han sufrido ellos mismos las consecuencias 
de cada uno de ellos, en que cada error les templaba 
y forjaba en la organizacion de la direccion de la 
industria, hoy ya realidad con firme base. Han 
llevado su labor hasta el fin. Esta labor no se 
efectuara ahora como antes; ahora, toda la masa 
obrera, no solo los jefes y los trabaj adores de 
vanguardia, sino verdaderamente los mas amplios 
sectores saben que ellos mismos edifican el 
socialismo con sus propias manos, que han colocado 
ya sus cimientos y que no hay en el interior del pais 
fuerza capaz de impedirles llevar a termino esta obra. 
Si en lo que se refiere a la industria hemos 
encontrado tan grandes dificultades, si en ese terreno 
hemos debido recorrer un camino que a muchos les 
parece largo, pero que en realidad es corto, y que nos 
ha llevado del control obrero a la administracion 
obrera, en el campo, que es el mas atrasado, hemos 
debido realizar una labor preparatoria mucho mayor. 
Y quienes han observado la vida rural, quienes han 
tenido contacto con las masas campesinas en las 
propias aldeas dicen: la Revolucion de Octubre en las 
ciudades se ha convertido en verdadera Revolucion 
de Octubre para el campo solo durante el verano y el 
otono de 1918. Y en esta cuestion, camaradas, 
cuando el proletariado petrogradense y los soldados 
de la guarnicion de esta ciudad tomaron el poder, 
sabian perfectamente que la organizacion de la nueva 
vida en el campo presentaria grandes dificultades; 
que en esta labor seria necesario avanzar de manera 
mas gradual, que constituiria el mayor absurdo 
intentar imponer por decreto y por ley el laboreo 
colectivo de la tierra; que eso podria ser aceptado por 
un insignificante numero de campesinos conscientes, 
pero que la inmensa mayoria de los campesinos no se 
planteaba esa tarea. Y por eso nos limitamos a lo que 
era absolutamente indispensable para el desarrollo de 
la revolucion: no adelantarse en modo alguno al 
desarrollo de las masas, sino esperar que el avance 
dimane de la propia experiencia de esas masas, de su 
propia lucha. En Octubre nos limitamos a barrer de 



V. I. Lenin 



un solo golpe al enemigo secular de los campesinos, 
al terrateniente feudal, al propietario de los 
latifundios. Eso era la lucha campesina general. 
Entonces aiin no existia en el seno del campesinado 
la division entre proletariado, semiproletariado, 
campesinado pobre y burguesia. Nosotros, 
socialistas, sabiamos que sin esa lucha no existiria el 
socialismo; pero sabiamos tambien que no bastaba 
que lo supieramos nosotros, que era necesario que lo 
comprendieran millones de seres, no a traves de la 
propaganda, sino como resultado de su propia 
experiencia, y por eso, cuando todo el campesinado 
en su conjunto se imaginaba la revolucion basada 
exclusivamente en el usufructo igualitario de la 
tierra, dijimos abiertamente en nuestro decreto del 26 
de octubre de 1917 que tomabamos como base el 
mandato campesino sobre la tierra. 

Dijimos claramente que ese mandato no respondia 
a nuestros puntos de vista, que eso no era 
comunismo; mas no impusimos a los campesinos lo 
que no respondia a sus puntos de vista y respondia 
exclusivamente a nuestro programa. Declaramos que 
marchabamos con ellos como con camaradas 
trabaj adores, seguros de que el desarrollo de la 
revolucion habria de conducir a la misma situacion a 
que hemos llegado y, como resultado, vemos el 
movimiento campesino. La reforma agraria se inicio 
con esa socializacion de la tierra que hemos aprobado 
nosotros mismos, con nuestros votos, diciendo 
francamente que no coincide con nuestras opiniones, 
sabiendo que la inmensa mayoria comparte la idea 
del usufructo igualitario de la tierra y no queriendo 
imponerle nada a aquella, esperando que el 
campesinado se desembarazara de eso por si mismo y 
marchara adelante. Hemos esperado todo lo 
necesario y hemos sabido preparar nuestras fuerzas. 

La ley que aprobamos entonces se basaba en los 
principios democraticos generales, en lo que une al 
campesino rico, al kulak, con el campesino pobre; el 
odio al terrateniente; se basaba en la idea general de 
la igualdad, que era, sin duda alguna, una idea 
revolucionaria contra el viejo regimen de la 
monarquia. Y de esa ley debiamos pasar a la division 
en el seno del campesinado. Aplicamos la ley de 
socializacion de la tierra con el asentimiento general. 
Esa ley fue aprobada unanimemente por nosotros y 
por los que no compartian los puntos de vista de los 
bolcheviques. En la solucion del problema de quien 
debe poseer la tierra concedimos prioridad a las 
comunas agricolas. Dejamos abierto el camino para 
que la agricultura pudiera desarrollarse, basada en los 
principios socialistas, sabiendo perfectamente que 
entonces, en octubre de 1917, no estaba en 
condiciones de emprender ese camino. Con nuestra 
preparacion hemos esperado hasta conseguir un 
gigantesco paso de importancia historica universal, 
que no ha sido dado aunen ninguno de los Estados 
republicanos mas democraticos. Ese paso lo ha dado 



este verano toda la masa campesina, incluso en las 
aldeas rusas mas apartadas. Cuando las cosas 
llegaron al desorden en el abastecimiento, al hambre; 
cuando como consecuencia de la vieja herencia y de 
los cuatro anos malditos de guerra, cuando con los 
esfuerzos de la contrarrevolucion y de la guerra civil 
nos fue arrebatada la zona mas cerealista; cuando 
todo eso alcanzo el punto culminante y el peligro del 
hambre amenazo a las ciudades, el unico baluarte de 
nuestro poder, el mas fiel y seguro, el obrero 
avanzado de las ciudades y de las zonas industriales 
marcho unanime al campo. Calumnian quienes dicen 
que los obreros marcharon al campo para dar 
principio a la lucha armada entre los obreros y los 
campesinos. Los acontecimientos refutan esa 
calumnia. Los obreros marcharon para oponer 
resistencia a los elementos explotadores del campo, a 
los kulaks, que han amasado riquezas inauditas 
especulando con el trigo mientras el pueblo se moria 
de hambre. Marcharon para ayudar a los campesinos 
trabajadores pobres, a la mayoria de la aldea. Y que 
no fueron en vano, que tendieron su mano de alianza, 
que su trabaj o preparatorio se fundi 6 con la masa, lo 
ha demostrado plenamente julio, la crisis de julio, 
cuando la sublevacion de los kulaks se extendio por 
toda Rusia. La crisis de julio termino en que en las 
aldeas se levantaron por doquier los elementos 
trabajadores explotados, se levantaron junto con el 
proletariado de las ciudades. El camarada Zinoviev 
me ha comunicado hoy por telefono que al Congreso 
regional de comites de campesinos pobres, que se 
esta celebrando en Petrogrado, asisten 18.000 
personas y que en el reinan entusiasmo y animacion 
extraordinarios. A medida que lo que ocurre en toda 
Rusia va adoptando una forma mas evidente, los 
pobres del campo, al alzarse, han visto la lucha con 
los kulaks por propia experiencia, han visto que para 
abastecer de viveres la ciudad, que para restablecer el 
intercambio de mercancias -sin el cual no puede vivir 
el campo- no se puede marchar con la burguesia rural 
y con los kulaks. Hay que organizarse aparte. Y 
nosotros hemos dado ahora el primer paso grandioso 
de la revolucion socialista en el campo. En Octubre 
no podiamos darlo. Comprendimos ese momento 
cuando pudimos ir a las masas, y ahora hemos 
logrado que haya empezado la revolucion socialista 
en el campo, que no exista una sola aldea apartada en 
la que no sepan que si el hermano rico, el hermano 
kulak especula con trigo, enfoca todos los 
acontecimientos actuales desde el viejo punto de 
vista retrogrado. 

Y bien, la economia rural, los pobres del campo, 
uniendose estrechamente a sus jefes, los obreros 
urbanos, solo ahora proporcionan los cimientos 
definitivos y firmes para la verdadera edificacion 
socialista. Solo ahora empezara en el campo la 
edificacion socialista. Solo ahora se organizaran los 
Soviets y haciendas que tiendan sistematicamente al 



VI congreso extraordinario de los Soviets de toda Rusia... 



laboreo colectivo de la tierra a gran escala, al 
aprovechamiento de los conocimientos, de la ciencia 
y de la tecnica, sabiendo que, en el terreno de la 
epoca vieja, reaccionaria y oscurantista es imposible 
hasta la cultura humana mas simple y elemental. En 
este terreno, la labor es mas dificil que en la 
industria. En este terreno son mayores aun las 
equivocaciones de nuestros comites locales y de los 
Soviets rurales. Aprenden en las equivocaciones. 
Nosotros no tememos las equivocaciones cuando las 
cometen las masas, que tienen una actitud consciente 
ante la edificacion, porque solo confiamos en la 
propia experiencia y en el propio trabajo. 

Pues bien, la mayor revolucion que nos ha traido 
en plazo tan breve al socialismo en el campo muestra 
que toda esta lucha ha sido coronada por el exito. Lo 
muestra de la manera mas evidente el Ejercito Rojo. 
Sabeis en que situacion hemos estado en la guerra 
imperialista mundial, cuando Rusia se vio en una 
situacion en la que las masas populares no podian 
soportarla. Sabemos que entonces nos vimos en la 
situacion mas desamparada. Dijimos abiertamente 
toda la verdad a las masas obreras. Denunciamos los 
tratados imperialistas secretos de la politica que sirve 
de instrumento mas grande de engano, politica que 
ahora, en Norteamerica, la republica democratica del 
imperialismo burgues mas avanzada, engana a las 
masas como nunca y les toma el pelo. Cuando el 
caracter imperialista de la guerra quedo claro para 
todos, el unico pais que desmorono hasta los 
cimientos la politica exterior secreta de la burguesia 
fue la Republica Sovietica de Rusia. Denuncio los 
tratados secretos y dijo por boca del camarada 
Trotski, dirigiendose a los paises de todo el mundo; 
os llamamos a que termineis esta guerra por via 
democratica, sin anexiones ni contribuciones, y 
decimos abiertamente y con orgullo la dura verdad, 
pero la verdad al fin y al cabo, que para acabar esta 
guerra hace falta la revolucion contra los gobiernos 
burgueses. Nuestra voz quedo sola. Por ello hubimos 
de pagar con una paz de inverosimiles dureza y 
sacrificio que nos impuso el tiranico Tratado de 
Brest, que sembro el abatimiento y la desesperacion 
entre muchos simpatizantes. Eso fue porque 
estabamos solos. Pero cumplimos con nuestro deber 
y dijimos a todos. [Tales son los fines de la guerra! Y 
si se desbordo sobre nosotros el alud del 
imperialismo aleman fue porque hacia falta un gran 
lapso para que nuestros obreros y campesinos 
llegasen a una organizacion solida. Entonces 
careciamos de ejercito; teniamos el viejo ejercito 
desorganizado de los imperialistas, que llevaban a la 
guerra por fines que los soldados no compartian y 
con los que no simpatizaban. Resulto que hubimos de 
pasar por un periodo muy doloroso. Fue un periodo 
en el que las masas debian descansar de la 
atormentadora guerra imperialista y comprender que 
empezaba otra guerra. Tenemos derecho a llamar 



guerra nuestra la guerra en que defendamos nuestra 
revolucion socialista. Eso tenian que comprenderlo 
por experiencia propia millones y decenas de 
millones. Se tardaron meses en ello. Esa conciencia 
se fue abriendo paso durante mucho tiempo y a duras 
penas. Pero en el verano de este ano quedo claro para 
todos que se habia abierto paso al fin, que el viraje se 
habia empezado, que el ejercito, producto de la masa 
popular, el ejercito, que se sacrifica, que despues de 
la sangrienta matanza de cuatro anos va otra vez a la 
guerra, para que ese ejercito combata por la 
Republica Sovietica necesita nuestro pais que el 
cansancio y la desesperacion de la masa, que va a esa 
guerra, sean sustituidos por una conciencia clara de 
que van a morir verdaderamente por su causa: por los 
Soviets obreros y campesinos, por la republica 
socialista. Eso lo hemos logrado. 

Las victorias que este verano obtuvimos sobre el 
cuerpo de ejercito checoslovaco y las noticias de las 
victorias que se reciben y alcanzan enormes 
proporciones demuestran que se ha dado un viraje y 
que la tarea mas dificil, la de formar unas masas 
socialistas organizadas y conscientes, se ha cumplido 
despues de una dolorosa guerra de cuatro anos. Esa 
conciencia ha calado hondo en las masas. Decenas de 
millones han comprendido que estan dedicados a una 
obra dificil. Y en ello esta la garantia de que, aunque 
se proponen atacarnos las fuerzas del imperialismo 
mundial, que son mas vigorosas que nosotros ahora, 
que aunque nos rodeen ahora los soldados de los 
imperialistas, que han comprendido el peligro del 
Poder sovietico y arden en deseos de asfixiarlo, a 
pesar de que decimos la verdad, de que no ocultamos 
que son mas fuertes que nosotros, no nos dejamos 
llevar por la desesperacion. 

Nosotros decimos: jAvanzamos, la Republica 
Sovietica avanza! La causa de la revolucion 
proletaria avanza con mas rapidez de lo que se 
acercan las fuerzas de los imperialistas. Estamos 
llenos de esperanza y seguridad en que defendemos 
los intereses no solo de la revolucion socialista rusa, 
sino en que hacemos la guerra en defensa de la 
revolucion socialista mundial. Nuestras esperanzas 
en la victoria crecen con mas rapidez porque crece la 
conciencia de nuestros obreros. i,Q u c era l a 
organizacion sovietica en octubre del ano pasado? 
Eran los primeros pasos. No podiamos amoldarla, 
hacerla llegar a una situacion determinada, a la 
situacion actual, y ahora tenemos la Constitucion 
sovietica. Sabemos que esta Constitucion sovietica 
fue aprobada en julio, que no ha sido inventada por 
una comision cualquiera, que no ha sido redactada 
por jurisconsultos ni copiada de otras constituciones. 
En el mundo no ha habido otras constituciones como 
la nuestra. En ella esta refrendada la experiencia de 
lucha y organizacion de las masas proletarias contra 
los explotadores asi dentro del pais como en todo el 
mundo. Tenemos en nuestro haber experiencia de 



V. I. Lenin 



lucha. (Aplausos.) Y esta experiencia es una 
confirmacion evidente de que los obreros 
organizados han creado el Poder sovietico sin 
funcionarios, sin ejercito permanente, sin privilegios 
concedidos de hecho en beneficio de la burguesia y 
han colocado en las fabricas los cimientos de la 
nueva edificacion. Nos ponemos manos a la obra, 
incorporando a los nuevos colaboradores que nos 
hacen falta para aplicar la Constitucion sovietica. 
Para ello tenemos listo personal recien reclutado, 
jovenes campesinos que debemos incorporar al 
trabajo y nos ayudaran a llevar la obra hasta el fin. 

Hablare ahora del ultimo punto en que quiero 
detenerme: de la situacion internacional. Estamos 
hombro a hombro con nuestros camaradas 
internacionales y nos hemos convencido de cuanta 
resolucion y energia ponen en expresar la seguridad 
en que la revolucion proletaria rusa seguira con ellos 
como una revolucion internacional. 

En la medida en que ha venido creciendo la 
importancia internacional de la revolucion, ha venido 
creciendo y reforzandose la rabiosa cohesion de los 
imperialistas de todo el mundo. En octubre de 1917 
consideraban nuestra republica un caso curioso al 
que no valia la pena conceder atencion; en febrero la 
consideraban un experimento socialista que no 
merecia tenerse en cuenta. Pero el ejercito de la 
Republica ha ido creciendo y fortaleciendose: ha 
cumplido la mision mas dificil de crear el Ejercito 
Rojo socialista. En virtud del avance y el exito de 
nuestra causa ha venido aumentando la resistencia y 
el odio rabiosos de los imperialistas de todos los 
paises, los cuales han hecho a los capitalistas anglo- 
franceses, que pregonaban a voz en grito su 
enemistad a Guillermo, estar a punto de unirse con 
ese mismo Guillermo en la lucha por asfixiar a la 
Republica Sovietica Socialista, ya que han visto que 
ha dejado de ser un caso curioso y un experimento 
socialista y se ha convertido en un foco verdadero, en 
un foco efectivo de la revolucion socialista mundial. 
Por eso, en la medida en que han sido mayores los 
exitos de nuestra revolucion, ha venido aumentando 
el numero de nuestros enemigos. Debemos darnos 
cuenta, sin ocultar lo mas minimo la gravedad de 
nuestra situacion, de lo que tenemos que hacer en 
adelante. Pero iremos a ello, y no vamos ya solos, 
sino con los obreros de Viena y Berlin, que se alzan a 
la misma lucha y aportaran, quizas, mayores 
disciplina y conciencia a nuestra causa comun. 

Camaradas, para mostraros como se echa encima 
de nuestra Republica Sovietica el nublado y que 
peligros nos acechan, os leere el texto completo de 
una nota que el Gobierno aleman nos ha hecho llegar 
por mediacion de su consulado: 

"Al Comisario del Pueblo para las Relaciones 

Exteriores, G. V. Chicherin, Moscii, 5 de 

noviembre de 1918. 

"Por encargo del Gobierno imperial aleman, el 



Consulado Imperial Aleman tiene el honor de 
comunicar a la Republica Federativa de Rusia lo 
que sigue: el Gobierno aleman se ha visto 
obligado a elevar por segunda vez una protesta 
con motivo de las declaraciones hechas por 
entidades oficiales rusas, las cuales, a pesar de las 
disposiciones del articulo 2 del Tratado de Paz de 
Brest, llevan a cabo una campana intolerable 
contra las instituciones publicas alemanas. 
Ademas, no considera posible limitarse a protestar 
contra dicha campana, la cual no solo viola las 
disposiciones indicadas en el tratado, sino que 
entrana una trasgresion de las habituales practicas 
internacionales. Cuando, despues de haber 
concluido el Tratado de Paz, el Gobierno 
sovietico establecio su representacion diplomatica 
en Berlin, se indico en forma clara al 
representante de Rusia, senor Ioffe, que debia 
abstenerse de hacer en Alemania agitacion o 
propaganda algunas. La respuesta de este fue que 
conocia el articulo 2 del Tratado de Brest y que 
sabia que, como representante de una potencia 
extranjera, no debia inmiscuirse en los asuntos 
internos de Alemania. Por ello, tanto el senor 
Ioffe como los organismos que de el dependen, 
gozaban en Berlin de la habitual atencion y 
confianza que se otorga a las representaciones 
extranjeras que tienen derechos de 
extraterritorialidad. Sin embargo, esta confianza 
ha sido defraudada. De un tiempo a esta parte ha 
quedado claro ya que la representacion 
diplomatica rusa ha mantenido estrecho contacto 
con determinados elementos que actuan para 
derrocar el regimen estatal de Alemania y, 
utilizando dichos elementos, ha mostrado interes 
en el movimiento orientado a derrocar el regimen 
existente en Alemania. Merced al incidente 
ocurrido el 4 del mes en curso, se ha puesto en 
claro que la representacion rusa introduce en el 
pais hojas volantes que exhortan a la revolucion, 
tomando asi incluso parte activa en los 
movimientos que tienen como objetivo derribar el 
regimen existente y abusando con ello del 
privilegio de utilizar correos diplomaticos. Debido 
al deterioro causado durante el transporte a uno de 
los cajones del equipaje oficial del correo ruso 
que llego ayer a Berlin, se ha comprobado que 
contenia hojas volantes revolucionarias impresas 
en aleman y destinadas a ser distribuidas en 
Alemania. La actitud adoptada por el Gobierno 
sovietico ante la manera de resarcir el asesinato 
del Embajador imperial, conde de Mirbach, es un 
motivo mas de queja para el Gobierno aleman. El 
Gobierno ruso prometio solemnemente hacer 
cuanto estuviera a su alcance para castigar a los 
culpables. Sin embargo, el Gobierno aleman no ha 
podido registrar indicio alguno de que se haya 
iniciado la busqueda o el castigo de los culpables 



VI congreso extraordinario de los Soviets de toda Rusia... 



o de que se haya propuesto hacerla. Los asesinos 
huyeron del edificio, el cual estaba acordonado 
por agentes de la seguridad publica del Gobierno 
ruso. Los instigadores del crimen, que han 
reconocido publicamente haberlo planeado y 
preparado, siguen hasta el dia de hoy gozando de 
impunidad, y a juzgar por las noticias recibidas, 
incluso han sido amnistiados. El Gobierno aleman 
protesta contra esta violacion del tratado y del 
derecho publico y ha de exigir del Gobierno ruso 
garantias de que en adelante se evitara toda 
agitacion y propaganda que vulnere el Tratado de 
Paz. Ha de insistir, ademas, en que se purgue el 
asesinato del Embajador, conde de Mirbach, 
castigando a los homicidas y quienes los 
instigaron. El Gobierno aleman ha de solicitar del 
Gobierno de la Republica Sovietica que retire a 
sus representantes diplomaticos y otros que tenga 
en Alemania mientras no se hayan satisfecho 
estos requerimientos. Hoy se ha comunicado al 
representante de Rusia en Berlin que se pondra a 
su disposicion un tren expreso para que pueda 
salir del pais el personal diplomatico y consular, 
asi como los demas representantes oficiales de 
Rusia que se encuentran en la capital alemana; el 
tren partira manana por la tarde, y se tomaran 
todas las medidas pertinentes para que todo el 
personal pueda llegar sin obstaculos hasta la 
frontera rusa. Se ruega al Gobierno sovietico que 
se preocupe a la vez de dar a los representantes 
alemanes que se encuentran en Moscii y 
Petrogrado la posibilidad de abandonar el pais, 
observando todos los requisitos que impone el 
deber de cortesia. Se pondra en conocimiento de 
los otros representantes de Rusia que se 
encuentren en Alemania, asi como de los 
representantes oficiales alemanes que se hallen en 
otros lugares de Rusia, que deben emprender el 
viaje en el plazo de una semana, los primeros para 
Rusia, y los segundos para Alemania. El Gobierno 
aleman se permite manifestar que confia en que su 
personal oficial mencionado en ultimo orden 
gozara tambien, en el momento de partir, de las 
debidas atenciones que impone la cortesia, y en 
que a los subditos alemanes o personas acogidas a 
la jurisdiccion alemana, en caso de que lo 
solicitaran, se les permitira abandonar el pais sin 
inconvenientes". 

Camaradas, todos estamos al cabo de la calle de 
que el Gobierno aleman sabia de sobra que en la 
Embajada rusa eran bien recibidos los socialistas 
alemanes, y no los partidarios del imperialismo 
aleman, gente que nunca traspuso los umbrales de la 
Embajada rusa. Sus amigos eran los socialistas 
adversarios de la guerra que simpatizaban con Carlos 
Liebknecht. Desde que se establecio la Embajada, 
ellos fueron sus visitantes, y solo con ellos 
mantuvimos relaciones. De todo eso estaba muy bien 



enterado el Gobierno aleman, que vigila a cada 
representante de nuestro Gobierno con tanto celo 
como lo hacia Nicolas II con nuestros camaradas. Y 
si el Gobierno aleman adopta ahora esa actitud no es 
porque haya cambiado algo, sino porque antes se 
creia mas fuerte y no temia que las llamas de una 
casa incendiada en las calles de Berlin se propagaran 
a toda Alemania. El Gobierno aleman ha perdido la 
cabeza y piensa apagar el incendio, que abarca a todo 
el pais, dirigiendo sus extintores policiacos a una sola 
casa. (Clamorosos aplausos.) 

Esto es simplemente ridiculo. Si el Gobierno 
aleman se dispone a anunciar la ruptura de las 
relaciones diplomaticas, declaramos que nosotros lo 
sabiamos y que orienta todos sus esfuerzos a 
concertar una alianza con los imperialistas anglo- 
franceses. Sabemos que el gobierno de Wilson ha 
recibido numerosos telegramas con la peticion de que 
no se retiren las tropas alemanas de Polonia, Ucrania, 
Estlandia y Liflandia, pues, aunque esos imperialistas 
son enemigos del imperialismo aleman, dichas tropas 
cumplen una mision de ellos: la de reprimir a los 
bolcheviques. Podran retirarse solo cuando lleguen 
alii "tropas liberadoras" de la Entente para 
estrangular a los bolcheviques. 

Eso lo sabemos de sobra: por ese lado nada nos 
pillara por sorpresa. Deciamos solo que ahora, 
cuando Alemania esta en llamas y toda Austria arde, 
cuando se han visto obligados a poner en libertad a 
Liebknecht y permitirle ir a la Embajada rusa, donde 
se celebraba una reunion general de socialistas rusos 
y alemanes encabezada por Liebknecht, el paso dado 
por el Gobierno aleman no es tanto una prueba de 
que quiere luchar, sino mas bien de que ha perdido 
totalmente la cabeza y que va, desesperado, de un 
lado a otro en busca de una solucion, porque contra 
Alemania avanza el enemigo mas encarnizado, el 
imperialismo anglo-norteamericano, un enemigo que 
aplasto a Austria con una paz cien veces mas 
expoliadora que la paz de Brest. Alemania 
comprende que estos liberadores tambien quieren 
aplastarla a ella, despedazarla y martirizarla. Al 
mismo tiempo, se alza el obrero aleman. El ejercito 
aleman no resulto ineficaz y sin capacidad de 
combatir porque se hubiera relajado su disciplina, 
sino porque los soldados, que se negaban a pelear 
fueron trasladados del frente oriental al occidental de 
Alemania y llevaron con ellos lo que la burguesia 
llama bolchevismo mundial. 

Esa es la causa de que el ejercito aleman no 
tuviese capacidad de combate y de que este 
documento sea la mejor prueba del desconcierto del 
Gobierno de Alemania. Afirmamos que dicho 
documento motivara la ruptura de las relaciones 
diplomaticas, y quizas lleve incluso a la guerra si 
dicho gobierno cuenta con fuerzas para dirigir tropas 
de guardias blancos. Por eso hemos enviado a todos 
los Soviets de diputados un telegrama que termina en 



V. I. Lenin 



una exhortation a estar alerta, a prepararse y poner 
en tension todas las fuerzas, pues esto es otra prueba 
de que el imperialismo internacional se propone el 
objetivo principal de dar al traste con el bolchevismo. 
Ello significa veneer no solo a Rusia, sino tambien, 
en cada pais, a los obreros propios. Mas no lo 
conseguiran, aunque empleen las mayores brutalidad 
y violencia en alcanzar su proposito. Estas fieras se 
preparan, preparan una campana contra Rusia desde 
el Sur, a traves de los Dardanelos, o por Bulgaria y 
Rumania; negocian para formar un ejercito de 
guardias blancos en Alemania y lanzarlo contra 
Rusia. Nos damos perfecta cuenta de este peligro y 
decimos con franqueza: camaradas, el ano de trabajo 
que hemos realizado no ha sido en vano; hemos 
colocado los cimientos y nos hallamos ante batallas 
decisivas que lo seran de verdad. Pero no avanzamos 
solos: el proletariado de Europa Occidental se ha 
alzado y no ha dejado piedra sobre piedra en Austria- 
Hungria. El gobierno de ese pais es tan flojo, esta tan 
desconcertado y ha perdido tanto la cabeza como el 
gobierno de Nicolas Romanov a fines de febrero de 
1917. Nuestra consigna debe ser: jponed una vez mas 
todas las fuerzas en la lucha, sin olvidar que nos 
aproximamos a la batalla final, a la batalla decisiva 
en aras de la revolucion socialista mundial, y no solo 
de la rusa! 

Sabemos que las fieras del imperialismo son 
todavia mas fuertes que nosotros, que pueden volcar 
sobre nosotros y nuestro pais las violencias, las 
atrocidades y tormentos mas desenfrenados, pero no 
pueden veneer a la revolucion mundial. Estan 
posesos de un odio cerril, y por ello nos decimos a 
nosotros mismos: pase lo que pase, cada obrero y 
cada campesino de Rusia cumplira con su deber y 
entregara la vida si asi lo exige la defensa de la 
revolucion. Decimos: pase lo que pase, cualesquiera 
que sean las calamidades que nos envien los 
imperialistas, no se salvaran. jEl imperialismo 
sucumbira, y la revolucion socialista internacional 
triunfara contra viento y marea! (Clamorosos 
aplausos que se transforman en prolongada 
ovation.) 

2. Discurso sobre la situation internacional, 8 
de noviembre. 

(Prolongados aplausos.) Camaradas: Desde el 
comienzo mismo de la Revolucion de Octubre, el 
problema de la politica exterior y las relaciones 
internacionales ha sido para nosotros el principal, y 
no solo porque el imperialismo constituye desde 
ahora un fuerte sistema solidamente cohesionado, por 
no decir un inmundo cuajaron de sangre, de todos los 
Estados del orbe, sino tambien porque la victoria 
completa de la revolucion socialista es inconcebible 
en un solo pais, pues requiere la colaboracion mas 
energica, por lo menos, de varios paises avanzados, 
entre los cuales no podemos incluir a Rusia. De ahi 



que uno de los problemas principales de la 
revolucion sea determinar en que grado 
conseguiremos que esta se extienda tambien a otros 
paises y en que medida lograremos hasta entonces 
rechazar al imperialismo. 

Me permitire recordaros con la mayor brevedad 
las principales etapas de nuestra politica 
internacional en el ano transcurrido. Como ya he 
dicho en el discurso pronunciado en el aniversario de 
la revolucion, el signo descollante de nuestra 
situation hace un ano era nuestro aislamiento. Por 
muy persuadidos que estuvieramos de que en toda 
Europa se estaba acumulando y se habia llegado a 
acumular una fuerza revolucionaria y de que la 
guerra no acabaria sin revolucion, entonces no 
existian sintomas de que esta hubiese comenzado o 
estuviese a punto de comenzar. En esta situation no 
nos quedaba otra salida que orientar los esfuerzos de 
nuestra politica exterior a instruir a las masas obreras 
de Europa Occidental, mas no en el sentido de 
ensenarles que pretendiamos tener mejor preparation 
que ellas, sino en el de que, mientras no sea 
derrocada la burguesia en un pais, en el imperan la 
censura militar y el inaudito y sangriento engano que 
acompanan a toda guerra, sobre todo si es una guerra 
reaccionaria. Sabeis muy bien que en los paises 
republicanos, los mas democraticos, la guerra 
significa la censura militar y los inauditos metodos 
que la burguesia y sus Estados Mayores burgueses 
emplean para enganar al pueblo. Nuestra mision era 
participar a los otros pueblos lo que en este sentido 
habiamos alcanzado. Hicimos a este respecto cuanto 
pudimos cuando anulamos y dimos a la publicidad 
los ignominiosos tratados secretos que el ex zar habia 
concertado en provecho de sus capitalistas con los 
capitalistas de Inglaterra y Francia. Sabeis que esos 
tratados eran expoliadores de cabo a rabo. Sabeis que 
el gobierno de Kerenski y de los mencheviques 
guardo en secreto estos tratados y los ratifico. A 
titulo de exception podemos leer en la prensa algo 
honesta de Inglaterra y Francia que solo gracias a la 
revolucion rusa han llegado los franceses y los 
ingleses a enterarse de muchas cosas importantes de 
la historia de su diplomacia. 

Naturalmente, hemos hecho muy poco desde el 
punto de vista de la revolucion social en suma, pero 
lo que hemos hecho ha sido uno de los mayores 
pasos dados en su preparation. 

Si ahora intentasemos abarcar de una ojeada los 
resultados que nos brinda el desenmascaramiento del 
imperialismo aleman, veriamos que los trabajadores 
de todos los paises tienen hoy claro y patente el 
hecho de que la guerra que se les obligo a hacer fue 
sangrienta y de rapina. Y al final de este ano de 
guerra comienza identico desenmascaramiento de la 
conducta de Inglaterra y Norteamerica, porque las 
masas abren los ojos y empiezan a comprender el 
fondo de los designios de ambos Estados. Esto es 



VI congreso extraordinario de los Soviets de toda Rusia... 



todo lo que hemos hecho, pero esta ha sido tambien 
nuestra contribucion. La denuncia de esos tratados 
fue un golpe para el imperialismo. Las condiciones 
de paz que nos vimos obligados a suscribir fueron un 
arma muy poderosa en el sentido de la propaganda y 
la agitacion, y, al aceptarlas, hicimos mucho mas que 
cualquier gobierno, que cualquier pueblo. Si bien es 
cierto que nuestra tentativa de despertar a las masas 
no dio resultados inmediatos, no lo es menos que 
jamas supusimos que o la revolucion comenzaba en 
seguida o que todo estaba perdido. Durante los 
ultimos quince anos hemos hecho dos revoluciones y 
hemos visto claramente el periodo que han tenido 
que recorrer antes de prender en las masas. Vemos 
una confirmacion del aserto en los ultimos 
acontecimientos de Austria y Alemania. Deciamos 
que no confiabamos en llegar, en alianza con las 
fieras imperialistas, a convertirnos en fieras como 
ellos; no, nosotros confiabamos en despertar al 
proletariado de los paises del bando contrario. Nos 
respondian con burlas, diciendonos que nos 
proponiamos despertar al proletariado de Alemania, 
el cual nos estrangularia, en tanto que nosotros nos 
preparabamos para impugnarlo con propaganda. Pero 
los hechos han venido a demostrar que teniamos 
razon cuando confiabamos en que las masas 
trabajadoras de todos los paises eran igualmente 
hostiles al imperialismo. Lo unico que se precisa es 
darles cierto tiempo para que se preparen, pues el 
pueblo ruso, a pesar de que mantenia vivo el 
recuerdo de la revolucion de 1905, necesito tambien 
un periodo prolongado para alzarse de nuevo a la 
revolucion. 

Antes de la paz de Brest hicimos cuanto pudimos 
para asestar un golpe al imperialismo. Si la historia 
del desarrollo de la revolucion proletaria no ha 
borrado esto y si la paz de Brest nos obligo a 
replegarnos ante el imperialismo, eso ocurrio porque 
en enero de 1918 no estabamos aiin bastante 
preparados. El destino nos condeno a marchar solos y 
hemos atravesado una epoca penosa despues de la 
paz de Brest. 

Camaradas, los cuatro anos que hemos pasado de 
guerra mundial han traido la paz, pero esta ha sido 
una paz impuesta por la violencia. Mas incluso esta 
paz impuesta por la violencia ha demostrado en 
defmitiva que teniamos razon y que nuestras 
esperanzas tenian fundamento. Hemos venido 
cobrando fuerzas de mes en mes, al tiempo que se 
debilitaba el imperialismo de Europa Occidental. 
Ahora vemos como consecuencia que Alemania, la 
cual hace medio aho no tenia en nada a nuestra 
Embajada y creia que alii no podia ni existir una 
simple casa roja, se debilita, al menos en los tiempos 
postreros. El ultimo telegrama informa de que el 
imperialismo aleman exhorta a las masas a que 
mantengan la calma y les dice que la paz esta 
proxima. Conocemos el significado de los 



llamamientos de los emperadores a mantener la 
tranquilidad y de sus promesas, que no pueden 
cumplir, para un futuro proximo. Si Alemania 
obtiene pronto la paz, sera para ella una paz de Brest 
que, en lugar de paz, reportara a las masas 
trabajadoras sufrimientos mayores que hasta ahora. 

Los resultados de nuestra politica internacional 
han sido tales que, medio ano despues de la paz de 
Brest, eramos un pais destrozado desde el punto de 
vista de la burguesia, pero emprendimos el camino 
de un rapido desarrollo desde el punto de vista 
proletario y hoy nos encontramos a la cabeza del 
ejercito proletario que ha comenzado a hacer 
tambalearse a Austria y Alemania. Este exito ha 
revalidado y justificado plenamente a los ojos de 
cada representante de las masas proletarias todos los 
sacrificios hechos. Si nos arrollasen de golpe - 
supongamos que se pusiera fin a nuestra actividad, 
cosa que no puede suceder porque no hay milagros-, 
si, a pesar de todo, eso ocurriese, tendriamos derecho 
a decir, sin ocultar los errores cometidos, que 
habiamos aprovechado totalmente en beneficio de la 
revolucion socialista mundial el tiempo que el 
destino nos habia deparado. Todo lo hemos hecho en 
bien de las masas trabajadoras de Rusia, y hemos 
hecho mas que nadie por la revolucion proletaria 
mundial. (Aplausos.) 

Camaradas, en los ultimos meses, en las ultimas 
semanas, la situacion internacional viene cambiando 
de manera tan brusca que el imperialismo aleman se 
ha visto casi aniquilado. Todas las esperanzas puestas 
en Ucrania, con las que el imperialismo aleman 
alimento a sus trabaj adores a fuerza de promesas, han 
sido meras promesas. Ha resultado que el 
imperialismo norteamericano se prepare, y el golpe 
lo ha recibido Alemania. Se ha creado una situacion 
completamente distinta. No nos haciamos ningunas 
ilusiones. Despues de la Revolucion de Octubre 
eramos mucho mas debiles que el imperialismo, y 
seguimos siendo mas debiles que el imperialismo 
internacional: esto es algo que debemos repetirlo 
ahora tambien para no enganarnos; despues de la 
Revolucion de Octubre eramos mas debiles y no 
podiamos aceptar el combate. Ahora tambien somos 
mas debiles y debemos hacer cuanto se necesite para 
evitar el combate con el. 

Pero si hemos conseguido mantenernos en pie un 
ano despues de la Revolucion de Octubre, debemos 
agradecerlo a que el imperialismo internacional 
estaba dividido en dos grupos de fieras: los anglo- 
franco-norteamericanos y los germanos, enzarzados 
en una contienda a vida o muerte entre ellos, lo que 
les impedia ocuparse de nosotros. Ninguno de estos 
dos grupos podia lanzar todas sus fuerzas 
importantes contra nosotros; pero, claro esta, ambos 
lo habrian hecho si hubiesen podido. La guerra y los 
rios de sangre les nublaban la vista. Los sacrificios 
materiales necesarios para la guerra exigian poner en 



V. I. Lenin 



tension hasta el extremo las fuerzas. No podian 
ocuparse de nosotros, y no porque fuesemos por arte 
de magia mas fuertes que los imperialistas, no, jeso 
es una tonteria!, sino gracias exclusivamente a que el 
imperialismo internacional estaba dividido en dos 
grupos de fieras empenados en estrangularse 
mutuamente. Solo a esto debemos que la Republica 
Sovietica pudiese proclamar abiertamente la lucha 
contra los imperialistas de todos los paises, 
arrebatandoles los capitales invertidos en los 
emprestitos exteriores, dandoles un bofeton en pleno 
rostro, atentando a la vista de todos contra su bolsillo 
de saqueadores. 

Se acabo el periodo de las declaraciones que 
haciamos entonces con motivo de las notas de los 
imperialistas alemanes, se acabo a pesar de que el 
imperialismo mundial no pudo lanzarse contra 
nosotros como debio hacerlo, llevado de su hostilidad 
y de su codicia de beneficios capitalistas, 
acrecentados hasta lo inaudito por la guerra. Antes de 
que los imperialistas angloamericanos venciesen al 
otro grupo, unos y otros estaban ocupados de lleno en 
la lucha entre si y, por lo mismo, tuvieron que 
desistir de emprender una campana energica contra la 
Republica Sovietica. El otro grupo ya no existe: ha 
quedado un solo grupo, el de los vencedores. Esto ha 
hecho cambiar por completo nuestra situacion 
internacional y debemos tenerlo en cuenta. Los 
hechos indican que relacion guarda este cambio con 
el desarrollo de la situacion internacional. Los paises 
derrotados asisten ahora a la victoria de la revolucion 
obrera, pues para todos es evidente el enorme 
desarrollo de esta. Cuando tomamos el poder en 
Octubre, no eramos en Europa mas que una chispa 
aislada. Por cierto, las chispas se multiplicaron, y 
estas chispas procedian de nosotros. Tal fue la obra 
colosal que conseguimos realizar, pero, no obstante, 
eran chispas sueltas. Hoy, en cambio, en la mayoria 
de los paises incluidos en la esfera del imperialismo 
germano-austriaco se ha declarado el incendio 
(Bulgaria, Austria, Hungria). Sabemos que, despues 
de Bulgaria, la revolucion se propago a Serbia. 
Sabemos que estas revoluciones obreras y 
campesinas pasaron por Austria y llegaron hasta 
Alemania. Toda una serie de paises esta envuelta en 
las llamas de la revolucion obrera. En este sentido no 
han sido esteriles nuestros esfuerzos y sacrificios. Ni 
han sido una aventura, como decian para 
calumniarnos nuestros enemigos, sino un transito 
necesario para la revolucion internacional, un transito 
por el que debia pasar nuestro pais, puesto en cabeza 
de todos a pesar de su deficiente desarrollo y de su 
atraso. 

Este es uno de los resultados, el mas importante 
desde el punto de vista del desenlace definitive) de la 
guerra imperialista. El otro resultado, el que he 
senalado al comienzo, es que el imperialismo 
angloamericano ha comenzado ahora a 



desenmascararse como lo hizo en otro tiempo el 
austro-aleman. Vemos que si Alemania se hubiese 
dominado un poco durante las negociaciones de 
Brest, dando pruebas de sangre fria y no 
embarcandose en aventuras, habria podido conservar 
su supremacia y crear, sin duda, una situacion 
favorable para ella en Occidente. No lo hizo porque, 
una vez puesta en marcha la maquina de la guerra de 
millones y decenas de millones de hombres, guerra 
que ha excitado hasta lo indecible las pasiones 
chovinistas, guerra que esta ligada con los intereses 
capitalistas, que se cuentan por cientos de miles de 
millones de rublos, no hay freno que pueda pararla. 
Esta maquina ha ido mas alia de lo que los propios 
imperialistas alemanes querian y los ha aplastado. Se 
han atascado, les ha pasado como a aquel que revento 
de un atracon. Y ahora aparece ante nosotros el 
imperialismo ingles y norteamericano en ese mismo 
estado, nada atractivo, pero muy util desde el punto 
de vista del proletariado revolucionario. Se podria 
pensar que los imperialistas ingleses y 
norteamericanos tienen bastante mas experiencia 
politica que Alemania. Estos dos paises estan 
acostumbrados al gobierno democratico, y no a la 
gobernacion despotica de los terratenientes; hace ya 
siglos que atravesaron el periodo mas dificil de su 
historia. Se podria pensar que esa gente conservaria 
la sangre fria. Si reflexionasemos desde el punto de 
vista individual acerca de si son capaces o no de 
conservar la serenidad, si reflexionasemos desde el 
punto de vista de la democracia en general, como 
filisteos de la burguesia, como catedraticos que nada 
han comprendido de la lucha del imperialismo y de la 
clase obrera, si reflexionasemos desde el punto de 
vista de la democracia en general tendriamos que 
decir que Inglaterra y Norteamerica son paises donde 
la democracia ha cursado una escuela de siglos y que 
alii la burguesia sabra sostenerse. Si ahora esa 
burguesia se sostuviese mediante la aplicacion de 
ciertas medidas, seria, en todo caso, por un plazo 
bastante prolongado. Pero resulta que con ellos se 
repite lo mismo que ocurrio con la Alemania 
militarista y despotica. En esta guerra imperialista 
existe una enorme diferencia entre Rusia y los paises 
republicanos. La guerra imperialista es tan 
sangrienta, feroz y bestial que ha borrado incluso 
estas acusadisimas diferencias; en este sentido ha 
igualado a la liberrima democracia de Norteamerica 
con la Alemania semicastrense y despotica. 

Vemos que Inglaterra y Norteamerica, paises que 
tenian mas posibilidades que otros de seguir siendo 
Estados democraticos, han perdido todo sentido de la 
medida con el mismo desenfreno y la misma 
insensatez que Alemania en su tiempo, por lo que se 
acercan con rapidez identica y tal vez mayor aun al 
mismo final a que ha llegado con tanta facilidad el 
imperialismo aleman. Al principio, el imperialismo 
aleman se inflo hasta lo inverosimil a expensas de las 



VI congreso extraordinario de los Soviets de toda Rusia... 



tres cuartas partes de Europa, y echo grasas para 
luego reventar, dejando un hedor insoportable. A este 
mismo final se encamina ahora a paso acelerado el 
imperialismo ingles y norteamericano. Para 
convencerse de ello basta lanzar, aunque solo sea, 
una rapida ojeada a las condiciones de armisticio y 
de paz que ahora proponen a los pueblos vencidos los 
ingleses y norteamericanos, los cuales se presentan 
como los "redentores" de los pueblos que habian 
caido en las garras del imperialismo aleman. 
Tomemos el caso de Bulgaria. Cabria pensar que un 
pais como Bulgaria no podia infundir miedo a un 
coloso como el imperialismo angloamericano. Sin 
embargo, la revolucion en este pais pequeno, debil e 
indefenso por completo ha hecho que los ingleses y 
norteamericanos pierdan la cabeza y le dicten unas 
condiciones de armisticio equivalentes a la 
ocupacion. En Sofia, importante nudo ferroviario y 
capital de este pais, donde ha sido proclamada la 
Republica campesina, todos los ferrocarriles estan 
ocupados por las tropas angloamericanas. Tienen que 
luchar contra la Republica campesina de un pequeno 
pais. Desde el punto de vista militar, esta es una 
nimiedad. Las gentes que se atienen al punto de vista 
de la burguesia, vieja clase dominante, y de las viejas 
relaciones militares, se limitan a sonreirse, haciendo 
una mueca de desprecio y diciendo: i,Que puede este 
pigmeo -Bulgaria- contra las fuerzas 
angloamericanas? Desde el punto de vista militar, 
nada; pero desde el punto de vista revolucionario, 
muchisimo. No se trata de una colonia, donde los 
vencidos, siguiendo la costumbre, son degollados por 
millones: los ingleses y los norteamericanos llaman a 
eso implantar el orden, llevar la civilizacion y el 
cristianismo a los salvajes africanos. Bulgaria no es 
para ellos el Africa Central; por fuerte que sea el 
ejercito angloamericano, sus soldados se 
descomponen en Bulgaria cuando entran en contacto 
con la revolucion. Que esto no es una frase vacia lo 
demuestra Alemania. En Alemania, al menos en el 
sentido de la disciplina, los soldados eran un modelo. 
Cuando los alemanes iban a Ucrania, aqui, ademas de 
la disciplina, actuaron otros factores. Los soldados 
alemanes hambrientos buscaban trigo, y era inutil 
exigir de ellos que no robasen demasiado. Como 
sabemos, fue en este pais donde mas se contagiaron 
del espiritu de la revolucion rusa. Esto lo comprendio 
perfectamente la burguesia de Alemania, y esto fue 
lo que obligo a Guillermo a dar bandazos de un lado 
a otro. Se equivocan los Hohenzollern si creen que 
Alemania derramara ni siquiera una gota de sangre 
por sus intereses. Este ha sido el resultado de la 
politica del imperialismo aleman, armado hasta los 
dientes. Y esto se repite ahora en Inglaterra. Ya 
comienza la descomposicion en el ejercito 
angloamericano; comenzo desde que ese ejercito 
inicio sus brutalidades en Bulgaria. Pero esto no es 
mas que el comienzo. Detras de Bulgaria ha ido 



Austria. Permitidme que lea varios puntos de las 
condiciones que dictan los vencedores imperialistas 
angloamericanos . Son los que mas han gritado para 
convencer a las masas trabajadoras de que ellos 
hacian una guerra liberadora y de que su objetivo 
principal era aplastar al militarismo prusiano, el cual 
amenazaba con extender el regimen cuartelero a 
todos los paises. Se hartaron de gritar que sostenian 
una guerra de liberacion. Pero no era verdad. Como 
sabeis, cuando los abogados de la burguesia, esos 
parlamentarios adiestrados toda la vida a embaucar 
sin sentir el menor sonrojo, tuvieron que enganarse 
unos a otros, les fue facil hacerlo; pero cuando se 
trata de embaucar a los obreros, este engano les 
cuesta caro. Estos personajes de Inglaterra y 
Norteamerica son unos politicastros, son unos 
parlamentarios, duchos en tretas de ese tipo. Pero de 
nada les valdran sus anagazas. Las masas obreras, 
que ellos arrastraron en nombre de la libertad, no 
tardaran en darse cuenta del fraude, y eso se dejara 
sentir tambien cuando dichas masas vean a gran 
escala, y no por efecto de proclamas, las cuales 
coadyuvan a la revolucion, pero no son el factor que 
verdaderamente la mueve, sino por propia 
experiencia, que las enganan, cuando conozcan las 
condiciones de paz con Austria. 

jEsa es la paz que ahora imponen a un Estado 
relativamente debil, que ya atraviesa un proceso de 
disgregacion, los mismos que gritaban que los 
bolcheviques eran unos traidores porque suscribian la 
paz de Brest! Cuando los alemanes quisieron lanzar a 
sus soldados contra Moscii, declaramos que 
sucumbiriamos todos en el combate antes de 
consentirlo. {Aplausos.) Dijimos que serian grandes 
los sacrificios que tendrian que hacer las regiones 
ocupadas, pero todo el mundo sabe como la Rusia 
Sovietica les ayudo y las abastecio de todo lo 
necesario. Ahora, las tropas democraticas de 
Inglaterra y Francia habran de servir "para mantener 
el orden", y esto se dice en un momento en que en 
Bulgaria y Serbia hay Soviets de diputados obreros, 
en un momento en que en Viena y Budapest hay 
Soviets de diputados obreros. Todos sabemos de que 
orden se trata. Eso quiere deck que a las tropas 
angloamericanas se les asigna el papel de 
estranguladores y verdugos de la revolucion mundial. 



* En la informacion periodistica del discurso de Lenin 
publicada en el num. 243 de Pravda el 10 de 
noviembre de 1918 se citaban las siguientes 
condiciones: "Desmovilizacion total de Austria- 
Hungria. La mitad de los pertrechos de artilleria se 
debera entregar a los aliados. Todas las regiones 
evacuadas seran ocupadas por los aliados. Las tropas 
angloamericanas deberan mantener alii el orden. Los 
aliados podran desplazarse libremente por todos los 
ferrocarriles y vias fluviales. Los aliados tendran 
derecho a efectuar requisas". (TV. de la Edit.) 



V. I. Lenin 



Camaradas, cuando las tropas rusas de 
campesinos siervos marcharon en 1848 a aplastar la 
revolucion hungara, eso pudo hacerse porque estaban 
encuadradas por siervos; eso pudo hacerse tambien 
con relacion a Polonia, jpero lo que no puede ser es 
que un pueblo que goza de la libertad desde hace ya 
un siglo y al que se ha infundido el odio al 
imperialismo aleman diciendole que se trataba de una 
fiera a la que era necesario estrangular, no 
comprenda que el imperialismo angloamericano es 
otra fiera exactamente igual, a la que en justicia hay 
que estrangular de igual modo! 

Pues bien, ahora la historia, por una malevola 
ironia propia de ella, ha llegado al punto de que, 
despues de haber sido desenmascarado el 
imperialismo aleman, le llega el turno al anglo- 
frances, que se esta desenmascarando 
defmitivamente. Y nosotros declaramos ante las 
masas obreras rusas, alemanas y austriacas: jEstas de 
hoy no son las tropas rusas de campesinos siervos del 
ano 1848! jLos imperialistas recibiran su merecido! 
Pretenden reprimir a un pueblo que esta pasando del 
capitalismo a la libertad, pretenden ahogar la 
revolucion. Pero nosotros afirmamos con plena 
seguridad que ahora esta fiera ahita se despenara en 
el precipicio exactamente igual que se despeno la 
fiera del imperialismo aleman. 

Camaradas, ahora voy a hablar de lo que mas nos 
afecta. Paso a exponer las condiciones de paz que 
tiene que suscribir Alemania. Los camaradas del 
Comisariado de Negocios Extranjeros me informan 
que el Times, organo principal de la burguesia de 
Inglaterra, burguesia que goza de riquezas fabulosas 
y es de hecho la que mueve todos los hilos de la 
politica, ha publicado ya las condiciones que debera 
aceptar Alemania. Se le exige que entregue la isla de 
Helgoland y el canal de Wilhelmshafen, que entregue 
la ciudad de Essen, en la que se produce casi todo el 
material de guerra, que destruya la marina mercante, 
que entregue en el acto la Alsacia y Lorena y que 
pague sesenta mil millones de indemnizacion de 
guerra, en gran parte en especie, porque la moneda 
esta desvalorizada en todas partes, y los comerciantes 
ingleses han comenzado tambien a hacer sus 
operaciones con otra divisa. Vemos que preparan 
para Alemania una paz equivalente a una verdadera 
asfixia, una paz mas violenta que la de Brest. Desde 
el punto de vista material y desde el punto de vista de 
sus fuerzas, podrian hacerlo si no existiese en el 
mundo el bolchevismo, tan desagradable para ellos. 
Con esta paz preparan su propia ruina, pues no ocurre 
en el Africa Central, sino en paises civilizados y en 
pleno siglo XX. Si bien es verdad que la poblacion 
ucraniana es analfabeta y que el disciplinado soldado 
aleman oprimio a los ucranianos, tambien lo es que 
ahora el soldado aleman ha sepultado su vieja 
disciplina; con mayor motivo aun se buscaran la 
ruina los imperialismos ingles y norteamericano 



cuando emprendan una aventura que los conducira a 
la bancarrota politica al asignar a sus tropas el papel 
de verdugos y gendarmes de toda Europa. Llevan 
largo tiempo tratando de eliminar a Rusia; la 
campana contra ella fue concebida hace ya mucho. 
Basta recordar la ocupacion de la zona de Murmansk, 
los millones que pagaron al cuerpo de ejercito 
checoslovaco y el tratado suscrito con el Japon. 
Ahora, en virtud de otro tratado, Inglaterra ha 
arrebatado Baku a los turcos para intentar 
asfixiarnos, dejandonos sin materia prima. 

Las tropas inglesas estan dispuestas a iniciar la 
campana contra Rusia, desde el Sur o desde los 
Dardanelos, o bien a traves de Bulgaria y Rumania. 
Oprimen el cerco a la Republica Sovietica, tratan de 
cortar las relaciones economicas entre nuestra 
Republica y el resto del mundo. Para ello han 
obligado a Holanda a romper las relaciones 
diplomaticas con nosotros. Si Alemania ha expulsado 
a nuestro embajador, lo ha hecho, si no de acuerdo 
directo con la politica anglo-francesa, al menos con 
el animo de prestarles un servicio, para que los 
ingleses y franceses sean magnanimos con ella. 
Nosotros tambien -parecen decir- cumplimos las 
funciones de verdugos con relacion a los 
bolcheviques, enemigos vuestros. 

Camaradas, debemos decirnos que el balance 
principal de la situacion internacional se puede 
caracterizar, como he tenido ya ocasion de hacerlo 
estos dias, de la siguiente manera: nunca hemos 
estado tan cerca como ahora de la revolucion 
proletaria internacional . Hemos demostrado que no 
nos equivocabamos al cifrar nuestras esperanzas en 
la revolucion proletaria internacional. No hemos 
hecho en vano nuestros inmensos sacrificios en el 
orden nacional y economico. En este sentido hemos 
tenido un exito. Pero si bien es verdad que no hemos 
estado nunca tan cerca de la revolucion internacional 
como ahora, tambien lo es que jamas nos hemos 
encontrado en situacion tan peligrosa como en los 
momentos actuales. Los imperialistas estaban 
enzarzados entre ellos. Pero ahora uno de los grupos 
ha sido barrido por el grupo anglo-frances y 
norteamericano. Este ultimo se propone la mision 
principal de ahogar el bolchevismo mundial, de 
aplastar su celula principal: la Republica Sovietica de 
Rusia. Con este fin se disponen a erigir una muralla 
china que los resguarde del bolchevismo, igual que 
se busca proteccion de la peste con cuarentenas. 
Estas gentes se proponen librarse del bolchevismo, 
poniendolo en cuarentena; pero eso no se puede 
hacer. Si los senores imperialistas anglo-franceses, 
duenos de la mejor tecnica del mundo, consiguen 
levantar esa muralla china en torno a la Republica, el 
bacilo del bolchevismo cruzara los muros y 
contaminara a los obreros de todos los paises. 



Vease el presente volumen. (N. de la Edit.) 



VI congreso extraordinario de los Soviets de toda Rusia... 



(Aplausos.) 

Camaradas, la prensa del imperialismo 
euroccidental, del imperialismo anglo-frances, hace 
esfuerzos denodados para que se mantenga en 
silencio esta situacion. No hay falsedades y 
calumnias a las que no se haya recurrido contra el 
Poder sovietico. Puede afirmarse que toda la prensa 
anglo-francesa y norteamericana esta en manos de 
los capitalistas -y maneja miles de millones-, que 
toda ella obra de comun acuerdo, como asociada en 
un consorcio, para silenciar la verdad sobre la Rusia 
Sovietica, para difundir falsedades y calumnias 
contra nosotros. Mas, a pesar de que la censura 
militar es feroz desde hace anos y de que se ha 
conseguido que en la prensa de los paises 
democraticos no penetre la verdad sobre la Republica 
Sovietica, no transcurre ni una sola asamblea obrera 
de importancia en ningun pais donde no se ponga de 
relieve que las masas obreras estan al lado de los 
bolcheviques, por la sencilla razon de que no es 
posible ocultar la verdad. El enemigo nos acusa de 
que ejercemos la dictadura del proletariado: j si, no lo 
ocultamos! Y el no sentir temor de hablar 
abiertamente, atrae al lado del Gobierno sovietico a 
nuevos millones de trabaj adores, porque este ejerce 
la dictadura contra los explotadores; las masas 
trabaj adoras ven y sacan la conviccion de que la 
lucha contra los explotadores ha sido seria y sera 
llevada a cabo de modo serio. Pese a esta 
conspiracion de silencio con que nos cerca la prensa 
europea, ellos han venido hablando hasta ahora de 
que tienen un deber que cumplir, han venido 
diciendo que se lanzan contra Rusia porque Rusia se 
ha dejado conquistar por Alemania, porque Rusia es 
de hecho un agente aleman, porque los hombres 
situados al frente del gobierno en Rusia son, segiin 
ellos, agentes alemanes. En los paises de Europa 
Occidental aparecen cada mes nuevos falsificadores 
de documentos que reciben buena remuneracion por 
demostrar que Lenin y Trotski son traidores 
consumados a sueldo de los alemanes. A pesar de 
todo esto, no pueden ocultar la verdad; y a veces se 
dejan traslucir sin querer claros sintomas de que estos 
senores imperialistas no pueden sentirse muy 
seguros. L'Echo de Paris hace esta confesion: 
"Vamos a Rusia para acabar con el poder de los 
bolcheviques". Porque, segiin su posicion oficial, 
ellos no hacen la guerra a Rusia, no se inmiscuyen en 
los asuntos militares, sino que se limitan a luchar 
contra la prepotencia alemana. Nuestros 
internacionalistas franceses, que publican en Moscii 
el periodico La Troisieme Internationale, han 
reproducido esta cita, y aunque nos han aislado de 
Paris y de Francia, aunque en este sentido se ha 
levantado con extraordinaria habilidad una muralla 
china, afirmamos: senores imperialistas franceses, 
ustedes no podran defenderse de su propia burguesia. 
Naturalmente, cientos de miles de obreros franceses 



conocen esta pequena cita, y no solo esta, y ven que 
son pura mentira todas las declaraciones de sus 
gobernantes y de su burguesia. Su propia burguesia 
se va de la lengua; ellos reconocen: queremos 
destruir el poder de los bolcheviques. Despues de una 
sangrienta guerra de cuatro anos, ellos tienen que 
decir a su pueblo: marchad de nuevo a combatir 
contra Rusia para acabar con el poder de los 
bolcheviques, a los que odiamos porque nos deben 
diecisiete mil millones y no quieren pagarnoslos 103 , 
porque no tienen contemplaciones con los 
capitalistas, los terratenientes y los zares. Los 
pueblos civilizados, que se han dejado llevar a una 
situacion en que se les tiene que hablar asi, descubren 
ante todo que su politica va de capa caida y, por 
fuertes que sean en el aspecto militar, nosotros 
miramos con plena tranquilidad esta fuerza y les 
decimos: teneis en vuestra retaguardia a un enemigo 
mas temible aiin, las masas populares, a las que 
habeis venido enganando hasta ahora, y se os ha 
secado la lengua a fuerza de mentir y calumniar, 
como lo habeis hecho, contra la Rusia Sovietica. Otra 
informacion analoga procede del periodico The 
Manchester Guardian. He aqui lo que escribe este 
periodico de la burguesia inglesa en su mimero del 
23 de octubre: "Si los ejercitos aliados se quedan 
tambien en Rusia y continuan las operaciones 
militares, el linico objetivo es provocar un golpe de 
Estado en Rusia... Por eso, los gobiernos aliados 
deben poner fin a sus operaciones militares o declarar 
que estan en guerra con los bolcheviques". 

Lo repito, la importancia de esta pequena cita, que 
tiene para nosotros el valor de un llamamiento 
revolucionario, el valor de la mas vigorosa 
exhortacion revolucionaria, reside en que la 
afirmacion proviene de un periodico burgues, 
enemigo de los socialistas, pero que comprende que 
no se puede seguir ocultando la verdad. Si los 
periodicos burgueses se expresan asi, podeis 
imaginaros lo que diran y pensaran las masas obreras 
inglesas. Conoceis el lenguaje que empleaban los 
liberales en nuestro pais bajo el zarismo, antes de la 
revolucion de 1905 o de 1917. Sabeis que este 
lenguaje de los liberales significaba que estaba 
proximo el estallido de las masas proletarias 
revolucionarias. Por eso, del lenguaje de estos 
liberales burgueses ingleses deducireis cual es el 
estado de animo y que pasa en las mentes y en los 
corazones de los obreros ingleses, franceses y 
norteamericanos. De ahi que debamos decimos sin 
tapujos la cruda verdad de nuestra situacion 
internacional. La revolucion internacional esta 
proxima, pero no hay horarios que rijan su 
desarrollo; nosotros, que hemos vivido dos 
revoluciones, lo sabemos bien. Pero sabemos 
tambien que, aunque los imperialistas no pueden 
contener el desarrollo de la revolucion mundial, son 
posibles las derrotas en algunos paises y puede haber 



V. I. Lenin 



sacrificios mas duros aun. Ellos saben que Rusia esta 
atravesando el proceso doloroso de la revolucion 
proletaria, pero se equivocan si creen que, al aplastar 
un foco de la revolucion, podran aplastar la 
revolucion en otros paises. 

Por lo que se refiere a nosotros, debemos decir 
que la situacion es mas peligrosa que nunca y que 
necesitamos poner en maxima tension nuestras 
fuerzas. Despues de haber colocado solidos 
cimientos en un ano y haber creado el Ejercito Rojo 
socialista con una nueva disciplina, decimos sin 
temor a equivocarnos que podemos y debemos 
proseguir esta labor y debemos repetirlo en todas las 
asambleas, en cualquier institucion sovietica, en los 
sindicatos y en las reuniones de los comites de 
campesinos pobres: Camaradas, nos hemos 
mantenido un ano y hemos salido airosos, pero esto 
aun es poco en comparacion con el poderoso 
enemigo que nos embiste. Este enemigo es un 
enemigo universal poderoso, que ha vencido al 
mundo entero, es el imperialismo anglo-frances. 
Vamos a la lucha contra el no porque hayamos 
pensado equipararnos en el sentido economico y 
tecnico con los paises avanzados de Europa. No; pero 
sabemos que este enemigo va a caer en el precipicio 
en que se despeno el imperialismo austro-aleman; 
sabemos que este enemigo, que ahora ha envuelto en 
sus mallas a Turquia, se ha apoderado de Bulgaria y 
esta empenado en ocupar toda Austria-Hungria y en 
implantar un regimen zarista y policiaco, sabemos 
que camina hacia la bancarrota. Sabemos que esto es 
un hecho historico, razon por la cual, sin proponernos 
en modo alguno objetivos a todas luces 
incongruentes, decimos: jPodemos rechazar al 
imperialismo anglo-frances! 

Cada paso dado en el fortalecimiento de nuestro 
Ejercito Rojo tendra como repercusion diez pasos de 
descomposicion y de revolucion en el campo de este 
adversario, que tan fuerte parece. Por eso no existe el 
menor fundamento para dejarse llevar de la 
desesperacion y del pesimismo. Sabemos que el 
peligro es grande. Tal vez nos depare el destino 
sacrificios mas dolorosos aun. Supongamos que 
puedan aplastar a un pais, pero jamas a la revolucion 
proletaria internacional: jlo que haran sera atizar mas 
aun su fuego, y todos ellos pereceran en sus llamas! 
(Prolongados Aplausos que se transforman en 
ovacion.). 

Publicado integro en 1919 en el libro "Sexto 
Congreso Extraordinario de los Soviets de toda 
Rusia. Actas taquigraficas". 

T. 37,pdgs. 135-168. 



DISCURSO EN LA INAUGURACION DEL MONUMENTO ERIGIDO A MARX Y ENGELS. 



El 7 de noviembre de 1918. 

Hoy inauguramos un monumento a los jefes de la 
revolucion obrera mundial, a Marx y Engels. 

La humanidad venia sufriendo y padeciendo 
durante siglos bajo el yugo de un punado 
insignificante de explotadores que vejaban a millones 
de trabajadores. Pero, mientras los explotadores de la 
epoca anterior, los terratenientes, expoliaban y 
sojuzgaban a los campesinos siervos de la gleba, 
divididos, diseminados y sumidos en la ignorancia, 
los explotadores de los tiempos modernos, los 
capitalistas, encontraron frente a ellos, entre las 
masas oprimidas, el destacamento de vanguardia de 
las mismas: a los obreros industrials de las ciudades, 
de las fabricas y de los talleres. La fabrica los unio, la 
vida en los centros urbanos los instruyo, la lucha 
huelguistica comun y las acciones revolucionarias los 
templaron. 

El gran merito de Marx y Engels, de importancia 
historica universal, consiste en que ellos 
demostraron, mediante un analisis cientifico, el 
hundimiento inevitable del capitalismo y su paso al 
comunismo, en el que no habra mas explotacion del 
hombre por el hombre. 

El gran merito de Marx y Engels, de alcance 
historico mundial, consiste en que ellos indicaron a 
los proletarios de todos los paises su papel, su tarea, 
su mision; alzarse los primeros en la lucha 
revolucionaria contra el capital y agrupar en esta 
lucha a todos los trabajadores y explotados en torno 
suyo. 

Nosotros vivimos en la epoca feliz en que esta 
prevision de los grandes socialistas ha comenzado a 
realizarse. Ahora todos vemos como en una serie de 
paises se vislumbra ya la aurora de la revolucion 
socialista internacional del proletariado. Los horrores 
inauditos de la carniceria imperialista entre los 
pueblos provocan en todas partes el alzamiento 
heroico de las masas oprimidas, decuplicando sus 
fuerzas en la lucha por la liberacion. 

Que los monumentos a Marx y Engels recuerden 
una y otra vez a los millones de obreros y 
campesinos que no estamos solos en nuestra lucha. A 
nuestro lado van alzandose los obreros de los paises 
mas avanzados. A ellos, como a nosotros, aun nos 
esperan duros combates. jEn la lucha comun sera 
abolida la opresion del capital y conquistado 



definitivamente el socialismo! 



242 de "Pravda" del 9 de noviembre 
se publico una breve informacion 



En el num 
de 1918 se publico una 
periodistica. Publicado integramente por primera 
vez el 3 de abril de 1924 en el num. 76 de "Pravda". 

T. 37,pags. 169-170. 



DISCURSO EN UNA REUNION DE DELEGADOS DE LOS COMITES DE CAMPESINOS 
POBRES DE LAS PROVINCIAS CENTRALES. 



El 8 de noviembre de 1918. 

Camaradas: La organizacion de los campesinos 
pobres se alza ante nosotros como la cuestion mas 
importante de nuestra edificacion interior e incluso 
como la cuestion principal de toda nuestra 
revolucion. 

La Revolucion de Octubre se planteo la tarea de 
arrancar las fabricas de manos de los capitalistas para 
convertir los instrumentos de produccion en 
patrimonio de todo el pueblo y, entregando toda la 
tierra a los campesinos, reestructurar la agricultura 
segiin los principios socialistas. 

La primera parte de la tarea ha sido mucho mas 
facil de cumplir que la segunda. En las ciudades, la 
revolucion tuvo que haberselas con la gran 
produccion, en la que estan ocupados decenas y 
centenares de miles de obreros. Las fabricas 
pertenecian a un pequeno numero de capitalistas, a 
quienes los obreros pudieron meter en cintura con 
facilidad. Los obreros tenian ya una larga experiencia 
gracias a la lucha anterior contra los capitalistas, que 
les habia ensefiado a actuar al unisono, con decision 
y organizados. Ademas, la fabrica no necesita ser 
repartida; lo importante es que toda la produccion se 
oriente de manera que redunde en beneficio de la 
clase obrera y del campesinado para que los frutos 
del trabajo no vayan a parar a manos de los 
capitalistas. 

Muy distinta es la situacion en lo que se refiere a 
la tierra. En este caso, para la victoria del socialismo 
se necesito una serie de medidas transitorias. Hacer 
de golpe una finca grande de numerosas haciendas 
pequenas de los campesinos es imposible, lo mismo 
que, naturalmente, lo es conseguir en el acto, en 
breve plazo, que la agricultura explotada de modo 
individual se convierta en social y adquiera la forma 
de gran produccion estatal, en la que los productos 
del trabajo sean disfrutados de manera justa y 
equitativa por todo el pueblo trabajador y exista el 
trabajo obligatorio general y equitativo. 

Mientras los obreros fabriles de las ciudades 
habian derribado defmitivamente a los capitalistas y 
se habian sacudido el yugo de la explotacion, en el 
campo no hacia mas que empezar la verdadera lucha 
contra ella. 

Despues de la Revolucion de Octubre hemos 



acabado con el terrateniente, le hemos quitado la 
tierra; pero la lucha en el campo no ha terminado 
aun. La conquista de la tierra, lo mismo que 
cualquier conquista de los trabajadores, es solida 
unicamente cuando se asienta en la iniciativa de los 
mismos trabajadores, en su propia organizacion, en 
su entereza y su firmeza revolucionaria. 

^Tenian esa organizacion los campesinos 
trabajadores? 

Por desgracia, no; y ahi esta la raiz, la causa de 
todas las dificultades de la lucha. 

Los campesinos que no emplean trabajo de otros, 
que no se lucran con el trabajo de otros, apoyaran 
siempre, como es natural, que todos reciban tierra por 
igual, que todos trabajen, que la posesion de la tierra 
no se convierta en explotacion y que, para ello, no se 
hagan tentativas de apoderarse de la mayor cantidad 
de parcelas. Pero otra cosa son los kulaks y los 
parasitos, que se enriquecieron con la guerra, 
aprovecharon el hambre para vender el trigo a 
precios fabulosos, lo ocultaron en espera de que estos 
volvieran a subir y tratan ahora por todos los medios 
de enriquecerse a costa de la desgracia del pueblo, 
del hambre de los pobres del campo y de los obreros 
de la ciudad. 

Los kulaks y los parasitos son enemigos no menos 
peligrosos que los capitalistas y los terratenientes. Y 
si el kulak permanece incolume, si no vencemos a los 
parasitos, volveran sin falta el zar y el capitalista. 

La experiencia de todas las revoluciones habidas 
hasta ahora en Europa confirma con evidencia que la 
revolucion es derrotada sin remedio si los 
campesinos no vencen la preponderancia de los 
kulaks. 

Todas las revoluciones europeas terminaron sin 
conseguir sus objetivos precisamente porque el 
campo no supo ajustar las cuentas a sus enemigos. 
Los obreros de las ciudades derrocaron a los reyes 
(en Inglaterra y en Francia, los reyes fueron 
ejecutados hace varios siglos; solo nosotros nos 
hemos retrasado con nuestro zar) y, sin embargo, 
algiin tiempo despues volvio a reinar el viejo 
regimen. Eso se debe a que entonces no existia 
siquiera en las ciudades la gran produccion que 
agrupara en fabricas a millones de obreros y los 
cohesionara en un ejercito fuerte capaz de resistir, sin 



Discurso en una reunion de delegados de los comites de campesinos pobres... 



el apoyo de los campesinos, el ataque de los 
capitalistas y de los kulaks. 

Los campesinos pobres no estaban organizados, 
luchaban mal contra los kulaks, a consecuencia de lo 
cual la revolucion era derrotada tambien en las 
ciudades. 

Hoy la situacion es distinta. En los doscientos 
afios ultimos, la gran produccion se ha desarrollado 
tanto y ha cubierto todos los paises con una red tan 
extensa de gigantescas fabricas, con millares y 
decenas de millares de obreros, que ahora se ha 
reunido por doquier en las ciudades un gran 
contingente de obreros organizados, de proletarios 
que suponen una fuerza suficiente para la victoria 
defmitiva sobre la burguesia, sobre los capitalistas. 

En las revoluciones anteriores, los campesinos 
pobres no contaban con el apoyo de nadie en su dura 
lucha contra los kulaks. 

El proletariado organizado de Rusia -mas fuerte y 
con mayor experiencia que el campesinado (esta 
experiencia se la dio la lucha anterior)- se encuentra 
ahora en el poder, es dueno de todos los instrumentos 
de produccion, de todas las fabricas, ferrocarriles, 
barcos, etc. 

Ahora, los campesinos pobres tienen un aliado 
seguro y fuerte en la lucha contra los kulaks. Los 
campesinos pobres saben que la ciudad esta de parte 
suya, que el proletariado les ayudara cuanto pueda y 
les esta ayudando ya en la practica, como han 
demostrado los recientes acontecimientos. 

Todos recordareis, camaradas, la peligrosa 
situacion en que se hallaba la revolucion en julio de 
este ano. La sublevacion del cuerpo de ejercito 
checoslovaco tomaba incremento, el hambre 
aumentaba en las ciudades, y los kulaks se hacian en 
el campo cada vez mas insolentes, atacaban con 
creciente furia a la ciudad, al Poder sovietico, a los 
campesinos pobres. 

Exhortamos a los campesinos pobres a que se 
organizaran y emprendimos la constitucion de 
comites de campesinos pobres y la organizacion de 
destacamentos obreros de abastecimiento. Los 
eseristas de izquierda se lanzaron a la insurreccion. 
Decian que los comites de campesinos pobres 
estaban integrados por haraganes y que los obreros 
robaban el trigo a los campesinos trabajadores. 

Nosotros les respondimos que ellos defendian a 
los kulaks, los cuales habian comprendido que en la 
lucha contra el Poder sovietico podia emplearse 
tambien el hambre, y no solo las armas. Ellos decian: 
"haraganes". Y nosotros les preguntabamos por que 
uno u otro se habia hecho un "haragan", por que se 
habia degenerado, por que se arruinaba, por que se 
habia dado a la bebida. ^Acaso no era por culpa de 
los kulaks? Los kulaks y los eseristas de izquierda 
gritaban contra los "haraganes", mientras que ellos 
mismos se apoderaban del trigo, lo ocultaban y 
especulaban con el, deseando enriquecerse a costa 



del hambre y de los sufrimientos de los obreros. 

Los kulaks exprimian todo el jugo a los 
campesinos pobres, aprovechaban el trabajo ajeno y, 
al mismo tiempo, gritaban: ["Haraganes"! 

Los kulaks esperaban impacientes a los 
checoslovacos y hubieran puesto con agrado a un 
nuevo zar en el trono para seguir explotando 
impunemente, para continuar dominando al bracero, 
para continuar lucrandose. 

Y toda la salvacion estuvo en que el campo se 
unio a la ciudad, en que los elementos proletarios y 
semiproletarios del campo -los que no emplean 
trabajo ajeno- emprendieron con los obreros de la 
ciudad la campana contra los kulaks y los parasitos. 

Para llegar a esta union hubo que hacer mucho en 
el terreno del abastecimiento. La poblacion obrera de 
las ciudades sufria un hambre inaudita, mientras que 
los kulaks se decian: "Retendre un poco mas mi 
trigo, a lo mejor pagan mas caro por el". 

Los kulaks, como es natural, no tienen prisa: 
disponen de bastante dinero; ellos mismos cuentan 
que han acumulado a espuertas billetes de banco 
emitidos por Kerenski. 

Pero gentes capaces de ocultar y acumular trigo 
en epoca de hambre son de los peores criminales. 
Hay que combatirlos como a los peores enemigos del 
pueblo. 

Y esta lucha en el campo la hemos iniciado. 

Los mencheviques y los eseristas nos asustaban 
con la escision que llevariamos al campo si 
organizabamos los comites de campesinos pobres. 
Mas ^que significa no escindir el campo? Significa 
dejarlo bajo el poder del kulak. Y nosotros no 
queremos eso; por ello decidimos escindir el campo. 
Nosotros deciamos: es cierto que perdemos a los 
kulaks, no ocultamos esta desgracia (Risas), pero 
ganamos a miles y millones de campesinos pobres, 
que se pondran aliado de los obreros. (Aplausos.) 

Y asi esta sucediendo. La escision en el campo no 
ha hecho mas que mostrar con mayor claridad donde 
estan los campesinos pobres, donde estan los 
campesinos medios, que no emplean trabajo ajeno, y 
donde estan los parasitos y los kulaks. 

Los obreros han prestado y prestan su ayuda a los 
campesinos pobres en la lucha contra los kulaks. En 
la guerra civil surgida en el campo, los obreros estan 
al lado de los campesinos pobres, de la misma 
manera que lo estuvieron cuando aprobaron la ley de 
socializacion de la tierra presentada por los eseristas. 

Nosotros, los bolcheviques, eramos enemigos de 
esa ley. Pero, a pesar de ello, la firmamos porque no 
queriamos marchar contra la voluntad de la mayoria 
del campesinado. La voluntad de la mayoria es 
siempre obligatoria para nosotros, y marchar contra 
esa voluntad significa traicionar la revolucion. 

No queriamos imponer al campesinado la idea, 
que le era ajena, de la inanidad del reparto igualitario 
de la tierra. Considerabamos que seria mejor que los 



V. I. Lenin 



mismos campesinos trabaj adores probaran sobre sus 
propias espaldas, en su propia piel, lo absurdo del 
reparto igualitario. Solo entonces podriamos 
preguntarles donde estaba la salida de la ruina y de la 
preponderancia de los kulaks que el reparto de la 
tierra ha originado. 

El reparto era bueno solo para empezar. Debia 
mostrar que la tierra dejaba de pertenecer a los 
terratenientes y pasaba a los campesinos. Pero esto 
no basta. La salida esta solo en el laboreo colectivo 
de la tierra. 

Vosotros no os dabais cuenta, pero la propia vida 
os convence de ello. Las comunas, el laboreo 
colectivo, las cooperativas de campesinos: he ahi el 
remedio para salvarse de las desventajas de la 
pequena hacienda, he ahi el medio para elevar y 
mejorar la hacienda, ahorrar energias y luchar contra 
los kulaks, el parasitismo y la explotacion. 

Sabiamos perfectamente que los campesinos 
viven como enraizados en la tierra: los campesinos 
temen las novedades, se aferran tenazmente a lo 
antiguo. Sabiamos que los campesinos creerian en las 
ventajas de una u otra medida solo cuando 
comprendieran con su propia inteligencia esas 
ventajas. Por eso ayudamos al reparto de la tierra, 
aunque comprendiamos que esa no era la solucion. 

Pero ahora los propios campesinos pobres 
comienzan a darnos la razon. La vida les ensena que 
alii donde son necesarios, por ejemplo, diez arados 
porque la tierra esta dividida en cien parcelas, con la 
comuna necesitarian menos arados, ya que la tierra 
no estaria tan diseminada. La comuna permite a todo 
un artel, a toda una cooperativa introducir en la 
hacienda mejoras inaccesibles a los pequenos 
propietarios individuals, etc. 

Es claro que no se conseguira pasar en el acto por 
doquier al usufructo colectivo de la tierra. Los kulaks 
se resistiran a ello por todos los medios; incluso los 
propios campesinos se oponen con frecuencia a la 
implantacion de la comuna en la agricultura. Pero 
cuanto mas se convenza el campesinado por los 
ejemplos, por experiencia propia, de las ventajas de 
la comuna, mayor sera el exito de esta labor. 

En esta tarea desempenan un importante papel los 
comites de campesinos pobres. Es necesario que 
estos comites se propaguen por toda Rusia. Hace ya 
mucho se ha intensificado su formacion. En 
Petrogrado se celebro hace unos dias el Congreso de 
comites de campesinos pobres de la region del Norte. 
En lugar de los 7.000 representantes que se 
esperaban, llegaron 20.000 y en el local preparado 
para el congreso no cabian todos los que acudieron. 
Nos saco del apuro el buen tiempo, que permitio 
celebrar el congreso al aire libre, en la plaza que hay 
delante del Palacio de Invierno. 

Este congreso ha demostrado que en el campo se 
comprende bien la guerra civil: los campesinos 
pobres se agrupan y cierran filas contra los kulaks, 



los ricachones y los parasitos. 

El Comite Central de nuestro partido ha preparado 
un plan de transformacion de los comites de 
campesinos pobres, que sera presentado a la 
aprobacion del VI Congreso de los Soviets. Hemos 
acordado que los comites de campesinos pobres y los 
Soviets rurales no deben existir por separado, pues, 
en caso contrario, habra discordias y verborrea. 
Fusionaremos los comites de campesinos pobres con 
los Soviets, haremos que los primeros se conviertan 
en los segundos. 

Sabemos que los kulaks tambien se infiltran a 
veces en los comites de campesinos pobres. Si esto 
continua, los campesinos pobres tendran ante dichos 
comites la misma actitud que ante los Soviets de 
kulaks de Kerenski y Avxentiev. El cambio de 
nombre no engana a nadie. En vista de ello se piensa 
celebrar nuevas elecciones de comites de campesinos 
pobres. Solo tienen derecho a elegir a los 
componentes de dichos comites quienes no explotan 
trabaj o de nadie, quienes no roban, aprovechandose 
del hambre del pueblo, quienes no especulan con los 
excedentes de trigo ni lo ocultan. En los comites de 
campesinos pobres, de caracter proletario, no puede 
haber lugar para kulaks ni parasitos. 

El Poder sovietico ha decidido asignar 1.000 
millones de rublos para un fondo especial destinado a 
fomentar la agricultura. Se prestara ayuda fmanciera 
y tecnica a todas las comunas existentes y a las que 
se funden. 

Si hacen falta intelectuales especialistas, los 
enviaremos. Aunque en su mayoria son 
contrarrevolucionarios, los comites de campesinos 
pobres sabran hacerles trabajar, y ellos trabajaran 
para el pueblo no peor que lo hacian antes para los 
explotadores. En general, nuestros intelectuales han 
podido convencerse ya de que, saboteando y 
malogrando premeditadamente el trabajo, no podran 
derribar el poder obrero. 

Tampoco tememos al imperialismo extranjero. 
Alemania se ha quemado ya las manos en Ucrania. 
En lugar de los sesenta millones de puds de trigo que 
esperaba sacar de alii, ha sacado solo nueve millones 
y, por anadidura, el bolchevismo ruso, por el que no 
siente ninguna simpatia especial. (Clamorosos 
aplausos.) No esta excluido, ni mucho menos, que 
les pase otro tanto a los ingleses, a quienes podemos 
decir: jtengan cuidado, senores, no se vayan a 
atragantar! (Risas y aplausos?) 

Sin embargo, el peligro existira para nosotros 
mientras nuestros hermanos del extranjero no se 
hayan alzado en todas partes. Por eso debemos seguir 
organizando y fortaleciendo nuestro Ejercito Rojo. 
Esta obra debe ser entranable en especial para los 
campesinos pobres, quienes solo bajo la proteccion 
de nuestro ejercito pueden dedicarse a su propia 
hacienda. 

Camaradas, el paso a la nueva economia 



Discurso en una reunion de delegados de los comites de campesinos pobres... 

transcurrira, probablemente, con lentitud; mas es 
necesario llevar a la practica sin vacilaciones los 
principios de la hacienda comunal. 

Contra los kulaks hay que luchar energicamente, 
no hacer ninguna transaccion con ellos. 

Con los campesinos medios podemos trabajar 
juntos y luchar juntos contra los kulaks. No tenemos 
nada contra los campesinos medios. Es posible que 
no sean socialistas ni lleguen a serlo, mas la 
experiencia les demostrara los beneficios del laboreo 
colectivo de la tierra, y la mayoria de ellos no 
opondra resistencia. 

Por lo que se refiere a los kulaks, les decimos: 
tampoco tenemos nada contra ustedes, pero 
entreguen sus excedentes de trigo, no especulen ni 
exploten trabajo ajeno. Mientras no hagan eso, 
llevaremos contra ustedes una lucha implacable. 

No quitamos nada a los trabajadores; pero les 
expropiaremos todo a quienes emplean trabajo 
asalariado, a quienes se lucran a costa de otros. 
(Clamorosos aplausos.) 

Publicado el 10 de noviembre de 1918 en el num. 
185 de "Bednotd". 

T. 37,pdgs. 175-182. 



DISCURSO EN EL I CONGRESO DE OBRERAS DE TODA RUSIA. 



{Las delegadas acogen al camarada Lenin con 
prolongados Aplausos que se transforman en 
ovation.) 

Camaradas: En cierto sentido, el congreso de la 
parte femenina del ejercito proletario reviste singular 
importancia, ya que en todos los paises son las 
mujeres las que se suman con mas dificultad al 
movimiento. No puede haber revolucion socialista si 
la inmensa mayoria de las mujeres trabajadoras no 
toman gran parte en ella. 

La situacion de la mujer es tal en todos los paises 
civilizados, incluso en los mas adelantados, que no 
sin motivo se denomina a esta esclava del hogar. En 
ningiin Estado capitalista, ni siquiera en la republica 
mas libre, existe plena igualdad de derechos de la 
mujer. 

La tarea de la Republica Sovietica consiste, 
primero, en acabar con todas las restricciones de los 
derechos de la mujer. El Poder sovietico ha 
suprimido por completo el proceso de divorcio, que 
en la sociedad burguesa es fuente de ignominias, de 
opresion y de humillaciones. 

Pronto hara un ano que existe una legislacion 
plenamente libre sobre el divorcio. Hemos dictado un 
decreto que ha puesto fin a la diferencia entre hijos 
legitimos y naturales y a toda una serie de trabas de 
orden politico; en ninguna otra parte se han visto 
realizadas con tanta amplitud la igualdad y la libertad 
de la mujer trabajadora. 

Sabemos que todo el peso de las normas 
anticuadas recae sobre las mujeres de la clase obrera. 

Nuestra ley ha tachado por primera vez en la 
historia todo lo que convertia a la mujer en un ser 
privado de derechos. Mas no se trata de la ley. En 
nuestras ciudades y en las zonas fabriles, esta ley 
sobre la plena libertad de matrimonio arraiga bien, 
pero en el campo es muy frecuente que sea solo papel 
mojado. Alii predomina hasta ahora el matrimonio 
eclesiastico, y se debe a la influencia de los clerigos; 
es mas dificil combatir este mal que la vieja 
legislacion. 

Es preciso luchar contra los prejuicios religiosos 
con extraordinaria cautela; causan grave dano 
quienes en esta lucha hieren los sentimientos 
religiosos. Hay que luchar por medio de la 
propaganda, por medio de la ilustracion. Enconando 
la lucha, podemos exasperar a la masa; una lucha asi 



acentua la division de las masas segiin su actitud ante 
la religion, cuando lo cierto es que nuestra fuerza 
reside en la union. La fuente mas profunda de los 
prejuicios religiosos esta en la miseria y la 
ignorancia; este es el mal que debemos combatir. 

Hasta ahora, la situacion de la mujer ha sido tal 
que se la ha calificado de esclavitud; la mujer ha 
estado agobiada por los quehaceres de la casa, y de 
esta situacion solo puede sacarla el socialismo. Solo 
cuando pasemos de las pequenas haciendas a la 
economia colectiva y al laboreo en comun de la tierra 
existira la plena libertad y la emancipacion de la 
mujer. Esta tarea es dificil, pero ahora, cuando se 
forman los comites de campesinos pobres, llega el 
momento en que se afianza la revolucion socialista. 

Solo ahora se organiza la parte mas pobre de la 
poblacion en el campo, y en estas organizaciones de 
los campesinos pobres el socialismo adquiere una 
base solida. 

Antes ocurria con frecuencia que la ciudad 
emprendia el camino revolucionario, y despues de 
ella actuaba el campo. 

La presente revolucion se apoya en el campo, y en 
esto consiste su significado y su fuerza. La 
experiencia de todos los movimientos liberadores 
confirma que el exito de la revolucion depende del 
grado en que participen en ella las mujeres. El Poder 
sovietico hace cuanto puede para que la mujer 
desarrolle con independencia su actividad socialista 
proletaria. 

La situacion del Poder sovietico es dificil por 
cuanto los imperialistas de todos los paises odian a la 
Rusia Sovietica y se disponen a hacerle la guerra por 
haber sido ella la que ha provocado el incendio de la 
revolucion en toda una serie de paises y ha dado 
pasos energicos hacia el socialismo. 

Ahora, cuando los imperialistas quieren aplastar a 
la Rusia revolucionaria, ellos mismos ven que 
empieza a arder el terreno que pisan. Sabeis como 
crece el movimiento revolucionario en Alemania; en 
Dinamarca los obreros luchan contra el gobierno. Se 
intensifica el movimiento revolucionario en Suiza y 
Holanda. En estos pequenos paises, el movimiento 
revolucionario no tiene importancia por si solo, pero 
es sintomatico en especial porque en estos paises no 
ha habido guerra y existia el regimen democratico 
mas "constitucional". Si paises asi se ponen en 



Discurso en el i congreso de obreras de toda Rusia 

movimiento, esto nos da la seguridad de que el 
movimiento revolucionario se extiende a todo el 
mundo. 

Hasta ahora, ninguna republica ha podido 
emancipar a la mujer. El Poder sovietico le ayuda. 
Nuestra causa es invencible, porque en todos los 
paises se alza la invencible clase obrera. Este 
movimiento implica el ascenso de la invencible 
revolucion socialista. (Prolongados aplausos. Se 
canta La International.) 

Information periodistica publicada el 20 de 
noviembre de 1918 en el num. 253 de "Izvestia del 
CEC de toda Rusia ". 

T. 37,pdgs. 185-187. 



LAS PRECIOSAS CONFESIONES DE 
PITIRIM SOROKIN. 



Pravda ha reproducido hoy una interesantisima 
carta de Pitirim Sorokin, a la que todos los 
comunistas deben prestar singular atencion. En esta 
carta, que ha sido publicada en Izvestia Severo- 
Dvinskogo Ispolnitelnogo Komiteta, Pitirim Sorokin 
informa que se ha dado de baja del partido de los 
eseristas de derecha y que renuncia al acta de 
diputado a la Asamblea Constituyente. Los motivos 
aludidos por el autor de la carta consisten en que le 
es dificil dar no solo a otros, sino incluso a si mismo, 
recetas politicas salvadoras, en vista de lo cual "se 
retira de toda politica". "El ano de revolucion 
transcurrido -escribe Pitirim Sorokin- me ha 
ensenado una verdad: los politicos pueden 
equivocarse, la politica puede ser util para la 
sociedad, pero puede ser tambien perjudicial; en 
cambio, la labor en la ciencia y en la instruccion 
publica siempre es util, siempre es necesaria para el 
pueblo..." Al pie de la carta figura esta firma: 
"Pitirim Sorokin, auxiliar de catedra de la 
Universidad de San Petersburgo y del Instituto 
Siconeurologico, ex diputado a la Asamblea 
Constituyente y ex miembro del partido de los 
eseristas". 

Esta carta es digna de atencion, primero, como 
"documento humano" de extraordinario interes. No 
es muy frecuente ver la sinceridad y la franqueza con 
que P. Sorokin reconoce que su politica es erronea. 
Casi en la mayoria de los casos, los politicos que se 
convencen de que la pauta seguida por ellos es 
equivocada, intentan enmascarar su viraje, velado, 
"inventar" algiin motivo mas o menos accesorio, etc. 
El reconocimiento franco y honrado de su error 
politico es por si mismo un importante acto politico. 
Pitirim Sorokin no tiene razon cuando dice que la 
labor en la ciencia "siempre es util", pues tambien en 
este terreno se cometen errores. En la literatura rusa 
encontramos asimismo ejemplos de personas 
evidentemente no reaccionarias que preconizaron con 
tenacidad opiniones reaccionarias, por ejemplo, 
filosoficas. Por otro lado, la declaracion publica de 
un hombre destacado, es decir, de un hombre que ha 
ocupado un puesto politico de responsabilidad y 
conocido de todo el pueblo, anunciando que se retira 
de la politica, es tambien politica. El reconocimiento 
honrado de un error politico es de gran provecho 



politico para muchas personas, si se trata de un error 
en el que han incurrido partidos enteros, en otros 
tiempos con influencia entre las masas. 

La carta de Pitirim Sorokin tiene extraordinaria 
importancia politica precisamente en los momentos 
actuales. Nos da a todos una "leccion" que es 
necesario meditar bien y asimilar. 

Todo marxista conoce desde hace mucho la 
verdad de que las fuerzas decisivas de cualquier 
sociedad capitalista solo pueden ser el proletariado y 
la burguesia, en tanto que todos los elementos 
sociales que median entre estas dos clases, a los que 
se da la denominacion economica de pequena 
burguesia, vacilan inevitablemente entre estas fuerzas 
decisivas. Pero hay un trecho inmenso entre el 
reconocimiento libresco de esta verdad y el acierto 
para hacer las deducciones que se derivan de ella en 
una situacion compleja de la actividad practica. 

Pitirim Sorokin representa una corriente social y 
politica de extraordinaria influencia: la menchevique- 
eserista. Los acontecimientos de la revolucion rusa a 
partir de febrero de 1917 han mostrado con particular 
fuerza de conviccion y singular evidencia que se trata 
de una sola corriente, que la diferencia entre 
mencheviques y eseristas desde el punto de vista de 
su actitud ante la lucha entre la burguesia y el 
proletariado no es esencial. Los mencheviques y los 
eseristas son variedades de la democracia 
pequenoburguesa: tal es la esencia economica y la 
caracteristica politica fundamental de esa corriente. 
La historia de los paises avanzados nos ensena que 
esta corriente se tine a menudo de "socialista" en su 
juventud. 

Y cabe preguntar: <^que fue, sobre todo, lo que 
aparto a los representantes de esta tendencia, hace 
varios meses, de los bolcheviques, de la revolucion 
proletaria, y que les impulsa ahora a dar el viraje de 
la hostilidad a la neutralidad? Es evidente por 
completo que las causas del viraje han sido, primero, 
la bancarrota del imperialismo aleman unida a la 
revolucion en Alemania 104 y en otros paises y al 
desenmascaramiento del imperialismo anglo-frances, 
y, segundo, el desenmascaramiento de las ilusiones 
democraticas burguesas. 

Examinemos la primera causa. El patriotismo es 
uno de los sentimientos mas profundos, afianzados 
por siglos y milenios de patrias aisladas. Entre las 
dificultades grandes en particular, podria decirse que 
excepcionales, de nuestra revolucion proletaria 
figuraba la circunstancia de que tuvo que atravesar el 



Las preciosas confesiones de Pitirim Sorokin 



periodo de mas violenta divergencia con el 
patriotismo, el periodo de la paz de Brest. La 
amargura, la ira y la furiosa indignacion suscitadas 
por esta paz son comprensibles. Y no hace falta decir 
que nosotros, los marxistas, solo de la vanguardia 
consciente del proletariado podiamos esperar que 
comprendiera esta verdad: hacemos y debemos hacer 
los mayores sacrificios nacionales en aras del interes 
supremo de la revolucion proletaria mundial. Los 
ideologos no pertenecientes al marxismo y las 
amplias masas trabajadoras que no forman parte del 
proletariado, forjado durante largos anos en la 
escuela huelguistica y revolucionaria, no tenian de 
donde sacar ni el firme convencimiento de que 
maduraba esta revolucion ni la fidelidad 
incondicional a la misma. En el mejor de los casos, 
nuestra tactica les parecia fantasia, fanatismo, 
aventura, sacrificar los intereses evidentes y reales de 
centenares de millones de seres en aras de la 
esperanza abstracta, utepica o dudosa de lo que 
pudiera ocurrir en otros paises. Y la pequena 
burguesia, por su situacion economica, es mas 
patriotica que la burguesia y que el proletariado. 

Pero ha resultado como nosotros deciamos. 

El imperialismo aleman, que parecia el unico 
enemigo, se ha desplomado. La revolucion alemana, 
que parecia un "sueno-farsa" (utilizando la conocida 
expresion de Plejanov), se ha convertido en una 
realidad. El imperialismo anglo-frances, que la 
fantasia de los democratas pequeiioburgueses hacia 
aparecer como amigo de la democracia y defensor de 
los oprimidos, ha resultado en la practica una fiera 
que ha impuesto a la Republica alemana y a los 
pueblos de Austria condiciones peores que las de 
Brest, una fiera que utiliza las tropas de los 
republicanos "libres", de los franceses y de los 
norteamericanos, como gendarmes y verdugos para 
estrangular la independencia y la libertad de las 
naciones pequenas y debiles. La historia mundial ha 
arrancado con decision y sinceridad implacables la 
careta a este imperialismo. Los hechos de la historia 
universal han probado a los patriotas rusos -los 
cuales no querian saber nada que no fueran las 
ventajas inmediatas (comprendidas tambien a la 
antigua) de su patria- que la transformacion de 
nuestra revolucion, rusa, en socialista no era una 
aventura, sino una necesidad, pues no habia otra 
election: el imperialismo anglo-frances y 
norteamericano estrangulara indefectiblemente la 
independencia y la libertad de Rusia si no triunfa la 
revolucion socialista mundial, el bolchevismo 
mundial. 

Los hechos son tozudos, dice un proverbio ingles. 
Y en los ultimos meses hemos vivido hechos que 
implican un grandioso viraje en toda la historia 
universal. Estos hechos obligan a los democratas 
pequeiioburgueses de Rusia, pese a su odio al 
bolchevismo -alimentado por la historia de nuestra 



lucha interna de partido-, a dar un viraje y pasar de la 
hostilidad al bolchevismo a la neutralidad, primero, y 
al apoyo a este, despues. Han dejado de existir las 
condiciones objetivas que apartaban de nosotros con 
particular violencia a esos patriotas-democratas. Han 
aparecido condiciones objetivas mundiales que les 
obligan a orientarse hacia nosotros. El viraje de 
Pitirim Sorokin no es, ni mucho menos, una 
casualidad, sino la manifestacion del viraje inevitable 
de toda una clase, de toda la democracia 
pequenoburguesa. Quien no sepa tener esto en cuenta 
y aprovecharlo, no sera marxista, sera un mal 
socialista. 

Prosigamos. En todos los paises se han mantenido 
durante siglos y decenios, con particular persistencia 
entre la pequena burguesia, la fe en la accion 
universal y salvadora de la "democracia" en general 
y la incomprension de que esa democracia es 
burguesa, de que su eficacia y su necesidad tienen 
una limitacion histerica. El gran burgues se las sabe 
todas, sabe que la republica democratica, como 
cualquier otra forma de Estado bajo el capitalismo, 
no es otra cosa que una maquina para oprimir al 
proletariado. El gran burgues sabe esto gracias a su 
mas intimo conocimiento de los verdaderos 
dirigentes y de los resortes mas profundos (y, con 
frecuencia, los mas ocultos, a causa de ello) de toda 
maquina estatal burguesa. Por su situacion 
economica y todas las condiciones de su vida, el 
pequeno burgues es menos capaz de comprender esta 
verdad y abriga incluso la ilusion de que la republica 
democratica significa la "democracia pura", el 
"Estado popular libre", el poder soberano del pueblo 
al margen o por encima de las clases, la pura 
expresion de la voluntad popular, etc., etc. El 
democrata pequenoburgues se halla mas alejado de la 
aguda lucha de clases, de la bolsa, de la "verdadera" 
politica, lo que engendra inevitablemente la 
pervivencia de sus prejuicios. Y seria en absolute no 
marxista esperar que sea posible desarraigar esos 
prejuicios solo con propaganda y a breve plazo. 

Pero la historia universal avanza ahora con una 
velocidad tan vertiginosa y destruye todo lo habitual, 
todo lo viejo, con un mazo de potencia tan inmensa, 
con crisis de fuerza tan inusitada que los prejuicios 
mas arraigados no pueden resistir. En el "democrata 
en general" surgio de modo natural e inevitable la 
ingenua confianza en la Constituyente, la ingenua 
contraposicion de la "democracia pura" a la 
"dictadura del proletariado". Pero lo sobrevivido por 
los partidarios de la Constituyente en Arjanguelsk y 
en Samara, en Siberia y en el Sur 105 no podia menos 
de destruir los prejuicios mas persistentes. La 
idealizada republica democratica de Wilson ha 
resultado en la practica una forma de imperialismo 
de lo mas rabioso, de la mas desvergonzada opresion 
y estrangulamiento de los pueblos debiles y 
pequenos. El "democrata" de la base en general, el 



V. I. Lenin 



menchevique y el eserista, pensaba: "jPara que sonar 
con un tipo de Estado supuestamente superior, con 
un Poder sovietico! jBastara con que Dios nos de una 
republica democratica corriente!" Y, como es natural, 
en tiempos "corrientes", en tiempos relativamente 
pacificos, semejante "esperanza" hubiera durado 
largos decenios. 

Pero ahora, el curso de los acontecimientos 
mundiales y las duras lecciones de la alianza 
concluida por todos los monarquicos de Rusia con el 
imperialismo anglo-frances y norteamericano 
muestran en la practica que la republica democratica 
es una republica democratica burguesa, envejecida ya 
desde el punto de vista de las cuestiones planteadas 
por el imperialismo en el orden del dia de la historia; 
que no hay otra eleccion posible: o el Poder sovietico 
vence en todos los paises avanzados del mundo o se 
impone el imperialismo angloamericano, el mas 
reaccionario y mas furioso, que ha aprendido a las 
mil maravillas a aprovechar la forma de la republica 
democratica, que asfixia a todos los pueblos 
pequenos y debiles y que restaura la reaccion en todo 
el mundo. 

O una cosa u otra. 

No hay terminos medios. Hasta hace poco se 
consideraba que ese punto de vista era fanatismo 
ciego de los bolcheviques. 

Pero ha ocurrido precisamente asi. 

No es una casualidad que Pitirim Sorokin haya 
renunciado al acta de diputado a la Asamblea 
Constituyente: eso es un sintoma del viraje de toda 
una clase, de toda la democracia pequenoburguesa. 
La escision de sus filas es inevitable: una parte 
vendra a nuestro lado, otra parte permanecera neutral 
y otra se incorporara conscientemente a los 
democonstitucionalistas y los monarquicos, que 
venden Rusia al capital angloamericano y tratan de 
aplastar la revolucion con bayonetas extranjeras. Una 
de las tareas esenciales del momento consiste en 
saber tener en cuenta y utilizar este viraje que se 
produce entre la democracia menchevique y eserista: 
el paso de la hostilidad al bolchevismo a la 
neutralidad, primero, y al apoyo a este, despues. 

Toda consigna lanzada por el partido a las masas 
tiene la propiedad de anquilosarse, quedar muerta y 
conservar su vigencia para muchas personas incluso 
despues de haberse modificado las condiciones que 
la hicieron necesaria. Este mal es inevitable, y sin 
aprender a luchar contra el y a vencerlo es imposible 
asegurar la justa politica del partido. El periodo en 
que nuestra revolucion proletaria se aparto con 
brusquedad particular de la democracia menchevique 
y eserista fue una necesidad historica; era imposible 
prescindir de esa dura lucha contra semej antes 
democratas en un momento en que se inclinaban al 
campo de nuestros enemigos y se dedicaban a 
restablecer la republica democratica burguesa e 
imperialista. Ahora, las consignas de esa lucha se 



han quedado yertas y rigidas en una serie de casos, 
impidiendo tener en cuenta con acierto y aprovechar 
convenientemente la nueva situacion, en la que se ha 
iniciado un nuevo viraje entre esa democracia, un 
viraje hacia nosotros, un viraje que no es casual, sino 
que tiene sus raices en las condiciones mas profundas 
de toda la situacion internacional. 

No basta con apoyar este viraje y acoger 
amistosamente a quienes vienen hacia nosotros. Un 
politico que comprenda sus tareas debe aprender a 
suscitar ese viraje en las distintas capas y grupos de 
la amplia masa democratica pequenoburguesa si esta 
convencido de que existen causas historicas serias y 
profundas para semejante viraje. El proletariado 
revolucionario debe saber a quien es necesario 
aplastar, con quien, cuando y como hay que saber 
concluir un acuerdo. Seria ridiculo y estupido 
renunciar al terror y al aplastamiento con relacion a 
los terratenientes, a los capitalistas y a sus lacayos, 
que venden Rusia a los imperialistas extranjeros 
"aliados". Seria una farsa intentar "convencerlos" y, 
en general, "influir sicologicamente" en ellos. Pero, 
en la misma medida, si no mas, seria ridiculo y 
estupido insistir exclusivamente en la tactica del 
aplastamiento y del terror con relacion a la 
democracia pequenoburguesa cuando la marcha de 
los acontecimientos la obliga a venir hacia nosotros. 

Y el proletariado encuentra a esa democracia por 
doquier. En el campo, nuestra tarea consiste en 
acabar con los terratenientes y en romper la 
resistencia de los explotadores y de los kulaks 
especuladores; para esto solo podemos apoyarnos 
firmemente en los semiproletarios, en los "pobres". 
Pero el campesino medio no es enemigo nuestro. Ha 
vacilado, vacila y seguira vacilando: la tarea de 
influir sobre los vacilantes no es la misma que la de 
derrocar a los explotadores y la de veneer a los 
enemigos activos. Saber llegar a un acuerdo con los 
campesinos medios, sin renunciar ni un instante a la 
lucha contra los kulaks y apoyandose firmemente 
solo en los campesinos pobres: tal es la tarea del 
momento, pues ahora, precisamente, el viraje de los 
campesinos medios hacia nosotros es inevitable en 
virtud de las causas expuestas mas arriba. 

Lo mismo hay que decir de los artesanos de la 
ciudad y del campo, del obrero que trabaja en las 
condiciones mas pequenoburguesas o que conserva 
en mayor grado las opiniones pequenoburguesas, de 
muchos empleados, de los oficiales y, 
particularmente, de los intelectuales en general. Es 
indudable que en nuestro partido se observa con 
frecuencia incapacidad para aprovechar el viraje 
entre ellos y que esa incapacidad puede y debe ser 
superada y transformada en capacidad. 

Contamos ya con un firme apoyo en la inmensa 
mayoria de los proletarios organizados en sindicatos. 
Hay que saber ganar, incorporar a la organizacion 
general y someter a la disciplina proletaria general a 



Las preciosas confesiones de Pitirim Sorokin 



las capas trabajadoras menos proletarias, mas 
pequenoburguesas, que se orientan hacia nosotros. 
En este terreno, la consigna del momento no es 
luchar contra ellas, sino ganarnoslas, influir sobre 
ellas, convencer a los vacilantes, aprovechar a los 
neutrales, educar -con el ambiente de la gran 
influencia proletaria- a quienes se han rezagado o 
hace muy poco que han comenzado a abandonar las 
ilusiones en la Constituyente o en la "democracia 
patria". 

Contamos ya: con un apoyo suficientemente firme 
entre las masas trabajadoras, como lo ha demostrado 
con particular evidencia el VI Congreso de los 
Soviets. No tememos a los intelectuales burgueses, y 
no debilitaremos ni un instante la lucha contra los 
saboteadores premeditados y guardias blancos que 
surjan de su seno. Mas la consigna del momento es 
saber aprovechar el viraje hacia nosotros que se 
observa entre ellos. En nuestro pais quedan aun no 
pocos de los peores intelectuales burgueses que "se 
pegan" al Poder sovietico: arrojados por la borda y 
sustituidos por intelectuales que ayer aun se 
mantenian conscientemente hostiles a nosotros y que 
hoy son solo neutrales constituye una importantisima 
tarea del momento, una tarea de todos los dirigentes 
sovieticos que tienen contacto con la 
"intelectualidad", una tarea de todos los agitadores, 
propagandistas y organizadores. 

Es claro que el acuerdo con el campesino medio, 
con el obrero menchevique de ayer, con el empleado 
o el intelectual saboteador de ayer requiere 
capacidad, lo mismo que cualquier otra accion 
politica en una situacion compleja que cambia 
vertiginosamente. La cuestion reside en no darnos 
por satisfechos con la capacidad de que nos ha 
dotado nuestra experiencia anterior, sino en ir sin 
falta mas alia, en conseguir obligatoriamente mas, 
en pasar a toda costa de las tareas mas faciles a las 
mas dificiles. Sin esto es imposible ningiin progreso 
en general y, en particular, el progreso en la 
edificacion socialista. 

Hace unos dias me visitaron unos representantes 
del congreso de delegados de las cooperativas de 
credito. Me mostraron una resolucion de su congreso 
contra la fusion del Banco de Credito Cooperativo 
con el Banco Popular de la Republica. Les dije que 
soy partidario del acuerdo con el campesino medio y 
que aprecio profundamente incluso el comienzo del 
viraje de los cooperativistas de la hostilidad a la 
neutralidad con relacion a los bolcheviques; pero el 
terreno para el acuerdo lo proporciona unicamente su 
conformidad con la fusion completa del banco 
especial con el banco unico de la Republica. Los 
representantes del congreso sustituyeron entonces su 
resolucion por otra, hicieron que el congreso 
aprobara otra resolucion, en la que eliminaron todo lo 
que se decia, contra la fusion, pero... pero proponian 
constituir una "union de credito" especial de los 



cooperativistas, jque en la practica no se diferencia 
en nada de un banco especial! Esto era ridiculo. 
Cambiando de rotulo se puede, naturalmente, 
satisfacer o enganar solo a un tonto. Pero el "fracaso" 
de uno de estos... "intentos" no hara vacilar lo mas 
minimo nuestra politica; con relacion a los 
cooperativistas, a los campesinos medios, hemos 
aplicado y seguiremos aplicando la politica del 
acuerdo, cortando de manera tajante todo intento de 
modificar la pauta del Poder sovietico y de la 
edificacion socialista sovietica. 

Las vacilaciones de los democratas 
pequenoburgueses son inevitables. Bastaron unas 
cuantas victorias del cuerpo de ejercito checoslovaco 
para que estos democratas fueran presas del panico, 
sembraran el panico, desertaran al campo de los 
"vencedores" y se dispusieran a recibirlos 
servilmente. Como es natural, no se puede olvidar ni 
un instante que ahora bastaran tambien exitos 
parciales, por ejemplo, de los guardias blancos 
angloamericanos-krasnovianos para que las 
vacilaciones comiencen en otro lado, cunda el 
panico, se multipliquen los casos de siembra del 
panico, de traicion y de desercion al campo 
imperialista, etc., etc. 

Todo eso lo sabemos. Y no lo olvidaremos. La 
base puramente proletaria del Poder sovietico, 
conquistada por nosotros y apoyada por los 
semiproletarios, seguira siendo firme. Nuestra legion 
no temblara, nuestro ejercito no vacilara: lo sabemos 
ya por experiencia. Pero cuando profundisimos 
cambios de importancia historica universal provocan 
un viraje inevitable hacia nosotros entre las masas de 
la democracia sin filiacion politica, menchevique y 
eserista, debemos aprender, y aprenderemos, a 
aprovechar ese viraje, a apoyarlo, a provocarlo en los 
correspondientes grupos y capas, a hacer todo lo 
posible en aras del acuerdo con estos elementos, a 
aliviar con ello la labor de edificacion socialista, a 
disminuir la carga de la dolorosa ruina, de la 
incultura y de la incapacidad, que frenan la victoria 
del socialismo. 

Escrito el 20 de noviembre de 1918. Publicado el 
21 de noviembre de 1918 en el num. 252 de 
"Pravda". 

T. 37,pdgs. 188-197. 



REUNION DE LOS CUADROS DEL PARTIDO CELEBRADA EN MOSCU. 



27 de noviembre de 1918. 

1. Informe sobre la actitud del proletariado 
ante la democracia pequenoburguesa. 

Camaradas: Quisiera hablar de las tareas que 
incumben a nuestro partido y al Poder sovietico en lo 
relativo a la actitud del proletariado ante la 
democracia pequenoburguesa. Es indudable que los 
ultimos acontecimientos plantean esta cuestion a la 
orden del dia, ya que el gigantesco cambio operado 
en la situacion internacional -por ejemplo, la 
anulacion del Tratado de Brest, la revolucion en 
Alemania, la bancarrota del imperialismo aleman y la 
descomposicion del imperialismo angloamericano- 
no podia menos de socavar toda una serie de tesis 
democraticas burguesas que constituyen el 
fundamento teorico de la democracia 
pequenoburguesa. La situacion militar de Rusia y la 
presion del imperialismo anglo-frances y 
norteamericano debian empujar forzosamente a una 
parte de esa democracia pequenoburguesa mas o 
menos a nuestro lado. En la tarde de hoy quisiera 
hablar precisamente de esos cambios que es 
necesario introducir en nuestra tactica y de las nuevas 
tareas que se nos plantean. 

Permitidme que empiece por algunas tesis teoricas 
fundamentales. No cabe duda de que el principal 
sector de la sociedad que constituye la base 
economica de la democracia pequenoburguesa en 
Rusia es el de los campesinos medios. No cabe duda 
de que la revolucion socialista y la transicion del 
capitalismo al socialismo debe adquirir por fuerza 
formas especiales en un pais donde la poblacion 
campesina es muy numerosa. Por eso quisiera 
recordaros, ante todo, como fueron creandose las 
tesis fundamentales del marxismo sobre la actitud del 
proletariado ante los campesinos medios. Para 
recordaroslo, leere unas cuantas manifestaciones 
hechas por Engels en su articulo El problema 
campesino en Francia y en Alemania. Este articulo, 
publicado en un folleto, fue escrito en 1895 6 1894, 
cuando el problema del programa agrario del Partido 
Socialista con relacion al campesinado se planteaba 
de hecho a la orden del dia con motivo de la 
discusion del programa de la socialdemocracia 
alemana en su congreso de Breslau. He aqui lo que 
opinaba entonces Engels sobre la actitud del 
proletariado: "^Cual es, pues, nuestra actitud ante los 



pequenos campesinos?... En primer lugar, es 
absolutamente exacta la afirmacion concebida en el 
programa frances de que, aun previendo la inevitable 
desaparicion de los pequenos campesinos, no somos 
nosotros, ni mucho menos, los llamados a acelerarla 
con nuestras injerencias. Y, en segundo lugar, es 
asimismo evidente que, cuando estemos en posesion 
del poder del Estado, no pensaremos siquiera en 
expropiar violentamente a los pequenos campesinos 
(ya sea con indemnizacion o sin ella), como nos 
veremos obligados a hacer con los grandes 
terratenientes. Nuestra mision respecto a los 
pequenos campesinos consistira, ante todo, en 
encauzar su produccion individual y su propiedad 
privada hacia un regimen cooperativo, no por la 
fuerza, sino con el ejemplo, y brindando ayuda social 
para este fin". 

Mas adelante, Engels decia acerca de esto: "Ni 
ahora ni nunca podremos prometer a los campesinos 
parcelistas la conservacion de la propiedad individual 
y de la explotacion individual de la tierra contra el 
empuje arrollador de la produccion capitalista. Lo 
unico que podemos prometerles es que no nos 
entrometeremos violentamente en su regimen de 
propiedad contra la voluntad de ellos". 

La ultima manifestacion que quisiera recordaros 
se refiere a los campesinos ricos, a los grandes 
campesinos (a los "kulaks", como decimos en ruso), 
a los campesinos que no pueden pasarse sin emplear 
mano de obra asalariada. Si estos campesinos no 
comprenden que su actual modo de produccion esta 
irremisiblemente condenado a perecer y no saben 
sacar las deducciones pertinentes, los marxistas no 
podran hacer nada por ellos. Nos encargaremos 
solamente de facilitarles tambien a ellos el paso al 
nuevo modo de produccion. 

Esas son las tesis que queria recordaros y que, sin 
duda, conocen todos los comunistas. Por ellas vemos 
que la tarea del proletariado, una vez dueno del poder 
del Estado, en modo alguno puede ser la misma en 
los paises donde predomina el regimen de la gran 
propiedad capitalista que en aquellos donde existen 
campesinos pequenos, medios y grandes atrasados. 
Como se ve, hemos expuesto con toda exactitud las 
tareas del marxismo cuando deciamos que nuestro 
deber consistia en hacer la guerra al terrateniente 
explotador. 



Reunion de los cuadros del partido celebrada en Moscii 



Por lo que se refiere al campesino medio, 
decimos: en modo alguno nada de violencia. En 
cuanto al gran campesino, afirmamos: nuestra 
consigna es someterlos al monopolio cerealista; 
luchar contra ellos cuando infringen este monopolio, 
cuando ocultan el trigo. Hace poco he tenido ocasion 
de repetir estas tesis en una reunion de varios 
centenares de representantes de los comites de 
campesinos pobres, llegados a Moscii al tiempo de 
celebrarse el VI Congreso . En las publicaciones de 
nuestro partido, en la propaganda y en la agitacion 
hemos destacado siempre esta diferencia en nuestra 
posicion ante la gran burguesia y la pequena 
burguesia. Mas aunque todos estabamos de acuerdo 
desde el punto de vista teorico, no todos, ni mucho 
menos, ni con la suficiente rapidez, han sacado las 
correspondientes conclusiones politicas. Y yo he 
comenzado adrede desde muy lejos, por decirlo asi, a 
fin de mostraros que concepciones economicas sobre 
las relaciones mutuas de las clases deben servirnos de 
guia para plantear con razones indiscutibles nuestra 
politica respecto a la democracia pequenoburguesa. 
No cabe duda de que esta clase de pequenos 
campesinos (denominamos campesino medio al que 
no vende su fuerza de trabajo), este campesino 
constituye, por lo menos en Rusia, la principal clase 
economica que sirve de base a la gran variedad de 
corrientes politicas de la democracia 
pequenoburguesa. En Rusia, estas corrientes estan 
vinculadas, sobre todo, a los partidos de los 
mencheviques y de los eseristas. La historia del 
socialismo en Rusia conoce una larga lucha de los 
bolcheviques contra esos partidos, con la 
particularidad de que los socialistas de Europa 
Occidental la consideraban siempre una lucha dentro 
del socialismo, es decir, la escision del socialismo en 
Rusia. Digamos entre parentesis que esta opinion 
aparece a cada paso en los discursos incluso de 
buenos socialdemocratas. 

Precisamente hoy me han entregado una carta de 
Federico Adler, un hombre conocido por su conducta 
revolucionaria en Austria. Su carta, escrita a finales 
de octubre y recibida hoy, contiene solo un ruego: 
que se ponga en libertad a los mencheviques 
encarcelados. En un momento como este no se le ha 
ocurrido escribir nada mas inteligente que ese ruego. 
Es cierto que hace la salvedad de que no esta 
informado de nuestro movimiento, etc.; mas, de 
todos modos, eso es sintomatico. Este error ridiculo 
de los socialistas de Europa Occidental tiene su 
explicacion en que miran atras y no adelante, en que 
no comprenden que ni los mencheviques ni los 
eseristas (que pregonan el socialismo) pueden ser 
considerados socialistas. Durante toda la revolucion 
de 1917, los mencheviques y los eseristas no hicieron 
otra cosa que vacilar entre la burguesia y el 



Vease el presente vo lumen. (TV. de la Edit.) 



proletariado, no pudieron ocupar jamas una posicion 
justa y, como si lo hicieran adrede, ilustraron la tesis 
de Marx de que la pequena burguesia es incapaz de 
mantener una posicion independiente en las batallas 
decisivas. 

Desde el comienzo mismo de la creacion de los 
Soviets, el proletariado adopto instintivamente una 
posicion de clase bien defmida por el propio hecho 
de haberlos creado. Los mencheviques y los eseristas 
han vacilado siempre. Y si sus mismos amigos los 
denominaban "semibolcheviques" durante la 
primavera y el verano de 1917, eso no era solo un 
calificativo ingenioso, sino tambien una defmicion 
exacta. En las cuestiones de los Soviets, del 
movimiento revolucionario en el campo, de la toma 
directa de las tierras, de la confraternizacion en el 
frente, del apoyo o no apoyo del imperialismo; en 
todas estas cuestiones vitales, los mencheviques y los 
eseristas decian hoy "si" y manana "no". Por un lado, 
ayudaban; por otro, no, siendo modelo de falta de 
caracter y de impotencia. Mas, por otra parte, cuando 
lanzaban a la poblacion frases "a favor de los 
Soviets" (pues ellos han denominado siempre los 
Soviets "democracia revolucionaria" y los han 
contrapuesto a lo que llamaban elemento restrictivo), 
se trataba unicamente de una argucia politica, en 
tanto que las amplias masas a las que iban a parar 
esas frases se sentian cautivadas: "jEso es a favor del 
Soviet!" Con frecuencia, las predicas de los 
mencheviques nos prestaban tambien un servicio a 
nosotros. 

Esta cuestion es muy compleja y tiene larga 
historia, por lo que bastard que me ocupe brevemente 
de ella. Pues bien, esta politica de los mencheviques 
y de los eseristas confirma defmitivamente ante 
nuestros propios ojos la tesis sustentada por nosotros 
de que es un error considerados socialistas. Fueron 
socialistas, quizas, por la fraseologia y los recuerdos. 
Pero, de hecho, son la pequena burguesia rusa. 

Al empezar, hablaba de la actitud de los marxistas 
ante el campesino medio, dicho con otras palabras, 
ante los partidos pequenoburgueses. Nos vamos 
acercando a una etapa en la que nuestras consignas 
del periodo precedente de la revolucion deben ser 
modificadas para tener en cuenta con acierto el viraje 
actual. Vosotros sabeis que esos elementos vacilaron 
en octubre y noviembre. 

El partido bolchevique fue entonces intransigente 
y procedio con justedad; nos dijimos que teniamos la 
mision de acabar con los enemigos del proletariado, 
que nos esperaba la batalla en torno a los problemas 
fundamentales de la guerra y la paz, de la 
representacion burguesa y del Poder sovietico. En 
todos estos problemas podiamos apoyarnos 
unicamente en nuestras propias fuerzas y procedimos 
con absoluto acierto al no aceptar un compromiso 
con la democracia pequenoburguesa. 

El curso posterior de los acontecimientos nos 



V. I. Lenin 



planteo el problema de la paz y de la conclusion del 
Tratado de Brest. Como sabeis, la paz de Brest aparto 
de nosotros a los elementos pequenoburgueses. 

Estas dos circunstancias, la de nuestra politica 
exterior, que llevo a la firma de la paz de Brest, y la 
de nuestra lucha implacable contra las ilusiones 
democraticas de una parte de la democracia 
pequenoburguesa, la de nuestra lucha implacable por 
el Poder de los Soviets, dieron lugar a que la 
democracia pequenoburguesa se apartara 
bruscamente de nosotros. Vosotros sabeis que, 
despues de la paz de Brest, comenzaron las 
vacilaciones entre los eseristas de izquierda. Una 
parte de ellos se lanzo a una aventura; los otros se 
escindieron y continuan escindiendose. Mas los 
hechos, hechos son. Como es natural, no podemos 
dudar ni un momento, ni un instante, de que nuestra 
politica fue entonces absolutamente justa. Tratar de 
demostrar esto ahora significaria repasar las viejas 
lecciones, pues la revolucion alemana ha probado 
mejor que nada lo acertado de nuestras opiniones. 

Lo que mas nos reprochaban despues de la paz de 
Brest y lo que decian con mayor frecuencia las masas 
obreras poco conscientes era que en vano cifrabamos 
nuestras esperanzas en la revolucion alemana, que 
esta no se producia. La revolucion alemana refuto 
todos esos reproches y demostro que teniamos razon 
al defender el criterio de que la revolucion debia 
producirse, de que debiamos luchar contra el 
imperialismo aleman no solo por medio de la guerra 
nacional, sino tambien mediante la propaganda y su 
descomposicion interna. Los acontecimientos han 
confirmado de tal modo nuestra opinion que no hay 
necesidad de demostrar nada. Lo mismo ha ocurrido 
con la Constituyente: las vacilaciones fueron 
inevitables en esta cuestion, y el curso de los 
acontecimientos ha confirmado hasta extremo la 
certeza de nuestros puntos de vista que todas las 
revoluciones que se inician ahora en Occidente 
transcurren bajo la consigna de este Poder sovietico y 
crean el Poder sovietico. El rasgo peculiar de las 
revoluciones en todas partes son los Soviets. Han 
pasado de Austria y Alemania a Holanda y Suiza (a 
paises de cultura democratica de lo mas antigua que 
se denominan a si mismos Europa Occidental, en 
comparacion incluso con Alemania). En esos paises 
se lanza la consigna de Poder sovietico. Y eso 
significa que la bancarrota historica de la democracia 
burguesa no era una invencion de los bolcheviques, 
sino una necesidad historica absoluta. La lucha 
politica se inicio en Suiza y Holanda hace ya 
centenares de anos, y si ahora se lanza alii la 
consigna de Poder sovietico no es por la linda cara de 
los bolcheviques. Eso quiere decir que hemos tenido 
en cuenta el presente con acierto. El desarrollo de los 
acontecimientos ha confirmado de tal modo lo 
certero de nuestra tactica que no hay necesidad de 
detenerse mas en este problema. Lo unico que hace 



falta es comprender que se trata de una cuestion 
importante, del mas profundo prejuicio de la 
democracia pequenoburguesa. Recordad la historia 
general de la revolucion burguesa y del desarrollo del 
parlamentarismo en todos los paises de Europa 
Occidental y vereis que entre los viejos 
socialdemocratas de todos los paises de la decada del 
40 reinaban prejuicios semej antes. Estas opiniones se 
mantuvieron en Francia mas tiempo que en ningiin 
otro sitio. Y no podia ser de otra manera. En los 
problemas del parlamentarismo, la pequena 
burguesia es la mas patriotica en comparacion con el 
proletariado y con la gran burguesia. Esta ultima es 
mas internacional porque la pequena burguesia es 
mas pasiva, no esta tan ligada a otros pueblos ni ha 
sido atraida a la orbita del comercio mundial. Era de 
esperar, por ello, que donde mas se manifestara la 
pequena burguesia fuera en la cuestion del 
parlamentarismo. Asi ocurrio en Rusia tambien. En 
este aspecto desempeno un papel importante la 
circunstancia de que nuestra revolucion habia 
luchado contra el patriotismo. En la epoca de la paz 
de Brest tuvimos que ir contra el patriotismo. 
Nosotros deciamos: si eres socialista, debes sacrificar 
todos tus sentimientos patrioticos en aras de la 
revolucion mundial, que llegara, que todavia no ha 
llegado, pero en la que debes creer si eres 
internacionalista. 

Y es comprensible que, al hablar asi, solo 
podiamos atraernos a los destacamentos de 
vanguardia de la clase obrera. Es comprensible que la 
mayoria de la pequena burguesia no compartiera 
nuestro punto de vista. No podiamos esperar eso. 
Ademas, <^por que iba a adoptar la pequena burguesia 
nuestro punto de vista? Hemos tenido que ejercer la 
dictadura del proletariado en su forma mas severa. 
Hemos superado la epoca de las ilusiones en varios 
meses. Mas, si se repasa la historia de los paises 
europeos occidentales, se comprobara que ni siquiera 
en decenios se han desembarazado de esa ilusion. 
Tomemos la historia de Holanda, de Francia, de 
Inglaterra y de otros paises. Nos vimos obligados a 
desvanecer la ilusion pequenoburguesa de que el 
pueblo es un todo unico y de que la voluntad popular 
puede ser expresada en algo que no sea su lucha de 
clase. Tuvimos absoluta razon al no aceptar ningiin 
compromiso en este punto. Si hubieramos sido 
indulgentes con las ilusiones pequenoburguesas, con 
las ilusiones en la Constituyente, habriamos 
malogrado toda la obra de la revolucion proletaria en 
Rusia. En aras de los estrechos intereses nacionales 
habriamos sacrificado los intereses de la revolucion 
mundial, que seguia la senda bolchevique porque no 
era nacional, sino puramente proletaria. En estas 
condiciones se apartaron de nosotros las masas 
mencheviques y eseristas pequenoburguesas. Se 
colocaron al otro lado de la barricada, fueron a parar 
al campo de nuestros enemigos. Cuando comenzo la 



Reunion de los cuadros del partido celebrada en Moscii 



sublevacion de Diitov, nos convencimos 
palpablemente de que en las huestes de Diitov, 
Krasnov y Skoropadski se encontraban las fuerzas 
politicas que luchaban contra nosotros. A nuestro 
lado estuvieron el proletariado y los campesinos 
pobres. 

Vosotros sabeis que durante la sublevacion del 
cuerpo de ejercito checoslovaco, en el momento en 
que esta obtenia mayor exito, se registraron en toda 
Rusia alzamientos de kulaks. Solo el acercamiento 
del proletariado urbano al campo fortalecio nuestro 
poder. El proletariado, ayudado por los campesinos 
pobres, fue el linico que sostuvo la lucha contra todos 
los enemigos. Tanto los mencheviques como los 
eseristas se colocaron, en su inmensa mayoria, al 
lado de los checoslovacos, de Diitov y de Krasnov. 
Semejante situacion requeria de nosotros la lucha 
mas encarnizada y la aplicacion de metodos 
terroristas en ella. Por mucho que se censurara ese 
terrorismo desde diversas posiciones (y escuchamos 
esa censura en boca de todos los socialdemocratas 
vacilantes), para nosotros estaba claro que el terror 
era consecuencia de la guerra civil exacerbada. Era 
debido a que toda la democracia pequenoburguesa se 
habia vuelto contra nosotros. Luchaban contra 
nosotros con diversos metodos: la guerra civil, el 
soborno y el sabotaje. Tales son las condiciones que 
hicieron necesario el terror. Por eso no debemos 
arrepentirnos o abjurar de el. Lo que hace falta es 
comprender con claridad que condiciones de nuestra 
revolucion proletaria motivaron el encono de la 
lucha. Estas condiciones especiales consistian en que 
tuvimos que actuar contra el patriotismo, en que 
tuvimos que sustituir la Asamblea Constituyente por 
la consigna de "Todo el poder a los Soviets". 

Y cuando llego el viraje en la politica 
internacional, se produjo tambien inevitablemente el 
viraje en la situacion de la democracia 
pequenoburguesa. Vemos como cambia el estado de 
animo en su campo. En el manifiesto de los 
mencheviques vemos un llamamiento a renunciar a la 
alianza con las clases poseedoras, un llamamiento 
que hacen los mencheviques a sus amigos, los 
hombres de la democracia pequenoburguesa, que han 
concluido una alianza con Diitov, los del cuerpo de 
ejercito checoslovaco y los ingleses. Los exhortan a 
luchar contra el imperialismo angloamericano. Ahora 
esta claro para todos que, excepcion hecha del 
imperialismo angloamericano, no hay fuerza capaz 
de contraponer algo al poder bolchevique. 
Vacilaciones del mismo genero se observan tambien 
entre los eseristas y entre la intelectualidad, 
contaminada en mayor grado que nadie de los 
prejuicios de la democracia pequenoburguesa y que 
era la mas henchida de predisposiciones patrioticas. 
En su seno se registra el mismo proceso. 

Nuestro partido tiene ahora la tarea de regirse por 
las relaciones entre las clases al elegir su tactica, a fin 



de que comprendamos con claridad esta cuestion y 
veamos si se trata de un hecho casual, de una 
manifestacion de falta de caracter, de vacilaciones 
carentes de todo fundamento, o si, por el contrario, se 
trata de un proceso con profundas raices sociales. Si 
abordamos esta cuestion en su conjunto desde el 
punto de vista de las actitudes teoricas adoptadas por 
el proletariado ante el campesino medio, desde el 
punto de vista de la historia de nuestra revolucion, 
veremos que la respuesta no ofrece dudas. Este viraje 
no es casual ni individual. Atane a millones y 
millones de seres que tienen en Rusia la situacion de 
campesinos medios o una situacion equivalente. El 
viraje atafie a toda la democracia pequenoburguesa. 
Lucho contra nosotros con sana rayana en el frenesi 
porque tuvimos que herir todos sus sentimientos 
patrioticos. Pero la historia ha hecho que el 
patriotismo se oriente ahora hacia nosotros, pues esta 
claro que a los bolcheviques solo se les puede 
derrocar con bayonetas extranjeras. Si hasta ahora se 
creia que los ingleses, los franceses y los 
norteamericanos eran la verdadera democracia, si 
hasta ahora se conservaba esta ilusion, la desvanece 
por completo la paz que ellos proporcionan hoy a 
Austria y Alemania. Los ingleses se comportan como 
si se hubieran planteado el objetivo especial de 
demostrar la justedad de las opiniones bolcheviques 
acerca del imperialismo internacional. 

Por eso, de los partidos que lucharon contra 
nosotros, por ejemplo, del campo de Plejanov, salen 
voces diciendo: nos hemos equivocado, pensabamos 
que el imperialismo aleman era nuestro enemigo 
principal y que los paises occidentales -Francia, 
Inglaterra y Norteamerica- nos traian el regimen 
democratico. Ha resultado que la paz que conceden 
esos paises occidentales es cien veces mas 
humillante, bandolera y rapaz que nuestra paz de 
Brest. Ha resultado que los ingleses y los 
norteamericanos actiian como verdugos y gendarmes 
de la libertad rusa, lo mismo que ese papel fue 
interpretado en tiempos del verdugo ruso Nicolas I 
no peor que los reyes que hacian de verdugos cuando 
estrangulaban la revolucion hiingara. Este papel lo 
desempenan ahora los agentes de Wilson. Ahogan la 
revolucion en Austria, hacen de gendarmes, 
presentan un ultimatum a Suiza: no les daremos trigo 
si no se suman a la lucha contra el gobierno 
bolchevique. Declaran a Holanda: no tengan la 
osadia de permitir la llegada a su pais de 
embajadores sovieticos, pues, en caso contrario, 
declararemos el bloqueo. Tienen un arma sencilla: el 
dogal del hambre. Con ella se estrangula a los 
pueblos. 

La historia de los liltimos tiempos, de la epoca de 
la guerra y de la posguerra, se distingue por la 
inusitada rapidez del desarrollo y prueba la tesis de 
que el imperialismo anglo-frances es tan repulsivo 
como el aleman. No olvideis que America es la 



V. I. Lenin 



republica mas libre, la republica mas democratica, lo 
que no impide en absoluto al imperialismo actuar alii 
con el mismo salvajismo, que no solo linchen a los 
internacionalistas, sino que la multitud los saque de 
sus casas, los desnude por completo, los embadurne 
de brea y les prenda fuego. 

Los acontecimientos desenmascaran al 
imperialismo con fuerza excepcional y plantean este 
dilema: o el Poder sovietico o el completo 
aplastamiento de la revolucion por las bayonetas 
anglo-francesas. No se trata ya de un acuerdo con 
Kerenski: vosotros sabeis que la pequena burguesia 
lo ha arrojado como a un limon exprimido. Antes iba 
con Diitov y Krasnov. Ha pasado ya ese periodo. El 
patriotismo la empuja ahora hacia nosotros: asi ha 
sucedido, asi la ha obligado a proceder la historia. Y 
nosotros debemos tener en cuenta esta experiencia 
masiva de toda la historia universal. No se puede 
defender a la burguesia, no se puede defender la 
Constituyente, porque, en la practica, ha hecho el 
juego a los Diitov y los Krasnov. Resulta ridiculo que 
la Asamblea Constituyente haya podido convertirse 
en su consigna. Pero asi ha ocurrido, porque la 
Asamblea Constituyente se convoco cuando la 
burguesia se hallaba en el poder. La Asamblea 
Constituyente resulto un organo de la burguesia, y 
esta se coloco al lado de los imperialistas, que 
dirigian su politica contra los bolcheviques. La 
burguesia estaba dispuesta a todo para estrangular el 
Poder sovietico con los metodos mas viles, estaba 
dispuesta a vender Rusia a quien fuera con tal de 
acabar con el Poder de los Soviets. 

Esa es la politica que condujo a la guerra civil y 
que obligo a la democracia pequenoburguesa a dar un 
viraje. Naturalmente, las vacilaciones en este medio 
son siempre inevitables. Cuando los del cuerpo de 
ejercito checoslovaco consiguieron las primeras 
victorias, esta intelectualidad pequenoburguesa 
intento correr el rumor de que el triunfo de aquellos 
era inevitable. Publicaban telegramas de Moscii 
diciendo que este se hallaba en visperas de la caida, 
que estaba cercado. Y sabemos muy bien que si los 
anglo-franceses consiguen victorias, por 
insignificantes que sean, la intelectualidad 
pequenoburguesa es la primera en perder la cabeza, 
en ser presa del panico y en empezar a hacer correr 
toda clase de Rumores sobre los exitos de nuestros 
enemigos. Pero la revolucion ha mostrado que la 
insurreccion contra el imperialismo es inevitable. Y 
ahora, nuestros "aliados" han resultado ser los 
enemigos principales de la libertad y la 
independencia rasas. Rusia no puede ser ni sera 
independiente si no se afianza el Poder sovietico. Ese 
es el motivo del viraje. Y como consecuencia de el, 
tenemos hoy la tarea de determinar nuestra tactica. 
Cometeria un craso error quien pensara aplicar ahora 
maquinalmente las consignas de nuestra lucha 
revolucionaria del periodo en que no podia existir 



ninguna reconciliacion entre nosotros, en que la 
pequena burguesia estaba contra nosotros y en que 
nuestra intransigencia nos exigia el empleo del terror. 
Eso no seria ahora intransigencia, sino sencillamente 
estupidez, insuficiente comprension de la tactica del 
marxismo. Cuando tuvimos que concertar la paz de 
Brest, este paso parecia una traicion a Rusia desde el 
punto de vista estrictamente patriotico; desde el 
punto de vista de la revolucion mundial fue un paso 
estrategico acertado que ayudo, ante todo, a la 
revolucion mundial. Esta se ha desencadenado 
precisamente ahora, cuando el Poder sovietico se ha 
convertido en una institucion de todo el pueblo. 

Y ahora, a pesar de que la democracia 
pequenoburguesa continua vacilando, sus ilusiones 
han sido socavadas. Y, como es natural, debemos 
tener en cuenta esta situacion, lo mismo que las 
demas condiciones. Si antes teniamos otro punto de 
vista es porque la pequena burguesia estaba de parte 
de los checoslovacos, y la violencia era inevitable, 
pues la guerra es la guerra, y en ella hay que actuar 
como en la guerra. Pero ahora, cuando esas gentes 
comienzan a virar hacia nosotros, no debemos 
volverles la espalda por el mero hecho de que 
nuestras consignas lanzadas en octavillas y 
periodicos eran antes otras. Cuando vemos que dan 
media vuelta hacia nosotros, debemos escribir de 
nuevo nuestras octavillas, porque ha cambiado la 
actitud de esa democracia pequenoburguesa hacia 
nosotros. Debemos decir: sean bienvenidos, no les 
tememos. Si piensan ustedes que sabemos actuar solo 
con la violencia, se equivocan. Podriamos llegar a un 
acuerdo. Y podran venir a nuestro lado los elementos 
llenos de tradiciones y de prejuicios burgueses, todos 
los cooperativistas, todos los sectores de los 
trabaj adores mas vinculados a la burguesia. 

Tomemos toda la intelectualidad. Vivia la vida 
burguesa, estaba acostumbrada a ciertas 
comodidades. Por cuanto se inclinaba hacia los 
checoslovacos, nuestra consigna fue la lucha 
implacable: el terror. En vista de que ha llegado ese 
viraje al estado de animo de las masas 
pequenoburguesas, nuestra consigna debe ser el 
acuerdo, el establecimiento de relaciones de buena 
vecindad. Cuando encontramos declaraciones de un 
grapo de la democracia pequenoburguesa que dicen 
que quiere ser neutral con el Poder sovietico, 
debemos responder: la "neutralidad" y las relaciones 
de buena vecindad son trastos viejos que no valen 
para nada desde el punto de vista del comunismo. 
Son viejos cachivaches y nada mas, pero debemos 
examinarlos desde el punto de vista practico. Hemos 
pensado siempre asi y nunca hemos tenido la 
esperanza de que esos elementos pequenoburgueses 
se hicieran comunistas. Mas debemos examinar las 
propuestas practicas. 

Hablando de la dictadura del proletariado, hemos 
dicho que esta debe dominar sobre todas las demas 



Reunion de los cuadros del partido celebrada en Moscii 



clases. Antes de la completa implantacion del 
comunismo no podremos poner fin a la diferencia 
entre las clases. Estas seguiran existiendo hasta que 
acabemos con los explotadores, la gran burguesia y 
los terratenientes, a quienes expropiamos sin piedad. 
Mas, con relacion a los campesinos medios y 
pequenos, hay que hablar de otra manera. Al mismo 
tiempo que aplastamos implacablemente a la 
burguesia y a los terratenientes, debemos ganarnos a 
la democracia pequenoburguesa. Cuando dicen que 
quieren permanecer neutrales y tener relaciones de 
buena vecindad con nosotros, respondemos: eso es 
precisamente lo que necesitamos. Nunca esperamos 
que se hicieran ustedes comunistas. 

Seguimos manteniendonos en el terreno de la 
expropiacion despiadada de los terratenientes y de 
los capitalistas. En eso somos implacables y no 
podemos aceptar ninguna conciliacion o acuerdo. 
Pero sabemos que la pequena produccion no puede 
transformarse en grande por decreto, que en esta 
cuestion es necesario convencer gradualmente, con el 
curso de los acontecimientos, de la inevitabilidad del 
socialismo. Esos elementos no seran nunca 
socialistas convencidos, francos, verdaderos 
socialistas. Se haran socialistas cuando vean que no 
hay salida. Y ahora ven que Europa se ha 
desmoronado tanto, y el imperialismo ha llegado a tal 
estado, que la salvacion no esta en ninguna 
democracia burguesa, que la salvacion esta 
unicamente en el Poder sovietico. De ahi que hoy, 
lejos de temer esa neutralidad, esas relaciones de 
buena vecindad por parte de la democracia 
pequenoburguesa, los deseemos. Por eso, si 
abordamos la cuestion como representantes de una 
clase que ejerce la dictadura, decimos: nunca 
habiamos esperado mas de la democracia 
pequenoburguesa. Nos basta con eso. Ustedes 
tendran con nosotros relaciones de buena vecindad, y 
nosotros tendremos el poder del Estado. A ustedes, 
senores mencheviques, los legalizaremos de buen 
grado despues de sus declaraciones acerca de los 
"aliados". Esto lo hara el Comite Central de nuestro 
partido. Mas no olvidaremos que en el partido de 
ustedes han quedado los mencheviques-"activistas". 
Y con relacion a ellos, nuestros metodos de lucha 
seguiran siendo los viejos, ya que los "activistas" son 
amigos de los checoslovacos, y mientras estos 
ultimos no sean expulsados de Rusia, ustedes son tan 
enemigos como ellos. Conservamos en nuestras 
manos, solo en las nuestras, el poder del Estado. 
Respecto a quienes establecen con nosotros 
relaciones de neutralidad, razonamos como la clase 
que tiene en sus manos el poder politico, que dirige 
el filo de sus armas contra los terratenientes y los 
capitalistas y dice a la democracia pequenoburguesa: 
si desean pasarse a los checoslovacos y a las huestes 
de Krasnov, sepan que hemos mostrado como 
sabemos luchar y que lucharemos tambien en lo 



sucesivo. Si desean aprender del ejemplo de los 
bolcheviques, nosotros emprenderemos la senda del 
acuerdo con ustedes, sabiendo que el pais solo puede 
pasar al socialismo mediante toda una serie de 
acuerdos, que probaremos, controlaremos y 
confrontaremos. 

Esta senda la emprendimos desde el comienzo 
mismo, cuando, por ejemplo, votamos la ley de 
socializacion de la tierra y la transformamos 
gradualmente en un instrumento que permitio unir en 
torno nuestro a los campesinos pobres y volverlos 
contra los kulaks. Solo a medida que triunfe el 
movimiento proletario en el campo iremos pasando 
sistematicamente al regimen de propiedad social, 
colectiva, de la tierra y a su laboreo en comun. Esta 
tarea solo puede realizarse apoyandose en el 
movimiento puramente proletario en el campo, y en 
este sentido queda aiin mucho por hacer. Es 
indudable que solo la experiencia practica, solo la 
realidad mostrara como debe procederse en este 
asunto. 

Las tareas del acuerdo con el campesino medio, 
con los elementos pequenoburgueses y con los 
cooperativistas son distintas. Esta tarea sufrira 
modificaciones si la planteamos en relacion con las 
alianzas que han conservado las tradiciones y 
costumbres pequenoburguesas. Esta tarea 
experimenta asimismo cierto cambio cuando 
habiamos de la intelectualidad pequenoburguesa. 
Esta vacila, pero la necesitamos tambien para nuestra 
revolucion socialista. Sabemos que el socialismo se 
puede construir unicamente con elementos de la 
cultura capitalista propia de la gran industria, y la 
intelectualidad es uno de esos elementos. Si tuvimos 
que luchar implacablemente contra ella fue porque 
nos obligo no el comunismo, sino el curso de los 
acontecimientos, que aparto de nosotros a todos los 
"democratas" y a todos los enamorados de la 
democracia burguesa. Ahora ha surgido la 
posibilidad de aprovechar para el socialismo a esa 
intelectualidad, a esos intelectuales que no son 
socialistas, que jamas seran comunistas, pero a los 
que el curso objetivo de los acontecimientos y de la 
correlacion de fuerzas obliga hoy a tener una actitud 
de neutralidad, de buena vecindad con nosotros. En 
los intelectuales no nos apoyaremos nunca; nos 
apoyaremos exclusivamente en la vanguardia del 
proletariado, que lleva tras de si a todos los 
proletarios y a todos los campesinos pobres. El 
Partido Comunista no puede tener otro apoyo. Mas 
una cosa es apoyarse en la clase que representa la 
dictadura y otra dominar sobre las demas clases. 

Recordareis que Engels decia, incluso refiriendose 
a los campesinos que emplean trabajo asalariado, 
que, posiblemente, no seria necesario expropiarlos a 
todos 106 . Nosotros expropiamos conforme a una regla 
general, y en los Soviets de nuestro pais no hay 
kulaks. Los hemos echado. Los aplastamos 



V. I. Lenin 



fisicamente cuando penetran en los Soviets e intentan 
ahogar alii a los campesinos pobres. Veis como se 
aplica en este caso el dominio de una clase. Solo el 
proletariado puede dominar. Mas esto se aplica de 
una manera al pequefio campesino, de otra al 
campesino medio, de otra al terrateniente y de otra al 
pequefio burgues. Toda la cuestion consiste en que 
sepamos comprender este viraje, provocado por las 
condiciones internacionales; en que sepamos 
comprender que las consignas a que nos hemos 
acostumbrado en el medio ano transcurrido de 
historia de la revolucion deben modificarse 
ineluctablemente en lo que se refiere a la democracia 
pequenoburguesa. Debemos decir: conservamos el 
poder en manos de la misma clase. Nuestra consigna 
respecto a la democracia pequenoburguesa era el 
acuerdo, pero nos obligaron a emplear el terror. Si 
ustedes aceptan verdaderamente vivir con nosotros 
como buenos vecinos, tomense la molestia de 
cumplir una u otra tarea, senores cooperativistas e 
intelectuales. Y si no las cumplen, seran unos 
infractores de la ley, enemigos nuestros, y 
lucharemos contra ustedes. Mas si se mantienen en el 
terreno de las relaciones de buena vecindad y 
cumplen esas tareas, eso es mas que suficiente para 
nosotros. Nuestra base es firme. Jamas dudamos de la 
flojedad de ustedes. Pero no negamos que los 
necesitamos, porque ustedes son el unico elemento 
culto. 

Si no tuvieramos que edificar el socialismo con 
los elementos que nos ha legado el capitalismo, la 
tarea seria facil. Pero la dificultad de la edificacion 
socialista reside en que nos vemos obligados a 
edificar el socialismo con elementos completamente 
corrompidos por el capitalismo. La dificultad de la 
transicion consiste en que esta vinculada a la 
dictadura que solo puede dirigir una clase: el 
proletariado. De ahi que nos digamos a nosotros 
mismos que la linea sera determinada por el 
proletariado, disciplinado y convertido en una fuerza 
de combate capaz de derrotar a la burguesia. Entre la 
burguesia y el proletariado existe una masa de grados 
intermedios, con relacion a los cuales nuestra politica 
debe seguir ahora los cauces previstos teoricamente 
por nosotros; ahora podemos aplicarla. Nos espera 
toda una serie de misiones, toda una serie de 
acuerdos y tareas tecnicas que nosotros, el poder 
proletario dominante, debemos saber encomendar. 
Debemos saber encomendar al campesino medio una 
tarea: ayudar en el intercambio de mercancias, en el 
desenmascaramiento del kulak. A los cooperativistas 
hemos de darles otra, pues disponen de un 
mecanismo para la distribucion de los productos a 
gran escala; debemos tomar ese mecanismo. A los 
intelectuales hay que encomendarles otra tarea 
completamente distinta; no pueden continuar el 
sabotaje, y su estado de animo hace que ocupen 
ahora, respecto a nosotros, la mas excelente posicion 



de buena vecindad. Y nosotros debemos aceptar a 
esos intelectuales, senalarles determinadas tareas, 
vigilar y comprobar su cumplimiento, tener con ellos 
la misma actitud de que hablaba Marx con relacion a 
los empleados de la Comuna de Paris: "Cada 
contratista sabe elegir auxiliares y contables 
convenientes; cuando se equivocan, sabe corregir sus 
errores, y si no valen, sabe sustituirlos por otros 
nuevos, buenos". Nosotros construimos el poder con 
los elementos que nos ha dejado el capitalismo. No 
podemos hacerlo sin utilizar una herencia de la 
cultura capitalista como son los intelectuales. Ahora 
estamos en condiciones de tratar a la pequena 
burguesia como a un buen vecino que se encuentra 
bajo el control riguroso del poder del Estado. La 
tarea del proletariado consciente consiste en este 
terreno en comprender que el dominio no significa 
que sea el mismo quien debe realizar todas esas 
tareas. Quien piensa asi no tiene la menor nocion de 
lo que significa edificar el socialismo, no ha 
aprendido nada en un ano de revolucion y de 
dictadura. Lo mejor que pueden hacer semej antes 
senores es ir a la escuela y aprender; mas quienes 
hayan aprendido algo en los ultimos tiempos, se 
diran para su fuero interno: esa intelectualidad la 
aprovechare ahora para la construccion. Tengo para 
ello suficiente apoyo en el campesinado. Y debemos 
recordar que solo en el transcurso de esta lucha, en 
una serie de acuerdos y ensayos de acuerdos del 
proletariado con la democracia pequenoburguesa se 
hace la obra que conducira al socialismo. 

Recordemos las palabras de Engels de que 
debemos actuar con el ejemplo. Ninguna forma sera 
definitiva hasta que no se consiga el comunismo 
completo. No hemos pretendido ser conocedores del 
camino seguro. Pero marchamos hacia el comunismo 
de manera inevitable e ineluctable. Hoy, cada semana 
da mas que decenios de tiempo de paz. Los seis 
meses vividos desde la paz de Brest han sido una 
epoca de vacilaciones contra nosotros. La revolucion 
de Europa Occidental, nuestro ejemplo, que 
comienza a cundir, ha de fortalecernos. Debemos 
tener en cuenta los cambios operados, tomar en 
consideracion todos los elementos, sin hacernos 
ninguna ilusion, sabiendo que los vacilantes seguiran 
siendo vacilantes hasta que triunfe por completo la 
revolucion socialista universal. Es posible que esto 
no suceda muy pronto, aunque la marcha de los 
acontecimientos de la revolucion alemana hace 
abrigar la esperanza de que ocurrira antes de lo que 
muchos suponen. La revolucion alemana se 
desarrolla como se desarrollo la nuestra, pero a un 
ritmo mas acelerado. En todo caso, nuestra tarea 
consiste en luchar con arrojo contra el imperialismo 
angloamericano. Este ha sentido que el bolchevismo 
ha pasado a ser una fuerza mundial, y precisamente 
por eso trata de estrangularnos con la maxima 
rapidez, deseando acabar primero con los 



Reunion de los cuadros del partido celebrada en Moscii 



bolcheviques rusos para despues hacer lo mismo con 
los suyos. 

Debemos aprovechar a los elementos vacilantes 
que se sienten empujados hacia nosotros por las 
atrocidades de los imperialistas. Y los 
aprovecharemos. Sabeis perfectamente que en la 
guerra no se puede despreciar ninguna ayuda, aunque 
sea indirecta. En la guerra, incluso la actitud de las 
clases vacilantes tiene inmensa importancia. Cuanto 
mas dura es la guerra, mayor debe ser la influencia 
que consigamos ejercer sobre los elementos 
vacilantes que se acercan a nosotros. De ahi se 
desprende que la tactica que nemos seguido durante 
seis meses debe ser modificada de acuerdo con las 
nuevas tareas en lo que se refiere a los distintos 
sectores de la democracia pequenoburguesa. 

Si he conseguido concentrar la atencion de los 
cuadros del partido en esta tarea y estimularlos a 
encontrar su solucion acertada mediante la 
experiencia sistematica podre considerar que he 
cumplido mi mision. 

Publicado el 5 y 6 de diciembre de 1918 en los 
nums. 264 y 265 de "Pravda". 
T. 37, pdgs. 207-224. 

2. Discurso de resumen de la discusion del 
informe sobre la actitud del proletariado ante la 
democracia pequenoburguesa. 

Camaradas: Tendre que hacer unas cuantas 
observaciones como conclusion. Primero, querria 
responder a la cuestion aqui aludida sobre el dogma. 
Marx y Engels dijeron muchas veces que nuestra 
doctrina no es un dogma, sino una guia para la 
accion, y creo que, ante todo y sobre todo, esto es lo 
que debemos tener en cuenta. 

La doctrina de Marx y Engels no es un dogma que 
nos aprendemos de memoria. Hay que tomarla como 
una guia para la accion. Esto es lo que hemos dicho 
siempre, y creo que hemos obrado de la manera 
conveniente, sin caer nunca en el oportunismo, sino 
modificando nuestra tactica. Eso en modo alguno es 
una desviacion del marxismo ni puede, en modo 
alguno, denominarse oportunismo. Lo dije antes y 
vuelvo a repetirlo que esta doctrina no es un dogma, 
sino una guia para la accion. 

Me referire ahora a la observacion del camarada 
Steklov: ^con quien debemos concertar acuerdos, con 
los dirigentes o con las masas? Mi respuesta es que 
primero, naturalmente, con las masas, y luego con los 
dirigentes; respecto a cuando hemos de luchar contra 
los dirigentes, depende de cada caso aparte. Ya 
hablare de eso; por el momento no veo posibilidades 
practicas de llegar a un acuerdo con los partidos de 
los mencheviques y de los eseristas. Nos dicen que 
concertar un acuerdo significa ceder en algo. ^En que 
vais a ceder y como os vais a apartar de la pauta 
fundamental? Esto seria una apostasia que, 



circunscrita solo a la practica, no seria nada nuevo. 
Por supuesto, jamas renunciaremos a nuestros 
principios. No tiene sentido discutir eso ahora. Hace 
quince anos hubo un debate sobre la pauta 
fundamental y sobre los principios; lamento haberlo 
tenido que sostener en su mayor parte en el 
extranjero, y no en Rusia. Pero de lo que se trata hoy 
es del poder estatal, y en este punto no se puede ni 
pensar en hacer la menor concesion. Por algo declaro 
Wilson: ahora nuestro enemigo es el bolchevismo 
mundial. Lo mismo que dice la burguesia de todo el 
mundo. Si ellos preparan una cruzada contra 
nosotros, eso significa que reconocen que el poder 
bolchevique no es un fenomeno ruso solamente, sino 
universal. Seria un bolchevique ridiculo y desdenable 
el que propusiera a la burguesia una transaccion de 
cualquier tipo. Ademas, cuando las llamas de la 
revolucion se han propagado a tantos paises, ningiin 
gobierno capitalista burgues la aceptaria ni podria 
aceptarla. 

Cuando se llego a los liltimos acontecimientos, la 
burguesia suiza declaro sin rodeos: nosotros no 
somos rusos, no os entregaremos el poder. El capitan 
Sadoul, que se ha sumado ahora a los bolcheviques, 
escribe que se maravilla de ver la asombrosa 
mansedumbre de la burguesia rusa y declara que la 
burguesia francesa de ellos actuara de otra manera. 
Alii veremos mucho mas enconamiento, y la guerra 
civil, si llega a estallar, adoptara las formas mas 
despiadadas. Mirando las cosas por este lado, no se 
puede plantear ningiin problema. 

En la practica, el problema ha sido resuelto 
definitivamente por el ano de dictadura proletaria, y a 
ningiin campesino ni obrero se le ocurriria intentar 
llegar a una transaccion con la burguesia. Estoy de 
completo acuerdo en que una transaccion no es nada 
nuevo. Mi linico proposito era que debatiesemos 
juntos estos problemas. 

Las circunstancias que han apartado mas de 
nosotros a los mencheviques y eseristas, asi como a 
los pequenos intelectuales, han sido las dimanantes 
de la enconada lucha en torno a la paz de Brest, 
durante la ofensiva del imperialismo aleman; y ya 
quedaron en el pasado. Pero sabemos perfectamente 
que aiin los exitos pasajeros de los ingleses y los 
franceses daran lugar a nuevas vacilaciones entre esa 
intelectualidad y esa pequena democracia, que 
empezaran a sembrar el panico y a pasarse al otro 
bando. Pactamos con ellos para alcanzar ciertos 
resultados y para un trabajo practico determinado. 
Esta tactica no puede ser motivo de discusiones ni 
asombrar a nadie. Sin embargo, han demostrado no 
haberla comprendido muchos del tipo del camarada 
Maximov, influyente miembro del Soviet de Moscii, 
quien dijo que no debemos pactar con Jinchuk, sino 
solo llegar a un entendimiento razonable. Cuando en 
la primavera promulgamos el primer decreto sobre 
las cooperativas, y estas nos presentaron 



V. I. Lenin 



reivindicaciones en forma de ultimatum, cedimos. 
Esto es lo que llamamos pactar; a esta politica no se 
le puede dar otro nombre. Me dare por satisfecho si 
cada funcionario sovietico toma como norma, se dice 
a si mismo y dice a todos sus camaradas que 
debemos llegar a un entendimiento razonable con los 
democratas pequenoburgueses. 

En nuestro trabajo, sobre todo en el piano local, 
estamos todavia muy lejos de un entendimiento 
razonable. Todo lo contrario, dejamos a menudo de 
entendernos de manera razonable. Nos lo imputan 
quienes no comprenden que eso es inevitable durante 
la construccion de algo nuevo. No hay genio capaz 
de organizar una vida nueva sin aprender a hacerlo. 
No sabemos ponernos de acuerdo de manera 
razonable con la gente practica cuando es preciso. 
Para establecer una tienda, hay que saber como 
hacerlo. Necesitamos gente que sepa realizar su 
trabajo. Los bolcheviques hemos tenido muy pocas 
oportunidades de aplicar nuestros conocimientos a 
este tipo de trabajo practico. Muy rara vez nos faltan 
propagandistas; pero, en cambio, tenemos una 
escasez de lo mas perentoria de dirigentes y 
organizadores practicos. Y eso continua hasta hoy, 
pese al ano de experiencia que llevamos. Se puede 
llegar a un entendimiento razonable con todo el que 
tenga suficiente experiencia en este terreno y este por 
las consignas de neutralidad y relaciones de buena 
vecindad. Si sabe poner una tienda y distribuir 
mercancias, si nos puede ensenar algo, si es un 
hombre practico, sera una gran adquisicion. 

Todo el mundo sabe que, desde el momento que 
triunfamos, entre los "amigos" de los bolcheviques 
hay muchos enemigos. A menudo se arrima a 
nosotros gente muy insegura y truhanesca, vacilante 
en politica, que nos vende, nos es infiel y nos 
traiciona. Lo sabemos perfectamente, pero no nos 
hace cambiar. Es un fenomeno historico inevitable. 
Cuando los mencheviques nos reprochan que entre 
los empleados de los Soviets hay muchos vividores y 
gente deshonesta incluso en el aspecto civico general, 
les preguntamos: ^donde encontrar mejores? i,Que 
hacer para que la gente mejor tenga en seguida fe en 
nosotros? No hay revolucion que pueda veneer y 
convencer a todos en el acto, que se gane la 
confianza de golpe. La revolucion comienza en un 
pais, y en otros paises se desconfia de ella. Nuestra 
revolucion es tenida por una pesadilla, por un caos, y 
en otros paises nada se espera de nuestras "caoticas" 
asambleas organizadas que nosotros llamamos 
Soviets. Y eso es muy natural. Teniamos que 
conquistar muchas cosas. Por eso, cuando se dice que 
debemos llegar a un entendimiento razonable con 
Jinchuk, porque el sabe establecer una tienda, yo 
digo: lleguen a acuerdos con otros tambien y utilicen 
a los pequenos burgueses, que saben hacer muchas 
cosas. 

Si inculcamos la consigna de "llegar a un 



entendimiento", si se la metemos en la cabeza a la 
gente en el piano local, si comprendemos que 
despierta una nueva clase para ejercer el poder, que 
quienes estan dirigiendo ahora son personas que 
jamas afrontaron antes una tarea tan complicada y, 
claro esta, se equivocan, no nos desconcertamos. 
Sabemos que no es posible gobernar sin equivocarse. 
Pero, ademas de errores, vemos tambien que se 
utiliza mal el poder como tal, que a veces la gente 
dice: yo tengo la sarten por el mango, yo soy el que 
manda, y tu el que obedeces. Nosotros afirmamos 
que no es este el lema que se debe aplicar con toda 
una serie de elementos de la democracia 
pequenoburguesa de los sindicatos, de los 
campesinos y de los agrupados en cooperativas; ha 
dejado ya de ser necesario. Es mas razonable, por 
tanto, llegar a un entendimiento con la democracia 
pequenoburguesa, sobre todo con la intelectualidad: 
esta es nuestra tarea. Claro que llegaremos a 
entendernos, tomando por base nuestra plataforma, y 
lo haremos como poder. 

Preguntamos: <^es verdad que ustedes han pasado 
de la hostilidad a la neutralidad y a la buena 
vecindad? <Tis verdad que han dejado de ser 
enemigos? De lo contrario no cerraremos los ojos y 
les diremos sin tapujos: si quieren guerra, la tendran; 
y nos comportaremos como en la guerra. Pero, si 
ustedes han pasado de la hostilidad a la neutralidad, 
si quieren buena vecindad -he tornado estas palabras 
de declaraciones de personas que no pertenecen al 
campo de los comunistas y que ayer aun estaban 
mucho mas cerca de los guardias blancos-, digo que 
como hay tanta gente que pasa con tanta amplitud de 
su hostilidad anterior a la neutralidad y a la buena 
vecindad de hoy, debemos seguir nuestra 
propaganda. 

El camarada Jmelnitski no tiene por que temer 
que los mencheviques hagan propaganda para dirigir 
la vida de la clase obrera. No hablamos de los 
socialdemocratas que no comprendieron que era la 
republica socialista; tampoco de los burocratas 
pequenoburgueses; aqui no cabe sino la lucha 
ideologica contra los mencheviques, hacerles una 
guerra sin cuartel. El peor insulto que se puede lanzar 
a un menchevique es llamarlo democrata 
pequenoburgues; y cuanto mas tranquilo este uno al 
intentar demostrarselo, mas furioso se pondra el. Es 
un error creer que cederemos una centesima o una 
milesima parte de la posicion que hemos 
conquistado. No retrocederemos ni un apice. 

Los ejemplos aducidos por el camarada Schmidt 
han demostrado que incluso el grupo del proletariado 
que estaba mas cerca de la burguesia (como los 
tipografos, por ejemplo), los oficinistas 
pequenoburgueses, los empleados de banca 
burgueses, ocupados antes en casas comerciales e 
industrials, pierden mucho con la transicion al 
socialismo. Hemos clausurado muchisimos 



Reunion de los cuadros del partido celebrada en Moscii 



periodicos burgueses, nacionalizado los bancos y 
obstruido varios canales por los que los empleados de 
banca solian hacer dinero, negociando y 
especulando; pero incluso entre ellos hay 
vacilaciones, vemos que se pasan a nuestro lado. Si 
Jinchuk vale porque sabe establecer tiendas, el 
empleado de banca sirve porque conoce el 
mecanismo de la circulacion del dinero, problema en 
el que, si bien muchos de nosotros nos 
desenvolvemos en teoria, estamos muy flojos en la 
practica. Y hablo con una persona que conoce ese 
mecanismo y que confiesa que ha pasado de su 
hostilidad de ayer a la neutralidad y a la buena 
vecindad. Decimos que estamos por el entendimiento 
razonable con todos. Me sentire mas que satisfecho si 
el camarada Maximov, como miembro destacado del 
presidium del Soviet de Diputados de Moscii, aplica 
en los Soviets de diputados la tactica a la cual se 
refirio respecto a los intelectuales y la pequena 
burguesia vacilante. 

Proseguire con el problema de las cooperativas. El 
camarada Steklov ha dicho que las cooperativas 
hieden. El camarada Maximov ha dicho de las 
cooperativas que no deberiamos haber promulgado 
decretos como el ultimo del Consejo de Comisarios 
del Pueblo. En el terreno de la practica no hemos 
tenido unidad de criterio. No es nuevo para nosotros 
que, si la pequena burguesia no nos muestra 
hostilidad, hayamos de satisfacer sus 
reivindicaciones. Si nuestro planteamiento anterior 
resulta malo, habra que revisarlo cuando lo exija el 
cambio de las circunstancias. Y vemos claro que, en 
este aspecto, las cosas han cambiado; las 
cooperativas son ejemplo elocuente de ello. El 
mecanismo cooperativo es un mecanismo de 
abastecimiento basado en la participacion en masa de 
los propios trabaj adores, y no en la iniciativa privada 
de los capitalistas. Kautsky tenia razon cuando decia, 
mucho antes de pasarse a los renegados, que la 
sociedad socialista es una gran cooperativa linica. 

Si queremos llegar a ejercer el control y organizar 
de manera practica la economia en beneficio de 
centenares de miles de personas, no podemos olvidar 
que, cuando los socialistas discuten este problema, 
senalan que los dirigentes de los trusts pueden sernos 
utiles por la experiencia que tienen como gente 
practica. La realidad demuestra ahora que los 
elementos pequenoburgueses han pasado de la 
hostilidad a la neutralidad. Ademas, debemos 
comprender que ellos saben llevar una tienda. No 
negamos que, como ideologo, Jinchuk esta 
impregnado por completo de prejuicios burgueses. 
Todos esos individuos trascienden a prejuicios 
burgueses, pero, al mismo tiempo, poseen 
conocimientos practicos. Por lo que a las ideas se 
refiere, todos los canones estan en nuestro bando, 
ellos no cuentan con ninguno. Pero cuando afirman 
que ya no son hostiles y pasan a la neutralidad, 



debemos tomar en consideracion que ahora son 
centenares y millares las personas menos capaces que 
Jinchuk y que llegan tambien a un entendimiento 
razonable. Insisto en que debemos saber ponernos de 
acuerdo con ellos. En el terreno de organizar en la 
practica, saben mas, lo hacen mejor que nosotros y 
tendremos que aprender de ellos. jQue aprendan ellos 
de nosotros a influir en el proletariado internacional!; 
pero en cuanto a establecer tiendas, japrenderemos 
de ellos! Eso no sabemos hacerlo. Ahi se necesitan 
en todos los terrenos peritos con conocimientos 
especiales. 

En lo que se refiere a las cooperativas, no 
comprendo por que se dice que hieden. Cuando 
preparamos el primer decreto sobre las cooperativas, 
invitamos a discutir en el Consejo de Comisarios del 
Pueblo a personas que no solo no eran comunistas, 
sino que, en realidad, estaban mucho mas cerca de 
los guardias blancos; conferenciamos con ellos y les 
preguntamos: ^pueden ustedes aceptar este punto? 
Nos respondieron: este si que podemos, pero este 
otro, no. Claro que, visto por fuera o sin reflexionar, 
esto puede parecer un pacto con la burguesia. Los 
invitados eran representantes de las cooperativas 
burguesas, y a indicacion suya se suprimieron varias 
clausulas del decreto. Por ejemplo, una que 
estipulaba el usufructo y el ingreso gratuitos en las 
cooperativas proletarias. A nosotros nos parecia 
aceptable por completo, pero ellos rechazaron 
nuestra propuesta. 

Decimos que debemos avanzar, concertando 
acuerdos con quienes saben establecer tiendas mucho 
mejor que nosotros; de eso no sabemos. Pero no 
retrocedemos un paso en nuestra lucha. Cuando 
promulgamos otro decreto del mismo tipo, el 
camarada Maximov dijo que no debian redactarse 
tales decretos, pues el decreto estipulaba que se 
abriesen de nuevo las cooperativas clausuradas. Esto 
muestra que tanto entre los funcionarios del Soviet de 
Diputados de Moscii como entre nosotros hay ciertos 
malentendidos y, para eliminarlos, incluso se deben 
organizar conferencias y debates como este. Hemos 
dicho que, en bien de nuestra labor, nos proponiamos 
utilizar, no solo los sindicatos en general, sino hasta 
el sindicato de empleados del comercio y la industria, 
y, como ustedes saben, los empleados del comercio y 
la industria han sido siempre un puntal del regimen 
burgues. Pero, como esta gente recurre a nosotros y 
nos dice que accede a vivir en buena vecindad con 
nosotros, debemos recibirla con los brazos abiertos y 
estrechar la mano que nos tienden, pues no se nos 
secara la nuestra por ello. No olvidamos que si los 
imperialistas anglo-franceses nos atacaran manana, 
ellos serian los primeros en darse la vuelta y huir. 
Pero mientras este partido, mientras estos elementos 
burgueses no huyan, repetiremos: debemos mantener 
estrechas relaciones con ellos. Por eso aprobamos el 
decreto promulgado el domingo, ese decreto que 



V. I. Lenin 



desagrada al camarada Maximov; lo que demuestra 
que el se aferra a la vieja tactica comunista, 
inaplicable en las nuevas condiciones. Si redactamos 
ese decreto ayer, y en respuesta hemos recibido la 
resolucion del Comite Central de los empleados, 
quedariamos como unos tontos si dijeramos que 
empezamos a destiempo, que no hay necesidad de 
redactar decretos cuando ha comenzado el viraje y 
cambia la situacion. 

Los capitalistas armados llevan la guerra mas alia 
y con mas obstinacion que nunca, y es de inmensa 
importancia para nuestra obra practica aprovechar 
este viraje, aunque sea temporal. Todo el poder esta 
en nuestras manos. No necesitamos clausurar las 
cooperativas y podemos volver a abrir las que han 
sido clausuradas, puesto que las clausuramos cuando 
estaban puestas al servicio de la propaganda de los 
guardias blancos. Toda consigna tiene la propiedad 
de hacerse mas rigida de lo que se precisa. Las 
condiciones del momento exigian esa ola de 
represalias y clausura de cooperativas. Hoy ya no es 
necesario. Constituyen un mecanismo muy 
importante vinculado a los campesinos medios, un 
mecanismo que agrupa a los sectores de campesinos 
dispersos y divididos. Y estos senores Jinchuk hacen 
un trabajo Ml, iniciado por elementos burgueses. Y 
cuando estos campesinos y democratas 
pequenoburgueses dicen que pasan de la hostilidad a 
la neutralidad y a la buena vecindad, debemos 
decirles: eso es precisamente lo que queremos. Y 
ahora, buenos vecinos, vamos a ver si nos 
entendemos de manera razonable. Los apoyamos 
todo lo posible y les dejamos que ejerzan sus 
derechos; examinaremos sus solicitudes y les 
concederemos cualesquiera privilegios, pero ustedes 
deben cumplir las tareas que les encomendamos. Si 
no lo hacen, tengan en cuenta que todo el personal de 
la Comision Extraordinaria esta en nuestras manos. 
Si no son capaces de hacer el debido uso de sus 
derechos y no cumplen las tareas que les 
encomendamos, tenemos todo el personal del Control 
del Estado en nuestras manos y los consideraremos 
transgresores de la voluntad del Estado. Deben rendir 
cuenta hasta del ultimo kopek, y toda vulneracion 
sera castigada como trasgresion de la voluntad del 
Estado y de sus leyes. 

Mantenemos todo ese sistema de control en 
nuestras manos; pero ahora, el ganarnos a esa gente, 
aunque sea por algiin tiempo, aunque no sea una 
tarea gigantesca desde el punto de vista de la politica 
mundial, es de imperiosa necesidad para nosotros. 
Fortalecera nuestras posiciones en la guerra. No 
disponemos de una retaguardia eficiente. Esto nos 
proporcionara una victoria moral, ya que demostrara 
a los imperialistas de Europa Occidental que habran 
de encontrar una resistencia bastante seria, cosa que 
no se debe desdenar, pues cada pais tiene su propia 
oposicion interna obrera, proletaria, contra la 



invasion de Rusia. Por eso creo, a juzgar por la 
declaracion del camarada Maximov, que estamos 
tanteando el camino para un acuerdo concreto. 
Incluso si surgen divergencias, no seran tan 
importantes, dado que se reconoce la necesidad de 
llegar a un entendimiento razonable con toda la 
democracia pequenoburguesa, con la intelectualidad, 
los cooperativistas y los sindicatos que aiin no nos 
reconocen, sin dejar que el poder se nos escape de las 
manos; si aplicamos esta politica con firmeza durante 
todo el invierno, obtendremos una gran ventaja para 
toda la causa de la revolucion mundial. 

Public ado por primer a vez en 1929 en la 2a y 3a 
ed. de las "Obras" de V. I. Lenin, t. XXIII. 
T. 37, pdgs. 225-233. 



NOTAS. 



Revolution de Octubre: revolution socialista que 
comenzo en Rusia el 25 de octubre (7 de 
noviembre). El II Congreso de los Soviets de 
diputados obreros y soldados de toda Rusia, que se 
reunio este dia en Petrogrado, dispuso derrocar el 
Gobierno Provisional burgues y entregar el poder a 
los Soviets de diputados obreros, soldados y 
campesinos. Formo un gobierno obrero y 
campesino: el Consejo de Comisarios del Pueblo, 
encabezado por V. I, Lenin, promulgo el Decreto 
de la paz, dirigido a todos los pueblos y gobiernos 
de los paises beligerantes con la propuesta de 
comenzar las negociaciones de paz, asi como el 
Decreto de la tierra, que abolio la propiedad 
terrateniente en Rusia y declare toda la tierra 
propiedad del pueblo. 

Revolution de Febrero: revolution democratica 
burguesa que empezo el 27 de febrero (11 de 
marzo) de 1917 en Rusia. La insurrection de los 
obreros de Petrogrado, a la que se adhirieron los 
soldados de la guarnicion de la capital, derroco el 
gobierno zarista. En Petrogrado, Moscu y otras 
ciudades se formaron Soviets de diputados obreros 
y soldados. Pero en los Soviets eran mayoria los 
representantes de los partidos pequenoburgueses de 
los eseristas y los mencheviques que aplicaban una 
politica de conciliation con la burguesia y cedieron 
el poder estatal al Gobierno Provisional, formado 
de lideres de los partidos politicos burgueses. Este 
gobierno no dio satisfaction a ninguna de las 
reivindicaciones de las masas populares. La tierra 
permanecio en propiedad de los grandes 
terratenientes, y el gobierno respondia con 
represiones a las luchas de los campesinos que 
exigian la abolition de la gran propiedad 
terrateniente. La inmensa mayoria de las masas 
trabajadoras exigia que se pusiera fin a la guerra 
imperialista que costo al pueblo innumerables 
sacrificios; pero, en cumplimiento de la voluntad de 
la burguesia imperialista, que obtenia 
superganancias colosales de la guerra, el Gobierno 
Provisional se proponia continuada "hasta el fin 
victorioso". Una vez anunciada la convocatoria de 
la Asamblea Constituyente, el Gobierno provisional 
posponia sin cesar la fecha de la misma. La 
burguesia de Rusia declare, por boca del capitalista 
Riabushinski, uno de sus representantes, que estaba 
dispuesta a "estrangular la revolution con la mano 
sarmentosa del hambre" cerro fabricas y talleres, 
agravando intencionadamente el desbarajuste 
economico y desorganizando el abastecimiento de 
viveres en las ciudades; cada dia era mayor el 



hambre en el pais y mas numerosos los 
contingentes de trabajadores que, convencidos de 
que el Gobierno Provisional traicionaba los 
intereses del pueblo, manifestaban su apoyo a los 
bolcheviques. Las reelecciones de los Soviets de 
diputados obreros y soldados, celebradas en el 
otono de 1917 en Petrogrado y Moscii, dieron la 
mayoria a los bolcheviques en los Soviets de ambas 
capitales. En Petrogrado, Moscu y otras ciudades 
hubo nutridas manifestaciones de obreros y 
soldados que reivindicaban la entrega del poder 
estatal a los Soviets. 

El 18 de abril (1 de mayo) de 1917, el ministro de 
Relaciones Exteriores del Gobierno Provisional y 
lider del partido de los democonstitucionalistas P. 
Miliukov dirigio una nota a los Estados 
imperialistas de la Entente en la que declaraba que 
Rusia se comprometia a cumplir los tratados 
concertados por el gobierno zarista derrocado y 
estaba dispuesta a hacer la guerra "hasta el fin 
victorioso". La nota de Miliukov desperto la 
indignation de las grandes masas de trabajadores. 
El 20 y el 21 de abril hubo en Petrogrado 
manifestaciones bajo la consigna de "jTodo el 
poder a los Soviets!" Las manifestaciones tuvieron 
por resultado la destitution de Miliukov y la 
formation de un gobierno de coalition integrado 
por representantes de los partidos de los eseristas y 
los mencheviques junto a lideres de la burguesia. 
El 18 de junio (1 de julio) de 1917, por orden del 
Gobierno Provisional, que cumplia la voluntad de 
los imperialistas de la Entente, las tropas rusas 
pasaron a la ofensiva en el frente aleman. La 
ofensiva, comenzada contra la voluntad de las 
masas populares, que exigian se pusiera fin a la 
guerra imperialista, acabo en dura derrota y en la 
perdida de unos 60.000 hombres. La ofensiva de 
julio levanto una ola de indignation contra la 
politica criminal del Gobierno Provisional. El 3 de 
julio comenzaron las manifestaciones espontaneas 
de los obreros y soldados de Petrogrado. Los 
manifestantes lanzaron consignas bolcheviques de 
poner fin a la guerra imperialista y entregar todo el 
poder a los Soviets de diputados obreros y 
soldados. El 4 de julio prosiguieron las 
manifestaciones, mas nutridas aun. De acuerdo con 
los lideres mencheviques y eseristas de los Soviets, 
el Gobierno Provisional lanzo contra los 
manifestantes unidades militares que ametrallaron a 
los participantes inermes de las manifestaciones. 
El partido de los bolcheviques opinaba que aun no 
habian madurado las condiciones para la 



V. I. Lenin 



insurreccion armada contra el Gobierno Provisional 
y para la toma del poder por los Soviets, pero 
participo en la manifestacion con el fin de 
comunicarle un caracter pacifico. En la noche del 4 
al 5 de julio, el Comite Central y el Comite de 
Petrogrado del partido de los bolcheviques 
adoptaron en reunion conjunta el acuerdo del cese 
organizado de la manifestacion. 
Despues de las jornadas de julio, el Gobierno 
Provisional desencadeno contra los obreros de 
Petrogrado y, en primer orden, contra el partido de 
los bolcheviques, crueles represiones. Comenzaron 
las detenciones en masa, fueron asaltados los 
locales de los periodicos bolcheviques, y las 
unidades militares de moral revolucionaria fueron 
enviadas al frente. 

Korniloviada: sublevacion contrarrevolucionaria 
que comenzo el 25 de agosto (7 de septiembre) de 10 

1917 y estuvo encabezada por el general zarista L. 
Kornilov. El objetivo de la insurreccion era poner 
fin al movimiento revolucionario creciente de los 
obreros y los campesinos, disolver los Soviets de 
diputados obreros y soldados e implantar en el pais 
un regimen de dictadura militar 

contrarrevolucionaria. Kornilov lanzo un cuerpo de 
ejercito de caballeria contra el Petrogrado 
revolucionario. El partido de los bolcheviques 
llamo a los obreros y soldados a combatir a la 
contrarrevolucion. Los destacamentos de la Guardia 
Roja, formados con rapidez, detuvieron el avance 
de las tropas de Kornilov. La insurreccion fue 
sofocada en varios dias, y el Gobierno Provisional 
se vio obligado, bajo la presion de las masas 
populares, a dar la orden de detention y 
procesamiento de Kornilov y sus complices. 
Se trata de la position capituladora de L. Kamenev, 
G Zinoviev y otros que se pronunciaron contra la 
Revolucion Socialista de Octubre; y cuando la 
revolucion triunfo, propusieron formar un gobierno 
en el que entrasen, ademas de los bolcheviques, 
representantes de los partidos de los mencheviques 
y los eseristas, hostiles a la revolucion socialista. 
Conferencia de Abril: Conferencia nacional del 
partido de los bolcheviques que se celebro en 
Petrogrado del 24 al 29 de abril (7-12 de mayo) de 
1917. Esta conferencia discutio las cuestiones 
siguientes: el momento actual (la guerra y la actitud 
ante el Gobierno Provisional); revision del 
pro grama del partido; la situation en la 
Internacional y otras. Esta conferencia eligio el CC 
del partido encabezado por Lenin. El alcance 
historico de la Conferencia de Abril consistio en 
que adopto el programa leninista de transition a la 
segunda etapa de la revolucion, trazo un plan de 
lucha para convertir la revolucion democratica 
burguesa en revolucion socialista y lanzo la 
consigna de paso de todo el poder a los Soviets. 
Fuerzas de Kaledin: contrarrevolucionarios que 
deben el nombre al general zarista y ataman de 
cosacos A. Kaledin, quien organizo despues de la 
Revolucion Socialista de Octubre levantamientos 
contrarrevolucionarios de los cosacos del Don. 1 1 

La Ley de socialization de la tierra del 18 (31) de 
enero de 1918 estipulaba la distribucion igualitaria 



de la tierra segiin una norma "laboral" o "de 
consumo", exigida por el campesinado. A la vez, 
esta ley planteaba la tarea de "desarrollar la 
hacienda colectiva en agricultura como forma mas 
ventajosa en el sentido de economia del trabajo y 
de los productos" con objeto de pasar a la economia 
socialista. 

El Reglamento sobre el control obrero, aprobado 
por el CEC de toda Rusia el 14 (27) de noviembre 
de 1917, estipulaba la implantacion del control 
obrero en las empresas sobre la production y la 
distribucion de todos los productos y materias 
primas. El control lo ejercian representantes electos 
de los obreros y empleados de la empresa de que se 
tratase. La implantacion del control obrero 
desempeno un gran papel en los preparativos para 
nacionalizar la industria. 

Inmediatamente despues del paso del poder del 
Estado a los Soviets de diputados obreros, soldados 
y campesinos, el II Congreso de los Soviets de toda 
Rusia adopto el 26 de octubre (8 de noviembre) de 
1917 el Decreto de la paz, en el que proponia a 
todos los gobiernos y pueblos beligerantes poner 
fin a la guerra imperialista que se prolongaba mas 
de tres afios y comenzar las negociaciones de paz. 
Como quiera que las potencias de la Entente 
declinaron la propuesta sovietica y prosiguieron la 
guerra, el Gobierno sovietico empezo en diciembre 
de 1917 en Brest-Litovsk las negociaciones de paz 
con Alemania. El gobierno de Guillermo II propuso 
unas condiciones de paz muy duras. Lenin insistia 
en que se aceptaran esas condiciones, ya que, por 
entonces, la joven Repiiblica Sovietica no estaba en 
condiciones de hacer la guerra: el ejercito zarista 
estaba descompuesto, y el nuevo ejercito aiin no se 
habia formado. Contra la concertacion de la paz se 
pronunciaron los eseristas de izquierda y el grupo 
de los comunistas denominados "de izquierda" 
encabezados por Bujarin. Trotski, que en un 
principio estaba al frente de la delegation sovietica 
de paz en Brest, se nego a firmar el Tratado de Paz, 
declarando a la vez que Rusia no combatiria y 
desmovilizaria el ejercito. En respuesta a ello, las 
tropas alemanas pasaron a la ofensiva en el frente 
noroccidental. 

El 3 de marzo de 1918 se firmo en Brest-Litovsk el 
Tratado de Paz entre la Rusia Sovietica y Alemania 
y sus aliados en condiciones mas duras aun para 
Rusia que las antes propuestas: bajo el control de 
Alemania debian pasar Polonia, casi todo el litoral 
baltico y parte de Bielorrusia; Ucrania se separaba 
de la Rusia Sovietica y se convertia en un Estado 
dependiente de Alemania; el Estado sovietico se 
comprometia a pagar a Alemania una contribution. 
Pero la paz de Brest dio al pueblo sovietico la 
tregua que necesitaba y le permitio comenzar el 
restablecimiento de la economia destruida por la 
guerra, asi como la creation del Ejercito Rojo. La 
revolucion de Alemania, que comenzo el 9 de 
noviembre de 1918, anulo el Tratado de Paz de 
Brest. 

Los tratados secretos de la Rusia zarista con los 
Estados imperialistas fueron publicados por el 
Comisariado del Pueblo de Negocios Extranjeros 



Notas 



12 



13 



14 



15 



16 



17 



18 



19 



en diciembre de 1917 en virtud de una disposicion 
del II Congreso de los Soviets de toda Rusia. De los 
archivos del Ministerio de Negocios Extranjeros 
zarista se extrajeron, descifraron y luego publicaron 
mas de cien tratados y otros documentos secretos 
del gobierno zarista y del Gobierno Provisional de 
Rusia. Primero se publicaron en los periodicos y, 
luego, en nueve fasciculos. La publication de los 
tratados secretos desempeno un papel inmenso en 
el desenmascaramiento del caracter imperialista de 
la primera guerra mundial. 

Se trata del juramento de lealtad al zar que debian 
suscribir obligatoriamente los diputados a la Duma 
de Estado durante el zarismo. La negativa a firmar 
privaba del acta al diputado a la Duma. 
Paz de Tilsit: tratado de paz concertado en julio de 
1807 por Napoleon con Prusia en la ciudad de 
Tilsit. Segun este tratado, Prusia perdia extenso 
territorio y habia de pagar una contribution de cien 
millones de francos; ademas, se la obligaba a no 
comerciar con Inglaterra. Prusia debia reducir 
tambien su ejercito a 40.000 hombres y dar fuerzas 
armadas auxiliares para el ejercito frances. 
Kommunist: periodico, organo fraccional del grupo 
de los "comunistas de izquierda"; aparecio en 
Petrogrado desde el 5 hasta el 19 de marzo de 1918. 
Lenin se refiere, por lo visto, a los dias en que 
comenzo la ofensiva de las tropas alemanas, el 18 
de febrero, hasta la llegada de la delegation 
sovietica a Brest-Litovsk el 28 de febrero de 1918. 
La ofensiva de los invasores alemanes duro hasta el 
3 de marzo, dia en que se firmo el Tratado de Paz. 
A fines de enero de 1918 comenzo en Finlandia la 
revolucion proletaria. El gobierno revolucionario de 
Finlandia, en el que entraron E. Gylling, O. 
Kuusinen, Y. Sirola y otros, promulgo leyes que 
establecian el control popular sobre los bancos, 
entregaban en completa propiedad a los campesinos 
sin tierras las que venian cultivando, etc. El 
gobierno burgues de Svinhufvud, derrocado por el 
pueblo revolucionario, recabo la ayuda del 
gobierno del kaiser aleman. Debido a la 
intervention de las fuerzas armadas alemanas y 
luego de tres meses de sanuda guerra civil, fue 
aplastada la revolucion obrera de Finlandia. Miles 
de obreros y campesinos revolucionarios fueron 
pasados por las armas o torturados en las carceles. 
Lenin se refiere a la conversation que tuvo con el 
conde de Lubersac, oficial frances, el 27 de febrero 
del918. 

Canosa: Castillo del norte de Italia. En 1077, 
despues de ser derrotado el emperador de Alemania 
Enrique IV en la lucha contra el papa Gregorio VII, 
se vio obligado a permanecer durante tres dias 
vestido de penitente ante las puertas del castillo 
para redimirse de la excomunion y recuperar el 
poder imperial. Este hecho dio origen a la frase "ir 
a Canosa", que significa arrepentirse, humillarse 
ante el enemigo. 

Eseristas de izquierda: ala izquierda del partido de 
los socialistas revolucionarios; se constituyo 
organicamente como partido independiente en 
noviembre de 1917. Despues de la Revolucion 
Socialista de Octubre, los eseristas de izquierda 



colaboraron algiin tiempo con los bolcheviques y 
entraron en el Gobierno sovietico. En enero-febrero 
de 1918 se pronunciaron contra la conclusion del 
Tratado de Paz de Brest, exigiendo que se hiciera la 
"guerra revolucionaria" contra Alemania. En julio 
de 1918, los eseristas de izquierda asesinaron en 
Moscii al embajador aleman Mirbach, intentando 
de esa manera provocar la guerra y se alzaron en 
armas contra el Poder sovietico. La sublevacion fue 
aplastada en varios dias. 

20 Las tropas alemanas comenzaron la ofensiva el 18 
de febrero, dos dias despues de haberse declarado 
vencido el armisticio, en tanto que, segun el tratado 
de armisticio, las hostilidades podian reanudarse 
solo previo aviso de siete dias. 

21 El 12 de marzo se proyectaba convocar el IV 
Congreso Extraordinario de los Soviets de toda 
Rusia para decidir la ratification del Tratado de Paz 
de Brest. El congreso se celebro entre el 14 y el 

16 de marzo de 1918. 

22 Dielo Naroda ("La Causa del Pueblo"): periodico, 
organo del partido de los socialistas- 
revolucionarios. Aparecio en Petrogrado desde 
marzo de 1917 hasta julio de 1918. 

Novaya Zhizn ("Vida Nueva"): periodico, organo 
del grupo de los socialdemocratas denominados 
internacionalistas que agrupaban a los 
mencheviques de izquierda y a los intelectuales de 
tendencia semimenchevique. Aparecio en 
Petrogrado desde abril de 1917 hasta julio de 1918. 

23 Vease la carta de F. Engels a A. Bebel del 18-28 de 
marzo de 1875. 

24 Vease F. Engels. Prefacio al folleto de Borkheim 
"En memoria de los patrioteros alemanes de 1806- 
1807". 

25 El congreso de la socialdemocracia alemana, 
celebrado en septiembre de 1912 en Chemnitz, 
adopto la resolucion Acerca del imperialismo, en la 
que caracterizo la politica de los Estados 
imperialistas como "una politica desvergonzada de 
rapina y anexiones" y exhorto a la clase obrera "a 
luchar con energia redoblada contra el imperialismo 
hasta derrocarlo". 

El Congreso Socialista Internacional (Congreso 
Extraordinario de la II Internacional) que se celebro 
en noviembre de 1912 en Basilea adopto una 
resolucion (Manifiesto) que exhortaba a los 
socialistas de todos los paises a "impedir el 
desencadenamiento de la guerra". "El proletariado 
tiene por un crimen disparar los unos contra los 
otros" -se decia en este Manifiesto- en aras de las 
ganancias de los capitalistas, en aras de ambiciones 
dinasticas, en aras del cumplimiento de los tratados 
diplomaticos secretos. En caso de que, a pesar de 
todo, la guerra estalle, "los socialistas estan 
obligados a intervenir para ponerle fin en el plazo 
mas breve y aprovechar al maximo la crisis 
economica y politica provocada por la guerra para 
alzar al pueblo y, con ello, acelerar la caida de la 
domination del capital". 

Cuando en julio de 1914 comenzo la guerra 
imperialista mundial, la mayoria de los lideres de 
los partidos socialistas que integraban la II 
Internacional traicionaron la causa del socialismo, 



V. I. Lenin 



se negaron a cumplir la resolution de Basilea y se 
pusieron de parte de sus gobiernos imperialistas. 
Los bolcheviques rusos, encabezados por Lenin, asi 
como los socialdemocratas alemanes de izquierda 
(C. Liebknecht, R. Luxemburgo y otros) y ciertos 
grupos de otros partidos socialistas guardaron 32 

fidelidad al internacionalismo y, de acuerdo con el 
Manifiesto de Basilea, exhortaron a los obreros de 
sus paises a la lucha contra su gobierno imperialista 
y la guerra imperialista. 

26 Lenin se refiere al gobierno revolucionario de 
Finlandia, Consejo de Delegados del Pueblo, que 
existio desde enero hasta mayo de 1918. 
Simultaneamente se constituyo la Junta Principal de 
Organizaciones Obreras, que era el organo supremo 
de poder. La base del poder estatal del pais la 
constituian los "consejos de organizaciones 
obreras". 

27 El programa del POSDR, aprobado por el II 
Congreso del POSDR (1903), constaba de dos 33 
partes. El programa minimo era la parte del 
programa que contenia las reivindicaciones de la 
revolution democratica burguesa: derrocamiento de 

la autocracia, proclamation de la republica, 
confiscation de la tierra de los grandes 
terratenientes e introduction de la Jornada de ocho 
horas. El programa mdximo era la parte del 
programa que indicaba el objetivo final de la lucha 
de la clase obrera: la revolution socialista, la 
destruction del capitalismo, el establecimiento de 
la dictadura del proletariado y el paso al socialismo. 

28 Despues de la victoria de la Revolution Socialista 
de Octubre, el Poder sovietico fue nacionalizando 
paulatinamente la industria. Para la primavera de 34 
1918 pasaron a propiedad del Estado las mayores 
fabricas de la industria metalurgica y mecanica de 
Petrogrado, Moscu y otras regiones, asi como la 
industria minera de los Urales y la cuenca del 
Donets. A partir de mayo de 1918 comenzo la 35 
nationalization de ramas enteras de la gran 
industria: del aziicar, del petroleo y otras. La 
nationalization de toda la gran industria fue 
decretada el 28 de junio de 1918. 

29 El decreto de nationalization de los bancos se 
promulgo en diciembre de 1918. 

30 El Borrador del proyecto de programa del partido, 
escrito por Lenin, se repartio entre los delegados al 36 
VII Congreso del partido como texto de discusion. 

Para redactar el proyecto definitivo del nuevo 
programa, el congreso eligio una comision 
encabezada por Lenin. El nuevo programa del 
partido fue aprobado en marzo de 1919 en el VIII 
Congreso del partido. 

31 Mencheviques: corriente oportunista de la 
socialdemocracia de Rusia que se formo en 1 903 en 
el II Congreso del POSDR y luego se constituyo en 
partido de los mencheviques. Despues de la 
revolution democratica burguesa de febrero de 

1917 los mencheviques apoyaban la politica del 37 

Gobierno Provisional burgues y formaban parte de 
el. Despues de la Revolution Socialista de Octubre 38 
de 1917, los mencheviques se pronunciaron en 
contra de concluir la paz con Alemania y en pro de 39 

continuar la guerra imperialista. En la guerra civil 



de 1918-1920, parte de los mencheviques 
participaron en la lucha contrarrevolucionaria que 
se hacia al pueblo sovietico. 

Tsereteli fue uno de los lideres de los 
mencheviques. 

Adeptos de Chernov: socialistas-revolucionarios 
(eseristas); Chernov fue uno de los lideres del 
partido de los socialistas-revolucionarios. Este 
partido se formo en 1901-1902 y combatia al 
zarismo con los metodos del terrorismo individual. 
Despues de la revolution democratica burguesa de 
1917, los eseristas formaron parte del Gobierno 
Provisional burgues y apoyaron su politica. 
Despues de la Revolution Socialista de Octubre d